Issuu on Google+


3


DEDICATORIA: A DIOS, POR HABERME DADO LA VIDA Y POR SU FIDELIDAD A MAGDALENA, POR SER MI CARIÑOSA PROGENITORA Y DARME SU EJEMPLO A KELITA, MI AMADA ESPOSA, POR LOS 14 AÑOS DE SU VIDA QUE ME DIO Y POR SU FE

A SAID ZEITUM LÓPEZ, HERMANO AMAZÓNICO Y PATRIARCA RIBERALTEÑO, EN SU DESCANSO ETERNO

5


AGRADECIMIENTOS: A MIS AMIGOS Y AMIGAS DE LA SOCIEDAD DE ESCRITORES Y POETAS DE PANDO

A LUCHO FLORES, AMIGO Y COMPAÑERO DE CAMINATA Y ESPERANZAS.

7


PROEMIO Una mirada furtiva a la profundidad de nuestras culturas a través de los versos libres es, una audaz empresa, es escudriñar la etnografía, el folklore, la lingüística de naciones olvidadas, no solo, estranguladas por la acción criminal de empresarios que durante siglos saquean nuestros recursos naturales, también discriminados por sucesivos gobiernos que no se preocuparon por incorporarlos a la vida nacional. Hoy tenemos la dicha de tener una Constitución Política del Estado, que garantiza los derechos de todos los bolivianos sin discriminación alguna, además –en este caso– de brindar el marco necesario para revalorizar las prácticas culturales ancestrales. Saltar cual mariposa de cultura en cultura, de pueblo originario en pueblo enclavado en la profundidad de secular selva, en el interés de resaltar su conocimiento, sus saberes, su cultura, rescatar los nombres de los ríos ignotos, los peces, las plantas, los pueblos, la selva mudo testigo de masivas ejecuciones de selvícolas, que defendían su territorio de la invasión de los ambiciosos empresarios que hollaban de los aborígenes sus lares, de Esse Ejjas, Toromonas, Cabineños, Tacanas; avasallaban sus territorios, no valoraban su vida, los reclutaban para los siringales o los ejecutaban si encontraban atisbos de resistencia. Hablar de los pueblos originarios en el verso, trasuntar el tiempo, regodearse con las nominaciones nativas de sus pueblos y sus ríos, venas de la Amazonía, es algo en lo que debe insistirse, en lo que debe trabajarse, definirse como política del gobierno autonómico departamental, porque hay necesidad de trabajar desde diferentes ámbitos lo que es la identidad de la Amazonía, construir con la riqueza que brindan todos los que desde diferentes tiempos interactúan en la región, aportando a su desarrollo. Aquí radica la importancia del trabajo del autor, lejos de reglas académicas, nos conduce a través de vivas expresiones recogidas del contexto, nos seduce para ingresar a diferentes parajes, maravillosos como la vida de la selva, el cotidiano del siringuero, de la hermosa mujer, o los zigzagueantes ríos, o cuando esboza la necesidad de convivir en paz, contribuyendo a un proceso de cambio que nos permita vivir bien, contagia el deseo de construir un mundo nuevo de igualdad y justicia social.

(Fdo.) Lic. Oscar Guerrero Peñaranda Miembro de la Sociedad de Escritores de Pando.

9


LIZARDO MELGAR LERA

ALTA RIBERA

Por: Lizardo Melgar Lera

Bañan tu rojiza piel de barranco dos colosos caudales trenzados en feroces raudales el Manutata y el Enabeni que te añaden encanto. Una canoa… Enfila su proa al puerto es mi alma que quiere anclarse y hacer pascana en la fronda que cubre tu cálido cuerpo… Pero una pena honda parece arremolinarse y ya no sé si estoy vivo o estoy muerto… La madera parece amotinarse enviando sus crujidos en ronda soy apenas canoa. Las nubes en el cielo se incendian al caer el sol, un cuyabo ensaya un chillido que más parece un gemido mientras se enciende un farol ya puedo sentir, el palpitar de tu suelo. Una flecha de melancolía se clava en mi corazón y sangra como siringa cortada al comenzar el día, porque aquella peladinga que me quitó la razón en la playa no estaba como siempre lo hacía y yo apurao, hacia ella remaba.

11


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Regresé a mi Alta Ribera pero mi amada no había fui a buscarla a su casa respondieron que nadie sabía, vagué por todo el poblao y estando ya muy cansao sentado en una esquina de la plaza la vi cruzar, del otro lao de la acera. ¿Cómo estas?, Sollozando me dijo… De la casa me echaron porque ya se enteraron que en mis entrañas, llevo a tu hijo. Y se alargó mi brazo para poder calmarla y unidos en un abrazo me sentí feliz por amarla. No llorés mi amor al oído le dije susurrando y sus manos besando… Nunca te faltará mi calor. Con aquella mujer hermosa muchos hijos tuvimos y felices vivimos y la tomé por esposa.

12

El golpe del casco en la playa me despierta de mi imaginación la verdad no hay nadie esperando… Sólo un arrebato de pasión que te imaginé Riberalta como a una dulce doncella que viene a su amado a la orilla del río, a esperar.


LIZARDO MELGAR LERA

AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA Por Lizardo Melgar Lera

Amazonía del Gran Paytití de Antis, Chunchos y Pano-Tacanas de Caripunas, Pacahuaras y Araonas de siringa, castaño, mapajo y totaí. Simbiosis perfecta de tierra y río conjunción poética en el horizonte de cielo azul y verde monte… Querencia del pueblo mío. Inspiración de un Shimose apasionado musa de Los Tunchis y de Los Castañeros serenatas te han cantado los guitarreros Messuti, Zeitum y Luna Pizarro tu historia han contado. Tarano la conquista española paró Suárez y Racua en la Columna Porvenir te defendieron Pando y Busch te protegieron Vaca Díez tu secreto gomero exploró. Cobija, Reyes, Guayará, Riberalta e Ixiamas parte del mismo tronco amazónico Rurrenabaque y Santa Rosa, savia del mismo árbol selvático con San Buenaventura y Tumupasa, que en el cielo reposan sus ramas. Muchos años de soledad abandono y postergación sufriste carencias y tristezas viviste por no asumir tu ancestral identidad. 13


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

No debés negar lo que sos Dios te hizo para estar entre los grandes y unió tu destino a Los Andes y hacen una sola patria, ellos y vos. Por eso levantáte Amazonía levantáte en lontananza levántate porque es tuya la esperanza y asumí tu futuro tierra mía. Dejá la soledad y la añoranza pintáte de fiesta con urucú adórnate con chonta y patujú y conquistá tu bonanza. Danzá con “Sombrero ´e saó” y “Pandinita” al ritmo de un ancestral Tiri-Tiri de una polka, de un carnaval o de un Taquirari cantá un “Purgante Bacalao” con una “Cambita Linda Riberalteñita”, cantá.

