Page 1

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

museo del árbol Año 0 No. 2 Octubre de 2010




Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Publicación independiente sobre arte y cultura en Costa Rica, circula en Internet a través de la plataforma Issu.com Por la calidad de diseño y concepto, obtuvo el Sello de Respaldo de la Presidencia de la Asociación Latinoamericana de Diseño, 2010

Valle de Ujarrás, fotografía LFQ 2009




Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

museo del árbol

A ñ o 0 N o. 2 O c t u b re d e 2010

La fotografía de la portada es de Irina Yebenes




Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

“Cuando un hombre planta árboles bajo los cuales sabe muy bien que nunca se sentará, ha empezado a descubrir el significado de la vida”. Elton Trueblood.

La Pastora, Volcán Turrialba, fotografía LFQ 2010




Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Museo del Árbol

Brota como un espacio contemplativo, como un rizoma

de reflexión crítica y valorativa, y de sensibilidad acerca de la figura central del árbol en la naturaleza y en nuestras vidas.

Por compartir objetivos comunes damos la bienvenida

a la Fundación Árboles Mágicos con inserciones acerca de los árboles de Costa Rica. Vista de la represa hidroeléctrica de Cachí, Cantón de Paraíso, provincia de Cartago.




Créditos

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Museo de Árbol

Amigos de la publicación Carmen Cubillos Carolina Valencia Aurelio Horta Oscar Pamio Roberto Castillo Rodolfo Uder Ilse Uder Ricardo Ávila Nelson Moya Javier Guerra Mauricio Bianchi Giancarlo Pucci Paolo Bergomi Rodolfo Morales Naín Artjoy Juaquín Murillo Fermín Navascués Franca Rosi Cristina Gastaldello Cecilia Brugnini 

Editor: Luis Fernando Quirós Colaboran en esta edición: Joaquín Murillo Irina Yebenes Naín Artjoy Cecilia Brugnini Fundación Árboles Mágicos Fundación Teorética Créditos: Revisión textos, Ilse Uder Diseño: L.F.Q. Fundación Árboles Mágicos Edición mensual Octubre de 2010


Contenidos

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Museo del Árbol, Créditos, pág. 6 Contenidos, pag. 7 En Memoria: Virginia Pérez-Ratton, pag. 8 Ecológico: Rodolfo Uder: En mi programa de vida recuperar un bosque de esperanzas, pag. 16 Fotografía: Los Árboles de Joaquín Murillo, pag. 24 Fundación Árboles Mágicos, pag. 33 Educación: Cómo mirar a un Cocobolo, pag. 34 Fotografía: La montaña humeante de Irina Yebenes, pag. 40 Ensayo: La Ceiba, Luis Fernando Quirós, pag. 48 Narrativa: La plaga global: ¡Alerta roja!, Naín Artjoy, pag. 52 Poesía: Noche Sierra Luna, Naín Artjoy, pag. 57 Reseña: Los árboles de Cecilia Brugnini, pag. 61 Evocación: Árbol de la Vida de Ana Mendieta, pag. 63 Reseña: Carolina Valencia: Árbol Mujer, pag. 64 Visita: Museo del Árbol, Zurich, pag. 67 


En Memoria

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Virginia Pérez-Ratton

... Árbol diez veces productor: el de la poma sonrosada, el del madero constructor, el de la brisa perfumada, el del follaje amparador… Gabriela Mistral

El seis de octubre de 2010, falleció esta gran mujer que

-como “follaje amparador”-, construyó en la esfera internacional del arte un espacio para la expresiones contemporáneas de la región. Ella fue una de esas personas que cultivan la historia, escribió sus páginas con sesgo crítico, visionario y profundidad de conocimientos. Como editor de esta publicación, deseo recordarla con una visita virtual al Museo Teorética -su hijo amado-, que dejó a todos nosotros sus seguidores en el Barrio Amón de la ciudad de San José, Costa Rica. 


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

El médico y pensador hindú Deepak Chopra dijo alguna

vez que el “presente es un regalo”, o sea el vivir cotidiano es un obsequio que se debe aprovechar y disfrutar como tal: algo que nos es dado a todos y con todo lo que significa la vida, pues quizás esa fue la gran enseñanza de Virginia: cultivar el presente y sacar provecho de su espacio en el tiempo

Instalaciones de Teorética donde se le brindó el último homenaje a esta importante artista, crítica y curadora de arte.




Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

para tener un futuro mejor que compartir con los demás, así como un pretérito memorable y convincente. Es por ese enorme legado que la recordaremos siempre con gratitud y respeto por sus logros, por su ejemplo y por la visión que nos legó del arte de nuestros días.

Hace tan solo un par de meses ella inauguró el nuevo

guión de su museo, fue incluso la última vez que muchos de nosotros compartimos con ella, y es ese guión precisamente con el cual ella nos deja el último de sus aportes: poder decantar el arte que a ella le gustaba, al seleccionar dentro de su colección aquellas obras acordes con la visión de un movimiento cultural contemporáneo complejo de estudiar, e Salas de exposición del Museo Teorética con parte de su colección. En esta sección aparece una pieza de Ricardo Ávila, Serigrafía, 2008.

investigar, al cual ella se entregó y que gracias a ello muchos artistas de América Latina son bien valorados y conquistan visibilidad internacional.

10


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Ángel Poyón, Guatemala.

Baltazar Torres, Portugal, “Ayuda humanitaria”, 2005

Eduardo Chan, El Salvador, “Camuflaje”, 2009.

11


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Hoy podemos nutrirnos de sus múltiples aportes; quizás

mantener en mente aquella frase que tanto nos gustó en la década de los años noventas, cuando afrontó la creación del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, otro de sus hijos: “asumir una constante queja activa”. O sea que -en la vida como en el arte-, no se trata simplemente de sacar el violín para mantenernos “chillando”, como se expresa en determinadas situaciones en el argot popular; se trata de aprovechar el tiempo y dar la cara a las adversidades. Otro ejemplo de ese gozo por la vida es otra frase que dejó pintada en la fachada de Teorética: “que nadie le quite lo bailao”.

Con su deceso se acrecienta el desafío, nos toca a todos

nosotros mantener viva su memoria, con el violín bien afinado para que no chille, sino que fluya su música, su baile: apoyar sus obras en pro de una cultura que hoy no queda 12


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Loida Pretis, Costa Rica, juguete instalación. Al lado Loida Pretis, “Memorias de la madera”, 2009.

Arriba, Edgar Calel, Guatemala, “El Laberinto d elos pájaros”, 2009. Abajo, pieza en plexiglás de Marco Maggi, Uruguay, “Paper on Mondrian”.

13


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Sala de audiovisuales.

huérfana, pues sus contribuciones fueron en tono del espíritu del tiempo y del vivir intensamente el regalo, el presente.

Luis Fernando Quirós, Editor Museo del Árbol

14


Publicaciรณn mensual de arte y cultura del รกrbol en Costa Rica

Dibujos del artista uruguayo Carlos Capelรกn.

15


Ecológico

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Rodolfo Uder: En mi programa de vida recuperar un bosque de esperanzas

La RECUPERACION es la Palabra-Acción más importante

en mi vida. La aplico tanto en mi vida, con el trabajo, en mis defectos de carácter para el desarrollo de mi alma, como a nivel del planeta, mitigando el calentamiento.

Una buena manera de ayudar a recuperarnos del efecto

invernadero es a través de la siembra de árboles. El árbol pasó a ser el símbolo de la esperanza. Hoy sembrar y cuidar árboles es una acción indispensable para seguir existiendo. La naturaleza tan sabia nos da una vez más una solución tan sencilla. Lástima que la misma se tenga que enfrentar con una mente-civilización tan complicada.

Mi grano de arena es, además de sembrar y cuidar ár-

boles, recuperar en mi taller con la energía del amor, trozos de madera que aparentemente son un desecho y transformarlos en bellos productos, objetos artesanales y artísticos que transmitan un mensaje que asombre el espíritu e ilu16


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

mine la conciencia. Todo esto con la idea de demostrar que el cambio y la recuperación son posibles.

Debo aclarar que yo no soy el artista, tan solo trato de

ser un ayudante de la Artista Madre Naturaleza, sigo lo que me sugiere. Es simple, solo observo la materia prima con mucho respeto; en frente de ella respiro, aquieto mi mente, mis emociones y logro la empatía, me introduzco, siento en y espero el momento de acción, del trabajo en si.

