Page 1

C u a t r o Santón, 51? Trl^rnDit non) '.t-

Precio de suscripción R E S E X A

UNA , = DIARIO INDEPENDIENTE DE CARTAGENA = : AÑO XIX del

NÚMERO C O R R I E N T E : p

A racnol

Pan, para hoy, y hambre, para mañana Sogiin noticiaa do Madrid, el Mitii.stro de Marina ha ordenado te Iil)ren 45.fX)0 pesetas que, de moiiionto. evitarán nuevos despidos en este Arsenal militar. Es decir; qu« se ha repetido una vez más el doloroso sucedido quo tan fiehnente refleja la desasti-osa administración española: En una dependencia del roíos obreros, en cuyos kogares •c enseñorean, trágicas, el hambre y la desesperación. He recurro al Gobierno y este roucode unas miga;ja3 que si suponen el pan para hoy, entrarían, también, por su insignificancia, la privación próxima, el despido casi a fecha fija. Mientras los pueblos civicamento, yirilmente, no consigan mayores respetos para aquellos organismos oficiales que, como aquí nos sucede con el Arsenal, constituyen elementos integranteí de su vida, los Gobiernos seguirán como hasta el presente, descuidando las obligaciones más •afr*«M p«ra perder el tiempo en banalidades, cuando no en proTechoEos negocios, del repug.iiante politiqueo español. Por lo expuesto, no cantamos Yictoria para Cartagena ni oreemos qua precisa rendir gratitud «I Ministro de Marina por esos contados miles de pesetas que nada suponPjdada la importancia de esta factoría naval. El. PORVENIR será el primero en rendir pleitesía de la más alta consideración y del más profundo reconocimiento, al Gobierno que dicte medidas o consiga arrancar acuerdos en el seno de un Gabinete, que pongan coto radical a estas crueles incertidumbres que suponen los despidos do opejaiios, que no siempre vuelven a ser admitidos, y cuyos atrasos económicos mientras se conceden nuevos créditos, no se enjugan con el consabido telegramita o Ja visita ceremoniosa do nuestros Diputados.

NctejlSOCIEMD N'olas Tarias: Ha dado a luz con loda felicidad una robusln y hermosa ñifla, la distinguida esposa del üireclof de <E1 Eeo> don Jesualdo Soler. Salud para Terla hecha una mujer. —Terminadas laa racaciones de Na«idiid, han regresado a esta, los catedríticos del Inslituto, don Julio Huici j don Natalio de Anta. —Han llegado: De Alrica, con licencia, el Comandant» 'ft Iiifaulor'a de Marina don Rafael HarritrnueT». — De McTilriit, «1 módico oculista don Jofé Viu.'i! Lnronle. —•!>« Vnlenri», don Joi* Bien»»í K|< levo. — 'lar n-í-rchado; A Wíanrrrtii, el maeslr» «asional, don yjjiiíj'io López Nararro.

{i<^-iiAStt"*~

CI^NTiMOS

El desarme general

IiiniijB^iiriicióu i l e l C I I I H O En el domicilio social de la benéfica Asociación de la Cruz Roja, tuvo lugar ayer larde a las .seis la inauguración oficial del curio de Damas enfermeras. Presidió el Kxcmo. seflor Vice-alniirante don Emilio Guitarl, Delegad o Presidente de esta Institución, quien después de breves frases explicando el fin que persigue esta enseñanza, que patrocina S. M. La Reina Doña Victoria, hizo la presentación del ilustrado módico de la «Vrmada don Adi)lfo 1!. de Linares, cediéndolo la palabra. El seflor Linares saludó a laa distinguidas damas allí congregada» felicitándose ^»I entusiasmo con que han acogido es'—".."í(o..io

Sí»cTiif.

