Page 1

PIORNAL

A RT E E N L A C A L L E María José García del Moral Manuel Caballero Calavia (coordinadores)


PIORNAL ARTE EN LA CALLE


PIORNAL

A RT E E N L A C A L L E Visión artística de la pintora María José García del Moral y sus alumnos de BB. AA. de la Universidad de Sevilla

Sevilla 2017


Colección: Arte Núm.: 47

COMITÉ EDITORIAL: José Beltrán Fortes (Director de la Editorial Universidad de Sevilla) Araceli López Serena (Subdirectora) Concepción Barrero Rodríguez Rafael Fernández Chacón María Gracia García Martín Ana Ilundáin Larrañeta Emilio José Luque Azcona María del Pópulo Pablo-Romero Gil-Delgado Manuel Padilla Cruz Marta Palenque Sánchez José Leonardo Ruiz Sánchez Antonio Tejedor Cabrera

Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación, sin permiso escrito de la Editorial Universidad de Sevilla.

Motivo de cubierta: Fachadas de las casas Jarramplas y Ámbito 5 © Editorial Universidad de Sevilla 2017 C/ Porvenir, 27 - 41013 Sevilla. Tlfs.: 954 487 447; 954 487 451; Fax: 954 487 443 Correo electrónico: eus4@us.es Web: <http://www.editorial.us.es> © María José García del Moral Mora Manuel Caballero Calavia (coordinadores) 2017 © De los textos, los autores 2017 © De las fotografías, Manuel Caballero, Ángel Páramo, Jesús José Escudero y los artistas del proyecto 2017 Impreso en papel ecológico Impreso en España-Printed in Spain ISBN: 978-84-472-1894-3 Depósito Legal: SE-591-2017 Diseño y maquetación: Pedro Bazán Correa. pedrobco@gmail.com Impresión: Pinelo Talleres Gráficos, S.L.


Índice 09 CATÁLOGO DE SONORAS PINTURAS Miguel Ángel Castro Arroyo

11 FACHADAS CON VIDA Francisco Martín Simón

13 EMBELLECIMIENTO DEL PAISAJE URBANO DE PIORNAL (CÁCERES). ESPAÑA Madelyn Marrero Meléndez

15 HORIZONTE PIORNAL Antonio Ramírez de Arellano López

17 HISTORIA DE UN MUSEO EN PIORNAL Ernesto Agudíez Sacristán

21 ARTE EN LAS CALLES DE PIORNAL María José García del Moral

25 PIORNAL MIRA AL FUTURO Saturio Ramos Vicente

31 CATÁLOGO 33 La flor del cerezo 39 Sierra de Tormantos 45 La Toñá 51 Jarramplas 57 Ámbito 5 63 Cascada 67 Hortensias 73 Paso del tiempo 79 Montaña 83 La hoja del castaño 89 La fiesta del medioambiente


CATÁLOGO DE SONORAS PINTURAS MIGUEL ÁNGEL CASTRO ARROYO Rector Magnífico de la Universidad de Sevilla

S

en el mensaje de cada pintura y la generosidad y la entrega de cada obra. Oirá con rotunda sonoridad cuánto puede hacerse cuando las Instituciones, los Municipios y los Gobiernos, con independencia de signos e intereses, se unen para trabajar por el bien común.

atribuye a Leonardo da Vinci la frase “la pintura es una poesía muda y la poesía es una pintura ciega”. El trabajo realizado desde 2012 por un grupo de artistas universitarios, dirigidos por la profesora doctora Dª María José García del Moral, en el desarrollo del proyecto de Revalorización Paisajística del Espacio Urbano de Piornal (Cáceres) rebate y complementa el aforismo citado. Los maravillosos trabajos que engalanan y transforman las paredes metálicas de las fachadas de Piornal, inicialmente grises, tristes y silentes, hablan de espacios y de libertad, y de colores y de formas. Y con todo, su máxima sonoridad radica en el mensaje fundamental de la obra. E

Como Rector de la Universidad de Sevilla, deseo expresar mi reconocimiento al Ayuntamiento de Piornal y a la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorito y Turismo de la Junta de Extremadura por la colaboración en el desarrollo del proyecto y quiero agradecer la participación de los estudiantes de nuestra Universidad que han hecho posible el maravilloso trabajo que puede verse en el presente catálogo. Finalmente, es de justicia destacar la insustituible labor de la Directora del proyecto, mi querida amiga María José. Su arte, su sensibilidad y su generosidad han vencido el aforismo: la pintura es hoy, en las paredes de Piornal, una poesía alegre, luminosa y sonora.

Ese mensaje es audible por cada visitante que disfrute un paseo por las calles decoradas. Escuchará la importancia que posee la Universidad Pública como instrumento de transformación sociocultural de los pueblos. Percibirá el protagonismo de la juventud universitaria

9


FACHADAS CON VIDA FRANCISCO MARTÍN SIMÓN Director General de Turismo. Consejería de Economía e Infraestructuras. Junta de Extremadura

C

de lo que es en sí el Valle del Jerte: una comarca fértil en tierra, en turismo y en ideas que ahora contiene una joya más: fachadas impregnadas de juventud e imaginación, que hacen que nos sintamos un poco más orgullosos de perseguir y transgredir con ideas innovadoras y generosas nuestros municipios.

en que un pueblo de Extremadura, concretamente Piornal, el más alto de nuestra región, se convierta en un museo al aire libre, es uno de esos lujos que la responsabilidad política ofrece. El trabajo que han realizado los alumnos de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla ha sido encomiable, desde aquí les muestro mi gratitud, al igual que el trabajo e imaginación que ha demostrado la corporación municipal de Piornal al encontrar y poner en marcha esta actuación de gran valor artístico y estético. Es la prueba de una de las acciones que como Director General de Turismo siempre tuve clara, la que permitía a nuestro entorno mejorar, embellecer y crecer estéticamente con esa propuesta que llamamos “Guapear Extremadura”. Una promesa electoral cumplida que sigue aportándonos buenas ideas y sirviendo de base a iniciativas como esta. OLABORAR

Quiero agradecer este trabajo a la Facultad de Bellas Artes bajo la dirección de la profesora María José García del Moral, tras ese acuerdo alcanzado por el alcalde, Ernesto Agudíez. También deseo agradecer el trabajo y el esfuerzo de los vecinos, los piornalegos, que han colaborado estrechamente con todos los autores ofreciendo sus fachadas a esta propuesta innovadora. Sigamos trabajando por este camino, por el del crecimiento, la innovación, la creatividad y, por qué no, el del riesgo que supone siempre un cambio. Un cambio de estética que, sin duda, supondrá un cambio a la hora de mirar todo lo que nos rodea. Fachadas incluidas.