Las maderas tropicales por si solas son el arte, basta con

percibir la belleza de sus jaspes, colores, texturas y diseños provocados por el intemperismo, por manchas de hongos, agujeros de insectos, etc.

A través de la belleza y esplendor de la madera logra-

mos dar un mensaje analógico de la diversidad, hermosura y potencial de los bosques tropicales, seres que actualmente se encuentran menospreciados y subutilizados. 17


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Como una anotación aparte, trasladándonos al esce-

nario de nuestra colonización agropecuaria, aproximadamente el 70 % del recurso forestal se quemó y se pudrió en el suelo y ni que hablar de lo que sufrió la exuberante fauna que vivía en estos ecosistemas. Increíble, como nosotros, los hijos, los humanos, hemos hecho sufrir a nuestra madre, la tenemos ya al borde del derrame y del infarto.

Continuando, al igual que un trozo de desecho de made-

ra se recupera y se convierte en algo bello, los bosques están esperando recuperarse en bienes preciados. Los árboles tropicales son la esperanza para mitigar en buena medida el calentamiento del planeta; ellos durante su crecimiento absorben CO2 y expelen oxígeno O2. Una hectárea de regeneración natural rica puede fijar aproximadamente ocho toneladas de Carbono por hectárea por año. Que bien si una industria de Estados Unidos o Europa que contamina 18


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

19


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

el ambiente emitiendo miles de toneladas de Carbono, se asociara simbióticamente a un grupo de campesinos que colecten ese veneno. Lógico sería que el industrial pague el Impuesto Ambiental a los campesinos que manejan el bosque y limpian la basura. 20


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Debemos recordar que el planeta no solo es de los países tecnológicamente desarrollados, es de todos. Ellos deben responsabilizarse por recoger su basura, al fin, va en beneficio de ellos mismos hacer sostenible el sistema. Además, de que los árboles limpian filtrando la atmósfera, cuando son adultos, se cortan y producen una gran riqueza a través de su madera y otros subproductos. Luego, paralelamente vendrán otras actividades como el ecoturismo, investigación, industria de fármacos, recuperación parcial de la flora y 21


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

fauna etc. Con este nuevo modelo sostenible se estabilizaría el ambiente y se balancearían un poco las economías.

Una vez maduro el árbol, se corta y se aprovecha, el car-

bono contenido en ese madera quedara retenido en la forma de muebles, casas, industrias, etc. Luego el espacio que dejó el árbol cortado, su lugar lo tomara un nuevo arbolito que seguirá creciendo y limpiando la atmósfera. Nuestra ventaja comparativa se basa en que los árboles tropicales fijan aproximadamente tres veces más carbono que los árboles de climas temperados. En los trópicos hay mejores condiciones climáticas, más horas luz, más agua, etc.

Debo aclarar que Costa Rica es líder y pionero en ne-

gociar servicios ambientales, en especial debido a la buena voluntad de los países Nórdicos. Este tipo de comercio sería justo y sostenible, modelo simbiótico que urgentemente está necesitando el planeta. 22

Al trabajar la madera análogamente se puede tomar


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

conciencia que trabajamos con la esperanza, el árbol es el símbolo actual de la esperanza, sembrarlos y cuidarlos es la forma lógica, natural y económica de recuperar nuestra atmósfera, en fin, siempre velare porque mi trabajo sea un pretexto para pensar y accionar en la recuperación de nuestra gran madre.

Sigamos trabajando la madera y sembrando esperanzas…

Rodolfo Uder 23


Fotografía

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Los árboles de Joaquín Murillo

Paisaje, fotografía en blanco y negro

24


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

En la edición anterior presentamos los árboles de este

artista fotógrafo dentro de su maravillosa óptica y sensibilidad cromática, ahora lo ofrecemos dentro del universo acromático, o sea, en blanco y negro, con todo lo que esto representa en la composición; se dice que es más riguroso, puro, esencial.

Él es un creador que se mueve con sus ojos bien abier-

tos por toda la geografía del país; es un individuo inquieto, y su mirada es atraída por todo lo que contiene el germen de lo bello: quizás una raíz, un tronco, un ramaje solitario inmerso en las arenas pardas de una costa guanacasteca, o unos bejucos de árbol que amarran el bravío paisaje caribeño; en fin -como diría el emperador Adriano reescrito por Youcernar-, él encuentra belleza aún donde no la hay” donde ojos insensibles no la ven.

