Issuu on Google+

::S>

Afio LVU

Mc-*^ Lflfiéjl^

^aMUtttea .C(Ot|Cgrt»dlP

feiétotto

M^

llAm. f7.2#d

160

F^^^'

S E Q IJ N » A -".•'•='•

v:^m

Eí saíyaeíífl'te Ispífi por lelpilMvAlTirez; Don^MalquiádeB, él célebre don 'Mel* quíades, G1 prototipo de la gortnanofobia y de la aliadotllia en España, ha recibido en intima intervitl^a un envia* do especial do «IL,e.Teiiti)Si, el órgano oficioso del gobjoi'no ftaiioís, a quien • ha hecho despampanantes' deolaracionos a propósito del reciente discurso de don Antonio Maura, descalificando al iliiati-e tribuno como político y como patriota y censurando como un acto do debilidad y de lamentable "-©q^uivocación la enérgica y patriótica oriontaotón de su pensamiento y de sú v o luntad expresada en su último discurso. Y ante las rotundas y viriles protestas ^el señor Maura contra los intervencionistas, el jefe del reforraismo ha declarado al enviado de, «¡Le Temps» HU plena convicción respecto al sentir' ' do don Antonio y ha dicho: «Loa aliadófilos ya no pueden tener ¡ : confianza en él para lo sucesivo*. Y lo ha expresado así, con un fondo j de desaliento que habrá iielado la san- j gre on sus venas, no ya por la descon- i fianza on el señor Maura, como ha di- j cho al amigo de la interviil, sino por- j que deben repercutir aun en sus oidos I ios vítores y los aplausos de los 20.000 I i neutralistas que oyeron y aclamaron j a Mattra, enemigo de la inervención, y • a España neutral y sabe muy bien que I los aliadófilos o intervencionistas (bien se ve que es lo mismo) ya no pueden tener coníiatiza en el pueblo BspañíA para lo sucesivo, que demosnado está el pensamiento, el sentir y la voluntad de los españoles. ., «Un hombre—ha añadido don tiieVquiades con entusiasmo de aliadófilo — que no sabe lo que significa la guerra europea y que entiende que las naciones aliadas no pelean por la libertad de los poquoñüá pueblos ni por la destrucción del predominio militar y que equipara el predominio marítimo de Inglaterra al predominio militar de Alenianiii, atribuyendo a una y a otra nación iguales ambiciones de dominios, no os el hombre quo le conviene a España ni que puede salvarla en un momuiuo difícil.» Después y para terminar, se ha desbordado su entusiasmo por la Entente, dando ánimo al enviado francés con la esperanza do una pronta comunión de ar.mas en el frente de occidente, esper.^n•ia que representan en este moiiiento las izquierdas, porque forzoso e s , ha dicho—hasta por patriotismo y por intoríá coiiiú i que no agrupemos lodos, ngilüudo intensamente la opinión pública de España y exigiendo que España salga a la defensa de su decoro y de su lionor, rompiendo la neutralidad contra Alemania que es la nación que nos maltrata. En esto llegaremos al último de los sacrificios. Celebraremos mítines y preparamos uno monstVuo en MaiUiíl, donde se congregarán las gentes liborales del país, afirmando nuestras orientaciones a favor de Inglaterra y Francia. «La verdad está en marcha: a la ver«lad 1 epresentíimos nosotros y teniendo a la verdad y a la jiisticia por norma d ' nuestra conducta, salvaremos a España». Está muy bien, don Melquíades; por desOi-ntaJü tenemos su empeño intervenoioiiista a favor de los aliados. Lo que es extraño es .que ande usted todavía por estos cerros hispanos, dando tumbos y volteretas, procurando onvenC'ir a la oinnión de que ha llegado el momento de defender el decoro y el honor de la Patria. i\>rqii'", bien pensado, si con tanto ardor bélico se siente, vaya en hora buena a apagar su sed de lucha a las trincheras francesas o inglesas, que aquí en España, por suerte, cuenta su merced con muchos criterios disconformes del suyo y está haciendo el ridículo con su campaña en un pueblo que ha sabido otras veces defender su honor si le ha sido hallado y que por ahora está seguro de que solo nn camino será su salvación y esto es el de la neutralidad. A, Navarro

