Page 1

Concursos Literarios “Nuevas Historias de Buen Trato entre Niñas y Niños” “Iguales” 15 de abril, 2011

Introducción Desde el año 2006, el Centro de la Mujer Maipú, programa que funciona a través de un convenio entre la Municipalidad de Maipú y el Servicio Nacional de la Mujer – SERNAM, trabaja en la comuna implementando un modelo de intervención integral que entrega atención a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y desarrolla acciones de prevención comunitaria, apuntando a un cambio cultural, que genere conciencia y participación de la ciudadanía en la reducción del problema. Durante el año 2009 y 2010 las actividades desarrolladas por el Área Comunitaria del Centro de la Mujer Maipú, se enmarcaron en la campaña “Las mujeres sostienen la mitad del cielo”, cuyo mensaje pretendía sensibilizar sobre la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres. Una de las actividades con mayor impacto en la comunidad, corresponde a los concursos literarios que se vienen implementando desde el 2008, incluyendo a niñas y niños desde el 2009. Los trabajos ganadores han sido recopilados en el libro “Las mujeres sostienen la mitad del cielo y de la tierra”. Este año tenemos el agrado de realizar la premiación de los trabajos ganadores de los concursos literarios 2010 “Iguales”, para jóvenes y adultos/as; y “Nuevas Historias de Buen Trato entre Niñas y Niños”, para niñ@s de 8 a 13 años. Invitamos a la comunidad a hacerse parte de esta iniciativa, a través de los concursos literarios 2011, cuya convocatoria será promovida oportunamente a través de los espacios en Internet del Centro de la Mujer Maipú y la Municipalidad, así como de los centros comunitarios y las bibliotecas públicas.

Concurso de Cuentos “Nuevas Historias de Buen Trato entre Niñas y Niños”

Concurso Literario de Cuento Corto y Poesía “Iguales”

Este concurso se implementa principalmente en distintos colegios y liceos de la comuna, con el apoyo de orientadores o encargados de las bibliotecas.

A través de este concurso invitamos a jóvenes y adult@s, a escribir cuentos cortos y poesía en las que expresen sus ideas y sensaciones en obras que aporte a la sensibilización y reflexión en torno a las relaciones igualitarias entre mujeres y hombres y la prevención de la violencia de género.

Invita a niñas y niños, de 8 a 10 y de 11 a 13 años, a escribir cuentos que hablen de cómo, independientemente de nuestro sexo, tenemos los mismos derechos y podemos de manera respetuosa, alcanzar la igualdad reconociendo la diferencia, y así, desmitificar los esteriotipos que nos impone la cultura machista.

Equipo Centro de la Mujer Vanessa Hernández, Coordinadora / César Muñoz, Abogado Alejandro Riquelme, Psicólogo / Dayana Lillo, Monitora Luz Marina Astorga, Monitora / María Moraga, Estafeta


Concurso de cuentos: Nuevas historias de buen trato entre niñas y niños Categoría 8 a 10 años

Somos Iguales Hasta en Marte En Marte había una marciana y marciano que se molestaban a cada rato, no se soportaban, la marciana se llamaba Luisa y el marciano Steve; en el colegio se molestaban, en sus casas se molestaban, hasta cuando dormían se molestaban. Ni siquiera los papás se aguantaban y lo pero es que eran vecinos. Ni sus perros se aguantaban. El marciano Steve pensaba que, como era niña, era tonta. Él pensaba que no podía jugar sus juegos favoritos como la pelota, barkettball, bareboll y las carreras. Ella pensaba lo mismo de él. Tampoco tenían los mismos gustos: a Steve le gustaba el pan con clarito (alimento) y leche de cerdo espacial, y a Luisa el pan con dardor y yogurt con morais. No tienen nada de nada en común los dos chicos. Pero un día Steve vio a Luisa jugando a la pelota en el gimnasio, le cambió casi totalmente la vida. Y Luisa también vio a Steve saltando la cuerda con sus dos hermanas en el patio de su casa. Quisieron conocerse más espiándose, pero sus ideas fallaron porque sus papás los cacharon. Entonces sus papás los retaron y ni siquiera se pescaron en el colegio, pero decidieron conocerse mejor. Mientras los papás pensaban que no se juntaban, ellos se veían todos los días de la semana, de lunes a viernes, para jugar a la pelota, y resultó ser que Luisa era tan buena como Steve. Fue lo mismo la semana que venía, sólo que jugaron a saltar la cuerda, igualito a Luisa. Finalmente, los hijos le dicen a sus papás a quienes, primero, les cuesta entender, pero después se dan cuenta de que lo que dijeron los niños es verdad y hasta sus perros se dan cuenta del daño que se hicieron las familias. Por eso deciden ser amigos entre sí, por sus hijos, porque Steve y Luisa serán amigos por siempre, en las buenas y en las malas. Martín Antonio Malloca Salas, 10 años. Colegio Nuestra Señora del Carmen. Primer Lugar, categoría de 8 a 10 años.

s del 3º A as y los Las Niñas y Niño Ramírez. Las niñ tía Karen Urrutia s feas. la sa a co er n e cía jef de ra se sala, su profeso aban el pelo y la tir estase en n, día 28 ba an Un ga er o. pujaban, se pe o A. Los niños y días peleand el recreo: se em y pasaron días io era un rso del 3º básic o cu em en nd el n pr z lea el ba , ve pe lea os n un pe ro niñ Había siempre as contra í que siguie ban muy bien, una medalla, hicieron caso, as actividades de niñ niños no se lleva a y el premio era un concurso de pelear, pero no ec ió on cu hib ier de hic pro e era r les , lea después los so ren e dejaron de pe bo otro concur v/s niños, pero Un día la tía Ka te. Después hu natación niñas de pelear, así qu pa n de felicide os em o ad era s urs bo ns to hu ca nc en y co al ban mu o del año, un coteca y al fin nder. Esos mom dis urs Ki y a nc r co un se abrade o a as s im Kin da eúlt niñ ntos de Pr los niños y trofeo y entra 3º B. Hubo el después, todos los buenos mome s felices, ncurso los del ar tos co igo nu ord el am Mi n rec n ro s. a era na n lice s ro ga fe pero y empeza la sala, todo , todos eran , jaron de nadar rtaban bien en sas y ayudaban cartas de amor niños y niñas de a pelear y se po n, se enviaban prestaban las co on aro n, er or tía ían lvi ar am ten vo en mp , s co ios se má n, ja os y niñas muchos prem dad: ahí jugaba curso. Después oca del amor, niñ muy buenos alumnos, tenían Un día había ganado un era, o sea la ép an e y la amistad. av Er im tirs s. zaron, pero no pr er ta la div no gó as sta lle en gu s bu le ué hubo sp ían no rso De o ten cu . m e an ién hubo rojos, co rta ganar, a es siempre jugab nciones y tamb promedios y no e curso no impo s, cantaban ca rtante: el es de da po lin En im ga s y s. tre sa mu en má co o la n as hacía sorpres bo un día y también alg loma y muchas buena nota y hu rano hacia mud y la amistad, un trofeo, un dip no! Un día de ve existía la felicida n, todos tuvieron ra la ro ve sa dia a es tu es , baño, es rra en os ¡U s, muy felice n y gritaron sieron el traje de hubo prueba, tod l colegio, se pu itaron y saltaro razaron, estaban nvigr de ab co s a se on ice cin ier os fel pis y hic tod la , mu a jo lle ningún ro nos invitaron verano, todos con ropa de ca el día io o n. gó leg lle sm aro co s mi al ers ué n nv ese sp ero co caciones, fu s, y también anga corta. En amor. Meses de que salían de va imporgos entretenido lor, todos con m lo día jue ca s do el o ho ch To gó uc s. lle mu m s do ro to ué on cho, pe ho. Desp el mejor de losinas, y jugar a y nadaron muc e este año fue yo escribí. eron muchas go llevaron su toall eron y dijeron qu to hermoso que idi gritaron y comi sp , en cu de ron ra un se , leb sa fue ce ca A, n, la o ro a sic ila e Bá ba irs 3º ra ia, l venc timbre pa la historia de los, tocaron el alegría. Esta es Les dieron rega amistad, amor, d, da ici fel de la tante en una sa z , 8 años. Rojas Hernánde en. María Fernanda rm Ca l Señora de Colegio Nuestra a 10 años. 8 de ía or teg r, ca Segundo Luga

Página 2

Concursos Literarios - Centro de la Mujer


Javiera y los niños Había una vez un pueblito en el que los últimos diez años sólo habían nacido hombres y en todos los colegios, de kinder a quinto básico, sólo habían cursos con hombres. Un día una familia, que tenía una niña de diez años llamada Javiera como única hija, se mudó al pueblito. Javiera, al enterarse que sus compañeros serían sólo hombres, se negó a ir al colegio ya que ella, a su edad, odiaba a los niños, y la niña se negaba y se negaba, pero sus padres la obligaron a asistir al colegio. Lamentablemente para ella, había llegado el día de ir a clases. Muy nerviosa llegó a la sala y los niños la notaron inmediatamente y, como a esa edad eran traviesos, no pararon ningún segundo de molestarla. Para Javiera la clase fue un poco desagradable, ya que sus compañeros la miraban como un bichito raro y ella se sentía muy incómoda, pero cuando llegó la hora de salir al recreo para la niña fue aún más triste ya que nadie se acercó a ella a conversar, porque todos sus compañeros jugaban a la pelota. Un compañero la empezó a molestar diciéndole que estaba más sola que una piedra y Javiera se apenó aún más. Al pasar los días la niña se sentía muy sola y triste, pero un día que los niños estaban en consejo de curso planeando qué hacer para juntar dinero, el profesor pidió a Javiera que diera ideas, la niña muy tímida sugirió que al recreo vendieran galletitas a los demás cursos. Al oír esto sus compañeros se negaron rotundamente, ya que ellos pensaban que vender galletitas era asunto de niñas, el profesor muy cansado de esta situación les ordenó a sus alumnos que vendieran galletas como les había dicho Javiera y los niños, como no les quedaba de otra, aceptaron. Pasaron los días y juntaron mucho dinero, el curso entero estaba muy contento por este logro que había obtenido gracias a la idea de Javiera, y desde ese día se dieron cuenta que los niños y niñas deberían respetarse, ya que así logran muchas cosas. Los niños, agradecidos de Javiera, la nombraron presidenta de curso y luego de eso fueron un curso unido y nunca más pelearon. Javiera Ignacia Fernández Venegas, 10 años. Complejo Educacional Maipú Anexo Rinconada. Tercer Lugar, categoría de 8 a 10 años.

Categoría 11 a 13 años Juegos en casa En un día lluvioso estaban dos hermanos en su casa, los niños llamados Sebastian y Paula estaban muy aburridos de ver tele, así que se pusieron a jugar a las cartas. Los niños estaban muy entretenidos hasta que el niño de creído le preguntó: - ¿Puedes superar esta técnica? La niña, dudosa por la pregunta de Sebastián, pudo superar la técnica. El niño sorprendido le preguntó: “¿Cómo pudiste si eres niña?” La niña tan enojada comenzó una pelea, la mamá se enojó tanto que les dio un castigo sin tele hasta que sepan llevarse bien, los hermanos tan molestos con el otro se fueron a su habitación hasta que se les pasó el enojo. Los niños luego de que se han tranquilizado se preguntaron a ambos, “¿Cómo podríamos hacer un juego en el que no peleen y no se discriminen?”, y el niño dijo: “por cierto disculpa por discriminarte por ser niña”. - Está bien te disculpo –dijo la niña- ahora debemos dejar de pelear y de discriminarnos porque somos iguales, ambos somos seres humanos. - Tengo una idea –dijo el niño- ¿y si le demostramos a mamá que nos podemos llevar bien? - ¡Esta bien!- dijo la niña. Cuando le mostraron a su mamá, ella quedó muy orgullosa de que ya se llevaban bien y no peleaban por tonteras así. Marcelo Iván Urrutia Salazar, 11 años. Colegio Nuestra Señora del Carmen. Primer Lugar, categoría de 11 a 13 años.

Concursos Literarios - Centro de la Mujer

Página 3


echos iños. mismos der sólo con n nemos los te s ño ni idas, pero y nd es” y co rp es to s y la u Las niñas a m jugar, son ucho jugar m en a ed ab pu st s no an le gu ía: “Las niña Juan. A Ju siempre dec ño llamado el ni r las un ga z ju ve a que Juan no Era una acercaba sas. ercar sabían a niña se le oladamente a sus ca ac un a n do ba an Cu ns si se llega iban desco o, ya que las niñas se , los ningún jueg si ca a r ecto a Juan te r con resp podían juga an ce st no ha ba s a an ña dí ni ab Las bre que po erónica, a ella le cost s de una discutir so ra V ra o ho 2 pa eg dejaría. lu de , on ntar espués inteligente niñas se ju ía mejor. D la era muy iente las 3 pero aprend ancisca, el os Fr : en an Al día sigu m a er costab ya las niñas eth que le de Matías, nombres de último Elizab hacer. y an al frente n or an ió p g ac y se ir , er sp as in ñ é aprend poco de las tres ni cidieron qu un as jo ó de id di m n nd ió to n” s co ie us r; Matía ras”. “B larga disc o a las es dejaría juga contestó “el que quie libro ban jugand ico que las s niños esta ías. “Es un ún ía s at lo at el M M e y . rd tó r” or ta un ej vo tú eg m fa so pr el un , “e a En una s ?” , er él to é es es e me haga que Matías , pregunto inten”. “¿Pero qu necesito qu res llegar” ro que sabían s lo ie ía , lib qu at en te e bi “M es nd : á des dijo eth. “Est “Hasta dó Elizabeth le onces necesito que le dijo Elizab dió la niña. “ent . “A Juan”, s”, respon tó ña un ni eg y pr s Elizabeth, ño doy?”, o chos de ni quién se lo Matías le di de los dere niña. “¿Y a e momento os es la m En ijo is d m n. , s mos lo nversaro lo veras” niñas, tene mieron y co elanatías. los niños y on once, co ahora en ad taré” dijo M ar de de m to os es , ch “d an , re Ju do de s en de ci lo sa di de ca capacitó edó en libro es os”. Juan re Matías se qu ; Juan lo leyó. “Este idades junt ro tiv lib ac s el ria an a Ju acer va . podemos h lices juntos” derechos y s juegan fe ño ni s lo y s . te, las niña rio, 12 años hueza Oso n Sa ue iq Sergio Enr Liceo CTP

Un Nuevo Taller de Baby Fútbol

Dennis era una niña que le encantaban los deportes y el favorito era el fútbol. Su familia no estaba muy contenta al ver a su niñita siempre junto a una pelota y a su inseparable amigo Felipe. Al comenzar las clases descubrió que había un taller de fútbol pero debían dar una prueba. Junto a Felipe decidieron inscribirse y dar juntos la prueba. Llegó el día y asistieron, Felipe la pasó y quedó aprobado de inmediato y luego comenzó Dennis pero el profesor la miró y le dijo: “Este taller es solamente para niños y si tú quieres, puedes pertenecer a las porristas”. Muy triste se fue a sus sala y algunas compañeras y compañeros se rieron de ella, ya que no entendían como podía gustarle el fútbol, pero había otro grupo que se interesaba por lo que sucedía y además le confesaron que a ellas también le gustaba el fútbol, pero no se atrevían a contárselo a nadie, ya que le tenían miedo a la discriminación de sus compañeros. Se fue a su casa sola sin esperar a Felipe, no quería que la vieran enojada y triste. Al otro día llegó al colegio y los niños del taller de fútbol se rieron de ella al verla pasar. Felipe tampoco se acercaba a ella. Llegó el día viernes y les correspondía Educación Física, la profesora entró y les dijo que tenían que comenzar con el fútbol, en el cual debían formar dos grupos mixtos para comenzar y Andrea le dijo a Dennis: “Nosotras las damas no jugamos a esto, sólo las desafeminadas como Dennis le gusta esto”, y todos comenzaron a reírse. La profesora las hizo callar y les dijo que ha ella también le gustaba el fútbol y formaron el grupo. Fue fantástico: jugaban muy bien todas y los niños quedaron mirándolas, ya que no tenían ningún problema para pasarlos y meter goles. La profesora las felicitó y les dijo que participaran en el taller de fútbol, Dennis contestó que era de niños no de niñas y la profesora les dijo: “Lo solucionaré, preséntense todas a las 16.00 horas2. Así lo hicieron, estaba el profesor junto a la profesora esperándolas. Tímidamente se acercaron y el profesor llamó a los niños y les dijo: “hoy comenzaremos a jugar fútbol mixto, con respeto y compañerismo”. Luego miró y gritó “ustedes intégrense”. Los niños no estaban dispuestos a ceder sus espacios, pero ellas sabían que debían ganarse su lugar. Jugaron muy bien y el profesor se dio cuenta que las niñas habían mejorado su equipo. Al término, todos se despidieron con una sonrisa y Felipe le pidió disculpas a Dennis y se fueron juntos. Valeska Andrea Farías Correa, 13 años. Colegio Sofía Infante Hurtado. Página 4

Concursos Literarios - Centro de la Mujer


Concurso literario: Iguales Categoría Cuento Corto CAFÉ Lavó, planchó, cocinó, atendió a los hijos y le dijo “¿Te sirvo un café?”. “No querido, siéntate, también has trabajado todo el día”, respondió ella mientras dejaba la cartera sobre la mesa. Carla Victoria de los Reyes Cabrillana Primer Lugar, categoría cuento corto.

"Elisa" Elisa trabaja como empleada lavando, cocinando y cuidando a dos niños. Cuando llega su patrón la felicita. -¡Elisa!, ¿Qué haría sin ti? Gracias por todo Elisa...Elisa...¡Elisa despierta! ¡otra vez estás soñando despierta! ¡Mejor sírveme la comida! y ¡acuesta a esos inútiles!...¡Cállate estúpida!. Elisa ve a sus hijos llorar y ya no contesta. Sabe que los vecinos escuchan, que los amigos y la familia lo disculpan. Sabe que muchos piensan que es cosa de parejas. Le pide a su suegra ayuda quien le responde: -¡Mentirosa! Elisa cada mañana riega su jardín y aún continua soñando despierta. Gloria Fabiola Sagua Paredes Segundo Lugar, categoría cuento corto.

DANIELLA EN EL MUNDO DE JUAN Daniella amaba a Juan y creía vivir feliz en el mundo de él, donde todo se hacía como él quería. Ella creía que eso era amor: entregar y entregar al punto de no acordarse siquiera, lo que ella quería, anhelaba o la hacia feliz. Un día fueron de paseo al campo y encontró violetas silvestres, eran las flores que más le gustaban por su aroma y color, y comenzó ha recordar muchas cosas de ella que la hacían feliz y entendió que no hay dos mundo, que el amar no es transformarse en otro ser, sino amarse en libertad. Danissa Elizabeth Rosas Rojas Tercer Lugar, categoría cuento corto.

Página 5

Concursos Literarios - Centro de la Mujer


“Mujer” Agudeza de mujer bendita. Seno abundante en su gravidez. Lactaste la raíz inclemente, del génesis insipiente.

Coleccionista de Emociones

Aliento sostenido de lucha combatiente. ¡Esgrime tu bandera de equidad!… No te dejes silenciar por la violencia del puño, ni la agudeza filosa del escozor hombruno; Castrador de tu concordia legitimada. Eres trigal uterino, germinado y parido con dolor. Ese que te hizo sublime en su plenitud materna… menguando la ternura deliciosa, que otorga sosiego, en tu devoción amorosa. Madre, mujer y amiga apreciada. Defiende la justa simetría alcanzada, desde la savia de tu vientre, con sangre, candencia y sudor.

Alexandra Elizabeth Salazar Inostroza Primer Lugar, categoría poesía.

Soy como tú Soy como tú cuando el cielo nos cobija y nos inunda con sus sueños cuando llega hasta el mar y nos baña en aguaceros cuando el dolor llega a las entrañas y el mundo se vuelve siniestro. Soy como tú como dos gotas de agua de la misma lluvia o del mismo estanque perforado de ilusiones rotas y cantos desmedidos.

Aún estoy aquí, varada en mi flor, con las alas rotas, dedicada a ser la buena madre, la mejor amiga, la amante esposa . El tiempo se me escapa, hoy no quiero ser madre menos esposa, ¡elijo ser yo! la que quiere, la que goza, la que provoca, la que hiere, la que se equivoca, escribir sin rimas ni lisonjas, en la porfía de hacer nada haré todo, llorar por llorar, reír como loca. Es mi tiempo de ser reina de ser puta, vivir la indiferencia absoluta, soltar mi mente, liberar mi alma, dejar atrás la calma, desplegar mis alas, pasear por el orbe, con mi colección de emociones. Ana Luisa Morales Castro Segundo Lugar, categoría poesía.

Soy como tú y sin embargo seguimos siendo tan distintos tan ajenos de noche y de día en las mañanas manchadas de agonías porque a pesar de eso… YO, soy como TÚ Madelaine Solange Osses Vivanco Tercer Lugar, categoría poesía.

Centro de la Mujer Maipù Rafael Riesco 501 Depto. 5 y 6 (entrada por pasaje Isla de Maipo) Teléfonos: 5312523—7668353 Facebook: Centro Mujer Maipú Chile Email: mujeres.lamitaddelcielo@gmail.com

Concursos Literarios - Centro de la Mujer

Página 6

Boletín Ceremonia de Premiación Concursos Literarios 2010  

Boletín que contiene los trabajos ganadores de los concursos literarios 2010 del Centro de la Mujer Maipú.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you