Page 13

«Mujeres de Argel» (1834). Eugene Delacroix. Óleo sobre tela, 180 x 229 cm.

Si hay que modernizar, llevar el desarrollo a los bárbaros, es porque éstos no son capaces de hacerlo por su propia cuenta, entonces si no son capaces de pensar para el «bienestar» de ellos, tampoco son capaces de pensarse, y bajo esa premisa quien tiene que pensar son quienes mejor los conocen, es decir, el europeo que a recurrido al archivo de otros europeos, de esos naturalistas que buscaban en lo exótico una fuente de «inspiración» para sus obras, para su vida, y que plasmaron en cientos de páginas la grandeza perdida por estos pueblos, como sucedió con lo egipcio en la Europa del siglo XIX, por ejemplo, donde el «rescate» de su cultura terminó en la ornamentación de las tazas utilizadas 13

Revista AA14  

Arículo "El Orientalismo - Y la (posible)correspondencia con Latinoamérica de Muñozcoloma