'

OBXJZ ROTA '

fil

acto de ayer '

^ pon extráprdflíia^ia Tsolemnidad sé •ver|f¡sd'ayer mÁBána -én. Ig ,So6iadad Económica el acto de posesionarse de su cargo el nuevo Delegado-Presidente de la Comisión Departamental de la Cruz Roja, Ecxmo. señor don Emilio' Guitart, Vice-AImirantevde la Armada. La cereiiíonia viose muy concurrida ~ asistiendo representaciones de las subcomisiones de la Cruz Roja en San Antón y Los Dolores y numerosos socios, El nuevo Presidente, General Guitart, entré en el'salón precedido de lina comisión de la Junta de gobierno, dándole |)osesión el Doctor don' Leopoldo Cándido, quien con este motivo pronunció un discurso, consagrando merecidas alabanzas al finado presídante, general Ranios Ba«oq&«na jr oon^ siderando muy acertada 1« designación del señor Gu/tart para sustituirle en la presidencia de esta benéfica asociación, haciendo un cumplido elogio de este distinguido general de Marina, que tiene nna brillante hoja do servicios. El señor Guitart dio las gracias en otro sentido discurso, en el que tambien en.<5alzó la gloriosa memoria del general Ramos Gascuñana, que tanto trabajó en favor de la Cruz Roja cartagenera, durante los diez últimos anos de su vida, consiguiendo encumbrarla a un grado de prosperidad, pocas veces alcanzado por otras socieda dos. Declinó modestamente los elogios del doctor Cándido, mostrándose decidido y entusiasta partidario de la Cruz Roja a la que consagrará sus energías y desvelos^ aplaudiendo la labor obscura y silenciosa de los camilleros qne tanto bien hacen a la humanidad. El discurso del general Guitart causó grata impresión. Nosotros felicitamos a la Cruz Roja .por su acierto al nombrar Presidente a dicho señor y a don Emilio Guitart enviamos nuestra más cordial y sincera enhorabuena.

Mundanidades Brillantíisima- como todas las fiestas que da el Club do Regatsis - más brillante, si cabe, que las anterioi'es, ha sido la matinée que ayer celebró aquel Real Club náutico. Toda nuestra buena sociedad se reunió en el blanco salóncito tan coquetón y alegre, y no siendo suficiente ya para tanta concurrencia, ocuparon también la amplia téi-raza nuestras bellas paisanas, convirtiéndola en ideal jardín de humanas flores, donde la vista so extasiaba y sonaba el espíritu. Tanto en la terraza como en el salón delicado estucho en que luce y brilla el encanto exquisito de las lindas damisela.s de nuestra clUe soc'al, las horas so deslizaron sin sentir, arrullado el oido por la aruíonia de la música, con el alma encantada en la contemplación de tanta belleza, de gentileza tanta ¿y como no había de ser así, si lo que admiraban nuestros absortos ojos era la hermosura de todo este conjunto de beldades? Señoritas de Acebal, Guimerá, Pina, Martínez Albaladejo, Albacete, García de Velázquez, Calderón, Calandre, López Barril, Roig, Romero, Guardíola, Me. Crea, Guitart, Pooh, Gómez, Vázquez de Castro, Soler, Bermejo, Martínez-<Doménecb, Braquehaís, Pórtela, Rodrígsez'Belza y Carmona. Y señoras de Carmena, Ferro, Soler (D. P.), Roig, Martínez-Doménech, García de Velá¿quez, López Barril, Albacete, Cabezas, Guitart, Poch, Guardiola, Pavía, Me. Crea, Bermejo, Vázquez de Castro, Guimerá, Martínez Albaladejo, Calandre y Calderón. La galante Junta directiva del Club, obsequió a las damas con elegantes estuches llenos do ricos bombones. Hasta la próxima fiesta. N.O.

