Page 1

plagas y

enfermedades Afidos y amarillez virosa Pulgón verde (Myzus persicae) Pulgón negro (Aphis fabae) Síntomas de amarillez virosa Detección y control de pulgones Langostinos y marchitez amarilla Síntomas de marchitez amarilla Detección y control de langostinos Minahojas Detección y control de minahojas Insectos del suelo Arañitas Control de arañitas Cuncunillas y pilmes Cuncunillas Pilmes Insecticidas para el control de plagas Programa general de control Complejo de enfermedades foliares: oídio, cercóspora, roya y ramularia Oídio (Erysiphe betae) Cercóspora (Cercospora beticola) Roya (Uromyces betae) Ramularia (Ramularia beticola) Control de las enfermedades foliares Otras enfermedades Mildiu (Peronospora farinosa) Pseudomonas (Pseudomonas syringae) Pudriciones


64


plagas y enfermedades

plagas y

enfermedades

i

nsectos, hongos, bacterias, virus y fitoplasmas, que tienen en la zona centro-sur de Chile condiciones climáticas favorables para su establecimiento y desarrollo, presentan una amenaza potencialmente

Insectos dañinos • Langostinos • Pulgones Minahojas • Cuncunillas • Pilmes • Otros

Gusanos cortadores • Noctuidos Gusanos de suelo • Larvas de burrito • Gusano blanco • Gusano alambre

peligrosa para la remolacha. El combate eficaz contra estos adversarios del cultivo exige controles oportunos, la permanente observación de las siembras y la aplicación de las recomendaciones difundidas por el Area de Investigación de Iansagro.

Enfermedades transmitidas por insectos • Marchitez amarilla (vector langostino) • Amarillez virosa (vector pulgones) Enfermedades Foliares • Oídio • Cercóspora • Roya • Ramularia

Hongos de suelo • Caída de plantas (complejo de hongos) • Rizoctonia • Esclerocio

65


Afidos y amarillez virosa Los pulgones provocan daños directos a la remolacha cuando se presentan en gran número, puesto que se alimentan de sus hojas, y son los principales vectores o transmisores de la amarillez virosa, enfermedad que puede ocasionar pérdidas de rendimiento de hasta un 40%. Las especies que afectan el cultivo de remolacha tienen dos máximos poblacionales. El primero se extiende desde fines de octubre hasta la primera quincena de noviembre, afectando principalmente a las siembras primaverales. El segundo se registra desde febrero hasta abril e incluso puede prolongarse si las condiciones del otoño son de temperaturas suaves y lluvias escasas, período en que las siembras oto-

1

66

2

ñales están más expuestas. El riesgo de infestación de esta plaga es mayor en las zonas donde coexisten ambos tipos de siembra.

Pulgón verde (Myzus persicae) Este insecto es el principal vector de los virus de la amarillez virosa (BYV, BMYV y BWYV). La hembra alada habitualmente llega al cultivo en septiembre y a partir de esa fecha se reproducen sucesivas generaciones, las que infestan las plantas recién emergidas en toda el área remolachera. A contar de diciembre, las altas temperaturas estivales reducen la población, la que resurge desde fines de febrero hasta abril. 3

Pulgón verde, Myzus persicae. 1. Pulgón áptero (no alado) alimentándose de una hoja de remolacha a través de su estilete. 2. Hendidura característica entre los tubérculos antenales del pulgón. 3. Hembra alada de Myzus persicae.

Pulgón negro (Aphis fabae) Poblaciones numerosas forman colonias causando daños directos al alimentarse de las hojas de la remolacha. Su consecuencia más nociva es la transmisión del virus de la amarillez virosa. Generalmente su presencia es mayor en el período febrero – abril, aun cuando en condiciones benignas de invierno pueden también colonizar el cultivo en la misma época en que se presenta por primera vez el pulgón verde (octubre – noviembre).

Síntomas de amarillez virosa Los virus destruyen los pigmentos verdes de las hojas, provocando una amarillez que se extiende desde los bordes hacia el interior de la lámina. Los virus dañan los vasos conductores, como consecuencia de los cual los almidones se acumulan en el follaje el que se torna más grueso, quebradizo y crujiente al

Síntomas de amarillez virosa sobre la lámina foliar.


plagas y enfermedades

apretarlo. A veces se observan adicionalmente manchas de tonalidades rojizas a anaranjadas. La amarillez virosa es asintomática en su etapa inicial y, una vez que se manifiesta, ya es tarde para controlarla. Por tanto, siempre debe ser tratada en forma preventiva, es decir, se debe impedir la transmisión del virus mediante un control oportuno de pulgones.

