Issuu on Google+


Hasta hace relativamente poco tiempo, la historia de la humanidad, estaba confinada a las "grandes bibliotecas", tanto académicas como públicas, dentro de estantes o libreros, donde se colocan los documentos -"propiedad de la biblioteca" y en número variable de copias-, sean libros, revistas informes, periódicos u otros. La creciente producción de información exige un espacio cada vez mayor para su almacenamiento. Asimismo, se requiere de una difusión casi instantánea de la información como resultado del llamado proceso de globalización o internacionalización del conocimiento. Probablemente, los factores que más han incidido en el tránsito de las publicaciones hacia nuevos soportes son la necesidad de una distribución inmediata de la información y el conocimiento, los crecientes costos de las ediciones impresas y el papel, la flexibilidad, accesibilidad y economía de los medios más modernos, así como la falta de espacio para su almacenamiento. La tendencia actual de las publicaciones es la sustitución del formato impreso por el medio electrónico, un proceso acelerado, que se inició en la década de los años 1990, con el desarrollo de World Wide Web (WWW) y el HTML. Estos avances produjeron un incremento notable de la difusión del conocimiento, con formas muchas veces incontrolables, sin una estructura informática diseñada específicamente para estos fines. Sin embargo, su impacto es diferente en los distintos campos del saber, la informática, la física y las matemáticas, por ejemplo, son áreas muy avanzadas en el proceso de digitalización de sus ediciones y disponen actualmente de gran cantidad de publicaciones en formato electrónico de uso amplio, con una tendencia fuerte hacia la conversión total de sus publicaciones al formato electrónico, aunque la mayoría de ellas mantienen sus ediciones en ambos formatos y carecen de claros lineamientos para la edición electrónica. El concepto de publicación electrónica es entendido de diversas formas. Algunos señalan que la publicación electrónica es aquella que se inicia en formato electrónico, es decir, su planeamiento, edición y procesamiento se realizan mediante programas y computadoras. Para ellos, estas publicaciones se editan exclusivamente en forma de sitios web. A pesar de la frecuencia con que se escucha y se emplea el término y que, de una forma hasta cotidiana, se hace uso de este tipo de publicación, si se hiciera la pregunta qué se entiende por publicación electrónica; las respuestas serían disímiles y confusas. En la literatura escasean igualmente los análisis conceptuales, en especial, a la luz de las nuevas tecnologías, que por demás, son tan dinámicas que muchas veces, convierten en obsoletos a los conceptos antes de establecerse.


Ahora bien, todo fenómeno social es el resultado del proceso de evolución y desarrollo de otros fenómenos que lo originaron, es por ello que al abordar el concepto de publicación electrónica, se debe partir de su génesis inmediata: la publicación impresa. Una publicación impresa es un material escrito que utiliza fundamentalmente el papel como portador, que expone su contenido de manera lineal, que asume principalmente la forma de revista, libro, folleto o periódico, que se distribuye parcial o totalmente mediante copias o ejemplares y que cumple de manera intrínseca tres pares de funciones: comunicación y difusión, legitimación y autoridad y archivo y memoria. Las publicaciones electrónicas, expresión de un fenómeno de continuidad y cambio, retoman elementos propios de las publicaciones impresas como presentación, estructura y organización de la información. Durante siglos los lectores se habituaron a ellas. Ahora, con la utilización de las nuevas tecnologías para el almacenamiento y tratamiento de la información, ellos disponen de un producto cualitativamente superior que cumple con sus funciones de manera efectiva. Una gran parte de las publicaciones electrónicas tiene como antecedente una publicación impresa. En cualquier caso, sean o no una variante de una publicación impresa, el tránsito no implica sólo el cambio de portador y de lenguaje para elaborarla, sino que a partir de las posibilidades que ofrecen los programas para aplicaciones y la creatividad de sus productores, se requiere del desarrollo de un nuevo producto, con una estructura coherente y estética, capaz de trasmitir la hipertextualidad, propia de la mente humana a los escritos. Existen diferentes formas de publicaciones electrónicas como las revistas digitales, periódicos y boletines electrónicos, libros y colecciones de ellas, llamadas comúnmente bibliotecas electrónicas. Se denomina entonces publicación electrónica (o digital) al conjunto de procedimientos que permiten cumplir el ciclo completo del documento en forma electrónica o digital. Las publicaciones electrónicas pueden presentar el mismo formato que tendrían al realizarlas sobre papel. La importancia de este formato es que, a partir de los programas tradicionales de maquetación, las nuevas tecnologías dan la posibilidad de construir, tanto páginas web como publicaciones electrónicas. Igualmente, pueden incluir en general, todo tipo de elementos multimedia.