25


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Paisaje en la costa de Manuel Antonio, fotografía en sepia.

26


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

27


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

La atención o el interés de la fotografía él la provoca

en un instante único, que no deja ir porque es diestro en captarlo, cuando alguien camina bajo el ramaje de un árbol, cuando un hato de ganado se alimenta de los follajes del paisaje, cuando los vientos mueven un determinado paraje él está ahí, preparado con su cámara para no dejarlo escapar.

Joaquín Murillo nos regala casi todos los días sus fo-

tografías en Facebook, o en sus archivos en Flickr, él es un asiduo “internauta” y de las redes sociales; Museo del árbol es uno de sus fervientes seguidores y por ello lo incluimos dentro de nuestras páginas dedicadas a la contemplación de esas criaturas verdes que nos engalanan.

En frente: Colina, fotografía en blanco y negro

28


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

29


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Árbol y ganado, fotografía en blanco y negro

30


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Troncos en la playa, fotografía en blanco y negro

31


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

32


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Fundación Árboles Mágicos

Arboles Mágicos es una organización sin fines de lucro creada para incentivar la conservación de los árboles, especialmente de las especies nativas. Mediante el conocimiento de sus espectaculares floraciones, sus cualidades ornamentales y medicinales, su origen, historia y relación con la sociedad humana, buscamos estrechar los vínculos de afecto hacia nuestros árboles y popularizar su cultivo y protección. Visítenos en www.arbolesmagicos.org

33


Educación

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Cocobolo Dalbergia retusa Cómo mirar a un cocobolo

Conocido casi exclusivamente por las virtudes de su

madera, el cocobolo, o cocobola, posee cualidades ornamentales que casi nadie conoce.

De rápido crecimiento, el cocobolo comienza a los cua-

tro o cinco años de edad. Su estatura casi nunca sobrepasa los 20 metros, por lo que es un árbol mediano que cabe y se podría apreciar perfectamente en jardines y parques pequeños.

34


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Árbol de cocobolo

35


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Su tronco y ramas se tuercen y dibujan alambicadas figu-

ras en el aire, llenando mucho espacio dentro de la copa, por lo que al florecer se percibe una imagen de extraordinaria densidad: la de un árbol que despliega sus ornamentos como si fuera un bouquet diseñado por un experto florista barroco.

Ese tronco y ramas retorcidas, de corteza rugosa, invitan

al crecimiento de enredaderas como la pimienta y la vainilla, y a la colocación de guarias, con cuya presencia el conjunto floral puede alcanzar una belleza difícil de imaginar.

36


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

Influrescencias delo cocobolo.

37


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Textos: Jaime Gamboa / Fotografías Giancarlo Pucci

Es una lástima que una especie tan hermosa y de re-

producción y crecimiento tan fáciles, se encuentre hoy en peligro de extinción. Esta triste realidad es más elocuente que todos los discursos que podamos hacer sobre la necesidad de mirar a nuestra naturaleza con otros ojos: quizá con los ojos del niño que ve más allá del valor de un trozo de madera, que descubre la magia de un cocobolo florecido y desea que nunca más desaparezca.

Hojas y floración del árbol de cocobolo

38


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

39


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

La montaña humeante de Irina Yebenes

40


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

41


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Irina Yebenes es una artista española que actualmente dirige la

Escuela de Animación Digital de la Universidad Veritas; de su álbum “La Paz waterfall gardens” publicado en su página de Facebook, nos apropiamos de sus hermosísimas fotografías que recuerdan su visita a la zona de Vara Blanca, provincia de Heredia, Costa Rica, en las inmediaciones del volcán Poás. 42


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

“Parece que los árboles humean” -expresa ella en un pie de fo-

tos-. Son imágenes que nos transportan a esos parajes fríos, silenciosos, solitarios, cargados de una nostálgica alegría de saber que la montaña vive, y que sus árboles componen un obsequio a la mirada pero que debemos defender su continua recuperación ante tanto detractor. 43


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

En estas fotografías de Irina Yebenes las brumas cargan a los

árboles que parecen humear, sumidos en una atmósfera tranquila y una luz cálida que nos motiva a andar por esas laderas; he aquí la magia de la fotografías de envolvernos en la poesía de la imagen, pero también del deleite que produce la intervención de un “ojo educado” 44


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

de quien sabe pensar en la creación de la imagen y determinar el momento propicio cuando desgañitar el obturador y posarse más allá de la retina, al otro lado donde huella la fuerza sugestiva de “pintar” con el lente, y regalarnos estos hermosos lienzos que queremos conformen nuestro Museo del Árbol. 45


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

46


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Árbol, buen árbol, que tras la borrasca te erguiste en desnudez y desaliento, sobre una gran alfombra de hojarasca que removía indiferente el viento... Antonio Machado

47


Ensayo

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

La Ceiba Luis Fernando Quirós

La mirada no podía apartarse del influjo de aquel árbol, por la

enormidad y amplitud de su tronco y copa, por una atmósfera que lo rodeaba como vibrante y resplandeciente aura. Me detuve delante de él no se por cuanto tiempo, la verdad no lo se, solo recuerdo la sensación de dejarme engullir por un espacio de energía donde sólo podía respirar y sentir un tambor gran casa dentro del pecho. Entraba en el flujo como de un ducto de fibra óptica que me transportaba a los adentros de la tierra para escuchar los espíritus, en una oscuridad impresionante, pero a la vez, ya dentro, la sensación me catapultaba a otra dimensión donde podía advertir la incandescencia de miles de luces parpadeando en el infinito.

Sucedió durante unas vacaciones que pasé en las cercanías del

Parque de Manuel Antonio, en Quepos. No sabía nada de aquel árbol, no conocía su especie, sus caracteres, pero su vista me atrapó. Cuando volvía a ese lugar, lo buscaba y ahí estaba él, era como un viejo amigo que me esperaba como si supiese de mi llegada. 48


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Árbol de ceiba, fotografía Giancarlo Pucci

49


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Pero hace años no voy al lugar y no lo veo, pienso en él, me pre-

gunto cuán alto será, o quizás si ya fue derribado. Sin embargo, encontré otro de su misma especie, no era tan espectacular como aquél viejo amigo, éste está en las cercanías de Playa Avellanas en Guanacaste.

Yo no conocía el nombre de su especie, pero un día de tantos un

amigo me habló de el árbol sagrado para nuestros antepasados indígenas, me mostró una fotografía en un libro de especies de árboles en Costa Rica, y de repente, tejí el ligamen al comprender aquel influjo con su encanto sobrenatural que experimenté hace muchos años ante el árbol de Ceiba. Leí, indagué, busqué información y durante mis viajes a Guanacaste o al Caribe, a veces los diviso de lejos, y vuelvo a sentir aquella fuerza extraordinaria que vivifica.

Leí que el árbol de Ceiba, para los pueblos prehispánicos que po-

blaron la región mesoamericana, era árbol sagrado. Aun hoy, en la cultura afro caribeña, esta especie es venerada por ser morada de sus deidades espirituales. Se dice que en Cuba, al construir una carretera si en el trazo encuentran a una Ceiba, la rodean para conservarla.

Según la cosmovisión de los pueblos indígenas que poblaron el

trópico centroamericano, sobre todo los mayas, el “yaaxché” -como le 50


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

llamaron-, estructura el universo en tres subespacios: el supramundo (el universo), captado por los ramajes y las miles de hojas; el mundo donde vivimos los seres vivientes que es representado por el grueso tronco, y, soportado al suelo por enormes gambas está el inframundo, captado por las raíces que penetran al subespacio donde habitan los espíritus.

Alberga la comunicación entre el cielo y la tierra; en la actuali-

dad, los descendientes mayas lo respetan como símbolo de sabiduría y resistencia, pues sostiene el universo y lo comunica con nosotros los humanos.

