Page 1

UNIVERSIDAD YACAMBÚ VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO SEMINARIO AVANZADO DE DISEÑO DE INVESTIGACIÓN EN GERENCIA I

ENSAYO SOBRE: POSITIVISMO Y RACIONALISMO

Autor: M.Sc. Luis J. González

1


Maturín, Febrero de 2013 UNIVERSIDAD YACAMBÚ VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO SEMINARIO AVANZADO DE DISEÑO DE INVESTIGACIÓN EN GERENCIA I

ENSAYO SOBRE: POSITIVISMO Y RACIONALISMO Ensayo presentado como requisito parcial para aprobar el Seminario Avanzado de Diseño de Investigación en Gerencia I

Autor: M.Sc. Luis J. González

2


MaturĂ­n, Febrero de 2013

3


INTRODUCCIÓN Desde el inicio del pensamiento filosófico han surgido toda una serie de posturas epistemológicas que no buscaban otra cosa más que desentrañar los misterios del saber y del conocimiento; muchas de dichas posturas aún se mantienen, otras por el contrario, permanecen guardadas en los libros y otros medios de almacenamiento de la información, solo como un vestigio del ensayo y error al cual ha apelado el ser humano, en esa búsqueda insaciable que nos caracteriza de siempre querer alcanzar esa “iluminación” u omnisciencia que nos de la plena comprensión de todos los secretos que envuelven nuestro universo. Dentro de ese mar de posturas, hay una que ha dejado un legado tan importante, que sería muy difícil ver el mundo tal y como lo vemos ahora, pues sin lugar a dudas el aporte que dejó pensadores como Auguste Comte y otros visionarios que compartían la corriente del positivismo, es palpable cuando vemos que toda investigación, descubrimiento o suceso que quiera ser dado como válido y aceptado por la comunidad científica e inclusive por la mayoría de la población, debe estar sustentada por experiencias que puedan ser fácilmente repetibles una y otra vez bajo condiciones específicas bien documentadas. Así mismo, los aportes que ha hecho la Sociología de Comte a facilitar la comprensión de una de las variables más difíciles de estudiar, como lo es el ser humano, no tiene parangón, ni antes ni después de su tiempo. En otro orden de ideas, el Racionalismo de René Descartes y otros filósofos afines a esta corriente, aunque no eran posturas completamente nuevas pues otros pensadores griegos como Sócrates ya hablaban que el conocimiento solo se alcanzaba con el uso de la razón y que esa verdad estaba dentro de nosotros mismos, si logro en

1


su momento generar el suficiente interés como para que muchos aceptaran que el enfoque empirista estaba totalmente equivocado. ENSAYO SOBRE: POSITIVISMO Y RACIONALISMO El positivismo, cuyo principal exponente fue Augusto Comte, plantea como doctrina filosófica que solo el conocimiento científico es auténtico, pues es verificable por la experiencia a través de los sentidos, es decir, los fenómenos deben poder explicarse causalmente por medio de leyes generales y universales, y no mediante nociones a priori absolutas tal y como lo plantea Alvarado García (1961); y lo que puede conocerse es la interacción o relaciones entre los sucesos observados, no la esencia en sí de las cosas, renunciando a descubrir el origen o destino último de dichos fenómenos. Una de las principales aspiraciones del positivismo es la neutralidad y objetividad, y al elaborar leyes que expliquen la relación constante entre los fenómenos estudiados, permitirán determinar su comportamiento futuro de manera racional, entendiendo que el hecho que se formulen leyes no implica realizar ningún tipo de valoración o juicios de valor, los cuales deben ser evitados. Por lo antes expuesto es que el positivismo afirma que mediante la experiencia hay una realidad que es accesible al sujeto, y que esta realidad existe independientemente del ser humano que la conozca, o sea, la verdad es una correspondencia entre lo que el individuo conoce y la realidad que descubre; y según Paredes y Castellano (2010) la característica diferenciadora fundamental de esta filosofía es la del monismo metodológico, en otras palabras, que hay un solo método aplicable en todas las ciencias. Otro aporte importante de Comte fue el descubrimiento de la historicidad del conocimiento humano mediante la Sociología, la cual facilita la clasificación de la sociedad de acuerdo a su nivel intelectual según el estadio en que se encuentre, y para ello se emplearía la investigación empírica para la comprensión de los fenómenos 2