• Colores en su presentación • Diferentes fuentes (estilos de letra) • Actualizaciones inmediatas • Puede publicarse inmediatamente· (cuidado con la generación de errores debido a esto). Puede tocar temas de relevancia instantánea. • Su alcance hasta donde haya computadoras y conexión (no quita que pueda imprimirse). • No presentan costos de impresión.· Existen costos ocultos (servidores, conexión, etc.). Una vez publicadas, no hay diferencias en la cantidad de copias. • Todavía el status legal está muy poco definido. Existen sistemas en prueba para evitar copia ilegal • Texto. • Hipertexto. • Imágenes. • Sonido. • Video. •  Mayores facilidades para la edición • Mucho más práctico. Existen herramientas poderosas. • En su publicación y distribución no existe la imprenta, pero son necesarios servidores, conexión, etc. • Para su reutilización hay grandes posibilidades de reprocesar la información.


• Es rápida, fácil, barata y puede realizarse por cualquiera con conocimientos o sin ellos en materia de informática. • Realizar búsquedas en el texto completo. • Acceder instantáneamente, sin necesidad de desplazamiento. • Vincular referencias, citas y publicaciones. • Enlazar recursos relacionados como bases de datos u otros materiales complementarios como películas y animaciones, que facilitan la expresión de ideas difíciles de plasmar en un formato impreso. • Relacionar autores y lectores por correo electrónico, se favorece entonces la comunicación científica. • Publicar inmediatamente, a partir de un régimen de edición continua. • Realizar correcciones y comentarios, seguir las ideas y sugerencias hechas por los lectores. • Disminuir los costos y el consumo de papel, se hacen copias impresas sólo de los artículos que realmente son de interés. • Oportunidad y rapidez en la difusión y distribución de la información. • Inclusión de información tridimensional, sonido y video, así como la facilidad de su manipulación

• Inversión inicial considerable (a largo plazo resultan más baratas). • Incomodidad de la visualización en pantalla (el formato PDF es un avance en este sentido) • Es indispensable un equipo para su lectura. • No existe una reglamentación, se carece de un código de ética establecido. • Favorece la proliferación de la información, además de que esta puede ser modificada por los usuarios. • Se dificulta la identificación entre la información primaria y la secundaria.


El primer diario que lanzó una versión integral fue The Chicago Tribune, en 1992, a través de America OnLine. Por esa misma red de servicios se distribuían entonces al menos otros seis boletines informativos, de menor complejidad. Otro pionero en este aspecto fue un nuevo producto de Knight-Ridder, el San Jose Mercury Center, algo más que una simple versión electrónica del diario impreso en papel San Jose Mercury News. Aún hoy, a la hora de escribir estas líneas, el San Jose Mercury Center es uno de los paradigmas de la edición electrónica de información en línea. Al mismo tiempo, comenzaron a explorarse nuevas formas de recepción, transmisión y presentación de los periódicos electrónicos. La empresa editora del Evening Standard de Londres planeó desarrollar un ordenador especial destinado únicamente a recibir la edición electrónica del periódico. LaNewsbox, que así se denominó a este proyecto de aparato, iba a recibir tres ediciones de 64 páginas. La gran ventaja iba a ser su capacidad para almacenar texto y foto. Paralelamente, KnightRidder trabajaba en otro prototipo, una tableta electrónica o flat panel que hasta 1995 desarrolló un equipo comandado porRoger Fidler. Un proyecto similar es el que emprendió, con la ayuda de un programa de la Unión Europea, El Periódico de Catalunya, en unión con otras compañías europeas, entre ellas la británica Acorn Computer. Su objetivo era desarrollar un chip, sistema operativo y entorno gráfico propio, que permitiese visualizar el periódico electrónico en una tableta llamada newspad. Por último, se confía que el avance de la tecnología permita, en un futuro más o menos cercano, aunque sin plazos definidos, obtener pantallas más planas, incluso flexibles, y de un contraste y calidad de imagen similares a los del papel impreso, hoy por hoy el soporte más legible que se conoce. Sea como sea, en los años siguientes los servicios de difusión electrónica de la información se desarrollaron tomando como base el ordenador convencional de sobremesa. Ninguno de los citados servicios se ha llegado a comercializar. Otro caso paradigmático es el del servicio NandO. Más que un periódico electrónico es todo un conglomerado de opciones, abiertas o de pago, para el usuario. Fue puesto en marcha en 1994 por la empresa McClatchy Newspapers Inc., editora del diario en papel News & Observer, de Raleigh (Nueva Carolina)


A mediados de 1995, tenía 10.000 personas y 2.500 empresas suscritas, frente a los 165.000 lectores diarios (200.000 los fines de semana) del News & Observer. A la vez que un servicio de noticias NandO ofrece acceso a internet, una amplia variedad de posibilidades de conexión a servicios de información y entretenimiento, bases de textos o bibliotecas electrónicas, servicios de teleconferencia, correo electrónico, etc. Las empresas editoras de periódicos no han sido las únicas que se han lanzado al mundo de la información en el ciberespacio. También las compañías de televisión, como por ejemplo la CNN, o la cadena ABC, han provisto servicios para las redes telemáticas, unos por medio de hosts comerciales comoAmerica OnLine, otros -caso de la CNN-directamente a través de internet. Estas cadenas de televisión proveen información actualizada diariamente. Para 1994, muchos periódicos americanos y bastantes europeos habían ya dado el salto a los servicios de información en línea. En sólo dos años se calculaba que los periódicos electrónicos se habían multiplicado por diez en los Estados Unidos. Nombres tan prestigiosos como The New York Times, The Washington Post, Los Angeles Times, Newsday, USA Today, The Kansas City Star, The Chronicle y The Examiner se ofrecían en línea, bien a través de internet, bien a través de empresas como America OnLine, CompuServe,Prodigy, Interchange o Delphi, bien a través de redes propias11. Determinadas empresas, como ya hemos visto en el caso del News & Observer, creaban divisiones dedicadas a la investigación y el desarrollo del multimedia, o bien se aliaban con otras compañías para desarrollar productos periodísticos electrónicos. La empresa editora del Washington Post creó Digital Ink, cuyo cometido era desarrollar la versión electrónica de este diario. Al mismo tiempo, se alió conZiff-Davis Interactive, a su vez una división de Ziff-Davis Publishing, para desarrollar tecnología en línea.

Posteriormente se han formado otras alianzas, no sólo entre grupos periodísticos, sino también con desarrolladores de software. A principios de 1996, Netscape Communication -fabricante del más extendido programa navegador de internet-, la agencia Reuter, la cadena de televisión ABC, The New York Times, el Boston Globe y el consorcio Times Mirror/Los Angeles Times crearon una cadena de servicios informativos gratuitos, sostenida por la publicidad, que podía verse en internet y permitía la actualización continua de la información. Ofrecía textos, imágenes y sonidos. Aunque tal vez la más ambiciosa de las alianzas haya sido la que une desde 1996 a Microsoft y la NBC que ofrecen una revista electrónica llamada precisamente Msnbc. No es la única empresa informativa que controla Bill Gates puesto que también tiene en internet la revista Slater. La posibilidad de crecimiento técnico de este sistema no ha hecho sino empezar. Si hasta ahora existía la posibilidad de enviar y recibir texto e imágenes fijas, cada vez son más los que se aventuran a poner en sus servidores de información vídeos y sonidos, aun a sabiendas de que su transmisión es, por los canales actuales, todavía problemática. También hemos citado antes el desarrollo de herramientas de programación y lenguajes como el Vrml, que permitiría incluir la realidad virtual en las redes informáticas. Así se crean unos servicios que verdaderamente son multimedia, es decir, integran todo tipo de informaciones. Por otro lado, al menos en América, han comenzado a explorarse, con éxito, las posibilidades de la publicidad y los servicios comerciales interactivos. Especialmente los anuncios clasificados son un terreno abonado al respecto.


