Issuu on Google+

| CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES | ABRIL 2014 | AÑO 1 | NÚMERO 1 |

PÁGINA 8

ENTREVISTA A TATY ALMEIDA, MADRE DE PLAZA DE MAYO

PÁGINA 7

CONTRATAPA

8 DE MARZO, EL FRENTE DE LAS DÍA INTERNACIONAL MUJERES EN EL FPP DE LA MUJER Por Aníbal Ibarra

facebook.com/mujeresdelfrente - twitter.com/mujeresdelfpp - mujeresdelfrente@progresistapopular.org.ar


VAMOS A LA PAR Ana Lía Glas (1) Cristina Reges (2) Para lograr la igualdad de derechos para todo el género humano. Para que las diferencias no se conviertan en inequidades. Para acceder a la equidad de género trascendiendo el paradigma de la heteronormatividad. Porque hay más democracia si hay más derechos. Porque lo que no se nombra no existe. Nuestro partido, con la conducción de Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo, ha tomado las reivindicaciones relacionadas con la equidad, contra la violencia de género, por el acceso al aborto seguro, legal y gratuito, y otras del feminismo, del movimiento de Mujeres y del movimiento LGBT En 2012 nos constituimos en Mujeres del Frente, un espacio en el que confluimos mujeres de distintas edades, distintas historias, para construir un ámbito desde donde articularnos con otros espacios representativos del Movimiento de Mujeres, en la lucha por el efectivo acceso a derechos que, aunque han sido consagrados por la legislación de avanzada con la que contamos, muchas veces no están realmente garantizados. Hemos recorrido ya un largo camino. Con el objetivo de capacitar a mujeres y varones en la perspectiva de género desarrollamos:

El Curso de Promotoras Comunitarias con Perspectiva de género, durante 2013. Una muestra fotográfica de Mujeres que Hicieron Historia. Un encuentro de Cine/Taller

Hoy incluimos también al movimiento LGBT, superando el binarismo identitario, o por lo menos pretendiendo hacerlo. con la película “Ni Dios, ni patrón, ni marido”. Un Taller con mujeres migrantes referentes de las colectividades latinoamericanas y del Caribe. Presentamos la novela “Toda la gente errante” de Luz Darriba. Un hito importante: Participamos en el 28º Encuentro Nacional de Mujeres en San Juan, interviniendo en los diferentes talleres, y llevando la obra Fragmentos de un pianista violento. Hoy incluimos también al movimiento LGBT, superando el binarismo identitario, o por lo menos pretendiendo hacerlo. Estamos iniciando un nuevo desafío: un periódico, un medio desde donde construir un discurso que nos permita dar voz y 2

analizar situaciones de subordinación en la que viven muchas mujeres e integrantes del Movimiento LGBT. Herramientas para superar el imaginario hegemónico y poder pensarnos desde otro lugar. “No se nace mujer, llega una a serlo”, nos dice Simone de Beauvoir en su ensayo emblemático: El Segundo Sexo. Una de la frases más desestructurantes del siglo XX, porque nos lleva a repensarnos. Judith Butler se pronuncia sobre el “devenir mujer” como una posibilidad entre otras. Sartre plantea “lo que hacemos con lo que nos hicieron”. O sea, la posibilidad de cambio, de subvertir lo instituido. Entonces, al pensar en los últimos 30 años, en Argentina, no podemos perder de vista que las luchas de resistencia estuvieron encarnadas, sobre todo, por mujeres. El ejemplo paradigmático es el de las Madres de Plaza de Mayo, que salieron de sus hogares, “de la casa a la plaza” como dice Dora Barrancos, enfrentando a la dictadura más sangrienta, que había desaparecido y asesinado a sus hijxs, robado a sus nietxs. Ellas contribuyeron en gran medida a derrotarla. Resignificaron su rol tradicional de madres e hicieron frente a la dictadura. También podemos mencionar que fueron mayoritariamen-


te mujeres las que participaron de las luchas por la memoria y la justicia después de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA. Fueron también las mujeres las que salieron a trabajar, en lo que fuera, cuando la crisis dejó sin trabajo a sus parejas varones. Historias de lucha por derechos. Esa podría ser una definición del feminismo. Es importante señalar acá que aún subsiste la idea de que el feminismo implica estar contra los hombres o de que es la otra cara del machismo. Queremos deconstruir este imaginario. El feminismo es una lucha por la ampliación de derechos, es un discurso político que se articula como filosofía política y como movimiento social. En estos últimos años, sectores del feminismo, que tampoco es homogéneo (hay varios feminismos), han articulado con los movimientos de las diversidades sexuales. En ese sentido estamos seguras de que son reivindicaciones que están conectadas. La violencia contra las mujeres, el machismo, son la otra cara de la homofobia, de los crímenes por odio, por orientación sexual. Nos proponemos dar un lugar a las reivindicaciones históricas del movimiento de mujeres y del LGBT: violencia, trata, por el aborto legal, seguro y gratuito, por los derechos sexuales y reproductivos, por visibilizar el lesbianismo, la transexualidad. Pero tampoco queremos limitarnos a estos temas. Planteamos una mirada de género también para la economía, para lo que comúnmente se entiende por política (aunque sa-

bemos que toda relación es política, no sólo lo que sucede en los partidos), un enfoque de género a la hora de analizar los temas tradicionalmente tratados por los varones.

Desde nuestra publicación, nos proponemos contribuir a prevenir las prácticas prejuiciosas y estigmatizantes y a comprometernos en la lucha cultural contra las tentativas de jerarquizar a los seres humanos. Desde nuestra publicación, nos proponemos contribuir a prevenir las prácticas prejuiciosas y estigmatizantes y a comprometernos en la lucha cultural contra las tentativas de jerarquizar a los seres humanos. Haremos del lema NUNCA MÁS NO TE METÁS nuestro lema.

en políticas públicas realmente inclusivas. Los cambios significativos en el imaginario social sólo serán posibles desde el ejercicio pleno de una ciudadanía ampliada y diversa. Por todo esto nos proponemos ser Mujeres con Voz. Voz para construir, para crear, para denunciar, para visibilizar, para fortalecer, para nombrar, porque sabemos que lo que no se nombra no existe.

(1) Lic. en Sociología. Especialista en Estudios de Género y Diversidad. Feminista. (2) Lic. en Psicopedagogía. Diplomada y Maestranda en Estudios de Género. Docente. Feminista.

“Estar juntas las mujeres no era

Apoyaremos a los grupos militantes de las diversidades oprimidas en su tarea de producir un cambio en las subjetividades de los colectivos discriminados y humillados, para que puedan convertir el oprobio en orgullo.

suficiente, éramos distintas. Estar

Si bien tenemos una legislación de avanzada, una Constitución Nacional y de la Ciudad progresistas, Convenciones de Derechos Humanos incorporadas a la Constitución Nacional, leyes contra la violencia de género, ley de matrimonio igualitario e identidad de género y otras leyes que garantizan derechos, como los de las personas migrantes, creemos que se trata de un punto de partida para luchar para que estos avances normativos se traduzcan

de nosotras tenía sus propias

3

juntas las mujeres gay no era suficiente, éramos distintas. Estar juntas las mujeres negras no era suficiente, éramos distintas. Cada una necesidades y objetivos, y alianzas muy diversas. (...) Ha hecho falta un cierto tiempo para darnos cuenta de que nuestro lugar era precisamente el de la diferencia.” Simone de Beauvoir.


Asignatura pendiente: jardines maternales Por María Elena Naddeo

La crisis educativa en la Ciudad de Buenos Aires, puso en la agenda pública y mediática, uno de los temas históricos e incumplidos del movimiento de mujeres: la necesidad de contar con escuelas infantiles para todos los niños y niñas desde los 45 días hasta los 5 años de edad.

niñas que acceden a la escuela desde los primeros años de la infancia.

Desde que nacemos, la familia y la sociedad en su conjunto nos asignan un género en base a nuestro sexo y esperan que nos comportemos, actuemos y sintamos en base a esta condición.

Escuela infantil es el diseño institucional que incluye jardín maternal más jardín de infantes, desde lactantes hasta la sala de 5 años obligatoria, y que empezaron a construirse muy lentamente en la Ciudad de Buenos Aires en la gestión de Hebe Duprat de San Martín, hace más de veinte años. El feminismo de los años 70 había instalado con fuerza este reclamo y en el gobierno popular de 1973 se votó la ley nacional de jardines maternales, la cual establecía que en todo lugar de trabajo con más de cincuenta mujeres debía construirse o habilitarse una guardería como espacio educativo y social para los hijos e hijas de las trabajadoras. Dicha ley nunca fue reglamentada.

Sin duda el retroceso laboral y la caída del Estado en los años 2001 y 2002 hicieron replegarse estos objetivos. Incluso se instaló la idea de promover centros de desarrollo infantil y centros de primera infancia, como espacios de contención para niños de corta edad de estilo comunitario a cargo de referentes barriales, sin el criterio curricular y la supervisión pedagógica que garantiza con rigurosidad el Ministerio de Educación.

Hoy podemos advertir que en el lenguaje y la visión de aquella época, se ponía el acento en la responsabilidad de las mujeres para la educación de los más pequeños, criterio que fue modificándose con el objetivo de democratizar la crianza de los hijos, con roles intercambiables entre varones y mujeres.

Se trata de una fortísima asignatura pendiente del Estado, que en la Ciudad de Buenos Aires debe dar respuesta a 7000 niños sin vacante para el nivel inicial. Lucharemos entonces para que el plan de obras incluya no menos de 35 escuelas infantiles para los próximos periodos escolares. Barrio por barrio, buscaremos terrenos y casas para edificar, comprar o alquilar o edificios en desuso, que sean las sedes de los nuevos establecimientos educativos. Tarea central para la militancia y toda la sociedad.

En la Ciudad de Buenos Aires la Constitución local votada en 1996 estableció para el Estado “(...) la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los cuarenta y cinco días hasta el nivel superior(...)” (Art. 24º), con lo cual se fue gradualmente insistiendo en avanzar con la cobertura de las vacantes en el nivel inicial.

María Elena Naddeo, Legisladora (MC),

La ley nacional de educación reafirmó en el año 2006 la obligatoriedad en la cobertura de sala de 5 años, y ahora el Gobierno Nacional anuncia el objetivo de hacer obligatoria la sala de cuatro años en todo el país, porque está comprobada la mejor evolución cognitiva y social de los niños y

Vicepresidenta 2º del FPP, integrante de ILEPOS y de la APDH.

4


MARÍA ELENA NADDEO EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE LA CIUDAD En marzo, María Elena Naddeo fue designada en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad al frente de la nueva Dirección General de Infancia, Adolescencia, Género y Diversidad, luego de concluir su mandato como legisladora del FPP el 10 de diciembre pasado. Naddeo continuará de esta forma el trabajo desarrollado al frente de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña, en un nuevo ámbito pero con las mismas armas: especial preparación y extensa trayectoria. Recordemos que María Elena creó y presidió durante siete años el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad. La nueva dirección general tendrá entre sus misiones principales el seguimiento y control de las políticas públicas referidas a la promoción y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, del cumplimiento de las normas y programas que garanticen la igualdad entre los géneros, el acceso al conjunto de sus derechos de las mujeres y de todos los sectores que por razón de su etnia o nacionalidad, condición social, religiosa, de género u orientación sexual fueran discriminados, velando por el cumplimiento de los preceptos establecidos en la Constitución de la Ciudad en las temáticas señaladas anteriormente y en especial en los artículos 11, 36, 37,38 y 39.

to del tratamiento de estos tópicos, tanto en el ámbito Ejecutivo, como en el Legislativo y el Comunal. La violencia de género y el maltrato infantil serán eje central del trabajo de monitoreo de programas de atención y prevención. También se velará por el control del Plan de Igualdad Real de Oportunidades y de Trato entre Mujeres y Varones, prevenir y asistir en situaciones que afecten los derechos de las personas trans y se promoverá el conjunto de los derechos de las personas migrantes. Los medios de comunicación también serán observados, a fin de promover buenas prácticas en el tratamiento del universo de temas que abarca esta Dirección General, así como para elaborar instrumentos y acciones de concientización. Sin dudas, un nuevo lugar de trabajo especializado y de lucha por los derechos de la población de la Ciudad de Buenos Aires.

Las funciones también serán amplias. Se hará hincapié en el trabajo de campo en los barrios, las comunas y los distintos efectores sociales para la verificación del cumplimiento de los programas y normativas existentes. El contacto directo con vecinos y vecinas permitirá hacerse eco y buscar canales de solución a opiniones y denuncias relativas al cumplimiento de sus derechos. Para esto se organizará el trabajo en conjunto con las distintas redes barriales y de organizaciones sociales y con las Defensorías de diversas jurisdicciones, incluyendo la nacional. También se hará un particular seguimien5

“En un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder... el silencio es opresión y violencia.” Adrienne Rich (1929 - 2012) - Poeta y feminista estadounidense.


DIVERSIDADES Por Silvia Kurlat

Partimos de la definicion de “diversidad”, que viene del latín, “diversitas”, que hace referencia a la diferencia, la variedad, la abundancia de cosa distintas o la desemejanza. Las diversidades pueden ser de índole étnica, linguística, cultural, religiosa, así como también sexual. La diversidad sexual es hoy un tema de interés que posibilita un amplio campo de estudio, que pone de manifiesto y defiende las infinitas y legítimas formas de pensar, sentir y desear de las personas. Es así que rompe con creencias muy arraigadas y subvierte los rígidos esquemas culturalmente determinados, que históricamente han considerado caminos únicos para ser y vivir en el mundo, etiquetando y encorsetando a muchas personas. Aunque es un término que ha sido empleado con frecuencia para referirse a las distintas orientaciones del deseo sexual de las personas, incluye también las identidades de género y las diversas formas sexuales que existen, más allá de las categorías tradicionales, restringidas y excluyentes de varón y mujer. Apartarse de la norma implica exponernos a recibir como respuesta la burla, el rechazo y la exclusión porque se espera que nos comportemos en base a las características y roles culturalmente establecidos para nuestro sexo. Todo lo descripto, limita el desarrollo humano de las personas para ser y sentir libremente, disfrutar de las diferencias, fantasear, desear, comportarse y pen-

sar con independencia del sexo al que pertenezcan. Así lo han reivindicado las personas transgénero (se identifican con el género opuesto), bigénero (se identifican con el género masculino y femenino) o intergénero

Desde que nacemos, la familia y la sociedad en su conjunto nos asignan un género en base a nuestro sexo y esperan que nos comportemos, actuemos y sintamos en base a esta condición. (ven su identidad como una de muchos posibles géneros más allá del masculino y femenino), cuya identidad de género no se corresponde con la asignada al nacer. Y reclaman el derecho a autoidentificarse o autopercibirse como varón, mujer, ambos o ninguno, sin sufrir rechazo, discriminación y violencia por ser como son. Así, cualquier tipo de deseo que se salga de esta norma, ya sea la homosexualidad (el deseo hacia personas del mismo sexo), la bisexualidad (hacia personas de ambos sexos), o el deseo desde y hacia las personas transexuales, es discriminado, invisibilizado, privado de igualdad de derechos y oportunidades, e incluso penalizado en algunos países. Por todo ello, a partir de la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario y de Identidad de género, pensamos que era el momento oportuno para hacer al6

gún aporte sensibilizador en línea con los derechos que estas leyes garantizan, como modo de contribuir a consolidar una sociedad mas justa e igualitaria. Junto a Ana Lía Glas, empezamos a elaborar una publicación que pudiera contribuir al desarrollo de argumentos para enfrentar los prejuicios con que se aborda, en general, el tema de las sexualidades.

