Issuu on Google+


¿Por qué se celebra el Día del Trabajo, papi? - Te voy a contar mi querido Abel, aunque en realidad no es una celebración sino una recordación de hechos violentos que ocurrieron en el mundo.

gobierno de EE.UU. escuchó los reclamos y decretó la jornada laboral de 8 horas.

- Hace muchos años, allá por 1886, miles de obreros de la ciudad de Chicago (EE.UU.) protagonizaron una huelga general exigiendo reducir a 8 horas la jornada de trabajo. En esa época se trabajaba hasta 18 horas diarias, sin días de descanso. ¿Te imaginas -hijo- cuánto sacrificio?

- ¿Papito, entonces ahora sí tienes tiempo para que vayamos a jugar? - Sí Abelito, aunque a veces se trabaja un poco más, pero en esos casos te pagan más y tienes beneficios y leyes que te protegen. Ahora sí hay tiempo para pasear en familia, ayudarte en tus tareas escolares y a la vez descansar.

- Ellos pedían 8 horas para el trabajo, 8 horas para el sueño y 8 horas para estar con la familia.

- Qué bueno papi, yo cuando sea grande quiero ser un doctor. - Sí, pero debes primero estudiar. Luego de la escuela irás al colegio y de ahí a una gran universidad, así podrás ser médico y sanar a los demás.

- ¿Pero, entonces los papás no veían siquiera a sus hijos? - Así era mi querido Abel. - Cansados de tanto sufrimiento los obreros salieron a las calles de Chicago y aunque la policía los reprimía con dureza, finalmente el

- En el Ecuador, gracias a estos acontecimientos, las 8 horas de trabajo están vigentes desde 1916, y para que conozcas mi querido Abel, en 1980 la jornada semanal que era de 44 horas, se redujo a 40, es decir, se dejó de trabajar hasta el sábado mediodía.

- Entonces papito celebremos el Día del Trabajo. - Sí Abelito, celebremos. ¡¡¡VIVAN LOS TRABAJADORES!!!



Revista VEOVEO 19