I^éanse en S*. plana artículos de Interés

w

•!£r2.-!-'^J?'l:a.'-*i£'-

Colegí» df lo|^ Hérmatios llai'istas ÁyérmañBaúi eegúá tesfanios anunciado, tuvo logar en la Catedral Antigua la solemne festividad de la Primera ComunióJiu-clo -los n¡flo8_eduoado8 por esta Oómánidád religiosa; A ias ocho éé celebró laiMisa, oficiada por eL"¿do. P. 6ameri¿lodo Vállierra, O. M. F., que h ü o la ^plática preparatoria a\IoB niOoa. .\ El P. Valtierra, que es un celoso Misionero, ooni suma sencillez y adaptándose a i a intellgenoia de los pequeños a quienes se dirlgíii,,Bupd,'oon- ajsierto cutnplir su -cometido, llevando á los infantiles pechos el fervoroso en'usiasmo para recibir a Jesúa en la Eucaristía: . ' Ebílí^lL n3g¿0fc^ts*a>_|M^ ^J^m adornado (ion ^ ^ l ^ s i ó n a«:iff(í«6 y flores, viéndose el %áiplo oo'mjiletamente Heno de familiai de los ñiños y fieles que tomaron parte también en el Sagrado ConvitO(>-,.: Durante el aoáS-tfs cantaron escogidas oomposici<CHM9^í por un coro de ammnos del Oofegló, dirigidos por un Hermano MariaMtjjy. Son acompañamiento de orqueimT Por la toíde,"ftMa3,..fiBfltro y, media, en la Capilla del Colegio, fué la reuovación de las Promesas del Bautismo, precedida del r ^ 1(91 Rosario y terminando con la-Consagración de los alumnos a la Santíilina Virgen. * Convenientemente preparados se acercaron por primei^a vez a recibir a JESÚS SACRAMENTADO. v > Ricardo Alcanttid Fernández, Valentín Ariza Arróniij Andrés Baroeló Mero&o, Teodoro Bj^trolí Bartrolf, Fernaüdo de B a S ^ ^ Cándido, Carmelo "Bás Sánchez, Fernando Beltrán Aznar, Enrique Bruna Amérigo, José María Caballero Verdú, Ramón Cárceles Rigal, Rafael Carlos-Roca Maestre de S. Juan, José Cegarra-García, Francisco de la cierra de la Cer*^, Segundo Díaz de Herrera Manzanares, José I-.u¡s Fajardo F é l i p ^ e la Rosa, José Fajardo Sánchez, Joan Fernández-Huidobro Pineda, José Fernández Truchaud, Pedro Ferráñdéz Móndez,Ignacio Fontcuberta Campby, José Fullea Carlos Roca, Fulgencio Fullea Carlos-Roca, José Fustei^Rodríguez, Pedro García Andino, Ángel García Bayo José García Cotanda, Julio García Sánchez, Manuel Gutiérrez Isleto, Cines Gutiérrez Jiménez, Arturo Harrisson Flores, Juan Ghiral Cendra, Francisco Laborier Solsona, Luis d e X a m o Nieto, Francisco C á e l a s Valero, Manuel Malo de Molina Pico, Antonio Manzanares Estrán, José Martínez Garrigói, Manuel Martínez Garrigós, Juan Martínez Martínez, Pedro Martínez Romeiro, Pedro Martínez Martínez, Pedro Martínez Mompeán, Guillermo Más Mansanera, Salvador Más Manzanera, Antonio Mercader Pujalte, Ángel Mercader Pujalte, Francisco Mfnguez Delgado, José Morales Marroig, Guillermo Núñez Rodríguez, Eduardo Núñez Rodríguez, Matías Oliver Sánchez, Francisco Orcajada Cañizares, Manuel Peláez Fajardo, Francisco Pérez Moya, Osear Ribarich Baimondi, Alfredo Roca Ruiz, Santiago Roldan Lafuente, Eduardo ,Roldán Lafuente, Antonio Rodríguez Conejero, Lionisio Rodríguez Martínez, Tomás Ros Fernández, Pedro Sa las Villar. Eugenio Sánobez Montero, José Saurá'PSl^ztSosó Vidal Martínez, Antonio Vich Pérez y Pedro Martínez Gómez. J^nestra «nhorabuena a los niños, a sus familias y a la benemérita. Comunidad de los Hermanos Maristas.