Detección y control de pulgones Los pulgones se ubican principalmente en el envés de las hojas y, de preferencia, en las hojas nuevas de la planta. Para detectarlos se deben desdoblar los pliegues de las hojas pequeñas. El umbral de tratamiento es cuando se detecta 1 pulgón cada 5 plantas, sea negro o verde. Si la

semilla de remolacha está tratada con insecticida Gaucho 70% WS o Cruiser 70 WS no es necesario realizar tratamientos durante los 50 días siguientes

a la siembra. El control en este período sólo es recomendado si se encuentran pulgones ápteros (no alados), lo que puede ocurrir si la humedad del suelo ha sido insuficiente y por tanto ha impedido la activación plena del insecticida. El control se realiza exclusivamente con tratamientos insecticidas al follaje. La semilla está tratada con Gaucho 70% WS, en una dosis de 90 gramos de ingrediente activo (Imidacloprid) por unidad internacional. El tratamiento con Cruiser 70 WS corresponde a una dosis de 45 g de ingrediente activo (Thiamethoxam). Estos insecticidas, contenidos en el pildorado de la semilla, protegen las siembras contra la presencia de pulgones, no de langostinos.

Las aplicaciones destinadas al control de plagas deben considerar la información recogida en los monitoreos, la dinámica poblacional de los insectos y la presencia de enemigos naturales. Plagas primarias, como las de pulgones y langostinos, pueden ocasionar mermas severas en el rendimiento de la remolacha. Sin embargo, en el control de éstos y otros insectos dañinos, se debe tener la precaución de no aplicar tratamientos sobredimensionados para el resultado perseguido.

Langostinos y marchitez amarilla Los langostinos (Paratanus exitiosus) son insectos pequeños, de aproximadamente 0,3 cm, que transmiten la marchitez amarilla en la remolacha. Están presentes en el área desde San Fernando hasta Los Angeles, colonizan el cultivo a contar de mediados de octubre hasta abril.

Síntomas de marchitez amarilla Las plantas presentan detención del crecimiento, amarillamiento del follaje, aparición de coronas múltiples conocida como escoba de bruja, gran cantidad de hojas pequeñas y filiformes al centro de la corona, encurvamiento de las hojas hacia el interior y muerte del follaje viejo. Se inicia la pudrición de las raíces, que avanza desde el ápice hacia la corona, presentando una primera fase de flacidez conocida

1

2

3

4

5

6

Paratanus exitiosus (1) y otras especies de langostinos de la misma familia Cicadellidae (2 a 6).

67


lacha está en los primeros estados de desarrollo, abarcando también las malezas en los alrededores de la siembra, especialmente en zonas con antecedentes de marchitez amarilla. El umbral de tratamiento es cuando se captu-

Gran cantidad de hojas pequeñas y filiformes al centro de la corona acusan la presencia de marchitez amarilla en remolacha.

como “cola de chancho”. Una vez que las plantas contraen la enfermedad, la marchitez amarilla ya no puede ser controlada, por lo que la magnitud de las pérdidas está asociada a la época de aparición de los síntomas o período de infestación. El daño que esta enfermedad provoca en el cultivo es potencialmente mayor que el causado por la amarillez virosa.

ran 3 langostinos en 100 redadas realizadas con malla entomológica. El control se realiza exclusivamente con tratamientos insecticidas al follaje. En zonas de alta presión de la plaga se recomienda hacer aplicaciones de insecticidas en los contornos de la siembra, cubriendo una franja de alrededor de 10 metros, con la finalidad de crear una barrera que impida el avance de los langostinos hacia el interior del cultivo.

Paratanus exitiosus Estadio ninfales

Detección y control de langostinos

68

El langostino realiza vuelos cortos e inicia la infestación en los bordes de la siembra, avanzando luego hacia el interior. Pueden ser más fácilmente capturados en días soleados y con poco viento, preferentemente al mediodía. Al pasar la malla entomológica se debe tocar el follaje, para que al saltar caigan en la red. Las redadas se deben iniciar cuando la remo-

1 mm Los cinco estadios ninfales del langostino (Paratanus exitiosus). La mancha característica del dorso se denomina montura. Sólo el primer estadio ninfal carece de ella.

