Page 58

Memorias

Apenas traspasar el portón el comité de bienvenida, se acercaba presuroso pidiendo a gritos comida. Formado por cuatro patos, tres varones y una hembra de copete despeinado, pues siempre la traían “huida”. Imponente chimenea de gran fuego acogedor, que iluminaba la noche y a mi humanidad brindó su calor. La tibieza de sus llamas despedidas con gran color, rojo fuerte, anaranjado, como una caricia paliativa para mi dolor. 57

Memorias margarita salas woocay  
Memorias margarita salas woocay  
Advertisement