14


LIZARDO MELGAR LERA

ANGELITOS DE DIOS Por Lizardo Melgar Lera

No tienen alas tampoco aureolas pero hay angelitos en este mundo que cuidan de nosotros cada segundo luchando contra el mal a veces a solas. Sea en casa, en la escuela o en la calle sentirás siempre un aliento amigo que donde te encuentres estará contigo es solo que mires en detalle. Cuando estás enfermo están allí cuando estás solo te acompañan cuando te pones rebelde te extrañan cuando nadie te quiere, siguen ahí. Estuvieron cuando te diste el primer tropezón también cuando tuviste hambre y en tinieblas te dieron lumbre aún cuando les lastimaste el corazón. A esos angelitos el buen Dios les dijo irán a un planeta que he creado lo llenarán de vida porque lo he amado y si es necesario los acompañará Jesús, mi hijo. Esos seres celestiales también están aquí y demos gracias al creador por esos angelitos llamados mamá con amor que nos dieron la vida y nos amaron así.

15


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

ARAONA

Por: Lizardo Melgar Lera

El arcano del monte cuenta tus leyendas en murmullos de arroyos, ríos y cachuelas depositados en oxidadas tichelas esparcidas en un laberinto de sendas. El Tahuamanu, el Datimanu, testigos de tu gloria y de tu ocaso en la maraña aún el Manutata tus canoas extraña son el olvido y el tiempo, tus enemigos. ¡Doémetse! Reverbera en la Amazonía el llanto de un jaguar, tu feroz compañero ¡Hermano! te llama con dejo lastimero mientras la selva clama en su lenta agonía. Tu recuerdo vive en cada hoja del camino devorado ya por la inclemente espesura, aferrado a los retoños aún perdura tu silbido esparcido por un tiluchi peregrino. Cuabolaleimadi clama por tu destino ¿Por qué la siringa desangrada y coagulada por libras esterlinas traficada y la soledad, tu fiel compañera, marcan tu sino?

16


LIZARDO MELGAR LERA

Te exilió la historia de sus fojas nadie se acuerda ya de tus hazañas a tu memoria invadieron las cizañas pero perdura tu imagen en los troncos y las hojas. De los Antis y Chunchos, heredero temible nacido entre la selva y el río la castaña y el asaí te dieron tu brío el amor a tu libertad te hizo imbatible. Señor de la flecha, el arco y la lanza tu hábitat amazónico esta amenazado tu bosque está siendo depredado despierta a proteger de la humanidad, una esperanza. Los ríos llevan los nombres que les diste tu maloca vacía aún te espera te extraña tu madre siringa y desespera ¿Cuánto tiempo hasta ahora te perdiste?

17


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

BESOS DE GUAYABA Por Lizardo Melgar Lera

Besos sabor de guayaba fueron los que un día me dio besos sabor de guayaba con los que me enamoró. Sus besos que conquistaron a mi inocente corazón que extraviaron a mi razón y de pasión me llenaron. Son besos para recordar nuestro amor inolvidable si nos queremos separar. Besos que erizaron mi piel en una noche imborrable de esa nuestra luna de miel.

18


LIZARDO MELGAR LERA

BETELGEUSE Por Lizardo Melgar Lera

Incandescente pasión me desborda esta noche, tu noche Betelgeuse. Me miras y no sabes quien soy te miro y palideces un instante Betelgeuse. He recogido estrellas en mi mano y ninguna absolutamente una es tan brillante tan radiante tan… Betelgeuse. Apiádate de mí estrella mía acércate quémame y fúndeme a tu soma Betelgeuse… Soy un pobre mortal lo sé sé que eres una estrella también ¿pero sabes que? no importa la distancia ni me importa ser un mortal yo te amo

19


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

pero tú… Betelgeuse. No puedes hacerlo solamente palideces y brillas no tienes corazón solamente brillas Betelgeuse. Te amo mi lejana, lacónicamente lejana adorada Betelgeuse. Ven conmigo bríndame tu abrigo quiero estar esta noche contigo. Descubriremos supernovas, agujeros negros, constelaciones, galaxias, planetas satélites y cometas pero lo más importante descubrirás conmigo…El amor, serás mía… En mi sueño seré tu dueño, estrella mía. Pero que ironía la lejanía amar a una estrella ardientemente bella y tristemente fría.

20

Hasta el próximo sueño Betelgeuse.


LIZARDO MELGAR LERA

CALDO DE CAÑA Por Lizardo Melgar Lera

Giraba moliendo caña un trapiche protestando una jarra rebalsando al comenzar la mañana. Unas gotas de limón para el néctar acompañar después el bagazo apiñar estrujando con tesón. El verde caldo espumoso listo para ser bebido con su dulzor fragancioso. ¡Que rico el caldo de caña! con propio esfuerzo obtenido al terminar la mañana.

21


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

CARMELITA

Por Lizardo Melgar Lera

Carmelita declamaba versos de amor y de amistad versos también de identidad a su pueblo le cantaba. Sus ojos verdes y tiernos color del monte pandino versificando un camino de libros y de cuadernos. Un día Jesús le dijo tu voz tendrá mi dulzura y con amor la bendijo. Carmelita Pinto enseña poemas y literatura con su mirada risueña.

22


LIZARDO MELGAR LERA

CASTAÑERA

Por: Lizardo Melgar Lera

Soberana de la selva por tu imponente figura de piel en extremo dura el viento en tus mechas silba. Cual maná del Amazonas cae al suelo tu castaña esparciendo en la maraña y contagiando tus penas. Tronco de noble madera que intrépido trepa al cielo ¡pilar de selva entera! Tu belleza es única y nace del mismo suelo castañera amazónica.

23


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

CIELITO RIBERALTEÑITO

Por Lizardo Melgar Lera

Riberalta se viste de estrellas casas y calles encienden sus luces mis ojos todavía no entienden cegado por estrellas y luces tan bellas. Desde mi pequeño balcón mirando los techos cercanos fluyen versos como una canción entonada por curucusíes lejanos. Un aerolito desprende una chispa y traza una línea en el firmamento te miro Cielito un momento y revoloteo en tus pupilas cual avispa. La noche ya extiende su manto estrellado sobre tu pueblo encantado y un lucero al sur me sorprende. Tu mirada fulgura en la noche cada parpadeo y el aire se inflama tu boca parece una llama ardiente sin ningún reproche.

24


LIZARDO MELGAR LERA

Riberalta será nuestro testigo del final de este día iluminado y estas líneas de verso apurado quiero que se queden contigo. La demás historia no importa tal vez el tiempo sabrá si otro rato habrá que alargue nuestra cita tan corta. Sigue alumbrando Cielito con ese fulgor incesante y con tu mirada brillante ¡lindo Cielito riberalteñito!

25


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

COMO UNA ROSA

Letra y música: Lizardo Melgar Lera (Balada Musical dedicada a Mi Amoi Chichí)

Fue una rosa que yo te dí en una tarde cuando salí por vez primera junto a ti buscando el amor. Aún recuerdo esa tu boca y ese perfume en torno a ti y esos tus labios de niña mujer cuando me hiciste feliz Como una rosa es el amor como una rosa es nuestro amor si se marchita o de nuevo florece decides tú. Esta canción que te escribo hoy es con la tinta del corazón es con los besos sabor de guayaba que dejaste en mí. Como una rosa es el amor como una rosa es nuestro amor si se marchita o de nuevo florece decides tú.

26


LIZARDO MELGAR LERA

CONFESIÓN

Por Lizardo Melgar Lera

Permítele a este penitente un momento intentar confesar con la complicidad de estos versos todo un sentimiento. A veces sale muy corto lo que en palabras intentamos decir todo lo que en realidad podemos sentir. Sentir lo que siento yo por vos mi tierno jazmín pupilas, pasión, lluvia y rayo y labios de color carmín. Quizás me creas un loco por lo que te quiero decir pero este mundo está más loco mentiras y odios lo quieren destruir. Tu ausencia le hace cariños a mi soledad en mis fantasías te encuentro y un consuelo de verdad es que estés en mi corazón, dentro. 27


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Con la verdad confesarte quiero este amor que por vos siento y mi absolución espero… Sea amarte en todo momento. Cuando no estás conmigo es un infernal tormento es estar sin ropa y sin abrigo en un gélido viento. Por eso confesaré que te amo a cada segundo que sos mi exclusivo mundo y aún después de la muerte te amaré. Te quiero para toda la vida sos mi cielo de ensueños sos la dueña de mis sueños mi querida.

28


LIZARDO MELGAR LERA

CORAZÓN DORMIDO Por Lizardo Melgar Lera

Despierta corazón de tu profundo sueño déjame ser tu dueño y llenarte de pasión. ¿Quién te engañó en un día cualquiera y sin preguntar te dejó sin una ilusión siquiera? Como una tortuguita corazón en tus adentros te refugiaste y resignado te cubriste de fuerte caparazón. Y el tiempo pasó y pasó y te quedaste dormido y así todo malherido ¿Y tu palpitar cesó? Entonces un amante de flores pasó por tu camino quizás llevado por el destino y se detuvo en tu rincón sin colores. Este jardinero cantor de orquídeas y amapolas anheló estar a solas y de tus besos sentir su sabor. 29


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Besos de un corazón dormido cuando recién empezaba a volar besos de un corazón herido que un jardinero se propuso a robar. ¿Por qué eres tan cruel contigo y conmigo corazón? sal de tu desolación se está marchitando tu piel. Es mucha tu hermosura cruel y triste corazón tan grande como tu amargura que perturba a mi pasión. Pequeño corazón dormido lastimado y desterrado al silencio y a la soledad este jardinero apasionado Jamás se rendirá aunque hiera tu crueldad este jardinero enamorado para despertarte corazón un poema te hará, te besará ¡y despertarás!

30


LIZARDO MELGAR LERA

DATIMANU TE DEJÉ MI PENAS Por Lizardo Melgar Lera

Tu nombre fue Datimanu los araonas te pusieron dos ríos en vos se unieron Manuripi, Tahuamanu. Orton, Heath te bautizó pero río de las petas, memoria de arcos y saetas: en tus orillas quedó. Tus curvas son caprichosas do retozaron caimanes y las nutrias vanidosas. Navegando en tu corriente olvidé penas, afanes que lastimaron mi mente.

31


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

DE HAMBRE

Por Lizardo Melgar Lera (A un amigo, en una calle de La Paz)

Te conocí enjuto en una esquina de la vida ¿te acordás amigo Juanca cuando miramos ese restorán y comía el hambre nuestros intestinos y todavía ese policía nos quiso apalear? Te conozco amigo Juanca me diste el pan de tu hambre el agua de tu sed y el abrigo de tu frío. Soñamos Juanca amigo con ser famosos tocando guitarra en esa vieja calle una de tantas de esta enorme ciudad de cimientos hirientes de corazón caliente y de rostro frío. Juanca, amigo Juanca las puntas de nuestros zapatos hambrientos como nosotros comían las piedrecillas de la calle al patear las latas vacías de cerveza mientras cantabas con tu guitarra de hambre amigo, de hambre. 32


LIZARDO MELGAR LERA

DESGRACIA

(A las palomas de Plaza Murillo, La Paz 18 de octubre de 1988) Por Lizardo Melgar Lera

Lamentos y solo lamentos… expelía de su tierno rostro y de su boca y de sus ojos. Su mejilla sonrojada mostraba la huella dejada por la amargura acompañada de angustia. ¡Angustia de querer volar! por los altos cielos de la libre vida sin ataduras sin privaciones. Eso angustiaba a la triste paloma al ver volar a sus alegres amigas por los poco altos cielos de la vida de paloma. Era su desgracia de la desesperada y frívola paloma que quería por los altos cielos ensanchar sus alas. Mas, oh cruel destino una de esas mañanas a la vera del camino yacían por cientos sus alegres hermanas. 33


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Un exterminador de plagas decidió erradicar el asunto del exceso de las alegres palomas y con veneno puso el punto. Se salvaron las de casa, las que tenían cuidador, las que recibían amor, cuya desgracia era no salir de casa.

34


LIZARDO MELGAR LERA

ELALVA

Por Lizardo Melgar Lera.

Un sonetillo señora permítame dedicarle mi admiración brindarle por ese empeño de autora. Esas sus letras pandinas de amazónica inspiración que fluyen del corazón como musas matutinas. Doña Elsy Alpire Vaca poetisa de orquídeas en flor de la selva, de la yaca. De nuestros cuentos, autora de nuestro sin igual folclor una señora escritora.