Ahora, Piornal puede distinguirse por otro elemento más, por esas variopintas fachadas que dan una idea

11


EMBELLECIMIENTO DEL PAISAJE URBANO DE PIORNAL (CÁCERES). ESPAÑA MADELYN MARRERO MELÉNDEZ Ingeniera

E

la sensibilidad artística para cambiar el entorno, hacerlo más bello. Ambas sensibilidades irán necesariamente unidas a la capacidad técnica que lo haga posible. La superficie fue preparada mediante lijado y limpieza para mejorar el agarre del aluminio lacado y que le diese mayor durabilidad. Se empleó pintura acrílica, terminada con una capa de barniz resistente a los rayos ultravioleta. La adherencia de la pintura se evaluó mediante el ensayo de corte por enrejado, que consiste en: limpieza del soporte, rallado (6 cortes), cepillado y cinta adhesiva. El nivel de adherencia fue 0, siendo 0 el más favorable. Las muestras también fueron sumergidas en agua durante catorce días y luego vueltas a ensayar con el corte por enrejado, conservando su adherencia original.

embellecimiento del paisaje urbano de los pueblos en España es una asignatura abierta en muchas de sus regiones. En el presente proyecto se experimenta con la mejora del pueblo de Piornal, ubicado en el Valle del Jerte, Extremadura, España. Posee un clima severo con inviernos largos de abundante nieve, y primaveras y otoños lluviosos. Esta climatología, unida al bajo poder adquisitivo de sus habitantes, les hizo optar por cambiar su arquitectura tradicional de casa de tapial o mampostería por una construcción rápida y fácil de mantener, combinando estructuras de muro de carga de ladrillo cerámico y fachadas revestidas con placas onduladas de aluminio o fibrocemento que les protegen de la humedad y el frío. La solución ha resultado práctica pero a costa de una pérdida de la belleza original del pueblo y dando un carácter más industrial y de construcción eventual. L

Se consiguieron los siguientes objetivos: inmersión del arte en el ámbito local de un pueblo y transmisión del conocimiento artístico a una comunidad vecinal.

En esta iniciativa se dan estas dos características: la sensibilidad social de un pueblo y su ayuntamiento y

13


HORIZONTE PIORNAL ANTONIO RAMÍREZ DE ARELLANO LÓPEZ Consejero de Economía y Conocimiento. Junta de Andalucía

hijos descubrieron la “lancha resbaladera” guiados por Saturio. Cientos, miles de niños, al correr de los años, habían desgastado el tobogán natural de granito, creando un surco en la piedra.

En el hotel, Jarramplas, amenazante, reta y busca batalla nabal. Doce grados en los columpios en una noche de agosto. Vivir otoño el verano. Vivir, de verdad, entre las nubes.

Saturio les contaba: “Nos subíamos arriba y, sentados en una lata, nos tirábamos para abajo a toda velocidad. ¡Mi madre se enfadaba cuando llegábamos a casa con los pantalones rotos!”. Los pequeños le escuchaban fascinados.

Horizontes personales, pero también esencia piornalega que ha inspirado el trabajo mural de María José García del Moral y sus “Amalianos”. El forastero descubre la sugestión y fuerza de una tierra que es cumbre y risco; también es valle y recodo. Luz de día claro y blanco de la nieve y de la niebla. Inconfundible, queda el ámbito azul de la pintora.

M

IS

Camino de la Peña Negra, nos íbamos a comer tomates refrescados por el agua de las pilas, corriente y helada, entre enjambres de ruidosas abejas. Y huevos duros. Y torta de queso del tío Miguel. El juego allí era aguantar las muñecas desnudas en los caños, mientras las vacas y los potros nos miraban indiferentes por entre los piornos. Paseos buscando la Cueva de la Serrana. Panorama de La Vera, el Jerte y el Ambroz, bajo el sol anaranjado del atardecer. Cerezos blancos en primavera.

Conocí Piornal siendo niño. Plasencia y las visitas a los amigos de juventud de mis padres eran parte del devenir de aquellos calurosos veranos. Como Vicerrector de la Universidad de Sevilla, y luego como Rector, fue un placer y un orgullo apoyar e impulsar este proyecto. De alguna forma, era devolver a Piornal, y a Extremadura, el cariño y los buenos ratos que siempre me han regalado.

15


HISTORIA DE UN MUSEO EN PIORNAL ERNESTO AGUDÍEZ SACRISTÁN Alcalde de Piornal

E

que tanta gente visita, admirada por su belleza, por sus gargantas, su patrimonio y especialmente por sus cerezos en flor.

palabras significan el final de un trayecto que iniciamos allá por 2011, el final de una travesía a la que aún le quedan tramos por recorrer hasta llegar al final del camino. STAS

Pero llegar al punto en el que estamos en Piornal no fue fácil, un pueblo de montaña que pasaba periodos largos incomunicado por esa nieve que, como decía, nos visita a menudo y con una climatología complicada por la lluvia, con un suelo rocoso poco productivo, con escasas fuentes de ingresos y, en general, con unas condiciones poco alentadoras, que no hicieron más que fortalecer el carácter piornalego de hacer frente a las adversidades con pundonor, esfuerzo y trabajo, y lograr salir adelante hasta llegar al día de hoy, donde podemos afirmar sin temor a equivocarnos que contamos con un municipio próspero, referente en muchos ámbitos y sin miedo al futuro.

Un viaje que, como todos, ha contado con muchos protagonistas, con anécdotas, con problemas y con alegrías, muchas alegrías que concluyen, momentáneamente, con este libro donde podremos ver el resultado obtenido gracias al empeño y el trabajo de muchas personas. Dicho esto, lo primero es hablaros de Piornal, el pueblo sobre el que descansa la tangibilidad del proyecto. Se trata del pueblo más alto de Extremadura, cuyas calles frecuentan las nieves y que forma parte de la comarca del Valle del Jerte, tan conocida por sus cerezas y especialmente las picotas.

