Page 18

18 • MundoSalud • Marzo 2013

MARIO GUEVARA mguevara@mundohispanico.com

E

l cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en Estados Unidos y uno de los que más vidas ha cobrado, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), con sede en Atlanta. Según esa institución, en 2009 fueron diagnosticadas con esta enfermedad 61,646 personas, mientras que 9,199 perdieron la vida por esta misma causa. Los CDC consideran que uno de los mejores remedios para reducir las muertes por cáncer de piel es la educación y la prevención. Acciones sencillas como el evitar permanecer demasiado tiempo expuesto al sol, refugiarse en la sombra, usar sombrero, gafas de sol y aplicarse filtro solar podrían ser claves para prevenir esta enfermedad.

Prevención Es importante protegerse de la radiación ultravioleta (UV) durante todo el año, no solo durante el verano o cuando se está en la playa. Es posible que los rayos UV lo afecten también en días nublados o con neblina, al igual que en días soleados y despejados. Los rayos UV también se reflejan desde superficies como el agua, el cemento, la arena y la nieve. Otra forma de exponerse a esta radiación es el uso de las cámaras de bronceado en interiores.

FOTOLIA.COM

Proteja su piel del sol

Factores de riesgo

Las personas con ciertas características tienen más probabilidad que las demás de contraer cáncer de piel. Los factores de riesgo varían de acuerdo al tipo de cáncer de piel, pero entre los factores generales de riesgo se incluyen: • Piel clara • Ojos azules o verdes • Cabello rubio o pelirrojo • Numerosos lunares • Antecedentes personales y familiares de cáncer en la piel • Exposición al sol debido al trabajo o a las actividades recreativas • Personas que tuvieron quemaduras de sol durante la infancia • Piel sensible, que fácilmente se quema, enrojece o le salen pecas o que bajo el sol se siente adolorida.

Tips para cuidarse

Los CDC ofrecen estas recomendaciones para proteger su piel de las quemaduras del sol y prevenir este tipo de cáncer: Evite estar expuesto al sol entre las 10 a.m. y 4 p.m. durante el verano, ya que en este periodo la radiación solar alcanza su máximo nivel. Quédese en la sombra, especialmente durante las horas del mediodía. Use ropa para proteger la piel expuesta, especialmente si trabaja al aire libre. Use un sombrero grande que le cubra la cara, la cabeza, las orejas o el cuello cuando trabaje al aire libre o vaya a un parque, piscina o a la playa. Utilice unas gafas de sol que cubran parte de su rostro y bloqueen el 100 por ciento de los rayos UV. Use diariamente un bloquador solar con un nivel de protección de FPS de 15 o más. Evite las cámaras de bronceado en interiores.

1 Antecedentes familiares El cáncer de piel puede afectar a los miembros de una misma familia que tienen genes en común, y comportamientos, estilos de vida y lugares de residencia similares. La mayoría de los afectados por esta clase de cáncer ya tienen antecedentes familiares de esta u otra enfermedad crónica (por ejemplo, cáncer, cardiopatías coronarias y diabetes) o de afecciones (como hipertensión arterial e hipercolesterolemia). Para saber si alguien es susceptible a este tipo de cáncer por los antecedentes en la familia, basta con analizar tres generaciones de parientes biológicos, la edad al momento del diagnóstico de cada familiar afectado y la causa de muerte de todo el que haya fallecido. Para conocer si hay antecedentes de cáncer de piel en su familia, los CDC recomiendan a las personas hablar al respecto con los padres y abuelos. Cuando se tenga esa información actualizada, se le debe proporcionar a sus proveedores de salud para que hagan las pruebas respectivas. Fuente: CDC

2 3 4 5 6 7

Mundo Salud - Marzo 2013  

consejos, salud, noticias