Investigué que la Ceiba es uno de los árboles más grandes exis-

tentes en la tierra, es además, de muy rápido crecimiento -llega a medir hasta sesenta metros de alto y más de dos de diámetro-. Crece en climas cálidos y húmedos, por lo que es conocido desde territorios mexicanos hasta las selvas amazónicas. Sus enormes raíces también llamadas “gambas” pueden alcanzar hasta cinco metros de altura. Ofrece frutos desde los cinco a los sesenta años, y en época temprana muestra una corteza espinosa, pero su madera es quebradiza por lo que no sufre de explotación maderera. 51

Luis Fernando Quirós, Dibujo en técnicas mixtas, 2010


Narrativa

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

La plaga global: ¡Alerta roja! Naín Artjoy

Un futuro incierto se nos viene encima, decía la mariposa africana

a sus amigas del bosque…

He volado y revolado por los mismos parajes y encuentro que hay

un elemento en el aire que se está esparciendo a las hojas, “¡miren como estoy, toda cochina!, llena de unas esporas en mis patitas. Y creo que pueden esparcirse en el aire y adherirse a otros cuerpos… ¡Es una plaga terrible! Se quejaba la pobre.

Los demás insectos y animalitos del bosque ya habían advertido

la presencia de algo malo en el ambiente… Todos estaban alarmados y no hablaban qué medidas tomar en contra de esta contaminación ambiental.

Un gusanito con una tos muy notoria, decía al hablar y toser al mis-

mo tiempo: “¡Cccrreeeeeo queee es allllllgo queeeee tiennnnee que verrr connnnnnnnn ell airrre!, ¡yo mmee esssssstoyyyyy murrrrrriennnnndo!

Para entonces más de un insecto estaba contaminado con la plaga,

pero no sabían cómo había llegado hasta ahí. 52


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

La mariposita dijo de nuevo: “Debemos prepararnos para lo peor…”,

yo siento y veo que el grupo de los bípedos, no solo se contenta con destruir el bosque en busca de riquezas subterráneas…, sino que nos está quitando nuestro hábitat.

Contaminan nuestra agua, nuestra flora y fauna… nos están matan-

do masivamente, son asesinos en masa…

¿Por qué no se irán para Marte?; y nos dejan como antes de que

aparecieran en nuestro planeta, solo piensan en sí mismos y no en los 53


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

demás animalitos… Ya han envenenado los mares y contaminado toda la vida marina, hasta cuando creerán…, que ya basta!... ¿Hasta cuándo?

Un día estaba claro, pero sólo en apariencia… gases venenosos

poblaban el poco oxígeno que había y lo contaminaban todo…

Las guerras entre los hombres habían vuelto el planeta en un lugar

inhabitable para todos, incluyendo el mismo hombre.

Y ahora, ¿quién podrá salvarnos de estos?... Decía la mariposa…

(La vida en el planeta está terminando y no podremos emigrar hasta el planeta más cercano pues nadie ha ido y vuelto. No hay data de eso…)

Una abeja saltó en medio del bullicio que cada vez era mayor y dijo

que ella tenía una solución no del todo mala, pero peligrosa.

Yo pienso –dijo-, que si nos envolvemos en cera de abeja, podría-

mos evitar el contacto directo con esta plaga. Yo he visto en el panal, cómo algunas de nosotras al regresar a él, y luego untarnos de cera… esta “cosa” se quita al instante… el riesgo es, que queda uno resbaloso y las caídas pueden ser fatales, en caso de las “rezadora, arañas y cucarachas”… Es decir, desde el zancudo al mosquito, todo el que tenga piernas largas puede sufrir un accidente, pero la contaminación se detiene!

54


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Qué bueno, es lo primero que he oído razonable y yo me arriesgo a

hacerlo, dijo un murciélago que estaba colgado patas arriba en una hoja de palma… Ahí en la cueva la cosa está fea, no tenemos oxígeno, por eso estoy aquí y la luz me molesta… No puedo ver nada… Pero yo quiero probar la cera de abeja… ¡Faltaba más…!

Yo lo que quiero también, dijo la mariposita… es hacer un plan de

evacuación masiva.

(¡Ay!, si pudiéramos caber todos en una cápsula espacial y nos man-

daran a Venus…); Creo que por ser el más brillante; ahí debe haber agua y oxígeno pu–en la cueva la cosa esta fea-ro, ¿qué les parece?

Todo eso está muy bien -dijo el grillo-, pero no se olviden de las

pulgas, son tan necesarias… ellas siempre nos avisan de cuando viene un gato a atacarnos, o un perro; ¿¡se han perdido!, no les parece?

¡Siiiii!, tenemos que prepararnos todos, gritaron al unísono y comen-

zaron a discutir planes para un futuro próximo.