sociales, incluyendo su estructura y los cambios que se presentan dentro de la sociedad. Comte afirmaba que debido a la naturaleza del hombre, la historia humana y cada una de las ramas del saber, pasan por tres estadios, también llamadas fases, una teológica denominada mágica o ficticia (etapa de la infancia del pensamiento de la humanidad), pues los fenómenos naturales tiene su origen y sus explicaciones, al principio por hechos mágicos donde el fetichismo de la personificación de las cosas es común, luego son atribuibles a varias entidades superiores (politeísmo) hasta reducirse a una sola deidad (monoteísmo) o potencia divina; en este estadio predomina la imaginación. Una fase metafísica o filosófica (etapa intermedia, de pubertad del pensamiento), donde los fenómenos tienen sus causas en entes abstractos, principios racionales y términos metafísicos, donde se busca el por qué de las cosas. El último estadio, denominado científico o positivo (etapa de la adultes del pensamiento), donde los hechos y el conocimiento se basan en la observación y en la experiencia comprobable para conseguir el dominio técnico de las leyes de la naturaleza, mediante el desciframiento de las causas de cualquier suceso. Para cada uno de los estadios definidos por Comte, de acuerdo a lo que dice Forte (2008) hay un aspecto político o característico que define a la sociedad; por ejemplo en la fase teológica el papel que juega la iglesia es fundamental en la organización de los pueblos, donde la figura de los reyes que gobiernan a las masas es la predominante. En la fase metafísica, el protestantismo ayuda a la disolución de la iglesia, comienza a darse paso por la irrupción de las clases medias, aparece el concepto de igualdad social y el de la soberanía popular, donde priva la influencia de los legisladores y hay una transición de la sociedad militar a la económica. Finalmente en el estadio positivista, rigen los intereses económicos, la industrialización está en pleno apogeo, y el orden socio-político se fundamenta en el análisis científico o mental. Comte soñaba con una utópica sociedad “estable”,

3


gobernada por unos pocos eruditos que mediante la aplicación del método científico resolverían los problemas que la pudieran aquejar. Entre las principales características del positivismo como corriente filosófica está su carácter lógico o nomotético pues halla la causa que explica los fenómenos, confrontando la teoría con la práctica, detectando diferencias y estableciendo conexiones entre las variables, propiciando la utilización del método hipotético – deductivo cómo método de investigación científica, sin embargo, no especifica de manera clara e inequívoca, ¿en qué consiste este conocimiento científico?, así mismo, los tres estadios del positivismo no proceden de la observación ni de la actividad científica, sino de la especulación filosófica. De acuerdo a lo afirmado por Varó Peral (s.f.) en contraposición al positivismo, los que abogaban por la tesis del racionalismo como René Descartes, sostenían que el origen del conocimiento y su forma de generarlo era a través de la razón, y por consiguiente son cualidades innatas (nacemos con el conocimiento, solo que tenemos que “acordarnos” de ellos) y evidentes en sí mismas, y a partir de ellas se pueden dilucidar el resto de las incógnitas que la filosofía y las ciencias pudieran plantear, mas no se derivaban de la experiencia ni de la percepción mediante el uso de los sentidos, tal como lo manifiesta el empirismo, pues dicen que éstos nos pueden engañar. Es una corriente donde priva una postura subjetiva en la cual el conocimiento puede ser generado deductivamente empleándose la intuición intelectual, a partir de unos principios fundamentales, los cuales, como ya se mencionó, se encuentran de manera innata en el ser humano, es decir, en su entendimiento, donde la razón ha recibido de Dios como ser supremo, sus ideas y verdades, por tal motivo la razón no puede desligarse completamente de la fe, pues aun cuando la razón por sí sola permita

4


una comprensión limitada, entre ambas es que se puede alcanzar el máximo conocimiento. Otras las de las características que se le pueden atribuir al racionalismo según Montil (s.f.) es que consideraba al proceso de la “deducción” y a la “intuición intelectual” como los métodos más apropiados para ejercer el pensamiento; del mismo modo se vislumbraba a la razón como algo de tan gran magnitud, que se pensaba que no tenía límites y que se podía a través de ella alcanzar todo lo que fuera real, estableciendo de ésta manera, una forma sumamente positiva y optimista de afrontan todo en base a la razón. Esa exaltación de la razón traía como consecuencia que se viera el ser humano como el animal con raciocinio, el cual al conocer lo suficientemente la realidad, puede en consecuencia actuar “razonablemente”. En ese mismo orden de ideas, el racionalismo tenía como modelo a seguir a las matemáticas y a la geometría como ciencias exactas. Por otro lado se buscaba la reivindicación del argumento ontológico como camino para la demostración de un ser supremo o Dios todopoderoso, tal y como lo manifiesta Rodríguez Rojas (2010), sin embargo, se opone a la idea promulgada por aquellas religiones que decían que el conocimiento proviene de la revelación, es decir, de una fuente divina directa, bien sea a través de una visión o una aparición, pues para el racionalismo, el conocimiento solo se origina de la razón, aunque las verdades innatas (contenidas en la razón) proceden de Dios, quien las graba o imprime en el alma de las personas al crearlas. Otro de los aspectos que marca al racionalismo es el de poner siempre todas las cosas en duda y no dar por cierto nada, es por ello que el punto de partida para Descartes fue simplemente la duda, decía que de lo único que no podíamos dudar era de nuestra propia existencia, de allí la famosa frase “pienso, luego existo”, no obstante, del resto de las cosas hay que dudar hasta que se alcance mediante la crítica, un principio o evidencia en el cual ya la duda no tenga cabida o no sea posible, pero 5