35


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

ELAY ELOY EL PINTOR Por Lizardo Melgar Lera

Eloy pintaba soñando en las clases de literatura silueteaba con finura la selva, la siringa, el río… Estudiando. De la casa al colegio siempre había una inspiración convertida en motivación que lo impulsaba a ser un artista egregio. De Cobija a La Cataluña a donde partiste de las playas del Acre a las del Mediterráneo con tu expresión de arte contemporáneo, tu cuchilla de siringuero y tu pincel, te fuiste. De la tierra del tunchi y del majao cual Quijote de la Mancha te entusiasmaste y con tus sueños el Atlántico cruzaste y llegaste a los lares del olivo, la paella y el bacalao. Pintá pintor nuestra Amazonía pintá esperanza en su verde lienzo pintá paz y con amor intenso pintá pintor desde la lejanía. 36


LIZARDO MELGAR LERA

Hela ahí la pintura helo ahí el pintor hecho hombre helo ahí el artista con su nombre hela ahí de la Amazonía, la cultura. Vos pintaste con los colores del patujú con las luces del sol amazónico con matices de surrealismo selvático con el azul del vuelo de un sayubú. Helo ahí el copoazú en flor, el néctar de la guayaba o la leche de castaña o la jalea de la caña en la mañana ¡elay Eloy el pintor!

37


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

ENABENI

Por Lizardo Melgar Lera

Enabeni en tus cachuelas una canoa naufragó mi corazón lastimó Enabeni me desvelas Enabeni te llamaron como las Aguas del Viento que lavaron mi lamento y mi canoa regresaron. En esta playa mi niña esa tarde nos amamos y fuiste feliz mi niña. Enabeni sois testigo del amor que nos juramos y volveremos contigo.

38


LIZARDO MELGAR LERA

FLECHAS INCENDIARIAS Por Lizardo Melgar Lera

Bruno levantó su brazo para herir al horizonte cargado de barro y monte tensó el arco buscando un mejor trazo. Días antes en Porvenir Nicolás Suárez los había convocado a recuperar Bahía los había llamado o en el intento morir. En Porvenir se preparó La Columna araonas, tacanas y siringueros hombres de todos los centros gomeros se unieron sin importar la cuna. La Columna llegó al arroyo Floresta mitad del camino entre Porvenir y Bahía todos aguardando al siguiente día entrar a la historia en ejemplar gesta. 11 de Octubre de 1902 fue el día marcado de gloria por el destino uno más en el estoico camino de los hombres y mujeres de la Amazonía.

39


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Racua se apellidaba el imponente arquero hijo de indígena y siringuero su puntería hasta el jaguar la respetaba. La saeta envuelta en siringa ardía el viento no pudo apagarla Bruno se dispuso a lanzarla calculando el blanco de su osadía. Rompió el aire la flecha mientras el Acre se desangraba Federico Román arengaba Bahía sería retomada esa fecha. Y explotó el adversario polvorín incendiado por certeras saetas que cayeron como cometas y a la batalla pusieron fin. Bahía es para Bolivia signo de identidad de libertad y de amazónica gloria Cobija tiene ahora en su memoria esas flechas incendiarias de dignidad.

40


LIZARDO MELGAR LERA

GRAFFITI JUVENIL

CAMBIO GENERACIONAL EN BOLIVIA Por Lizardo Melgar Lera

De pronto llegó el momento de creer en la unidad los jóvenes también tienen dignidad y ya se volvió un sentimiento. Pegando afiches de candidatos de madrugada por tus convicciones para que respeten tus decisiones y ni siquiera preguntaban tus datos. Cuantos mamones aguantando la juventud con sus sueños que pronto se hacían dueños y resultaban al pueblo robando. Basta ya de caudillos que solo posaron para la foto ya estamos todos hasta el coto de tantos dictadorcillos. Los bolivianos sin trabajo y con hambre los caudillos nuestra plata se farrearon con discurso de cambio se emborracharon y el pueblo aún sigue con hambre. 41


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

En los muros de Miraflores pintando o afichando en las paredes del cuarto anillo la juventud usada por algún candidato pillo por una mejor Bolivia, lo hacía soñando. Del Chaco al norte en la selva amazónica despierta una nueva generación dispuesta a luchar por su nación y a fundar una nueva república. Bolivia no es izquierda tampoco de derecha basta de divisiones Bolivia debe estar en el centro de nuestros corazones. Unidad por la libertad Unidad por la dignidad Unidad en la diversidad es trabajar por la gente y respetar al que piensa diferente.

42


LIZARDO MELGAR LERA

HERNÁN, EL PANDINO ESCRIBIDOR Por Lizardo Melgar Lera (Al Dr. Messuti en su último adiós)

Elevemos una oración en este día por Hernán Messuti el doctor el pandino de vocación escritor que dejó en llanto a la Amazonía. Hernán nació entre palmeras historiador de su Pando querido hoy de pie el pueblo contigo pensador de montes y riberas. Se pone de luto la cultura Cobija se pone un negro manto Hernán es ahora un santo ángeles lo reconfortan con ternura. Ejemplo de humanidad disfruta ahora del gozo de El Señor goza de su paz y de su infinito amor ahora que partiste a la inmortalidad. 43


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Tu Pando se pone de duelo tus libros, tu familia y tus amigos sentirán tu ausencia pero siempre estará tu presencia en tu mirada que nos darás desde el cielo. Hasta siempre en la eternidad Hernán Messuti el buen pandino escribidor. (Cobija 13 de junio de 2009, al pie de su féretro)

44


LIZARDO MELGAR LERA

HIMNO A LA ESCUELA “SOFÍA CALPIÑEIRO AÑEZ” Letra y Música: Lizardo Melgar Lera Arreglos y Partitura: Raúl Iturralde

Entonemos en notas de gloria nuestro himno de superación a la escuela que inició su historia como signo de unión y de hermandad. Cual bastión enclavado en el norte de Bolivia con titánico valor se alza altiva y cual noble lumbre la casona del saber y del deber. CORO Ya los vientos esparcen las notas de ésta oda tan llena de amor a la escuela “Sofía Calpiñeiro” que es el signo de amor al saber. Y comienza otra historia a escribirse en las fojas de este Pando inmortal que marcha fiel conquistando el progreso con la fuerza de la vida escolar. 45


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

De los niños es el mañana de los jóvenes el presente, hoy y nuestra escuela nos une en sus aulas como templo a la paz y a la unidad. CORO Ya los vientos esparcen las notas de esta oda tan llena de amor a la escuela “Sofía Calpiñeiro” que es el signo de amor al saber. (La Paz 21 de Enero de 1990)

46


LIZARDO MELGAR LERA

HUELLAS ANDINAS DE AMOR Por Lizardo Melgar Lera

Niña de tierno mirar a mi sufrido corazón diste una esperanza al brindarte mis hondas heridas curar. Fuiste de noviembre una ilusión que a tres mil seiscientos metros de altura nació y con tu dulzura creció con desbordante efusión. Tierna niña mía contigo no sentí dolor solamente tu calor que sanó mi herida fría. Hoy en mi soledad despertaron en mi memoria tu mandil blanco del colegio tu hermoso rostro, tu andar y tu porte regio cuando fue nuestra la historia.

47


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

De la Amazonía, un siringuero te conoció en Los Andes bella flor, estabas llena de ternura y amor y te dije en nuestro encuentro postrero: “En tu isla un náufrago soy de tu oasis un sediento de tu amor un hambriento necesito quererte hoy” “Si algún día nos separamos por esas cosas del destino quedarán siempre en el camino las huellas que nos amamos”.

48


LIZARDO MELGAR LERA

I LOVE YOU SO MUCH, KELLY By Lizardo Melgar Lera

Kelly, I love you so much. I’m falling in love with you, desperate. Baby, I am missing you like a sick. I need you to tell you from the window, how much this night I feel the sadness in my mind, hurting to me. Please forgive me to arrive late to your life. Forgive me for write these words from my heart. Forgive me my basic English Language, and forgive me please to have borned so far from you. Tonight I decided loving you for ever, beyond the distance between you and me, beyond the time and beyond the stars that watching us in this silent night. You, there in your jungle of solitude Me, here in my jungle of trees and dreamers I miss you Lady Kelly Cobija, a night in the end of the Autumn of the year 2009, June 17 in the first minutes of a new day, listening Shave a whiter of pale (or A whiter shave of pale?, now I’m no sure, sorry), by Procol Harom? I’m no sure too. This night I don’t know anything. Only I know, I miss you my Lady.

49


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

(TE AMO DEMASIADO, KELLY) Kelly, te amo demasiado. Estoy enamorado de vos, desesperado. Bebé, te estoy extrañando como un enfermo. Necesito decirte desde la ventana, cuanto siento esta noche la tristeza en mi mente, lastimándome. Por favor perdóname por llegar tarde a tu vida. Perdóname por escribir estas palabras de mi corazón. Perdóname mi básico idioma Ingles, y perdóname por favor, por haber nacido tan lejos de vos. Esta noche he decidido amarte para siempre, más allá de la distancia entre vos y yo más allá del tiempo y más allá de las estrellas que nos miran en esta noche silenciosa. Vos, en tu jungla de soledad Yo, en mi jungla de árboles y sueños La extraño Señora Kelly. Cobija, una noche al final del otoño del año 2009, 17 de junio, en los primeros minutos de un nuevo día, escuchando una musíca, (que no estoy seguro de su nombre, lo siento) A whiter shave of pale de Procol Harom? No estoy seguro tampoco. Esta noche yo no se nada. Solo sé que te extraño mi Señora.

50


LIZARDO MELGAR LERA

JUVENTUD PANDINA CAMINANTE

Por Lizardo Melgar Lera (A los jóvenes que caminaron de Cobija a La Paz, buscando un camino de integración y desarrollo para Pando, del 26 de agosto al 20 de octubre de 1988. A los Jóvenes emprendedores de mi pueblo)

En la plaza de Cobija se reunieron cansados de vivir en un pueblo, sin futuro empeñados en romper el abandono oscuro interpelar desde Pando a Bolivia pretendieron. Del colegio Vaca Díez eran estudiantes y del centro nocturno Juan Oliveira de enseñanza hicieron pacto para conquistar la lontananza integrar Pando y la Paz como caminantes. Un 26 de agosto fue el día partieron con su mensaje de integración demandando del centralismo mayor atención y desarrollo urgente para la Amazonía. Un camino de integración de Cobija a La Paz directo universidad, aeropuerto y mejores condiciones de vida el pueblo quería progreso y los acompañó en su partida e hijos ilustres los declaró al retorno con afecto. De Cobija a Holanda en camión por Cachuelita y Filadelfia pasaron al otro día empujaron un pequeño carretón y al Río Manuripi y a San Silvestre llegaron. 51


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Dos guías montaraces desde El Chivé se unieron en Puerto Heath los recibieron ya no hubo retorno y tuvieron percances. De allí vino la pampa y la desesperación al sur, la selva virgen, la sed y el hambre garrapatas y sufrimiento sin nombre y sin brújula perdieron la orientación. Muy debilitados llegaron a Ixiamas mochila al hombro y agotados continuaron decididos hasta Asariamas no sin antes haber sido homenajeados. De Ixiamas a Apolo, damas y varones se plegaron a la caminata pandina y desafiaron a la serranía andina pero el río Tuichi afligió sus corazones. “Hermanos pandeños bienvenidos a Apolo” los estudiantes y el pueblo los vitorearon las campanas esa tarde de octubre repicaron pandinos y paceños fundidos en un abrazo solo. Mapiri, Guanay, Caranavi y Coroico en las alturas en un bus Los Yungas cruzaron precipicios y neblina los atemorizaron integraron los Andes y la Amazonía, en jornadas duras. 52


LIZARDO MELGAR LERA

En La Paz, la escolta presidencial a Palacio de Gobierno los custodió el Presidente Paz Estenssoro y el pueblo paceño los saludó en acto solemne y especial. “Pando también es Bolivia”, fue el mensaje y un 20 de octubre con la misión cumplida el pueblo se levantó a darles la bienvenida y con admiración les dio un justo homenaje. Juventud caminante de Pando la caminata por el progreso no ha terminado el desafío recién ha comenzado a continuar abriendo camino, caminando.

53


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

LA BALADA DE COBIJA Por Lizardo Melgar Lera

Se eleva mi pensamiento Cobija y elevado por el viento Cobija otra vez tu calor siento y soy feliz un momento Cobija. A tu regazo me entrego Cobija al socaire de tu abrigo Cobija es el éxtasis de mi ego estar de nuevo contigo Cobija. Vos la joya más preciada Cobija por el Acre custodiada Cobija vos mi ciudad encantada musa fiel de mi balada Cobija. 54


LIZARDO MELGAR LERA

Tu sangre la llevo en mis venas Cobija tus lamentos causan mis penas Cobija ríos y selvas morenas cubren tu belleza apenas Cobija Tus palmeras de esperanza Cobija guardianes de lontananza Cobija y tu suelo de confianza porvenir de tu bonanza Cobija. Tu retoño peregrino Cobija aún en su andar cansino Cobija volverá a tu camino y encontrará su destino Cobija. 55


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

LA EPOPEYA DE TARANO Por Lizardo Melgar Lera

España y Portugal se repartieron autorizadas por las bulas del Vaticano todo el continente sudamericano en dos partes lo dividieron. La leyenda en América de las amazonas comenzó con Francisco de Orellana al denominar al gran río y a la selva plana país y Río Grande de Las Amazonas. Y zarpó desde España el conquistador buscando riqueza, fama y gloria para inmortalizar su memoria aunque el reto fuera amenazador. El Collasuyo fue tomado lanzas y flechas no pudieron con el arcabuz no hubo caudillo con suficiente luz el incario fue devastado. Pero arcana se mantenía la Amazonía el Gran Paytití sedujo a España mas allá de las montañas en la maraña libres vivían Los Chunchos en su alegría. Territorio tan vasto e inexplorado de la faldas de Los Andes al Atlántico demandó esas tierras Álvarez Maldonado y emprendió la conquista del Paytití romántico. 56


LIZARDO MELGAR LERA

1568 fue el año en que el gobernador del rey intentara su osadía 1568 fue el año en que Tarano defendiera su Amazonía. Del Cuzco salió Maldonado a imponer la autoridad de su majestad por el Cuzco volvería derrotado al pretender sojuzgar la libertad. El Río Madre de Dios o Manutata en español o en Araona nativo lleva en su caudal la memoria intacta la unidad de diferentes en un momento decisivo Y al comando del cacique Tarano líder de los Araonas, parientes de los Toromonas los diversos pueblos chunchos se dieron la mano para defender su heredad como hermanos. Tarano escribió una página de gloria de la diversidad hizo unidad con el tiempo sería la identidad de pueblos que juntos hicieron historia. El Gran Paytití nunca fue colonizado siguió autónomo de España en su camino y en la Batalla de Bahía unió su destino al de Bolivia que lo mantuvo ignorado. La primera confederación americana legó Tarano la unidad frente a la adversidad dejó en la Amazonía un sendero de libertad una simiente de federalismo boliviano.

57


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

LA ESTEPA, ILUSIÓN RUSA DE UN SIRINGUERO Por: Lizardo Melgar Lera (A Chiwanto)

Inclemente azota el viento sobre la escueta llanura como si llevara un lamento de alguna triste manceba de algún lejano koljoz. Escucha atento el mujik el silbido del viento impetuoso y parece su corazón gemir al recuerdo de su amor perdido. Dibujase una imagen de la triste muchacha del koljoz y como un perseguido oso sobre dicha imagen se abalanza. Más…¡Oh cruel e indomable ráfaga de viento !pasa, arrastra y se lleva aquella imagen anhelada dejándole solo… ¡nuevamente solo! Sin Svetlana en la Estepa de la soledad y del olvido. Escarcha comienza a caer cubriendo la inmensa estepa aplastando al insignificante hombre cubriendo de frialdad su ilusión óptica. 58


LIZARDO MELGAR LERA

Golpean su memoria los momentos ya pasados con la blonda niña del extraviado koljoz cuando las flores ornaban la llanura. Eran buenos tiempos su gobierno, su partido, su ideario marxista-leninista sus tierras, sus hermanos, su corteja y sus sueños de la patria socialista. Pero la dictadura del proletariado no respetó su libertad y sus tierras él quería paz y su gobierno solo quería guerras y lo convirtió en exiliado. Svetlana, lo buscó por la comarca circundante el gobierno sus tierras colectivizó y el hombre se hizo, un mujik errante. Vuelve a brillar el sol estepario descubriendo un nostálgico azul intenso piensa en los ojos de Svetlana, sus tierras y su amor inmenso… Continúa el mujik su caminar solitario.

59


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

LA HAMACA

Por Lizardo Melgar Lera

En su vaivén incansable quiero mecerme esta tarde sin hacer mayor alarde pasar un rato agradable. Ayer mi amada en mis brazos labios color de asaí en la hamaca de aquí me envolvió en sus lazos. Prisionero soy de su amor cuando en la hamaca me echo refrescándome del calor. Esa hamaca apreciada como mi segundo lecho do soy feliz con mi amada.

60


LIZARDO MELGAR LERA

LA PALMERA

Por: Lizardo Melgar Lera

Con tu melena al viento señora de las alturas te evoca mi pensamiento ¡gigante de las llanuras! Mecen tus lisos cabellos los nidos hechos por “tojos” que cantan a sus antojos vanidosos de ser bellos. Noble vegetal pandino símbolo de mi Cobija así lo quiso el destino. Eres oración de niño que en el cielo se acobija y duerme su feliz sueño.

61


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

LIBERTAD, EXILIO Y PERDÓN

(Un canto de esperanza y de paz para la Amazonía, en tiempos de odios. A la bebita Libertad) Por: Lizardo Melgar Lera

Tus manitas apenas se entreabrieron cuando anunciaste tu llegada a este planeta al comenzar la primavera. Las orquídeas vistieron de gala a la selva umbría, mientras la Amazonía gemía por sus muertos y heridos, entre balas y odios. Y se declaró Estado de Sitio en tu pueblo, que aún no conociste. Aún en el vientre materno estabas cuando partiste, compartiendo el dolor de tu pueblo, mi pueblo, nuestro pueblo, embargado de dolor y luto, poseído de locura fratricida un 11 de septiembre. No estaba previsto que aún nacieras pero al nacer, tu nombre sembró esperanzas para corazones afligidos que partieron al exilio, pero vos viniste a consolarlos. Libertad, te llamaron. Tu primer llanto, fue de felicidad para tus compatriotas como vos refugiados, aunque quizás no comprendiste porqué lloraron al verte y escuchar tu grito en el hospital. Por un momento se olvidaron los lamentos del destierro. Eras una refugiada más al igual que muchos y te acogió una tierra que no era la tuya, que te dio su calor y su amor. Llegaste a la patria del “Orden y Progreso” de gente laboriosa y de corazón grande, buscando refugio, una noche de septiembre. Ese gigante, Brasil, te arrulló en sus brazos y sonreíste, ¡como sonreíste, Libertad! Y manos que no eran las manos de tu pueblo te cobijaron como una de ellos trayéndote al mundo y con palabras en un idioma diferente al de tus padres, te dieron la bienvenida. Compartieron su pan, su casa, su cariño y como si fueras una hija pródiga, esos extraños ya no te fueron extraños, se hicieron tus hermanos y te protegieron. 62