Patriíati iel S.fi.le k í s El día 16 del corriente Mayo tendrá lugar en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús la solemne Primera Comunión de loe 107 niños de las claees del Patronato, preparados al efecto para tan grandioeo acto. í*or la mañtna, a las siete J media, será la misa y por la tarde, a las i , la conmovedora ceremonia de la Renova-ción de las Promesas del Baatíamo.

.-•

'?fc'-,í.'V

E I?Í».C A •'

•""'"• ' "•" " ~

-•»»?

- D^e Sociedad

lios que viajaiL..

Paru bisuntos relaoionados con la importante compañía inglesa de segaros sobre la vid>i 4Tho l^nsolldated. Assuruiiue Cunipany L."», llegó a osUvciU dni ul opnbMito banquero malagueño Exiñno. Sr. I>. Luis Semprut, director' en- R.spañU'd'* la oikida (<pmpañ¡a, al qu ). iíaiudjim'ós muy afecluosaiúente, deseando lu sea graut su estancia entro noeotrclR. •' - En el tren corroo da hoy ha mar chndo. a la Corte el toniénts de la Guardia civil qnennandaliu el puesto de San Aiiioni» Abad, don Luis de Haro Mel-

laritaudo a la ínvanAa de-;Espa&a

Con üste título publica *La Correspondencia Militar* lo Siguiente: «lia llegado ,a nuestras manos una> ok'uular editada en la capittd de Francia p«ji- la *Llig t N-v'atalana, Comité do Paru» y loa «Rcpubiicans (/utt\lans de PíU"ís»í cuyo.s sellos aparecen ea cabeza de Vec- misma. Mancliaríam<s nu'^stras columnas si gíir . s . on ollas rcprod'.ijérauíose! mencionado - i'rucedentcs d« Baroeloiia se en^.ciMMiti'an en óst* los señorea' don Vi-, ,*loCumento, l i u indigno y despreciable cí'iil'! Albei'ca, don .^oinás uonnngo y coñio sus auioní.s. Hasta decir que está dciii .''aiitiago Toballas. lleno de mentir.^s y de insultos para lia regresado do la Coi te, tra.s una líspami, y que termina con estus naub:-n ' st.ancia, nu«ptro joven amigo, don seabundas palabras, con las cuales haFi íii!(;¡.-!CO Borras Bienvenido. - Marchó u Murcia don -Frauolscft. cen su propia cadri<SiO¡ón_BM»jrfy««T^^ Hidalgo. ^ - V.-T» -r^ - •,^- les fueraonaríos que lusiilin escritor'^ Motas varias' ./.«Deseamos— dicen —la ocupación En la Cíited¡al Ai>ti<íua hizo ayer sú inmediata por Francia, Inglaterra y primera comunión el precioso niño Portugal, de las regiones españolas que Pepito Fernández Truchaud, hijo de nuestro apreciable amigo el contadoi las sirven de fronteras, así como de his de fragata don Maniiel. islas Baleares y Canarias, de las que Letras de luto están en plena posesión los agentes alaEn la Consagrada Tglesia de Ta Camanes*. ridad se han celebrado 6Sta mañana a Suponemos que todos los franceses las diez, misas en sufragio del alma del honrados habrán leído con el mismo joven José Sánchez _Gáreía, hijo del oficial'retirado de Infajiterla de' Mariasco que nosoti'os tan miserables en na don Francisco. iudeeentes declaraciones». Reiteramos a lu familia del finado nuestro pésame.

