Page 92

Memorias

Su rizado y blondo cabello, que con el viento va y viene; se encrespa y parece vivo cuando el disgusto previene. ¡Qué por ser mujer no va a estudiar! y se rebela, rebelde; y hasta se creía el padre que iba a obedecerle. Pero su empeño es tanto, que la idea permanece; tanta determinación ¡hasta la gloria estremece! 91

Memorias margarita salas woocay  
Memorias margarita salas woocay  
Advertisement