2

1 y 2. Langostinos adultos. 3. Ninfa de langostino. La mancha en el dorso, comúnmente conocida como montura, se observa durante prácticamente toda su etapa ninfal. Las otras especies de la familia Cicadellidae no presentan este rasgo característico.

1

3


plagas y enfermedades

Minahojas La minahojas (Liriomyza huidobrensis) es una plaga de gran voracidad, que está presente durante todo el año en diferentes huéspedes. Los estados adultos miden un promedio de 2 mm, su color es negro a gris, sus álteres (segundo par de alas, atrofiado) son amarillos y tienen como característica identificadora una mancha triangular amarilla entre los dos pares de alas. El ciclo desde ovipostura hasta la fase adulta fluctúa entre 16 y 23 días en el período primavera – verano, y prácticamente se duplica en otoño – invierno. Las hembras tienen gran capacidad de

ovipostura, por lo que las apariciones de larvas en el follaje aumentan en forma extraordinariamente rápida y numerosa, causando grandes daños. El control se dificulta por la predisposición de las adultas a oviponer y alimentarse del follaje con mayor concentración de azúcares, como son las hojas intermedias de la planta, donde es difícil lograr un buen mojamiento con la aplicación insecticida. La colonización se inicia en la nascencia de las plantas (septiembre) y se extiende hasta marzo abril. Las mayores presiones de la plaga se registran en los meses de diciembre y enero.

Ciclo de la Minahojas Huevo: 3 - 4 días

Adulto: 7 - 14 días

Pupa: 7 - 12 días

Iansagro utiliza “trampas amarillas” para detectar la presencia de minahojas adultos.

Larva: 6 - 7 días

Fluctuación poblacional de adultos de Liriomyza huidobrensis y su parásito Euparacrias phytomyzae (Brèthes) (Hymenopt. Eulophidae) en remolacha sin tratamiento insecticida. Ñuble 1998-2001 120 Liriomyza Euparacrias

individuos/100 redadas

100

80

60

40

20

0 noviembre

diciembre

enero

febrero

marzo

Fluctuación poblacional de minahojas adulto y enemigo natural, sin aplicación de insecticida Autor: Pedro Casals B.

Detección y control de minahojas Dado el pequeño tamaño de la mosca adulta, para detectar su presencia se utiliza una malla entomológica, pasándola sobre el follaje. Adicionalmente, Iansagro tiene instaladas “trampas amarillas”, destinadas a capturar estos insectos y detectar el inicio de la fase de crecimiento exponencial de su población, acorde al cual se define la fecha del primer tratamiento insecticida. Las larvas son fáciles de observar en las hojas basales e intermedias de las plantas, especialmente en la nervadura central de la hoja. La estrategia de control que demuestra mayor efectividad es la que combina la racionalización de las aplicaciones de insecticidas con el

69


aprovechamiento de las condiciones que ofrece el propio entorno, lo que se traduce en menores costos y un manejo más armonioso con el cuidado medioambiental. Existen pequeñas avispas (microhymenopteros) que son enemigas naturales de la minahojas, dada su capacidad de parasitar las larvas de estas moscas. Entre ellas se cuenta la Euparacrias phytomyzae. Se debe evitar la eliminación de este insecto benéfico, seleccionando con criterio técnico los insecticidas y su fecha de aplicación en la remolacha. Existen diversos insectos que colaboran en la tarea de control de plagas, como ciertas especies de microhymenopteros que son parasitoides de pulgones; la chinita (coleoptera), que en sus estados de ninfa y adulto es depredadora del pulgón, Chrysopas, Sirfidos, y Nabidos, también enemigos naturales del pulgón. Los Anagrus son parasitoides de huevos de langostinos. También existen hongos que parasitan insectos, denominados hongos entomopatógenos. Todas las aplicaciones destinadas al control de minahojas deben incluir un coadyuvante

Microhymenoptero, pequeña avispa que parasita las larvas de minahojas.

organosiliconado en dosis de 30 a 50 cc por 100 litros de agua. La dosis inferior se aplica en siembras primaverales hasta el cierre de hileras, y la superior se usa a partir de ese estado, tanto en siembras primaverales como otoñales.