La publicación electrónica presenta un libro, revista, proyecto, catalogo o cualquier otro material en forma digital igual a la forma impresa, pero con otras características propias de la digitalización: espacio mínimo, portabilidad, material no alterable por el paso del tiempo, facilidad y economía de distribución, entre otros. Una publicación digital es igual a cualquier otra impresa, pero ella puede ser leida sin necesidad de imprimirla.

El uso de documentos digitales no es tan reciente, la utilización de procesadores de texto y de programas para generar imágenes o graficos data de hace muchos años, pero el uso de nuevas tecnologías de comunicación, especialmente el internet junto con el crecimiento de los costos de producción de sistemas impresos, ha generado un cambio en el concepto de publicación. Ahora es posible ahorrarse los costos de impresión, de encuadernación, almacenamiento y distribución con la edición digital tanto de obras o trabajos aislados como de publicaciones periodísticas.


No   todos   coinciden   en   que   internet   es   un   nuevo   medio   de  

comunicación,   algunos   lo   consideran   simplemente   como   un   espacio   de   convergencia.  Pero  la  postura  que  8ene  donde  somos  tes8gos  y  par8cipes  del   nacimiento  y  desarrollo  de  otro  medio,  superado  y  con  caracterís8cas  propias   cada   dia   8ene   mas   adeptos.   Este   nuevo   medio   de   comunicación   u8liza   el   lenguaje   textual,   sonoro   y   visual   y   además   posee   virtudes   que   superan   las     limitaciones  de  los  medios  tradicionales.                              La  inmediatez,  la  interac8vidad,  la  personalización,  la  mul8media,   pero   sobre   todo   la   posibilidad   de   comunicación.   Sin   embargo   internet   también   presenta   limitaciones   pocas   pero   lo   suficientemente   contundentes   como  para  que  algunos  cues8onen  a  quienes  afirman  que  internet  desplazará   al  periódico,  radio  y  televisión.


• Ser concisos: A diferencia de la redacción en papel escrito se sugiere publicar un 50% como máximo del texto comúnmente usado. • Escribir para facilitar el rastreo en pantalla: Se debe evitar el uso de largos bloques de texto corridos, y privilegiar los parraos cortos, descansos o lista de balazos. • Aeprovechar el uso del hipertexto: Se rompe con la regla de la Como   scribir  para  internet   Caracteris8cas   de  la  redacción   para   web lectura lineal, ahora ella  usuario puede seleccionar desde la Ser  concisos:  A  diferencia  de  la  redacción  en  papel  escrito  se  sugiere  publicar  un   pagina principal línea deusado. inicio o si prefiere profundizar en 50%   como  máximo   del  texto  la comúnmente   Escribir   para  facilitar   pantalla:   Se  debe  interesante evitar  el  uso  de  largos   bloques   e ir alguna notaeol  rastreo   dato.en  Otro aporte es escribir de  tpensando exto  corridos,  yen  privilegiar   l os   p arraos   c ortos,   d escansos   o   l ista   d e   b alazos. dos niveles de información, con el primero el Aprovechar  el  uso  del  hipertexto:  Se  rompe  con  la  regla  de  la  lectura  lineal,  ahora   tendría la información dede  nuestro texto el  ulector suario  puede   seleccionar   desde  la  pagina  pesencial rincipal  la  línea   inicio  o  si  prefiere   profundizar   en  alguna   o  dato.  Otro  aporte   escribir  e  ir   párrafos. El completo connota   únicamente leerinteresante   los doses  primeros pensando  en  dos  niveles  de  información,  con  el  primero  el  lector  tendría  la   segundo corresponde a la ampliación, a la explicación información  esencial  de  nuestro  texto  completo  con  únicamente  leer  los  dos   profunda yEdetallada de lasa  ideas. primeros   párrafos.   l  segundo  corresponde   la  ampliación,  a  la  explicación   profunda  y  detallada  de  las  ideas.


N a c i d o e l 5 d e octubre de 1957,en Copenhague, Dinamarca es una de las personas más respetadas en el ámbito mundial sobre usabilidad en la web. Este ingeniero de interfaces obtuvo su doctorado en diseño de interfaces de usuario y ciencias de la computación en la Universidad Técnica de Dinamarca. Su andadura profesional le ha hecho pasar por empresas como Bellcore, IBM y Sun Microsystems. Actualmente figura como cofundador de Nielsen Norman Group conDonald Norman, otro experto en usabilidad. Su trayectoria se inició en 1997 cuando escribió dos breves artículos sobre cómo preparar los textos. Los títulos de estos artículos fueron ¡Sea breve! (escribir para la web) y Cómo leen los usuarios en la web. Las ideas de los artículos de Nielsen se citan en muchos otros artículos que ofrecen pautas sobre cómo escribir para la web y mejorar su usabilidad.

  Nielsen expone que lo habitual es que un usuario no lea con detalle ni siquiera una mínima parte de los textos de una página web. En su lugar, y por economía de tiempo, el usuario se limita a ojear la página. Es decir, el usuario realiza un rápido barrido visual de cada página buscando elementos que llamen su atención. Por tanto es fundamental la utilización de elementos como: • P alabras resaltadas mediante negrita y cambios de color o de tamaño. En este sentido los hipervínculos actúan como elementos de atracción visual pues se destacan del resto del texto. • Listas de elementos con viñetas o numeradas. • T ítulos de sección y titulares breves intercalados (también llamados 'ladillos'). Debido a esta economía de lectura, según Nielsen, el contenido de un texto debe organizarse correctamente para ganar la atención del lector. Por ejemplo las ideas más importantes deben aparecer al principio, y luego la argumentación de la misma. De esta forma, nos aseguramos de que el posible lector recuerde mejor la información. Nielsen recomienda usar menos del 50% del texto usado habitualmente en una publicación escrita. Los usuarios se aburren con los textos largos. Los párrafos deben ser cortos, de dos o tres frases únicamente y muy directos en su estilo. Por otro lado, asegura que los usuarios aprenden pronto a ignorar los mensajes publicitarios exagerados, incluso cuando intentan aparecer como información objetiva camuflando el texto.


El consumidor centraliza su mirada en un punto único y específico. ¬ Conforme dirija su mirada a cada uno de estos puntos, el resto del estímulo visual no formará parte de su foco de atención. ¬ Es decir, si bien es cierto, puede “ver” a la vez el conjunto de elementos, llegará a “observar” detenidamente uno sólo.

El seguimiento de la vista o Eye-Tracking es un conjunto de técnicas orientadas a determinar qué es lo que llama la atención de las personas respecto a determinado estímulo visual, dónde fijan su vista en cada momento y durante cuánto tiempo observan cada elemento. Esta información permitirá averiguar qué es lo que se mira y, sobre todo, qué es lo que se ve, pues no siempre que se mira algo Se llega a ver, es decir, se es consciente de su presencia.  


No lo hacen de la misma forma secuencial que cuando tienen entre manos un periódico, un libro, un artículo o un cómic. Los usuarios tienen necesidades y objetivos, metas que alcanzar, y saben que la forma de conseguir dichas metas no suele ser dedicando largos ratos a cada nodo web que visitan, leyendo de principio a fin sus contenidos y enlaces. El usuario, en una página, hará clic sobre el primer enlace que crea puede llevarle a lo que busca, necesita o pudiera interesar. Eso quiere decir que muchos de los contenidos y enlaces de ese nodo ni siquiera serán vistos por el usuario. El usuario, ante una página, ojea a saltos la información contenida. No podemos predecir con exactitud cuál será el camino que el usuario seguirá durante su exploración visual de la página, pero sí a qué zonas le presta mayor atención en su búsqueda:

Para enfatizar la importancia de unos objetos informativos de la página sobre otros, es decir, para definir la Jerarquía de la información, se pueden utilizar diversas técnicas: • Colocar la información más importante en zonas del interfaz más relevantes (ver figura anterior) • Enfatizar mediante efectos tipográficos • Aumentar el tamaño de los textos de mayor importancia • Utilizar el contraste del color para distribuir y discriminar objetos informativos • Agrupar objetos informativos relacionados entre sí Además, al diseñar la información de nuestra página (jerarquía visual y la jerarquía de información), si definimos demasiados objetos informativos como 'muy importantes', se produciría en el usuario una sobrecarga de información, con lo que habremos fallado en nuestro objetivo.


Revista Digital