LIZARDO MELGAR LERA

Cuantos celos sentirán las palmeras en Cobija al otro lado del río, al saber que sus esbeltas figuras no será lo primero que tus pupilas reflejen. No tienen la culpa, pero te esperarán en su silencio. Un silencio doliente que ahora embarga a nuestro pueblo, donde el aquelarre de un guajojó entristece aún más sus tardes. Ya ni los tojos quieren cantar en las copas de las palmeras, que esperan. Esperan tu retorno Libertad y hasta entonces crecerás y te harás fuerte combatiendo el miedo con esperanza. Nunca el miedo le ganó a la esperanza, Libertad. Pronto volverás… Antes de un verano. Te desterraron de tu pueblo Libertad, pero no borraron esa palabra del sentir de tu gente. No pudieron. Tu nombre es la esencia de la identidad y la dignidad de un pueblo valiente como el tuyo. Por eso jamás debes tener miedo. Tu nombre repicará como las campanas de la Iglesia del Pilar, quitando el miedo en los corazones de tu gente y sembrando esperanzas de paz. Un canto de esperanza siringuera, esperanza castañera, esperanza indígena y esperanza amazónica en una sola palabra: Libertad, tu nombre. Y el Acre marchará con sequía, el Tahuamanu ya se vistió de luto, el Manuripi convocará a sus caimanes y sicuríes y el Manutata bloqueará con troncas su caudal. Todos reclamando tu presencia, Libertad. Una lágrima cristalina veo escurrirse por tu mejilla. ¡Estas llorando Libertad! Y… ¡Yo te acompaño!, déjame hacerlo por favor, lo necesito. Es mejor llorar que odiar Libertad, el odio solo trae violencia y sufrimiento, nadie gana con la muerte. Todos pierden. 63


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Huyó de tus montes la paz, la alegría, el amor fraterno y la unidad que guardabas en tus cálidas selvas y playas amazónicas; sembradas ahora de tristeza, llanto y amargura. Soledad sin Libertad. Compartamos el dolor de los que como vos partieron de su tierra, Libertad. Nunca los olvides…Son tus hermanos. Y cuando seas grande ve y echa rosas blancas de paz, rosas rosadas de amor…Rosas frescas de septiembre, rosas de primavera en flor, en Cachuelita, en Tres Barracas y en Porvenir…No los olvides...Libertad, son tu sangre, derramada por una estupidez fratricida. Perdónalos por tu exilio, Libertad. No te enfermes de odio ni de rencor y aprende que solo con la paz y el amor se derrota a la maldad y a la violencia. Se sabia y perdona, el odio nunca vencerá, Libertad. ¡Y volverás a tu pueblo Libertad! Y tu pueblo te acunará en sus brazos. Mientras tanto, aguarda pacientemente como el jaguar, juega entrenándote como la nutria del río y otea el horizonte de tu pueblo como el chubi. Acecha Libertad, ¡acecha! (A orillas del arroyo Bahía, 11 de octubre de 2008.)

64


LIZARDO MELGAR LERA

LLORA LA SELVA Por Lizardo Melgar Lera (A Pedro Shimose)

Son gotas de vida, esparcidas por la maraña de troncos sangrantes de blanco látex de oxidadas tichelas cuajadas de leche vegetal al despuntar la mañana. Son gotas de ausencia en el corazón de la tupida floresta como los recuerdos de pies ambulantes en las estradas ya cerradas por el tiempo en memorias grabadas en cada rincón gomero. Gotas de siringas que sangran todavía y que no se resignan a la soledad y al olvido esperando sentir los pasos del hijo marchado anunciando que ha regresado. Llora la selva y se conmueve el cielo derramando cristalinas gotas que consuelan el llanto de las siringas a un solo compás, de canto desesperado. Llora la selva y sus caudalosas venas agitan su ritmo desbordando e inundando el suelo apuradas por alcanzar los troncos donde ya caen al agua, las albas gotas caucheras. 65


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Llora la selva y el jichi despierta con un grito de guerra a los chanchos de tropa convoca y órdenes son dadas… encontrar al ausente allá, donde se encuentre. Llora la selva y la noticia es dada ¡el ausente está en el poblao! y ningún cerdito montés se anima adentrarse a riesgo de la propia vida perder. Llora la selva y las aves del cielo son recurridas parabas, loros, paculas, suchas, maúris y tarechis acuden al llamado del jichi ¡a buscar al extrañado se ha dicho! Llora la selva y se viste de luto densas columnas de humo destrozan su verde vestido y de las aves enviadas llega el macabro rumor ¡casi todas han perecido! Llora la selva… Algunos loros, paculas y suchas han regresado a informar: cazadores furtivos los han derribao, y el jichi no lo puede creer ¡el ausente no piensa volver!

66


LIZARDO MELGAR LERA

Llora la selva por su retoño Araona que se volvió siringuero para no desaparecer y abandonó su selva manchada de sangre y de goma ¿Quién lo quiere defender? Llora la selva por la partida de un hijo al Creador pide por su destino que lo cuide como fiel protector y guarde su camino. Llora la selva y mimetizado un jaguar ruge en su oscura guarida donde el feroz depredador huye a refugiarse y a esconder el cuero en el monte arcano. Llora la selva esperando el retorno de aquel ser amado muchos años pasaron pero la esperanza con llanto de siringa… Aún se mantiene.

67


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

MANURIPI

Por Lizardo Melgar Lera

Manuripi o río chico refugio de los araonas hijos de las amazonas… En goma, castaña, rico. Brama aquí la sicurí con el caimán disputando la selva conmocionando asustando al pecarí. Bellos taropes adornan tus apacibles riberas. Cantos los loros entonan… Anunciando un nuevo día en lo alto de las palmeras brindándote compañía.

68


LIZARDO MELGAR LERA

MANUTATA

Por Lizardo Melgar Lera

Manutata de nombre te pusieron quienes en tus playas retozaron. Araonas de pies descalzos mansos como tus remansos. Adictos a la libertad nautas de la soledad Padre de los rĂ­os tu nombre enciende brĂ­os. Madre de Dios te llamaron quienes no te conquistaron. Mas la terca historia tu nombre grita a la memoria Manutata, Manutata una y otra vez Manutata.