Una de las consecuencias que trajo esa dificultad se reflejaba en la modestia de nuestras viviendas, de nuestro urbanismo, adaptado a esas complicadas condiciones ambientales, donde el agua siempre ha sido un gran

Un pequeño pueblo de agricultores sencillos y trabajadores orgullosos de nuestro terruño, de haber sido capaces de, con nuestro esfuerzo, moldear el paisaje 17


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

protagonista y, ante la limitación de recursos, se optó por encubrir muchas fachadas de uralita y chapas..., una solución poco estética pero muy efectiva y económica. Ante esta realidad cotidiana, desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Piornal nos planteamos que deberíamos tomar algún tipo de medida para mejorar ese paisaje urbano poco atractivo y de elementos alóctonos y sintéticos que nada tenían que ver con nuestro granito natural. Al final, nos decantamos por la idea de actuar en esas fachadas cubiertas de chapas a través del arte, pintando dichos “lienzos” metálicos con representaciones que evocasen nuestra cultura, nuestros paisajes, nuestras tradiciones. Así lograríamos dos objetivos. El primero y obvio, minimizar el impacto estético al que hacíamos referencia, y el segundo, y no menos importante, convertirlo en una oportunidad a través del turismo, pues contaríamos con un museo al aire libre que se podría convertir en un reclamo de primera magnitud.

en ella y que rápidamente, como buen piornalego avezado, hizo la idea suya y comenzó a trabajar para que se pudiera llevar a cabo. Creyó desde el principio que era una oportunidad para desarrollar un proyecto innovador y que reflejaría la importancia que la Universidad tiene para nuestra sociedad, en esa transferencia de conocimientos y capacidades desde el ámbito educativo hacia la ciudadanía, sinergias que enriquecen en todos los sentidos y a todas las partes. Si a esto le añadimos el amor que siente por su pueblo natal, el compromiso fue absoluto, y el resultado es el proyecto que en este libro exponemos.

No fuimos poco ambiciosos, no nos era suficiente la clásica intervención con grafitis, queríamos pintura, necesitábamos pintores, artistas con un punto de “locura” que se embarcaran en este proyecto. Aquí surgió la primera dificultad: ¿dónde los encontramos? Y se nos ocurrió pensar en el mundo universitario, en facultades de Bellas Artes y las más cercanas eran las de Salamanca y Sevilla...

Comenzaron a aparecer figuras claves: D. Antonio Ramírez de Arellano, D. Miguel Ángel Castro Arroyo, por aquel entonces Vicerrectores de la universidad hispalense, que fueron los que definitivamente empujaron el proyecto hacia delante, para concluir con la firma de un convenio entre la Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento de Piornal que rubricó el que por

En este punto apareció la figura de uno de los protagonistas, un hijo de Piornal, D. Saturio Ramos, profesor de la Universidad de Sevilla, que había sido Vicerrector 18


HISTORIA DE UN MUSEO EN PIORNAL

aquel entonces era el Rector, D. Joaquín Luque Rodríguez, a quien tenemos que agradecer que viera la magnitud y posibilidades del proyecto, hecho éste que quedará en nuestra historia, la historia del inicio del mejor museo al aire libre del mundo, al menos para nosotros, claro está. Y, circunstancias de la vida, esos Vicerrectores se convirtieron en Rectores –primero Antonio y después Miguel Ángel– y continuaron con su proyecto, nuestro proyecto de las “fachadas mágicas” de Piornal. Quizás el destino, azaroso, tuvo algo que ver. Por tanto, la idea estaba, también los fondos, y el compromiso de las instituciones era total. Ahora llegaba la hora de la verdad y la segunda dificultad: ¿cómo lo llevamos a la práctica? No en vano el proyecto contaba con dos retos: por un lado el técnico, que se refería al tipo de material sobre el que actuar, tipo de pintura, tratamientos para la corrosión, etc., y por otro lado, el artístico, pues habría que pintar sobre grandes superficies, elevadas y con pocas posibilidades de mirar con perspectiva en el momento de ejecutar... Y es aquí donde aparecen otras dos figuras vitales. Por un lado doña María José García del Moral, pintora, y por otro lado, doña Madelyn Marrero Meléndez, ingeniera, ambas profesoras de la Universidad y que se encargarían –desde entonces y hasta ahora, con entusiasmo, creatividad y dedicación– de las cuestiones artísticas y técnicas respectivamente y sin las cuales no podríamos haber llegado al punto en el que estamos.

de artistas, alumnos de la facultad, que bajo la batuta de la dirección artística harían realidad este sueño. Ese grupo, autodenominado los “Amalianos” en honor al gran pintor granadino D. Amalio García del Moral, a la postre padre de nuestra directora artística, fue en su conjunto y de forma individual otro de los grandísimos protagonistas, y sus nombres son Alberto Prats Téllez, José España Martín, Aida Hernández Blasco, Ana Domínguez Corrales, Pablo Castañeda Santana, Pau Parra Moreno, Manuel Zapata Vázquez, Diego Sánchez Márquez, Claudia Suárez Pérez, Fernando Martín Vega, Concha Gavilán Méndez, Millán García Real y Marian Robles Viaña, un grupo de jóvenes vitales, diversos, alegres y sobre todo artistas. Todos comenzamos a trabajar hasta que hicimos la puesta de largo del proyecto en el municipio de Piornal, en abril de 2012. En la Casa de Cultura se presentaron los bocetos sobre los cuales tenían que

Comenzaron los trabajos previos. Analizar los materiales de las chapas que cubrían las fachadas para garantizar la mejor solución técnica y la conformación del equipo 19


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

elegir los dueños de las fachadas. Todos de gran calidad y originalidad y que llamaron la atención de propios y extraños.

los pinceles y las brochas a trabajar. El resultado en estas páginas está. No hace falta hablar mucho más, la gente comenzó a llamar a las puertas del Ayuntamiento para que sus fachadas también se pintaran, todo el equipo, María José, la directora, y los chicos se integraron rápidamente con los vecinos piornalegos y desde entonces hasta siempre saben que Piornal será su casa.

Porque aquí llegó la tercera dificultad: ¿los dueños de las fachadas, al final, aceptarían la intervención en sus propiedades? Como es lógico necesitábamos el visto bueno de los dueños de las casas que cumplían los mejores criterios de actuación y por eso tuvimos que esforzarnos, en algunos casos más y en otros menos, en hacerles ver las ventajas de llevar a cabo esa transformación, porque al final este tipo de novedades a veces causan un cierto rechazo o miedo al cómo quedará, pues era la primera vez que se haría... Nuestros cafés y conversaciones nos costó..., pero una vez en marcha y viendo los primeros resultados, fue todo mucho más fácil.

Quisiera despedirme agradeciendo el esfuerzo a todos los que, quizás, no menciono pero que fueron importantes para que esto fuera real: artistas, colaboradores, familiares, dueños de fachadas, operarios municipales y a los vecinos de Piornal por ser tan buenos anfitriones y dar su cariño al proyecto y a todos los que formaron parte de él.

Estaba todo ya listo, el equipo, los medios técnicos, los materiales, los bocetos, las fachadas..., llegaba la hora de la verdad. Julio de 2012, primera fachada, Plaza de la Constitución, casa de tío “Vito” y tía Cándida, y ante una gran expectación, donde curiosos y vecinos no paraban de murmurar, donde un grupo de desconocidos recién llegados de fuera querían hacer “no se qué en no se dónde”..., comenzaron

La Universidad de Sevilla y el Ayuntamiento de Piornal han demostrado con este ejemplo que las entidades públicas son capaces de hacer muchas cosas juntas, cosas que quedarán para la posteridad. ¡Que no sea la última vez! Ya saben, tienen que visitar Piornal para ver su Museo al aire libre, “que no se lo cuenten”...

20


ARTE EN LAS CALLES DE PIORNAL MARÍA JOSÉ GARCÍA DEL MORAL Pintora

INTRODUCCIÓN. ORIGEN

En algunos contextos laborales se habla de departamentos de producción, pero en este caso hablaremos de aunar voluntades, un sincero trabajo colaborativo y cooperativo por parte de todos los implicados.

M

uchas de las iniciativas de la investigación surgen de una necesidad que vendrá a solucionar un problema, o simplemente a abundar en el conocimiento del ser humano y para el ser humano mismo.

Desde el principio gustó a todos; quizás porque no iba a haber excesivos matices crematísticos, no era un contrato al uso, de intercambio de trabajo por dinero; lo que se iba a hacer no tenía precio. Volvíamos a la época del trueque, del banco del tiempo o de algo similar: la Universidad de Sevilla, como cuna del conocimiento, a través de su gente y saber, aportaría la creatividad artística y los recursos técnicos; el Ayuntamiento, la manutención y alojamiento de los técnicos y los artistas durante el período de ejecución del proyecto artístico.

En este proyecto coinciden los dos objetivos, ya que estamos ante un problema de imagen de un pueblo y ante la ampliación del conocimiento, en este caso artístico, de los habitantes de esa comunidad. Bien es verdad que hay que encontrar a las personas que tengan la sensibilidad suficiente para identificar el problema, primero, y la capacidad y las técnicas suficientes para dar cauce a la solución. En esta iniciativa se dan estas dos características: la sensibilidad social de un pueblo y su ayuntamiento, y la sensibilidad artística para cambiar el entorno, hacerlo más bello. Ambas sensibilidades irán necesariamente unidas a la capacidad técnica que lo haga posible.

EL CONVENIO Fue fácil ponerse de acuerdo en los términos del convenio que se iba a firmar porque la ilusión inundaba el espíritu de todos los participantes. 21


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

Siempre es conveniente tener un convenio en donde se recojan los compromisos de las partes firmantes. Somos humanos y necesitamos una pequeña seguridad jurídica a la que referirnos en caso de que surjan pequeñas o grandes diferencias de criterio cuando la iniciativa se pone en marcha.

LOS BOCETOS

Los compromisos, reflejados en apenas tres páginas, fueron sencillos y muy asequibles. Cuanto más simples son los contratos, más se cumplen.

Cada artista aporta sus ideas plasmadas en dos bocetos que vienen a interpretar la naturaleza pasada por el fino tamiz de sus retinas y sobre todo de su creatividad e interpretación de esa misma realidad. Los paisajes se convierten en líneas de colores, las flores blancas toman color, los árboles se estilizan, las ramas y las hojas se alargan o retuercen en una proyección infinita y los colores del campo se tornan lilas, azulados, rojos... en una borrachera de luz y matices.

Durante meses, el equipo artístico se reúne semanalmente para ir elaborando los distintos bocetos de entre los que se seleccionarán para su ejecución los que decidan los propios artistas, con el consenso de los vecinos.

El convenio lo firmaron el Rector Magnífico de la Universidad de Sevilla y el alcalde del Ayuntamiento de Piornal, y en él se nombran como directora artística a la Dra. María José García del Moral y como directora técnica a la Dra. Madelyn Marrero Meléndez. En un convenio posterior, con fecha 10 de octubre de 2014, entra a formar parte la Junta de Extremadura y firma D. Víctor Gerardo del Moral Agúndez. El equipo de estudiantes (denominado “Amalianos” por su simpatía y colaboración con la Fundación Amalio) estaba formado en un principio por: Alberto Prats Téllez, Aida Hernández Blasco, Pedro Parra Moreno, Ana Domínguez Corrales, José España Martín y Pablo Castañeda Santana; después se uniría Manuel Zapata Vázquez y finalmente el equipo lo formarían: Concha Gavilán Méndez, Diego Manuel Sánchez Márquez, Fernando Martín Vega, Millán García Real, Claudia Suárez Pérez y Marian Robles Viaña.

Se cumple, una vez más, el mito de la visión personal del mundo al que todos y cada uno de nosotros le ponemos nuestros colores. Pero sería redundante seguir describiendo con palabras lo que está dicho con colores y líneas. Para un pintor es complicado describir con palabras su propia obra porque para expresar sus sentimientos, sensaciones y pasiones usa los colores de la misma forma que el escritor usa la palabra, el músico las notas y el escultor las formas. Éste era un momento clave y peliagudo (si se me permite el vocablo) ya que el artista, por definición, es único y su obra es la mejor. Había que poner encima de la mesa una gran dosis de generosidad para admitir que podía no ser tu obra la que fuera seleccionada, es más, había que estar dispuesto a trabajar en la obra

La duración del convenio fue de cuatro años y la actividad se llevó a cabo durante los meses de julio, período vacacional de los estudiantes-artistas y de menos actividad docente de las directoras técnica y artística. 22


ARTE EN LAS CALLES DE PIORNAL

de otro para enriquecerla y adaptarla a la gran superficie en que debía ser pintada.

Los artistas teníamos que “enseñar a ver” a unas gentes nobles, con sus propias creencias y que se enfrentaban a algo nuevo que venía a inquietar su entorno histórico.

Este aspecto merece la pena ser tenido en cuenta; baste decir que, conociendo la condición humana, había que articular grupos de gente que no sólo se llevaran bien, sino que disfrutaran del trabajo en común.

El tiempo y los resultados nos han demostrado, una vez más, que con el diálogo sincero y la mente abierta podemos llegar a entendernos y a progresar en el largo camino del conocimiento.

EXPOSICIÓN Y PROPUESTA A LA COMUNIDAD DE PIORNAL

SEGUIMIENTO DE LA OBRA Desde el primer día, la gente pasaba por delante de la obra pictórica en marcha. Unos se paraban a hablar con nosotros, otros miraban y seguían. Podemos decir que la gran mayoría de los ciudadanos curiosearon el entorno pictórico.

La identidad de un pueblo la forjan sus gentes, sus costumbres, sus fiestas y su paisaje, su entorno natural y las calles por las que se mueven en sus momentos de trabajo y ocio. El paisaje urbano de Piornal iba a cambiar, las fachadas de sus casas, ahora blancas y recubiertas con chapa de ondulina, se iban a transformar en obras de arte, en inmensos cuadros con los que tendrían que convivir. Por otra parte, no se trataba de obra plástica estrictamente figurativa, se trataba de la visión particular que el artista tenía del entorno y de los motivos que rodean su día a día. Había que acostumbrarse a ver detrás del color y las formas, había que aprender a ver una nueva realidad transformada.

Por otra parte, nunca faltaron a pie de andamio las cajas de esas cerezas deliciosas que produce la Vera y el Valle del Jerte, así como las exquisitas perrunillas, especie de mantecados propios de la zona. Pronto empezaron a respetar el trabajo, no sólo por los resultados que se iban viendo, sino por las largas jornadas de actividad que podían ser de entre 10 y 12 horas para aprovechar cada rayo de sol y sombra que el mes de julio nos proporcionaba.

Todo lo anterior había que tratarlo con respeto, con paciencia y con pedagogía; había que exponer los bocetos, escuchar las opiniones, conversar y confiar en que lo que entraba por los ojos pasara a la mente y animara las sensaciones agradables que el arte provoca.

La transmisión del conocimiento se producía de forma espontánea, a través de conversaciones con los artistas o simplemente escuchando nuestros comentarios cuando nos bajábamos del andamio y discutíamos cómo iba desarrollándose el proceso y cómo tomábamos las 23


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

decisiones que debíamos plasmar con los colores al minuto siguiente. A veces dábamos explicaciones de la forma en que determinada parte de la obra o algún elemento “se nos había venido delante” y cómo debíamos “echarla atrás” jugando con los colores y las formas.

Con el paso de los días, las primeras reticencias fueron tornándose comprensión; tanta comprensión que muchos vecinos preguntaban por el lugar en donde debían apuntarse para que pintáramos su casa. El miedo inicial a lo desconocido se había convertido casi en una inmersión artística.

De las múltiples anécdotas que podemos referir, está la del ciudadano que al ver que la flor del cerezo empezaba a tener tonalidades rojas nos quiso recordar que la flor era blanca y que no podía ser de otra forma. Una larga conversación hizo que empezara a pensar en la mente del artista, que además de poder reflejar la naturaleza en sus obras, también puede transformarla, interpretarla y transmitir sus sensaciones.

Hemos creado, hemos convivido, hemos transmitido nuestro mundo de artistas y esperamos haber contribuido al conocimiento espiritual del arte. Las nuevas tecnologías sirven también para dar difusión a esta iniciativa y así, estamos presentes en: <fachadasdearte.blogspot.com>. En enlaces de la página web: <www.mariajosegarciadelmoral.com>. Y en Youtube con el título: <fotos video piornal>.

Era el momento de empezar a decir que cada uno de nosotros ve la realidad de un color diferente, distinto y único. Pero era demasiado; ya llegaría la coyuntura propicia. 24


PIORNAL MIRA AL FUTURO SATURIO RAMOS VICENTE Catedrático de Física de la Materia Condensada. Ex Vicerrector de Investigación de la Universidad de Sevilla

EXPLORANDO LAS RAÍCES

S

piornos, brezos y ramas de roble, con esencias de tomillo y cantueso, se conjuraron bajo los efectos del vino recio de la pitarra para seguir por siempre hacia adelante sin abandonar una atalaya natural tan hermosa. Primaba la libertad de vivir compartiendo con las águilas la espectacular vista sobre el Valle del Jerte o la Vera, según emparejara, y compartir con los lobos del lugar su adaptabilidad como especie. Ese afán de corretear tras las cabras montesas primaba sobre las enormes dificultades orográficas y condiciones atmosféricas, con riesgo cierto para la salud: fuertes pendientes, quebrados parajes, cero comunicaciones, ventiscas y fríos insoportables, nevazos frecuentes, lluvias torrenciales, “dolores pleuríticos por constipación y calenturas biliosas, por ser los aires sumamente sutiles”, según quedó escrito posteriormente en 1786.

ABEMOS que los vetones fueron un pueblo prerro-

mano de cultura celta asentado entre los ríos Duero y Tajo y ocupando territorio de las actuales provincias de Ávila, Salamanca, Cáceres, Zamora y Toledo. Debía ser un pueblo recio, a la vez guerrero y ganadero que, aparte de pelearse con los romanos, sacó beneficio de la expansión romana aprovechando el auge del comercio que fomentaba la calzada romana Vía de la Plata que iba desde Mérida a Astorga. Cabe suponer que siendo ganaderos, como también los astures algo más al norte, algunos de ellos recorrieran estas altas tierras de la Sierra de Tormantos buscando pastos y refugio.

Desde que comenzaron a asentarse como núcleo de población “situado en el centro y plano de una montaña sobre roca viva”, la Sierra de San Bernabé, en lo que sería el poblado más alto de Extremadura, allá por aquel tan lejano siglo XII, o quién sabe si antes, nuestros ancestros, reunidos alrededor de una lumbre de

Cómodamente sentados sobre los duros canchales de granito, a más de mil doscientos metros de altura, nuestros antepasados contemplan expectantes en el Medioevo, quizás también divertidos, las idas y venidas de moros y cristianos, mamporros incluidos, 25


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

por el Valle del Jerte. Al menos hasta la reconquista de Ávila en 1085.

eterna porque acomoda su estructura, sin dejar de ser, ante fuertes agresiones externas. Por eso las personas apegadas a la tierra aprenden de ella y, en esas noches de ataque inclemente de frío, buscan refugio compartiendo la pella, cama hecha de heno, para conseguir calor basándose en las leyes de la Física: rozamiento y disminución de volumen, es decir apretujarse, para aumentar la temperatura. Y cuando comparten la pella personas mixtas adultas, mujeres y hombres, este proceder suele tener consecuencias reproductoras bien conocidas.

Al poco tiempo deciden asentarse algo más organizadamente en la planicie y considerarse pueblo. No se comieron mucho la cabeza cuando, en un entorno de piornos, decidieron grabar el nombre sobre un canchal de granito: Piornal. Y así, llevando todos esos ingredientes en las alforjas, comenzaron a forjar un pueblo serrano y peculiar que a lo largo de siglos de penurias ha ido modelando sus genes y su cultura para sobrevivir en un medio tan inhóspito como sublime.

En el interesante y recomendable libro colectivo Piornal: Estudios sobre una población de la serranía extremeña (1999), cuenta su coordinador Fernando Flores del Manzano: “Piornal se muestra como aldea medieval pujante, dotada de afanes expansionistas, acaso por el empuje demográfico, que se plasmará en la colonización de su entorno serrano más próximo… De ese modo sacaban provecho de unos terrenos incultos, muy aptos para la ganadería caprina. Vecinos de Piornal fundaron dos lugares limítrofes, dependientes inicialmente como barrios piornalegos, Barrado y Cabrero”. Y relata que a finales del siglo XIV había en Piornal unos 80 vecinos contribuyentes, superando a Jerte o Navaconcejo, esta última con 20 vecinos, mientras que un siglo después, 1494, el número ascendía a ciento diez, “contando los de Cabrero que no sobrepasaban la decena”. Un incremento notable de población sin recibir refuerzos demográficos de fuera, como sí ocurrió en pueblos del Valle con minorías étnicas de moros y judíos.

Cuando el rey Alfonso VIII de Castilla funda la ciudad de Plasencia en 1186, piornalegas y piornalegos, observando el bullir de placentinos y placentinas al fondo de la cuenca del Jerte, pueden sonreír mirándose a la cara unos a otros y proclamar: “cuando estos se establecieron nosotros ya estábamos aquí”. Pero como se sabe, en casa del pobre poco dura la alegría. Como Piornal era de las pocas aldeas establecidas del lugar y con ganado, caza y algunos cultivos, los mandamases de entonces, incluida la Diócesis de Plasencia, no tardaron en imponer el cobro de diezmos a cambio de iglesia, cura y consuelo para el espíritu. En la bula del papa Inocencio IV del año 1254 se cita la iglesia de Piornal entre las cuatro únicas existentes en el Valle. Es fácil imaginarse lo largo y duro de un invierno con ventiscas, heladas y nieve por todas partes y en unas condiciones de habitabilidad bastante precarias en aquella época. Sabemos que la Naturaleza es sabia y

Barrado se independiza a final del siglo XV y Cabrero a final del XVIII; sin embargo, la evolución demográfica, 26


PIORNAL MIRA AL FUTURO

básicamente de origen autóctono, continúa siendo positiva en los siglos siguientes, en el siglo XIX se duplica y entre el año 1900 y 1950 se vuelve a duplicar, llegando a la cota máxima de 2.263 habitantes. A partir de ahí se produce una bajada suave que se estabiliza en los años noventa y dos mil entre 1.500 y 1.600 habitantes, con reparto equitativo y curiosamente alterno por periodos entre mujeres y hombres.

Garganta la Olla (1933), a las que, posteriormente, se suman las de Cabrero y Pasarón. Pero el impulso interno a esa apertura en todos los sentidos está directamente relacionado con la educación y sus principales protagonistas: las maestras y maestros de escuela. El sistema educativo contemporáneo en España sienta sus bases en la Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857, llamada Ley Moyano, acuerdo entre progresistas y moderados, que fue el comienzo de la estabilidad jurídica y administrativa de la educación pública. Dos hitos importantes en la mejora de la educación van a ser la Institución Libre de Enseñanza impulsada por el catedrático Francisco Giner de los Ríos en 1876, que introduce en España las más avanzadas teorías pedagógicas para mejora de la escuela primaria, y la corriente generacionista que encabeza el profesor y jurista D. Joaquín Costa, tras la pérdida de las últimas colonias de España en 1898, que con el lema “escuela y despensa” reivindica una escuela nacional pública que deje de ser una “escuela para pobres”.

El hecho de no estar cerca de un cruce o una ruta estratégica, junto con la complicada orografía, la extrema climatología y la ausencia de caminos medianamente transitables, mantiene históricamente a Piornal en una situación de casi aislamiento. Tiene la ventaja de ver pasar desde las alturas los acontecimientos históricos, sufriendo en menor grado las estúpidas guerras con las que los poderosos diezman a los pueblos, aunque no se salvan de tener que aguantar el continuo hostigamiento de recaudadores y corregidores de turno que les visitan para el pago de derramas especiales, tasas e impuestos. Pero el aislamiento también lleva a forjar mentalidades más cerradas, recelosas del progreso y con rechazo a lo diferente. La tienen tan cotidianamente encima que no perciben que la riqueza de la Naturaleza, que incluye a los humanos, está precisamente en su diversidad.

En 1900 se crea el Ministerio de Instrucción Pública, los maestros pasan a ser funcionarios y la frase “pasar más hambre que un maestro de escuela” empieza a ser un poco menos aplicable.

MIRANDO AL FUTURO

En este principio de siglo el analfabetismo en España supera el 60% de la población y en las áreas rurales, serranas, aisladas e incomunicadas de Extremadura, como Piornal, debía superar el 80 o 90%.

Piornal comienza realmente, sin timideces, a abrir sus puertas y ventanas al mundo exterior en la primera mitad del siglo XX. Tiene mucho que ver el establecimiento de comunicaciones viarias con carreteras al Valle del Jerte por Valdastillas (1928) y a La Vera por

En el año 1921 llega a Piornal el joven maestro de escuela D. Máximo Cruz Rebosa, me cuentan que a 27


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

lomos de un mulo que envió a recogerle a Plasencia mi abuelo Saturio, que fue alcalde y juez de paz. Durante su vida activa fue un eficiente dinamizador de la educación, preocupado por la escolarización y alfabetización en la escuela y fuera de ella, estudioso del habla y enamorado de la tierra. Al cabo de los años su importante aportación en la escuela va a complementarse con la promoción de una academia para estudios por libre de bachillerato y magisterio, que continuaría su hijo –también maestro– D. Miguel Cruz Sagredo, en la que se formaron docenas de jóvenes estudiantes piornalegos y piornalegas , así como otros que venían a estudiar de pueblos cercanos. Se dice que Piornal fue uno de los pueblos con más maestros por habitantes, pero también salieron otros profesores y profesionales entre los alumnos que accedieron a la universidad.

estudios secundarios o universitarios sobre la población de 16 y más años)”. Es decir, “porcentaje de personas de 16 y más años con posesión de título medio o superior”. Según el estudio referido el nivel educativo de Piornal es de 67,8, el más alto de los once pueblos del Valle, superando el promedio de las mancomunidades Valle del Jerte (61,3) y La Vera (59,3), y el de todas las de Cáceres, excepto la mancomunidad Guadiana (68,4). 2) Con una Renta disponible por habitante de 11.297 €/hab., Piornal se sitúa entre los 20 primeros de los 220 pueblos de Cáceres; es superior a la media del Valle del Jerte (10.741) y a la media de la Vera (11.077) y, respecto al Valle, está entre los cuatro primeros, por detrás de Valdastillas (12.307), Tornavacas (11.617) y Casas del Castañar (11.326). 3) En Nivel Socioeconómico, que mide renta por habitante y nivel educativo, con 149,3 puntos supera a todos los pueblos del Valle.

En un proceso lento a lo largo del siglo pasado, el pueblo evoluciona de una producción en su mayor parte ganadera a una producción agrícola, que se acentúa en las últimas décadas con la intensificación del cultivo del cerezo, al que acompaña, en menor medida, el castaño, que tradicionalmente fue una importante fuente de recursos.

4) El Producto Interior Bruto (PIB) por habitante, 6.387 €/hab., es inferior al de la media del Valle (8.390) y al de la media de la Vera (9.637). 5) Tomando como base el de Extremadura=100, el importante para las personas Índice de Bienestar Social (IBS) (renta, educación, salud, automóviles, líneas de tecnología, servicios, accesibilidad, etc.) es de 111,6, lo que sitúa a Piornal en la mitad de los pueblos del Valle por detrás de Barrado (119,0), Casas del Castañar (118,9), Valdastillas (117,6), Navaconcejo (114,7) y el Torno (112,7).

Los datos socioeconómicos sobre Piornal que siguen, sacados del “Atlas Socioeconómico de Extremadura 2014. Gobierno de Extremadura”, aportan conclusiones en general optimistas pero con algunas sombras: 1) Nivel educativo: “Nivel de instrucción de personas tituladas de enseñanza secundaria y/o universitaria (o similares) para el año 2011 (% de población con 28


PIORNAL MIRA AL FUTURO

6) En lo que el Atlas Socioeconómico de la Junta denomina Equipamiento del hogar, que se refiere a parque de automóviles, líneas telefónicas domésticas y de banda ancha, la puntuación es de 53,1, último lugar de todos los pueblos del Valle.

sombras, no mirarse el ombligo, mejorar la convivencia, aceptar lo diferente, dejar los recelos en el baúl, seguir teniendo en la cultura del trabajo su seña de identidad y no volver la cabeza hacia atrás con ira, porque en el camino hacia adelante quedan muchas piedras donde puede tropezar.

7) Según datos del Anuario Caixabankresearch, la variación de actividades de restauración y bares en Piornal entre 2007-2012 ha sido del -47,1%. El signo menos no es un error y personalmente, junto con el bajo IBS, es uno de los datos que más me duele.

PINTANDO EL FUTURO* Desde la carretera del Valle del Jerte (Cáceres) son unos quince kilómetros de subida en cuesta empinada de los que podemos decir que no cabe una curva más. Para sorpresa agradable del viajero, el posible mareo se diluye en el espectáculo de colores y paisajes que le rodea, acompañado por una brisa refrescante. La luz se muestra exuberante entre las flores o frutos de los cerezos, la robustez de las ramas y las hojas de los robles, la bella frondosidad de los castaños y, en lo más alto del relieve, la delicadeza de la flor de los brezos y los piornos. Cualquier estación muestra su paleta de colores del espectro visible llena de matices, pero las de la primavera y el tardío otoño suelen ser las que más nos impresionan.

Es sorprendente, incluso para un piornalego, el alto Nivel Educativo de nuestro pueblo, que refleja el esfuerzo realizado durante décadas por padres y educadores. Y nos parece más relevante si tenemos en cuenta la historia de duras condiciones y aislamiento que contamos al principio y el hecho de que hace apenas un siglo muy pocos vecinos sabían leer y escribir. La reticencia de unos cuantos a la apertura de miras que significa este impulso educativo y cultural no debería deformar esta realidad. Los buenos datos de Renta disponible y Nivel socioeconómico no se corresponden con el Índice de Bienestar Social, y eso es una mala noticia porque este índice está relacionado directamente con las condiciones de vida saludable de las personas.

Cuando la cota de altura se aproxima a los mil doscientos metros estamos llegando al camocho y de repente, sin avisar, aparece Piornal. Las casas y calles del pueblo descansan sobre un pliegue de la falda de la Sierra de

A partir del conjunto de datos socioeconómicos reseñados podemos afirmar que Piornal se encuentra desde hace unas décadas en la senda de un futuro de mayor prosperidad y bienestar general, pero, si no quiere equivocar la ruta, deberá buscar luz donde ahora hay

* Revisión y ampliación de un texto que escribí para la Exposición sobre el Proyecto “Embellecimiento de fachadas en Piornal”, que se celebró en 2012 en el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla.

29


PIORNAL. ARTE EN LA CALLE

San Bernabé, prolongación de la de Tormantos (Gredos) y, salvo excepciones casi escondidas que hay que buscar, no hacen honor a la belleza de sus alrededores. El piornalego no sólo heredó de los vetones la sangre serrana, recia y contenida, sino también, la necesidad hace virtud, la habilidad de resguardarse de las extremas condiciones ambientales. Durante dos mil quinientos años la cueva y el chozo vetón han ido transformándose, acompasando la evolución social, utilizando la abundante piedra y madera del entorno en mampostería en seco o con argamasa.

través de actuaciones técnicas y artísticas de embellecimientos de fachadas. En octubre de 2014 , en una segunda fase del proyecto, se incluye a la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo de la Junta de Extremadura. La propuesta es convertir la chapa que recubre las fachadas en inmensos lienzos donde plasmar obras de arte. Pero los jóvenes artistas de la Facultad de Bellas Artes y su profesora, la doctora María José García del Moral, que podemos ver liderando a pie de obra o trabajando subida a un andamio, nos están pintando un horizonte mucho más amplio. Aplicando un modelo de aprendizaje de ida y vuelta, integrador desechando lo excluyente, nos están dando una lección práctica de ARTE con mayúsculas como herramienta de transformación social.

Hace relativamente pocos años algunas paredes de las casas, tradicionalmente de piedra vista o encaladas, comienzan a cambiar de aspecto con la proliferación de chapas de protección en las fachadas. Los vecinos se justifican, no lucen muy bonitas pero son baratas y eficaces para combatir el duro invierno. La Corporación municipal se preocupa por el desaguisado estético que supone para un pueblo que necesita cuidar su arquitectura popular. En conversación con el Alcalde me comenta la idea de buscar alguna solución artística asequible para las arcas municipales y decidimos llamar a las puertas de la Universidad de Sevilla, que tiene una estupenda Facultad de Bellas Artes, pidiendo soluciones. Y la Universidad, que es ciencia, cultura y arte, y además es pública, ofrece su conocimiento y su ayuda al pueblo.

Vecinos de todas las edades observan con interés y curiosidad, en comunión con los artistas, participando del proceso artístico, cultural y social de transformación de materia fría en obra de arte. Es evidente el objetivo del proyecto como colaboración al desarrollo del pueblo y esto ya se comienza a sentir por el interés de instituciones y afluencia de forasteros, pero más importante aún debe ser su aportación a los vecinos y vecinas sobre educación de los sentidos, despertar emociones y compartir sensibilidades. Gracias, María José, por tu arte y por tu generosidad, sabemos que ambas te vienen de cuna, y gracias por tu amistad. Nadie mejor que Pablo Neruda, con un verso de sus poemas de amor, para expresar nuestro agradecimiento a cada uno de nuestros artistas: “Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos”.

El 13 de enero de 2012 se firma en Sevilla el “Convenio de colaboración entre la Universidad de Sevilla y el Excmo. Ayuntamiento de Piornal (Cáceres) para el desarrollo del proyecto de revalorización paisajística del espacio urbano de Piornal”. Se trata de un Proyecto de colaboración para la cooperación al desarrollo a 30


CATÁLOGO

María José García del Moral. Pintora. Directora del Proyecto.


1

3

GRUPO DE ARTISTAS

1. Alberto Prats, Aida Hernández, Ana Domínguez, José España, Pedro Parra, Pablo Castañeda y María José García del Moral (2012 y 2013).

2. José España, Alberto Prats, Aida Hernández, María José García del Moral y Manuel Zapata (2014).

2

3. Claudia Suárez, Millán García, Marian Robles, Fernando Martín, Diego Sánchez, Concha Gavilán y María José García del Moral (2016).


LA FLOR DEL CEREZO Plaza de la Constituciรณn, 1

El proceso

33


34


35


36


El entorno

37


El equipo

38


SIERRA DE TORMANTOS Calle Hogar, 8

El proceso

39


40


41


42


El entorno

43


El equipo

44


LA TOÑÁ Avda. de Plasencia, 2

El proceso

45


46


47


48


El entorno

49


El equipo

50


JARRAMPLAS Plaza de las Eras, 1

El proceso

51


52


53


54


El entorno

55


El equipo

56


Ă MBITO 5 Plaza de las Eras, 2

El proceso

57


58


59


60


El e n t o r n o

61


El equipo

62


CASCADA Calle Gรณngora, 16

El proceso

63


64


65


El entorno

66


HORTENSIAS Calle Fuente San Juan, 30

El proceso

67


68


69


70


El entorno

71


El equipo

72


PASO DEL TIEMPO Calle San Juan, 20

El proceso

73


74


75


76


El entorno

77


El equipo

78


MONTAÃ&#x2018;A Calle Norte, 2

El proceso

79


80


81


El entorno

82


LA HOJA DEL CASTAÃ&#x2018;O Plaza de las Lanchas, 2

El proceso

83


84


85


86


El entorno

87


El equipo

88


LA FIESTA DEL MEDIOAMBIENTE Plaza de las Lanchas, s/n

El proceso

89


90


91


El entorno

92


El equipo

93


A las gentes de Piornal por su acogida, cariĂąo, comprensiĂłn y confianza. Por regalarnos su presencia y opiniĂłn en cada una de las casas pintadas, ya que contamos con su apoyo desde el primer momento. Y por cedernos sus casas, que hemos utilizado como lienzos para expresarnos con colores y formas, haciendo asĂ­ de sus calles un museo vivo y abierto al arte.

Profile for Museo Pintor Amalio

Piornal. Arte en la Calle.  

Esta obra recoge el trabajo realizado desde 2012 por un grupo de artistas universitarios, dirigidos por la profesora María José García del M...

Piornal. Arte en la Calle.  

Esta obra recoge el trabajo realizado desde 2012 por un grupo de artistas universitarios, dirigidos por la profesora María José García del M...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded