Issuu on Google+

CRISIS ECONÓMICO - FINACIERA MUNDIAL

¿SALVAR O ACABAR EL SISTEMA CAPITALISTA-IMPERIALISTA? LA CRISIS La crisis financiera se profundiza no sólo en los EEUU sino a nivel mundial. Se produce como consecuencia o en combinación, una recesión económica del mismo alcance. Es de hecho la más grave del sistema capitalista comparable sólo con el desastroso crack de los años treinta. Los principales bancos y aseguradoras han caído en bancarrota, empezó con el Bear Stearns, las hipotecarias Fannie Mae y Fredie Mac, la antigua AIG, Lehman Brothers etc., en los EEU; así como el británico Bradford & Bingley, el alemán Hypo Real Estaite, el belga-holandés Fortis, el franco Dexia, en Europa, extendiéndose a otros de parecida envergadura en el Asia (Japón), con repercusiones en China y también América Latina. Existen en Norteamérica millones de deudores de casas en desalojo compulsivo, muchos de ellos viviendo en carpas en la intemperie. La desocupación se cuenta ya por centenas de miles apuntando a millones sólo en los EEUU. Se trata aún de los comienzos y está en desarrollo un proceso que puede ser catastrófico. La crisis empieza con la ruptura de la cadena de ventas y reventas de papeles (valores) provenientes de hipotecas inmobiliarias sin garantías (subprimes), operación especulativa propia del imperialismo y de su forma actual, del abundante capital no invertido en la producción, que se "invierte" en cadena a suculentos intereses, el capital financiero ficticio. Estas operaciones llegaron a su límite y explotó la llamada burbuja financiera provocando la caída del sistema como un castillo de naipes (Ver Chasqui 207). Y este proceso afectó a la producción y al consumo de las masas ocasionando la recesión, es decir la caída de la producción, el cierre de empresas, fábricas y la consiguiente desocupación. Las crisis económicas y financieras, que no son de escasez, sino de sobreproducción, como se sabe, son propias del sistema capitalista. Son resultado de la contradicción entre la socialización de la producción y la apropiación privada de la misma; de la anarquía de la producción capitalista que produce para la ganancia y no para la satisfacción de las necesidades humanas. Se producen en ciclos periódicos, consecuencia de la baja tendencial de la tasa de ganancia. El capitalismo para salir de esa contradicción, entra en crisis, es decir se paraliza y destruye capital y fuerza de trabajo, como condición para relanzar un nuevo periodo de auge. Así sucesivamente. ¿QUIÉN PAGA EL SALVATAJE? Para evitar la catástrofe el gobierno de los EE.UU. y también los de Europa y Japón recurren a un colosal salvataje de las principales financieras, las mismas que son responsables de la crisis. Medida que se ha

dado en llamar la nacionalización de la banca, es decir la nacionalización de la bancarrota por cuenta del Estado. Los EE.UU. están destinando 700 mil millones de dólares para esta operación de rescate. Otros miles de millones están destinados para lo mismo en toda Europa. El dinero, dicen eufemísticamente, sale de los contribuyentes, pero en realidad sale de la clase trabajadora que es la única que genera riqueza. Es decir, la clase trabajadora, en la crisis, no sólo sufre la desocupación y la baja de los salarios, sino también tiene que correr con el salvataje de los multimillonarios chupa sangre. En toda crisis capitalista son los trabajadores y los sectores menos pudientes los que la pagan, mientras las trasnacionales son rescatadas y otras hacen el negocio de sus vidas.

en defensa de sus propiedades que deben ser nacionalizadas sin pago.

Socialista

211

Octubre 2008 Precio Bs. 2.50.-

MST

SE CAE EL MURO DEL IMPERIALISMO Tras la caída del Muro de Berlín que arrasó con los llamados estados obreros burocratizados, el imperialismo capitaneado por el norteamericano, declaró la superioridad y la invencibilidad del capitalismo. Sus voceros sentenciaron el fin de la historia. Se nos dijo que vendría la prosperidad para los pueblos del mundo. Que no había otra alternativa. Más aún, se nos dijo que la intervención estatal era la causa de la pobreza y la corrupción. Se enterró con propaganda barata el socialismo, asumiendo erróneamente, que habría fracasado, cuando en realidad en esos estados no se había instaurado ese tipo de sociedad. No se necesitó de decenios sino de pocos años para ver caer el propio muro imperialista. Su propio centro mundial los EE.UU., entró en bancarrota, llevando a las puertas del abismo al resto del mundo capitalista. Millones de hambrientos en los EE.UU., millones de desocupados, cataclismo climático como consecuencia de la expoliación irracional del planeta, guerra por el petróleo en Irak y Afganistán, crisis alimentaría, intervención estatal con dineros del pueblo para salvar la mas nefasta corrupción, la de los vendedores de papeles sin fondo. ¿Donde está la prosperidad? ¿Donde la superioridad? Lo real y concreto es que este sistema que se sobrevive está llevando a la humanidad a la barbarie.

CON EL REVOCATORIO Y LA MASACRE DE PANDO, LA DERECHA OLIGÁRQUICA SUFRIÓ UNA DERROTA POLÍTICA

EN VEZ DE CONCEDERLE, APLASTARLA Y RETOMAR OCTUBRE

LA UNICA SOLUCIÓN ES EL SOCIALISMO ¿NO SE NOS DIJO QUE EL ESTADO NO DEBE INTERVENIR? Contrariamente al credo neoliberal que impuso el capitalismo salvaje, el saqueo inmisericorde de los países semicoloniales, rechazando la intervención estatal en la economía y dejando la misma al libre juego de las leyes del mercado, asistimos atónitos a la más descomunal y perversa intervención del Estado en la economía. Nada menos que en la capital de esas "teorías". Esto se debe a que, cuando hay que explotar y saquear en el mundo entero, hay que dejar hacer y dejar pasar; pero cuando ese proceso empacha a las transnacionales, cuando entran en crisis, es el Estado con plata del pueblo trabajador, el que debe intervenir para salvar a los expoliadores. No hay aquí ningún principio que no sea el de la conveniencia de las empresas imperialistas y sus gobiernos. Se vino abajo de un solo plumazo el mito neoliberal y con él sus ideólogos y trasnochados defensores como los derechistas de la oligarquía que en el país claman contra la estatización de los recursos

Ninguna crisis por más grave que sea destruirá por sí misma al sistema capitalistaimperialista. Se hace necesario que la clase trabajadora le dé el golpe de gracia. No se trata de salvar a los bandidos financieros y trasnacionales, sino de expropiarlos. En Bolivia, eso significa expulsar a las trasnacionales y expropiar sin pago a la oligarquía terrateniente. A la anarquía capitalista imperialista, a la producción para la ganancia sin límites, a la apropiación privada de la producción social, hay que oponerla la producción para la satisfacción de las necesidades, hay que reemplazarla por la planificación económica al servicio de ese objetivo, vale decir por la organización socialista de la sociedad, Es la alternativa socialista que se rehabilita al son de la caída estrepitosa de Wall Street. Para eso es necesario impulsar la revolución socialista, el poder de los trabajadores. En distintas partes del mundo las masas del campo y la ciudad vienen cuestionando y combatiendo este sistema y sus lacras. La clase trabajadora está ante la oportunidad y la necesidad de llevar hasta su culminación victoriosa esta lucha.

COB: RECUPERAR LA INDEPENDENCIA DE CLASE • A cinco años de octubre: la revolución de octubre y el gobierno de Evo Morales. • ¿No a la violencia “venga de donde venga”?. • ¿Son Iguales los EE.UU. y Venezuela?. • Máxima pena para Leopoldo Fernandez y sus secuaces.

• La Dirección de la COB abandona la independecia de clase. • UMSA: a la retaguardia de las luchas. Comunicación fracasó fraudulento Congreso. • Programa de la Juventud Socialista. • ¿Salvar o acabar el sistema capitalistaimperialista?.


JUVENTUD SITUACIÓN NACIONAL TRAS EL REVOCATORIO Y LA MASACRE DE PANDO:

LA DERECHA OLIGÁRQUICA SUFRIÓ UNA DERROTA, PERO EL GOBIERNO DIALOGA Y CONCEDE EN LUGAR DE APLASTARLA n el revocatorio, a pesar de que los prefectos de la "media luna" fueron ratificados, la derecha oligárquica sufrió una derrota política, al recibir el gobierno un contundente apoyo de dos tercios. Sin embargo, los cívicos y prefectos capitaneados por Rubén Costas, tercamente, no quisieron reconocer los resultados electorales. En esas condiciones, políticamente desfavorables, pretendieron una contraofensiva, tras la demanda de la devolución del IDH. Con paros, bloqueos, toma violenta de instituciones estatales, voladura de ductos, apaleamiento de gente pobre, trataron de imponer un retroceso al gobierno. En realidad ante la pasividad del mismo, prácticamente pasaron a controlar de hecho las capitales de esos departamentos, en una virtual división del país, o como el gobierno calificó de un intento de "golpe de estado cívico prefectural". Es más, en Pando el ex prefecto Leopoldo Fernández fue más allá. Sintiéndose erróneamente dueño de la situación, organizó una masacre de campesinos con el trágico resultado de decenas de muertos, desaparecidos y heridos. Esta actitud de la derecha resultó, no obstante, un bumerang, pues luego del ostensible apoyo del gobierno, constituyó una política impopular y fue mal vista hasta por muchos gobiernos del mundo. La gota que rebasó el vaso fue la masacre del Porvenir (Pando), lo que redondeó su traspiés político. Así, tuvo que tragarse el estado de sitio en uno de sus su cotos privados, el confinamiento de uno de sus pesos pesados y el debilitamiento para nuevas negociaciones. Se abrió, de esa manera, una nueva gran oportunidad, después de octubre, mayojunio y diciembre del 2005, para aplastar a la derecha con la movilización de las masas. EL GOBIERNO OFRECE ACUERDO NACIONAL Contradictoriamente, el gobierno en lugar de aprovechar la oportunidad para aplastarla, con el aval político de grandes sectores campesinos y populares que habían pedido mano dura, insiste en su trillada política de llamar al diálogo y un "acuerdo nacional". En lugar de movilizar a las

MST

masas enardecidas contra los atropellos y la masacre de Pando, armándolas para aplastar de una vez por todas a la levantisca derecha, le ofrece nuevamente negociación y concertación: Un perdonazo. El Estado de Sitio y el confinamiento de Fernández, resultaron así una medida para calmar la situación y llevar el problema a la mesa del diálogo, burlando la necesidad y la oportunidad de ajustar cuentas definitivas con la oligarquía. Su exigencia, luego, para abrir el diálogo fue la devolución de las instituciones tomadas, la que fue aceptada por cívicos y prefectos LA BURGUESÍA MUNDIAL PROPUGNA ACUERDO Tal política fue recomendada, sino impuesta, por los gobiernos burgueses, incluido el masacrador Uribe, de Unasur en reunión especial convocada por la presidenta de Chile. La OEA, la UE y la ONU se pronunciaron en el mismo sentido. No podía ser de otra manera, puesto que la situación del país avanzaba hacia la posibilidad de un desborde revolucionario con las masas tomando por su cuenta el castigo a los derechistas de la "media luna" empezando por el genocida de Pando. No es que los gobiernos burgueses de Unasur busquen justicia, sino que su preocupación central es cómo evitar una nueva irrupción de las masas, vale decir como pacificar el país a favor de la derecha, para, vía un acuerdo, terminar con la amenza de la revolución. En eso consiste el apoyo al gobierno de Evo Morales y su desmarque de las provocaciones fascistas derechistas. EL GOBIERNO CONCEDE La derecha en condiciones disminuidas no

CHASQUI SOCIALISTA

Dep. Legal No. 4-3-114-04 Teléfonos: 70196952 - 73267444 e-mail: chasqui_socialista@hotmail.com La Paz - Bolivia

Pedro Peredo Jacquelin Pérez Luis Zalles Fabiana Severich

Beto Balderrama Iván Meléndez Juan José Gabi Espinoza

le quedaba otra que aceptar el dialogo. El prefecto Cossío de Tarija encabezó el mismo, promoviendo un preacuerdo con el gobierno, que allanó el camino para la concertación. Los prefectos asistieron a la misma con una o dos patas menos, si contamos a Reyes Villa. La presencia de la Iglesia, de delegados de la ONU, la UE, la OEA y de Unasur, garantizó el evento. El eje de la discusión fue el proyecto de la Constitución Política del Estado ( CPE) y el IDH. Los prefectos, pidieron la devolución de éste y la revisión del texto constitucional. Querian todo. El gobierno ofreció parte de la devolución del IDH, "si hubiera sobrante este año". Y sobre el texto de la constitución se abrió a modificaciones en la cuestión central de las autonomías. El gobierno cedió importantes prerrogativas departamentales en lo que atañe a las competencias y niveles de autonomía. Mantiene las autonomías municipales, deja afuera las regionales y limita las indígenas circunscribiéndolas a las tierras comunitarias de origen. Además de que consagra la autonomía departamental, el gobierno hace concesiones decisivas para que funcione esa autonomía más o menos al gusto de los cívicos. Toda esta operación se hace marginando a la Asamblea Constituyente cuyo papel resulta violentado, desoyendo el pedido de algunos constituyentes del propio MAS que reclaman no negociar ni una coma del texto constitucional. NO HAY ACUERDO PERO... SÍ LO HAY Cuando las comisiones trabajaban, los prefectos suspendieron el diálogo pretextando que se incumplía el preacuerdo debido a la persecución y apresamiento de dirigentes cívicos. El gobierno respondió aduciendo que no era el Ejecutivo, sino el Poder Judicial el que intervenía. Finalmente los prefectos se avinieron a una reunión para decidir la suerte del diálogo. La derecha rehusó firmar cualquier acuerdo solicitado por el gobierno. Hábilmente vio que el diálogo había logrado retrocesos importantes por parte del gobierno en la cuestión de las autonomías, que no eran todo lo que querían pero que tampoco eran despreciables. Aceptaron de hecho esos resultados, pero se negaron a firmar, dejando la aplicación a cuenta del gobierno. Con lo obtenido acordaron pasar la definición sobre los referendos dirimitorio y constitucional al Congreso. El cónclave no terminó en una ruptura, precisamente porque los prefectos habían sido parcialmente satisfechos. Por eso el final

Chasqui Socialista

7

UMSA: A LA RETAGUARDIA DE LAS LUCHAS En una coyuntura de la gravedad producida, tras el revocatorio, con una derecha que intentó dividir de hecho el país y masacró indígenas y campesinos en la "media luna", especialmente en Pando, la Universidad no podía dejar de decir cuando menos su palabra. Así fue. Desde el HCU derechista, tal vez por la presión social que implica estar ubicado en La Paz, se escribió rechazos a la división del país y a la violencia. Pero a la moda del diálogo impuesta por los países de Conasur y aplicada por el gobierno. Nada más. Ninguna manifestación de protesta, ninguna movilización de los miles de estudiantes que integran la universidad. A ello se agregó, hasta donde conocemos, pronunciamientos de la carrera de Sociología y la facultad de Ciencias Sociales. El de la primera, que fue la más fuerte, se limitó sin embargo a condenar los hechos sucedidos contra las victimas de la atrocidad derechista, sin proponer ninguna medida de lucha o movilización que la situación demandaba. El de la segunda, haciendo constar también los inevitables desmarques con las flagrantes

acciones divisionistas y violentas de la derecha oligárquica, sin proponer alguna lucha concreta, se alineó en la tarea de defender el "proceso de cambio", vale decir en la línea oficialista. Así la Universidad en la voz de sus autoridades la mayoría de derecha, queriéndolo o no se puso del lado de la conciliación con la derecha golpista No atinó para nada a una manifestación de masas que estaba en la agenda realizar. Hizo cada cual, para salir del paso, su saludo a la bandera y punto. Por su parte, los centros estudiantiles que estaban en la obligación de manifestarse y movilizar al estudiantado en apoyo a estudiantes y campesinos masacrados, salvo el pronunciamiento de la asamblea de delegados convocada por el Centro de Trabajo Social, así como la marcha auto convocada a San Pedro del Paralelo C del primer año de esa carrera, el resto brilló por su ausencia o como el Centro de Comunicación Social que sólo pudo mover

elemental y fundamental contra la burocracia y sus métodos antedichos. Para nosotros todas las decisiones deben ser tomadas por las bases y no por burocracias en nombre de las bases, menos burlando su participación. Es una consigna que se aplicó, por ejemplo a comienzos de año, en Trabajo Social donde los agentes de las autoridades de la falsa izquierda, Ser y Ser, y sus aliados de derecha e izquierda, pretendió ratificar a un Comité Electoral nombrado a espaldas de la bases. Se aplicó también en Comunicación Social para nombrar el Comité Electoral. Que la base decida es nuestra principal consigna contra la burocracia y sus métodos nefastos, y también contra la seudo izquierda burocrática (Maya Urus) que practica esos métodos impunemente. ¿CUAL ES EL MÉTODO DE LUCHA QUE LA JS PROPONE PA R A A L C A N Z A R L A S R E I V I N D I C A C I O N E S ? El método central de lucha es el de la movilización de las bases estudiantiles. Si las bases se movilizan se posibilita la victoria. Por ejemplo, así se echó del poder y del país al derechista Sánchez de Lozada y también a Carlos Mesa, y a Diego Salazar de la universidad. Estamos en contra de reemplazar este método por acciones de pequeños grupos en nombre de las bases. Todas las otras formas de lucha como la huelga de hambre de verdad, no la desnaturalizada y desvalorizada, es decir, trucha de la seudo izquierda, deben someterse a la movilización.

El MST y la JS en marcha de repudio a la masacre de Pando.

una bandera. No obstante, conocemos también iniciativas culturales de otros sectores en rechazo a Leopoldo Fernández en la mencionada Plaza. Pero, de conjunto el estudiantado de la San Andrés mostró una vez más estar a la retaguardia de los acontecimientos, situación que obedece, entre otras causas, a la actitud despolitizadora de la derecha y sus alcahuetes de la seudo izquierda. La Juventud Socialista participó de la Asamblea de Delegados de Trabajo Social, de la marcha del paralelo C y de la marcha convocada por la COB con una columna numerosa y combativa. Como venimos sosteniendo, hay que transformar pacientemente y no capitular a la conciencia atrasada de las masas. Lo que ratifica la tarea de concientización desde las bases por parte de los centros y las organizaciones de izquierda, en vez de caer en acciones anarquistas de algunos grupos. Hay que sacar al movimiento estudiantil del atraso y colocarlo a la altura de la situación actual.

COMUNICACIÓN SOCIAL:

FRACASÓ FRAUDULENTO CONGRESO Por: Humberto Balderrama a Dirección de Carrera y la Directiva del Centro de Estudiantes, con la complicidad de toda la seudo-izquierda (URUS), convocaron de manera antidemocrática a un supuesto Congreso. Lo hicieron aprobando la convocatoria en el Consejo de Carrera en lugar de hacerlo en Asamblea, no presentaron ningún documento de propuesta, no hubo periodo de pre-congreso, se realizó en periodo de exámenes y trabajos finales, y gastaron un jugoso presupuesto, entre otras arbitrariedades. Como no podía ser de otra manera, las autoridades derechistas como Rescala (Rectora) y España (Decano de Sociales) apoyaron este proceso con su participación en la inauguración. El objetivo inicial de la realización de un evento de este tipo fue poner a la carrera a tono de los planes del imperialismo y sus instituciones, esto al plantear, bajo excusa del "mercado laboral", la discusión de la permanencia estudiantil, mayor restricción al ingreso a la universidad (medida que ya aplican con la modalidad semipresencial en el actual pre-facultativo) y la re-estructuración del plan de estudios con criterios tecnocráticos en lugar de científicos. Todo en total desconexión del contexto nacional e internacional que muestra un colapso del capitalismo en el pleno corazón del imperialismo, EEUU. Pero ante la fuerte oposición de sectores de base estudiantil y docente por el proceder antidemocrático (donde se destacó la participación de la Juventud Socialista) y ante la gran desorganización del evento, el improvisado Presídium del "Congreso" se vio obligado a declarar, con la venia de los organizadores, que el trabajo de las comisiones conformadas "no tendría un carácter resolutivo" y que el carácter general del evento sería sólo de Diagnóstico (comunicado 08-01 del 08/10/08). Ante este fallido evento corresponde promover un verdadero Congreso con participación de la base estudiantil, una amplia discusión democrática y cuyo objetivo sea poner a la Carrera al servicio de las necesidades del pueblo trabajador.


LOS TRABAJADORES Y SUS LUCHAS

LOS TRABAJADORES Y SUS LUCHAS

¿NO A LA VIOLENCIA "VENGA DE DONDE VENGA"?

A CINCO AÑOS DE OCTUBRE:

4

Chasqui Socialista

n el país en estos años se han producido dos insurrecciones de las masas trabajadoras del campo y la ciudad que, como sabemos, derribaron a dos gobiernos (Sánchez de Lozada y Carlos Mesa). Fueron expresiones avanzadas del ascenso revolucionario de las masas contra el saqueo del país y el empobrecimiento de los trabajadores, perpetrados a la sombra de la democracia colonial. Este proceso continúa a pesar de los intentos por aplacarlo y derrotarlo, tanto por el gobierno como por la derecha. Es decir las masas pugnan por alcanzar sus derechos y hacer justicia. En este cuadro, desde la derecha oligárquica y sus voceros ha surgido toda una campaña en contra de la violencia. No obstante, mientras despotrican contra la violencia de las masas, esa derecha en La paz, la "media luna" y Sucre ha ejercido y ejerce una violencia sin límites. Están a la vista los muertos y heridos de El Alto, los ataques racistas a hombres y mujeres en Santa Cruz, hechos semejantes en Sucre y recientemente la masacre de campesinos en Pando. Asustados por esta realidad ha surgido también desde la Iglesia, pasando por la Defensoría del Pueblo, hasta gente de "buena voluntad", los anhelos de pacificación,

rechazando la violencia "venga de donde venga". El diálogo que impulsa el gobierno con la derecha se inscribe en esta "filosofía". El problema es que en el país una minoría detenta las principales tierras, las minas, la banca, la industria y, a pesar de algunos cambios, continúa el saqueo de los recursos naturales como el gas por las transnacionales, etc. Este sector minoritario explota a los trabajadores, somete a los campesinos, como se ha demostrado bajo relaciones de semiesclavitud en el campo, para no hablar de los modernos esclavos del capital que son los obreros que superviven con salarios de hambre, además de los miles de desempleados(as). Este sector niega derechos ciudadanos a los indígenas, la conocida exclusión racial; pero lo más importante le niega el derecho a la tierra. ¿Qué es todo esto si no violencia? Una violencia inmanente al sistema de dominación oligárquico-imperialista que impera en el país a pesar del llamado "proceso de cambio". Las masas explotadas y oprimidas del campo y la ciudad que "no aman a la violencia", sino la sufren, no tienen otro camino que rebelarse contra esta secular y oprobiosa violencia de los poderosos. Así lo vienen haciendo, aunque más de las veces poniendo

la otra mejilla. Pero, resulta que la violenta derecha y sus canales de TV condenan con singular violencia, la rebelión de los violentados. En una sociedad dividida en clases como la nuestra, no es lo mismo la violencia de los explotadores y opresores contra los explotados y oprimidos, que la violencia de estos últimos contra los primeros. La violencia de los Costas y Maricovick, de los Leopoldo Fernández y John Cava, es para mantener sus privilegios y predominio de clase como dueños del país, contra la mayoría nacional desposeída a pesar de ser los legítimos dueños. Es una violencia ahistórica e injusta. Mientras que la violencia que los oprimidos se ven obligados a ejercer es para liberarse de la explotación y la opresión. Es una violencia históricamente justa y necesaria en la lucha por la igualdad social. A la violencia contrarrevolucionaria de los cívicos y prefectos hay que oponerle la violencia revolucionaria de las masas. Por eso, en lugar de conciliar con esa violencia hay que aplastar a la oligarquía, única manera de alcanzar la paz que se busca. Debemos estar con la violencia liberadora y no con la opresora. No "venga de donde venga" que, a pesar de su aparente inocencia, es una forma de avalar esta última.

espués de derribar a Sánchez de Lozada en octubre por acción de las masas, centralizada por la COB, la dirección de la central transfirió el poder a Carlos Mesa; luego haría lo mismo, junto con la dirección de la COR y Fejuve de El Alto, en mayo-junio, a favor de Rodríguez Veltzé, allanando el camino a las elecciones que llevó al poder a Evo Morales. Bajo este gobierno, en los hechos, la nueva dirección colocó a la central a la cola del mismo, aunque guardando todavía la independencia organizativa. En estos casi tres años de gobierno la clase obrera ha sido la más maltratada. El pliego Nacional no ha sido atendido. La Ley de pensiones ha sido postergada. La única lucha importante que fue precisamente por esta demanda fue brutalmente reprimida por el gobierno con muertos y heridos. No obstante esta triste realidad, la dirección de la central no ha sido capaz de vertebrar una política de clase independiente.

Recientemente se pasó abiertamente al apoyo del gobierno bajo el argumento de la "defensa de la democracia, la unidad y la integridad del país" y en respaldo del "proceso revolucionario de cambio" "dirigido por nuestro hermano, presidente Evo Morales Ayma". Fue así, en circunstancias en que la derecha oligárquica, tras el revocatorio, arreciaba contra el gobierno con paros y bloqueos llegando a masacrar en Pando a campesinos indefensos. Era el momento de exigir al gobierno la movilización consecuente de las masas que controla y de poner a la COB a la cabeza de esa movilización para aplastar a la derecha. A lo sumo bajo esas condiciones era el momento de la unidad de acción. En lugar de hacer eso, la dirección cobista pasó a apoyar al gobierno y su política. Es decir, so pretexto de combatir a la derecha, se entregó con armas y bagajes al gobierno. Una política de capitulación completa.

Pero, siendo grave esa política, lo es más aún, mantener ese apoyo irrestricto, en momentos en que el gobierno no combate, sino dialoga y consensúa con la derecha, habiendo concedido a la misma una serie de prerrogativas precisamente en la cuestión clave de la autonomía. En plena conciliación que va contra los intereses de los trabajadores, la dirección de la COB se pone a la cabeza de esa política que permite resucitar a la derecha. Es el abandono lamentable de la independencia política de clase. La dureza de nuestra crítica está a la altura de la capitulación. Creemos que un pronto Congreso de bases, debe pelear por una nueva dirección clasista y de combate, para recuperar la independencia de clase de la COB, a fin de que, en vez de apoyar a un gobierno burgués reformista, vertebre una salida obrera, campesina y originaria a la crisis, haciendo cumplir la agenda burlada de octubre.

5

LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE Y EL GOBIERNO DE EVO MORALES La revolución cinco años de la revolución de octubre de 2003 se impone un balance de las tareas que planteó, de su relación con el gobierno de Evo Morales y su rol respecto a la misma, así como si después de este periodo sigue o no vigente la agenda de octubre. La revolución de octubre fue el pico más elevado del proceso de cuestionamiento al saqueo del país y la superexplotación de la clase trabajadora, impuestos por el llamado plan neoliberal del imperialismo, aplicados servilmente por la derecha oligárquica y sus partidos tradicionales. Las masas trabajadoras del campo y la ciudad cansadas de este oprobio protagonizaron una contundente movilización insurreccional que tambaleó el sistema de dominación reinante y derribó al gobierno entreguista de Gonzalo Sánchez de Lozada. Primero fueron los campesinos y pueblos originarios de occidente, y, luego confluyendo con ellos, los trabajadores organizados en la COB que convocó la huelga general indefinida. Las demandas centrales que pasaron a llamarse después la agenda de octubre fueron: la nacionalización sin indemnización del gas y la tierra para los campesinos a través de la liquidación de la oligarquía terrateniente. La transferencia del poder

LA DIRECCIÓN DE LA COB ABANDONA LA INDEPENDENCIA DE CLASE

Chasqui Socialista

Esta insurrección victoriosa que costó decenas de muertos y centenas de heridos, al derrocar al gobierno puso el poder en manos de las masas, centralizadas entonces por la COB. Las masas insurrectas con epicentro en El Alto y la Paz, se adueñaron de la situación. Por entonces la oligarquía afincada en la "media luna" fue sorprendida y no atinó a nada. La tarea subsiguiente era la pelea por ejercer el poder y establecerlo a nivel nacional. Sin embargo, las direcciones que fueron puestas a la cabeza de las movilizaciones con la COB al centro, en vez de efectuar dicha tarea, entregaron el poder a la burguesía por medio de la llamada sucesión constitucional. De esa manera, subió al poder Carlos Mesa, gobierno burgués débil producto de una insurrección triunfante y, por tanto, incapaz de dar una solución al ascenso de las masas. Su debilidad se mostró después, cuando en mayo-junio una nueva insurrección le obligó a renunciar. Esa nueva movilización puso en evidencia que las masas seguían en ascenso y no estaban conformes con la sucesión. Sin embargo, una vez más, las direcciones que la encabezaron transfirieron el poder, aun más potente expresado en el control de El Alto, a la burguesía en la persona de Rodríguez Veltzé. Este gobierno igualmente débil, ante la gravedad de la situación, debido al incontenible ascenso de las luchas, subió con la misión expresa de llevar el proceso revolucionario a una salida electoral, es decir a la vía democrático burguesa para ver si con ello lo desviaba y contenía. La dirección del MAS

y Evo Morales que en octubre se opusieron a la caída insurreccional del Sánchez de Lozada, en acuerdo implícito con la política imperialista, bregaron entero por este tipo de salida y prepararon así las elecciones de diciembre de 2005. Gobierno de conciliación Producto de las mismas subió al poder Evo Morales con una amplia mayoría a su favor, expresión distorsionada de las insurrecciones que le antecedió. Este gobierno como bien lo había anticipado el programa de Morales en su campaña electoral, en lugar de expulsar a las transnacionales tomando el control absoluto del gas y el petróleo, tranzó con ellas un nuevo contrato dejándolas en el país como "socias". En vez de expropiar a la oligarquía terrateniente con sede en Santa Cruz, planteó sólo revertir las tierras "mal habidas" y "de engorde" dejando en sus manos las mejores y productivas. De esta manera inauguró un gobierno de conciliación de clases con la burguesía y su sector oligárquico. Esta política se expresaría después en la convocatoria, pactada con la derecha oligárquica, de una Asamblea Constituyente para "refundar" Bolivia. De hecho esta orientación y esas medidas semiparalizaron a las masas y significaron (como significan) un intento claro de desmontaje del proceso revolucionario que se anunció en octubre. La derecha levanta cabeza Consecuencia de la política pactista, de diálogo con la derecha oligárquica, que había sido amenazada de muerte por la revolución de octubre, levantó cabeza, recuperándose del grave susto que le propinó dicha revolución. Tras la consigna de autonomía, viene trabando el propio plan del gobierno, apuntando a la derrota de las masas. Se trata de una política contrarrevolucionaria en oposición no sólo al gobierno que la afecta parcial y superficialmente, sino sobre todo a la agenda inconclusa de octubre que la amenaza profunda y totalmente.

La agenda de octubre está vigente A cinco años de la gesta insurreccional, los muertos y heridos aún esperan justicia, diez de estos últimos han perecido en el ínterin abandonados a su suerte, los asesinos Lozada y Berzaín se pasean en los EE.UU., protegidos por el terrorista Bush. Es verdad, se han realizado algunos ajustes a las transnacionales y a la oligarquía, el país ha logrado mayores ingresos por el gas principalmente. Pero, son resultados a costa de la revolución, son subproductos regateados a la misma que había planteado, no un reajuste parcial, sino una solución de fondo. Esto explica también por qué la justicia sigue como antes y, entre otras rémoras, por qué se participa de la ocupación imperialista de Haití con tropas bolivianas. Por eso la agenda de octubre mantiene su vigencia. Las masas trabajadoras, a pesar del desvió democrático burgués y el desmontaje desmovilizador del gobierno, mantiene aún su disposición al combate, como lo demostró aunque en forma distorsionada la votación antiderechista del 10 de agosto. El gobierno en su pertinaz diálogo con la derecha oligárquica, pese a la derrota que ésta sufrió en el revocatorio, está llevando el proceso a la vía muerta de la concertación, concediendo a la misma prerrogativas autonómicas que no le corresponden, menos después del revocatorio, y que octubre le negó rotundamente. Hay que retomar octubre

La dirección de la COB capitula

Si queremos salir del empantanamiento conciliador, está planteado retomar octubre Si queremos pan, trabajo, tierra, educación y salud, realmente una nueva Bolivia, la tarea inexorable es expulsar a la transnacionales del gas, la minería y demás recursos; expropiar sin pago a la oligarquía para entregar la tierra a los campesinos. Es la tarea que debe emprender la COB y demás organizaciones de los trabajadores, dejando atrás su capitulación al gobierno. Luchar por una salida de clase opuesta a la burguesía. Por un verdadero gobierno obrero, campesino y originario. Por una Bolivia Socialista.

En este proceso, la dirección de la COB cuyas bases obreras, populares y campesinas fueron las protagonistas centrales de la insurrección, después de haber permitido, la sucesión constitucional del poder y de las elecciones que llevaron al gobierno a Evo Morales, se puso a la cola del mismo. Lamentablemente, habiendo renunciado a pelear por el poder en octubre, renunció también a la pelea por una alternativa de clase ante el gobierno de burgués de conciliación y a la crisis irresuelta, a pesar de la postergación del Pliego Nacional, de la Ley de Pensiones, de la pervivencia del 21060, y la represión de sus luchas que ya presenta victimas mortales. Debido a ello, entre otras medidas, dejó de implementar la constitución del Instrumento Político de los Trabajadores que fue mandato del Congreso.

En octubre para justificar la transferencia del poder a la burguesía se arguyó la falta de una dirección revolucionaria, era cierto porque a la vista de los hechos la dirección de la central demostró que no estaba a la altura de la situación. Otros grupos (POR) rehuyeron plantear la lucha por el poder so pretexto de que no estaban dadas ni tan siquiera las condiciones objetivas, permitiendo así esa transferencia. Nuestra organización viendo que las masas se adueñaron de la situación, planteó en octubre el poder para la COB y demás organizaciones de los trabajadores en combate, en contra de la transferencia, como la única salida justa. Invitamos a la vanguardia trabajadora y juvenil a construir el partido revolucionario para llevar hasta el fin la victoria de los trabajadores.


ACTUALIDAD NACIONAL

¿SON IGUALES LOS EE.UU. Y VENEZUELA? a derecha en todos su matices, se desgañita contra la llamada injerencia de Venezuela, del gobierno Chávez, en los "asuntos internos" del país. Dice, para mejor sustentar su oposición, que están "contra la injerencia externa venga de donde venga", supuesto el hecho de que le resulta difícil defender abiertamente, en la situación de ascenso de masas actual, la intromisión de los EE.UU. Este sector no sólo permitió la injerencia política de los EE.UU. a lo largo de decenios en el país, sino que sometió al mismo, al más descomunal saqueo de las riquezas, las cuales entregó y remató a las transnacionales a precio de gallina muerta. Venezuela a pesar de su petróleo no deja de ser un país dominado por las trasnacionales imperialistas de los EE.UU. y de Europa. El pueblo trabajador venezolano sufre las consecuencias de esa situación, lo que se expresa en desocupación, bajos salarios, despidos, etc., a pesar de la posición "antiimperialista " de Chávez que en el fondo no pasa de ser una buena retórica. En cambio los EE.UU., es un país imperialista, vale decir dueño del monopolio industrial, financiero y militar que domina al mundo y, en particular, los países semicoloniales como el nuestro (aunque ahora pasa por una severa crisis). Basa su poderío en la explotación no sólo de su propia clase obrera, sino también de la expoliación de los países semicoloniales de todo el mundo. No es pues igual la posición de los EE.UU. que la de Venezuela. La intromisión y. más que eso, la dominación de los EE.UU. es la de un país imperialista. Es la dominación del gran capital imperialista causante del atraso y la pobreza de nuestros países, contra la cual empiezan a rebelarse las masas y sin cuya expulsión y liquidación es imposible emprender el desarrollo del país. En cambio la llamada injerencia de Venezuela es la de un país dominado que a su

manera, a la manera de su gobierno burgués y no de los trabajadores, expresa su solidaridad con otro país dominado como Bolivia. La tarea fundamental de los trabajadores y pueblos de los países como el nuestro es la lucha por liberación del yugo imperialista y, en este combate, se precisa de la unidad internacional de los trabajadores. No se descarta la unidad de acción con todos los sectores que luchen efectivamente contra el imperialismo. El gobierno de Chávez de corte "nacionalista" inconsecuente, en sus roces con el imperialismo, busca el apoyo de otros gobiernos como el de Evo Morales que ostenta una posición parecida. De ahí su colaboración, que es una colaboración entre gobiernos burgueses de países dominados por el imperialismo. Sin embargo, ni el gobierno de Chávez, ni el de Evo Morales se han propuesto ni se proponen acabar con la dominación imperialista; para ello, junto con expulsar a los embajadores, tendrían que expropiar a las transnacionales, realizando una nacionalización sin indemnización de todos los recursos y, además, la expropiación también de sus socios nacionales la oligarquía. Son gobiernos que colaboran entre sí, pero en el marco de conservar el fondo de la dominación oligárquico-imperialista. Ante las reformas tibias de estos gobiernos, la tarea histórica de expulsar al imperialismo y expropiar a la burguesía y su oligarquía, es una tarea que tiene que enfrentar la clase trabajadora en su lucha por una Bolivia y Venezuela socialistas. Lo que implica también enfrentar y deslindar con este tipo de gobiernos. Pero no nos confundamos, la pelea central no es contra la injerencia de Venezuela cuyo gobierno no es ni socialista ni revolucionario, sino contra la dominación imperialista. La posición que llama a oponerse a la injerencia "venga de donde venga" favorece a la dominación imperialista.

MÁXIMA PENA PARA LEOPOLDO FERNÁNDEZ Y SUS SECUACES o mínimo que se podía esperar, era el confinamiento de Leopoldo Fernández, autor de la masacre campesina del Porvenir (Pando). Este individuo tiene una trayectoria de crímenes bajo gobiernos dictatoriales anteriores como el de Banzer, además de apropiarse de tierras y enriquecerse a la sombra de esos gobiernos, al igual que sus pares del resto de la "media luna". Está denunciado, a su vez, de haber urdido un aparato de control y represión contra el pueblo, desde la prefectura con periodistas, mercenarios, policías, diputados y senadores a su servicio. Todo para defender, so pretexto de autonomía, sus intereses latifundistas y los de sus socios. Es el símbolo de la derecha cavernaria, de la oligarquía que entregó el país a la voracidad imperialista en las décadas del llamado neoliberalismo. Ninguna maniobra leguleya del Poder Judicial, controlado por la derecha, debe impedir la sanción que se merece por el genocidio perpetrado. Tampoco se puede burlar la vigilia sacrificada de los ponchos rojos y otros sectores que montan guardia para evitar su libertad. Su destino, junto a sus compinches, no debe ser sólo la máxima pena en Chonchocoro (si no se quiere la justicia directa de los campesinos y estudiantes victimas de la masacre), sino también la expropiación de todos sus bienes mal habidos para resarcir a dichas víctimas.

llamados de Izquierda y grupos afines, que pasan por encima de las bases, deciden a sus espaldas, como cuando se quiso ratificar el Comité Electoral trucho en Trabajo Social que fue derrotado por las bases. Generalmente con este método se convocan a elecciones antidemocráticas, sin tiempo suficiente para debates y propaganda, y fraudulentas. Se convocan a congresos, elecciones y asambleas sin preparación, de un momento a otro, entre gallos y media noche, en turnos y horas donde no puede participar la mayoría de las bases etc. Es el caso del llamado Il Congreso de UMSA y el de Comunicación Social. A veces se llega al colmo de convocar a asamblea para aprobar informes cuestionados después de concluido el ciclo, como así lo hizo Ser y Ser la directiva aplazada de la gestión 20062007 de Trabajo Social. También con estos métodos generalmente se burlan las decisiones de las asambleas, no se las aplican fielmente, se las tergiversan, etc. sin rendir cuentas a las bases. La burocracia teme a la participación de la base estudiantil y por eso recurren a esos métodos. Debemos pelear por la suspensión

LA NEGOCIACIÓN SE TRASLADÓ AL CONGRESO La negociación continúa ahora en el Congreso. La derecha parlamentaria, sobre todo Podemos, trata de ir mas allá de lo acordado en Cochabamba. Piden revisar otros puntos del proyecto de la CPE. El gobierno sólo acepta modificaciones en el punto de Autonomías, aunque el vice presidente aceptó "corregir contradicciones donde las hubiera". Al cierre de esta edición aún se realizaba la discusión en la Comisión nombrada para tal fin. Está para ver si habrá mayores concesiones o si, sin llegar a las mismas, el gobierno logrará los dos tercios requeridos para aprobar la Ley de Convocatoria de los referendos. EL CONALCAM

de clases cuando hay asambleas estudiantiles.

Dado el desafío que significó la violenta contraofensiva de cívicos y prefectos, las bases del CONALCAM, decidieron bloquear y marchar a Santa Cruz. Algunas de ellas como en San Julián, en El Plan 3,000 y en Tiquipaya derrotaron a los fascistas de la juventud cruceñista. Apuntaban a una medida de movilización necesaria y justa. Pero, la política de diálogo impuesta por el gobierno y los gobiernos burgueses, impidió que se desarrollara este proceso. Evo Morales ordenó el repliegue para no entorpecer el diálogo. Las organizaciones implicadas dieron un cuarto intermedio y levantaron la medida que, sin embargo, había servido para que los prefectos que aceptaron el dialogo decidieran entregar las instituciones tomadas.

El dedazo es un método de la burocracia que consiste en realizar designaciones sin la participación de la bases y violando normas por ella misma establecidas. Así se designó en Comunicación Social docentes de derecha que la lucha estudiantil impidió que se consumara, pero que hoy han vuelto al amparo de un Consejo Facultativo de derecha y la capitulación de la toda la seudo izquierda.. Pero así también se nombraron docentes de "izquierda" por la burocracia de izquierda (Maya-Urus) en Comunicación Social que se impusieron chantajeando a los estudiantes so pretexto de que perderían el año académico, etc.

Con esta medida está claro, como en anteriores ocasiones (Cochabamba en enero de 20007), que el gobierno utiliza a las organizaciones sindicales y populares como instrumentos de presión para negociar con la derecha. Una vez abierta la puerta de la negociación, donde cede ante la derecha (Se permitió la vuelta de Reyes Villa echado de la prefectura por la movilización), las movilizaciones son llamadas al conocido cuarto intermedio, es decir a la retirada. Así las movilizaciones que tienden a desarrollarse no van hasta el fin.

La JS ha declarado la guerra a la derecha, a su burocracia, a sus métodos y más aún, si se llaman de izquierda. Por esta lucha recibe el justo odio de estos sectores.

