Issuu on Google+

CARTA ABIERTA AL SR. ALCALDE Y PLENO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE TEMBLEQUE (Toledo) ILMO. SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE TEMBLEQUE Y MIEMBROS DEL PLENO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL. Estimado Jesús: Estimados Sres. Concejales: Permíteme, Jesús, que te tutee, no por falta de respeto, en absoluto, sino por la confianza que me transmitiste en tu trato hacia mí en la audiencia privada que me concediste este verano en tu despacho de Alcaldía. La cual te agradecí mucho. Si sigues el Blog de Pedro Casas y la exposición fotográfica del pueblo que Pedro me permite exponer para todo el pueblo, así como los artículos que escribo al respecto, así como por lo que me conoces, sabrás que no soy un hombre con dos caras y, que sin pretender en ningún caso ofender y menos insultar, sí digo siempre lo que pienso respecto a cualquier cosa, en este caso de los personajes públicos, como tú y demás concejales, en función del cargo y las responsabilidades que asumís. Para nada entro nunca en el terreno personal, que es privativo y libre de cada persona. Igual hablo del pueblo. Que, aunque no de nacimiento, me considero de Tembleque, donde pasé los cuatro primeros años de mi vida con mi abuela y después he pasado los veranos y vacaciones siempre allí hasta que finalmente me trasladé a vivir allí y estuve empadronado en el año de 1.985 con motivo de la puesta en marcha de la primera Escuela-taller que dirigí. Allí viví unos cuantos años de forma estable. Que no es mi intención, en absoluto, incordiar y molestar, si no todo lo contrario, como ya te expuse en tu despacho. Al menos exponer, en base a mi experiencia en Corporaciones Locales y Profesional, mis opiniones por si pueden ser de ayuda. La supuesta Asociación Popular en Defensa del Patrimonio Local que he propuesto en el Blog de Pedro Casas, tendría el mismo sentido de colaboración y ayuda básicamente, si es que se llega a constituir. He leído en el Orden del Día del Pleno del día 27, en el punto 9º se trataría La aprobación de nuevos pliegos para la Enajenación de la Casa de las Torres mediante subasta pública. Y en el 8º La declaración de desierta la anterior enajenación también por subasta pública. Y es lo que me lleva a escribiros, pues sería una verdadera pena que quedara de nuevo desierta y La Casa de Las Torres siguiera años degradándose, por no tener un uso que la mantenga y que permita su disfrute a todos los Temblequeños. Aunque, supongo por pura lógica, que algo cambiareis respecto a la Enajenación anterior, a fin de conseguir el éxito en este caso. Yo solo pretendo dar una opinión y una ayuda. Si no vale, pues nada. Pero, al menos, trato de colaborar desinteresadamente. Aunque vosotros y yo lo sabemos de sobra, quizá haya gente en el pueblo que no sepa lo que significa la Enajenación. Se trata de pasar a otro la propiedad o un derecho sobre algo. En este caso significa pasar la Propiedad de la Casa de Las Torres a un tercero por medio de subasta pública que parte de una valoración mínima (Presupuesto de Licitación). En el caso anterior se concedió un plazo para presentar la primera Documentación como interesado en el Edificio, desde mi punto de vista muy breve, creo recordar que eran quince días desde la publicación en el BOP y creo ya había que aportar un dinero (el 3% del presupuesto de Licitación o Presupuesto mínimo de salida). Hasta los gastos de anuncios van por cuenta del


adjudicatario. Y un plazo más amplio para presentar el resto de Documentación y proceder a abrir las plicas. Básicamente en eso consiste. Espero que esta ocasión los plazos sean más generosos. Pero verán ustedes. En mi opinión profesional, la puesta en marcha del Edificio para fines hosteleros o cualquier otro fin, significa una obra que precisará tiempo y mucho dinero. Las obras tocarán prácticamente todos los capítulos de un presupuesto de Restauración-Rehabilitación: demoliciones, ejecución de una nueva red de saneamiento, apertura y cerrado de huecos, repasos estructurales y de cubiertas, tabiquerías, carpinterías a restaurar y nuevas a juego, Restauración de todo el exterior, carpinterías, rejas, pinturas, pinturas interiores, yesos, falsos techos, solados, alicatados, aparatos sanitarios, y muchas instalaciones caras de las que no dispone el edificio, instalación eléctrica, ejecución y tapado de rozas, instalación de fontanería y saneamiento interior, instalación de salida de humos en cocinas, instalación de climatización y aire acondicionado con sus costosas maquinarias, instalación de telefonía, Internet, instalación de TV y sus correspondientes antenas, etc., etc. Todo ello con el nivel de calidad que el edificio exige. Esta obra se nos puede ir a 1.000.000 – 1.500.000 €. Máxime si se pretende un establecimiento de uso hostelero de cuatro estrellas como mínimo. Pero además hay que contar con el mobiliario interior. Con un Proyecto Técnico bastante caro, a visar por los Servicios Técnicos Municipales y su cumplimiento de lo que al respecto fijen las NNSS para un Bien declarado de Interés Cultural, y también con una financiación e intereses que el supuesto adjudicatario tendrá que gestionar y necesitará tiempo. A no ser que sea Emilio Botín o Juan Abelló. Todo ello después de realizar un estudio de mercado para ver la viabilidad económica de la inversión. Y los plazos de amortización. En fin, como se ve estamos hablando de mucho dinero y quien pueda acceder a ello no creo que lea el BOP y se presente con su mercedes y guardaespaldas a mirar el Tablón de Anuncios del Ayuntamiento. Opino que el proceso sería casi al revés. El Ayuntamiento, si quiere enajenar la Casa de las Torres tendrá que moverse y buscar a gente de pasta del sector de hostelería u otro y exponer sus intenciones, dando incluso alguna facilidad para demostrar buena voluntad, como podría ser la exención de Licencia de Obras, por ejemplo. Yo prepararía de entrada un buen dossier que incluyera fotografías del edificio de interior y exterior (tenemos muchas y se pueden hacer más). Planos a escala real de, al menos las plantas del Edificio para que los supuestos inversores y sus técnicos pudieran estudiar la viabilidad arquitectónica en el interior. Un previo Estudio de Mercado indicando la población real en un radio a determinar, cercanía a Madrid y Toledo, comunicaciones y previas gestiones con agencias de turismo y más cosas. Y con este dossier hay que salir a Madrid, a Toledo, a Internet, a Asociaciones de Hostelería y otros ramos para “vender” la Casa de las Torres que, en definitiva, es lo que queremos hacer. Ya digo, es una operación financiera de muchísimo dinero y nadie con pasta de verdad va a venir al Ayuntamiento a informarse si quiera. La verdad, lo veo muy difícil. Es mi opinión. Yo, si se tiene en cuenta como si no, ofrezco al Ayuntamiento ayuda para la “venta de la Casa de las Torres”. A lo mejor no tenemos ni planos de las plantas del Edificio. Pues bien yo me ofrezco a hacerlas a coste cero, solo cobrando la manutención de los días que tuviera que estar allí midiendo, pues hay mucho que medir, teniendo en cuenta que, por desgracia, continuo en paro y no dispongo de mucho dinero. Si no fuera así, ni eso cobraría. También ayuda en la realización de ese dossier y fotos, etc., con los mínimos costes. Tal vez, incluso se pueda contar con ayuda de alguna persona del pueblo que tenga interés en ello y pueda o quiera ayudar. La supuesta Asociación para Impulsar la Recuperación del Patrimonio Local, tendría eso entre sus fines. En fin. Espero haber podido aclarar algunas cosas como profesional de la Restauración y como vecino del Pueblo interesado en la Defensa de su Patrimonio. Chema Orio-Zabala Montero ARQUITECTO TECNICO


Carta al alcalde de Tembleque.