Page 143

Dicha documentación de rigor surge en los años 90 como respuesta a un nuevo interés por el conocimiento de los mecanismos de deterioro de los materiales plásticos, con estudios de obligada referencia desde 1996 como las publicaciones del ICOM-CC, del instituto Getty: Preservation of Plastics 14, o, a nivel particular, David W. Grattan con Saving the Twentieth Century: Conservation of Modern Materials y, como lectura fundamental, Conservation of Plastics de Shashoua, publicado en 2008. Desde estas primeras publicaciones específicas en la materia, se ha ido poniendo de manifiesto el hecho de que los conservadores y restauradores del futuro deberán estar preparados para afrontar los nuevos desafíos que estos materiales plantean, conociendo en profundidad su naturaleza y adecuando las estrategias de conservación e intervención a su problemática específica. Esto ha sido lo que ha impulsado a continuar con la investigación del deterioro de los plásticos desde los principales museos que custodian arte contemporáneo del mundo. A finales de los años 50, el plástico y la tecnología en general conquistan el mundo del arte […] Muchos artistas desertaron de la tradición en aras de la química y la mecánica[1].

[1] Tony Cragg. Sings of Life. [cat. exp.]. Málaga: CAC

VARIACIONES ESTRUCTURALES Y ESTÉTICAS EN PROCESOS DE ENVEJECIMIENTO

Málaga, 2003, p. 21 [2] VV. AA. Plastic Art. A Precarious Success Story, Colonia: Axa Art Research Grant, 2007, p. 5.

Los plásticos envejecen rápidamente, provocando una destrucción gradual mucho mayor que cualquier otro material usado históricamente en el arte: madera, metal, tela, etc. Como es sabido, en un breve periodo de tiempo, el material plástico muestra de manera visible un deterioro gradual [Gráfico 01].

[Gráfico 01] Evidencias físicas del deterioro gradual.

La capacidad de resistencia varía en función del tipo de plástico, el inmenso abanico que proporciona la industria abre todo un campo de respuestas a los elementos de degradación. No hay recomendaciones universales sobre cómo tratar con plásticos quebradizos, sólo conociendo bien la naturaleza del plástico a tratar se puede tomar la decisión más acertada. Apostando por una protección conservativa, el especialista es consciente de que se consigue retrasar los daños antes citados y se prolonga su precaria longevidad. Sin embargo, la realidad es que, en ciertos casos, una intervención de restauración se vuelve inevitable. Mientras pátina en una obra de arte tradicional significa antiguo, una pátina en un objeto de plástico es considerada desagradable y antiestética, pues se espera del plástico una superficie fresca, no adulterada[2].

144

Profile for Museo Reina Sofía

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada