Boletín La Piranga - Ed. #9 digital / 2022-1

Page 1

Boletín interactivo: algunos textos e imágenes te llevan a visualizar otros contenidos. Identifícalos con este ícono

#9 Medellín 2022 Enero - Junio Edición ISSN 2619-2713
digital
Boletín del Centro de Ciencia Museo de Ciencias Naturales de La Salle - ITM

Portada Exposición "DISTOPÍA 2022: LA ERA DE LA EXTINCIÓN" Museo CNS

© Instituto Tecnológico Metropolitano

Rector Alejandro Villa Gómez

Decano Facultad de Artes y Humanidades

Carlos Andrés Caballero Parra Director Museo CNS Lázaro Mesa Montoya

En esta edición: Editora General Danny Zurc, Museo CNS

Editor asociado Frank Vélez Penagos, Museo CNS

Editores de sección

Juan Felipe Zapata, U. de A. Santiago Mesa Romero, FAH-ITM

David Bermúdez Taborda, FAH-ITM

Víctor Manuel del Valle Díaz, Museo CNS Andrés Torres Cañas, Museo CNS

Andrea Bustamante Cadavid, Museo CNS Alexander Hincapie Arango, Museo CNS

Fotografías no citadas: Archivo fotográfico Museo CNS Diseño y diagramación: Frank Vélez Penagos Historieta: Jorge Ochoa Restrepo, Tatiana Londoño

Agradecimientos: A todos los colaboradores e invitados a participar en esta edición

Ubicación MCNS: Calle 54A #30-01

Bloque L-207 - Campus Fraternidad ITM Contacto Museo: 460 0727 Ext. 5512 - 5571

Correo electrónico: museodecienciasnaturales@itm.edu.co

Página web: museo.itm.edu.co Síguenos en redes: @MuseoITM

Medellín - Antioquia - Colombia Todos los derechos reservados.

*Las opiniones expresadas en el presente texto no representan la posición oficial del ITM, por lo tanto, son responsabilidad del autor quien es igualmente responsable de las citaciones realizadas y de la originalidad de su obra. En consecuencia, el ITM no será responsable ante terceros por el contenido técnico o ideológico expresado en el texto, ni asume responsabilidad alguna por las infracciones a las normas de propiedad intelectual.

2 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS

Puedes darle click a cada título, o leer de corrido, ¡Te gustará más!

Contenido

• La museografía como herramienta pedagógica para las comunidades rurales.

• Retos de la Divulgación en Astronomía en la Virtualidad.

• Derméstidos: pequeños limpiadores de huesos.

• Importancia de Colecciones Geológicas: actividades desde el Museo de Ciencias Naturales de La Salle orientadas a la participación de públicos durante la pandemia y postpandemia.

• Caracterización de la geometría y el comportamiento funcional de las escamas iridiscentes de lepidópteros usando análisis digital de imágenes: una revisión desde la literatura.

• Manos que son alas... ¿Qué? ¿Dónde las ves? (Reporterismo gráfico)

• Las lógicas de la intermediación en el proceso curatorial de la colección del MCNS.

• Extinción.

• La abolición de la esclavitud en Colombia. Ideas a 170 años de su declaración.

• Parques científicos al aire libre: experiencias del Parque Astronómico del ITM, un espacio para la construcción colectiva y el disfrute de la ciencia.

• Co-Laboratorio Digital: un e-escenario de múltiples posibilidades para la curaduría de colecciones del Museo de Ciencias Naturales de La Salle.

• Microorganismos, el fascinante mundo invisible.

• Dónde está el espécimen.

• Los cuentos que se inventan los estudiantes del ITM sobre los insectos.

• Una cucaracha en la ciudad.

• Las hormigas y las cortinas de humo.

• El grillo Saltín y sus aventureros tripulantes.

• Programa de Ecología de Carreteras e Infraestructura Verde - PECIV del ITM.

• Historias de Extinción.

• Las aventuras de Pancho y Pipe, en: ¿Recolectar especímenes silvestres?

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 3
6 11 12 16 20 26 32 38 40 46 53 61 67 69 70 72 74 76 82 83 Intervención espacial Exposición "DISTOPÍA 2022: LA ERA DE LA EXTINCIÓN" Museo CNS

Actualmente, es recurrente escuchar o decir frases tales como “antes de la pandemia…”, “mientras estaba en confinamiento…”, “después del confinamiento…”. Sin lugar a duda, en la humanidad, el acontecimiento del Covid-19 marcó un antes y un después en la vida de cada persona, de igual manera para las empresas e instituciones. Por tal evento, la cotidianidad se vio interrumpida y fue exigente cambiar la presencialidad por una acción que mitigara la potencial pérdida de la comunicación, de allí que una de las acciones que ganó mayor aprecio fue establecer un modus vivendi donde la comunicación estuvo mediada por la virtualidad. Así, en el marco de los retos que se nos imponían, logramos crear dinámicas que permitieron la construcción colectiva de otras formas de relacionamiento, a pesar de las complejidades sociales que teníamos.

Una consideración que deseo resaltar sobre lo anterior es, gracias a la capacidad de agregación y modularidad de nuestra especie (Homo sapiens), le confiere resiliencia ante situaciones vertiginosas tales como la pandemia. Eduard O. Wilson, entomólogo y divulgador de la ciencia, en su libro “Génesis, el origen de las sociedades” comenta que “cuanto mayor sea el tamaño de un grupo, con más frecuencia se lograrán innovaciones dentro de él (…)” (p. 119). Si bien este enunciado no era en asocio a un evento pandémico, sí es funcional para ilustrar en esta editorial la importancia que tiene las agregaciones de humanos para afrontar diferentes situaciones. En esta ocasión, el reconocimiento mutuo de cuán vulnerables somos nos conllevó agregarnos para modular, de múltiples maneras y de manera colaborativa, la cotidianidad dando frente a tales acontecimientos.

Experiencias acerca del antes, durante y después de la pandemia son algunas contribuciones que hacen parte de esta edición del Boletín La Piranga que a continuación usted leerá. Otras, corresponden a reflexiones acerca de la importancia de la presencialidad en diferentes contextos. Mientras que otras se circunscriben en comunicar asuntos específicos acerca de la ecología, la biología y la historia.

Agradecemos a nuestros lectores las recomendaciones que nos han hecho en beneficio de tener una mayor cobertura de la publicación del Boletín La Piranga, por tal motivo todas las publicaciones en adelante serán en formato digital. Adicionalmente, invitamos a enviar sus contribuciones al correo lapiranga@itm.edu.co, la recepción de manuscritos está siempre abierta.

Para conocer las instrucciones para contribuciones haga

click aquí

4 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS Editorial
Intervención espacial Exposición "DISTOPÍA 2022: LA ERA DE LA EXTINCIÓN" Museo CNS

Fe de Errata

Apreciados lectores, Ofrecemos disculpas por un error en la digitación de los códigos ISSN (INTERNATIONAL STANDARD SERIAL NUMBER) de nuestro Boletín La Piranga, tanto en su versión digital como en la impresa. Estos códigos de 8 dígitos corresponden a la identificación internacional de las publicaciones periódicas.

Presentamos los códigos correctos registrados ante la Biblioteca Nacional de Colombia, y el Fondo Editorial ITM:

ISSN versión digital: 2619-2713

ISSN versión impresa: 2382-378X

A continuación, relacionamos las ediciones que presentaron dicho error, el cual consistió en la falta de un caracter para su correcta identificación:

Agradecemos a todos por sus contribuciones, apoyo, lectura, seguimiento, y retroalimentación. Cordialmente,

Museo CNS

Museo de Ciencias Naturales de La Salle – Medellín Centro de Ciencia / Un proyecto Cultural del Instituto Tecnológico Metropolitano ITM

#9 #2 impresa digital Medellín Julio Diciembre Año 2019 Pág. 39 Boletín del Museo de Ciencias Naturales de La Salle Un proyecto cultural del ITM Cerámica Alzate Pág. Incendios forestales Pág. 35 ¿Me gradúo qué? Pág. 37 ¿Conocer para conservar? Pág. 19 #10 #4 impresa digital Fotografía: Tatiana Londoño Jorge Ochoa Frank Vélez Murciélago preparado con la técnica de diafanización 2019 Julio Diciembre #11 #6 impresa digital Edición especial Volver a la tierra Boletín del Centro de Ciencia Museo de Ciencias Naturales de La Salle ITM 2 2 2 2 2 2 2

La comomuseografíaherramienta pedagógica

para las comunidades rurales

En esta nota se analiza cómo una experiencia de trabajo en el campo museográfico puede servir como herramienta pedagógica. Esta afirmación se apoya en una exposición, de carácter arqueológico, donde colaboré en la elaboración del diseño museográfico. La muestra titulada: Urrao, relatos arqueológicos, se presentó en la Casa de la Cultura del Municipio de Urrao, pequeña localidad ubicada aproximadamente a 124.74 km de Medellín. El trabajo se desarrolló de octubre a noviembre de 2020 y representó un gran reto debido a la logística que implicó montar una sala en una región distante de la ciudad. Asimismo, el diseño museográfico implicó desarrollar códigos de comunicación para que la información presentada fuera accesible a los habitantes.

6 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS Carlos De Santis Diseñador industrial, estudiante de especialidad en Museografía Imagen 1A. Resguardo y transportación de material hacia Urrao. (Foto Carlos De Santis, noviembre 2020). Imagen 6. Montaje museográfico en la casa de la cultura del Municipio de Urrao.

Contexto histórico, económico y geográfico de la región

Urrao se encuentra en un paisaje montañoso al sur de Antioquia, Colombia. La demarcación está rodeada de grandes montañas, donde el cultivo y extracción del café es una de las principales actividades económicas, seguido del aguacate y otros vegetales (Torres Gómez et al., 2021, p.28).

En esta región cohabitan indígenas Emberá, afrodescendientes y paisas. Es un pueblo multiétnico con un pasado rico en cultura y “un potencial arqueológico importante” (Piazzini Suárez y Escobar Cuartas, 2014, p.9). Es decir, Urrao cuenta con un patrimonio de importancia histórico-cultural y me parece necesario que sus habitantes tengan acceso a esta información.

El cacique Toné, es un referente identitario e histórico, no solamente de Urrao, sino también de Antioquía, pues es considerado el guerrero más rudo y peligroso que hace 500 años se enfrentó con ferocidad a los conquistadores españoles, además de defender las zonas naturales (Celis Arroyave, 2009, p.38). Asimismo, es considerado como un defensor de los bienes asociados al oro que tanto buscaban los españoles durante la conquista, esta leyenda aún se escucha entre sus habitantes, quiénes preguntan a los especialistas, de manera constante ¿y dónde está el oro? aspecto que abordaré más adelante.

Trabajos arqueológicos

En pequeñas zonas rurales de Colombia, donde se suelen efectuar trabajos de exploración arqueológica, se exige por norma, que los arqueólogos revisen e investiguen el terreno antes de que éste vaya a sufrir un gran impacto físico o se realice cualquier tipo de construcción (Artículo 1, Decreto 1530 de 2016. Programa de Arqueología Preventiva -PAP-, 2016).

En este proceso se realizan hallazgos importantes de piezas antiguas, la mayoría de ellas cerámicas que, por lo general, terminan siendo almacenadas en bodegas de laboratorios; sólo los investigadores y académicos tienen acceso a ellas y los habitantes de la zona quedan a la expectativa de los resultados, que muy difícilmente son compartidos.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 7
Imagen 1B. Resguardo y transportación de material hacia Urrao. (Foto Carlos De Santis, noviembre 2020). Imagen 2. Caminos hacia Urrao. (Foto Carlos de Santis. 22 de noviembre 2020). Imagen 3. Paisaje cafetero. (Foto Carlos de Santis, 22 de noviembre 2020).

Algunos profesionales de la arqueología al darse cuenta de esta situación están intentando revertir esta tendencia a través de esfuerzos por devolver a las regiones las piezas encontradas y además de compartir con los habitantes la historia de las piezas y cómo fue el proceso de trabajo, así como los resultados obtenidos (Piazzini Suárez y Escobar Cuartas, 2014, p.8). Considero que esta intención es buena, pero en la práctica resulta algo complejo de realizar, ya que se requiere realizar ajustes a los contratos arqueológicos para crear un rubro adicional, de tal manera que las piezas puedan mostrarse en una exposición temporal o permanente.

La empresa Arqueológicos S. A. S., dedicada a la investigación y exploración arqueológica de la ciudad de Medellín tuvo la oportunidad de realizar trabajos de excavación en Urrao. Los resultados fueron interesantes y es en este punto donde intervengo como profesional del diseño industrial, dedicado a la planeación y montaje de exposiciones museográficas. El objetivo de estos trabajos consistió en desarrollar una muestra como promesa educativa para los habitantes de Urrao.

La museografía como herramienta pedagógica

A partir de los hallazgos, los especialistas consideraron importante elaborar una muestra para incursionar en la práctica llamada: apropiación social del conocimiento. El Ministerio de las Ciencias de Colombia la define como: “un proceso intencionado de comprensión e intervención de las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad, construido a partir de la participación activa de los diversos grupos sociales quegeneranconocimiento” (Ver: Ministerio de Cultura, 2022), y un montaje museográfico resultó ser la mejor opción para incursionar en esta nueva tendencia.

En las tres experiencias donde he colaborado para elaborar montajes dedicados a la arqueología ha sido en poblaciones con una economía basada en el campo (municipios de Peque, Urrao y Argelia en el departamento de Antioquia), una constante entre los pobladores fue preguntar por el oro, pues en su imaginario predomina la idea de los “tesoros de los indios” con los cuales alguien se hizo rico. Para un arqueólogo no le es difícil responder, saben que hay

8 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Imagen 4A. Monumento al Cacique Toné (Foto Carlos De Santis, noviembre 2020). Imagen 4B Monumento al Cacique Toné (Foto Carlos De Santis, noviembre 2020).

una Ley de Patrimonio Cultural (Ley 397 de 1997) la cual protege este tipo de piezas y prohíbe la venta o comercialización de las mismas. No obstante, queda pendiente sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de preservarlas y no verlas como un objeto económico, si no, como una pieza de nuestra historia.

Para la mayoría de los habitantes era la primera vez que veían detrás de una vitrina una pieza arqueológica expuesta como un objeto patrimonial de museo y no como algo extraño que un vecino o familiar se había encontrado en la tierra.

En mi caso, fue una de las primeras veces que he podido ver a campesinos y lugareños conversar entusiasmados con los arqueólogos, resulta que para estas comunidades rurales es muy normal ver el patrimonio como una fuente de explotación comercial, crecieron escuchando viejas historias de personas que encontraban los “entierros” llenos de oro y se enriquecieron vendiéndolos. La guaquería, nombre que se usa para denominar esta labor, era un oficio tan normal hace unas décadas en estos lugares como ser zapatero o herrero (Piazzini Suárez y Escobar Cuartas, 2014 p. 21).

Realizar un proyecto que implicó, organizar las piezas para el disfrute y apropiación de los lugareños fue complejo, ya que se tuvo que realizar un análisis de los espacios y el lugar donde se llevaría a cabo la exposición. Asimismo, significó, en primera instancia, compartirles a los lugareños que las leyes han cambiado en los últimos años y que al patrimonio arqueológico ya no se le puede vender ni comprar porque se encuentra protegido por el estado y se considera bien nacional. Esta nueva idea los arqueólogos intentaron transmitir a los asistentes y en especial a los que hacían las preguntas por el oro.

Planear la sala museográfica llevó un par de meses teniendo en cuenta que literalmente todo debía estar listo desde Medellín: vitrinas, paneles de exhibición, recursos gráficos, elementos de iluminación; además de herramientas de construcción y por supuesto las piezas arqueológicas embaladas y conservadas adecuadamente para el transporte.

Fue necesario contratar un pequeño camión y una camioneta para llevar todo en un solo viaje. La cordillera y sus sembradíos dominan el paisaje de la zona, algo que la hace bella, pero también difícil de transitar, especialmente en los meses de invierno

MCNS ⟨⟨ 9
Boletín La Piranga
Imagen 5. Arqueólogo compartiendo conocimientos sobre los hallazgos. (Foto Carlos De Santis, noviembre 2022).

donde las constantes lluvias provocan numerosos deslizamientos de tierra que obstaculizan las vías. El trayecto tomó más de cinco horas y en la carretera fueron evidentes los deslizamientos recientes. Al llegar fue necesario buscar varias personas para realizar el descargue de los recursos de la exposición museográfica.

La antigua Casa de la Cultura de Urrao es una construcción colonial de techo de madera y muros en ladrillo, así como varios detalles estructurales que hacen compleja su adecuación para una exhibición museográfica; entre lo más notorio estaban las huellas de humedad en la pared que ponían en riesgo la estabilidad de los dispositivos museográficos de madera, además de que había pocos accesos a tomas eléctricas.

Para solucionar preventivamente la humedad se reutilizó el aislante plástico con que se sellaron vitrinas y piezas para su transporte; este fue adherido a toda la pared que iba a ser usada para el montaje, cuidando que quedara oculta detrás de los muebles y paneles de exhibición. Para la conexión eléctrica fue necesario el uso de extensiones y hacer reparaciones a las conexiones que se encontraban dañadas, también un cambio de iluminación por una más moderna y segura para las piezas. El montaje tomó cerca de 12 horas de trabajo con la ayuda de los arqueólogos y el personal de la casa de la cultura.

Una vez finalizado el proceso de montaje se hizo una convocatoria por los medios de comunicación que constaron de un canal local de televisión y distintas cuentas de redes sociales de personas relacionadas con el gremio cultural del pueblo. Se realizó una entrevista en video que posteriormente saldría al aire, en ella aparecía el arqueólogo narrando su experiencia de trabajo en Urrao, las características históricas de las piezas halladas y un llamado a conocer la exhibición en la casa de la cultura.

El día de la inauguración se invitó a la comunidad en general; para los asistentes se proyectó en la sala una presentación sobre la excavación y las piezas halladas, se les explicó cuál era el contexto histórico de estas y por qué se trajeron nuevamente a Urrao. Un público diverso se acercó a las vitrinas y paneles para contemplar los objetos antiguos y hacerles preguntas directamente a los arqueólogos sobre las dudas que les iban surgiendo.

En este sentido es que considero que el desarrollo de un proyecto museográfico puede servir como herramienta pedagógica, ya que es a través de los espacios museales donde se práctica un “ejercicio de enseñanza, (a partir de su) contenido tanto en información como en materiales, la relación del Museo con el público, [...] son de interés en la comprensión pedagógica” (Mozo Rodríguez, 2021, p.17).

A partir de lo anterior, considero importante reconocer que, el trabajo de diseño museográfico, que va desde la conceptualización del recorrido, la elección de colores entre otros, son un complemento para que el visitante considere atractivo los contenidos y pueda entablar un diálogo con los objetos.

Conclusiones

En los tres montajes en los que he tenido la oportunidad de trabajar, los arqueólogos suelen fijarse mucho en exponer al público temas técnicos y científicos de su trabajo de exploración, pero la realidad es que a las personas no les interesan mucho los temas académicos y se mueven más por la curiosidad y la fascinación que les produce la antigüedad de las piezas, los usos rituales que le daban, como vivían estas personas y si estas tienen algún valor económico.

La práctica nos ha arrojado una nueva perspectiva de cómo abordar una exposición de este tipo, una donde los intereses del público sean más prioritarios y que ello sea un puente de ayuda para sensibilizar sobre el cuidado del patrimonio arqueológico.

Estas experiencias me han dejado como enseñanza que hay que hacer más y mejores esfuerzos por la apropiación social del conocimiento. Es en las zonas apartadas donde es necesario que se lleve esta oportunidad de aprendizaje, pues es aquí donde aún se dan los hallazgos de las piezas arqueológicas y es a ellos a quienes prioritariamente deben ir dirigidos esfuerzos por dar a conocer la importancia de la conservación de nuestro pasado histórico.

Referencias

Torres Gómez, E., López González, M., Torres Gorrón, J. H… y Marín, L. (2021). Boletín Económico Municipal de Antioquia 2021, Urrao. https://www.udea.edu.co/wps/wcm/connect/ udea/0276f80b-82ac-4ea9-9bdd-93157a9e61fd/URRAO+2022. pdf?MOD=AJPERES&CVID=o04etcD

Celis Arroyave, J. (2009). Historia general de Urrao. Begon.

