Issuu on Google+

PROYECTO DE COLABORACIÓN Fundación Gil Gayarre Sede Pozuelo Alarcón

Alex García Alex Dávila Óscar López


¿Quiénes son? La Fundación Gil Gayarre tiene como objetivo cuidar a las personas con discapacidad  intelectual de todas las edades, promoviendo: • Educación. • Formación. • Desarrollo integral.


El objetivo de la fundación: • Apoyar el proyecto de vida de la persona con discapacidad intelectual. • Defender sus derechos y obligaciones. • Alcanzar el mayor grado de inclusión social.


Valores: • Cada persona es un ser único y diferente. • Promueven la autonomía y la libertad de la persona con todos lo que necesiten tanto psíquico o físico. • La familia será el grupo social más importante. • Implicar a todas las personas por igual • El amor y la confianza como principales vínculos de unión.


• Todas estas personas son tratados como ciudadanos de pleno derecho. • La Fundación se centra en la persona, en su proyecto de vida, sus deseos y aspiraciones.

• Actualmente están trabajando con nuevas tecnologías para la integración social y profesional, tanto con personas mayores como para crear programas especiales para la discapacidad intelectual


En la fundación todos son igual de importantes:

• Las personas con discapacidad • Sus familias • Los profesionales • Los voluntarios • Las Hijas de la Caridad


Talleres que realizan • Manualidades • Costura, tapices, alfombras. • Cuadernos y libros • Talleres actividades diversas • Restauración • Inserción al mundo laboral • Jardineria


Ámbito deportivo En la fundación Gil y Gayarre también apuestan en la práctica deportiva como instrumento terapéutico: • Ejercicios en piscina • Sala de gimnasio • Ejercicios de habilidad • Juegos


Opiniones personales de la experiencia: Fuimos a la Fundación Gil Gayarre, donde se ocupan de preparar a las personas discapacitadas tengan buenas salidas al mundo exterior a la hora de encontrar un trabajo, y también en su día a día sea lo más corriente posible y ayuda a las familias y les asesora. Me gusto mucho ir, ya que no tenía conciencia de que existiera nada de este tipo, la gente allí nos trato muy bien y pudimos ver como se trabaja con personas discapacitadas. Me sorprendió que los pacientes no se pusieran nerviosos al ver que no nos conocían y que no somos gente que suele vernos, al contrario nos trataron como si nos conocieran de siempre y eso hizo que estuviéramos nosotros más cómodos a la hora de estar con ellos, ya que era nuestra primera toma de contacto. También pienso que es muy duro trabajar todos los días en ello y que las personas que trabajan con personas discapacitadas están echas de una pasta especial, no cualquiera podría trabajar todos los días con ellos ya que es muy duro. Alex Dávila.


Opiniones personales de la experiencia: Estuvimos en la fundación Gil y Gayarre donde se encargan de que las personas con discapacidad intelectual encuentren una salida laboral que sea de su gusto e interés, que es algo que me parece muy importante, que lo enfoquen a lo que de verdad el discapacitado quiere y no a lo que le impongan o crean que le viene mejor, aunque no coincida con lo que a él le interese. También valoran la opinión de las familias, cosa que creo que es importante porque son quien mejor les conoce y en la gran mayoría quienes más tiempo pasan con ellos. Siempre había oído hablar de estas asociaciones y fundaciones que hacen este tipo de labores pero nunca había sabido cómo funciona realmente y me ha parecido una gran experiencia. Los trabajadores de allí se portaron muy bien con nosotros y no tuvieron problema en enseñarnos como trabajan. Personalmente creo que me iba a resultar difícil actuar con ellos, sobre todo al no conocerles y no haber tenido nunca una experiencia parecida, pero ninguno nos puso pegas ni nada negativo, todo lo contrario, estaban encantados de que nos interesásemos y preocupásemos por conocerles y que nos contaran sus experiencias. Creo que trabajar en un sitio así tiene que ser vocacional y que hay gente que no sirve para esto porque aunque tiene parte muy gratificante y positivas hay veces que debe de ser duro. Óscar López


Opiniones personales de la experiencia: Desde el primer momento hemos sido muy bien recibidos en la Fundación gracias a la amistad entre uno de mis compañeros y una trabajadora del centro de Pozuelo, las instalaciones estaban francamente cuidadas y con todas las necesidades Ha sido una experiencia muy recomendable de vivir para cualquier persona pero sobre todo para aquellas que les parezca que tratar con estas personas es duro o difícil, es lo que me ha ocurrido a mi, ya que pensaba que yo tampoco servía para esto, pero ha sido todo lo contrario, desde el primer momento me he encontrado muy cercano y relacionado con todos ellos, la risa ha sido la principal protagonista. Todos los internos eran tratados por igual y el objetivo que tiene la fundación es su desarrollo como personas y como futuros trabajadores al igual que cualquier otro tipo de persona. Lo más gratificante de la experiencia ha sido la felicidad que te transmitían y te la contagiaban a ti con una sonrisa. Una experiencia que te hace ver que todos somos iguales, y al fin y al cabo todos somos personas. Alex García


Cualquier persona tiene derecho a sonreír


Proyecto de colaboración Fundación Gil Gayarre