70

Pulgón parasitado por un hongo entomopatógeno.

Ninfa (estado inmaduro) de chinita, depredadora de pulgones y otros insectos.

Insectos del suelo A este grupo pertenecen las larvas de burrito, los gusanos blancos y los gusanos alambre. Más cerca de la superficie, y en ocasiones en la parte aérea, se presentan algunos Noctuidos como gusanos cortadores. Para el control en las zonas de riesgo –acorde a antecedentes históricos o por manejo de residuos, cuando se ha incorporado rastrojo o guano– hay tres alternativas de aplicación en presiembra

incorporado: 3 litros de Lorsban 4E o de Cyren o de Lorsban Plus. Si la presencia de insectos de suelo es detectada después de la siembra es posible aplicar uno de los mismos productos, reduciendo la dosis a 2 litros por hectárea para evitar fitotoxicidad, especialmente si la remolacha presenta cierto estrés. La eficacia de este tratamiento tardío, sin embargo, es dudosa.


plagas y enfermedades

Larvas de burrito encontradas en remolacha.

Gusano alambre encontrado en remolacha.

Gusano blanco recogido en remolacha.

Arañitas La arañita (Tetranychus urticae) es un artrópodo perteneciente a la clase de los arácnidos. Se la conoce como arañita bimaculada por las dos máculas o manchas que normalmente presenta en el dorso, aunque no es el único ácaro que las tiene.

Control de arañitas Existen otros ácaros que las depredan e incluso insectos, como las ninfas de chinita, que devoran sus pequeños huevos, los que son esféricos, lisos y perlados. Se debe tener la precaución de no abusar de los insecticidas, especialmente de los fosforados y piretroides. El control químico no es fácil, debido a que esta arañita forma una tela sedosa con la cual se protege, y las abundantes colonias se ubican en el envés de la lámina foliar, difícil de alcanzar con las pulverizaciones. Alternativas de control químico: • Azufre polvo en dosis de 35 a 50 kg/ha, aplicado con azufradora. • Si junto con las arañitas hay presencia de minahojas, se debe preferir el uso de abamectina, habitualmente recomendado para el control de minahojas, ya que también tiene acción acaricida. Para lograr un buen mojamiento es indispensable diluir el insecticida en grandes volúmenes de agua. Adicionalmente, se recomienda usar un adyuvante organosiliconado y realizar la aplicación con equipos asistidos por aire.

71 Ataque de arañita bimaculada en remolacha.

Arañita bimaculada y sus pequeños huevos esféricos.

Arañita bimaculada sobre una hoja de remolacha.


Cuncunillas y pilmes Cuncunillas y pilmes representan plagas de menor importancia en la remolacha. La decisión

de controlar debe ser tomada en función del área foliar de la remolacha, ya que el daño causado por estos masticadores en un cultivo cerrado puede ser insignificante para las plantas, en tanto el insecticida puede significar la mortandad de los enemigos naturales, generándose un desequilibrio en favor de la plaga. En otras palabras, la opción de aplicar un insecticida, la selección del producto y la fecha de control deben tener una justificación agronómica.

Cuncunillas

72

Pilmes El “pilme” o “pilme de la papa” (Epicauta pilme) es un coleóptero de la familia Meloidae. De color negro brillante, con fémures anaranjados, habitualmente se lo encuentra en pequeños focos en los bordes del cultivo. Este insecto es de fácil control. Sin embargo, dependiendo de la fecha en que se presente y de la intensidad del ataque, puede ser preferible no aplicar insecticidas o hacer sólo aplicaciones en algunos sectores del potrero con la finalidad de eliminar focos de presencia.

Las cuncunillas son lepidópteros de la familia Noctuidae. La especie más frecuente en el cultivo es la denominada copitarsia o “cuncunilla de las hortalizas” (Copitarsia consueta). En su primer estado larvario es de color verde claro y tiene una línea lateral blanca. Posteriormente, su tonalidad se oscurece. La larva es de hábito desfoliador (devoradora de hojas). La magnitud del daño que pueda provocar depende del estado fenológico (etapa de desarrollo) de la remolacha. Sobre una planta juvenil, de escasa área foliar, el perjuicio puede ser más importante. En cambio, una presión similar de cuncunillas sobre una remolacha ya cerrada podría causar apenas una desfoliación de efectos marginales. Daño al follaje por ataque de pilmes.