Así como estos insectos y otras especies, muchos seres humanos

son y están siendo desplazados diariamente en distintos lugares del planeta por la exploración de los recursos naturales que el progreso exige. 55


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Las guerras también están matando y desplazando a los humanos

cotidianamente, y unos cuantos quedan para contarla, pero no los héroes, esos son los únicos que vieron la muerte por última vez…

Y ya las conocen.

Al igual que la mariposita africana y los demás vecinos del bosque

debemos poner una queja a la humanidad llena de poder y de inconsciencia para que pare esta matanza de todas las especies incluyendo al hombre mismo.

A como van las cosas, un día despertaremos en un planeta inhabi-

table o irreconocible a la inteligencia positiva y creadora.

Un día de estos ya no amaneceremos vivos.

Naín Artjoy

56


Poesía

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Noche Sierra Luna Naín Artjoy Perfecto canvas para un paisaje mínimo y tres colores dominando el tiempo; blanco, azul, verde y un poco de imaginación, blanca la luna; azul la noche; verde la sierra. Noche sierra luna y un pecado a cuestas... pecado perfecto sin error alguno, pinto como siento y siento muchas ansias de pecar debajo de este firmamento. Noche sierra luna y nuestros dos cuerpos yaciendo agitados en los cuartos verdes; perdidos del mundo entre los insectos y estos besando nuestras almas locas. El azul del cielo nos dejaba mudos y esa luna blanca como santa fría; el liquen y el musgo creciendo en tus senos, yo tomando tu rocío como otro insecto...

57


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

¡Qué noche de luna!, ¡qué bonito cielo! y que amable cama la del musgo seco; perdidos del tiempo y amados del viento el beso preciso y un sueño añejo de deseos. Un paisaje mínimo en medio del tiempo; noche sierra luna y un pecado a cuestas… NAIN 2010 Nació el sol

58


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Es la vida... la nada

la luz se hizo

Ladran los perros

abrí los ojos;

cantan los pájaros

es la vida...

todo se levanta; es la vida.

Respiro el aire del jardín florido

La oración con su mantra

saludo al mundo;

me llena el espíritu

es la vida...

siento que vibro y canto; es la vida.

Desayuno ayeres cargados de sabores

Dios está en todo

escondidos en mi boca;

e impulsa la energía

es la vida.

que lo llena todo; es la vida.

Pienso en tod@s y vago perdido

Mi sangre se renueva

entre amig@s;

mis ideas se aclaran;

es la vida.

la creatividad está alerta; es la vida.

59


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Me brota un verso

Y todo se transforma

lleno de imágenes

para multiplicar ideas

que pueblan mi ser;

que llueven sin cesar...;

es la vida.

las ideas no escampan!

Soñar anoche

Somos el resultado

fue revelación constante

de un continuo que mana

sobre un motivo válido...

entre lo material y la nada;

la vida misma.

es la vida..

Vida mía y de tod@s;

Ayer; hoy y mañana

constante denominador

la vida seguirá brotando

que arrastra los destinos

de esa nada que lo llena todo;

de los seres vivos,

de ese constante ser y no ser nada.

El día es la vida

Es la vida..; es la nada!.

la noche también; cada momento es vida cada segundo es memoria 60


Reseña

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Los árboles de Cecilia Brugnini

Para esta segunda edición de “Museo del Árbol” de octubre 2010,

quisiera darme el tiempo de evocar los gobelinos o tapices de la artista uruguaya Cecilia Brugnini, que me ligan a la selva de profusas raíces, bejucos, texturas, tectónica de la tierra; por ende, su trabajo creativo nos refiere al árbol que comunica ese misterioso espacio de las profundidades y estratificaciones terrestres con lo abierto del universo poblado de sueños o evocaciones de tiempos pretéritos.

En algunos de los tapices, más figurativos, la copa del árbol es

un nutrido espacio evocativo donde entre su ramaje habitan criaturas, quizás de un cuento, o de un canto alegre en gratitud a la vida.

61


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

El suyo es un arte para ver y tocar, ataviado de fuerte estética, de

calidad técnica y una categoría perceptual memorable, porque no se borra de nuestros recuerdos, en tanto sus tapices son memoria, son luces o sombras que componen lo icónico, son ruidos o silencios que acrecientan el lenguaje sensible y a veces nostálgico dicho con rostros, o con máscaras, o muñecas y juegos; pero en el fondo de todo está ella, la artista, siendo memoria y haciendo memoria para mantenerse en la constante de la conciencia de nosotros sus espectadores.

