Page 1

ETAPA

Primera infancia

Des del nacimiento hasta los 3 años aprox.

DESARROLLO MOTOR

DESARROLLO COGNITIVO

DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Tendencias:

Tendencias:

Tendencias:

- El niño/a nace con todo un conjunto de reflejos involuntarios y una rica variedad de posibilidades perceptivas que se irán consolidando progresivamente.

- Los seres humanos al nacer necesitan una dedicación y atención muy grande por parte de los adultos para poder sobrevivir y llegar a ser individuos autónomos.

- Desde el nacimiento, se establecen interacciones entre el adulto y el niño acabado de nacer que son básicas porque permitirán que vayan adquiriendo las formas de representación que culminarán en la adquisición del lenguaje verbal, la mejor forma de comunicación entre los seres humanos. Estas maneras de interactuar con el niño/a son muy ritualizadas con un tipo de vocabulario y tono particular y una estructura sintáctica sencilla. Son los que se denomina formatos, mediante los cuales los niños y niñas aprenden los rudimentos básicos del sistema de comunicación: saber establecer turnos, respetar el turno de palabra de los otros...

- El bebé va adquiriendo con el tiempo una actividad motora cada vez más voluntaria y un control progresivo de su propio cuerpo. Por lo tanto, el niño adquiere la autonomía motriz básica. - Los bebés acabados de nacer tienen un reflejo llamado grasping mediante el cual cierran la mano cuando un objeto toca la palma. Este reflejo va desapareciendo y gradualmente el niño se esfuerza para intentar dirigir su mano hacia el lugar en el cual el objeto se encuentra. - Gradualmente su tono muscular va aumentando. Pasan de una hipotonía total a una tensión adaptada a la situación. - El hecho de poder andar autónomamente al final del primer año, permite al niño/a evolucionar hacia el dominio y el conocimiento de las posibilidades del cuerpo. Se produce, por lo tanto, un fuerte adelanto en el conocimiento de su propio cuerpo y de la orientación espacial y temporal del niño/a. - Durante estos años, las experiencias relacionadas con el cuerpo les permiten construir progresivamente un esquema corporal propio, una construcción que es totalmente personal.

- El niño acabado de nacer tiene unas capacidades perceptivas (visión, audición, tacto, olor y gusto) bastante elaboradas, que son la base para el desarrollo posterior de las capacidades que le permitirán tener un contacto con el mundo y las personas que lo rodean. - Los bebés ven desde el nacimiento, pero todavía no tienen la misma agudeza visual que los adultos, sino que la van adquiriendo durante los primeros meses de vida. - Los pequeños se interesan por todo lo que les rodea y gradualmente van grabando en su memoria las características de los objetos y los rostros más habituales. Se ha comprobado, también, que los niños pequeños tienen un interés especial por algunas partes concretas del rostro humano, como pueden ser la boca o los ojos. - En cuanto a la percepción auditiva se pone en marcha

Hitos: 2-3 meses: el niño/a adquiere un primer sistema de comunicación pero todavía sin una intención comunicativa clara: el llanto y la sonrisa. Sin embargo, esto va aconteciendo un sistema comunicativo y el que primero era acción se acaba convirtiendo en símbolo. A partir de los 4 meses: el niño/a empieza a practicar el balbuceo sin un argot expresivo que no tiene carácter representativo ni comunicativo. Es decir, ejercitan su aparato mediante la producción de sonidos vocálicos y

DESARROLLO SOCIAL Y AFECTIVO-EMOCIONAL

Tendencias: - Todos los niños y niños al nacer, generalmente, están rodeados de un ambiente de aprecio, afecto, protección... que es esencial para el establecimiento de las primeras relaciones y, por lo tanto, para el crecimiento físico y el desarrollo de todas las capacidades. - Durante esta primera infancia se produce la construcción de los primeros vínculos afectivos. Es por este motivo por el que los niños/se empiezan a tener una predilección por unos miembros concretos de su entorno. El niño/a aprende a sentirse querido, competente y eficaz. - El niño/a empieza a aprender normas, reglas de convivencia, cooperación e intercambio pero no tan sólo con los adultos, sino también con sus compañeros durante sus primeros años de escolarización. Es aquí donde veremos una disputa alrededor de la posición de objetos. Toda esto comporta que los adultos contribuyan de una forma muy activa a construir la propia identidad del niño/a y las características básicas de su personalidad, reconociendo, así, su individualidad física y una variedad de disparos que implican una clara diferenciación respeto los otros. Durante los primeros años de vida, las personas educadoras son las que organizan la vida de los pequeños y toman todas las decisiones que los


Hitos: 1 mes: el bebé acabado de nacer está estirado durante todo el día y todavía no puede controlar la cabeza. 3 meses: puede soportar el peso de la cabeza e intenta levantarlo, pero todavía le cuesta si se encuentra estirado. Poco a poco aumenta el tono del tronco. Un hecho que le permite a los 4 meses controlar el cuello. 5 meses: el niño/a colabora cuando lo ayudamos a sentar y hace el esfuerzo de cambiar de postura cuando se encuentra estirado. Intenta, también, coger con toda la mano los objetos que tiene a su alcance y los explora poniéndoselos a la boca. Poco a poco, hace movimientos más precisos utilizando sólo los dichos pulgar y índice para coger los objetos. Esto se denomina el dominio de la pinza. 7-8 meses: puede incorporarse y sentar sin ninguna ayuda y puede cambiar de postura, iniciando así la posibilidad de desplazarse. 8 meses: las manos y en general el cuerpo, empiezan a serle útiles para representar situaciones y comunicarse. 10 meses: siendo interés para coger los objetos del suyo cercando para intentar ponerse de pie. 12 meses: es normal que empiece a dar sus primeros pasos sin ninguna ayuda. De este modo empieza a conocer no sólo las partes que ve y puede tocar de su cuerpo, sino también el espacio cercano a él, que le ofrece una multitud de experiencias posibles. El niño utiliza las manos para

antes de nacer. El neonato ya es capaz de percibir los ruidos y sonidos que se producen a su alrededor. Le interesan especialmente los sonidos que tienen la frecuencia de la voz humana, y es capaz de identificar fácilmente las voces. - Si hablamos de la percepción gustativa, táctil y olfativa, aparecen muy pronto y con el tiempo se van perfeccionando. - Los niños pequeños adquieren su conocimiento gracias a la percepción de sensaciones externas e internas. Sin embargo, tienen otra fuente de conocimiento: la acción con los objetos. Estas acciones son básicas para que el niño pueda ir conociendo las características de los objetos del suyo cercando y la influencia que él mismo puede ejercer sobre ellos. - La primera inteligencia del niño es de carácter sensorio motriz. Esto quiere decir que la principal fuente de conocimiento está en las acciones que realiza el niño. En esta etapa, por lo tanto, los niños empiezan a adquirir una capacidad simbólica. Hitos: 3-4 meses: Aunque desde el momento que nacen sienten curiosidad por los objetos del suyo cercando, no es hasta

consonánticos.

afectan.

8-9 meses: aproximación a los sonidos del lenguaje del entorno.

- Construcción de los primeros vínculos de afección y de rechazo, en función que conozcan más o menos a la persona, y de su identidad. Se empieza a perfilar una determinada manera de ser y un carácter.