Cuncunilla (Copitarsia consueta)

Remolacha cerrada con ataque de cuncunilla. El daño es menor, por lo que no es necesario aplicar insecticida.


plagas y enfermedades

Insecticidas para el control de plagas Programa general de control de plagas Fecha aproximada

Siembra Presiembra Ago-sep

Dosis (litros o kg / ha) Insecticida Observación

Cruiser 70 WS Gaucho 70% WS

Insecticida incluido en el pildorado de la semilla. Otorga protección contra áfidos durante aproximadamente 50 días.

3,0

Lorsban 4E Lorsban Plus Cyren 48 EC

Aplicar en presiembra en las zonas de riesgo: suelos con antecedentes de gusano del suelo y donde se ha realizado una preparación del suelo con incorporación de rastrojo o guano.

Las aplicaciones en postemergencia son menos efectivas y deben ser incorporadas con riego, reduciendo la dosis a 2 l/ha para evitar fitotoxicidad, especialmente cuando las plántulas de remolacha presentan estrés (por heladas, viento, caída de plántulas, escasez o exceso de humedad, u otros factores). Octubre

Diciembre

1,0

0,15 0,15 0,5 0,5

Monarca 112,5 SE

Magic 75 WP Trigard 75 WP Fast 1.8 EC Numectin 2.0 EC

Permite controlar un amplio rango de insectos y principalmente pulgones, cuya mayor presencia se registra entre fines de octubre y la primera quincena de noviembre. También contribuye a disminuir la población de minahojas y a controlar cuncunillas, pilmes y langostinos. La aplicación se hace alrededor de 50 días después de la siembra y debe estar basada en los indicadores del monitoreo de plagas, esto es, el conteo de pulgones ápteros, trampas amarillas y redadas entomológicas. Insecticidas específicos y de alta eficacia, son los que menos daño causan al medio ambiente y a los enemigos naturales de las plagas. El producto debe ser aplicado antes de que el daño causado por la minahojas sea severo. Si se usan abamectinas (Fast 1.8 o Numectin 2.0 EC), es indispensable aumentar la dosis de coadyuvante organosiliconado a 80 cc /100 l agua para obtener un buen resultado.

Las fechas indicadas deben ser ajustadas según la zona de siembra.

73


74 Insecticidas Nombre comercial Ingrediente Concentración activo

Fabricante o distribuidor

MTD 600 SL

Metamidofos

600

g/l

Anasac

Fast 1.8 EC

Abamectina

18

g/l

Anasac

Numectin 2.0 EC

Abamectina

18

g/l

Arysta LifeScience

Cyren 48 EC

Clorpirifos

480

g/l

Basf

Lorsban 4E

Clorpirifos

480

g/l

Dow AgroSciences

Lorsban Plus

Clorpirifos Cipermetrina

500 50

g/l g/l

Dow AgroSciences

Fastac 100 EC

Alfacipermetrina

100

g/l

Basf

Gaucho 70% WS

Imidacloprid

700

g/kg

Monarca 112,5 SE

Thiacloprid ß Cyfluthrin

100 g/l 12,5 g/l

Bayer CropScience

Cruiser 70 WS

Thiamethoxam

700

g/kg

Syngenta Agribusiness

Karate Zeon

Lambdacihalotrina

50

g/l

Syngenta Agribusiness

Pirimor

Pirimicarb

500

g/kg

Syngenta Agribusiness

Magic 75 WP

Ciromazina

750

g/kg

Certis

Trigard 75 WP

Ciromazina

750

g/kg

Syngenta Agribusiness

Selecron 720 EC

Profenofos

720

g/l

Syngenta Agribusiness

Bayer CropScience


plagas y enfermedades

Espectro de acción de los insecticidas Dosis Insecticida Afidos Langostinos Minahojas Cuncunillas (l o kg/ha) (ingrediente activo) y pilmes

Gusanos del suelo

Insecticidas recomendados 2 - 3

(Clorpirifos)

+

+++

++

+++

++

2 -3

Lorsban 4E (Clorpirifos)

+

+++

++

+++

++

2 -3

1

Cyren 48 EC

Lorsban Plus Monarca 112,5 SE

+

+++

++

+++

++

+++

+++

++

+++

-

-

-

+++

-

-

-

-

+++

-

-

0,5

(Abamectina)

Fast 1.8 EC

0,5

(Abamectina)

0,15

(Ciromazina)

-

-

+++

-

-

0,15

Trigard 75 WP (Ciromazina)

-

-

+++

-

-

Numectin 2.0 EC Magic 75 WP

Insecticidas de apoyo

1 - 1,5

MTD 600 SL

0,5 Pirimor 1

Selecron 720 EC

++

+++

++

+++

-

+++

-

-

-

-

+

+++

++

+++

-

+

+++

+

+++

-

+

+++

+

+++

Insecticidas de último recurso 0,2 - 0,3 0,2 - 0,3

Fastac 100 EC

Insecticida piretroide Karate Zeon

Insecticida piretroide

+++ Efectivo

++ Mediano

+ Insuficiente

- Sin control en remolacha

Insecticidas de apoyo • Metamidofos (MTD 600) y Selecron 720 EC: su uso está indicado sólo para aplicaciones muy tardías y para zonas “rojas” (de alto riesgo) de langostinos. Debe ser aplicado en los contornos del cultivo, con el propósito de servir como primera barrera que impida la entrada (propagación) de los langostinos hacia el resto de la siembra. Si existen langostinos y minahojas preferir Selecron 720 EC. • Pirimicarb (Pirimor): aficida destinado al control de pulgones una vez que se ha agotado el efecto residual de Monarca. No afecta a chinitas ni escarabajos. En avispas parasíticas y ácaros predadores su efecto es inocuo a levemente dañino, y moderadamente dañino en el caso de los sírfidos. Su efecto residual es corto, por lo que se debe utilizar sólo cuando el nivel de pulgones lo requiera, teniendo la precaución de no adelantar su aplicación. Insecticidas de último recurso • Piretroides (Fastac, Karate Zeon y otros): es una opción para el control de langostinos. Se debe racionalizar su uso, aplicando sólo cuando existe una justificación real, ya que los piretroides son nocivos para todos los enemigos naturales de plagas. Recomendaciones para la aplicación • La recomendación general para mejorar la distribución y penetración de los insecticidas es aplicar, hasta antes del cierre de hileras, con un volumen de agua de 200 litros/ha y, con posterioridad a esa fecha, con 300 litros/ha. • Se debe agregar un coadyuvante organosiliconado, a razón de 30 a 50 cc/100 litros de agua, con excepción de las abamectinas (Fast 1.8 o Numectin 2.0 EC), en cuyo caso la proporción es de 80 cc/100 litros de agua. • La presión de pulverización debe estar fija en el rango de 3 a 5 bares. • Las aplicaciones de mejor calidad se consiguen con pulverizadores con asistencia de aire, tipo Hardi Twin.

75


Complejo de enfermedades foliares: oídio, cercóspora, roya y ramularia Oídio (Erysiphe betae)

76

Esta enfermedad fungosa recubre las hojas de una capa algodonosa blanca de aspecto polvoriento. La enfermedad se manifiesta desde mediados de diciembre hasta abril, al principio sobre plantas aisladas, para luego expandirse rápidamente al resto del cultivo, disminuyendo la función clorofílica de las hojas y causando una baja de rendimientos. Las condiciones predisponentes para el desarrollo del oídio son una humedad relativa entre 40% y 50% y temperaturas promedio de 20 a 28° C.

Ataque de oídio (micelio del hongo). En este estado, es demasiado tarde para lograr un control eficaz.

CercÓspora (Cercospora beticola)

Roya (Uromyces betae)

Se manifiesta por la aparición, en las hojas de la remolacha, de pequeñas pústulas, generalmente concéntricas, de color café con halos café rojizos. En el centro de éstas se observan pequeños puntos negros, que corresponden a los conidióforos del hongo. La condición predisponente para el desarrollo de la cercóspora es una alta humedad relativa (más de 90%). La temperatura incide sobre el período de incubación de la enfermedad, el que es más corto en la medida que hay más calor.

La roya se manifiesta por la presencia, en el haz y en el envés de las hojas, de pústulas de alrededor de 1 mm de diámetro, de color rojo anaranjado o marrón. El hongo que la causa se desarrolla en condiciones de alta humedad relativa (superior a 90%), pero no necesita temperaturas altas. Debido a ello, esta enfermedad es frecuente en las siembras otoñales. En las siembras primaverales se presenta principalmente desde febrero en adelante.

1

2

3 Ataque de roya, perdida ya la oportunidad de aplicación. Detalle: pústulas con sus uredosporas características.

1. Remolacha con pérdida de follaje debida a un ataque severo de cercospora en la lámina y pecíolo. 2. Manchas características de cercospora. 3. Detalle del centro de una mancha de cercospora, en la que se distinguen las estructuras fúngicas del hongo. Los puntos negros son los conidióforos, estructuras que producen las conidiósporas, de color blanco.


plagas y enfermedades

Ramularia (Ramularia beticola) Este hongo provoca la formación en las hojas de manchas grises o marrones, a veces bordeadas de un halo más oscuro. Son generalmente más grandes e irregulares que las debidas a la cercóspora, de la cual se diferencia porque los pequeños puntos en el centro de la pústula, que corresponden a los conidióforos, son blancos. Las condiciones predisponentes para el desarrollo del hongo de la ramularia son una humedad relativa sobre 90% y temperaturas de más de 17° C, idealmente entre 23 y 25° C.

Control de las enfermedades foliares El umbral de tratamiento corresponde a la detección de las primeras pústulas o manchas en las hojas, debiendo repetirse la aplicación de acuerdo al efecto residual de los fungicidas (alrededor de 20 a 25 días) o en caso de reinfección de la siembra. Si las aplicaciones iniciales son oportunas, pueden transcurrir 30 a 35 días para que sea necesario repetirlas. Para tener seguridad en esta materia se debe, a contar de los 20 días después del tratamiento, revisar el cultivo una vez por semana y observar si aparecen pústulas en activo desarrollo. Esto es, en el caso de la cercóspora, conidióforos negros con micelio blanco en el centro de la pústula y, en la roya, uredosporas esféricas de color rojo ladrillo brillante. Los factores que aumentan la probabilidad de una presencia anticipada o más virulenta de enfermedades foliares, y ante los cuales se debe prestar especial atención para controlar a tiempo, son: • Siembras tempranas. Si las condiciones ambientales son propicias y existe inóculo, es probable que la enfermedad se presente antes. Es el caso de las siembras otoñales, habitualmente las primeras en requerir un tratamiento fungicida.

Ataque de ramularia: en el centro de la pústula se observan los conidióforos, de color blanco.

La aparición de la primera pústula de roya, cercóspora o ramularia es el momento oportuno para iniciar el tratamiento con fungicidas

Micelio de oídio en estado de estrella: oportunidad adecuada para aplicar fungicidas.

77


Fungicidas para enfermedades foliares Nombre comercial

Dosis para oídio l / ha

Dosis para roya y cercóspora l / ha

Azufre Landia 350 EXT (kg/ha)

25

-

Tacora Mas

1

-

Soprano C

1

1

Punch-C

0,5

0,75

Record 267,5 EC

0,7

0,7

Juwel Top

0,75

0,75

1

1

Score Beta 475 EC

• Proximidad a parcelas infectadas el año anterior, cuando el inóculo ha quedado en el suelo, como ocurre en situaciones de ataque severo. • Repetición de remolacha en el mismo potrero, por el inóculo que queda en el suelo. • Proximidad a ríos o a zonas encharcadas, debido a que la alta humedad relativa favorece el desarrollo de los hongos. • Cultivos excesivamente regados, también debido a la alta humedad relativa (riesgo que se evita al regar según la recomendación del balance hídrico). • Sensibilidad varietal, asociada a las características genéticas de algunas variedades.

Otras enfermedades Mildiu (Peronospora farinosa) Este hongo del follaje afecta simultáneamente las siembras de otoño y de primavera. Los síntomas son deformación y engrosamiento del follaje, especialmente de las hojas centrales de la planta, y aparición en la superficie de un micelio plomizo con abundante producción de conidias. Condiciones de alta humedad relativa y temperaturas medias de 15° C predisponen el establecimiento de este hongo. En términos generales esta enfermedad no es considerada importante para la producción de remolacha, dado que es de escasa presencia y no afecta los rendimientos en forma relevante.

78

Remolacha con ataque de mildiu.


plagas y enfermedades

Pseudomonas (Pseudomonas syringae) Esta enfermedad, de origen bacteriano, se desarrolla especialmente en condiciones de alta humedad relativa y temperaturas moderadas a bajas. Se reconoce por el color amarillento que adquiere el follaje y el reticulado de nervios amarillos que se forma en los bordes de la hoja, los que posteriormente necrosan, formando manchas negras que recorren los nervios principales de la hoja. Ciertas variedades de remolacha han presentado mayor susceptibilidad a la presencia de esta enfermedad. No obstante, habitualmente no se recomiendan medidas de control químico, dado que con el aumento de las temperaturas tiende a desaparecer.

Todas las semillas utilizadas en remolacha están tratadas con insecticida y con los fungicidas Hymexazol y TMTD, preventivos del ataque de hongos del suelo.

Control de rizoctonia (Rhizoctonia solani) En todos los casos en que el suelo tiene antecedentes de ataque de este hongo se deben usar variedades tolerantes. En superficies donde la pérdida de plantas haya superado el 50 % de la población no se debe sembrar remolacha.

Raíz con ataque superficial de rizoctonia.

Esclerocio (Sclerotium rolfsii) Hoja de remolacha con pseudomonas.

Pudriciones Entre las especies de hongos del suelo potencialmente más perjudiciales en los primeros estados de desarrollo de la remolacha están los géneros Pythium, Aphanomyces y Rhizoctonia. Los riesgos de daño son mayores en cultivos sembrados tardíamente (octubre), en suelos en que se repite la remolacha sin rotación con otro cultivo y en siembras sometidas a estrés por sequía o anegamientos. Estas últimas condiciones pueden ser corregidas con la aplicación de riego o con labores mecánicas para eliminar el exceso de humedad, según el caso.

Las pérdidas provocadas por esta enfermedad fungosa del suelo pueden llegar al 100% de la producción si el ataque se inicia tempranamente en la temporada (diciembre – enero). Se trabaja en ensayos con diferentes moléculas fungicidas en busca de medidas de control, pero aún no se han descubierto variedades tolerantes ni aplicaciones químicas efectivas. Las siembras que presentan un 20% o más de pudriciones por rizoctonia o esclerocio no deben ser cosechadas con máquinas. Todo equipo usado

en áreas infectadas tiene que ser lavado con alta presión de agua antes y después de realizar la labor respectiva.

79


Cosecha de remolacha con pudriciones

En las zonas donde hay presencia de estas enfermedades se debe dar especial importancia a la obligación de lavar en forma minuciosa y con

Las siembras que tienen un 20% o más de remolacha con pudriciones por rizoctonia o esclerocio no deben ser cosechadas con máquina.

alta presión de agua todos los equipos antes y después de entrar a los potreros.

1

2

3

4

4

80 1. Micelio del hongo del esclerocio en una raíz de remolacha. 2. Daño por esclerocio en una siembra. La pudrición de las raíces causa la pérdida de las plantas y el suelo es rápidamente infestado por malezas. 3. Avances parciales en un ensayo de fungicidas para el control de esclerocio, en contraste con testigos (sin tratamiento). 4. Detalle de las estructuras de resistencia, en la corona de una raíz.

Fungicidas Nombre comercial Ingrediente Concentración activo

Azufre Landia 350 EXT Tacora Mas Soprano C Juwel Top Record 267,5 EC Punch C Score Beta 475 EC

Azufre Tebuconazole Carbendazima Epoxiconazol Carbendazima Kresoxim-methyl Epoxiconazol Fenpropimorph Trifloxystrobin Cyproconazole Flusilazol Carbendazima Difenoconazole Fenpropidin

930 250 125 125 125 125 125 150 187,5 80 250 125 100 375

g/kg g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l g/l

Fabricante o distribuidor

Azufres Landia Anasac Arysta LifeScience Basf Bayer CropScience Dupont Chile Syngenta Agribusiness

plagas y Afidos y amarillez virosa Pulgón verde  

Hongos de suelo • Caída de plantas (complejo de hongos) • Rizoctonia • Esclerocio

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you