La propuesta era desnaturalizar todo etiquetamiento, cuestionar el binarismo, el modelo heteronormativo hegemónico y para ello, entendíamos que no alcanzaba con un desarrollo teórico. Los relatos en primera persona aparecieron como el modo más pertinente de abordar estas temáticas. Con este enfoque la publicación es el resultado de un diálogo colectivo en torno a las sexualidades no normativas, que busca contribuir a la discusión sobre las experiencias complejas y enmarañadas de las personas. Sobre las desigualdades que nos atraviesan y condicionan. Nos interesaba muy particularmente que las diversidades étnicas, generacionales, sociales, sexuales, genéricas dejaran de


ser vistas y tratadas como patológicas, inmorales, obcenas o pecaminosas para ser consideradas como evidencia de que lxs humanxs somos diversxs, múltiples, discontinuxs y singulares. Así gestamos juntas “DIVERSIDADES EN PRIMERA PERSONA”, una publicación que contiene relatos de vida. Estas historias cuentan devenires, tensiones entre las luchas por el reconocimiento identitario y las luchas por el derecho a ser. Desde el concepto de identidad como binario: el campo del ser y el campo del no-ser. Ser hombre o ser mujer. Ser heterosexual o ser homosexual, argen-

tinx o judíx; hasta las identidades más ambigüas, mutantes, en permanente cambio con límites difusos. Argentina ha hecho avances muy importantes en materia de Derechos Humanos en el sentido más amplio e integral juzgando los crímenes de la dictadura, consagrando leyes que amplían derechos como las de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género. Estas últimas son un ejemplo de inclusión y de garantía del ejercicio de la ciudadanía para colectivos antes postergados, discriminados y víctimas de diferentes modalidades de la violencia.

Pero a veces los cambios culturales son más lentos que la legislación. Pensamos que este es el caso con respecto a las dos leyes mencionadas. El imaginario de una gran parte de la sociedad ha quedado rezagado. Las subjetividades son difíciles de transformar. Este libro pretende ser un aporte en la construcción de una cultura del respeto por los derechos de todxs, una herramienta para el empoderamiento, la promoción, defensa y protección de los Derechos Humanos.

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer El 8 de marzo constituye una fecha clave para las mujeres de todo el mundo, ya que fue declarado “Día Internacional de la Mujer” por la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York en 1975. En principio, habría dos acontecimientos trágicos relacionados con la lucha de mujeres trabajadoras, que ocurrieron en Nueva York un 8 de marzo. Ambos hechos fueron protagonizados por obreras textiles en la misma ciudad, una misma fecha de diferentes años.

zado y convertido para el mercado en un día para vender artículos para las mujeres, con promociones, descuentos, etc., y también es celebrado

a las mujeres de sujetas de derechos, de sujetas políticas- que somos- en consumidoras, algo tontas, además. Hoy celebramos los derechos conquistados en estos últimos años en relación con las mujeres y las diversidades sexuales como la Ley de identidad de género, ley de matrimonio igualitario, ley de salud sexual y reproductiva, ley de educación sexual integral, ley de servicio doméstico, ley de erradicación de la violencia y asignación universal por hijo, entre otras.

cual si fuera una fiestita, el día de la secretaria o el día de la madre o el día de la novia.

En ambos casos, las mujeres sufrieron una brutal represión policial y hubo gran cantidad de mujeres presas, heridas y muertas.

Desde el gobierno de Macri se realizó una “celebración” con Tarot, gimnasia, rifas, desfile de modas, fortaleciendo las imágenes más estereotipadas de las mujeres, aquellas que terminan promoviendo violencia de género.

Esta fecha se ha banali-

Se intentó transformar

Pero la democracia tiene deudas en general y con las mujeres en particular. Apoyamos el Proyecto de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y gratuito, de7

nominado Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Este tiene su fundamento en el derecho personalísimo de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos . Consideramos que son dos los temas que ameritan una atención prioritaria. Por un lado, la legalización del aborto que garantice el acceso igualitario a servicios de aborto legal, seguro y gratuito acompañado de una política pública que garantice su implementación eficaz y de calidad para todas las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres. Por otro lado, la instauración de la laicidad del Estado que garantice su accionar sin ninguna interferencia de posturas


religiosas e ideológicas que afecten los derechos humanos, de las personas en general y de las mujeres en particular. La decision de abortar implica el derecho al placer y la posibilidad de decidir acerca de la fecundidad: Que la actividad sexual no implica actividad reproductiva. Que la maternidad es una elección consciente y responsable. Se debe legalizar el aborto, elimi-

nar las barreras legales y de implementación para garantizar el acceso a los servicios integrales de interrupción segura, gratuita y de calidad del embarazo, libre de requisitos de tutela o consentimiento marital o parental. Se debe impulsar la eliminación de las barreras socio-culturales que refuerzan estereotipos de género con respecto a la maternidad y que estigmatizan a las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres, impidiéndoles tomar de-

Entrevista a Taty Almeida

cisiones libres e informadas sobre su sexualidad y su propio cuerpo. Garantizar, además, la efectiva educación sexual integral en consonancia con la legislación en vigencia. Garantizar el acceso a métodos de anticoncepción, incluida la de emergencia, de calidad, variados, de acuerdo a las necesidades de las adolescentes, jóvenes y mujeres y garantizando la confidencialidad. Ana Lía Glas

(27 de Marzo de 2014)

Entrevistadores/as Fernanda Merlino, Matías Romero, Silvia Maddonni

A 38 años del golpe de Estado que instaló la más sangrienta dictadura cívico militar y eclesiástica, en el marco de la consigna “Democracia o Corporaciones”, planteada este 24 de marzo por los organismos de Derechos Humanos, “Mujeres del Frente” entrevistó a Taty Almeida, indiscutible referente en la lucha por los Derechos Humanos e integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Madre de Alejandro Almeida, detenido – desaparecido el 17 de junio de 1975, víctima de la Triple A. Con el objetivo de recoger el testimonio de su lucha por Memoria,Verdad y Justicia, nunca venganza, quisimos profundizar en su rol como mujer... como madre, referente de un espacio que representa la mayor autoridad moral, no sólo en nuestro país sino también a nivel internacional; que une el pasado, el presente y el futuro, teniendo presente que las mujeres detenidas y detenidas/desaparecidas fueron víctimas de un especial ensañamiento relacionado con su género: violaciones, diversos ultrajes, robo de sus bebés, para ser posteriormente asesinadas.

Conociendo tu historia y la historia de lucha de tu familia, ¿cómo lograste transformar lo personal en algo político? TA: Ninguna de las madre nacimos con el pañuelo blanco en la cabeza, ninguna madre nacimos como Madres de Plaza de Mayo pero nos llevaron lo más preciado que tiene una mujer y que es un hijo. Por eso soy, somos Madres de Plaza de Mayo. Alguna será maestra, hay profesionales, amas de casa, de todo. ¿Qué madre está preparada, en cualquier caso, para perder un hijo? Y en el nuestro, de-sa-pa-re-cidos. Te imaginás: una palabra que ni la conocíamos ni la practicábamos. Yo en mi caso –cada uno tiene su historia de vida- toda mi familia son militares, coroneles, vice coroneles, comodoros, vice comodoros, cuñados, padres, hermanos. Yo vengo de ese grupo

familiar, o sea, gorila. Yo lo único que sabía “de política” es que yo era anti anti peronista a rabiar. A mi padre no lo ascienden a coronel de caballería porque no era peronista. Mi apellido es Miy Uranga. Miy, mi padre. Uranga, mi madre. Por parte de los Uranga somos de Paraná, Entre Ríos. Familia tradicional radical. Raúl Uranga, hermano de mi madre, fue gobernador de Entre Ríos con Frondizi cuando Sylvestre Begnis era gobernador de Santa Fe. Juntos hicieron el túnel subfluvial. Era radical antiperonista. Lo metían preso. Yo me crié en ese ambiente. Alejandro, el segundo de mis hijos –yo tengo tres hijos, Jorge, Alejandro y María Fabiana- las veces que vivía acá conmigo me abrazaba y me decía “esta gorilita de mierda, sin embargo la quiero” y yo me reía, no entendía nada. 8

Ale tenía 20 años y en el año ’75, antes del golpe cívico- militar-clerical, lo desaparecen. Y con él a muchísimos. O sea, gobierno de Isabel Perón, Triple A, López Rega, ’74 y ‘75, no es un gobierno constitucional y democrático. La prueba está en la cantidad de desaparecidos y asesinados con total conocimiento de Isabel. De los 600 centros clandestinos tres ya funcionaban durante los años ’74 y ’75. Entonces para mí, con mi entorno gorila, ¿quiénes eran los únicos culpables? Los peronistas. Yo me acuerdo que con uno de mis cuñados que había sido oficial de Harguindeguy lo vamos a ver a Harguindeguy, jefe de policía en el ’75 y que había sido oficial de mi padre. Me dice “señora, no podemos hacer nada, son los peronistas” y yo “claro, por supuesto”. Imagínense chicos que yo a


muchos de estos genocidas los conocía socialmente. Harguindeguy, Orlando Agosti, compañero de uno de mis cuñados y padrino de uno de mis sobrinos. Yo lo conocía a Orlando desde que era cadete, a la mujer después. Galtieri, jefe de mi hermano coronel. Entonces, yo cómo me iba a imaginar que todos esos que yo conocía socialmente ya eran los genocidas que ya estaban haciendo desaparecer a tantos y a tantas. Incluso a Alejandro. Porque ya en el año ‘75, hubo desaparecidos.

TA: Era maestra. Ejercí cuando me casé, al principio, dos años nada más. Yo quería trabajar, hacer algo. Me acuerdo que quería ir por ejemplo a un hospital. Hacer algo, porque realmente yo tenía una vida fácil. Viste que a las mujeres generalmente nos forman para estar

Claro, se quedó en los chicos nada más.

Así que a mí me costó mucho, muchos años. Yo me entero de que había un grupo de mujeres que iba a la Plaza de Mayo pero decía quiénes serán. Hasta que, por supuesto tampoco estaba en tanta burbuja, me decido y me acerco a Madres recién a mediados-fines de los ’80. Me acuerdo que fui con mi hija Fabiana a la casa de las Madres. Entramos con Fabiana y vemos una pared llena de fotos y entonces dije “no estoy sola”. Y me atendió para mí la Madre con mayúsculas, María Adela Gard de Antokoletz que buscaba a su hijo, abogado, desaparecido hasta hoy. Y me acuerdo que lo único que me preguntó, que es lo único que se preguntaba cuando una madre se acercaba por primera vez, ¿quién te falta a vos? No importaba política, religión, nada. Importaba quién estaba desaparecido. A partir de ahí es como que puse la pata en el acelerador y no paro. Y yo por eso lo digo y lo sostengo y lo siento que así como yo estoy feliz de haber parido a mis tres hijos, Alejandro me parió. Alejandro parió a Taty Almeida. Taty, ¿vos qué hacías antes de ser Taty Almeida? ¿Cómo era tu vida?

de cinco chicos amigos (Jorge Morresi y otros) para comprar la casa nuestra, la que tenemos de las Madres? Yo. Siempre me gustó y me he sentido capacitada para organizar. Con respecto a esto que te decía de que tenía la necesidad de hacer algo, tenía un marido muy celoso. En el ’70 me divorcié. Años ’70, fui de las precursoras. Y por eso que yo volví a ser Taty Miy Uranga. El Almeida sabés dónde voló, ¿no?

sometidas al patriarcado. ¿Sentiste alguna vez que como mujer vos podías conducir un movimiento? TA: No, eso no lo sentí nunca. Por ejemplo, hoy tu bisnieta ve a una presidenta mujer. Entonces se instala como mujer desde otro lugar. En tu época no ocurría que una mujer podía ser ministra de defensa o presidenta. TA: Claro, pero fijate vos, en cuanto a mí, en el colegio - yo fui de la única camada que hicimos seis años de magisterio- y ahí las chicas cuando había que hablar con la directora me pedían a mí que fuera. Yo logré que pudiéramos escuchar en los recreos a Bing Crosby, a Frank Sinatra. Cuando se realizó el viaje para fin de año, ¿quién se puso al frente? Yo. Me puse a organizar fiestas y todo lo que había que hacer para juntar dinero. A mí me decía una prima mía (yo ni la conocía ya que estaba en cuarto año y ella en primero) que ella me veía como una líder. Las vueltas de la vida, ¿quién se pone al frente de la Comisión 9

TA: Y por eso es que yo digo que Alejandro parió a Taty Almeida, porque imaginate que mis chicos son Almeida. Entonces yo soy Almeida. No en los papeles. ¿Cómo se fueron transformando las consignas de derechos humanos y de las marchas y demás hasta llegar hoy a “Democracia o Corporaciones”? TA: Cuando me incorporo a Madres, ahí me empiezo a enterar –te imaginás la historia de las Madres, ese grupo de 14 mujeres valientes, no heroicas porque no aceptamos que nos digan heroicas ya que hicimos lo que cualquier madre hace por un hijo… Ese es el concepto básico de la resiliencia. TA: Todo ese dolor, esa rabia, esa impotencia, la transformamos en amor a nuestros hijos y lucha pacífica pero con una fuerza que hasta hoy seguimos. Entonces todo esa transformación que se fue dando a partir de esas 14 primeras mujeres que llegaron a la Plaza de Mayo el 30 de Abril (vamos a cumplir 37 años) bajo la instancia de Azucena Villaflor de De Vincenti (ella es la fundadora de las Madres), después ese grupo fue creciendo y eran mujeres de todas las clases: humildes,


mujeres de embajadores, de todo. A los 30.000 no los desaparecen ni por estúpidos ni por perejiles. “Por algo será”, claro que fue por algo. Ellos asumieron un compromiso político-social. Y eso lo fuimos heredando nosotras. Muchas madres, padres de Plaza de Mayo sabían de la militancia de sus hijos. Algunos los acompañaban, otros no y algunas no teníamos ni idea. Pero nos fuimos enterando, asimilando. ¡Yo me fui cayendo del catre que no sabés!

Llega Alfonsín, una persona honorabilísima, hizo un juicio único en el mundo. Leyes civiles, civiles juzgaron y condenaron a la Primera Junta a perpetua. Ahí nos dijimos que empezamos a respirar otro aire. Lamentablemente el Dr. Alfonsín no supo aprovechar ese momento en que contaba no solamente con el apoyo en Argentina, sino a nivel internacional y promueve las leyes de impunidad, Punto Final y Obediencia Debida. ¡Nos mató! Vuelta otra vez a seguir. Justicia, Justicia, Justicia.

Muchas cosas para ir procesando.

¿Las consignas en esa época se fueron actualizando?

TA: Totalmente. Por eso es que yo digo que me ha parido. Y yo también siento, de la cantidad de lugares que voy, que me invitan, que hablo y me lo dicen los amigos de Alejandro. Y yo siento que Alejandro está muerto de risa y dice “mirá la gorilita de mierda en qué se transformó”. ¡En buena hora! El costo tremendo…

TA: No, la consigna era justicia, Memoria y Verdad.

Claro, porque aparte en este gobierno donde se pone el tema de derechos humanos como política de Estado está la posibilidad de reivindicar la lucha. TA: Totalmente. Así como al principio lo que gritábamos era “aparición con vida” y “con vida los llevaron, con vida los queremos��� porque creíamos que estaban vivos, jamás de-sa-pa-re-ci-dos; o muertos pero no desaparecidos. Pasó el tiempo y por los ’80, gracias a los sobrevivientes, a los ex presos políticos, a los exiliados, la mayoría tuvimos la certeza de que estaban muertos. Aunque, políticamente, jamás hasta que nos digan qué pasó con todos y cada uno de nuestros hijos. A partir de ahí nuestra lucha se basa en tres patas: memoria, verdad y justicia. Justicia legal, jamás justicia por manos propia.

Cuando vemos lo que pasa con Alfonsín, lo que pasa con las leyes y que no podíamos juzgar en Argentina, tuvimos un golpe tremendo. Pero dicen que las Madres –al decir Madres digo Abuelas, familiares- somos como el Ave Fénix: morimos de noche, al otro día estamos con más fuerza y gracias a la lucha inclaudicable de todos los que he nombrado. Llegamos al 2003 donde un presidente -nuestro otro hijo, así los sentimos- así lo dijo Néstorpor primera vez nos escucha. Y por primera vez no sólo un presidente argentino sino el único presidente que toma los derechos humanos como política de Estado, no de un gobierno sino de un Estado presente; la misma política de derechos humanos que conti10

núa nuestra querida presidenta. A partir de ese momento se anulan las leyes y ahí (se activan) los juicios a lo largo y a lo ancho del país que ya no tienen marcha atrás. Falta mucho. Y estamos juzgando a todos: milicos, civiles, curas. No hay que olvidarse, si de memoria hablamos, de la complicidad de la jerarquía eclesiástica incluso hasta hoy. Yo no escuché a Francisco que haya pedido perdón, así como lo hizo Néstor cuando recuperamos la Esma que pidió perdón por el Estado cómplice. Estamos esperando que Francisco pida perdón por la complicidad de la jerarquía eclesiástica. Jerarquía, porque no nos olvidemos de los Angelelli, los Mugica, los Ponce de León que hubo. A partir de que Néstor y Cristina establecen los Derechos Humanos como política de Estado es que ustedes como organismos de Derechos Humanos pueden también empezar a comprometerse con la actividad política. TA: Política es todo. Otra cosa es partidismo, no nos equivoquemos. Política es la vida, política es esta charla. Política es todo. De ninguna manera la Línea Fundadora está afiliada a un partido político. A ningún partido político. Pero eso sí, la mayoría, lógicamente apoyamos este proyecto de país. ¿Dónde hay otro proyecto de país como el que empezó Néstor y continúa Cristina? Entonces yo no hablo como partidismo sino como argentina. Una apoya con todo este proyecto de país. ¿Participaste alguna vez en algún movimiento feminista? TA: No he formado parte pero apoyo ampliamente. Cuando hay marchas si puedo voy. Apoyo permanentemente. Además soy


madrina de los primeros chicos que se casaron con la ley (de matrimonio) igualitaria. Son de esas transformaciones que yo más de una vez me siento y digo qué maravilla sinceramente. Yo quería preguntarte por el tema de las desaparecidas en Democracia. Trata de personas, Susana Trimarco y su lucha. TA: Somos muy amigas Susana Trimarco y yo. Florencia Penachi, ¿qué es lo que pensás con respecto a ese caso? TA: Son tantas asignaturas pendientes que tenemos con esta democracia, por otro lado maravillosa y que hay que defenderla como sea. Pero hay horrores que están ocurriendo con la trata. Pero la gente se moviliza, puede hacer algo. De las que se están ocupando a nadie torturan ni nadie desaparece. Como las Madres del Dolor, las madres del gatillo fácil. Con todas estamos nosotras apoyando y ellas vienen e incluso nos dicen que quieren aprender. Julio López ni hablemos. Lamentable. Yo creo que nunca un Estado buscó tanto como lo buscó a Julio López. Hay muchas cosas que todavía faltan para llegar a esa Argentina por la cual los chicos no dieron la vida, se las arrancaron. Ellos querían vivir. Tenían proyectos de vida. No los dejaron. Los agujeros jamás se van a rellenar, pero sí hay continuidad con ellos y con tantos jóvenes, con esa juventud estupenda. ¿Qué pensás de la lucha de las mujeres para el acceso al aborto? TA: yo creo que la mujer tiene derecho a decidir y apoyo ampliamente. Esa es otra asignatura pendiente que tenemos acá en Argentina.

La violencia de género que se vive actualmente en Argentina, ¿te genera en algún punto alguna relación con los años de violencia de la dictadura? TA: Violencia hubo toda la vida. Ahora sigue habiendo, lamentablemente. Pero no hay genocidio. No hay desapariciones, no hay tortura, no hay bebés apropiados. Sí hay violencia, inseguridad. Por eso puse la reja, porque entraron ladrones a mi casa. Pero no es el robo o el asesinato que ocurre como lo ponen en los grandes medios de la mañana a la noche. Ojo, hay que estar alertas. En todo sentido. La droga, trata de personas, violencia, hay que estar alertas. ¿Pero que sea consecuencia del genocidio que hubo acá? En el caso de la policía los tipos siguen cebados, desde ya. Eso sí. Pero lamentablemente la humanidad es violenta. Pienso que hay muchas cosas todavía por hacer para tratar de ver cómo se encamina esa violencia, cómo se hace para que bajen los niveles de violencia. No es fácil. ¿Y cómo llegan a la consigna de Democracia o Corporaciones? TA: Cuando vamos a hacer la marcha nos vamos juntando con Hijos, familiares, nosotras, los padres. Y decíamos… ¿y este año qué? Saltó a la vista lo de las corporaciones, que son a las que hay que tener en la mira porque hay muchas formas de desestabilizar a un gobierno. No solamente las Fuerzas Armadas, que pienso que ahora no quieren más lola. Pero las grandes corporaciones… Las fuerzas Armadas dicen “nos quedamos cobrando un buen sueldo y listo” TA: Sí, tranqui. Pero es un gran adelanto lo que ha habido. 11

Vos fijate todos los archivos que se encontraron y que ellos en lugar de destruirlos los entregan a quien corresponda. Pero las grandes corporaciones están a toda costa tratando de desestabilizar. Desde las críticas estúpidas a la presidenta, que ya no tienen de qué manera atacar. Y ni hablemos de las declaraciones de Barrionuevo porque no vale ni la pena volver a comentarlo. Entonces, con las grandes corporaciones con las que hay que estar muy, muy alertas porque en este momento son un peligro. Siendo esta una entrevista para un diario de mujeres, me gustaría una reflexión tuya sobre el tema del rol de la mujer. ¿Qué podés decirnos de esta cuestión de que muchas veces veces parece que los medios de comunicación quieren anular ese poder tan grande que tenemos las mujeres, ya que podemos llegar a estos procesos de transformación? TA: Comparto totalmente lo que decís, pero jamás lo van a lograr. Yo tenía una profesora que decía que a las personas se las juzga por los hechos, no por las intenciones. Ante los hechos que tenemos las mujeres que somos las que muchas veces tenemos lo que hay que tener, yo me pregunto quién fue el que dijo que somos el sexo débil. ¿Dónde somos el sexo débil? Así que no lo van a lograr. Estudiemos a las mujeres de la historia. Ojo, defiendo a las mujeres pero a mí me encanta la pareja. Ni atrás ni adelante. Juntitos. Pero con todo el respeto que nos debemos, que se debe tener a la mujer más allá de que sea madre o no. Es mujer. Taty, ¿pudiste integrar en esta lucha a tu familia de mili-


tares? TA: Sí. Toda mi familia -hablo de mis cuñados, mis concuñados y demás- me ayudó. No porque compartieran un pito con Alejandro, sí por Alejandro. Era Alejandro, era la familia. Me ayudaron mucho. Me ayudaron a hacer entrevistas. Me acuerdo que una vez uno de mis cuñados me dice “Taty, tenemos todo preparado: si Alejandro aparece lo sacamos del país”. Lo que sí dejé atrás fueron amistades. Pero yo las dejé. Cuando Scilingo se presenta con Grondona en el ’96 (y habló de los vuelos de la muerte), que fue esa marcha apoteótica porque la gente lo escuchó, mucha gente

me llamaba diciendo “Ay Taty, tenías razón”. Y yo les decía “Ah, necesitaban que lo dijera un asesino”. O sea que los vínculos más íntimos siguieron intactos pero las amistades por ahí no. TA: Las amistades las dejé. Con la familia fue distinto. No porque compartiéramos la militancia de Ale, ni aún con mis hermanas, pero siempre me han acompañado. Gracias a Dios tengo una familia que siempre está ahí conmigo, empezando por mis hijos, por mis nietos. Y eso te ayuda. Porque nunca les hice sentir a mis otros dos hijos que Alejandro es el

mejor porque está desaparecido. Tampoco lo siento así. Nunca los obligué a nada por eso. Los nietos, lo mismo. Ni Fabiana les dijo que hay que ir a la marcha. Nada. Pero ahí están todos. Los otros días todas las viejas me decían “ay qué lindos”. Porque siempre están. Los cuatro. Apuntalándote tiempo…

todo

el

TA: Totalmente. Y ahora la bisnieta ni hablemos. Ya militando la gorda conmigo. Yo me siento en eso muy, muy contenida. Y eso ayuda chicos, ya lo creo que ayuda.

UN PASEO POR LA MISOGINIA CHILENA. Por Cármen Bernardina Díaz En un hecho insólito en la historia de Chile, el 11 de marzo pasado, dos mujeres chilenas, Michelle Bachelet e Isabel Allende Bussi, en una ceremonia cargada de simbolismos políticos y de género, han coronado la lucha por la visibilidad de nuestro género haciendo honor a las que les precedieron a lo largo de nuestra historia. Lucha que se remonta a Fresia y Guacolda, heroínas que encarnizan la bravura y el coraje de la mujer araucana; a Doña Inés de Suárez, la primera mujer española que llegó a Chile, desafiando los preceptos morales de una sociedad controlada estrictamente por hombres; a la insurrecta Catalina de los Ríos y Lisperger, de origen judeomapuche, considerada la primera feminista del país al rechazar la autoridad del padre, aliándose con indios y criollos y dirigiendo personalmente los trabajos de su hacienda montada en su caballo; a Isabel Riquelme que confinada a los aposentos interiores de su hogar por haber mancillado el honor de la familia siendo

madre soltera, se tomó revancha pariendo al Libertador O´higgins; a Gabriela Mistral, poeta, diplomática, pedagoga y feminista, primera persona en recibir el Premio Nobel de Literatura en latinoamérica, y que aunque nunca salió del placard, vivió hasta su muerte con su novia, nuestra amada Violeta Parra, referente cultural de la música chilena en el mundo. Durante los casi veinte años de la dictadura militar y gran parte del gobierno de la concertación, la lucha estuvo silente. La mujer no tuvo ninguna otra participación en la vida pública salvo en concursos de belleza. Sin embargo, allí estaban y a partir de la última década irrumpieron por doquier, ocupando los más altos cargos públicos, generando un panorama alentador. De reinas de belleza y modelos a M. Bachelet, primera presidenta de la nación; a Bárbara Figueroa, primera presidenta de la Central Única de Trabajadores; a Camila Vallejo, quién como presidenta de la Federación de Estudiantes puso en jaque al go12

bierno de Piñera encabezando las movilizaciones más grandes desde el retorno a la democracia en demanda de educación gratuita; a Isabel Allende Bussi primera mujer en ocupar la presidencia del senado. A pesar del surgimiento de las mujeres en la vida pública del país, la igualdad es una tarea pendiente. En el campo laboral ocupa solamente un 48% de la tasa y sólo el 15% de los puestos parlamentarios. La desigualdad se profundiza en los salarios ganando en promedio un 37% menos que los varones. Michelle Bachelet tiene un enorme desafío, aparte de cumplir con las promesas de su discurso el día de la presentación de sus ministros -de trabajar para incrementar el número de mujeres en dichas carteras- tiene que romper con el legado del neoliberalismo y decidir si profundiza la Alianza del Pacífico o regresa nuestra bandera a la Patria Grande para ayudar a consolidar el camino libertario de la región.


GÉNERO Y EDUCACIÓN. Por Marta Cerutti. La Educación es un derecho de todas las personas, esta proclamado en diferentes Convenciones y Tratados Internacionales. Los Estados firman estos acuerdos y tienen carácter vinculante, es decir los países se comprometen jurídicamente a cumplirlos. En este sentido las dos convenciones más importantes que ha suscripto nuestro país son: La Convención sobre la eliminación de toda forma de discriminación hacia la mujer (1976) y la Convención sobre los Derechos del Niño (1989). Estos instrumentos, entre otras cosas, contienen disposiciones relativas a la enseñanza y escolaridad obligatoria y gratuita, así como a la no discriminación en la educación. Esto ya había sido enunciado en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. A fines del siglo XX comienza a adquirir relevancia la perspectiva de género en todos los ámbitos, en especial en la educación. El término género comienza a utilizarse en la década de los 70’ y 80’ por académicas preocupadas por la discriminación y opresión de las mujeres, que se veía incrementada según su clase social, etnia, edad, estudios, entre otras condiciones. La Convención sobre la eliminación de toda forma de discriminación hacia la mujer conocida como CEDAW, fue ratificada por Argentina en 1985. Con rango constitucional desde

1994 (artículo 75, inciso 22 de la Constitución Nacional), proclama que la mujer debe gozar de derechos iguales a los del varón en materia de educación, que debe tener el mismo acceso a becas, educación permanente, alfabetización, deporte y educación física y que se deben, además, eliminar los estereotipos de género de los textos y las currículas escolares. La Convención sobre los Derechos del Niño (1989), en nuestro país incorporada a la Constitución Nacional en su artículo 75 inciso 22 y receptados sus principios en la CABA por la ley 114, es el tratado relativo a los Derechos Humanos más aceptado universalmente (fue ratificada por casi todos los países del mundo a excepción de EEUU y Somalia). Contiene sólidas garantías del derecho a la educación. Reitera además, el derecho de todo/a niño/a “sin distinción alguna” a una escolaridad gratuita y obligatoria y estipula que se ha de garantizar a todas y todos el acceso a una educación superior. Además protege a las niñas y a los niños de toda forma de explotación, incluido cualquier tipo de trabajo que comprometa su escolaridad. En nuestro país es obligatoria la educación tanto primaria como secundaria, pero al igual que en la mayoría de los países las mujeres no gozan de las mismas posibilidades que los varones de acceder a una escolaridad. Esto obedece a múltiples causas, casi todas ellas ligadas a 13

lo económico y al control social de la sociedad en desmedro de la libertad y la autonomía de las mujeres. Estas desigualdades se ven aumentadas cuando al simple hecho de ser mujer se le suman aspectos como ser pobre, tener alguna discapacidad, pertenecer a una etnia descalificada, vivir alejadas de las zonas urbanizadas, etc. Incrementar la igualdad entre los sexos en materia educativa no es una tarea fácil, habrá que remover atavismos, costumbres arraigadas, situaciones económicas y bregar para que las políticas educativas implementen y adecúen los presupuestos para el logro de una equidad de género en materia educativa. Las currículas y los textos escolares deberán también adaptarse a la perspectiva de equidad de género. Es en este nuevo paradigma en el que debemos trabajar quienes de alguna manera estamos desempeñándonos en el ámbito educativo, para lograr promover en las niñas/os y adolescentes el conocimiento y ejercicio de sus derechos y ayudar a la reflexión acerca de su condición de sujetas/os de derecho incorporando la concepción de “Equidad de Género”. Esto contribuirá a la formación de nuevas generaciones con las mismas oportunidades educativas. *Educadora Sexual. Diplomada Universitaria en estudios de género. Técnica especialista en sociopolítica de género Psicóloga Social - Docente.


HIJOS E HIJAS DE HOGARES VIOLENTOS Por Karina Cousture Las mujeres y los/as niños/ as son las principales víctimas que sufren la violencia doméstica o familiar. Mientras que en el caso de las mujeres maltratadas existe una creciente proliferación tanto de investigaciones como de recursos de ayuda, la atención e intervención sobre las consecuencias que se derivan para sus hijos/as es todavía bastante escasa. Es de suma importancia señalar la gravedad de las repercusiones que supone para los hijos/as de hogares violentos, el haber sido víctima o testigo del maltrato familiar, haciendo especial hincapié en el aspecto traumático de tal experiencia y en las líneas básicas a seguir en la intervención y prevención de comportamientos violentos en los niños, las niñas y adolescentes. El término violencia familiar hace referencia a cualquier forma de abuso, ya sea físico, psicológico o sexual, que tiene lugar en la relación entre los miembros de una familia. Como todo abuso, implica un desequilibrio de poder y es ejercido desde el más fuerte hacia el más débil con el fin último de ejercer control . En nuestra sociedad, dentro de

la estructura familiar jerárquica actualmente predominante, los dos principales ejes de desequilibrio los han constituido el género y la edad, siendo las mujeres, los/as niños/as y los/as ancianos/ as las principales víctimas de la violencia. El fenómeno de la violencia doméstica o familiar se ha convertido en la última década, en nuestro país, en un asunto de máximo interés institucional y social atendiendo, principalmente, a razones como su elevada incidencia y la gravedad de las consecuencias que de él se derivan. El conocimiento real de la incidencia de este tipo de violencia se ve principalmente obstaculizado por el gran ocultamiento social, que tradicionalmente ha ido asociado al sufrimiento de malos tratos por parte de una figura perteneciente al ámbito familiar. Por lo que respecta a la violencia familiar contra la mujer, y aunque existen estadísticas realizadas sobre el número de denuncias por maltrato por parte del cónyuge, se estima que los casos denunciados representan entre un 10 y un 30 por ciento de

los casos reales. En el caso de la violencia doméstica hacia la mujer, además de la creación de un mayor número de programas y recursos tales como la Oficina de Violencia Domestica para realizar la denuncia, el programa “Las Víctimas Contra la Violencia” del Ministerio de Justicia del Gobierno Nacional, los programas de intervención sobre las consecuencias psicológicas que padecen las víctimas de este tipo de violencia han experimentado un mayor desarrollo y aplicación. Muchos hospitales han creado equipos especializados en la atención de la temática. Sin embargo, la situación de los hijos/as de estas mujeres, testigos del maltrato hacia sus madres y, a menudo, acompañantes en su salida del hogar, todavía no ha recibido una amplia atención. Las investigaciones llevadas a cabo hasta la actualidad sobre los hijos de estos hogares violentos, muestran la necesidad de una intervención específica sobre las repercusiones que conlleva para ellos la exposición a una situación altamente traumática y desestabilizadora.

EXPOSICIÓN “NO SE NACE MUJER…” El miércoles 19 de marzo, en el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, se llevó a cabo en Alé Alé - Restaurante (Av. Estado de Israel 4503, Almagro, CABA) la inauguración de la exposición fotográfica “No se nace mujer…” organizada por Mujeres del Frente Progresista y Popular con la

curaduría de Micaela Fernandez D´Arriba y con la presencia de Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo. La exposición, de carácter itinerante e interdisciplinaria, pretende no sólo instalar y actualizar un debate en torno a la reconocida frase de Simone de Beauvoir, 14

sino visibilizar diversas experiencias relacionadas con las agendas del colectivo femenino. Para ello se abordaron problemáticas vinculadas con la salud sexual y reproductiva, la trata y la explotación sexual, los derechos laborales y la lucha en contra de la precarización y la esclavitud, los derechos humanos de las muje-


res, las reivindicaciones de los colectivos LGBT y migrantes, las desigualdades en la apropiación del conocimiento y la brecha tecnológica, etc, Las fotografiadas fueron: Alicia Cacopardo, Viviana Caminos, Fabiana Tuñez, Alba Rueda, Liliana Chiernajowsky, Aixa Garcia Avellaneda y Andrea Sabín Pas. “No se nace mujer…” es una exposición conformada por 8 fotografías correspondientes a 8 retratos de mujeres realizados por 8 fotógrafas. La intención de este trabajo es crear un diálogo entre la creadora de la fotografía (la fotógrafa), su trabaORDEN OFICIAL DE LA LEGIÓN DE HONOR PARA SUNANA RINALDI Mujeres del Frente Progresista Popular celebra la condecoración con la Orden Oficial de la Legión de Honor otorgada por la República Francesa a la diputada Susana Rinaldi, quien forma parte del Bloque Frente Progresista Popular en la legislatura de la CABA. La Legión de Honor es la más alta y conocida de las distinciones que otorga la República Francesa a perSi controla lo que decís, Si te descalifica, Si te humilla frente a los demás, Si te grita, si te insulta, Si te golpea y después te pide perdón, Si te separa de tus afectos, Si te amenaza con lastimarte o lastimar a tus afectos, Si te vigila y te cela excesivamente, Si te obliga a tener relaciones sexuales bajo amenaza, Todo eso es violencia. Pedí ayuda. “Violencia no es sólo el golpe”

ADONDE ACUDIR - CORTE SUPREMA DE LA NACION OFICINA DE VIOLENCIA DOMESTICA (OVD) Lavalle 1250 P.B. Tel.: 4370-4600 internos 4510 al 4514 (atiende las 24 hs. todos los días) Correo electrónico: ovd@csjn.gov.ar - MINISTERIO DE JUSTICIA DE LA NACION PROGRAMA LAS VICTIMAS CONTRA LAS VIOLENCIAS Brigada móvil de intervención en urgencias de violencia familiar y sexual, en calle y en domicilio LINEA 137 (desde Ciudad de Buenos Aires) (atiende las 24 hs. todos los días) 0800-222-1717 (niños/as)

jo y el de cada una de las mujeres retratadas en su rol de activistas, militantes, trabajadoras. La finalidad última es la construcción

de un relato a partir de una perspectiva o un punto de vista feme-

nino que logra sintetizar a través de cada uno de los retratos y de cada una de las mujeres retratadas un lugar, un no lugar, un espacio de debate, homenaje y conmemoración. Adhirieron a la muestra: Asociación Civil YANAPACUNA; Ilepos; Develar; AAE; FPP comuna 15; RAJAP; Fundación Agenda de las Mujeres; FM Constelación; Fundación Tehuelche, Comunicarte Global, Centro de Madres 27 de Mayo, RATT, Partido Comunista, Partido Miles Capital, INADI Comuna 15, Biblioteca Popular Barracas

sonas francesas o extranjeras por méritos extraordinarios en el ámbito civil o militar. Durante el acto de entrega de la distinción, realizado el 7 de marzo del corriente, el Embajador destacó “el extraordinario camino fuera de lo común de la Sra. Susana Rinaldi, “otra luchadora por la libertad”. Exiliada en París luego del golpe de Estado militar, la cantante de tango se hizo conocida rápidamente en Francia y defendió siempre, a través de su música, sus valores e ideales. Artista profundamente francófila, célebre en el mundo entero, Susana

Rinaldi también se ha dedicada al ámbito social, y recibió el título de “Embajadora de Buena Voluntad” de la Unesco en 1992, por su compromiso con los niños de la calle”. Desde este espacio conformado por mujeres que luchan día a día por defender y reivindicar los derechos de todas y todos nos sentimos orgullosas de poder compartir trabajo y militancia con una referente de la cultura, de la política y de la lucha por una sociedad mas justa e igualitaria como lo es Susana Rinaldi.

- CONSEJO NACIONAL DE LA MUJER (CNM) Orientación Y Derivación en casos de violencia familiar y drogadicción Av. Paseo Colón 275 - 5º Piso Tel.: 4345-7384/7385 4342-7079/9010 Atención. Lunes a viernes de 9 a 20 hs. - GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES DIRECCION GENERAL DE LA MUJER PROGRAMA DE ATENCION INTEGRAL A LA VICTIMA DE VIOLENCIA DOMESTICA Y SEXUAL LINEA MUJER GRATUITA: 0800-666-8537 (atiende las 24 hs. todos los días) Carlos Pellegrini 211, 7º Piso Tel.: 4393-6462 43238000 int 4008/4384/4344 correo electrónico: dgmuj@buenosaires.gob.ar - PODER JUDICIAL DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES MINISTERIO PUBLICO FISCAL OFICINA DE ASISTENCIA A LA VICTIMA Y TESTIGO LINEA GRATUITA: 0800-333-47225 Correo electrónico: denuncias@jusbaires.gov.ar

Internet: www.mpf.jusbaires.gov.ar

15

ONGs de la CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES - LA CASA DEL ENCUENTRO Centro de asistencia, orientación y prevención integral en violencia sexista y trata de personas. Sin aranceles. Av. Rivadavia 3917 Tel.: (011) 4982-2550 y (011) 15 5938-4357 Internet: www.lacasadelencuentro.org - LUGAR DE MUJER ASOCIACION CIVIL Asistencia psicológica y legal (patrocinio gratuito en algunos casos), talleres de autoayuda para mujeres golpeadas. Av. Corrientes 2621 8º Piso “83” Tel.: 4961-8081 Correo electrónico: ldemujer@yahoo.com.ar - FUNDACION ALICIA MOREAU DE JUSTO Prevención, investigación y asistencia a la violencia de género. Pasaje del Progreso 948 (bis) Tel.: 4924-2660 / 49026793 Correo electrónico: fundacionamjusto@hotmail. com


EL FRENTE DE LAS MUJERES EN EL FPP Por Aníbal Ibarra Desde ya hace algún tiempo varias mujeres del FPP decidieron conformar un espacio para multiplicar la militancia política luchando también, y en forma específica, por los derechos de las mujeres y de las diversidades y por un cambio en la sociedad que signifique una verdadera igualdad de derechos entre varones y mujeres. Nuestro partido también necesitaba un debate sobre la igualdad de género y la discriminación porque una sociedad más democrática y más justa no puede alcanzarse sin desterrar el machismo en nuestras relaciones personales y políticas. Proponer y lograr un cambio cultural en la sociedad no es una tarea menor ni sencilla. Mujeres del FPP, y así nuestro partido, han generado iniciativas y participado en actividades vinculadas a la violencia de género, a la salud sexual y reproductiva, a la trata de personas, a la discriminación por cuestiones de género, al aborto y a muchos temas que permitan avanzar en la búsqueda de una igualdad real. Las diferencias no pueden traducirse en desigualdades.

estado presentes en todas las convocatorias que se hicieron para luchar por la igualdad de género junto a otros partidos y organizaciones populares. Difundir las iniciativas, reflexionar sobre la realidad y convocar a seguir avanzando es parte de un proceso que ahora se expresa con una herramienta necesaria y motivadora como es un periódico. El compromiso, la militancia y la construcción política es un esfuerzo colectivo. Mujeres del Frente lo ejercen diariamente y suman. VAMOS A LA PAR, es un ejemplo que sin dudas seguirá creciendo.

En estos últimos años hemos avanzado mucho en el país y se han sancionado leyes revolucionarias como las de matrimonio igualitario y la de identidad de género. Pero las leyes por sí solas no cambian prejuicios y tampoco modifican determinadas conductas. Es nuestra tarea la construcción de nuevas masculinidades por fuera del patriarcado, sumando cada vez más varones que den respuesta militante a la violencia y la discriminación. Por eso es necesario ampliar esa lucha y llevarla a todos los barrios y a todos los escenarios. Mujeres del Frente interpretaron esa necesidad y la hicieron realidad. Hoy nuestro partido puede sentirse orgulloso y más democrático. Hemos Consejo Editorial: Ana Lía Glas - Fernanda Merlino - Guadalupe Armada - Cristina Reges - Federico Armada Hacen posible esta publicación: Carmen Díaz - Karina Cousture - María Elena Naddeo - Sonia Santoro - Silvia Kurlat - Daniel Pacín - Marta Cerutti Mirtha Sosa - Mónica Pérez - Luisa Martinez - María Elena Soria - Dora Morales - Matías Romero - Andrea Álvarez Karina Aguila - Fernada Stratico - Elizabeth Garibay - Silvia Maddonni Corrección y supervisión: Andrés Armada


Vamos a la par (Nro 1)