9-12 meses: los niños/se empiezan a realizar repeticiones silábicas sencillas, configurando el que los padres cruzan ser las primeras palabras, aunque estrictamente el niño no le atribuye el sentido que los adultos le damos. 12 meses: El niño/a empieza a decir el que se denominan como las primeras palabras. Poco a poco estas expresiones se van alejando del contexto en el cual se han aprendido y se generalizan. Muy pronto se va ampliando el número de palabras que utilizan. Durante el primer año de vida, las relaciones que se establecen entre el niño y la persona que tiene cura de él están llenas de situaciones de comunicación, a las cuales se intercambian informaciones y se establecen unos lazos afectivos primordiales para el crecimiento y el desarrollo de todas las capacidades. 12-18 meses: los niños y niñas empiezan a realizar combinaciones de dos palabras, un hecho que se denomina palabra frase. 18-24 meses: se produce una mejora espectacular en el lenguaje. Aparecen los verbos, los primeros pronombres, los artículos, las preposiciones, etc. 24 meses: los niños y niñas son capaces de

- Se inicia el proceso de socialización que los permitirá la construcción progresiva de los elementos que permiten actuar y vivir como personas en un ambiente social y cultural determinado. Hitos: 3 meses: el niño empieza a conocer a las personas que tienen una relación más constando con él. 6-8 meses: empiezan a diferenciar entre las personas que más tiempos pasan con ellos, con las cuales establecen una relación positiva, de las personas extrañas, que los producen miedo, malestar,... 24 meses: los niños y niñas son capaces de identificar a las personas del suyo cercando y además a ellos mismos cuando, por ejemplo, se ven reflejados en un espejo. A partir de los dos años de vida, empiezan a oponerse a las demandas realizadas por sus educadores y descubren la existencia de niños y niñas que se los pueden ser compañeros de juego.


explorar su entorno y su cuerpo. Sus acciones constantemente le dan información sobre el funcionamiento de los objetos y de las personas que se encuentran en el suyo cercando. Puede coordinar las manos y disociar los movimientos de estas. Al final del primer año de vida se obtiene una adquisición muy importante para el posterior desarrollo: la posibilidad de andar autónomamente.

partir de los 3-4 meses cuando este interés crece y empieza a experimentar con ellos. A medida que tengan experiencias con objetos, sus esquemas se irán ampliando, diversificando y coordinando hasta llegar a conductas que podríamos denominar complejas, es decir, las que tienen los niños de un año y medio enfrente las cosas. 4 meses. El niño/a aprende a establecer relaciones de causaefecto. Por ejemplo, el niño sabe qué relación hay entre el ruido que hace su sonajero y el movimiento que él realiza con la mano.

construir una frase con tres o cuatro elementos lingüísticos. A partir de los dos años, el lenguaje acompaña sus acciones. 24-36 meses: este desarrollo y evolución del lenguaje continúa. El vocabulario se amplía y se inicia un dominio progresivo de la gramática y la sintaxis. El lenguaje, sin embargo, todavía es simplemente un vehículo de comunicación. En torno al segundo y tercer año, el lenguaje todavía presenta algunos errores, como hiperegulaciones, carencia de pronombres,... que se solucionarán durante toda la etapa de educación primaria. 36 meses: surge el lenguaje telegráfico.

10 meses: inicio en la adquisición de la capacidad simbólica1. Esta experimentación y exploración constante que los pequeños realizan con los objetos a lo largo de sus dos primeros años de vida, se los proporcionan un conocimiento del mundo que los rodea. Segunda infancia (3-6 años)

Tendencias:

Tendencias:

Tendencias:

Tendencias:

-Se produce una mejora en la representación del cuerpo y en la organización y orientación en el espacio y el tiempo.

- Los niños y niñas todavía realizan las interpretaciones del mundo desde una perspectiva subjetiva: no saben diferenciar los hechos psicológicos de los físicos. Los fenómenos de la natura los perciben como características humanas, como si pudieran responder a

- El lenguaje empezará a ser además de una herramienta de comunicación sino un instrumento de pensamiento. - El léxico se irá duplicando cada año.

