Issuu on Google+


Mandalas de Al-Andalus Christian Pilastre


Christian Pilastre estudió Artes Plásticas en la escuela de Bellas Artes de París desde 1974 hasta 1977 (en el taller de Lemagny). Después pasó un año en la India, donde conoció a su maestro de yoga, Swami Ganeshanand Giri. Allí empezó a familiarizarse con los mandalas. Entre 1980 y 1995 enseña yoga en Vendée (Francia) y abre un centro de acogida donde se practican varias disciplinas relacionadas con el desarrollo personal y la creatividad. Paralelamente, se especializa en la creación y dibujo de mandalas. Se formó junto a Marie Pré en el uso neuropedagógico de los mandalas. Ha publicado en Francia varios álbumes para colorear y realiza periódicamente talleres en los que guía a los participantes en la creación de su “Mandala personal”.

Título original: Mandalas andalous Título original en español: Mandalas de Al-Andalus © 2011 de la edición española: mtm editores Av. Llenguadoc, 25. 08915 Badalona (España) 93 213 02 74 info@mtm-editor.es / www.mandalasmtm.com © Christian Pilastre, 2006

Cubierta y maquetación: mtm editores y Estudi +3 PRIMERA EDICIÓN: Mayo de 2006 Primera reimpresión: Octubre de 2011 ISBN: 84-95590-85-9 Depósito legal: B-5179-2009 Impreso en España por: Gramagraf s.c.c.l.

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con autorización de sus titulares, salvo excepción prevista de la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Repográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.


La riqueza

del arte andalusí

Paseando por Andalucía

F

ascinado desde hace mucho tiempo por la omnipresencia de las imágenes centradas en todas las actividades artísticas y artesanales, he tomado la costumbre de viajar en busca de representaciones particularmente interesantes. En ocasión de un viaje al sur de España, descubrí toda una cultura artística de una riqueza increíble.

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


Desde los techos de la Alhambra de Granada, a los motivos decorativos de la Mezquita de Córdoba, desde los azulejos con dibujos que muestran inmensas lacerías, a los trabajos de carpintería finamente labrada o a los suelos de mosaico, los mandalas están por todas partes.

La cultura árabo-andaluza

A

partir del siglo viii, los musulmanes establecieron un emirato en España, bajo el nombre de Al-Andalus, dependiente del califato de Damas hasta el reinado de Abd-el-Rahman III (891-916), quien fundó el califato independiente de Córdoba. Este es el periodo de mayor irradiación de la cultura árabo-andaluza o hispano-musulmana. No es raro asistir, en esta época, a una estrecha colaboración entre eruditos judíos, cristianos y musulmanes. Es una época de prosperidad, de efervescencia intelectual y de intercambios culturales intensos. Tras la desintegración del califato en el siglo x, se formó todo un mosaico de pequeños estados independientes. El periodo Nasride, que va desde el fin del califato hasta el siglo xiii, vio cómo el arte árabo-andaluz desarrollaba su propia identidad, combinación sutil de influencias árabes, orientales y cristianas. Dicho periodo debe su nombre a la dinastía Nasride del reino de Granada, último reino islámico de Europa occidental,

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


que sucumbió finalmente bajo las presiones expansionistas de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.

Las artes del islam

L

a particularidad principal de la pintura y de la ornamentación en las culturas de tradición islámica es la ausencia de figuras humanas. La prohibición de representar al hombre y a la mujer, responde a un profundo respeto por ellos, creados a imagen de Dios, también imposible de representar. Este hecho ha tenido repercusiones importantes en el arte. En efecto, estas tradiciones orientaron su creatividad en una dirección bien particular. Han adquirido una destreza inigualable en el campo de los motivos decorativos y han explorado innumerables posibilidades para adornar el espacio. A menudo los motivos están inspirados en la caligrafía, un arte extremadamente refinado, o en el mundo vegetal (flores, hojas o frutas).

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


En aquel tiempo, las numerosas comunicaciones comerciales permitían una puesta en común de estilos procedentes de todos los rincones del mundo conocido, que se extendía, en la época, desde las orillas del Atlántico, con la cultura celta y sus elaboradas lacerías, hasta la lejana China, cuya porcelana era muy apreciada en las cortes de los sultanes. Los tratados griegos de geometría (Euclides, siglo iii a. C.) eran conocidos por los artistas árabes, que asimilaron las leyes hasta el punto de convertirse en verdaderos maestros en esta disciplina. Y su maestría se revela en todos los dominios de la creación artística: soberbios palacios y mezquitas, amplios espacios vacíos realzados por la riqueza de la decoración de las paredes, puertas, patios, suelos, etc.; bandejas y vajillas en metal finamente cincelados; celosías y hermosas taraceas (incrustaciones en madera de piedras semipreciosas, nácar y marfil); ejemplares del Corán ricamente ilustrados y suntuosamente caligrafiados. Y en todos ellos podemos observar cuán abundantes son los motivos centrados y su fabulosa riqueza.

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


Mandalas andaluces

P

ara los mandalas de este libro me he inspirado especialmente en la cerámica y en la artesanía del metal. En ellos he encontrado un gran número de imágenes centradas con motivos tradicionales, que se han ido enriqueciendo a lo largo de siglos de elaboración artesanal. Son esencialmente bandejas, vajillas y platos. Deseo que te proporcionen un gran placer al contemplarlos y, sobre todo, al colorearlos usando la técnica que más te plazca: lápices de colores, rotuladores, tinta, pintura… Habida cuenta de la complejidad de algunos de estos motivos, es muy interesante reproducirlos en gran formato (A3) para trabajar más fácilmente los numerosos detalles. Respecto al orden y la elección de los colores, no hay consignas particulares: el mandala te guiará.

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


es aconsejable:

• Trabajar siempre en un lugar luminoso. • Ponerte bien a la escucha de ti mismo. • Parar la actividad cotidiana para sentirte interiormente en orden, ya que el mandala está a tu servicio y no a la inversa. • Puede ser dejado y retomado durante varias sesiones para adaptarse exactamente a tus deseos. • Procura no tener comenzados varios mandalas a la vez, acaba uno antes de empezar otro. Deseo que tu vida sea bella, armoniosa y centrada como un mandala. christian pilastre

MANDALAS DE AL-ANDALUS / CHRISTIAN PILASTRE


1


2


3


4


5



Mandalas de Al-Andalus / mtm editores