FOOT-BALL Aj3:iiiins-Cai-tnsenn. — Rerellili u i < H i t o . —Elatiusiasfiiio I n t l e s crtBptiblc-EI pai'tttio - T r l i i n r*> d e A ^ i i i l a s . Tarea difícil es para mí, el tener que re.señar el partido de «foot-ball» que ayer tarde se verificó en nuestra ciudad, toda vez que nuestro redactor-deportivo señor Naendo se encuentra enfornio y no ha podido asistir a este «match» que ha dejado imborrables recuerdos en todos cuantos" lo ¡>¡esonoiamos y que si nns cálculos no salen mal, fueron unas cuatro mil personas. lia l l e g a d a En el tren mixto de las 10*35 de la noche del sábado llegaron a esta los jugadores del equipo aguileno Con ellos venía también una brillante r e presentación de los exploradores de aquella ciudad y un numeroso grupo de aficionado-í a este sport. A la estación acudieron para recibirles: el Comité de Exploradores con sa presidente señor Dorda, el «Sporlíng> en pleno y un numeroso público. A la llegada del tren los vivas a Águilas y Cartagena eran ensordecedores. Los jóvenes aguilenos, contestaban a estos desde el coche, agitando sus pañuelos y sombreros. Organizada la manifestación de simpatía al pueblo de Águilas y a cuyo frente figuraba el Comité de exploradores y la directiva del «Sporiing» se emprendió la marcha a la población entrando por la calle do San Diego, Plaza de la Merced, Duque, San Francisco, Campos, Aire, Medieras e Isaac Peral. Durante el trayecto los aguilenos recibieron infinidad de pruebas de simpatías y desdo los balcones en donde se encontraban gran número de «eñoritas se les tributaba grandes ovaciones, a las que contestaban los jóvenes dé la ciudad herinana con viyas a Cartagena y a los exploradores. En la puerta del «Hotel Francés» e s peraba a los viajeros la banda de música municipal repitiéndose los vivas y aplausos. Entnslaamo Durante las primeras horas del d o mingo ya se notaba vivísimo . interés en la población, por presenciar este reñidísimo partido, aunque el tiempo no convidaba a ello, toda vez que por la mañana calieron algunas lloviznas que solo sirvieron para asuslar'un poco a los jugadores. El p a r t i d o Hermoso golpe do vista presentaba el campo del «Sporting». Allí había acudido un inmenso 'gentío, ávido de presenciar las jugadas que uno y otro partido realizara y por ver a quien correspondía el triunfo

.A la's ouatro y cuarto hace su entrada la bainla do música y p)co después los exploradores que son recibidos cotí aplausos. A la llegada de los jugadores la ovación es formid:tble y después do un poco tiempo de entrenamiento el «reofere» señor Brons, hace la Señal y. se alinean los equipos. Tras los tres «burras» de ordenanza le toca sacar a Águilas comenzando el partido. ÍJU primera parte de este es reñidí^íiiua y el equipo cartagenero consiiíuo liao"!r el primer «tinto» de la tarde de una manera culos.d. , En el público se promuevo un movimiento de entusiasmo que termina o n una ovación y vivas para el Sporting. Después el equipo aguileno y en un «penalti» consigue hacer otro. Aquí hay que tener en cuenta que el guardameta cartiagenero dejó libre esta. Eii el público no gustó mucho este acto de los aguilenos toda vez que ese «goals» no decidía la victoria ni a favor do unos ni do otros. Pero en fin, las «cc»as» son las «cosas» y procedido al cambio de campo» se procedió de nuevo a la lacha ^pttólguiéndo Águilas tres «goals» ' mS» y Cartagena otro. El público que ayer tarde se mostró imparcial aplaudió con ardor las j u gadas de ambos equipos El equipo de Águilas, no hay que dudar que juega mucho, pero su juego no es limpio y se trae «combinas» qne no nos satisfacen, tales como el procurar tirar la pelota fuera. ;De todos sus jugadores el que más nos gustó fué el señor Buitrago,Cruco, y el gran Goicoechea que vino expresamente de Madrid para jugar con ellos. De los de Cartagena jugaron mucho y muy bien Domingo Sánchez, Valderas, Dioni, Ester, Para y Guantes. Fueron muchos los que recibieron los jóvenes aguilenos del pueblo de Cartagena. Después del match pasaron al Comité de exploradores donde fueron obsequiados con un «champagne» de honor, y por la noche con una comida en el Hotel Francés. Ue«pedl«lA La despedida hecha al equipo v e n cedor ha sido tan digna como el recibimiento y sabemos que los agujlefios se llevan una grata impresión de su estancia en ésta^ que era lo que los j ó venes del «Sporiing» deseaban toda vez que ellos también consiguieron que la estancia de nuestros jugadores en aquella ciudad fuese grata. No terminaré estas líneas sin dedicar unas censuras al Juez de campo por lo desacertado que actuó de arbitro y sin pedir mil perdones a loa lectores y aficionados por las deficiencias que en esta mal reseña hayan notado. M.

Femándmt


1917_05_14 El Eco de Cartagena p-1