- En esta época se producen importantes adelantos en el dominio de las relaciones sociales de los niños, a la vida de los cuales va adquiriendo una importancia creciente las interacciones con los compañeros. Con estas interacciones los niño/a aprende a relacionarse con los otros, a respetar el turno de palabra de los otros y el momento de satisfacción de sus deseos. Con esto, el niño/a aprende

- Construcción y desarrollo del esquema corporal. - Los niños/se continúan ganando precisión en el control de su propio cuerpo y de sus movimientos, avanzando cada vez más hacia el dominio de la

- Dominio progresivo del sistema lingüístico y del repertorio léxico y las flexiones posibles básicas.


motricidad fina. El niño empieza a construir una imagen de su propio cuerpo en la que se ven incluidas lo todo y las partes, el reposo y los movimientos. - El niño obtiene durante esta etapa un conocimiento de su propio cuerpo y de sus propiedades. - Descubren también que existe un eje de simetría imaginario que divide el cuerpo en dos partes y que denominamos la parte derecha y la parte izquierda del cuerpo. Es en este momento cuando los niñas y niñas aprenden que unas personas utilizan preferentemente una parte del cuerpo o el otro. Es probable que al final de esta etapa los niños ya conozcan el nombre de ambos partes del cuerpo, así como qué es su derecha y su izquierda. Sin embargo, les es difícil identificar la derecha y la izquierda de las otras personas. - Se produce un ajustamiento progresivo de las habilidades motrices básicas. En general hay una independencia (disociación) motora progresiva, la capacidad para controlar por separado cada segmento motor, y una coordinación motora, es decir, la posibilidad de encadenar movimientos simples que se transforman en compuestos y que se van automatizando. - Al final de esta etapa se inicia una toma de conciencia progresiva del cuerpo. - Realizan interpretaciones subjetivas aunque han aprendido a desarrollar sus capacidades de razonamiento gracias a la confrontación de sus ideas con las de los otros. Hitos:

sus deseos. - Emergencia progresiva de las capacidades lógicas y de la posibilidad de utilizar estrategias cognitivas. - Pasan de un ámbito relacional reducido a establecer relaciones con personas más lejanas y desconocidas, y a tener la necesidad de valerse por sí mismas sin la presencia constante de una persona que lo vigile. - Ha consolidado su inteligencia sensorio motriz y se ha introducido en el ámbito de lo simbólico. Esto es lo que Piaget denominó inteligencia preobligatoria. El acceso a la función simbólica contribuye de una forma espectacular en la evolución del niño, no sólo en la adquisición del lenguaje, sino también posibilitando el acceso a la representación constante de un mundo que es complejo y que podrá ir comprendiendo gradualmente. - Las capacidades cognitivas básicas de los niños y niñas se van desarrollando cada vez más. El niño/a va descubriendo, a partir de las actividades que realiza y de sus experiencias, con la ayuda y la guía de los educadores, las características y propiedades del mundo que lo rodean. El niño/a, sin embargo, todavía tiene dificultades para adoptar el punto

- A medida que crecen van incorporando leyes que rigen nuestro lenguaje verbal desde el punto de vista gramatical y sintáctico. - Al final de la etapa de educación infantil, el lenguaje de los niños y niñas serán totalmente comprensible, con un uso correcto de todas las flexiones, el uso de muchas frases compuestas,... - El lenguaje se van convirtiendo en una herramienta para el conocimiento del mundo que los rodea. Hitos: A partir de los dos años, ya son capaces de construir frases de tres o cuatro elementos y hacia los cuatro años ya dominan la utilización de las oraciones simples. A partir de los 2-3 años el lenguaje acompaña a todas sus acciones. 2-4 años: los pequeños hacen unos grandes esfuerzos para mejorar su pronunciación y van incorporando progresivamente todo el repertorio fonético. Sólo en pocos casos, algunos niños y niñas tienen dificultades al pronunciar algún fonema. Un hecho que acostumbra a solucionarse hacia los 56 años. 5 años: el niño/a ya tiene interiorizado e incorporado todo el sistema fonético. Es a partir de esta edad, pero también puede ser antes, cuando el niño/a empieza a interesarse por el lenguaje escrito.

la simpatía y la amistad, la cooperación y la empatía, pero también la competición y la envidia, los celos y la rivalidad. - Se refuerza su personalidad y la capacidad de autonomía. Empiezan a descubrir que pueden tomar iniciativas, no hacer el que se los pide, ... El papel de los educadores frente a estas reacciones serán un factor importante en su adaptación social. En esta etapa los niños empiezan a ser conscientes que en ciertos momentos hay cosas que se pueden hacer y otras que no., que no siempre podemos hacer el que queremos, que existen unas normas sociales que tenemos que respetar para poder relacionarnos con los otros - El niño/a a través de la experiencia con objetos y personas, avanza en el conocimiento y en la valoración de sí mismo (auto- concepto y autoestima). - En esta etapa se produce, también, un control de los esfínteres y de los hábitos de alimentación. Hitos: 3 años: el niño/a ya ha establecido vínculos emocionales duraderos con sus educadores, ha adquirido bastantes hábitos y destrezas de interacción con su grupo de iguales y ha desarrollado y descubierto su propia identidad. Los niños empiezan a ser conscientes que sus educadores no pueden dedicar-*lis el 100% del tiempo. Tienen acceso a nuevas formas de comprensión, relación y vinculación con los otros y con un mismo. Todas estas experiencias que los niños irán adquiriendo en diferentes


A los 3 años los niños han accedido a la autonomía motora, es capaz de realizar por sí mismo varias actividades como alimentarse, limpiarse, vestirse... 5-6 años: empiezan a saber utilizar el cuchillo. A los 6 años, los niños y niñas acostumbran a conocer ya las partes externas de su cuerpo y empiezan a interesarse por algunas partes internas. Los niños/se durando este periodo empiezan a tener preferencia por un cierta parte del cuerpo. Además se consigue un mayor equilibrio y estabilidad. La consolidación de las habilidades de locomoción (andar, correr), de no locomoción (inclinarse, girar...), las de proyecciónrecepción y manipulación, que suponen un esfuerzo de coordinación y relación entre la percepción visual del movimiento del objeto y el propio movimiento (habilidades con pelotas), y las habilitados visiónmotoras, que hacen referencia a pintar, coser, recortar, repasar,... Todas estas habilidades se irán perfeccionando y matizando con el tiempo. Estas habilidades, también, permiten un conocimiento más amplio del cuerpo y nos ayudan a construir nuestro esquema corporal y a la vegada a la construcción de la identidad. 2-6 años: los niños y niñas van entendiendo y utilizando los términos arriba/ abajo, ante/ última, derecha/ izquierda,... El referente principal para la construcción de las nociones llamadas es el propio cuerpo. Si hablamos del proceso de orientación e identificación temporal, tenemos que hacer referencia a la construcción de las nociones de duración, sucesión y

de vista de los otros y dejar al suyo a banda. A pesar de todo, el niño/a va descubriendo poco a poco la orden, relaciones, clases y categorías, regularidades, secuencias, procesos de causa- efecto,... Sin embargo, el niño/a todavía presenta dificultades a la vez de clasificar elementos puesto que no sabe fijar un criterio y mantenerlo. - El niño/a empieza a formar de una forma progresiva una noción correcta del que es el número. Su pensamiento avanza hacia la lógica. - Se produce un adelanto en la comprensión de las realidades físicas y sociales que lo rodean, ya no se limitan tan sólo a los objetos inmediatos. Estos aprendizajes, sin embargo, todavía los realizan a través de la acción, el juego, el intercambio social con adultos y compañeros y la experimentación. - Los niños y niñas hacen un increíble esfuerzo para comprender el mundo que los rodea y elaboran su propia experiencia a partir del que los adultos se los explican o del que ellos experimentan. - Los niños y niños acostumbran a caracterizarse para ser egocentristas (a tomar únicamente el punto de vista personal desestimando el de los otros; la dificultad

contextos se los servirán para construir una imagen y un conocimiento de sí mismos y adquirirán, de este modo, una valoración del propio concepto que transmiten las personas importantes a lo largo de la relación diaria. Esto representa el que denominamos autoestima. Que el niño o niña desarrolle una auto- estima adecuada será un factor muy importante para su salud mental, su éxito escolar y la posibilidad de establecer relaciones sociales constructivas. A partir de los dos años, se considera que los niños están preparados física y psíquicamente para poder controlar los esfínteres, tanto de día como por la noche. La conquista de diferentes niveles de autonomía tiene lugar entre los dos y los cuatro años. Aproximadamente a esta edad, los niños y niñas pueden ser totalmente autónomos en las situaciones de alimentación. Los pequeños de más de dos años empiezan a realizar un descubrimiento progresivo de la existencia de niños y niñas que pueden ser compañeros de juego. En un inicio, los de edades similares son motivo de observación, de contacto físico y de interés, pero enseguida son considerados rivales en el juego. En muchas ocasiones, esto deriva en conductas agresivas. Sin embargo, con el tiempo y gracias a la evolución en el campo del razonamiento y del lenguaje, los niños y niñas serán capaces de discutir entre ellos mediante la utilización de argumentos lingüísticos y estela de banda la violencia corporal.


ritmos. Los ritmos están presentes a la vida de los niños y niñas desde que nacen (horarios para comer, dormir,...) Los niños y niñas de esta etapa, por lo tanto, empezarán a entender que hay ciclos o sucesos que se van repitiendo continuamente. Por lo tanto los niños y niñas van construyendo las nociones de espacio y tiempo. Primero se hace partiendo del propio cuerpo y más adelante se va relativizando.

Durante toda esta etapa, se empezarán a establecer momentos de relación ligados al inicio del sentimiento de amistad, aunque no se entendido cómo se entiende a las relaciones adultas.

de ponerse en el punto de vista de los otros), un factor que provoca la aparición del artificialismo (considerar que los fenómenos naturales son provocados por la voluntad humana; no distinguir lo que es natural del que es artificial), finalismo (considerar que los fenómenos naturales están provocados con una finalidad; no distinguido entre finalidad y consecuencia) y animismo (considerar que el mundo es animado, al igual que él,; no distinguir entre el que tiene vida y el que no). - Otra de las características que definen el razonamiento de los niños en estas edades es la centración (tiene dificultades para tener en cuenta todos los elementos que están presentes en una situación y sólo tiene en cuenta, sólo se centra en un).

Tercera infancia (612 años)

Tendencias:

Tendencias:

Tendencias:

Tendencias:

- Se producen cambios en aspectos básicos como la agilidad, la flexibilidad, la precisión, el equilibrio, la fuerza muscular, la resistencia, la velocidad,... Podemos decir, por lo tanto, que se produce una mejora de las calidades motrices. Esto hace que se amplié su capacidad de expresión y su calidad, y facilita un mayor ajuste en situaciones de comunicación, y en la comprensión e interpretación de sí mismos o de los otros.

- Logran una autonomía intelectual.

- Las crecientes posibilidades del niño permiten el aprendizaje sistemático de códigos convencionales e incluido, su uso fluido.

- Logran una autonomía moral y social.

- Adelantos discursivos

- Construcción progresiva de valores y principios de comportamiento moral

- Adelantos en la representación de las propias capacidades de acción y expresión motriz.

- Durante esta etapa los niños y niñas pueden acceder al pensamiento causal natural, puesto que han logrado toda una serie de nuevos conocimiento que le han permitido confrontar sus concepciones de la realidad, observando y explorándola. A través de esta confrontación, el egocentrismo y el carácter finalista propios de la etapa anterior empiezan a

- El lenguaje pasa a ser un instrumento de pensamiento y de intercambio social. El lenguaje es convierte en una herramienta para ayudar a recordar, planificar, sistematizar, etc. Constituye también un instrumento para regular la propia conducta e intervenir sobre la conducta de los otros. En estas edades

- Progresiva ampliación y comprensión más elaborada del mundo social.

- Las principales dificultades que encuentra el niño en esta etapa pueden estar relacionadas con su adaptación en la escuela. - El niño evoluciona hacia posiciones de autonomía y de acuerdo social: las normas ya no son válidas


Hitos:

desaparecer.

7-8 años: hay una interiorización total del cuerpo.

- Durante esta etapa desarrollan actitudes como la curiosidad intelectual, la comprensión de la necesidad de observar y controlar los aspectos de la realidad,... Esto es el que le permitirá acceder en el mundo científico. - Durante esta etapa el niño realiza una construcción de unos espacios y tiempos objetivos y medibles, contrariamente al que hacen los niños más pequeños.

el lenguaje adquiere ya todas las funciones posibles. El uso del lenguaje a la comunicación significativa constituye un factor decisivo de su desarrollo. - Aprendizaje sistemático del lenguaje escrito y otros códigos convencionales

tanto sólo por el hecho de haber sido impuestas. - Aparecen las actitudes y comportamientos de participación, cooperación, respeto mutuo y tolerancia pues es gracias a la aparición del pensamiento abstracto que el niño puede ser capaz de ver las cosas y verse a sí mismo desde el punto de vista de los otros. La convivencia en grupo permite la existencia y creación de lazos de amistad. - En confrontación con los otros, los niños y niñas van construyendo su autoconcepto y autoestima. Hitos:

- Aquello que en años anteriores los niños realizaban de manera práctica, pueden realizarlo ahora ya imaginándolo y ejecutándolo mentalmente. - En esta etapa, los niños y niñas logran un cierto control sobre el propio pensamiento, un hecho que supone ir más allá de los hechos y experiencias inmediatas. - El niño/a ya ha logrado un pensamiento lógico concreto. - Se produce una creciente capacidad de abstracción que permite apreciar y disociar calidades de los objetos y fenómenos. - El niño/a es ahora ya capaz de construir abstracciones los significados de las cuales se originan en su propia experiencia.

El niño/a de 6 años ha conseguido un notable grado de autonomía, un hecho que posibilita desarrollarse con relativa facilidad en sus ambientes más habituales y una mayor coordinación a la sede de su grupo. Esto se lo permite conocer despacio las realidades que ya no están exhaustivamente centradas en sí mismo y en los conceptos de su entorno más inmediato, y que se lo permiten no sólo ampliar su campo de atención sino también la ampliación del medio que exige la adquisición de nuevos instrumentos de comunicación y representación de la realidad. El periodo de los 6 a los 12 años es relativamente tranquilo a la vida del niño/a. Los conflictos originados en etapas anteriores han finalizado y se han conseguido ya hábitos básicos de la vida social: cómo es el control de los esfínteres, el control de las reacciones agresivas,... Es durante este periodo cuando el niño consolida su identidad, y va adquiriendo conciencia de


- Capacidad de acceso a las capacidades metacognitivas y de auto-regulación. Hitos: En el primer año y medio de vida los estímulos más adecuados son los que incitan la experiencia sensoriomotriz.

sus capacidades y de sus limitaciones. Es entonces cuando empieza a percibir su situación en el mundo y en el medio social en el cual vive. Acepta la situación y las normas que se le imponen. Es una etapa en la cual el niño desea gustar, tanto a los adultos como a sus propios compañeros/as.

Desarrollo en las diferentes etapas  

En este documento se pueden ver las principales tendencias e hitos en las diferentes áreas del desarrollo a lo largo de la primera, segunda...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you