Page 120

les que incorporan no sólo la electricidad, sino también, por ejemplo, la impresión de la imagen sobre el metacrilato. Las cajas de luz han estado vinculadas en mayor o menor grado al ámbito artístico. Tradicionalmente se han empleado como negatoscopios en fotografía, o para observar las imágenes radiográficas. También constituyen una herramienta para el artista, pudiendo servirse de otros trabajos, como fotografías, para realizar nuevas creaciones. Además, hay que destacar su importante utilización en el campo publicitario, con iluminación fluorescente y, desde hace unos años, sobre todo con LEDS. Es precisamente a partir de su empleo en un campo tan vinculado al arte como el publicitario lo que ha producido su amplia difusión en el arte contemporáneo. Muy conocidas son las cajas de luz de Mark Khaisman o las de Ángel Marcos. La caja de luz de Salvador Victoria está imbuida de la estética de la época en que fue creada (años 70) y emplea colores planos y puros en formas geométricas sencillas. Presenta elementos comunes a toda su trayectoria artística (presencia de la luz) y se enmarca en una etapa caracterizada por la utilización del círculo como elemento plástico fundamental. Este largo periodo comienza a finales de los años 60 y se extiende hasta sus últimas obras de los años 90. Entrevista al autor Entre las herramientas con las que el restaurador cuenta en la actualidad para documentar la obra de arte contemporánea se incluye la entrevista al autor, mediante la cual puede acceder a múltiples aspectos relacionados con la obra de arte a tratar. En este caso, el autor ha fallecido, pero se ha contado con la colaboración de su viuda, Marie-Claire Decay Cartier, heredera de los derechos de autor de carácter moral de Salvador Victoria, que ha aportado información y opiniones sobre los siguientes puntos: – Metodología de trabajo del autor y materiales utilizados. – Aspectos relativos a la conservación-restauración de la obra (materiales y criterios a aplicar). – Criterios de exposición de la obra. Marie-Claire Decay confirma la importancia de la luz en la obra de Salvador Victoria, que se refleja en toda su trayectoria, lo cual está fundamentado en la influencia del impresionismo levantino (como se recordará el autor estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia). Indica además que, aunque un operario se ocupó de materializar las cajas de luz, el propio autor colaboró de manera muy directa en esta labor. También pone de manifiesto que la caja de luz es diseñada con el objeto de que sea expuesta delante de una ventana, a fin de que la luz actúe como un elemento plástico más de la obra. Por tanto, Marie-Claire Decay no consideraría apropiado, por ejemplo, colocar la obra en una vitrina para impedir la acción directa de la luz natural sobre la misma. Además de esta información, la Sra. Decay ha facilitado para su estudio algunos restos del material empleado originalmente en la configuración de las cajas: plástico transparente y de color blanco. Descripción de la pieza y estado de conservación La caja de luz de Salvador Victoria forma parte de una serie de cincuenta piezas. Fueron expuestas en 1972 y en años posteriores en la Galería Juana Mordó, que vendió cierto número de ellas. El tamaño de todas las piezas que configuran la serie es idéntico: 31 x 31 x 9,5 cm. Cada una de ellas se compone de planchas de plástico de diferentes colores y grosores. La de color blanco fue utilizada como marco de la caja de luz y se sitúa, por tanto, en el perímetro exterior. Estas planchas se unen

121

Profile for Museo Reina Sofía

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada