Issuu on Google+

Informe de análisis y apreciación de una obra dramática “La mugrocienta” Autor: Itzel Romero Salazar

Nació el 13 de septiembre de 1996 su ciudad de origen es Puebla y ahora vive en San Martin Texmelucan puebla tiene 16 años de edad es una gran persona sincera y da su apoyo mutuo a todas las personas se le caracteriza por su dulzura y su alegría. Análisis de los elementos estructurales de la obra: 1.- A la mugrocienta no la quieren 2.-Es explotada 3.- No la llevan a las fiestas 4.- No permiten que se vista y arregle bien 5.- Ella decide ir a la fiesta 6.- Decide arreglarse y conquista el príncipe


Conflicto interno: La mugrocienta no se cree bonita ni querida Conflicto externo: Es que la Madrastras y las Hermanastras le tiene envidia a la Mugrocienta y es por eso que no la llevan a las fiestas ni permiten que se arregle Descripción de los personajes: LA MUGROCIENTA: Es bonita pero mal arreglada tierna amable muy carismática. LA MADRASTRA: Es bonita pero malvada LAS HERMANASTRAS: Son simpáticas pero envidiosas LA VECINA: Es bonita muy amable y atenta con todas las personas EL PRINCIPE: Es guapo generoso atractivo modesto y cariñoso La relación entre los personajes: No se conocían del todo pero fue un amor a primera vista Lugar de la obra: Es fantasioso Clasificación de la obra dramática: Es comedia por que tiene conflictos pero al final todo termina en una historia feliz y está basada para entrenar al público. La obra es contemperar. ¿Les gusto la obra? Si en conclusión a todas las integrantes del equipo nos agrado la obra tiene de todo un poco y esperemos que como a nosotros al público igual les agrade está hecha para niños jóvenes adultos y ancianos de la tercera edad


OBRA DE TEATRO La mugrocienta Autor: Itzel Romero Salazar COBEP P-5 Literatura Integrantes de equipo: Mayrenn Benítez Macías María Fernanda Carrasco Iliosa Itzel Romero Salazar Michelle Rivera Gonzales Neydi Melisa Hernández Flores Melisa Nazario Meneses Kate Castillo Enciso


MUGROCIENTA.

Personajes: Mugrocienta Madrastra Las hermanastras (Achu y Salud) Narrador La vecina (Hada madrina) Príncipe

Narrador – En un pueblo muy muy muy cercano casi como la tiendita de la esquina llamado tangamanapio vivía una fea familia de apellido cacho partida cacho por padre y partida de madre. En esta familia todas eran muy vanidosas y siempre querían estar “a la altura”, andaban de fiesta en fiesta y nunca recordaban que ahí había una pequeña jovencita, chiquita, calladita, apesto cita, greñudita, un poco naquita... Mugrocienta: ¡BASTA! Yo me puedo presentar Hola pues yo soy LA MUGROCIENTA. Madrastra: Mugroso…. que tanto haces que tengo que salir y necesito que me cortes las uñas. Mugrocienta: ya voy es que me pidieron achu y salud sus vestidos. Achu y salud (entran peleando): cállate yo me parezco mas a Selena Gómez cállate tú estás gorda (salud la golpea) Madrastra: Niñas cállense y apúrense que llegaremos tarde a la primera comunión del príncipe y ya no nos tocara ver al príncipe sin que se haya manchado su traje blanco escuche a las vecinas que iba a ser mole Achu y Salud: si mamá pero mugrocienta nos dijo que estábamos gordas


Mugrocienta: (sale corriendo) ¿eso no es verdad lo que ellas dicen es mentira y a mí no me llevaran? Prometieron hacerlo prometo no comer tanto ni el refresco en el mantel ni ponerme ebria y terminar vomitándolas Madrastra: ¡Claro que no! ¡Tu estas tan fea que nadie quedra bailar una cumbia contigo, además tú tienes mucho que planchar y mas calzones que lavar así que no se qué haces viéndonos y muévelas mis reina que para eso te pago! Achu y salud: mama pero no le pagamos Madrastra: que inteligentes son hijas pero ustedes ya súbanse al carro Mugrocienta: (se queda llorando y hablando con ella misma) no entiendo porque no me quieren si yo no vestiré ropa de marca ni andaré de zapatillas ni muy pintada pero eso si bien bañada y bien peinada siempre ando. (Se seca las lagrimas) saldré por el pan al fin que tengo toda la noche para planchar. (Sale por el pan)

Narrador: Ya que mogrocienta no tenía otra alternativa decidió sacar sus pocos ahorros que tenia y gastárselo todo en pan cuando se encontró a su vecina (la chuchis) Vecina: que paso manita ya te hacia yo bailando el payaso del rodeo. Mugrocienta: no pues ves que a mí no me quieren y me dejaron como siempre… Pero yo tenía tantas ganas de ir que ya hasta había estando ensañando con la escoba para bailar en la pista como Shakira. Vecina: no pues pa luego es tarde me hubieras dicho antes tengo el vestido de mi boda tiene un poco de refresco pero no se ve mucho. Y le podemos decir a Don Rulo el de los tamales que te de un aventón. Mugrocienta: Eres mi vecina favorita casi como mi Hada madrina y de todas las andas yo me quedo con mi hada. Narrador: se va a la casa de Chuchis y arreglan el vestido de novia y comienza a transformarse. Cuando llega a la fiesta toda la gente la voltea a ver pues nadie sabía quién era. El Príncipe Felipe Rosa Meloyo pero todos le llamaban Meloyito. La observa con gran admiración ¿y pues como no? Si llevaba un enorme moño en la cabeza.


Príncipe: (se acerca a ella) Hola bella dama nunca te había visto por esta colonia pero te queda bien eres muy hermosa y me gustaría conocerte. Narrador: como ya se dieron cuenta el Príncipe no era muy buena para el ligue pero como nunca nadie le había hablado a mugrocienta ella no le importo y estuvieron toda la noche juntos bailando y canto. Madrastra y hermanastras: Ya vieron a esa tipa que esta con el papi del príncipe pero obvio nunca la va a pelar estamos mejor nosotras (todas se voltean a verlos y se ríen de burla). Narrador: todo era perfecto pero de repente se escucharon los truenos que aproximaban una terrible lluvia Mugrocienta: (bailando) (grita) los calzones (y sale corriendo). Narrador: El príncipe va atrás de ella pero no logra alcanzarla mira al piso que estaba su enorme moño. Príncipe: No he visto a nadie más en este pueblo que use algo como esto y la que sea la dueña de este será la madre de mis criaturas. Narrador: al príncipe se le ocurrió la gran idea de anunciar aquel moño. En cuanto la madrastra se entera afirma que es de alguna de sus hijas pero La Chuchis como siempre está en todo y de inmediato le hace saber al príncipe que es de mugrocienta. Madrastra: Ese accesorio estoy segura que es de algunas de mis hermosas hijas tan hermosas como yo. (Todos se ríen) La vecina: Ya quisiera si yo le ayude a mugrocienta a arreglarse para la fiesta y ese moño es de ella. Narrador: el príncipe deja peleando a la madrastra y a la vecina y el va en busca de mugrocienta. Cuando va corriendo a buscarla la observa a lo lejos y se da cuenta que es ella su verdadero amor. Así que apresura su paso y llegas hasta ella. Príncipe. Mugrocientaa ¿acaso es tuyo este hermoso moño? Mugrocienta: Si es mío ayer cuando Salí corriendo de la fiesta con el viento se me cayó. Príncipe: ¿entonces eres tú la chica tan bella de ayer? Mugrocienta: ¡¡No!! bueno si, ahorita me veo así porque estoy trabajando pero me puedo transformar como ayer y vas a ver que soy yo.


Príncipe: te creo, porque tu como sea te ves hermosa, aunque no estaría nada mal otra bañadita, pero bueno, ayer me la pase increíble, nunca me había divertido tanto, me eh enamorado de ti. Concédeme vivir mi vida a tu lado. Mugrocienta: Claro que si acepto (con una lagrima en sus ojos) Narrador: y como este no es un cuento de hadas de princesas como todos lo que seguramente han escuchado ellos no se casaron decidieron juntarse y no tener hijos los dos se la pasaban muy bien y aunque tenían algunos problemas sabían resolverlos y siempre predomino el amor. Y como ya se lo imaginan la madrastra achu y salud ese si vivieron infelices por siempre. FIN.


Obra de teatro mugrocienta