LA COB CAPITULA AL GOBIERNO

PROGRAMA DE LA JUVENTUD SOCIALISTA eguimos con la publicación de extractos principales del Programa de la Juventud Socialista. Otros temas relacionados han sido publicados en los cuatro números anteriores de este periódico. ¿QUÉ SON LA BUROCRACIA, LOS MÉTODOS BUROCRÁTICOS Y EL DEDAZO? Burocracia es una capa social privilegiada. En la universidad está compuesta por el personal de la estructura de gobierno (autoridades, docentes de derecha, de seudo izquierda y administrativos a su servicio), gestada en los últimos 20 años de dominio neoliberal. A ello se suman las dirigencias estudiantiles que son parte o conviven con y dentro de esa estructura de poder, medran y se benefician de formar parte de ella. Era el caso de la directiva de la FUL de Diego Salazar que formaba parte de esa estructura de la derecha. Es el caso de varias directivas de centros como todos los de Ciencias Sociales y otros centros que trabajan en complicidad con las autoridades. Métodos burocráticos son aquellos que practican la burocracia y también los

fue amigable con foto y todo. Se podría decir que para los prefectos fue una relativa victoria en la derrota.

¿POR QUÉ LA JS LUCHA PARA QUE LA BASE DECIDA? Porque para resolver las reivindicaciones estudiantiles es fundamental que las bases participen y se movilicen. Es una lucha

En esta coyuntura la dirección de la COB llega a un acuerdo explicito con el gobierno, postergando la lucha por la Ley de Pensiones entre otras demandas. En lugar de encabezar la lucha contra la derecha en los momentos de mayor contraofensiva, haciendo unidad de acción con las bases que apoyan al gobierno y

Chasqui Socialista

3

LAS CONCESIONES A LA DERECHA VAN CONTRA LOS TRABAJADORES

EN VEZ DE CONCEDER, APLASTAR A LA DERECHA OLIGARQUICA as concesiones otorgadas por el gobierno a la derecha oligárquica en cuestiones claves como la autonomía y otras que aún están en discusión, se suman a otras hechas como resultado de su política de conciliación. Significan acuerdos que atentan contra las reivindicaciones de los trabajadores y el proceso revolucionario que abrió octubre de 2003. Ello es así, porque determina un límite político acerca de qué se puede hacer o dejar de hacer a favor de las masas de aquí en adelante. En realidad se podría decir que es el fin de las reformas tibias. Desde ya, en el marco de la crisis económica mundial, afectarán a los salarios, a la Ley de Pensiones so pretexto de la defensa de la propiedad privada, ni que decir al Pliego nacional de la COB, postergado indefinidamente. La nueva Constitución Política de Estado sin bien contiene algunas reivindicaciones indígenas, aunque retaceadas por temor a la oligarquía, no constituyen una ruptura con la dominación oligárquico imperialista. A través de ella se constitucionaliza el reclamo de la oligarquía de la "media luna" precisamente en el asunto central de la autonomía, mientras se margina, por ejemplo, lo central del Pliego de la COB. Siendo así, lamentablemente no significa una conquista que los trabajadores pueden hacer suya, ya que institucionaliza un retroceso en la agenda de octubre que no planteó reformas, sino la erradicación de las transnacionales y la liquidación de la oligarquía terrateniente. Ni cinco mil ni diez mil hectáreas, sino cero latifundio. Esta nueva carta, a pesar del griterío de la derecha, es también una transacción con la burguesía y la oligarquía, solamente que no al gusto de esta última. Pero es un "nuevo contrato" en el marco de la defensa de la propiedad privada y del llamado capitalismo andino dominado por el imperialismo. El gobierno en vez de aplastar a la media luna y sus prefectos, tras el contundente apoyo recibido el 10 de agosto, concede a la misma en desmedro de las luchas obreras, campesinas y populares. Las bases que combatieron en octubre, en mayo-junio con muertos y heridos, por la recuperación total de nuestros recursos naturales y la tierra, deben exigir que se aplaste a la derecha y no se conceda. Exigir también a la dirección de la COB que en lugar de apoyar retrocesos y concesiones a favor de la derecha, abandonando su apoyo al gobierno, organice y prepare la lucha consecuente por la ejecución completa de la agenda de octubre. Para abrir este camino en la central, está planteada la realización del Congreso ordinario, donde se evalúe la situación de la clase obrera en la situación actual y se saque a la central de pantano de colaboración de clases. El gobierno mediante reformas tibias dialoga y dialogará haciendo concesiones a la derecha. De lo que se trata no es de conciliar sino de aplastarla retomando la insurrección de octubre, para cumplir su mandato, vertebrando una solución clasista y revolucionaria, el gobierno obrero, campesino y originario; una Bolivia socialista. Para realizar esta tarea concientemente es preciso que la vanguardia de los trabajadores y de la juventud en el cuadro de esta pelea construyamos la dirección revolucionaria que se necesita, vale decir el partido de los trabajadores que conduzca hasta el fin esta tarea. Desde nuestras páginas llamamos a esa vanguardia a acometer juntos ese objetivo.

exigiendo al mismo aplastar a la derecha, acuerda apoyar políticamente al gobierno y al denominado proceso de cambio. Apoya en el momento no de combate en las calles contra la derecha, donde era posible la unidad de acción y no el apoyo, sino cuando el gobierno dialoga y concede a la derecha oligárquica. Se trata de un abandono completo de la independencia de clase que las bases clasistas deben rechazar (Ver artículo en la página central).

Una de las consecuencias políticas de la línea de concertación con la derecha, en lugar de aplastarla con la movilización, es permitir que ella "tome aire", se dé tiempo para recuperarse, a la espera de mejores momentos. Cívicos y prefectos se han visto obligado transar un resultado parcial a su favor. Pero volverán a la ofensiva cuando se genere las condiciones políticas y sociales que el gobierno con su política de conciliación puede crear.

Después de esto, tanto el Conalcam como la COB marchan desde Caracollo a La Paz, pero según sus declaraciones, no para cercar el Parlamento, sino para una fiesta democrática ya que estaría garantizada la aprobación de la Ley de convocatoria en el Parlamento. Lo cual está para ver.

La otra consecuencia es que los acuerdos y concesiones, de hecho, van en contra de las reivindicaciones de los trabajadores. Porque son acuerdos políticos con la burguesía que por ser tales, impiden medidas profundas en salarios, pensiones y otras demandas. Así, el "proceso de cambio" está llevando a la derrota el proceso revolucionario manifestado en octubre de 2003.

LA POLITICA DE DIÁLOGO PROPICIA LA RECUPERACIÓN DE LA DERECHA


Chasqui Socialista 211