Issuu on Google+

El Referendo del Agua Una movilización social enfrentada a fuertes intereses económicos

El Referendo del Agua se abrió paso en la Comisión Primera de la Cámara, con una votación favorable del 86% de los congresistas, en medio de un fuerte debate cuyo fondo son los alcances de las responsabilidades sociales del Estado colombiano.

Contrario a lo que pareciera apenas obvio, son diversos los sectores que consideran lesiva para el país la aprobación del Referendo del Agua en su texto original, tal como fuera suscrito por dos millos de colombianas y colombianos, cuyos temas centrales son:  el reconocimiento del acceso al agua potable como un derecho humano fundamental  la garantía de un mínimo vital gratuito para todas y todos sin exclusión  la conservación del medio ambiente para que haya agua abundante y limpia para las generaciones de hoy y de mañana  el respeto de la diversidad cultural y territorial del agua  la gestión pública estatal y comunitaria del agua sin ánimo de lucro Estos aspectos de beneficio general deberían imponerse por encima de cualquier otro interés o consideración en un país como Colombia en el que, cerca de 13 millones de compatriotas -30% de la población total- carecen en la actualidad de agua potable y sistemas de saneamiento básico impidiéndoles llevar una vida en condiciones dignas. O, el que, según palabras de Rafael Colmenares, Director de ECOFONDO y vocero de la iniciativa ciudadana, “… un millón y medio de personas son privadas del servicio por no poder pagar las altas tarifas.” (DÓNDE LO DIJO?) Pero, ¿qué es exactamente lo que molesta del texto del Referendo a ciertos sectores del país? En primer lugar, las responsabilidades de atención e inversión social que se derivarían para el Estado colombiano, cuyo énfasis ha sido colocado en los últimos años, en el gasto de defensa que en la actualidad, supera la suma de todas las transferencias en salud, educación y saneamiento ambiental. Un reciente estudio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano señala que nuestro país gasta 22,21 billones de pesos en la guerra, es decir, un 6,5% del Producto Interno Brutoi. En segundo lugar, controvierte el modelo productivo basado en la explotación de los recursos naturales, lo cual se vería afectado con el llamado a la conservación del medio ambiente que contiene el texto del Referendo. En este mismo sentido, la iniciativa ciudadana se coloca en contravía del proceso de privatización creciente de los servicios de acueducto y alcantarillado, entre otros muchos, ofreciendo inmensos beneficios económicos a las transnacionales, tal como ha sido


denunciado recientemente por organizaciones del Macizo Colombiano en relación con el megaproyecto de Represa del Quimbo, entregada a la multinacional EMGESA. Sin duda, para los sectores opuestos al Referendo lo que está en juego son las enormes utilidades económicas que se derivan del excelente negocio del agua, que deja una rentabilidad del 8% sobre activos en comparación con las utilidades de otros sectores como el financiero, con un 2% o de las telecomunicaciones con un 5,6%, cifras aportadas por una investigación de las organizaciones impulsoras del Referendo. El 21 de abril, el Presidente de la República en sus declaraciones sobre la agenda legislativa dijo: “El Gobierno ha dicho que el pueblo colombiano tiene derecho a pronunciarse sobre este referendo, y ha pedido al Congreso de la República y hemos acordado que el Congreso de la República introduzca modificaciones, para garantizar que el agua, los cauces, las playas, los humedales, los retiros, se respeten; que el agua, los humedales, las playas, son de propiedad de la Nación, que no pueden ser apropiados por particulares, que tampoco pueden ser apropiados por grupos étnicos.” (FUENTE) Por su parte, las organizaciones impulsoras del Referendo por el Agua, reclaman el respeto del texto original llamando la atención sobre los alcances reales de las iniciativas ciudadanas. “Las modificaciones, entonces, desvirtúan el mecanismo de participación pues, en el caso del referendo del agua, se pondría a votación un texto distinto - incluso contrario- al que propusieron los más de dos millones de personas que lo respaldan con su firma.” Se puede hacer un link al texto completo del referendo?


i

 Isaza, José Fernando y Campos Romero, Diógenes. Algunas consideraciones cuantitativas sobre la evolución reciente del conflicto en Colombia. En :  http://www.dhcolombia.info/IMG/pdf_ConflictoColombiano.pdf


referendo mojado