damente expuso el plan de estudios; acordándose que las clases sean diarias y de 5 a S de la tardo. Manifestó también el seAor Linares que el otro médico nombrado por S. M. la Reina, el doctor don José Pastor, no puede lomar parle ahora en estas clases por encontrarse enfermo. Asislleron al acto las sefioras | señoritas do Ulaz do Herrera, Rizo, Marabotlo, Espinosa, (^tá, liorzo, Franco. Gutiérrez, Bas, Pastor (E), Solé , González y Pagan, excusando su asiilencia por enfermedades las sederas de Villamarzo y Martínez Mufioz y por ausencia la señora do Clares. Hubo mucho entusiasmo y se hicieron nueras inscripciones por lo que suponemos tendrá esta enseñanza un briIJanto rtoilIVaüu. AYC:>ÍT.tMll.:IVTO

ni Ifif^ horrólos de ]o> bo'clievikiji. ni IloH prijpóriito.'i lie los americanos.pnei ni Inii'.s ni otnis mn loa llamados ri haccrr feliccí a la liuinanidiid. ¿Habrá sido iiil'ocund» el sacrificio de .'a vida como so ha sacriricadn geno-iinenlo en esta aparíitosn gusrra sin pnicodoiite en la historia del mundij? L e a n d r o i l e .\lt-HMi>n La Carolina, Enero I'JIS.

CCIl

Las Damas enfermeras de ia Cruz

**• .•:.r.i%.''»; • •' ••

NUMERO ATU/VS.A ;)(); X S 3

P!nr;r.o d e 1919

..;i.

La sesión de mañana AiiiuntOM n t r a t n r Extracto de Ion acuerdos tomado» por la ('nrporiieión en ln$ setione» de Diciembre último. Informe de la ConUnón de Hacienda, proponiendo le abonen a doña Juana Fu(/án Moreno 176'85 pénelas por efectos facilitados de aa establecimiento de hojalatería. Oficio del señor Secretario participando haber fallecido el Médico Municipal del Algar don Antonio Asensio. Moción de varios Concejales proponiendo se conceda una subvención para festejos en el barrio de San Antonio Abad. Instancia de Juana García, viuda del barrendero Domings Peralta, solicitando un socorro. Moción del señor Alcalde recordando la costumbre de celebrar festejos de feria a fin de que con la anticipación debida y en vista de los recursos con que se cuente se trate de sa organisación.

NECROLOGÍA Ayer recibió cristiana sepultura en el Cementerio de Nuestra Señora de los Remedios, el cadárer del que en vida fué nuestro particular amigo don Juan Marín González, cajero de la Casa Banca de don Juan A. Gómez. El tinado gozaba de grandes simpatías como se pudo apreciar en el sepelio al que asistió una numerosa ooncurréncia. A la familia del finado enviamos nuestro más sentido pésame. Anoche falleció confortada con los auxilios espirituales, la señora doña Carlota Aragón Pelegrln, viuda de Pérez Lucerga, tía de nuestro eslimado y eicelenleamigo don José Aragón. AI entierro de la finada verificado esta tarde, asistió numeroso acompañamiento. Reciba la atribulada familia de la fi« a í a nuestro más sentido pésame.

