Issuu on Google+

Shem Formando Hombres Comprometidos Con Los Principios Bíblicos CREADOS PARA BUENAS OBRAS Efesios 2:1-10 Todos fuimos llamados, es decir, cada uno de nosotros tiene un llamado y ha sido predestinado para andar en excelencia. Excelencia, es lanzar más allá de la marca usual, lanzamiento más allá que los demás, sobrepasar. ¿Cuán lejos estamos lanzando en lo que hacemos? Hay varias razones por las cuales, somos calificados para ser excelentes y la Biblia dice que: (Ef. 1:3-13) 1) Somos benditos, con toda bendición espiritual en los lugares celestiales. 2) Hemos sido escogidos en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él. 3) Fuimos predestinados para ser adoptados hijos de Dios por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad. 4) Hemos sido “aceptos” o “aptos” en Cristo, para alabanza de su gracia. 5) Tenemos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad. Para alabanza de su gloria. 6) Hay en nosotros un sello que nos distingue en calidad y la calidad con la que fuimos diseñados y esa es nuestra garantía de excelencia y éxito, para alabanza de su gloria. Definamos algunas de las palabras que sobresalen en nuestro texto bíblico para hoy: Sellados: del griego Sfragizo, que significa, “estampar con anillo o marca privada para seguridad o preservación. Cercado y protegido de malversación. Es una marca de algo privado y genuinidad”. Plenitud: Significa, abundancia, copiosidad, multitud, cumplimiento. Gracia: Significa, favor, mérito, donativo, aprobación, la influencia divina sobre el corazón y su reflejo en la vida. Operación: eficacia, actividad propia, poder.


Por eso no tenemos que copiar lo que otros hacen, pues hay en nosotros una marca de genuinidad, es decir, originalidad. No hagamos trucos, trampas enredos, fraudes, competencia desleal para triunfar. No promovamos la piratería en todo el sentido de la palabra. No abusemos de la originalidad de otros, desarrollemos la nuestra y tendremos éxito. Por eso lo menos que podemos esperar de nosotros mismo es ser excelente, genuinos, originales y ser exitosos. Así que, en cuanto a las obras podemos decir que: 1) Fuimos creados en Cristo Jesús para buenas obras. (Diseñados, destinados, equipados, capacitados, preparados, ungidos, fabricados, constituidos y legalizados) 2) Lo que nos hace capaces de andar en excelencia en las obras, es que Dios las preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Esto me hace pensar en el hecho de que no tenemos que fallar, fracasar o equivocarnos. El fracaso no es nuestro destino, o un estilo de vida. Lo mejor que podemos hacer es ser excelentes. Renuncia a los complejos que te limitan y que te roban el potencial de Dios en ti. No aceptes el fracaso, no te quedes en el piso. ¡Ser del sexo masculino es un asunto de nacimiento, pero ser hombre es un asunto de decisión! Pastor Gerardo Ampié ¡Aún no somos lo que llegaremos a ser pero vamos hacia allá!!


Creados Para Buenas Obras