Instituto Colombiano de Antropología e Historia. (s.f.). Programa de Arqueología Preventiva -PAP-. https://www.icanh.gov.co/ programa_arqueologia_preventia_pap

Mozo Rodríguez, M. F. (2021). La pedagogía en la museografía arqueológica, un análisis etnográfico al Museo Del Oro Tairona [trabajo de grado, Universidad Pedagógica Nacional] Repositorio Institucional. http://repository.pedagogica.edu.co/ handle/20.500.12209/16823

Piazzini Suárez, C. E. y Escobar Cuartas, D. A. (2014). Territorios y memorias arqueológicas de Urrao y Frontino. Universidad de Antioquia.

10 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

Retos de la divulgación

Astronomía en la virtualidad

Dentro de la zona urbana del Valle de Aburrá se encuentra el Observatorio Astronómico ITM. Este está adscrito a la Facultad de Artes y Humanidades del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM), que hace parte del Museo de Ciencias Naturales de La Salle, ubicado en el Campus Fraternidad, al centrooriente de Medellín.

Desde el 12 de mayo del año 2015 se reinauguró el Observatorio, aunque la historia de este data de más de medio siglo de esfuerzos, cuando el Hermano Daniel de La Inmaculada empezó con el proyecto astronómico. En el año 2020, el Observatorio Astronómico ITM tuvo que acoplarse a la virtualidad, como las demás instituciones dada la contingencia de salud pública, a causa de la pandemia, lo que representó un reto en la ejecución de los proyectos internos para realizar las diferentes actividades que se venían llevando a cabo tales como: Disertaciones Astronómicas, conferencias, observaciones periódicas del Sol, Semillero de Astronomía, talleres, visitas guiadas, eventos, entre otros.

En este contenido te contamos sobre cuáles fueron los retos que tuvimos que afrontar. Además, hacemos hincapié en uno de los escenarios del Observatorio que tuvo mayor impacto a causa de la virtualidad: el Parque Astronómico ITM.

A partir del primer semestre del 2022, varias de nuestras actividades se han ido realizando en diferentes modalidades, desde lo presencial, virtual y de manera híbrida, tomando como herramientas lecciones aprendidas en la contingencia, donde también se logró llegar a más personas en diferentes partes del mundo.

Te invitamos a disfrutar del video-podcast haciendo click aquí

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 11
Imagen: Telescopio Observatorio Astronómico ITM

Derméstidos: pequeños

limpiadores de huesos

Las colecciones biológicas son repositorios valiosos para la investigación sobre la biodiversidad y la conservación biológica y están constituidas por organismos completos o partes de ellos. Este tipo de colecciones son de gran importancia, ya que los ejemplares depositados en ellas pueden aportar distintos tipos de información, como: la morfología, requerida en la taxonomía para el reconocimiento de las especies. Es decir, la identificación de las mismas. También son la materia prima para la elaboración de mapas de distribución geográfica, a través de softwares como ArcGis, Qgis, gvSIG, etc., herramienta supremamente valiosa, entre otras cosas, para la delimitación de áreas protegidas y la historia evolutiva de las especies, así como lo plantea Cervantes Reza (2016).

Algo fundamental para la preservación de los ejemplares de las colecciones es el tipo de preparación. Dicho proceso está determinado o mediado según el grupo taxonómico al que pertenezca cada uno de

los ejemplares a procesar, los cuales, pueden ser conservados en líquido como el alcohol o dispuestos en seco. Según Simmons y Muñoz-Saba (2005), en líquido suelen conservarse anfibios, reptiles, insectos, mamíferos, reptiles, preparaciones histológicas; y en seco se encuentran generalmente las taxidermias, las pieles de estudio, los montajes de insectos y otros artrópodos, los esqueletos y las piezas óseas de vertebrados, entre otros.

Es conocido que la identificación de muchas especies de vertebrados, especialmente mamíferos y en algunos casos peces, anfibios, aves y algunos reptiles, requieren la examinación y comparación de caracteres osteológicos que solo pueden ser estudiados con esqueletos limpios (Muñoz-Saba et al., 2020); por lo tanto, en esta nota hablaré brevemente acerca de algunas técnicas que siguen las colecciones biológicas para la preparación del material óseo.

12 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Imagen 1. Larvas de Dermestes maculatus. (Fotografía: Tatiana Londoño y Jorge Ochoa). Archivo fotográfico Museo CNS

Entre la variedad de técnicas de limpieza de este material biológico, se encuentra la maceración bacteriana (Soon et al., 2015) que consiste simplemente en sumergir el material óseo en agua (fría, tibia o hirviendo), para aprovechar la acción de las bacterias y remover los tejidos, tanto musculares como adiposos. Así, el intervalo de tiempo sumergido del material puede variar según el tamaño del ejemplar o la pieza y en ocasiones, se puede acelerar el proceso adicionando detergentes o enzimas al agua.

Otra técnica, es la limpieza química con soluciones de hidróxido de sodio o de potasio, evaluada por Onwama et al., (2012). Consiste en sumergir el esqueleto o los huesos durante unas horas hasta que la grasa y el músculo se halla removido por completo, posteriormente se realizan varios lavados con agua, preferiblemente destilada o desionizada, para eliminar la totalidad de los productos químicos.

Los tejidos adheridos a las piezas óseas también se pueden retirar manualmente usando herramientas como pinzas, bisturís, tijeras, entre otros (Simmons y Muñoz-Saba, 2005). Sin embargo, no es la técnica más recomendable debido a que durante este ejercicio podemos encontrar algunas regiones sumamente frágiles, lo que puede ocasionar grietas, fracturas y otros daños al material.

Por otro lado, para la preparación de los huesos o esqueletos también se ha aprovechado el comportamiento necrófago de las larvas de algunas especies de insectos (Jara y Urra, 2001). Tradicionalmente, se han usado polillas, moscas, hormigas y escarabajos. Por ejemplo, Jara y Urra (2021) documentaron por primera vez el uso de la hormiga Linepithema humile Mayr, 1868 (Hymenoptera: Formicidae) para la preparación de una culebra de cola larga, cuyo nombre científico es Philodryaschamissonis(Wiegmann, 1834) (Squamata: Colubridae). No obstante, cuando de insectos se trata, los escarabajos del género Dermestes Linaeus, 1758 (Coleoptera: Dermestidae), son los organismos usados principalmente para la limpieza de huesos en colecciones biológicas (Muñoz-Saba et al., 2020) (Imagen 1).

La mayoría de las especies de la familia Dermestidae son relativamente fáciles de distinguir por su morfología característica, principalmente por la cobertura de setas gruesas o escamas formando patrones y la presencia de un solo ocelo medio en la cabeza (Díaz et al., 2008). Esta familia de coleópteros es de gran importancia económica, ya que en su mayoría son descomponedores y se alimentan de una amplia variedad de productos vegetales y animales, incluyendo, cuero, pieles, especímenes

MCNS ⟨⟨ 13
Boletín La Piranga
Imagen 2. Derméstidos sobre el sustrato de algodón. (Fotografía: Tatiana Londoño y Jorge Ochoa). Archivo fotográfico Museo CNS

de museos, materiales de lana o seda (Triplehorn & Johnson, 2005). La especie Dermestes maculatus De Geer, 1774, se distribuye alrededor del mundo y es la que generalmente se usa en la preparación de ejemplares pequeños, ya que son capaces de limpiar eficientemente los huesos en un corto período de tiempo y las piezas obtenidas quedan en condiciones idóneas para ser usadas en posteriores análisis (Jara & Urra, 2021), por ejemplo, para la identificación de especies.

Concretamente, en el Museo de Ciencias Naturales de La Salle ubicado en el campus Fraternidad del Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM), el Laboratorio de Curaduría adscrito al Sistema de Laboratorios Parque I, se utilizan para la limpieza del material óseo estos escarabajos, y para ello, cuenta con una colonia de la especie D. maculatus establecida en el año 2018 a partir de una donación de individuos adultos por parte del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la Universidad Nacional de Colombia (D. Zurc, comunicación personal, octubre de 2021). La “dermestera” o lugar donde se encuentran dispuestos, consiste básicamente en una caja plástica negra de 85cm * 35cm * 34cm, tiene algodón como sustrato y una tapa hermética para evitar que los animales se escapen (Imagen 2). Este recipiente se mantiene en promedio a una temperatura de 23°C y una humedad relativa de 74%.

Mantenimiento y cuidados de la colonia

A los derméstidos, como a cualquier animal criado en un terrario, se les debe ofrecer una fuente de alimentación constante, así que, cuando no se tienen ejemplares óseos de la colección para su procesamiento, se debe en promedio cada dos semanas proveer alimento, el cual consiste, en huesos de res con carne seca y descompuesta, que fue previamente expuesta al sol durante 15 días aproximadamente (este período puede variar según las condiciones ambientales). Para el secado de la carne, estos huesos se colocan en un plato y se cubren con una tela tipo tul, hecha en hilos de algodón (Imagen 3) y que se emplea para prevenir el ingreso de organismos necrófagos que puedan ser atraídos y se contaminen con sus heces o fluidos. Luego, los huesos ya secos son llevados al Laboratorio de Curaduría y son ingresados dentro de la dermestera, se ponen sobre el algodón y se humedece el sustrato con agua destilada. Es importante aclarar que, si tenemos material que requiere ser limpiado para el ingreso a la colección, este procedimiento de alimentación extra no es necesario (Imagen 4).

14 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS Imagen 3. Plato descubierto (izquierda) y cubierto (derecha) con tela para el secado de huesos de res para la alimentación de los derméstidos. (Fotografía: Tatiana Londoño y Jorge Ochoa). Archivo fotográfico Museo CNS

Imagen 4. Piezas óseas en limpieza (izquierda) y huesos de res (derecha). (Fotografía: Tatiana Londoño y Jorge Ochoa). Archivo fotográfico Museo CNS

Finalmente, teniendo en cuenta los hábitos alimenticios de los derméstidos se recomienda que la colonia o dermestera sea ubicada lo más alejada posible de los ejemplares biológicos depositados en las colecciones, debido a que accidentalmente se pueden presentar fugas, lo que podría ocasionar que estos animales ingresen a las colecciones y provoquen daños en los ejemplares del museo.

Referencias

Cervantes Reza, F. A. (2016). Uso y mantenimiento de Colecciones Biológicas, IB, UNAM. https://www.revista.unam.mx/vol.17/ num12/art87/

Ciro Díaz, W. C., Anteparra, M. E., y Hermann, A. (2008). Dermestidae (Coleoptera) en el Perú: revisión y nuevos registros. Revista peruana de biología, 15(1), 15-20. http://sisbib.unmsm.edu.pe/ BVRevistas/biologia/biologiaNEW.htm

Jara, D., y Urra, F. (2021). Uso de Linepithema humile Mayr, 1868 (Hymenoptera: Formicidae) como agente biológico para la limpieza de osamenta de Philodryas chamissonis (Wiegmann, 1834) (Squamata: Colubridae). Revista chilena de entomología, 47(2), 391–394. https://doi.org/10.35249/rche.47.2.21.22

Lai P. S., L., Khoo L. S., Mohd H. S., Ahmad H. H., Mohd S. M., Nurliza A. & Nazni W. A. (2015). Effectiveness of bine cleanning process using chemical and entomology approaches: time and cost. Malaysian J Pathol, 37(2), 123-135.

Muñoz-Saba, Y., Sánchez-Nivicela, J., C., Sierra-Durán, C., M, ViedaOrtega, J., C., Amat-García, G., Munoz., R, Casallas-Pabón, D., & Calvo-Roa, N. (2020). Cleaning Osteological Specimens with Beetles of the genus Dermestes Linnaeus, 1758 (Coleoptera: Dermestidae). Journal of Natural Science Collections, 7, 72-82. https://www.natsca.org/sites/default/files/publications/JoNSCVol7-Munoz-Saba_et_al_2020_0.pdf

Onwama, K. T., Salami, S. O., Ali, O. & Nzalak, J. O. (2012). Effect of different methods of bone preparation on the skeleton of the african giant pouched rat (Cricetomys gambianus). Int. J. Morphol, 30(2), 425-427.

Simmons, J. E. y Muñoz-Saba, Y. (2005). Cuidado, manejo y conservación de las colecciones biológicas. Universidad Nacional de Colombia.

Triplehorn C. A., & Johnson N. F., (ed.). (2005). Orden Coleoptera Beetles. In Borror & Delong’s Introducing to the study of insects (pp. 365-468). (7.a ed.). Thomson Brooks/Cole.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 15
Dermestes maculatus / Fotografía: Tatiana Londoño y Jorge Ochoa / Archivo fotográfico Museo CNS

Importancia de las Colecciones Geológicas:

actividades desde el Museo de Ciencias Naturales de La Salle orientadas a la participación de públicos durante

la pandemia y postpandemia

Es necesario definir los museos de colecciones geológicas como escenarios donde se exhiben la riqueza y diversidad mineral que tienen diferentes territorios, a su vez son acervos del conocimiento empleados para alojar ejemplares de valor académico, ornamental e histórico. Ya que se puede llegar a una aproximación al entendimiento geológico del entorno por medio de las colecciones geológicas, entendidas como el banco de un muestreo sistemático.

Debido a que las actividades de los museos de ciencia están asociadas comúnmente a funciones presenciales (Universidad Nacional de Colombia, 2020), es necesario reconsiderar la definición de museo de ciencias, o implementar nuevas propuestas de lo que debe ser este tipo de instituciones. La emergencia sanitaria generó nuevos discursos donde el mensaje principal era reforzar de manera pedagógica la ciencia para evitar las noticias falsas, y generar contenidos virtuales para que las comunidades participaran desde casa. A partir de estos discursos de los museos, la sociedad postpandémica exige hoy fuentes confiables y mejores niveles de ciencia y tecnología, donde los museos de ciencia tienen un papel importante en la divulgación de contenidos (Pérez Maldonado, 2020).

Ahora bien, dadas las nuevas disposiciones por causa de la pandemia por COVID-19, algunos museos de ciencia han construido contenidos museográficos entorno a las geociencias, donde se presenta este campo con programas de cómputo que llevan los usuarios virtualmente hasta el terreno y se conectan a modo de aula, como es el caso de la Geología, donde la personas fueron atraídas mediante talleres y videos educativos, mientras participaban desde casa (Chaparro, 2020). No obstante, algunos estudios como el del Museo Nacional de Ciencias Naturales (2020) de Madrid, presenta estadísticas que muestran al público objetivo, las temáticas que estos observan de manera habitual, sus opiniones, y las posibles estrategias para apertura de las salas. De allí se desprendió que el público anhelaba volver a la presencialidad, sin dejar de lado los contenidos virtuales debido a su excelente acogida.

En Colombia, durante el confinamiento por la pandemia, el Museo del Servicio Geológico Colombiano realizó varios eventos entre los que se encuentran las ediciones II, III y IV del Encuentro de Museos y Colecciones Geológicas y Paleontológicas, donde se abordaron diferentes temáticas acorde al cuidado

16 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Nelson Aníbal Miranda-Ríos Ingeniero Geólogo UNal Educador Observatorio Astronómico ITM Imagen: Colección de Geología Museo CNS.

de las colecciones, al patrimonio y la divulgación científica entorno a las ciencias de la tierra (Servicio Geológico Colombiano, 2021, 2022). Por su parte el Museo de Ciencias Naturales de La Salle del Instituto Tecnológico Metropolitano, museo que alberga una colección de geología, paleontología y mineralógica, realizó contenido en su canal de YouTube acorde a la experimentación con elementos cotidianos como el video de “Permeabilidad del Suelo” con 13.000 vistas (Museo de Ciencias Naturales de La Salle, & Miranda-Ríos, 2020), asociando estos elementos con la geología planetaria, como en la serie de videos

denominados “Recorridos Geológicos por el Sistema Solar”, en estos se habla de geología física y principios de geotecnia (Figura 2), los cuales a la fecha septiembre de 2022 han tenido 312 visualizaciones. También se realizaron una serie de entradas tituladas “Un Café puesto en su Sitio” (Figura 3), en donde se relaciona el tema del café y el barismo con los sistemas de información geográfica SIG, los cuales sirven para contar historias mientras el autor y el público se toman una taza de café, mediados por un texto escrito en primera persona (Miranda-Ríos, s.f.). Esta última estrategia fue realizada con ensayos

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 17
Figura 1: Ejemplares de la Colección Geológica del Museo de Ciencias Naturales de La Salle. De izquierda a derecha: roca sedimentaria, roca metamórfica, roca ígnea. Figura 2: Primera Sesión de Recorridos Geológicos por el Sistema Solar. Explicación de la detección de luna motos el interior de la Luna exclusivamente para la cara visible.

acerca de: a) Morfometría, donde se habla de la forma del terreno, b) Proyecciones espaciales, abordando algunos métodos para “calcar” superficies de volúmenes en elementos planos, c) Buffers, para tener en cuenta los alrededores de un lugar, d) Escalas, donde se muestra cómo dimensionalmente se perciben diferentes elementos, e) ¿Qué son las capas y las bandas? Aquí se responde mediante la agrupación por conjuntos, f) Restricciones espaciales, donde se dan recomendaciones sobre la cartografía básica, y g) Hablemos de sistema de información geográfica, que es el abrebocas a los SIG para un público general. “Explorando la Geología Planetaria”, fue una conferencia donde se recopilan las conclusiones más importantes del programa “Recorridos Geológicos por el Sistema Solar” y se da en tiempo postpandemia, la cual tiene a la fecha ha tenido 86 visualizaciones.

En suma, las anteriores acciones son ejemplos que permiten entrever cómo la pandemia cambia las relaciones entre las instituciones que consultan con el Museo, pues la imposibilidad de visitar las colecciones hace que la forma de comunicar cambie, sin embargo, la constante sobre la esencia de estos lugares no diverge y toda acción va en procura de valorar estos repositorios y exaltar su importancia.

A modo de recordar la importancia de las colecciones geológicas, se menciona que estas son muestras de ejemplares geológicos y paleontológicos que sirven

para ver los territorios a escalas de tiempo mayores que la historia, denominada escala geológica y con ello dar cuentas de la evolución del terreno, los empobrecimientos o enriquecimientos en diferentes materiales y las características geotécnicas para soportar obras civiles, como de minería, por ejemplo.

A propósito de minería y colecciones geológicas vale la pena mencionar que en Colombia, los procesos de minería impactan directamente al Producto Interno Bruto PIB, esto explica que el desarrollo de la industria minera en el país causa variación en el precio del dólar, ya que esta es una manera de mirar el éxito de la economía local, por ello se planteó activar esta industria para fortalecer el desarrollo del país (Asociación Colombiana de Minería, 2020). Un lugar donde se puede encontrar testimonios del suelo, son preciso las colecciones geológicas, a través de estas las personas puedan consultar y conocer la geología del planeta tierra.

Si bien hay lugares específicos que albergan colecciones geológicas, vale la pena mencionar que el mismo entorno donde nos encontramos es un gran museo de geociencias, esto es porque la tecnología se vale de productos de la minería, al igual que las prendas de vestir, los elementos asociados al campo de la medicina tales como estetoscopios, escalpelos o unidades de rayos X.

18 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Figura 3: Un Café Puesto en su sitio. Imagen de una taza de café vista desde la terraza del Observatorio Astronómico del ITM, al fondo se muestra el occidente de la ciudad de Medellín con su respectiva distribución

También se evidencia, a la misma industria que alimenta los museos con muestras geológicas, abasteciendo la parte manufacturera desde donde se producen elementos de diferente índole. Por tal motivo, la disminución de la actividad minera causa escasez de insumos y artefactos de uso habitual, al mismo tiempo, escasean las muestras que reciben los museos, por lo tanto, las instituciones educativas buscaron nuevas maneras de efectuar los procesos de enseñanza- aprendizaje durante la emergencia sanitaria, reemplazando las actividades de campo por la virtualidad y generando así cambios en los discursos, con base en diferentes metodologías pedagógicas y no en la variedad creciente de acervos.

Conclusiones

Los museos y/o colecciones de tipología geología y paleontología deben ser lugares que propendan la apropiación social del conocimiento, y en ese orden de ideas es necesario conocer el entorno sensu lato, esto es el ecosistema, el suelo, las poblaciones humanas, de ahí la importancia de la geología y la paleontología como áreas disciplinares que pueden proveer respuestas a un sinfín de preguntas relacionadas al suelo que pisamos.

En Colombia, es necesario que los museos y/o colecciones de tipología geología y paleontología generen alianzas estratégicas con la industria, lo que permitirá conocer el entorno para identificar condiciones propias para la conservación del suelo, configurando así el llamado patrimonio geológico.

Las relaciones sociales también se condicionan por los elementos inertes que se usan denominados herramientas, tal es el vínculo que los entornos de carácter antrópico se distinguen por alojar una gran colección de instrumentos provenientes del procesamiento de materias primas y por ende de la minería.

Referencias

Asociación Colombiana de Mineria. (2020). La Minería en Tiempos de COVID-19 y su Papel en la Reactivación Económica. https:// acmineria.com.co/acm/wp-content/uploads/2020/04/MineriaCovid19.pdf

Chaparro, L. (2020). La geología se sobrepone a la pandemia desde casa - EL ÁGORA DIARIO. El Ágora. https://www.elagoradiario. com/agora-forum/a-style/la-geologia-se-sobrepone-a-lapandemia-desde-casa/

Museo de Ciencias Naturales de La Salle, & Miranda-Ríos, N. A. (2020). Permeabilidad del Suelo. https://youtu.be/DGGRngsfceo

Museo Nacional de Ciencias Naturales. (2020). Preparando el nuestros visitantes: estudio de público ante la reapertura del MNCN durantepandemiaporCOVID-19Mayo-Septiembre2020¿Para qué y cómo se hizo este estudio de público? https://www.mncn. csic.es/sites/default/files/2020-09/DosierEstudioPublico_FINAL. pdf

Pérez Maldonado, M. (2020). Para qué servirán los museos de ciencia después de esta pandemia. agenciasinc. https://www. agenciasinc.es/Opinion/Para-que-serviran-los-museos-deciencia-despues-de-esta-pandemia

Servicio Geológico Colombiano. (2021). III Encuentro de Museos y Colecciones Geológicas y Palenteológicas 2021. https://youtu. be/QIHBFbmsPOY

Servicio Geológico Colombiano. (2022). IV Encuentro de Museos y Colecciones Geológicas y Palenteológicas 2022. https://youtu. be/QIHBFbmsPOY

Universidad Nacional de Colombia. (2020). Boletín Bitácora - Sede Medellín - “No nos gustan los museos vacíos”. Bitácora UNAL. https://unimedios.medellin.unal.edu.co/bitacora/conexion/758no-nos-gustan-los-museos-vacios.html

⟨⟨ 19
Boletín La Piranga MCNS
Imágenes: Colección de Geología Museo CNS.

Caracterización de la geometría y el comportamiento funcional de las escamas iridiscentes

de lepidópteros, usando análisis digital de imágenes:

una revisión desde la literatura

Las mariposas hacen parte de ese grupo de organismos que despierta la curiosidad de científicos debido a la gran variedad de colores y patrones que presentan, de éstas las iridiscentes han sido estudiadas desde el siglo XIX (Mayer, 1896; Onslow, 1921; Mason 1926), empleando microscopía electrónica. Investigaciones que permitieron entender aspectos físicos en cuanto a los cristales fotónicos que causan la diversidad de colores en estos insectos.

En el nuevo siglo, los estudios sobre mariposas y fotónica han incrementado sustancialmente (Lawrence et al., 2002; Rutowski et al., 2007; Piszter et al., 2011; Kaya et al., 2013), como también los análisis de los patrones de las microestructuras (Zhang et al., 2012) y el color (Wickham et al., 2006; Yoshioka & Kinoshita, 2006).

Las mariposas y las polillas pertenecen al orden Lepidoptera (del griego lepis, escama y pteron, ala), las cuales conforman el segundo grupo más grande de insectos con alrededor de 150.000 especies descritas, se hallan ampliamente distribuidos en el mundo y la más alta riqueza está presente en los trópicos; de estos, alrededor de 14.500 especies son mariposas

Alejandro Restrepo Martínez

Universidad Nacional de Colombia

Viviana Otalvaro Hugger Island

Andrea Bustca, Danny Zurc Museo CNS - ITM

y las restantes especies son polillas (Grimaldi & Engel, 2005). Los lepidópteros se caracterizan por presentar escamas en todo el cuerpo y en muchos casos cubriendo ambos lados de la membrana alar, se ubican sobrepuestas unas con otras a lo largo de la superficie otorgándole el patrón colorido generalmente llamativo que las hace tan populares (Triplehorn & Johnson, 2005). El arreglo cromático de las alas ha debido verse implicado en gran número de eventos evolutivos relacionado con estrategias cripticas, aposemáticas, miméticas, de termorregulación y/o comunicación (García-Barros, 1999). Así mismo, la coloración está asociada con funciones ecológicas y de comportamiento, como también puede ser producto de la plasticidad fenotípica (Hiyama et al., 2012).

Estas escamas son originadas por el desarrollo de una sola célula que da lugar a dos láminas: una simple inferior y una compleja superior con una gran variedad de formas; usualmente está capa superior está formada por crestas longitudinales unidas por ramas transversales (Mihali & Rakosy, 2009; Giraldo et al., 2008). En el orden, los miembros más primitivos representados en menos de 150 especies presentan

20 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Imagen: Escamas de mariposa Morpho.

escamas macizas, de ahí que se acepte que un paso importante en la radiación de estos insectos es la aparición de escamas “huecas” presentes en la gran mayoría de sus especies; se sostiene que entre las modificaciones relacionadas con el vuelo, las diferencias de rugosidad de las caras superior e inferior de las escamas pueden haber permitido aumentar la capacidad de elevación al volar (GarcíaBarros, 1999).

Por otro lado, la macroestructura de las escamas varía enormemente, en un mismo individuo se pueden encontrar escamas desde delgadas a cortas, amplias y aplanadas; donde por lo general, las formas más alargadas se pueden encontrar con frecuencia en la base de las alas y en los bordes (Kellogg, 1906). El color que se observa en las escamas puede ser producido por color pigmentario o color estructural o ambos; el color estructural o iridiscencia es atribuido a una diversidad de mecanismos físicos, incluyendo interferencia de múltiples capas, difracción, dispersión de Bragg, Tyndall y Rayleigh (Prum et al., 2006). Los lepidópteros son los organismos vivientes que presentan la mayor diversidad y complejidad en cuanto a colores estructurales (McNamara et al., 2011).

Estrategias para la medición de propiedades de las alas

Frente a las propiedades ópticas de las alas de las mariposas, éstas se pueden medir con estudios de dispersión, reflexión y transmisión, usando esferas de integración (Giraldo, 2008). Además, el color de las alas se estudia usando microsespectrometría tanto de transmisión y como reflexión (Kinoshita, 2002). En el estudio de la estructura anatómica de las alas de las mariposas se utiliza la microscopia electrónica de barrido y de transmisión. Adicionalmente, para el análisis de las propiedades ópticas, la estructura, la forma, las venaciones y los acoples de las alas, se aplican mediciones geométricas a partir del uso de imágenes digitales generadas con lupas estereoscópicas.

Es notorio el interés científico en torno a la iridiscencia, las escamas de las llamativas mariposas Morpho sp. han sido ampliamente estudiadas (Kinoshita et al., 2002; Boulenguez et al., 2012) sus escamas han servido de bioinspiracion para el diseño de micro / nano estructuras biónicas, tales como sensores químicos de alta sensibilidad y selectividad (Liao et al., 2010; Wu et al., 2012), las réplicas de su microestructura han reproducido las propiedades fotónicas de las escamas originales y pueden aportar nuevas propiedades que sirvan como guías de ondas ópticas, divisores de haz y otros componentes básicos de la fotónica integrada de circuitos (Liu & Jiang, 2011).

Así mismo, gran cantidad de otras especies de mariposas presentan diversas miradas en cuanto a las múltiples propiedades físicas de estas nanoestructuras (Ghiradella et al., 1972; Vukusic et al., 2000; Prum et al., 2006; Stavenga et al., 2010); se habla de eficientes reflectores bajo condiciones de luz difusa en Cyanophrys remus (Kertész et al., 2006); a través de las escamas de Albulina metallica se proponen modelos para la construcción de estructuras artificiales como recubrimientos de superficies y se incentiva a investigar en otros campos como la fabricación de colorantes, papel e industria textil (Kertész et al., 2008).

Además, de la iridiscencia y las cualidades descritas, a las escamas también se les atribuye propiedades multifuncionales, como la superhidrofobicidad, la autolimpieza y las funciones de emisión de fluorescencia (Liu & Jiang, 2011).

La
MCNS ⟨⟨ 21
Boletín
Piranga
Imagen: Ala de mariposa Morpho.

Así, estas investigaciones han demostrado que las especies de mariposas hasta ahora estudiadas poseen una gran variedad de cristales fotónicos como también sistemas estructurales complejos que adolecen comportamientos de carácter funcional (Ingram, 2009).

En los recientes años se encuentra una creciente tendencia a estudiar los comportamientos fotónicos de los lepidópteros iridiscentes, lo cual está enmarcado en el contexto de explicar los fenómenos que ocurren en las escamas y con el objetivo de aplicar o emular estos en el diseño bio-inspirado. No obstante, se encuentran trabajos que analizan las escamas de lepidópteros con la motivación de dilucidar aspectos biológicos.

El análisis de la iridiscencia en escamas de lepidópteros como herramienta para estudios biológicos

Rutowski (2007) presenta la iridiscencia en el ultravioleta de la mariposa Colias eurytheme, como una herramienta evolutiva para diferenciar machos de hembras en fondos de verdes oscuros, planteando que tanto los emisores como los receptores optan por posiciones que maximicen la transmisión y recepción de la señal de la iridiscencia en el ultravioleta. Así mismo y reafirmando la necesidad de explorar en este rango espectral, se encuentra que Knuttel (2000) presenta la fotografía ultravioleta como una herramienta para el estudio de la morfología y la taxonomía en los patrones macroscópicos de las alas de las mariposas. También, se plantea que el color estructural en el UV por reflectancia para la especie Colias eurytheme se desvanece con la edad, convirtiéndose en una condición que es tenida en cuenta por parte de las hembras en el momento de seleccionar pareja (Kemp, 2006).

Por otro lado, Balint (2004) plantea el uso del microscopio óptico y el microscopio electrónico como herramientas para estudio de las alas, y sugiere que los cambios en los colores estructurales son un instrumento para la evolución biológica. En este sentido, Wickham (2006) desarrolla la tesis de que la evolución de las especies a través de las estructuras que permiten los colores estructurales se aproxima a optimizaciones multiobjetivo.

22 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Imagen: Mariposa Morpho.

En el ámbito del manejo científico de las imágenes, se ha abierto la posibilidad de utilizar técnicas de búsqueda de imágenes basadas en contenido para la clasificación de entidades biológicas, siendo un aspecto interesante que plantea una herramienta alternativa para la clarificación taxonómica de las especies investigadas; así, Wang (2012) utilizó descriptores de forma, color y textura de las alas, desarrollando etapas de selección de características y mediciones de similitud orientadas a la búsqueda, arrojando un 84% de precisión para la identificación de familias en lepidópteros. Incluso Piszter (2011) muestra una metodología que permite a partir de datos de espectros ópticos y utilización redes neurales, identificar con un 96% de precisión los ejemplares de nueve especies relacionadas del género Polyommatus. De manera similar, Kaya et al. (2013) desarrollan un sistema visión por computador para la identificación de especies de mariposas, usando descriptores de textura basado en Gabor y redes neuronales. Así mismo, Grajales (2013) identifica 9 especies de lepidópteros con tonalidad azul iridiscente, las cuales son clasificadas usando redes neuronales multicapa, encontrando para los casos analizados que el espacio RGB tiene un mejor desempeño que el HSI par. También, Batista (2010) desarrolla una investigación de aprendizaje de maquina orientada a resolver problemas de clasificación para la entomología comercial, para lo que se apoyaron en descriptores de forma, color y textura. Mas aún, Zhang (2013) realiza un sistema para el reconocimiento de polillas vivas, para lo cual combinó descriptores de textura, color y forma, y por medio de un algoritmo de medición de la similitud realizó la búsqueda en un conjunto de imágenes.

Por último, Kertesz (2006) realiza una investigación que permite describir, modelar y entender los comportamientos de las nanoestructuras presentes en las escamas de la Cyanophrys remus para lo que usaron microscopía óptica, microscopía electrónica de barrido y de transmisión. Adicionalmente, se midieron los espectros de reflexión y también se describieron los comportamientos texturales de las escamas utilizando la tranformada de Fourier, siendo este elemento una interesante aproximación de la descripción textural y su relación con los comportamientos espectrales.

Después de revisar la literatura, se puede concluir que el análisis de la textura, forma y color de las escamas de los lepidópteros, está abierto para el uso de técnicas

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 23
Algunas aproximaciones y aplicaciones de la visión artificial y el comportamiento textural de las escamas de los lepidópteros

de la visión artificial que permitan describir y clasificar las escamas, con la idea de revisar el comportamiento fotónico de estas estructuras iridiscentes bajo una mirada multiescalar y multidisciplinar, que permita establecer las bases para el diseño fotónico bioinspirado; siendo un campo de estudio muy amplio dado el número de mariposas que existen y teniendo en cuenta que el origen físico de estos colores en polillas no ha sido bien documentado (McNamara et al., 2011).

Así, ante la necesidad de relacionar los comportamientos texturales con los fenómenos funcionales y espectrales de las escamas de los Lepidópteros iridiscentes dentro del contexto de diferentes escalas de observación, obtenidas por el uso de la microscopía óptica y la microscopía electrónica, surgen problemas de investigación que convidan el abordaje de estos para generar nuevo conocimiento sobre un campo aún desconocido en Colombia.

INFORMACIÓN PARA RECORDAR

Biónica- Biomimética

La biónica ha sido una disciplina que se ha ocupado de la abstracción principios funcionales en sistemas naturales por medio de analogías para la generación de sistemas tecnológicos. Estos estudios se han realizado a partir de la interdisciplinariedad (Brushan, 2009), la unión de disciplinas como la biología, zoología, física, ingeniería, entre otros. Consiste en un método que, por medio de analogías, abstrae principios de eficiencia dentro de conceptos funcionales de las especies naturales, para luego aplicarlos en el desarrollo de sistemas mecánicos, productos o artefactos.

En cada ser natural, la forma en cómo se relacionan cada uno de sus órganos o elementos obedece a una función específica dentro del organismo (Thompson, 1961). La forma está dictada por eficiencia, simplicidad y ahorro de energía, espacio y material (Wagensberg, 2004); en la naturaleza este principio se aplica al extremo mediante la renovación, reconstrucción y adaptación continua de las especies según los esfuerzos que influyen sobre el material (Williams, 1984).

Colores estructurales

La coloración en la naturaleza se puede relacionar con los materiales. Sin embargo, algunos colores son llamados estructurales o iridiscentes que se explican por fenómenos físicos de difracción o interferencia. Como plantea Kinoshita (2002, 2005), estos

fenómenos se pueden categorizar en cinco modelos: difracción de la luz debido a una estructura de rejilla, interferencia de películas delgadas, interferencia de multicapas, dispersión de la luz y cristales fotónicos. Para estudiar el comportamiento de los colores en las alas de las mariposas se hace necesario el uso de diversas microscopías, por ejemplo: SEM, TEM y óptica, con las cuales es posible estudiar las formas y las estructuras para relacionarlas a las interacciones con los espectros electromagnéticos, por lo que se requiere también el uso de diferentes técnicas espectrométricas y modelación numérica para caracterizar los diferentes comportamientos presentes en las muestras.

Cristal fotónico

Vale destacar que el concepto de cristal fotónico fue introducido desde 1987 por Yablonovitch y se ha desarrollado su estudio en diferentes áreas. Sin embargo, se puede decir que los cristales fotónicos son estructuras periódicas submicrométricas comparables con las longitudes de onda de la luz visible, originando una interferencia óptica (Kinoshita, 2005). Los estudios en los cristales fotónicos se dirigen a analizar la interacción del espectro electromagnético de las ondas, cuando interactúan con estructuras periódicas dieléctricas, lo que genera brechas en las bandas donde no se da la propagación y la estructura se comporta como un cristal.

24 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS
Imagen: Polilla crepuscular de Madagascar / Chrysiridia rhipheus

Referencias

Boulenguez, J., Berthier, S. & Leroy, F. (2012). Mulpiple scaled disorder in the photonic structure of Morpho rhetenor butterfly. Journal Applied Physics A., 106, 1005-1011.

Brushan, B. (2009). Biomimetics: lessons from nature- an overview. En Philosophical transactions of The Royal Society Academy 367.1445-1486.

García-Barros, E. (1999). Filogenia y Evolución de Lepidoptera. Boletín de la Sociedad Entomológica Aragonesa, (25), 475-483.

Ghiradella, H., Aneshansley, D., Eisner, T., Silberglied, R. E. & Hinton, H. E. (1972). Ultraviolet reflection of a male butterfly: interference color caused by thin-layer elaboration of wing scales. Science 178, 1214–1217.

Giraldo, M.A., Yoshioka, S. & Stavenga, D.G. (2008). Far field scattering pattern of differently structured butterfly scales. Journal of comparative physiology A., 194, 201-207.

Grimaldi, D. & Engel, M.S. (2005). Evolution of the Insects. Cambridge University Press.

Hiyama, A., Taira, W. & Otaki, J.M. (2012). Color-pattern evolution in response to environmental stress in butterflies. Frontiers in genetics, 3, 1-6.

Ingram, A. L. (2009). Butterfly Photonics: Form and Function. En Gorb, S. N. (ed). Functional Surfaces in Biology, Volumen 1. Springer Sciences+Business Media.

Kaya Y., Kayci L. & Tekin R. (2013). A Computer Vision System for the Automatic Identification of Butterfly Species via GaborFilter-Based Texture Features and Extreme Learning Machine: GF+ELM. TEM Journal, 2(1),13-20.

Kellogg, V. L. (1906). American Insects. Henry Holt and Company.

Kertész, K., Molnár, G., Vértesy, Z., Koós, A. A., Horváth, Z. E., Márk, G.I., Tapasztó, L., Bálint, Zs., Tamáska, I., Deparis, O., Vigneron, J. P. & Biró, L. P. (2008). Photonic band gap materials in butterfly scales: A posible source of “blueprints”. Materials Science and Engineering B, 149, 259-265.

Kinoshita, S., Yoshioka, S. & Kawagoe, K. (2002). Mechanisms of structural colour in the Morpho butterfly: cooperation of regularity and irregularity in an iridescent scale. Proc. R. Soc. London, 269, 1417-1421.

Lawrence C., Vukusic P., Sambles R. (2002). Grazing-incidence iridescence from a butterfly wing. Applied Optics, 41(3), 437-441.

Liao, G.L., Zuo, H. B., Cao, Y. B. & Shi, T. L. (2010). Optical propierties of the micronano structures of Mopho butterfly wing scales. Science China, 53, 175-181.

Liu, K., Jiang, L. (2011). Bio-inspired design of multiscale structures for function integration. Nano Today, 6, 155-175.

Mason, C.W. (1926). Structural colors in insects. I. International Journal of Physical Chemistry, 30, 383–395.

Mayer, A.G. (1896). On the color and color-patterns of moths and butterflies. Bulletin of the Museum of Comparative Zoology, 30(4),169–256.

McNamara, M.E., Briggs, D. E. G., Orr, P. J., Wedmann, S., Noh, H., Cao, H. (2011). Fossilized Biophotonic Nanostructures Reveal the Original Colors of 47-Million-Year-Old Moths. PLoS Biology, 9(11), 1-8.

Mihali, C.V., Rakosy, L. (2009). Morphological and elemental analysis of structural colours in Lepidoptera wing scale. Annals of the Romanian Society for Cell Biology, 14(1), 58-67.

Onslow, H. (1921). On a periodic structure in many insect scales, and the cause of their iridescent colours. Philosophical Transactions of the Royal Society of London Series B-Biological Sciences, 211, 1–74.

Piszter, G., Kertész, K., Vértesy, Z., Bálint, Zs. & Biró, L. P. (2010). Color based discrimination of chitin–air nanocomposites in butterfly scales and their role in conspecific recognition. JournalAnalytical Methods, 3, 78–83.

Prum, R.O., Quinn, T. & Torres, R.H. (2006). Anatomically diverse butterfly scales all produce structural colours by coherent scattering. The Journal of Experimental Biology, 209, 748-765.

Rutowski R.L., Macedonia J. M., Kemp D. J. & Taylor-Taft L. (2007). Diversity in structural ultraviolet coloration among female sulphur butterflies (Coliadinae, Pieridae). Arthropod Structure & Development, 36, 280-290

Stavenga, D. G., Giraldo, M. A. & Leertouwer, H. L. (2010). Butterfly wing colors: glass scales of Graphium sarpedon cause polarized iridescence and enhance blue/green pigment coloration of the wing membrane. The Journal of Experimental Biology, 213, 1731-1739.

Thompson, D. (1961). Los orígenes de la forma. (16 ed.) Cambridge University Press.

Triplehorn, C.A. & Johnson, N.F. (2005). BorrorandDelong´sIntroduction to the Study of Insect. (7 ed.) Brooks/Cole, Inc.

Vukusic, P., Sambles, J. R. & Lawrence, C. R. (2000). Colour mixing in wing scales of a butterfly. Nature, 404, 457.

Wagensberg, J. (2004). La rebellion de las formas. Tusquets Editores. Williams, C. (1984). Los orígenes de la forma. Gustavo Gilli.

Wickham, S., Large, M.C.J., Poladian, L. & Jermiin, L. (2006). Exaggeration and suppression of iridescence: The evolution of two-dimensional butterfly structural colours. Journal of the Royal Society Interface, 3, 99–109.

Wu, W., Liao, G., Shi, T., Malik, R. & Zeng, C. (2012). The relationship of selective surrounding response and the nanophotonics structures of Morpho butterfly scales. Microelectronic Engineering, 95, 4248.

Yoshioka, S. & Kinoshita, S. (2004). Wavelength-selective and anisotropic light-diffusing scale on the wing of the Morpho butterfly. Proceedings of the Royal Society of London Series Biological Sciences, 271(1539), 581–587.

Zhang, W., Zhang, D., Chen, W. X., Gu, J. J., Liu, Q. L., Zhu, S. M., ... & Moon, W. J. (2012). Optical characters measurement and simulation of 2D cross grating microstructures of butterfly wings.

InternationalJournalofPrecisionEngineeringandManufacturing, 13(9), 1647-1653.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 25

Manos que son alas ¿dónde¿qué? las ves? ¿dónde las ves? ¿qué?

26 ⟩⟩
Boletín La Piranga MCNS

¡Danny mira, mira, en el árbol!

¿Los ves? Dice Andrea. ¡Los veo, veo tres, se están acicalando! Responde Danny.

¿Qué están mirando? ¡Yo quiero ver! Dice Dayanara.

¡Apuesto que están mirando un pájaro! Dice Natalia.

¡No, no es un pájaro, yo creo que es otro animal! Dice Sara.

¡Yo también quiero verlo! ¡Mmm, no veo nada! Dice Valentina.

¡Yo sí los veo! Dice Sebastián. ¡Voy a tomar fotos! Dice Jorge.

⟨⟨ 27
Boletín La Piranga MCNS
2:00 p.m. 2:00 p.m.

Danny ¿Qué son? Pregunta Manuela. Son murciélagos, es la especie Artibeus lituratus, responde Danny. ¿Qué comen? Pregunta Dayanara. Esta especie se alimenta de frutas, le gusta la guayaba, la pomarrosa, dice Danny.

¿Vuelan en el día? Pregunta Daniel. No, este grupo de mamíferos no vuela en el día, ellos son nocturnos, responde Danny.

¿Y qué hacen en el árbol? Pregunta Víctor. Se encuentran en el árbol porque este es su refugio. Se le puede ver en grupos acicalándose y abanicándose, responde Danny.

28 ⟩⟩
Boletín La Piranga MCNS
2:05
2:05
p.m.
p.m.

Son muy grandes, dice Dayanara. Sí, esta especie es grande, su antebrazo mide entre 65 y 78 mm, comenta Danny. Son hermosos, no había visto que tenían líneas en la cara, comenta Natalia. Y ¿Qué es eso que tienen en el ala? parece una garra, pregunta Dayanara. Ese es el dedo pulgar, la mano de los murciélagos es una mano modificada.

⟨⟨ 29
Boletín La Piranga MCNS
2:08 p.m. 2:08 p.m.

Esta es una corta historia de un encuentro que tuvo el grupo de trabajo del Museo de Ciencias Naturales de La Salle una tarde de un martes cuando todos regresaban a la oficina luego de su matutino almuerzo. Una observación se convirtió en un momento de contemplación de uno de los organismos que contribuye al equilibrio de los ecosistemas.

Los murciélagos muchas veces despreciados por causa de los cuentos de terror y actualmente considerados peligrosos por ser portadores de SarsCoV-2, son un grupo de mamíferos de gran importancia para los ecosistemas. Algunas especies de estos mamíferos con alas se alimentan de frutas, otras de insectos, otros de néctar, además de otras preferencias alimenticias. Debido a este tipo de dieta, los murciélagos se reconocen como dispersores de semillas, controladores de insectos y polinizadores de plantas.

Desde el Museo de Ciencias Naturales de La Salle, invitamos a contemplar las especies que tienen manos aladas cuando en las noches salen a danzar en busca de alimento. También invitamos a cuidar los árboles que son el refugio no solo de los murciélagos, sino también de otros organismos, por ejemplo: aves, mariposas, grillos, cucarrones, chuchas, entre otros. No olvidemos que nuestra especie, Homo sapiens, necesita las demás especies vivas para vivir, pues todo en el planeta está interconectado. La pérdida de la biodiversidad crea un efecto dominó que conlleva la extinción de los humanos.

30 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS

Para apreciar a los hermosos murciélagos que el personal del Museo contempló en el Campus Fraternidad ITM, sólo debes hacer clic AQUÍ.

La Piranga MCNS ⟨⟨ 31
Boletín

Las lógicas de la intermediación en el proceso curatorial de la colección del Museo CNS

Los museos son de suma importancia en todo momento, principalmente cuando estas entidades son permeadas por cualquier ámbito cultural y de esta manera, la práctica social de dichas instituciones configura el valor de la divulgación de sus acervos y la apropiación social del conocimiento. En este sentido, el Museo de Ciencias Naturales de La Salle es una institución que promueve una amplitud de posibilidades de recrear, reconocer, preservar, investigar, conservar y reflexionar el patrimonio cultural y natural no solo a través de la exposición museográfica sino también desde la conservación de los acervos que alberga a partir de la mediación curatorial. En este sentido, la curaduría esta intrínsecamente ligada a los acervos museales (objetos, especímenes, y obras artísticas, entre otros), y como estos son presentados a través del discurso.

Siguiendo a Perroni (2019), “el concepto de mediación, en simultáneo emerge un nuevo rol del curador como un mediador. Aquí esta figura queda asociada a la idea de intermediario entre el arte y el público” (p. 20). En este sentido el papel del curador tiene que ver con la mediación, y dicha mediación

implica un acercamiento del objeto al conjunto social, es decir, nos acerca a un diálogo de reflexión entre el espacio, la obra y nosotros mismos. Por consiguiente, la curaduría entonces se encuentra incorporada a las transformaciones del museo actuando en los procesos de creación de discursos de las colecciones, tal y como Witker (2001) expone:

La curaduría es una de las actividades esenciales del museo. Se realiza en dos vertientes principales: la primera es el control y la sistematización de los bienes, mediante el registro, la documentación y la catalogación de los mismos, así como la custodia de su almacenamiento, sus movimientos y sus traslados, siempre desde la perspectiva de conservarlos en el mejor estado posible. La segunda es el estudio de los bienes desde el punto de vista de su interpretación discursiva, con base en la organización temática de las colecciones y sus objetos en cada exposición, y lo que con ellos puede brindar el museo a sus visitantes. (p. 14)

32 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

En consecuencia, a la necesidad de un discurso que desea valorar la investigación y la curaduría, se expone la importancia de la mediación curatorial y como esta se articula en la experiencia del visitante a nivel sensorial, como es el caso de la experiencia que el Museo de Ciencias Naturales de La Salle ofrece a sus visitantes a través de la estrategia “Recorrido por el lado oculto del Museo”. Esta consiste en una visita por la zona denominada “Área de Referencia”, lugar donde se encuentran almacenados todos los ejemplares y piezas de las diferentes colecciones que dicho museo alberga.

La estrategia antes mencionada, fue una experiencia por mí vivida, la cual quiero comunicar debido a que esta ha provocado perspectivas en mi profesión como artista visual, suscitando concepciones respecto a los objetos y organismos que dicho museo resguarda. En ese marco, visualizo al artista como un sujeto que podría exponer formas para visibilizar acervos del Museo antes de ser vinculados a una exposición, situación que suscita experiencias que desde la perspectiva del arte podrían pensarse como experiencias estéticas motivadas por las colecciones que preservan en el Área de Referencia del Museo de Ciencias Naturales de La Salle.

A partir de la estrategia “Recorrido por el lado oculto del Museo”, identifiqué que el Área de Curaduría del Museo de Ciencias Naturales de La Salle (MCNS), no se ha limitado solo a la acción de conservar e investigar ejemplares zoológicos, también conservan

colecciones de antropología, historia, geología y paleontología, y en articulación con otras áreas del Museo, divulga estos acervos mediante talleres, conferencias, visitas, recorridos virtuales, charlas y eventos enfocados en el discurso académico y artístico incitando a la participación del público y a la producción de trabajos multidisciplinares en las diferentes ramas del conocimiento para alcanzar una comprensión y apreciación de la función del museo y la significación de sus colecciones.

A través del recorrido encuentro que tanto la comunidad académica y el público general que visitan el Museo, cada vez más son más partícipes en las prácticas museológicas que el MCNS ha propuesto, configurando de esta manera un diálogo entre museo y público, lo cual es un principio base del Código de Deontología del ICOM para los Museos (2017):

Los museos tienen el importante deber de fomentar su función educativa y atraer a un público más amplio procedente de la comunidad, de la localidad o del grupo a cuyo servicio está. La interacción con la comunidad y la promoción de su patrimonio forman parte integrante de la función educativa del museo. (p. 24)

En este orden de ideas, mediante la experimentación del espectador en la institución museal se comienza a establecer el activo contacto con los espacios y las obras del museo en dimensiones sensoriales, semánticas y conceptuales, donde continuamente se

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 33

va potenciando la reconstrucción de conocimientos, memoria y cultura del patrimonio natural y cultural. De tal forma que, la exposición museográfica no es el único espacio comunicador de ideas, discursos y confrontaciones, dado a que, la curaduría y su función dentro del museo son parte fundamental de la difusión y comprensión del patrimonio natural, cultural y científico, donde el acto comunicativo de la obra y la crítica se vinculan en una relación afable mediante la práctica de la investigación y los planteamientos teóricos.

De modo que, se resalta las funciones curatoriales del MCNS dado a que esta no es un área “exterior” al museo, y su amplio campo de investigación científica ha contribuido a la labor de artistas, investigadores y académicos mediante diversas formas a la construcción de procesos creativos e investigativos a través de trabajos que manifiestan ámbitos pedagógicos, científicos, artísticos y estéticos en la relación entre ciencia y arte. Y, por consiguiente, el museo está continuamente en constantes cambios y movimientos según las necesidades de la sociedad y la comunidad académica dispuesta a lo nuevo, a lo innovador y a lo contemporáneo, debido a que el MCNS posee aquellos testimonios materiales esenciales para la creación de conocimiento, dando cumplimiento a uno de los mandatos que indica el ICOM (2017), “Los museos tienen contraídas obligaciones especiales para con la sociedad por lo que respecta a la protección, accesibilidad e interpretación de los testimonios esenciales que han acopiado y conservado en sus colecciones” (p. 18). Esto evidencia que la función del museo va

direccionado a un público interesado e informado frente a las problemáticas que se mueven a diario en el entorno social, cultural y natural.

Con relación a lo anteriormente mencionado, el MCNS ha sido un espacio en el que los discursos museales han transformado las propias concepciones de lo que se puede vislumbrar dentro de la conservación de las colecciones. Sobre esto, traigo a colación una cita textual del ICOM (2010), citado por Betancourt Salazar (2012): “Las actividades de conservación tienen como objetivo la puesta en marcha de los medios necesarios para garantizar el estado de un objeto contra toda forma de alteración, a fin de legarlo a la posteridad lo más intacto posible” (p. 21).

En el marco de los anteriores propósitos, la conservación curatorial no solo garantiza el cuidado sino que también promueve y conserva el discurso pedagógico, científico o divulgativo del acervo al insertar a los espectadores en un ámbito fuera de lo expositivo como lo es el Área de Referencia, un lugar donde se alcanza a experimentar diversas sensorialidades con repercusiones estéticas de valor emocional, en otras palabras, es un espacio en el que cada encuentro con las colecciones ha conseguido manifestar en el propio cuerpo del sujeto espectador emociones de inquietud, temor, admiración, asombro e intriga tal y como lo evidencié en la visita “Recorrido por el lado oculto del Museo”

Oscar Wilde una vez dijo: "Nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión", y no se equivocaba, toda una redundancia,

34 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

pero totalmente certera; más aún cuando el Museo de Ciencias Naturales de La Salle abre sus puertas a la visita “Recorrido por el lado oculto del Museo” a lo largo del mes de mayo y junio del 2022, una invitación que en diversas momentos el público no solo tuvo la posibilidad de conocer las salas de exhibición sino también el lugar en donde reposan las colecciones de Ciencias Naturales, y de Antropología, un espacio que generalmente los museos evitan insertar a los espectadores, pero en este caso ¡Valla!.

Las relaciones entre objeto y espectador ya no son exclusivamente dadas por la exposición, ahora es exhibido por la mediación curatorial, en el que el respeto, la prevención y la protección de la obra forma parte de la visualización de aquellos que se encuentran introducidos en “los gabinetes de curiosidades”. En ese aspecto, la mediación curatorial hace posible la apropiación social y cultural del conocimiento y la reflexión del propio patrimonio en la conexión de los participantes mediante la denotación y connotación del objeto observado tal como Betancourt Salazar (2012) afirma:

Mediación simboliza una estrategia de comunicación de carácter educativo que desarrolla una serie de técnicas y medios alrededor de un proyecto expositivo o colección, con el fin de facilitar el entendimiento y apropiación de los mismos. En resumen, la mediación le permite al individuo (como parte de un público)

medio de los elementos del arte y la cultura; sirve también para pensar la institución cultural como transmisora de un patrimonio común que reúne a los miembros de una colectividad y les permite reconocerse. (p. 24)

Ahora bien, existe un dicho que dice: “el apetito por el conocimiento es muy similar al apetito por la comida” y sociológicamente la humanidad lo ha demostrado a través de los años, la relación del público con el museo se ha establecido más estrechamente,

El museo se desliza felizmente entre lo público y lo privado, entre lo íntimo y lo colectivo, entre lo histórico y lo ritual, entre el mundo y la casa, entre la exterioridad y la interioridad de nuestro cuerpo social... Se trata, en suma, de restituir la conciencia del espacio (fenomenológico) a la experiencia de lo visual. (Pérez, 1994, como se citó en Cárdenas Pacheco, 2017)

De esta manera, la mediación curatorial es articulada en el “Recorrido por el lado oculto del Museo” entre silenciosos pasos y guantes que recubren nuestras manos. Al dar apertura a cada rincón de las colecciones, al observar las aves, los insectos, los cadáveres, los huesos, las pieles y lo húmedo de los anfibios, al distinguir el olor que se desprende de la sala al exponer los ejemplares y al sentir el frío del aire a medida que nuestros cuerpos permanecían más tiempo en aquel lugar. La experiencia vivida de

hacía dilatar las pupilas, las colecciones tomaban vida para cada espectador, mediante cada palabra que el curador manifestaba en la conceptualización y contextualización de los acervos. He aquí el aura de suspenso y esplendor que se podía sentir en el recorrido al ver las piezas de colecciones las contenidas de teorías e historias.

Es sorprendente como las miradas incitantes ante los especímenes adquirían un carácter incesante de conocimiento, la observación de las piezas no abarcó la búsqueda de la belleza estética establecida convencionalmente ante las formas perfectas y armónicas sino en la experiencia sensorial y el conocimiento que se presenta significativamente en la percepción contemporánea a las interpretaciones de las colecciones y los temas relacionados con sus piezas. Hooper-Greenhill (1988), menciona que “es importante dejar que los objetos sean ecos de un pasado real, no tan ficticio como la historia más tradicional nos lo traiga a la memoria” (p. 157). Lo que podríamos indicar que el significado de cada pieza de las colecciones debe ser mediada en la función curatorial, quien debe seguir potenciando los modos de comunicación e interpretación independientemente del público seleccionado, manteniendo el equilibrio en el trabajo interdisciplinar como base y/o soporte para la potencialización de la experiencia vivida en el museo.

“El lado oculto” del Museo atribuyó nuevos significados a la vivencia en el museo, las piezas se encontraban lejos de un ambiente museográfico y la relación entre

obra y espectador no estaba intermediada por un tema en cuestión. En cierto sentido, el curador era la guía de la experiencia generando en la sensibilidad del público un clima emotivo e intelectual a través de la experiencia estética.

Por ende, los espectadores fueron permanentemente activos y participativos en todos los aspectos que correspondieron al recorrido, como en el intercambio de ideas y el cuidado de las piezas, hasta en el más pequeño detalle siendo un detonante de gran impacto al visitante. Así, el área de la conservación es un nuevo espacio de poder, un espacio abierto para la construcción de ideas e imaginarios colectivos; un espacio estratégico para la pedagogía en el que los visitantes adquieren una experiencia y se transforma su visión ante el museo y las colecciones, un lugar en el que “el aprendizaje ocurre al someter la experiencia a la interrogación y al análisis. Entonces el proceso educativo se ve como algo accesible, cotidiano y emocionante” (Wilker, 2001, p.18).

En conclusión, la apropiación del espacio de conservación por parte de la curaduría y las propuestas de inclusión del público a otras visualizaciones han dado pie a la facilitación de las relaciones entre la institución, su contexto y la comunidad local, asegurando la permanencia de los visitantes. Sí, “el curador es un mediador entre la obra y el público” (Roca, 2012, p. 34). La mediación curatorial tiene como desafío ahora continuar con la innovación de las actividades creativas de la mano de

36 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

las prácticas culturales y museales, en las que estas se enlacen como prácticas diversas direccionadas al valor patrimonial de las colecciones manifestando el esparcimiento de la comunidad.

El espectador al ser insertado en un contexto diferente a las salas de exposición puede cuestionar los procesos de difusión y acercamiento a las colecciones para generar propuestas creativas e investigaciones respecto a las ciencias naturales o llevarlos a las comunidades educativas que indirectamente puedan beneficiar las potencialidades museales, por ello, la curaduría, siendo estos interlocutores, pedagogos, investigadores, conservadores y creadores están en la capacidad de dotar experiencias inmersivas para la accesibilidad de la apropiación social del conocimiento.

Cárdenas Pacheco (2017), en la revista de arte contemporáneo Artishock presenta una entrevista realizada al curador José Roca. En esta entrevista el curador dice: “la curaduría tiene que ser un pretexto para proponer ideas productivas”, un ejercicio constante que busca crear ámbitos de sensibilidad y reflexión sin importar las transformaciones de las instituciones museales, innovando constantemente al pasar de los años. Por ello, el valor de la mediación curatorial y su relación con otros espacios del museo, estos invisibles en la articulación del espectador con la pieza exhibida creando un canal perceptible de comunicación con el público.

Por otra parte, el museo siempre ha buscado y seguirán buscando mostrar la verdadera significación que hay en las piezas de una colección, por lo que, el Museo de Ciencias Naturales de La Salle a exaltado el papel del discurso curatorial y museográfico, en la coherencia y la conexión de las piezas museales más aun cuando resguardan organismos científicos desde que salen de los armarios de almacenamiento hasta que se encuentran en el espacio expositivo, construyendo vínculos de sensibilidad con el espectador, respetando primordialmente las características originales de las piezas. Por lo tanto, más allá de concebir las colecciones del museo como acervos de índole investigativo y de contemplación, y de legitimación patrimonial, el MCNS fundamenta la comunicación, la estimulación y la conceptualización de sus colecciones por medio de métodos eficaces sensoriales, lúdicos e interactivos, potenciando la percepción del público lejos de una contemplación abrumadora dado a que las piezas y su recorrido llegaron a ser sorprendentes y así el papel de la conservación y su valoración es validada en la integración de las comunidades y la interacción de estas con el espacio y las piezas.

Imágenes: Recorrido por el lado oculto del Museo, 11 de marzo de 2022. Estrategia de divulgación de las colecciones del Museo de Ciencias Naturales de La Salle - Centro de Ciencia

Referencias

Betancourt Salazar, J. (2012). Conceptos generales sobre Museología. En Muñoz Uribe, C. (ed.), Museología, curaduría, gestión y museografía. Manual de producción y montaje para las artes visuales (pp. 15-26). Ministerio de Cultura.

Cárdenas, M. (s.f.). ¿Museos o mausoleos? Revista Imagen.

Hooper-Greenhill, E. (1988). Los museos y sus visitantes. Trea.

ICOM. (2017). Código de deontología del ICOM para los museos Consejo Internacional de Museos. https://icom.museum/wpcontent/uploads/2018/07/ICOM-codigo-Es-web-1.pdf

Cárdenas Pacheco, R. (2017). JoséRoca:“Lacuraduríatienequeserun pretexto para proponer ideas productivas. Artishock Revista de Arte Contemporáneo. https://artishockrevista.com/2017/03/22/ jose-roca-la-curaduria-pretexto-proponer-ideas-productivas/ Perroni, V. (2019). La mediación como práctica artística o curatorial desde el giro educativo, el giro social y el giro performativo [tesis de maestría, Universitat de Barcelona]. Repositorio Digital. http:// diposit.ub.edu/dspace/handle/2445/141850

Roca, J. (2012). Notas sobre la curaduría autoral. En Muñoz Uribe, C. (ed.), Museología, curaduría, gestión y museografía. Manual de producción y montaje para las artes visuales (pp. 27-36). Ministerio de Cultura.

Wilker. B. (2001). Los Museos. Tercer Milenio Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Boletín La Piranga MCNS

⟨⟨ 37

La extinción

ha sido un fenómeno que aconteció en diferentes eras geológicas. La ocurrencia de este se define como la desaparición funcional de los individuos que conforman una población o linaje en un determinado periodo. En esta ilustración se presentan elementos que nos ayudan a comprender dichas extinciones a partir de las huellas que ha generado nuestro planeta y de fósiles que remiten a seres que habitaron la Tierra hace millones de años.

No te pierdas nuestra nueva exposición

38 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 39

Imagen: Alberto Urdaneta Urdaneta (1845 - 1887) Matea Bolívar / 1883 Dibujo a lápiz sobre papel

Donado por el expresidente Eduardo Santos (10.1958) / Facsímil

Imagen: Henry Price (1819-1863)

Lavadoras de oro. Río Guadalupe / 1852

Acuarela sobre papel / F. C. Corográfica 15

Biblioteca Nacional de Colombia / Facsímil

Imagen: Auguste Le Moyne (1800 - ca.1880) Champan remontant le fleuve de La Magdalena [Champán remontando el río Magdalena] Ca. 1828 / Tinta sobre papel de fabricación industrial / Reg. 5451 Museo Nacional de Colombia / Donado por María Mercedes Concepción y María Cecilia de las Mercedes Botero Restrepo, a nombre de sus padres, Carlos Botero y Nora Restrepo (26.3.2004) / Facsímil

Parques científicos al aire libre:

experiencias del Parque Astronómico del ITM,

En tiempos donde estar al aire libre es menos riesgoso que encontrarse al interior de un aula, es cuando los parques científicos abiertos ganan mayor aprecio como espacios de encuentro y aprendizaje de la ciencia. Algunos de estos espacios son los jardines botánicos, los zoológicos, y los mariposarios. No obstante, existen otros espacios que cada vez ganan mayor apetencia por diverso público, estos son los parques temáticos con énfasis en Física, Astronomía y Matemáticas, y esto es porque motivan la experimentación, la percepción, la orientación y observación de fenómenos de la naturaleza. De acuerdo con Braund & Reiss (2006), estos lugares propician un encuentro con el conocimiento científico haciendo que la ciencia se convierta en algo habitual, interesante y divertido para cualquier edad, resultando en algunos casos, una base de personas que escogen la ciencia como carrera profesional.

En relación con lo anterior, algunos autores han documentado acerca de la importancia de este tipo de parques (Konijnendijk van den Bosch et al., 2013; Acuto et al., 2018), debido a que potencializan el aprendizaje activo mejorando sustancialmente el desempeño de las personas que participan al asimilar de mejor manera los contenidos (Freeman et al., 2014). Además, facilitan el acercamiento a

áreas del conocimiento que resultan complicadas o tediosas para el grueso de las personas pero que a la vez generan mucha curiosidad como es el caso de la química (Domenici, 2022), la geología (Liben & Titus, 2012), la astronomía (Rosenberg et al., 2014), y las ciencias de la tierra (Dove, 1998). Y permite la formación de estudiantes usando metodologías STEM (Ardiansyah et al., 2021).

Por otro lado, también se ha mostrado que estos parques pueden generar valor económico y social, al ser áreas abiertas para el esparcimiento en ciudades densamente pobladas (Lanciano, 2005). A nivel global, los parques científicos, tradicionalmente se ubican en centros de ciencia, museos, planetarios, museos interactivos y en jardines botánicos.

En lo específico a la Astronomía, algunos ejemplos de parques científicos dedicados a esta temática cuentan con infraestructura y artefactos que buscan en las personas participantes la comprensión de diversos fenómenos tales como el movimiento de cuerpos celestes a través de la interpretación del tiempo con los relojes solares (Ribouillault, 2016). Algunos ejemplos de parques abiertos dedicados a la Astronomía en el mundo son:

46 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS
un espacio para la construcción colectiva y el disfrute de la ciencia

• Parque Astronómico de La Punta1: dedicado a la difusión de la astronomía y el turismo científico se encuentra ubicado en la ciudad de San Luis en la Argentina.

• Parque Astronómico del Planetario de Chile2: ubicado en las inmediaciones del Planetario de la Universidad de Santiago de Chile.

• Jardín de la Astronomía3: ubicado al interior de la ciudad de las ciencias y de las artes en Valencia – España. Es uno de los referentes en materia de parques abiertos al público dedicado a la Astronomía.

• Parque Cielos del Sur4: ubicado en la ciudad de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, Argentina.

• Parque de Astronomía de Hanoi5: ubicado en China, es probablemente uno de los más grandes del mundo con 120.000 m2 de área dispuesta para la Astronomía, la fFsica, las Matemáticas y el esparcimiento al aire libre.

• Parque de Astronomía John Glenn6: ubicado Ohio, EE. UU., estado donde nació el astronauta John Glenn, primer estadounidense en orbitar la Tierra. Este es un espacio dedicado a despertar el interés por la ciencia, el aprendizaje y la exploración al compartir con los visitantes las maravillas del cielo, tanto de día como de noche.

• Ciudad del Espacio7: ubicado en Toulouse, Francia, sede del fabricante de aviones Airbus y ciudad de vocación universitaria. Este fue uno de los primeros parques temáticos dedicados al espacio en Europa.

En Colombia, específicamente en la ciudad de Medellín, se encuentra un parque científico abierto con temática en astronomía. Este espacio está ubicado en el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y se llama “Parque Astronómico del ITM”. De modo similar a los parques científicos en astronomía en el mundo, este espacio del ITM cuenta con infraestructura y artefactos para la enseñanza de las ciencias espaciales. De ahí, que este ensayo tiene como objetivo presentar dicho parque de manera provocativa para que sea visitado y consumido por niños, jóvenes y adultos.

1. Parque Astronómico de La Punta: http://palp.edu.ar/index. php#principal

2. Parque Astronómico del Planetario de Chile: https://planetariochile. cl/parque-astronomico/

3. Jardín de la Astronomía: https://www.cac.es/es/web/educacion/ Jardines-del-Umbracle/jardin-de-astronomia.html

4. Parque Cielos del Sur: http://parquecielosdelsur.com.ar/

5. Parque de Astronomía de Hanoi: https://www.archdaily. com/974128/astronomy-park-ego-group

6. Parque de Astronomía John Glenn: https://jgap.info/

7. Ciudad del Espacio: https://es.cite-espace.com/

⟨⟨ 47
Boletín La Piranga MCNS

Parque Astronómico del ITM

Fue creado en el año 2019, por el Museo de Ciencias Naturales de La Salle como una estrategia divulgativa para comunicar conocimiento científico que genera el Observatorio Astronómico de la misma institución. El parque se encuentra ubicado en el Campus Fraternidad en la zona abierta de la ladera nororiental. El área total de este espacio es de 660 m2 y para la construcción de este lugar se requirió más de un año de planeación, diseño y ejecución de obras; etapas que estuvieron direccionadas y acompañadas por profesionales de las áreas de ingeniería, astronomía, artes plásticas, artes visuales, y la arquitectura. El recurso presupuestal fue aportado por el ITM, por el fondo Medellín, cuidad para la vida y por el Área Metropolitana del Valle de Aburra en el marco de la construcción del complejo deportivo Ciudadela Fraternidad.

Las experiencias que ofrece el Parque Astronómico del ITM son: a) acercarnos a los cielos, b) explorar y experimentar con algunas de las herramientas que fueron pilares de la astronomía en su momento, c) aprender y entender el comportamiento de nuestro planeta, del sistema solar y de la luz.

Cada experiencia está diseñada para que cualquier persona se acerque y se genere preguntas acerca del uso de los instrumentos, las cuales podrán ser respondidas por un educador del observatorio. El educador es la persona que está encargada de hacer un recorrido por todo el espacio, y presentará a través de una charla cada una de las experiencias. De esta manera, él será un puente entre el visitante, los instrumentos, y el conocimiento.

A la fecha julio 2022, el Parque Astronómico alrededor de 1000 visitantes en el marco del programa de visitas comentadas del Museo, así como una cantidad no determinada de estudiantes y visitantes externos que circulan por el campus. Las experiencias que se pueden encontrar en el Parque astronómico del ITM se describen a continuación.

Rosa de los vientos

La Rosa de los vientos es un instrumento utilizado para representar la dirección de los puntos cardinales y/u otros puntos secundarios que nos permiten ubicarnos geográficamente.

El origen de este objeto se remonta a la antigua Grecia, (siglo IX A.C.) donde ya estaban establecidos algunos puntos cardinales basados en la ubicación de astros particulares en el cielo y, por otro lado, la dirección de los vientos en ese lugar. Con el tiempo ambos sistemas –vientos y astros- se unificaron de tal manera que los 4 puntos cardinales, norte, sur, este y oeste fueron unívocamente identificados, recibiendo

48 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS

los respectivos nombres para los vientos: aparctias, notos, apeliotes y zephyrus. Esto, sin embargo, no marca la creación de la Rosa de los Vientos como tal, simplemente supone el inicio e implementación de unos puntos imaginarios estandarizados para esa civilización. En realidad, se ha estudiado y se piensa que la mayoría de las comunidades humanas usan cuatro puntos cardinales como referencia (Brown, 1983), pero estos puntos son ambiguos y diferentes para cada comunidad. Por ejemplo: hacia la montaña, en dirección al lago, en dirección al valle, o hacia la costa son direcciones que puede usar una comunidad, pero resultan inservibles para otras. Incluso usar la dirección de los vientos como puntos de referencia resulta impreciso, como sabemos, el viento depende de las condiciones climáticas, lo que apriori es bastante caótico e impredecible. La primera aparición de la Rosa de los Vientos, como la conocemos, se piensa que fue en el Atlas Catalán, atribuido a Cresques Abraham y publicado en 1375, este ‘mapamundi’ fue el trabajo cartográfico más importante en su época ya que en él se recopilaban los mapas de los lugares conocidos por los europeos hasta entonces (Ritchie, 1972). La experiencia La Rosa de los vientos busca que los visitantes sean conscientes de su ubicación espacial a través de la comprensión de conceptos como puntos cardinales, norte magnético, norte real, azimut y otros tantos asociados a la astronomía de posición.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 49

Rayuela de Kepler

La Rayuela de Kepler es una herramienta didáctica que nos permite ver y experimentar con los periodos de órbita de los planetas alrededor del Sol. También puede construirse la rayuela de tal manera que las distancias entre los planetas y el Sol estén a escala, pero no es nuestro caso. En la experiencia Rayuela de Kepler del Parque Astronómico del ITM podemos encontrar representadas las órbitas de los planetas interiores: Mercurio y Venus, y dos de los planetas exteriores: Marte y Júpiter. El nombre de esta herramienta se debe a Johannes Kepler (15711630), élfue un reconocido astrónomo y matemático, fue la primera persona en establecer las leyes de movimiento de los planetas en su órbita alrededor del Sol. Para ello, Kepler usó los datos tomados por Tycho Brahe (1546-1601), otro excelente astrónomo anterior a la época de la invención del telescopio. Los datos fueron compartidos con Kepler cuando Brahe se encontraba en su lecho de muerte, estos fueron fundamentales en la formulación de las tres leyes del movimiento planetario, ya que contenían las más precisas mediciones del cielo en la época, en especial las observaciones del movimiento retrógrado de Marte fueron esenciales para que Kepler desarrollara su trabajo. La experiencia Rayuela de Kepler busca en los participantes puedan comprender la dinámica del movimiento del Sistema Solar visto desde La Tierra a través de una representación a escala de las orbitas de Mercurio, Venus, La Tierra, Marte y Júpiter respectivamente.

Reloj Solar

Un reloj es un instrumento usado para medir el paso del tiempo. En nuestra cotidianidad solemos medir el tiempo usando relojes analógicos o digitales, ambos son capaces de producir un evento con una regularidad que nos permite saber cuánto tiempo ha pasado, es trivial porque lo usamos todos los días, pero construir estos instrumentos no fue una tarea sencilla para la humanidad, desde los primeros relojes hasta los que ahora usamos tuvieron que pasar miles de años.

Tal vez el primer instrumento para medir el paso del tiempo fue el reloj solar, se tienen registros de los primeros relojes solares cerca al año 1500 A.C, estos fueron usados comúnmente para estimar la hora del día hasta la invención del reloj de péndulo en 1656. La invención del reloj eléctrico cómo los que usamos actualmente no llegaría sino hasta el año 1840. Un reloj solar, como su nombre lo indica, usa la luz del Sol para medir el paso de los segundos, minutos y horas, cumple el propósito de cualquier otro reloj, pero no son tan precisos como los que usamos actualmente. La experiencia Reloj solar es de tipo ecuatorial-armilar, debido a que está inclinado de tal manera que la línea norte-sur, sobre la cual se lee la hora, está apuntando al polo norte celeste.

50 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

Gnomon

El Gnomon es posiblemente el instrumento astronómico más antiguo y sencillo. Sencillo porque consta de un único objeto con forma triangular, cilíndrica o en forma de L, pero independientemente de su forma cumplen el mismo propósito: generar una sombra bien definida, es decir, de poco grosor, de tal manera que podamos seguir el movimiento de esta sombra para realizar diferentes medidas o cálculos. Antiguo porque se tiene evidencia de que diferentes civilizaciones como la china, ka hindú, la babilónica y la griega han usado este dispositivo. En China, por ejemplo, se tienen evidencias de su uso desde el año 2300 A.C (Boutsikas, 2014). Por su simpleza y la historia tras su uso el Gnomon es el antecesor de todos los instrumentos astronómicos basados en la proyección de la sombra de un objeto, a pesar de los pocos elementos que se requieren y de un fenómeno tan cotidiano como es la proyección de una sombra, el Gnomon ofrece gran cantidad de información sobre la hora, la fecha del año, ubicación geográfica, puntos cardinales e incluso para calcular el tamaño de otros objetos. Con el Gnomon los visitantes podrán calcular la altura del Sol sobre la esfera celeste y calcular entre otras la latitud de Medellín, la hora solar, tránsitos por el meridiano, la circunferencia terrestre y otros asociados al movimiento del Sol

Esfera de trayectorias

La Esfera de trayectorias es una herramienta que busca mostrar el movimiento aparente del Sol en el cielo, algo que fue fundamental en diferentes civilizaciones que se basaron en el movimiento del astro rey para fijar sus calendarios, construir sus edificaciones y programar sus cosechas.

No es casualidad que hasta hoy en día definamos nuestros calendarios basados en los movimientos del Sol, los movimientos de rotación y traslación de la Tierra son tan regulares que nos permiten establecer intervalos de tiempo acordados civilmente para todo el mundo. Por tanto, los movimientos en nuestro sistema solar son predichos con suficiente exactitud y precisión como para seguir usando estos movimientos como calendario. La vida sobre la Tierra se adapta también a los movimientos del Sol y la Tierra, el hecho de que existan las estaciones climáticas no se debe a otra cosa que la posición relativa entre nosotros y el Sol, y aunque en Medellín no experimentemos las estaciones como tal, estas son muy importantes para la vida en otras latitudes, básicamente la cantidad de luz solar que reciba el ecosistema determina en gran medida su comportamiento. La vida sobre el planeta está regida en gran medida por este ciclo anual.

La experiencia Esfera de trayectorias busca enseñar a los visitantes sobre el movimiento aparente del Sol en el cielo, tanto el movimiento diario y como el movimiento anual. Cómo afectan estos movimientos al planeta, cómo surgen las estaciones y por qué la importancia de los Solsticios y los Equinoccios.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 51

Ágora astronómica

Esta es una plazoleta al aire libre donde se realizan funciones de teatro ciencia, cine foros científicos, y discusiones académicas. Esta plazoleta permanece todo el tiempo abierto para el disfrute de la comunidad y se ha consolidado como un espacio de encuentro para la comunidad académica y visitantes de la institución.

de la ciencia, porque esto atrae públicos y los engancha, lo cual a la larga facilita el apropiamiento de tales espacios y la apropiación de la ciencia para beneficio de todos. El futuro de los parques científicos y en particular del Parque Astronómico del ITM trae consigo más ciencia, más personas y más ideas para desarrollar.

Para finalizar…

Resulta oportuno que el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) haya apostado decididamente por conservar y consolidar como eje de la apropiación de las ciencias del espacio el “Parque Astronómico del ITM” para aprender de Astronomía y su relación con las ciencias naturales a través del aprendizaje activo.

Los parques científicos se están configurando como sitios comunes en el urbanismo actual. Los diseñadores están viendo que resulta muy atractivo disponer de espacios para el aprendizaje

Referencias

Acuto, M., Parnell, S., & Seto, K. C. (2018). Building a global urban science. Nature Sustainability, 1(1), 2–4. https://doi.org/10.1038/ s41893-017-0013-9

Ardiansyah, A. S., Novita, N. A., Zhintya, H., & Kurnianto, D. (2021). Realistic-science, technology, engineering, and mathematics assisted by google classroom as a learning innovation in the new normal era to improve statistical thinking skill. Journal of Physics: Conference Series, 1918(4), 042084. https://doi. org/10.1088/1742-6596/1918/4/042084

Boutsikas, E. (2014). Handbook of Archaeoastronomy and Ethnoastronomy (pp. 1573–1581). https://doi.org/10.1007/9781-4614-6141-8

Brown, C. H. (1983). Where Do Cardinal Direction Terms Come From? Anthropological Linguistics, 25(2), 121–161.

Domenici, V. (2022). STEAM Project-Based Learning Activities at the Science Museum as an Effective Training for Future Chemistry Teachers. Education Sciences, 12(1). https://doi.org/10.3390/ educsci12010030

Dove, J. E. (1998). Students’ alternative conceptions in earth science: A review of research and implications for teaching and learning. Research Papers in Education, 13(2), 183–201. https://doi. org/10.1080/0267152980130205

Konijnendijk van den Bosch, C., van den Bosch, M., Nielsen, A., & Maruthaveeran, S. (2013). Benefits of Urban Parks A systematic review - A Report for IFPRA

Lanciano, N. (2005). The use of urban space as an educational space for work on astronomy. EAS Publications Series, 16, 61–72. https://doi.org/10.1051/eas:2005063

Liben, L. S., & Titus, S. J. (2012). The importance of spatial thinking for geoscience education: Insights from the crossroads of geoscience and cognitive science. In Special Paper of the Geological Society of America (Vol. 486). https://doi.org/10.1130/2012.2486(10)

Ribouillault, D. (2016). Sundials on the quirinal: Astronomy and the early modern garden. Trends in the History of Science, 103–134. https://doi.org/10.1007/978-3-319-26342-7_6

Ritchie, G. S. (1972). The Story of Navigation - The Haven-Finding Art, A History of Navigation from Odysseus to Captain Cook. E. G. R. Taylor, 2nd edition with an Appendix by Joseph Needham, F.R.S., 310 pp., 8½ × 5½ in., Hollis and Carter Ltd., London, 1971, £2·50. Journal of Navigation, 25(1), 129–131. https://doi. org/DOI: 10.1017/S0373463300040364

Rosenberg, M., Baldon, G., Russo, P., & Christensen, L. L. (2014). Astronomy in everyday life. Communicating Astronomy to the Public Journal, 14, 30–36.

52 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

CoLaboratorio Digital Un e-escenario de múltiples posibilidades para la curaduría de

Sin lugar a duda para Homo sapiens (humanos), identificar un nuevo organismo capaz de colonizar el cuerpo de manera invasiva (sin permiso), rápidamente (en corto tiempo), y masivamente (sin discriminación alguna), provocando la muerte de la humanidad a escala planetaria, ha sido la noticia más dramática desde el año 2020. Si bien en la historia de la humanidad se han presentado otras pandemias tales como la peste negra o peste bubónica (1348-1400.

del Museo de Ciencias Naturales de La Salle

colecciones

Haindl, 2010), la gripe española (1918-1919. Murillo Godínez, 2011), y el VIH (desde 1981. Gutiérrez, 2017), entre otras (ver tabla 1 a modo de recordación de pandemias), el virus SARS-CoV-21 que produce la enfermedad Coronavirus 2019 (COVID-19, siglas en inglés), ha preocupado a la humanidad entera conllevando confinamiento simultáneo a nivel mundial nunca antes visto.

Tabla 1. Pandemias del mundo (tomado de Castañeda Gullot y Ramos Serpa, 2020).

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨
Mayor información
1.
en: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/ diccionarios/diccionario-cancer/def/sars-cov-2

En medio de tal acontecimiento viral, la e-voz empezó a inundar la cotidianidad de la vida humana, dejando múltiples hipótesis acerca de la procedencia de una pandemia que en cifras de dolor y ausencias hoy lamentamos de manera profunda, y recordamos con justificación. Durante el primer año de confinamiento, el distanciamiento y la atención diferenciada eran acciones que contribuyeron a mitigar la propagación del COVID-19. Dada la estrategia, el e-consumo fue creciente (Feldmann et al. 2021), y próspero en atención a la oferta del mercado de servicios de entretenimiento, y de educación, entre otros; haciendo de internet el medio de transmisión más importante para la comunicación y divulgación de contenidos, convirtiéndose a su vez en el medio que centralizaba la acción de los humanos (Subudhi & Palai, 2020). En consecuencia, diversas instituciones, compañías, y empresas se vieron llamados a operar rápidamente y de manera estratégica en cumplimiento de los acuerdos legales en el marco de dar sostenimiento a los contratos de personal. En otros casos, para generar y comunicar e-contenidos que posibilitaron espacios de encuentro para la socialización de experiencias de lo que vivíamos en el momento, además de compartir conocimientos. No obstante, la humanidad entera se encontraba en crisis y era apremiante acciones que nos hicieran resilientes.

Un sector fuertemente golpeado durante tal crisis ha sido el museístico, dado que el consumidor de a pie no podía acudir a la oferta cultural que estos centros museales estaban acostumbrados a entregar. Por ende, la generación de e-contenido creativo fue uno de los grandes retos a los que se vieron llamados los museos para dar sostenimiento a su plan de acción a lo largo de este tiempo. En Colombia, algunos museos que prestaron e-servicio durante el confinamiento fueron el Museo Nacional de Colombia (Bogotá), Museo Departamental de Ciencias Naturales Federico Carlos Lehmann Valencia (Cali), Museo Universitario Universidad de Antioquia (Medellín), Museo de Antropología y Arte (Jericó), y el Museo de Ciencias Naturales de La Salle (Medellín), entre otros.

En el caso del Museo de Ciencias Naturales de La Salle (MCNS), todas las acciones fueron concentradas en la generación de contenidos multiformato. Sobre este museo, al hacer una compilación de las e-actividades realizadas durante el confinamiento, se encontró que, entre el año 2020 y 2021 se realizaron 1002 acciones clasificadas en: talleres, disertaciones, conferencias, tours virtuales, infográficos, cartillas, libros digitales, historietas, fanzines, boletines, entradas para Blog, y contenidos audiovisuales, entre otros. Tales acciones fueron llevadas a cabo por las distintas

áreas que conforman este centro museal (educación, museografía, curaduría y observatorio astronómico), todas con actuación transversal apoyada por el área de diseño. Cada una de estas áreas desempeñaron una labor importante aportando estrategias y productos que buscaban ir más allá del e-entretenimiento. Por lo anterior, en este ensayo hay un particular interés en comunicar tales acciones, en específico las abordadas por el área de curaduría (AC), a fin de divulgar el hacer de un grupo de trabajo que en muchos casos ha sido comprendido sólo desde la acción en lo que respecta a la preservación y conservación de colecciones, no antes sin elaborar algunas líneas que comentan un poco sobre el concepto “curaduría”, y presentar al AC del MCNS.

Citando textualmente a Mosco Jaimes (2016), la curaduría es “la disciplina que se encarga del estudio de la creación artístico-cultural y de los saberes reunidos en el museo a través de la identificación, clasificación, documentación,

catalogación, investigación, selección y ordenamiento de sus colecciones.” (p. 76). Para Bhaskar (2017), La curaduría responde la pregunta sobre cómo vivir en un mundo en el que, con frecuencia, los problemas se relacionan con el hecho de tener demasiado. Los actos de selección, refinación y acomodo para agregar valor –mi definición funcional de curaduría- nos ayuda a superar la saturación. (p. 19).

En ese punto es necesario mencionar que para Bhaskar la “saturación” es un problema que emerge del “tener demasiado” debido a la gran producción en masa donde los beneficios se ven superados por los costos. Siguiendo al autor, en este sentido, la “curaduría”, podría interpretarse como una “estrategia” que permite abordar “un conjunto diverso de problemas y escenarios (…)” (p. 20), donde lo menos puede ser más, creando más a partir de lo que ya existe, pero bajo ciertas consideraciones o condiciones que posibiliten cambios de actitudes para un futuro más sostenible.

54 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

Ahora bien, desde la perspectiva del Museo Nacional de Colombia, la curaduría tiene dos aspectos: el primero hace énfasis en los museos, y se define a partir de los ejes, conservar, estudiar y comunicar; mientras que el segundo aspecto se refiere a la interpretación que hace el curador de los “objetos creados por otros” concibiendo un discurso que se dirige a un público (Museo Nacional de Colombia, s.f.). Para mayor información acerca de la curaduría, revisar las publicaciones de: Ministerio de Cultura (2004), Sánchez Santa Ana (2007), y Groys (2011).

Acogiendo algunos de los referentes anteriores, en el MCNS la “curaduría” se comprende como una estrategia de acción dirigida a la preservación y conservación de las colecciones; a la

del Museo, crearon la estrategia denominada “CoLaboratorio Digital”, la cual tuvo como pilar la creación y generación de formas, y contenidos que permitieran compartir interpretaciones del entorno, de modo que cualquier actor se sirviera de reflexiones en beneficio de transformar realidades. En esta estrategia todas las personas que participan son consideradas cocreadores, co-gestores y co-responsables.

El marco conceptual y metodológico para desarrollar la estrategia “Co-Laboratorio Digital” partió de la comprensión de los aspectos teórico-prácticos: Experimental Zone, Crowdsourcing, y Humanidades Digitales. Un breve acercamiento a estos aspectos es: Experimental Zone (Zona Experimental), es sugerido por Smordal et al. (2014), como un espacio de diseño colaborativo donde se exploran diálogos basados en medios digitales realizados en colaboración con los visitantes de un lugar. Crowdsourcing, corresponde a una estrategia en la cual se proponen tareas definidas al público de tal manera que estos brinden sus conocimientos, habilidades y/o experiencias sobre un tema específico (Briella et al. 2015). Y las

investigación activa para la interpretación científica, cultural, y artística de los acervos que el Museo alberga; y a la generación de narrativas que sitúen tales acervos en contextos sociales y ambientales. En dicho museo, tal estrategia es encomendada al área de curaduría, la cual asume las acciones antes mencionadas, y se articula con las demás áreas del Museo para la creación, diseño y ejecución de planes, proyectos y estrategias para el cumplimiento de los objetivos de este centro museal (ver documento de trabajo “Política de gestión de la colección zoológica del Museo de Ciencias Naturales de La Salle”).

El área de curaduría del MCNS, antes del confinamiento por Covid-19, concentraba su esfuerzo en actividades dirigidas a: 1) la conservación de las colecciones que alberga el Museo (zoológica, paleontológica, geológica, y antropológica). Actividades que siguen un protocolo que ha sido estandarizado por el Museo el cual se encuentra formalizado en el Sistema de Calidad institucional. Además, de llevar a cabo, 2) actividades tales como la elaboración de textos temáticos, y guiones curatoriales para la puesta en escena a través de proyectos expositivos; 3) así como la generación de algunos contenidos para la elaboración de piezas divulgativas.

Debido al llamado de confinamiento en el año 2020, el AC en colaboración con las demás áreas

Humanidades Digitales pueden entenderse en sentido amplio como todas las actividades académicas en las humanidades que implican escribir sobre medios digitales y la tecnología, y que participan en procesos de producción, práctica y análisis de los medios digitales. Estas actividades pueden desarrollar la teoría de los nuevos medios, creando archivos electrónicos interactivos, bases de datos y wikis en línea, la producción de galerías de arte y museos virtuales, o la exploración de cómo diferentes tecnologías se readecuan para la enseñanza y la investigación (Hall, 2011).

Partiendo de los aspectos antes mencionados, el área de curaduría convocó a profesionales de las áreas disciplinares Biología, Historia, Artes Visuales e Informática Musical, además de estudiantes del Semillero de Formación en Investigación “Reinventando”, para co-crear y co-participar en torno a los temas: 1) fauna resiliente en la ciudad de Medellín, 2) la bioacústica de la biodiversidad; 3) mapear la biodiversidad, 4) la morfometría geométrica y las formas biológicas; y las 5) extinciones masivas. De estos temas, la bioacústica, permitió una articulación

Boletín La Piranga MCNS

⟨⟨ 55

con el proyecto de investigación que actualmente lidera el MCNS, denominado “Banco digital de sonidos de la biodiversidad para la apropiación del conocimiento del patrimonio natural del Centro de Ciencia Museo de Ciencias Naturales de La Salle”. A su vez, la estrategia también se articuló con el colectivo “Cucusonic”. Colectivo que tiene el interés de interpretar sonidos de la biodiversidad empleando diferentes herramientas y medios de narrativas transmedia relacionando arte y ciencia.

Como resultado de esta estrategia, se creó, como Experimental Zone (Zona Experimental), un espacio virtual donde profesionales en Biología, Historia y Artes Visuales, siguiendo la metodología Crowdsourcing, abordaron el tema “fauna resiliente en la ciudad de Medellín”. Estos desarrollaron contenidos que fueron presentados en cuatro (4) juegos interactivos, (ver Imagens 1 y 2). Para los juegos se empleó como plataforma de programación DreamWeaver CS6 (Adobe Creative Suite, licenciada para el Instituto Tecnológico Metropolitano), adaptando el código

fuente del proyecto Descartes, proyecto que se encuentra bajo la licencia Creative Commons2 Siguiendo la misma metodología, tres (3) biólogos y un (1) informático musical, especialistas en acústica y bioacústica, generaron y desarrollaron contenidos que fueron presentados en el formato Conversatorio Virtual (CV), en el canal Youtube del Museo3. Estos

56 ⟩⟩ Boletín La Piranga
MCNS
2. Proyecto Descartes: https://arquimedes.matem.unam.mx/Descartes5/creditos/ conCCL.html 3. Canal Youtube del Museo: https://www.youtube.com/c/MuseoITM Imagen 1. Experimental
PRÓXIMAMENTE EN NUESTRA PÁGINA WEB
Zone (Zona Experimental) del Co-laboratorio Digital del Museo de Ciencias Naturales de La Salle.
Imagen 2. Juegos co-creados llevados a la Zona Experimental del Colaboratorio Digital del Museo de Ciencias Naturales de La Salle.
Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 57
3d. 3e.
Imagen 3. Campaña gráfica divulgativa de charlas-virtuales sobre bioacústica y acústica de la biodiversidad en el marco del CoLaboratorio. 4. Identificación de especies de murciélagos insectívoros aéreos mediante datos acústicos en el área de influencia del embalse Topocoro-Santander: https://www. youtube.com/watch?v=vBaj9b04qNw 5. Las ranas y las formas del sonido: https://www.youtube.com/ watch?v=sqV3np1cyQI 6. Murciélagos y carreteras ¿Es posible mitigar su impacto?: https://www.youtube. com/watch?v=lvguEvYG-94 7. Historias por contar, la comunicación en delfines: https://www.youtube.com/ watch?v=VjU5pGXyAis 8. Grabación y procesamiento digital de señales bioacústicas: https://www. youtube.com/watch?v=XoDwZmscuHA 3a. 3b. 3c.
contenidos estaban dirigidos a público en general, y abordaron los tópicos: a) identificación de murciélagos insectívoros mediante datos sonoros4 (CV1, Imagen 3a); b) la acústica de las ranas5 (CV2, Imagen 3b); c) efectos del sonido de las carreteras en los murciélagos6 (CV3, Imagen 3c); d) la comunicación en delfines7
58 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS (CV4, Imagen 3d); y e) grabación y procesamiento digital de señales acústicas8 (CV5, Imagen 3e). Bajo el mismo formato anteriormente mencionado, tres (3) biólogas, de amplio reconocimiento, coparticiparon facilitando sus conocimientos para la comprensión de teoría técnico-científica en contextos cotidianos de la vida (CV6, CV7 y CV8, imágenes 4a, 4b, 4c)9,10,11. Estos Conversatorios Virtuales, a la fecha junio 2022, suman en total 4878 visualizaciones (Figura 1). Imagen 4. Visuales de la campaña gráfica divulgativa de charlasvirtuales en el marco del Co-Laboratorio. Figura 1. Número de visualizaciones totales de los Conversatorios Virtuales (CV) que se encuentran alojados
CONVERSATORIO VIRTUAL VISUALIZACIONES EN YOUTUBE 9. Papel y mapas, historias para entender nuestra realidad espacial: https://www. youtube.com/watch?v=0DI6LglDv8g&feature=youtu.be 10. La morfometría geométrica y el estudio de las formas biológicas: https:// www.youtube.com/watch?v=s5uKzYP4uy4&t=118s 11. Extinciones masivas: https://www.youtube.com/ watch?v=d48qBy2mex0&t=3688s 4a. 4b. 4c.
en el canal Youtube del Museo de Ciencias Naturales de La Salle.

Adicionalmente, en colaboración con The University of Manchester-Granada Centre for Visual Anthropology, y la organización In Place of War , docentes y estudiantes del Semillero de Investigación “Reinventando”, crearon el colectivo “Cucusonic” (Imagen 6), con el interés de interpretar sonidos de la biodiversidad. Como resultado de este CoLaboratorio surgió el álbum musical denominado con el mismo nombre “Cucusonic”, el cual se encuentra disponible en Spotify . En este álbum colaboraron los reconocidos artistas Brian Eno, Braev, Coldcut, Kate Simko, Laima Leyton, Iggor Calavera, Martyn Ware, Matthew Dear, Osunlade, Fingathing, PHO, Yadú, Kyongpaul, Mexican Institute of Sound, Fer Isella, Alejandro Valencia-Tobón, Darper, The Pulse of Diaries y Me,Charles. Este álbum salió en formato prensado de vinilo, con materiales 100% reciclables, y fue manufacturado por Vinyl Factory Manufacturing. In Place of War recibió el premio “Making A Difference Award at The University of Manchester” en el evento “The Award for Civic Arts Organisation 2022”, en la categoría de Iniciativa de Compromiso Público y Comunitario Excepcional: Compromiso Nacional/ Internacional, por el álbum “Cucusonic”.

Conclusiones

Si bien el confinamiento por Covid-19 generó diversas inquietudes sobre el hacer del área de curaduría del MCNS, dado que el personal se vio obligado a resguardarse en sus domicilios (al igual que el mundo entero), el reto asumido en cuanto a la búsqueda y encuentro con colaboradores para pensar temas relacionados al patrimonio natural, fue creciente, con resultados satisfactorios que convidan situar y expandir las acciones de dicha área en un e-escenario que posibilita, de múltiples maneras, el intercambio de saberes para la reflexión de un entorno cambiante que vulnera la biodiversidad por causa del intervencionismo antrópico, y hoy, debido a tal intervención, precisamos consecuencias letales para nosotros los humanos.

El Co-Laboratorio Digital del MCNS, permitió abordar reflexiones en torno a la “curaduría”, (sensu lato), no sólo por parte del equipo de personas que conforman el AC del Museo, sino también por parte de otros actores que con beneplácito se sumaron a la estrategia auspiciando un ambiente de colaboración, intercambio, y transferencia de conocimiento.

Imagen 5. Imagen de la carátula del álbum Cucusonic (Tomado de Vinyl Factory Manufacturing).

Agradecimientos

Referencias

Bhaskar, M. (2017). Curaduría: El poder de la selección en un mundo de excesos. Fondo de Cultura Económica.

Biella, D., Sacher, D., Weyers, B., Luther, W., Baloian, N. & Schreck, T. (2015). Crowdsourcing and knowledge co-creation in virtual museums. En N. Baloian, Y. Zorian, P. Taslakian & S. Shoukouryan (Eds.), Collaboration and Technology (pp. 1-18). Criwg: Springer. doi :10.1007/978-3-319-22747-4_1

Alejandro Valencia Tobón, Ph.D.; Fredy Alberto Alzate, Ms.c.; Jefferson Sánchez Castrillón, Biólogo.

Al equipo del Museo de Ciencias Naturales de La Salle: Al antropólogo Lázaro Antonio Mesa Montoya. A los biólogos: Andrea Bustamante Cadavid, David Tobón Muñoz, Andrea Builes Vélez. A los maestros en artes visuales: Tatiana Londoño, Jaime Andrés Bermúdez Ríos, Jorge Andrés Ochoa Restrepo, Dayanara Taborda Pérez. A los maestros en artes plásticas: Frank Vélez Penagos, Carlos Andrés Caro. Al historiador Iván López Lugo. Al ingeniero en telecomunicaciones Andrés David Torres. Al filósofo Juan Pablo Agudelo Guerra. A la astrónoma Zusi González Pedraza. Al geólogo Nelson Miranda Ríos. Al instrumentalista del Observatorio Astronómico del MCNS Luis Fernando Ocampo. Y a todos aquellos que contribuyeron y velaron por el funcionamiento y divulgación del Museo de Ciencias Naturales de La Salle durante el confinamiento.

Castañeda Gullot, C., & Ramos Serpa, G. (2020). Principales pandemias en la historia de la humanidad. Revista Cubana de Pediatría, 92. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0034-75312020000500008

Feldmann, A., Gasser, O., Lichtblau, F., Pujol, E., Poese, I., Dietzel, C., ... & Smaragdakis, G. (2021). A year in lockdown: how the waves of COVID-19 impact internet traffic. Communications of the ACM, 64(7), 101-108. https://doi.org/10.1145/3465212

Haindl, A. (2010). La peste negra. Arqueología, historia y viajes sobre el mundo medieval, (35), 56-69.

Hall, G. (2011). The Digital Humanities Beyond Computing: A Postscript. Culture Machine (Coventry), 12, 1-11. https:// culturemachine.net/wp-content/uploads/2019/01/11-DigitalHumanities-441-894-1-PB.pdf

Godínez, G. M. (2011). Recordando a la gripe española. Medicina Interna de México, 27(5), 463-466. https://www.medigraphic. com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=31197

Groys, B. (2011). El curador como iconoclasta. CentroTeóricoCultural CRITERIOS, 23-25. https://19bienal.fundacionpaiz.org.gt/ wp-content/uploads/2014/02/CURADOR-ICONOCLASTABGROYS-02.pdf

Gutiérrez, F. (2017). Infección por el VIH/sida: ¿El principio del fin de la primera gran pandemia contemporánea? Revista Clínica Española, 217(8), 468-472. https://doi.org/10.1016/j. rce.2017.04.004

Ministerio de Cultura. (2006). Guía para el inventario, catalogación y documentación de colecciones de museos. Museo Nacional de Colombia. http://www.museoscolombianos.gov.co/ fortalecimiento/comunicaciones/publicaciones/Documents/ guiainventario.pdf

Museo Nacional de Colombia. (s.f). Manual de curaduría. https:// www.museonacional.gov.co/el-museo/manuales-de-area/ Documents/mcuraduria.pdf

Sánchez, M. E. (2012). Funciones del investigador-curador en la reestructuración de una sala de exposición en el Museo Gaceta de Museos, 24-29. https:// mediateca.inah.gob.mx/islandora_74/islandora/object/

Smordal, O., Stuedahl, D., & Sem, I. (2014). Experimental zones: Two cases of exploring frames of participation in a dialogic (3), 224-232. doi:10.1080/1462

Subudhi, R., & Palai, D. (2020). Impact of internet use during COVID Horizon J. Hum. & Soc. Sci, 2, 59-66. https://doi. org/10.37534/bp.jhssr.2020.v2.nS.id1072.p59

A los invitados: Carolina López Castañeda, Ph.D.; Sandra Milena Ospina Gárces, Ph.D.; Mauricio Rivera Correa, Ph.D.; Jessica Patiño Pérez, Ph.D.; Daniela Martínez Medina, Ms.c.;

Microorganismos

el fascinante mundo invisible

Aunque con frecuencia asociados a enfermedades y en ocasiones responsables de algunos de los momentos más oscuros de la humanidad, los microrganismos son elementos fundamentales en los ecosistemas de todo el planeta y es sobre ellos que se cimientan las bases del mundo tal y como lo conocemos.

Tan solo en el cuerpo humano se estima que habitan entre 10 y 100 mil millones de microorganismos (Turnbaugh et al., 2007), en su mayoría bacterias, que ocupan desde la superficie de la piel y el pelo hasta el tracto gastrointestinal, pasando por la cavidad oral, vías respiratorias, y un largo etcétera, y que equivalen en promedio a 1,5 Kg de nuestro peso corporal.

A este ecosistema invisible se le conoce como microbiota, en nuestro caso siendo la más rica y abundante la que habita el tracto gastro-intestinal. Diversos estudios han mostrado por ejemplo una estrecha relación entre su composición, diversidad y equilibrio, con el aumento en la probabilidad de padecer obesidad, diabetes (Hartstra et al., 2015) o enfermedades cardiovasculares o renales (Tang et al., 2019), entre otras. Además, algunos estudios

sugieren que la microbiota intestinal cumple la función de un órgano endocrino, produciendo sustancias que pueden afectar directa e indirectamente nuestra fisiología, manteniendo a raya posibles patógenos.

Pero esta dimensión antropocéntrica, es solo una pieza en el gran rompecabezas de la vida, y a pesar de que es imposible desligar todo lo que ocurre de nuestra condición humana, la riqueza de la vida microscópica va más allá de nuestras narices. Para comprender en profundidad la importancia de los microorganismos, comencemos primero por entender qué son.

Ocultos a simple vista

Para muchos la respuesta pueda perecer obvia, en esencia son organismos extremadamente pequeños, imperceptibles ante nuestros ojos ya que no llegan a medir más de 10 micras (la millonésima parte de un milímetro), y que solo podemos observar a través de aparatos de aumento con una potencia suficiente como los microscopios.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 61
Andrea Builes

Dentro de la basta diversidad de especies de todos los reinos que han surgido a lo largo de la historia de la vida en la tierra, son los microorganismos, las formas de vida que quizás lleven más tiempo dominándola y que de una u otra forma han fraguado el destino de la vida. No obstante, se estima que actualmente solo conocemos menos del 3% del total de especies que habitan nuestro planeta.

Los microorganismos pueden ser tanto procariotas (células sin núcleo verdadero) como eucariotas (células con núcleo) por lo que se encuentran distribuidos en los tres dominios de la vida: Bacteria, Archaea y Eukarya. Los dos primeros dominios están compuestos exclusivamente de microorganismos, unicelulares en su mayoría. Por su parte, los microorganismos eucariotas se encuentran distribuidos en diferentes grupos, principalmente dentro de los hongos, algas y protozoos.

Puede que algunos lectores se estén preguntando: ¿Y los virus dónde se ubican? Digamos que, en pocas palabras, la clasificación de los virus como organismos vivos está lejos de alcanzar un consenso en la comunidad científica, — principalmente debido a su incapacidad de replicación autógena — pero está fuera de discusión el enorme impacto que han

tenido en la configuración de la vida a lo largo de la historia — pandemias aparte — y por lo tanto son dignos de mención, aunque no puedan denominarse como “microorganismos” propiamente.

Varios estudios han mostrado, por ejemplo, que diversas regiones en el genoma humano, han sufrido mutaciones adaptativas que parecen obedecer a la interacción con partículas virales a través de nuestra historia evolutiva. Se estima que el 30% de todas las adaptaciones actuales de las proteínas humanas, surgidas desde la separación de los chimpancés -nuestros parientes vivos más cercanos-, hace unos 5 millones de años, han sido ocasionadas o adquiridas a partir de virus (Enard et al., 2016).

Dejando de lado este particular grupo, volvamos a centrarnos en los microrganismos ¨verdaderos¨. Aunque todos sean microscópicos, y por ende prácticamente invisibles es esta quizás la única característica que comparten entre ellos.

Un sinnúmero de adaptaciones morfológicas y fisiológicas no solo generan las diferencias que separan a un grupo de otro, sino que además ha hecho que persistan desde los albores de la vida hasta nuestros días, diversificándose hasta el punto de ser capaces de prosperar en la caldera de un volcán en actividad o en los pliegues de nuestro intestino.

Imagen 1. Árbol de la vida

62 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS

Océanos de Vida

Las cianobacterias, conocidas también como algas verde-azules, surgieron hace más de 3500 millones de años. Evidencias de su aparición aún permanecen en la tierra actualmente como parte de estructuras fósiles conocidas como estromatolitos.

Imagen 2. Estromatolitos

Resistentes a la salinidad extrema, y menos sensibles a las altas temperaturas que las algas eucariotas, son los únicos procariotas capaces de hacer fotosíntesis oxigénica. Las cianobacterias colonizaron los océanos primigenios y se les atribuye la responsabilidad del evento conocido como la “Gran Oxidación” en el cuál ocurrió un aumento drástico de los niveles de oxígeno en la atmósfera hace aproximadamente 2450 millones de años (Demoulin et al., 2019).

Aunque catastrófico para las formas de vida existentes en ese momento, es gracias a este evento que se dieron las condiciones necesarias para la enorme diversificación biológica que se dio tanto en los océanos como en las plataformas de tierra firme recientemente formadas, moldeando el futuro de la vida.

Imagen 2. Estromatolitos

Sociedad subterránea

Las plantas emergieron en la historia evolutiva hace unos 500 millones de años, y transformaron por completo el paisaje terrestre. Pero los hongos y bacterias ya estaban en el radar desde mucho antes, y su rol fue y sigue siendo fundamental el sostenimiento de la vida. Ni los cultivos de los cuales nos alimentamos a diario o la espesura de los bosques tropicales, solo por nombrar un par de ejemplos, existirían si no fuera por los microorganismos.

La llegada de estos nuevos ocupantes a la superficie terrestre supuso una oportunidad sin precedentes para los antiguos residentes: las primitivas plantas capaces de usar la energía del sol y un ambiente rico en dióxido de carbono para producir azúcares y grasas, proveían abundante alimento, algo que la gran mayoría (a excepción por ejemplo de las cianobacterias) de microorganismos no podía, mientras que hongos y bacterias eran capaces de liberar del suelo los nutrientes que las plantas no podían obtener por sí mismas, como fósforo o nitrógeno, además de proporcionar una mejor absorción de agua.

El trato resultó tan exitoso que persiste en la actualidad. Se estima que entre el 70 y 90% de especies de plantas terrestres han formado una asociación simbiótica con un grupo de hongos conocidos como Micorrizas arbusculares (sub-filo Glomeromycotina) (Smith & Read, 2010).

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 63
Imagen 3. Micorrizas arbusculares

El micelio de las micorrizas arbusculares se ubican en el espacio intercelular del sistema radicular aumentando la el área superficial, mientras que a su vez se extienden bajo la superficie generando una mayor capacidad de absorción de agua y nutrientes. Se sabe también que las micorrizas se comunican entre ellas y con la planta hospedera por medio de señales químicas, creando una gran red interconectada bajo el suelo (Begum et al., 2019).

Además del intercambio de nutrientes, hoy sabemos que las micorrizas también afectan la tasa de crecimiento, la producción de clorofila y la tolerancia a condiciones ambientales estresantes como bajas temperaturas (Begum et al., 2019).

En cuanto a las bacterias, se sabe que pueden tener un efecto significativo en la filtración de metales pesados y altas concentraciones de sal presentes en el agua de riego, reduciendo el estrés en las plantas y la acumulación de metales como el cadmio y plomo en cultivos e importancia mundial como el maíz (Abedinzadeh et al., 2019).

Vida al extremo

Chimeneas ardientes en las profundidades del océano, lagos ácidos o vertederos de desechos tóxicos, todos ellos ambientes extremos, considerados inhóspitos, ningún organismo podría sobrevivir ante semejantes condiciones, ¿o quizás sí?

Los extremófilos, adaptados a las condiciones más adversas de nuestro planeta, nos demuestran que no existe la palabra imposible. Se han hallado a más de 6.7 Km bajo la superficie terrestre, a 10 km de profundidad dentro del océano, en fuentes hidrotermales a más de 120°C o en agua marina congelada hasta -20°C. En cada ambiente extremo investigado por diversos científicos en las últimas décadas, se han encontrado organismos no solo capaces de tolerar tales condiciones, sino que requieren de estas para sobrevivir.

Los extremófilos también se pueden encontrar en los tres dominios de la vida, aunque una gran cantidad pertenecen al dominio Archaea. Una misma especie de extremófilo no cuenta con los mecanismos necesarios para de soportar todas las condiciones extremas, cada especie es especialista en uno de estos particulares ambientes y de acuerdo con las condiciones en que se desarrollan se clasifican en varios grupos.

Los organismos que crecen a temperaturas altas o muy altas, se les denomina termófilos e hipertermófilos, respectivamente. A los organismos que prefieren las bajas temperaturas se les llama psicrófilos. En el caso de la preferencia por ambientes con un pH extremo, se denomina acidófilos a los que se han adaptado a valores de pH ácidos, y alcalifilos aquellos que se han adaptado a un pH básico. Los organismos con un crecimiento optimo bajo altas presiones reciben el nombre de barófilos. Y aquellos que requieren de condiciones ricas en sales como el cloruro de sodio (NaCl) para crecer se denominan halófilos.

Los organismos poli-extremófilos, aquellos que soportan más de una condición adversa, se explican ya que es común que en estos ambientes sean varios los parámetros que alcanzan valores extremos. Por ejemplo, una gran cantidad de fuentes hidrotermales tienen un alto nivel de acidez o alcalinidad, y a su vez son ricas en partículas metálicas. En el caso de océano también, las profundidades suelen ser frías, con una baja disponibilidad de nutrientes y presiones considerables. Para prosperar en estas condiciones, los microorganismos que se han adaptado, contienen información genética que les permite subsistir aun cuando el panorama para las demás formas de vida sea completamente desolador.

Los mecanismos empleados por los extremófilos para adaptarse a condiciones tan adversas nos proveen de una perspectiva única ante las características y condiciones que consideramos fundamentales para la vida, como la estabilidad genética, la construcción de biomoléculas y la diversidad metabólica.

Esto ha repercutido enormemente en campos como la bioquímica, donde las enzimas súper-especializadas de estos organismos se han convertido en modelos de estudio. O en la astrobiología, pues entender la ecología de estos organismos permite desarrollar hipótesis más sólidas sobre el origen y la evolución de la vida tanto en la tierra como en otros lugares del universo.

Microorganismos y cambio climático

Los efectos de las actividades humanas sobre el clima son devastadores. La pérdida de la biodiversidad y la disminución acelerada en las poblaciones de plantas y animales llegando incluso hasta la extinción son un llamado de alerta que no podemos seguir ignorando. A pesar de su inmensa importancia como lo he expuesto ampliamente a lo largo de este ensayo, conocemos una pequeñísima fracción de la diversidad que microorganismos, y quizás estamos pasando por alto que la diversidad funcional, resistencia y adaptabilidad que han mostrado a lo largo de millones de años sea la clave para enfrentar los retos a los cuales nuestros ecosistemas están enfrentándose ahora.

Aunque son indispensables para la regulación del cambio climático, los microrganismos son rara vez tenidos en cuenta o considerados como el tema principal en un gran número de estudios sobre el cambio climático.

Pero quizá sean la respuesta exceso de carbono que hay en la atmósfera. Se estima que aproximadamente el 90% de la biomasa marina son microorganismos. Sin contar que son la base del funcionamiento de los ecosistemas oceánicos. Fijando el carbono y el nitrógeno disuelto en el agua, y remineralizando la materia orgánica disponible, los microorganismos marinos soportan las intrincadas redes tróficas oceánicas, y, por lo tanto, son la base del ciclaje de carbono y nutrientes a nivel global.

El fitoplancton marino realiza la mitad de la fijación del CO2 por medio de la fotosíntesis, además de producir la mitad del oxígeno, sin embargo, corresponde a menos de un 1% de la biomasa de plantas. Comparados con las plantas terrestres, el fitoplancton está distribuido en un área superficial mayor — los ecosistemas marinos cubren más del 70% de la superficie terrestre —. Sin embargo, varios estudios indican que la densidad de fitoplancton oceánico ha aumentado, creando consigo alteraciones en la disponibilidad y estratificación de

nutrientes, y poniendo en riesgo el futuro de miles de especies marinas que dependen de la estabilidad de las poblaciones de fitoplancton (Cavicchioli et al., 2019).

Al finalizar esta lectura espero que puedas apreciar el inmenso trabajo que los microorganismos realizan, manteniendo en equilibrio la vida y que además seas capaz aprender, así sea un poco más, de la diversidad natural que nos rodea, incluso cuando no la puedas ver.

Referencias

Abedinzadeh, M., Etesami, H., & Alikhani, H. A. (2019). Characterization of rhizosphere and endophytic bacteria from roots of maize (Zea mays L.) plant irrigated with wastewater with biotechnological potential in agriculture. Biotechnology Reports, 21, e00305. https://doi.org/10.1016/j.btre.2019. e00305

Begum, N., Qin, C., Ahanger, M. A., Raza, S., Khan, M.I., Ashraf, M., ... & Zhang, L. (2019). Role of arbuscular mycorrhizal fungi in plant growth regulation: implications in abiotic stress tolerance. Frontiers in plant science, 10, 1068. https://doi. org/10.3389/fpls.2019.01068

Cavicchioli, R., Ripple, W.J., Timmis, K.N… & Webster, N.S. (2019). Scientists’ warning to humanity: microorganisms and climate change. Nat Rev Microbiol, 17, 569–586 https://doi.org/10.1038/ s41579-019-0222-5

Demoulin, C. F., Lara, Y. J., Cornet, L., François, C., Baurain, D., Wilmotte, A., & Javaux, E. J. (2019). Cyanobacteria evolution: Insight from the fossil record. Free Radical Biology and Medicine, 140, 206-223. https://doi.org/10.1016/j. freeradbiomed.2019.05.007

Enard, D., Cai, L., Gwennap, C., Petrov, D.A. (2016). Viruses are a dominant driver of protein adaptation in mammals. eLife. https://doi.org/10.7554/ eLife.12469.001

Hartstra, A. V., Bouter, K. E., Bäckhed, F., & Nieuwdorp, M.(2015). Insights into the role of the microbiome in obesity and type 2 diabetes. Diabetes care, 38(1), 159-165. https://doi.org/10.2337/dc14-0769

Smith, S. E., & Read, D. J. (2010). Mycorrhizal symbiosis Academic press.

Tang, W. H., Li, D. Y., & Hazen, S. L. (2019). Dietary metabolism, the gut microbiome, and heart failure. Nature Reviews Cardiology, 16(3), 137-154.

Turnbaugh, P.J., Ley, R.E., Hamady, M., ... & Gordon, J.I. (2007). The Human Microbiome Project. Nature, 449, 804–810. https://doi.org/10.1038/ nature06244

66 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 67

Es el único oso de Suramérica. Vive en los bosques andinos. Su dieta y sus largos recorridos ayudan a esparcir semillas permitiendo perdurar la vida de los bosques donde habitan Se encuentra en peligro de extinción. Tiene pelo blanco alrededor de los ojos.

Es el roedor de mayor tamaño y peso que existe, similar a un hámster o curí gigante.

Carecen de cola Viven en grupos, hasta 20 individuos.

Su carne es consumida por los humanos.

Es semiacuático y vive en orillas de ríos, ciénagas y lagunas.

Es endémico de Colombia. También es conocido como Pavón colombiano.

Se encuentra en Peligro Crítico de Extinción (CR) por causa de la deforestación de su hábitat y la intensa cacería

Los machos tienen el pico azul, mientras que las hembras lo tienen blanco.

Existen cuatro especies en el mundo, tres en América y una en Malasia e Indonesia. Es un animal salvaje Se encuentra en Peligro de Extinción (EN).

Son herbívoros y principalmente se alimentan de frutas y brotes, ramas, hojas, arbustos y plantas acuáticas. Tiene un gran cinturón blanco El labio superior se convierte en una pequeña trompa que le permite alcanzar las ramas de los árboles con facilidad.

Es un marsupial americano.

Ocupan casi todo tipo de hábitats Son omnívoros, además de dispersores de semillas Sus crías cuelgan de su lomo. Cuando se siente bajo amenaza, desacelera su ritmo cardíaco, cae al suelo en total rigidez corporal que asemeja su muerte. Después, cuando cesa el peligro, se levantan y continúan con normalidad.

Dónde está el espécimen

Encuentra el espécimen perdido con las pistas a tu izquierda Una vez tengas las respuestas en el crucigrama, busca los especímenes en la ilustración (página anterior).

68 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS 5
1 2 1 2 3 4 3 4 5
DayanaraTabordaPérez ArtistavisualITM

Cuentos

que se inventan los estudiantes del ITM

sobre los insectos

La literatura es una de las manifestaciones artísticas más antiguas y un pilar cultural de la humanidad. Los creadores de las obras literarias utilizan de forma estética la palabra para expresar sus ideas, emociones, sentimientos, experiencias, saberes y conocimientos, reales o ficticios, y los materializan haciendo uso del lenguaje oral o escrito.

El arte y la ciencia son campos complementarios para proveer y mediar el aprendizaje integral, y ayudan a establecer un vínculo hacia un conocimiento transdisciplinar (Alzate, 2006; Cabrera, 2010); el arte brinda una manera de adquirir conocimientos y posibilita el acceso a los sentimientos y emociones humanas, asimismo, la creación y la imaginación tienen un lugar importante dentro de la formación del pensamiento científico.

La creatividad y la autenticidad para expresarse a través del lenguaje son capacidades intelectuales que pueden ser potenciadas por medio de la práctica de la lectura, la escritura y la oralidad; así, la universidad es un espacio

Imagen superior. Salida de campo de la asignatura Entomología Aplicada a una zona verde del Campus Fraternidad del Instituto Tecnológico Metropolitano para el reconocimiento de grupos de insectos presentes en el entorno natural.

ideal para la formación integral del ser humano, por lo tanto, ofrece y fortalece los conocimientos básicos para el razonamiento científico, aunando las experiencias, los saberes y las reflexiones de los estudiantes en torno a lo aprendido en clase y más allá del ámbito académico. Promover el interés de los estudiantes por la literatura, en especial por la creación de textos narrativos del tipo Cuento, resulta en un ejercicio que articula los saberes y conocimientos de cada individuo para fortalecer el aprendizaje de diversos conceptos.

A continuación, se muestran tres cuentos creados por estudiantes del Instituto Tecnológico Metropolitano que cursaron la asignatura Entomología Aplicada (ENTOAP02-01) en el semestre 2022-1, asignatura ofrecida por la Facultad de Artes y Humanidades del ITM en apoyo del Museo de Ciencias Naturales de La Salle, curso que se enfoca en el estudio de los insectos como referentes de bioinspiración y uso aplicado, por medio de clases magistrales, prácticas de laboratorio y salidas de campo.

Referencias

Alzate Salazar, Y. A. (2006). El cuento literario como mediación didáctica. Poligramas, 26, 1-10. https://bibliotecadigital.univalle.edu.co/ bitstream/handle/10893/2956/Poligramas%2CNo.26%2C%20 p.1-11.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Cabrera, J. (2010). Transdisciplinariedad en la formación universitaria. Una investigación en curso. En S. De la Torre & M. A. Pujol (Eds.), Creatividad e Innovación. Enseñar e investigar con otra conciencia (pp. 177-191). Universitas S.A.

Mariquita: Valentina Espinosa Velásquez

Abeja: Mariana Tamayo Rodas

Araña: Andresa Felina Osorio Medrano Estudiantes del curso Entomología Aplicada

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 69
Cucaracha: María Paz Zarala Luján Mariposa: María Fernanda Camacho Bedoya Estudiantes del curso Entomología Aplicada Ciudad: Frank Vélez P. Artista Plástico U. de A.

Transcurría un día más en el hormiguero, con mucho trabajo por realizar, afuera no abundan las semillas y las plantas son todas iguales. Cada insecto dentro del hormiguero se ocupa de su labor con mucha dedicación, dando lo mejor de sí en cada tarea. Dentro de tantos habitantes del hormiguero destacaba un individuo, cuya curiosidad iba más allá de su trabajo y hogar: “Facundo”, este sentía que a pesar de que cada día trabajaba con empeño, todo su esfuerzo era invisible, no hacía la diferencia. La hormiga reina: “Olga” nació y pasó toda su vida dentro del hormiguero, por lo que solo conocía ese estilo de vida.

Un día, mientras Facundo estaba realizando su trabajo una densa cortina de humo empezó a nublar las entradas al hormiguero, todas las hormigas corrieron a ocultarse, pero la curiosidad de Facundo era más grande que su miedo. Empezó a caminar directamente hacia el humo como si estuviese hipnotizado, sin darse cuenta estaba al frente de la fuente, la cual era una forma humana con un exoesqueleto nunca visto cerca del hormiguero, y estaba lanzando el humo por algo similar a una trompa que sostenía con dos de sus patas; pero, Facundo poco a poco fue perdiendo el aire y desorientado empezó a correr, no sabía en dónde estaba ni a dónde se dirigía, no podía ver nada a su alrededor.

Después de tanto correr se echó a descansar y cayó dormido. Después de un rato de sueño se despertó por un fuerte estruendo, e inmediatamente Facundo fue a averiguar qué había sucedido.

Al llegar, vio un ser similar a una de sus hermanas hormigas, pero vestía con colores amarillo y negro. Nuevamente, la curiosidad de Facundo fue mayor que su miedo y se acercó a esa extraña hormiga amarilla que se encontraba igual de desorientada que él momentos atrás.

- ¡Qué hormiga tan rara eres! Dijo Facundo.

- Soy una abeja, me llamo “Apis”.

Facundo decidió cuidar de Apis mientras se recuperaba y salió en busca de comida. Mientras recorría ese nuevo lugar notó que allí había plantas de diferentes tamaños, aromas, semillas y colores; entre todo el paisaje se destaca una gran planta a la que Facundo decidió nombrar “Acacia”.

Al pasar el tiempo, Apis y Facundo fortalecieron su amistad y fueron a explorar esa gran planta llamada Acacia, encontraron que tenía muy pocas, pero hermosas flores. Apis alzó su vuelo para regresar a su hogar y buscar más acacias, pero se dio cuenta que era la única del lugar. Antes de partir tuvo una siesta en una de las flores, luego prometió a Facundo regresar a visitarlo a este lugar, pues debía volver a su hogar.

Hormiga: Esneyder Flórez Amaya Abeja: Paola Andrea Ruiz Rivera Estudiantes del curso Entomología Aplicada Hormiguero: Frank Vélez P. Artista Plástico U. de A.

El grillo Saltin

y sustripulantesaventureros

Había una vez un grillo llamado Saltín, que tenía un grupo de amigos en el que estaban la araña Beto, la hormiga Carlos y la mariposa Marta.

Este grupo de amigos soñaba con tener una gran aventura pirata, así que acuerdan construir juntos su propio barco, fueron todos juntos al bosque a cortar ramas y hojas grandes, después de seis meses de arduo trabajo en la construcción, ya por fin tenían su barco y podían empezar a navegar, pero les faltaban más tripulantes, así que, empezaron a buscar más marineros y así crearon un buen equipo para salir al mar. Muchos pensaron que estaban locos y contaban entre ellos lo descabellado que era tal idea.

- Exclamaban, “están locos”, “no sobrevivirán”, “están buscando morir”

Por lo cual se desmotivaron un poco con el resultado ya que nadie se les quería unir a su embarcación, sin embargo, poco a poco se corrió la voz por todo el hábitat, los insectos que compartían el mismo espíritu aventurero pidieron unirse a su grupo que incluía a Juan la cucaracha, Gabriel el mosquito y Luis el escarabajo, finalmente tenían la tripulación completa y partieron al mar a la mañana siguiente.

Barco: Frank Vélez P. Artista Plástico U. de
A.

En las primeras millas que navegaron se asombraron por la gran inmensidad del mar, y descubrieron que habían muchos animales que los podían devorar de un solo bocado lo cual los asustó un poco, pero no lo suficiente para que se rindieran, continuaron navegando durante 4 semanas en el mar abierto, enfrentando grandes tormentas que les hizo perder las provisiones de comida que tenían, por lo cual sintieron mucha angustia y pánico, pero Saltín tomando el mando como capitán les decía que no perdieran la fe, que pronto encontrarían una tierra firme donde podrían hacer su primer despliegue; no obstante, los días iban pasando y no lograban encontrar donde embarcar, así que decidieron devolver su rumbo y regresar a su hábitat. De camino a su casa se enfrentaron contra un gran grupo de ballenas que estaban migrando, por lo que al intentar evadirlas ocurrió una violenta colisión con una roca, y el barco se rompió en cientos de pedazos y todos cayeron al mar. De la anterior tragedia solo se lograron salvar el escarabajo Luis, la hormiga Carlos, el grillo Saltín y la araña Beto, gracias a que todos subieron sobre Luis y lograron naufragar durante 7 días continuos, hasta que fueron rescatados por un grupo de delfines que los empujaron hasta la orilla.

Después de lamentar hechos tan horribles y la pérdida de compañeros, aprendieron la terrible lección de que tanto los insectos como las arañas no pueden colonizar el mar, y que ellos juegan papeles importantes en sus hábitats de origen, invitando a la no introducción de especies en los ecosistemas. Por lo tanto, decidieron continuar sus vidas y dejar a un lado esas locas aventuras que los ponían en riesgo, y emprendieron a aprovechar de mejor manera sus habilidades para servir a su comunidad. Así, Carlos, la hormiga, empezó a trabajar en un hormiguero como constructor, el escarabajo Luis consiguió un trabajo en una empresa de reciclaje, Beto la araña creó su empresa de camisas de seda y el grillo Saltín no volvió a ser el mismo después de lo sucedido, por lo que, en su tiempo libre, se dedica a cantar todas las noches entre las plantas.

Mensaje: Aprender a valorar nuestra existencia y capacidades, debemos ser consiente de nuestros actos ya que traen consecuencias en nuestras vidas y en la de quienes nos rodean.
Grillo: Julián osorio Taborda / Araña: Valentina Espinosa Velásquez Hormiga: Esneyder Flórez Amaya Estudiantes del curso Entomología Aplicada

Programa de Ecología de Carreteras e Infraestructura Verde PECIV del ITM

Desde hace varios años, el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) en convenio con la App RECOSFA (Red Colombiana de Seguimiento de Fauna Atropellada), viene desarrollando un trabajo conjunto que busca abrir las puertas de la academia a la investigación del impacto que las infraestructuras viales tienen en la biodiversidad.

Colombia es un país megadiverso con una gran cantidad de especies, muchas de ellas endémicas, que en muchos casos están en peligro de desaparecer por diferentes factores. Una de esas amenazas son las carreteras y todas las acciones que alrededor de su construcción y funcionamiento se generan. Sin negar el valor social y económico que se deriva para las comunidades de accesos viales que permitan el intercambio de productos y servicios, las carreteras

tienen impactos negativos en los ecosistemas que atraviesan, convirtiéndose en amenaza para esos entornos y para la propia subsistencia de los territorios aledaños. Las carreteras actúan como un depredador inespecífico, o un sumidero para las poblaciones de fauna silvestre próximas a la infraestructura, pudiéndose convertir en factor de mucho peso en la conservación de algunas especies (Forman & Alexander, 1998; Alexander & Waters, 2000; Trombulak & Frissell, 2000; Malo et al. 2004; Bissonette & Adair, 2008; Fahrig & Rytwinsky, 2009; Espinosa et al., 2012). El país cuenta con 67.000 especies de animales y plantas que podrían verse en peligro si no se planifican de manera adecuada las infraestructuras viales (Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia, 2022).

76 ⟩⟩ Boletín La Piranga MCNS
Juliana Ríos Barberi, Juan Carlos González Vélez y Juan Carlos Jaramillo-Fayad PECIV Facultad de Ciencias Exactas y Aplicadas - ITM

Uno de los impactos más reconocidos de las carreteras es el atropellamiento de fauna silvestre, que solo en los EEUU anualmente, se cobra la vida de 365 millones de vertebrados (Wollan, 2010) y en Brasil 475 millones (Bager, da Silva Lucas, Bourscheit, Kuczach, & Maia, 2016). Según Rojas Chacón (2011) en las últimas tres décadas los atropellos han superado a la cacería como la causa directa de mortalidad de vertebrados en tierra por parte del ser humano.

Pero el único impacto de las carreteras no es el atropellamiento de fauna. Las vías además incrementan la pérdida de la conectividad estructural y funcional (Loro et al. 2015; Mimet et al. 2016), aumentan la contaminación lumínica (Van der Ree, Smith, & Grilo, 2016), disminuyen el movimiento y generan un efecto barrera para los animales (Pallares & Joya, 2018), etc. Todos estos impactos han sido poco estudiados alrededor del mundo, y en nuestro país la investigación apenas está comenzando y en los últimos años se ha centrado especialmente en el atropellamiento de fauna silvestre. Han sido pocos los estudios generados al respecto a pesar de que en los últimos años se número ha aumentado, pero todos ellos han mostrado la necesidad de conocer más a fondo las causas de estos impactos y su entendimiento general, con el fin de empezar a plantear con argumentos y conocimiento, las posibles medidas de mitigación, en aras de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tan importantes en esta época.

Es por esto que el ITM, junto a la Red Colombiana de Seguimiento de Fauna Atropellada y con el apoyo del CTIC (Centro De Emprendimiento: Proyecto Transferencia, Innovación Y Desarrollo De Conocimiento), y en vista de la carencia de conocimiento relacionado con la Ecología de las Carreteras en el país, crearon por Resolución Rectoral 182 del 19 de febrero de 2019, el PECIV o Programa de Ecología de Carreteras e Infraestructura Verde. El programa busca generar información diagnóstica de la problemática en las diferentes carreteras del país e involucrar nuevos mecanismos de interpretación de los datos, inteligencia artificial, biología molecular, modelos predictivos, evaluación de perdida de bienes y servicios ecosistémicos y muchas otras disciplinas útiles en el entendimiento de los fenómenos y en la generación de soluciones eficaces y sustentadas para los impactos causados, además de dar seguimiento al trabajo que se venía realizando con los proyectos de investigación de atropellamiento de fauna específicamente. El PECIV buscará ser en el 2023 un centro de pensamiento, investigación y desarrollo tecnológico de referencia internacional en el estudio, conservación y manejo del patrimonio natural, con capacidad para responder a los retos de desarrollo sustentable.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 77
Ilustración: Jorge Ochoa Restrepo

Actualmente, el PECIV ha podido llevar a cabo diferentes actividades estratégicas que permiten dar cumplimiento a los objetivos establecidos por el programa, que en términos generales se resumen en trabajo interinstitucional y generación de proyectos de investigación y consultoría.

El PECIV ha trabajado de cerca con los Ministerios de Transporte, de Ambiente y de Desarrollo Sostenible, además, con instituciones nacionales como la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Instituto Nacional de Vías (INVIAS), Departamento Nacional de Planeación (DNP), Instituto Alexander von Humboldt, Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), concesiones viales, autoridades ambientales (CAR) y universidades, entre otros. Este trabajo conjunto no pretende solo generar nuevo conocimiento, a su vez, presta apoyo técnico que fortalezca la construcción de políticas públicas que garanticen la viabilidad y sostenimiento de cualquier proyecto que busque armonizar la infraestructura vial con la naturaleza y la biodiversidad.

El PECIV, con el apoyo de la Fundación Woodcock y participación del Ministerio de Transporte y el Ministerio de Medio Ambiente, ha generado en el país una serie de talleres regionales con el título “Atropellamiento de fauna en las vías nacionales” en los cuales participan diferentes actores, entre los que se destacan: funcionarios de los ministerios y las instituciones gubernamentales, de las concesiones viales, de las Corporaciones Autónomas Regionales, de organizaciones sociales y ambientales, así como investigadores y estudiantes de diferentes universidades. Los talleres tienen como fin mostrar la problemática que se está presentando en las carreteras, así como escuchar las experiencias y recomendaciones de los participantes, lo cual los ha convertido en una forma de construcción colectiva de política pública y lineamientos de sostenibilidad. Los talleres se han realizado en Medellín, Cali, Santa Marta, Bucaramanga, Bogotá, Villavicencio y su última edición fue virtual. Cómo uno de los productos del conocimiento adquirido y recopilado en estos talleres se escribió junto al gobierno nacional, Atropellamiento de fauna silvestre en Colombia: Guía para entender y diagnosticar este impacto (Jaramillo-Fayad et al., 2021).

A nivel regional el ITM, apoyo la creación y el funcionamiento de la Mesa de trabajo interinstitucional de Infraestructura y sus efectos sobre la fauna silvestre en Antioquia, que tiene

78 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS

como objetivo, Liderar estrategias e iniciativas para mejorar el conocimiento, prevención y mitigación de los impactos sobre la fauna silvestre generados por el diseño, construcción y funcionamiento de las infraestructuras, mediante la articulación interinstitucional en el departamento de Antioquia. En esta mesa participan, entidades gubernamentales, autoridades ambientales, el sector productivo y la academia.

Es importante mencionar que en el año 2019 el ITM, UdeA, PECIV y RECOSFA, realizaron el IICIBIV, Congreso Iberoamericano de Biodiversidad en la Infraestructura Vial, que reunió a especialistas de 12 países alrededor del tema de ecología de carreteras. Este evento ha sido parte de las contribuciones realizadas por la institución, que también ha organizado diversos eventos académicos del tema y cuatro simposios Colombinos de Ecología de las Carreteras en Colombia.

Adicionalmente, en el ITM, el PECIV cuenta con un semillero de formación en investigación denominado InfraVerde, con el cual se motiva a futuros profesionales en las áreas de biología, ecología, ingeniería civil, medicina veterinaria, etc., que vean su profesión como una vía para el cambio a un país más respetuoso con la naturaleza y la biodiversidad. Aprovechando el potencial de los investigadores del ITM, el PECIV busca reunir estos saberes y aportar al fomento de una infraestructura verde que respete el entorno y se acople de manera armónica a los territorios que impacta. En la actualidad el tema de Ecología de Carreteras a permitido la realización de nueve tesis de posgrado dentro del ITM.

Debido, a que los impactos no están dados solo en materia de infraestructuras lineales o carreteras, otras estructuras antropogénicas como los tendidos eléctricos, las edificaciones urbanas, entre otras, causan grandes afectaciones, el PECIV busca extender las relaciones académicas e institucionales con otras organizaciones que trabajen en pro de la sostenibilidad. Los edificios, caminos y estructuras que nos brindan bienestar y confort, deberán ser pensados desde y para la naturaleza, sin entrar en conflicto con ella, sino por el contrario, creando relaciones armónicas que permitan la convivencia y sostenibilidad entre los humanos y las demás especies.

Boletín La Piranga MCNS ⟨⟨ 79
Fotografías: Programa de Ecología de Carreteras e Infraestructura Verde - PECIV del ITM

Referencias

Alexander, S. M., & Waters, N. M. (2000). The effects of highway transportation corridors on wildlife: a case study of Banff National Park. Transportation Research Part C: Emerging Technologies, 8(1-6), 307-320.

Bager, A., da Silva Lucas, P., Bourscheit, A., Kuczach, A. & Maia, B. (2016). Os Caminhos da Conservação da Biodiversidade Brasileira frente aos Impactos da Infraestrutura Viária. Biodiversidade Brasileira, 6(1), 75–86.

Bissonette, J. A., & Adair, W. (2008). Restoring habitat permeability to roaded landscapes with isometricallyscaled wildlife crossings. Biological conservation, 141(2), 482-488.

Espinosa, C. I., De la Cruz, M., Luzuriaga, A. L., & Escudero, A. (2012). Bosques tropicales secos de la región Pacífico Ecuatorial: diversidad, estructura, funcionamiento e implicaciones para la conservación. Ecosistemas, 21(12).

Fahrig, L. and T. Rytwinski. 2009. Effects of roads on animal abundance: An empirical review and synthesis. Ecology and Society, 14, 21.

Forman, R. T., & Alexander, L. E. (1998). Roads and their major ecological effects. Annual review of ecology and systematics, 207-C2.

Jaramillo-Fayad, J.C., Velázquez, M.M., Premauer, J.M., González, J.L., & González Vélez, J.C. (2021). Atropellamiento de fauna silvestre en Colombia: Guía para entender y diagnosticar este impacto. Gobierno Nacional de Colombia – Institución Universitaria ITM.

Loro, M., Ortega, E., Arce, R. M., & Geneletti, D. (2015). Ecological connectivity analysis to reduce the barrier effect of roads. An innovative graph-theory approach to define wildlife corridors with multiple paths and without bottlenecks. Landscape and Urban Planning, 139, 149–162. https://doi.org/10.1016/j.landurbplan.2015.03.006

Malo, J. E., Suárez, F., & Díez, A. (2004). Can we mitigate animal–vehicle accidents using predictive models? Journal of applied ecology, 41(4), 701-710.

Mimet, A., Clauzel, C., & Foltête, J. C. (2016). Locating wildlife crossings for multispecies connectivity across linear infrastructures. Landscape Ecology, 31(9), 1955–1973. https://doi.org/10.1007/s10980-016-0373-y

Ramos, E., & Meza-Joya, F. L. (2018). Reptile road mortality in a fragmented landscape of the middle Magdalena Valley, Colombia. Herpetology Notes, 11, 81–91.

Rojas Chacón, E. (2011). Atropello de vertebrados en una carretera secundaria en Costa Rica. UNED Research Journal, 3(1), 81–84. https://doi.org/10.22458/urj.v3i1.209

Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia. (2022). Biodiversidad en cifras: Ficha metodológica. Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia. https:// cifras.biodiversidad.co/

Trombulak, S. C., & Frissell, C. A. (2000). Review of ecological effects of roads on terrestrial and aquatic communities. Conservation biology, 14(1), 18-30.

Van der Ree, R., Smith, D. J. (Daniel J., & Grilo, C. (n.d.). Handbook of road ecology. https://www.wiley.com/en-us/ Handbook+of+Road+Ecology-p-9781118568187

Wollan, M. (2010). Mapping Traffic’s Toll on Wildlife. The New York Times Company, B3

80 ⟩⟩ Boletín La
Piranga MCNS Ilustración: Jorge Ochoa Restrepo
⟨⟨ 81
Boletín La Piranga MCNS

Los perezosos son de gran importancia ecológica ya que sus heces fertilizan el suelo del bosque. En Colombia se reportan tres especies de perezosos distribuidas a lo largo del país, entre ellos el de tres uñas /Bradypusvariegatus.

Sin embargo, una gran parte de su hábitat en el bosque tropical ha sido destruido por la expansión de fronteras agrícolas entre otras actividades humanas.

Debido a su comportamiento dócil también son víctimas del tráfico ilegal de fauna.

Las crías son arrebatadas de sus madres para ser vendidas como mascotas. Se estima que el 90 % de los perezosos victimas de tráfico de fauna, no sobreviven.

Hacen que la especie pueda desaparecer a futuro en varios lugares de Colombia, como en el departamento de Sucre.

• Apoyemos las organizaciones que promueven proyectos para conservar su hábitat.

• Formulemos estrategias sostenibles a las comunidades que realizan tráfico ilegal.

82 ⟩⟩
Boletín La Piranga MCNS Infográfico:
Evelin Polo / Estudiante de Artes Visuales ITM / Practicante Museo CNS semestre 2021-1 Juan Agudelo / Filósofo U. de A. !!!
LA MANO QUE DESTRUYE TAMBIÉN CONSERVA. HAGAMOS VISIBLE LO QUE NADIE HABÍA VISTO. ¡AYUDAAPROTEGER ALOSPEREZOSOSDE COLOMBIA!
La destrucción de su hábitat y el tráfico ilegal...