Page 47

Comenzando el siglo XVII, Hernandarias, el Gobernador del poblado comienza la construcción de una serie de obras públicas entre las cuales se contaba con un proyecto de un muelle de madera para mejorar el contacto portuario. Aunque no se concretaron ya que buenos aires no tuvo ninguna alteración en las de condiciones portuarias y solo se aprovecharon las condiciones naturales con las que contaba el río. A pesar de que no hubo una infraestructura portuaria hasta comienzos del siglo XIX, el puerto fue la base de la supervivencia de la ciudad, y gracias a este el poblado fue ganando importancia dentro de las colonias cercanas. De esta manera en 1617 se crean Gobernaciones separadas, dejando a Asunción como la capital de Paraguay, y a Buenos Aires como la ciudad cabecera en el del Río de la Plata, también en 1620 se crea el Obispado de Buenos Aires, dando autonomía también a la jurisdicción Eclesiástica. Esta vez al virreinato del Perú le desagrada, la relevancia del Puerto de Buenos Aires, si pensamos que “el camino desde Buenos Aires hacia Potosí (principal fuente minera del Virreinato del Perú) era de 1750 Km. de caminos llanos que se recorrían en dos meses, en cambio de Lima a Potosí la distancia era de 2500 Km. de áspera sierra que se cubría en cuatro meses”3, lo cual encarecía los costos de los productos que fuesen traídos a Potosí a través de Lima, así es que decide crear una tensión comercial, y por tanto sus funcionarios colocan en 1622 una Aduana seca en Córdoba para desalentar el comercio a través de Buenos Aires y luego otra en Jujuy, generando trabas comerciales. Con el tiempo Asunción, capital de la “provincia gigante de Indias”, empieza a perder toda su influencia debido a que se acentúa la importancia de la ubicación estratégica del Puerto de Buenos Aires, ya que este era la puerta de este sistema generado por la corona, por lo tanto es paso obligado del comercio que se dirige a Europa o viene de ella y además toma un carácter de núcleo fronterizo de la corona Española ya que se encuentra justo frente al poblado de Colonia de Sacramento (actual Uruguay), fundado por los portugueses en 1680, el cual más adelante será una gran oportunidad económica para el comercio ilícito entre los territorios Españoles y los Lusitanos. Esta ubicación estratégica y las condiciones naturales de resguardo que tenia Buenos Aires, fueron una gran ventaja durante los siglos venideros, esto sumado a la distancia que tenia el poblado con los grandes centros mineros del Reino Español, que hacia que la corona no tuviera una mayor presencia en la zona (cosa que si ocurría en el Puerto de lima o en Potosí) hacen que el puerto subsista en base al intercambio comercial a través de su puerto.

3

Ramón Gutiérrez, “Buenos Aires Evolución Histórica”, Buenos Aires 1992

49

Seminario  
Seminario  

Mi seminario de La universidad

Advertisement