Inda líiblemenle, la humanidad ha respirado con fuerza al comlciriplar el final de la tremenda lucha qno ha ensangrentado los canipsis de Eur(i(.'a, como hnce una persona cuando ha pasado un terrible peligro y se vé en seguridad; y serla mucho mayor la sensación de tranquilidad, si el mujido viera que eran cierlos los rumores de desar me universal, o de limitación de armamento?, por lo meno.'i, qne se ha cacareado lanto y quo... tcnn-mos que ¡'e quediirá en proyectil dcr-graciadainotite si no ¡-urge alguna iiuer.i fuerza, superior a la de las arma?, que convetioieiido a la humanidad de la innecesiduil de ellas \M li;i..w'esec';;.i- por inútiles. Pero ¿la realidad permite concebir tales esperanzas? El liBnibre está yá lo sufioioiiteniente escarmentado o instruido, para que impuiieniente puedan dcrannarse ejércitn.sy doinantolar fortificaciones. Sinceriimente, y al mismo tiempo, de un modo rotundo, afirmamos que nó como vamos a demostrar. De un lado, las condiciones impuestas a los vencidos deinniwlran no sólo el temor que les invade a los vencedores do un posible resurgimiento de loa derrotados, sino el vehemente deseo de la venganza y de acumular el mayor ntlmero posible de elemento.s guerreros. Y esto para qué ¿Aca.so se construyen cañones y barcos de guerra por el capricho de desarmarlos luego? De ningún modo; lo que pasa, es, única y «encjjjgment», ^uo •« han hundido dos imperios guerreros para que oirás cuatro o cinco naciones se h a g a n ' m u cho más fuertes que eran antes y se repartan amigablemente el mundo, con evidente perjuicio de los débiles, qua ahora no tendrán resquicio alguno por donde escapar. Y esto, no tiene más que un remedio: la limitación de armamentos, pero por igual y seriamente, es decir,ampezándoIa los mismos que la predican, pero no dan ejemplo, sino al contrario, pues creeremos todas bellezas el día que,veamos que se fija una cantidad de hombros para el ejéraito y de unos buque» para la marina suficiente para la defensa y nada más ¿pero ahora? ¿Qué poder militar más colosal ha existido en el mundo que el que actualmenle reúnen los Estados Unidos? Ninguno, ciertamente, y esto es lo que nos dá la dolorosa demostración de i|ue no han terminado ni las ambiciones imperialistas, ni los temores de que unidla cualquiera surja otra vez el fantasma pavoroso de la guerra. Esto no tendría más remedio que uno: que los pueblos se unieran de verdad, pero 5(11 imposiciones de uno sobre lot denids, pues en tal caso, lo mismo dá que sean los alemanes que loa americanos, republicanos o imperiales, los que abusen de los débiles y atrepellen los fueros de la razón y de la justicia, de la libertad y de la fraternidad universales. ¿Donde, pues, encontrar el remedio? Pues muy sencillo: en el socialismo, pero en un socialism* verdad, culto, progresivo, internacional ¡en el verdadero socialismo! que consistía, en respetar las vidas, proteger las industrias y mejorar las clases jornaleras, laborando por su cultura, su mejoramiento social, su elevación al nivel en que deben estar y en suma, a la creación de la gran fumilia unitersal, que trabaje, si, pero que trabaje toda ella y que goce toda ella también en paz de cuanto la naturaleza y la ciencia creó para el hombre o raejor dicho, para lodos los hombres sin limitación ninguna. ¿Qué son utopias? Bah ¡Quien sabe! Lo que si hay que reconocer es que hasta hoy, el mundo no ve mny claro las ventajas que dice ha obtenido la humani- ! dad, pueí francamente, no nos conven- i

";;;;:'- "HÍMMOND" "Z:,:,-

Por los niños de ID HlserlcordlQ a^ai firsíí'li'iaii ido iliuiíjo 0, r(íiH)Cor, titiurn PII vi progniif]!! til iiinií.-iiii:! y i'piíüi'iíri ('.'iiii-dia en un yctü de fírcgori'. .Miirlíiioz '^io^l•a liliiladit <I^'I pobri.'üiLo Juan ». I'a retraso forzoso (|ue ha sido preciso Iiacíír e.xperinientar a ia tradicional fio.-ila di.! Caridad, no lia Jisniiiuiido en nada los ánimos de los jiivenes y entuKÍa«ta3 cornfionentes de la (¡omisión, que .•siguen trabajando activamente por llevar algún socorro que alivia la situación de la Casa do Misericordia. Lns personas que de-^oen encargar locali'iiides, pueden hacerlo en la Redacción de este perfódico y en el domicilio sociiil lío loa Exploradores.-

LA FIESTA DE LOS Si hay fuerzas ocultas, en estado da latentes, qua remQvida^i y organizadas j convenienlemente pueden dar un gran I impulso al desarrollo en todos sus asi pecios del alma niioional, no cabe duda ! que estas se hallan entre la poblnción rural de Kspaíía, en la juventud capaz i de todas ¡as cosas grandes y en los niftos i que encierran en sus corazones e inta; ligoncias el tesoro por excelencia, de ! todas las virtudes que son la base de lag I demás riquezas positivas de orden se[ cundario y material. Este estado de quietud de las fuerzas latentes en Tallante ha recibido el primer loque de atención con la Fiesta de lo» Reyes. Sacudiendo la indolencia un puñado de jóvenes de Tallante al primer impulso recibido por su deseo de hacer una función y colocándose bajo Us órdenes del digno Cura don Lázaro Gijón han conseguido repreientar «on aplauío y admiración de este veeindario la función d« los Reyes Magos, que fué una verdadera y agradable sorpresa para todos los vecinos, autoridades «iviles, militares y académicas que nos honraron con su presencia en dicho día y qua merecí* también los cariñosos aplausos de la Tropa de Exploradores de FuentoAlamo. Empezó ia función con el recibimiento de loi oxplorídores. Inmediatamenle la nina Bárbara Ortega, con la Estrella anunciadora, hizo su papel notablemente y fué correspondida con una »alva da aplausos. A continuación declamó de un modo magistral el joven bachiller don Antonio Inglés, que hizo de Melchor, Sucesivamente, y compitiendo lodos •n vibrante declamación vimos actuar de Rey Gaspar, al bizarro joven don Antonio Olivares; y el respetable Rey Balta.sar, don Diego Garda Cones». Herodei estuvo muy bien representado por don Juan Ruiz, a quien sirvieron de Centurión y Guardia de honor lo elegantes jóvenes señores Garda Navarro y Hernández Madrid. Por si todo esto era poco los jóvenes •x|tloradores eanlaxon el hermoso him• o <AI amor i» los aaorM>, 4My«i* i»

