Page 20

De un estilo que se encontraba en boga gracias a que fueron traídas de la mando de las migraciones de italianos, además tenía una estructura que no era de hierro como en la estación Terminal, sino de vigas de madera con uniones metálicas. Se podía apreciar en las construcciones ferroviarias del Ferrocarril Oeste, como sus edificios tenían un marcado parentesco con la arquitectura doméstica que estaba tomando forma en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, también mostraba la dura situación económica, que se evidenciaba en lo austero de las construcciones, pero sin duda lo que más resaltaba era “la particular amalgama de recursos- técnicos y formalesPlanos de la Estación de La Floresta, Jorge Tartarini, locales y el lenguaje tipológico de a opt. Cit. producción industrial que presentan los edificios de pasajeros” 2 . Por lo general la arquitectura de las estaciones de ferrocarril fue muy austera en una primera etapa, casillas de madera con elementos decorativos casi inexistentes.

1ª Estación Constitución de Ferrocarril Sud, Fuente: Jorge Tartarini, opt. Cit.

Por ejemplo el segundo edificio de la estación de Flores (una estación intermedia de plataforma única), era un volumen con su lado mayor hacia las vías del tren, una simple sucesión de aberturas con ningún énfasis y con una simple cornisa. No tenía ninguna cubierta para los andenes, ni tampoco ornamento alguno más allá de lo sencillamente necesario. Junto a la Compañía de Ferrocarriles del Oeste se fueron incorporando en el tiempo las Compañías de Ferrocarril Sud en 1862 Ferrocarril Norte 1863, Ferrocarril a Ensenada 1865, todas con estaciones de construcciones con estilos y tipologías similares.

Estación de Flores II, Fuente: Jorge Tartarini, opt. Cit.

2

Posteriormente al ir ganando importancia dentro del sistema ferroviario las estaciones fueron

Jorge Tartarini, Arquitectura Ferroviaria

20

Seminario  
Seminario  

Mi seminario de La universidad

Advertisement