para descartes la duda era un proceso transitorio mientras se estuviera en la búsqueda de la verdad. POSTURA CRÍTICA En la actualidad, para que un fenómeno sea aceptado universalmente, debe ser posible por ejemplo, recrearlo una y otra vez bajo las condiciones controladas de un laboratorio a través de un experimento, o poder demostrarlo mediante ecuaciones matemáticas constantes que cualquiera las pueda repetir. Es por ello que el método científico, y en ese aspecto el positivismo, sigue siendo aceptado hasta nuestros días, pues lo que no se puede demostrar, simplemente es catalogado como una hipótesis, creencia o postura de alguien en particular, y por ende no se considera como un hecho aceptado sine qua non. El positivismo en definitiva, fue la vía que permitió desde ese momento dar un salto cuántico hacia delante en cuanto al avance tecnológico general de la raza humana, pues ayudó a incrementar y profundizar la creación de nuevos conocimientos al apartarse del idealismo y de los juicios de valor que distorsionaban la realidad, es decir, el potencial intrínseco de esta postura filosófica solo es posible medirla años después de su formulación. En otro aspecto, los grandes aportes que ha traído consigo la sociología al conocimiento universal son incuestionables, debido a que el estudio del comportamiento humano dentro de un espacio-tiempo, aunado a los aspectos culturales del grupo en análisis, han ayudado a comprender el por qué ocurrieron ciertos hechos dentro de la historia, y como estos influenciaron el desarrollo de lo que hoy conocemos sociedad, hasta llegar a nuestros días.

6


Lo que si es cierto es que con lo que hay que concordar con los opositores del positivismo es que en definitiva los sentidos (vista, olfato, gusto, tacto y oído) en algunos momentos nos puede jugar una mala pasada, y un ejemplo muy claro y documentado de esto son los espejismos que se ven en las zonas áridas, pues para nuestros ojos se puede ver claramente a lo lejos un oasis, sin embargo, la realidad es otra, y lo mismo aplica para el resto de los sentidos, es por ello que el dicho de “hay que ver para creer”, habría que reformularlo, puesto que con los avances tecnológicos de la actualidad y con ciertos “trucos” hemos visto como magos desaparecen frente a nuestros ojos tanques de guerra o cortan una persona en dos, es por ello que no todo lo que captan nuestros sentidos es real, debemos ir mucho más allá y hacer un sin número de pruebas y experimentos para poder afirmar que lo que “experimentamos” una vez, puede darse como válido y aceptado por toda la comunidad científica y no científica. La habilidad de razonar por su parte, es la que nos ha distinguido de otros animales del planeta y nos ha llevado a lo más alto de la cadena alimenticia y al control, por así decirlo, del rumbo del resto de las especies que aquí habitan. Es el razonamiento lo que nos permitió no solo aceptar de manera directa la información que se nos presentaba, sino también rebatirla en aquellos casos en que no tuviéramos la certeza de algo; prueba de ello es que en cualquier ámbito del quehacer humano se observa como la aplicación de la razón, intenta dilucidar la verdad que subyace detrás de cualquier suceso o fenómeno, para generar así conocimiento. Aunque en racionalismo como precepto filosófico ha sido ampliamente debatido y si se quiere como corriente ya ha sido refutada, claro está, solo en términos que todo el conocimiento solo proviene vía la razón (puesto que hoy día se ha demostrado que hay muchas formas de generar nuevos conocimientos), sus aportes al crecimiento y maduración del pensamiento han sido muy significativas, debido que se logro que muchos pensadores de la época hicieran una introspección en cuanto al uso 7


del razonamiento intensivo por sí mismos, es decir, de hacer análisis profundos, antes de buscar las respuestas fuera de su capacidad intelectual, aplicando otros métodos.

BIBLIOGRAFÍA Alvarado García, E. (1961). El Positivismo. Segundo Congreso Extraordinario Interamericano

de

Filosofía.

[Documento

en

línea]

Disponible:

http://inif.ucr.ac.cr/recursos/docs/Revista%20de%20Filosof%C3%ADa %20UCR/ACTAS%20CONGRESO%20DE%20FILOSOFIA/ (10)%20historia%20de%20la%20filosofia/el%20positivismo.pdf

[Consulta:

2013, Enero 30] Calleja Salado, M. (s.f.). Comparación entre el Racionalismo y el Empirismo. Instituto de Estudios Superiores “Luis de Camoens” [Documento en línea] Disponible:

http://filosofiaceuta.files.wordpress.com/2009/10/10b-

racionalismo-y-empirismo.pdf [Consulta: 2013, Febrero 02] Forte, M. (2008). Comte: La utopía del orden. Instituto de Investigaciones Gino Germani. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires. [Documento

en

línea]

Disponible:

http://webiigg.sociales.uba.ar/conflictosocial/revista/00/comte01.pdf [Consulta: 2013, Febrero 02] Leiser, E. (2000). El Positivismo y sus críticos en la filosofía de la ciencia. Universidad

Libre

de

Berlín.

Documento

en

línea]

Disponible:

http://eltalondeaquiles.pucp.edu.pe/sites/eltalondeaquiles.pucp.edu.pe/files/62 251.pdf [Consulta: 2013, Enero 31]

8


Lora Muñoz, R. (s.f.). El Positivismo; Augusto Comte. Atlantic International University.

[Documento

en

línea]

Disponible:

http://www.aiu.edu/publications/student/spanish/el-positivismo-augustocomte.htm [Consulta: 2013, Enero 31] Marín, F. (1998). El Positivismo y las Ciencias Sociales. [Documento en línea] Disponible: http://www.fmmeducacion.com.ar/Pedagogia/socialpositivismo.htm [Consulta: 2013, Febrero 01] Montil, L. (s.f.) El nacimiento de la modernidad: El Racionalismo Cartesiano. [Documento

en

línea]

Disponible:

http://www.ies-

mcatalan.com/dptos/filosofia/temas_montil/6-Descartes.pdf [Consulta: 2013, Febrero 01] Paredes, G. y Castellano, C. (2010) Principios Filosóficos del Pensamiento Positivista de

Auguste

Comte.

[Documento

en

línea]

Disponible:

http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/33358/1/articulo5.pdf [Consulta: 2013, Febrero 02] Pérez, M. (s.f.) La filosofía de la Biología de Auguste Comte en sus vínculos con la Sociología. Universidad de Arte y Ciencias Sociales. [Documento en línea] Disponible: http://sociologia.uarcis.cl/volumenes/volumen2/9_marcelo_perez.pdf [Consulta: 2013, Febrero 01] Riezu, J. (2007) La concepción moral en el Sistema de Augusto Comte. Editorial San Esteban. [Documento en línea] Disponible: http://books.google.co.ve/books? id=kqNeUi9KjUEC&pg=PA49&lpg=PA49&dq=positivismo+de+augusto+co 9


mte&source=bl&ots=pWsAOgIYq4&sig=gNo1psEpqOFXhasWBQeMaoJF8 5w&hl=es419&sa=X&ei=H6wNUdPoD4rI9gSkqIHQAQ&ved=0CEwQ6AEwBjgU#v= onepage&q=positivismo%20de%20augusto%20comte&f=false

[Consulta:

2013, Febrero 01] Robles Sánchez, M. (2008). El positivismo de Augusto Comte. [Documento en línea] Disponible: http://temasdeeducacin.blogspot.com/2008/03/el-positivismo-deaugusto-comte.html [Consulta: 2013, Enero 30] Rododera, T. (s.f.). Notas sobre Empirismo y Racionalismo. Un paso por Bacon y Descartes. UNR – Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. [Documento

en

línea]

Disponible:

http://www.bdp.org.ar/facultad/catedras/cp/tis/NOTAS%20SOBRE %20EMPIRISMO%20Y%20RACIONALISMO.pdf [Consulta: 2013, Febrero 01] Rodríguez Rojas, P. (2010). El Positivismo y el Racionalismo no han muerto. Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez”. [Documento en línea]

Disponible:

http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/32231/1/articulo6.pdf [Consulta: 2013, Febrero 01] Schanzer,

R.

(s.f.).

El

Positivismo.

[Documento

en

línea]

Disponible:

http://www.bdp.org.ar/facultad/catedras/cp/tis/Positivismo_Schanzer.pdf [Consulta: 2013, Enero 31] Varó Peral, A. (s.f.) El Racionalismo y Descartes. [Documento en línea] Disponible: http://www.nodo50.org/filosofem/IMG/pdf/descartesc.pdf Febrero 02] 10

[Consulta: 2013,


11

Positivismo y Racionalismo  

Ensayo sobre Positivismo y Racionalismo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you