La próxima edición (No. 3, noviembre 2010), ofrecerá un amplio reportaje sobre el arte de Cecilia Brugnini.

62


Evocación

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Árbol de la Vida de Ana Mendieta

Esta es una obra paradigmática del arte contemporáneo,

creada por la artista cubana Ana Mendieta, donde ella se camufla a un enorme tronco de árbol conformando un uno con él, como si el cuerpo del árbol se extendiera y ofreciera su sexo, su belleza, su piel, en común unión del arte con la fuerza y esencia de la naturaleza.

Mendieta nació en la Habana, Cuba en 1948. Se expresó -entre

otros medios-, a través del performance, el body art, los videos, las fotografías e instalaciones. Su carrera artística aunque corta (trece años a partir de 1972) es reconocida como productiva, intensa y abrió una importante brecha conceptual para los artistas de las nuevas generaciones.

La principal característica de su obra distingue cercanos en-

laces entre la naturaleza y la humanidad, al incorporar su propio cuerpo con la tierra, con el árbol, y a otros elementos como el fuego. Muere trágicamente en 1985 pero la evocación de su obra caló fuerte en el arte internacional. 63


Reseña

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Carolina Valencia: Árbol mujer

“Árbol mujer” es un tema que comenzó a trabajar la artista visual

Carolina Valencia para la muestra “Dibujo del cotidiano” -realizada en el Instituto Cultural de México en el año 2008-, donde expuso una pequeña instalación titulada “Cincuenta metros este del antiguo ITAN”. Con esta propuesta, ella probó captar en la sala la nostalgia de una remembranza a un árbol que se encontraba en esa dirección, y que de un día a otro amaneció talado. La pieza fue una memoria hermosa pero punzante, de extrañamiento pues cada verano, el viejo roble de sabana floreaba y sus flores regaban las aceras y la carretera de Zapote, como lo hacen otros árboles de su especie que pueblan varios sitios de la ciudad de San José. Al evocar dicha instalación, Carolina Valencia genera la idea de esta otra pieza que fue parte de la muestra “Mega fotografía” 2009 en la Galería Nacional, curada por Luis Chacón.

64


Publicaci贸n mensual de arte y cultura del 谩rbol en Costa Rica

65


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

En una de las salas ella instaló esta recurrencia poética y contem-

plativa en la cual compone fotografías de estos árboles, uno floreado, otro sin hojas así como un tercero tomado desde abajo viendo hacia arriba, y el tronco cortado instalado sobre una alfombra de césped natural regado de las flores, además de la proyección de la fotografía de su dibujo donde éste, el árbol, se transforma en la silueta de una mujer que se encuentra sentada, en espera esperanzada, y de ahí, finalmente se yergue la figura del árbol.

Además creó un video que se puede observar en la siguiente direc-

ción: http://www.youtube.com/watch?v=3KO7JC-zmLA 66


Visita

Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

Museo del Árbol en Zurich

El arquitecto paisajista suizo Enzo Enea, abrió un interesante museo

en las afueras de Zurich, Rapperswil-Jona, Suiza, mostrando una increíble colección de dos mil especies diferentes de árboles.

La concepción espacial y museística fue diseñada por Enzo Enea,

con la ayuda de Oppenheim Architecture + Design (EGD).

El Museo del árbol es un ejemplo de construcción sustentable en

la medida de que se encuentran en los terrenos de un monasterio del siglo decimocuarto, y que brinda un espacio físico de contemplación de la belleza del árbol en una colección personal de este arquitecto que fueron reunidos por él durante los últimos diez y siete años. http://www.thecoolist.com/the-tree-museum-of-zurich-switzerland/

67


Publicación mensual de arte y cultura del árbol en Costa Rica

< http://twitter.com/museodelarbol > < http://issuu.com/museodelarbol > < museodelarbol@gmail.com > < http://museodelarbol.blogspot.com/ > Invite a ser amigo del Museo del Árbol en FACEBOOK Ediciones anteriores: http://issuu.com/museodelarbol/docs/museodelarbol1

68

Museo del Árbol No. 2  

Arte y cultura del árbol