i

CÉNTIMOS

I

NÚM. 6.12f

alznr a Dios, con el entusiaimo que lea laraoteriza. La sonora dona Antonia Pirez, hizo muy bion su papel de Virgen y mereció muchos aplausos ,'y muchos obsequios del entusiasmado vecindario. I.os nifliis exploradores evolucionaron admirablemente al mando de sus jefes, haciéndonos ver a cuantos lo presenciábamos el gran conjunto de virtudes de que se halla poseída la institución scnllisla tan necesaria para el rasurgimieiito de nuesira patria. ¡Que lástima que este tesoro tan inapreciable se pierda al llegar a la edad adulta y naufraguen tantas virtudes en el mar revuelto de las mezquinas pastónos quo hoy afligen a la humanidad. Si todiis los riifios fueran exploradores lart p:i>io..os polílioas no los liarían nunca si!P malos ciudadanos y por consigiiient'i no habrían guerras ni calamidades •uciiilos. !>'' esto deben o.-itar convencidos hasla !:; .«acicdad en Muriiia, un Caí laj.'ona y on lentas otras poblaciones donde lieii.;n cjiablecida lan loable y digna institución. Estii.s exploradores con esa sencillez y naturalidad, que solo ellos saben, nos dejaron un conjunto de gratos recuerdos, que podrían contarse, si pudieran saberse el número exacto de sentimientos nobles y pensamientos sublimes qim supieron inspirarnos con sus himnos, con sus prácticas culturales, con su» evoluciones, etc. Los Reyes obsequiaron a los exploradores, y al terminar, el Profesor del Llano ie Brujas don Ricardo Ortega a instancia de don Francisco García, Profesor de Kuenteálamo, (y ambos acomia de los exploradores), '^-"""n•ió un «ontido discurso, muy patriótico, que fu» correspondido en nombre de todos estos Teciaos,en nombre de la cultura, y de la virtud, por el grandielociientü señor Cura de esta feligresía don Láa.iro Gijón Martínez. Y ahora el público de Tallante, a quién represento en estas cuartillas, altamente emocionado por el resultado de esta liesla no olvidará nunca el favor que ha recibido de los exploradores, de sus directores, de la Guardia Civil, y representante del Exmo. Ayuntamiento, y los nombres de don José Inglés, de don Lázaro Gijón y de cuantos han ayudado a las iniciativas de estos buenos señores contribuyendo a la solemnidad de la fiesta, asi como tampoco se olvidarán nunca las figuras de los que en estos días han hecho de Reyes. iHurra a todos en nombre de la eullura' El Maetlr» Jluaé A n ü t i n i . Tallante a de Enero de 1919.

EUHJ^

CULOS

TEATRO CIRCO Esta noche, debut de la bella bailarina La Iberia, la canionetista y cantadora de airea regionales, Dalia Vielel; el cantador de flamenco Niño d» Levante; la pareja de bailes a transformación OropesaPagán; y la notable estrella Elfir» Cortés, con magnifico vestuario, valiosa colección de mantones de Manila, y bonitas dacoraeiones, pintadas expresamente para esta artista, por los más reputado» escenógrafos. Sección vermouth a las seis, y por la noche, a las nueve y media. TEATRO MAIQUEZ Para hoy 1» I.* jornada de la extraordinaria película tParla, Lyon, Mediterráneo», cuyo interesante asunto está lomado de la novela de igual titulo da Xavier de Montepln. Kn breve, «Las dos huérfanas». PABELLÓN EL BRILLANTE Conlinúa el éxito de los notables artistas Barón-Sánchez, que esta noche harán un nuevo y selecto programa, eomplementado con la sensacional película en 3 largas parles, «Buena sangre nunca miente». ' Ka brava dabaí da la coKpaRia Vfi$-

im.

'

I

I I

'


1919_01_09 El Porvenir p-1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you