69


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

MIRADA BENIANA

Por Lizardo Melgar Lera (Nuestro primer poema, allá en la avenida Illimani)

Mirando tus ojos puedo ver el caudal hirviente del gran Mamoré Mirando tu figura puedo ver una hermosa sirena del Guaporé. Mirando tu pelo puedo ver tus pampas eternas sin querer. Mirando tu cintura puedo ver una guitarra cantora y no creer. Mirando tu rostro puedo ver un angelito travieso y ponerme a volar. Si tu hermosura pudiera describir sería un mago porque sólo un mago te podría descubrir. Soy un poeta que se puso a ver tu mirada enamorada beniana mujer. 70


LIZARDO MELGAR LERA

MUJER, AGONÍA, PERDÓN Y PAZ Por: Lizardo Melgar Lera

Oscuridad mujer… siento en mi piel dolorosa oscuridad y azotes de la vida como hiel. ¿Acaso es esto vivir? Sufrir, llorar y otra vez sufrir y llorar ¿Hasta al fin morir? Recuerdo todavía el ayer de ensueños caprichosos de sueños juveniles y vana alegría que terminaron en momentos dolorosos. De pronto al atardecer… las tinieblas me cercaron los sueños de imaginación fácil se acabaron una rosa apurada se marchitó al florecer. Ahora es ya la noche solo, estoy en medio de la negrura busco en el cielo un poco de ternura y hacer de mi soledad un derroche. Mi pena es tan honda como hondo es el mar profundo que acaricia las playas del mundo pero a mi me toca la más dura onda. 71


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Estoy muriendo en vida cada minuto que pasa se derrumba el alma de mi casa y me alisto para la partida. Señor, perdóname por amarla tanto da por favor un consuelo a este pecador que busca el cielo que se quedó sin amor, vos que sos mi luz y mi santo. Señor, sino me dieras otra oportunidad para qué seguir sufriendo esta agonía que estoy viviendo ilumina mi oscuridad. Señor, si en tu preciosa faz este rebelde halló gracia y perdón permite un último deseo de mi corazón… Entrar en tu eterna paz.

72


LIZARDO MELGAR LERA

NACISTE COBIJA Por Lizardo Melgar Lera

Te concibió Cornejo y te parió la selva te arrulló el Acre por vez primera. Llegaste al mundo tan tierna y hermosa un 9 de febrero lo indica la historia. El duende meció tu rústica cuna contándote historias y leyendas añejas. Sueños, esperanzas e ilusiones forjaron tu destino en carretones y barcos venidos de lontananza. Naciste siringuera pequeña Cobija y te hiciste grande también castañera. El Asaí, el cacao y la castaña tu hambre calmaron el Bahía y el Virtudes tu sed saciaron. 73


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

El sol bronceó tu ubérrima piel y se arreboló la luna con semejante hermosura. Marcaron compás en tu nacimiento las estrellas del cielo con los loritos y los grillos. Y en tu regazo de atentas palmeras guardas el tesoro de tu próspera herencia. Naciste…Cobija un mes de febrero… ¡para ser amada por toda la historia! Para eso naciste… Naciste Cobija.

74


LIZARDO MELGAR LERA

NIÑA MÓPERA Por Lizardo Melgar

Del Ibare nació una flor como taropé tierno y hermoso o una sirena en tiempo lluvioso buscando apurada un refugio de amor. Aprendió a nadar en la corriente del río y ya en la montaña sintió mucho frío y regresó asustada a su dulce hogar. El bello taropé, se volvió moperita de ternura llenando cual Mamoré inundando con sus encantos, la señorita. Un día de enero un poeta pasó y le habló de un lugar donde los árboles tocan el cielo donde todo lo produce el suelo que podía ser su nuevo hogar y con sus sueños partió. Y atravesó el Manuena, el Manutata y el Tahuamanu y divisó castañales, palma reales y plantas caucheras donde las Amazonas, las mujeres guerreras llegando al Aquirí, al norte del Datimanu. Y en la tierra de los Pacahuaras y Araonas floreció mi taropé hermoso la niña mópera del Ibare majestuoso aquí, en el corazón del Amazonas. 75


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

NUESTRO MASACO Por Lizardo Melgar Lera

Sea de plátano o de yuca sea con queso o con chicharrón sea de plátano o de yuca también con charque salerón. Con un poco de café al llegar la madrugada también es bueno con té al terminar la jornada. En el tacú se tritura con buen empeño moliendo para darle su ricura. Velatacuces cuidado y no estén disminuyendo nuestro masaco anhelado.

76


LIZARDO MELGAR LERA

PA´ SUCRE

Por: Lizardo Melgar Lera (Composición musical presentada en el Festival Internacional de la Cultura Intilaqhayay Sucre-Potosí, por el grupo “Látex” de Pando, noviembre de 1994.)

En el siringal yo nací y a tocar la guitarra aprendí entre bolachas viví hasta venir por aquí. Y aquí entre ustedes estoy lejos de mi siringal para que sepan también que en Pando se canta muy bien. Vamos pa´ Sucre vámonos pa´ allá a alegrarnos también con la gente de la Blanca Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Al ritmo de esta canción que fluye del corazón de un pandino cantor Pa´ Sucre, con mucho amor. 77


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

.PANDINA

DE MI CORAZÓN

(Composición en ritmo de Taquirari, música folklórica del oriente y norte de Bolivia)

Debajingo de un asaí peladinga una tarde te ví tan hermosa como un patujú y tus ojos acechándome. Con tus labios color de urucú tu sonrisa hechizándome de la caña heredaste la miel de la yaca el olor de tu piel. Es el romance de un siringuero que quiso ofrendarle su amor a una sirena salida del Acre pandina de mi corazón. En el tronco de aquel asaí dibujado quedó un corazón con los nombres de ella y de mí y una flecha atravesándolo. Es solo el romance de un siringuero que quiso ofrendarle su amor a una sirena salida del Acre pandina de mi corazón. 78


LIZARDO MELGAR LERA

PATRIA AMADA Por Lizardo Melgar Lera

Mi patria, mí querida patria ¿Dónde esta? ¿Dónde la encuentro? ¿En el Altiplano, en la Amazonía, en los llanos o en los valles? Nó, mi patria no solamente es aquello no es solamente el amanecer en el Mamoré no es solamente el atardecer en el Pilcomayo no es solamente el anochecer en el Guaporé. No esta´ en el vuelo del señorial cóndor no en la mansedumbre de la llama no en el parloteo de la bella paraba no en el rugido del temible jaguar. Busqué a mi patria en su riqueza en su abundante plata y estaño en su goma, gas natural, petróleo y hierro aún en su litio…Y sólo encontré pobreza. Busqué a mi patria en su belleza en lo bendito de su hermosura en el verde de la selva y su espesura y vi que Dios le había concedido grandeza. 79


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Y encontré a mi patria finalmente en el estómago crujiendo de hambre en las manos entumecidas de frío en los labios partidos de sed y en los pies descalzos y pisoteados abusivamente. Ahí estaba mi patria palpitando en el cuaderno de un niño en la picota del minero en el arado del labrador en la tichela del siringuero en el pincel del pintor en las ampollas del obrero en los atadijos de ropa de la lavandera en el machete del castañero en la tiza de mi profesora en la aguja de la costurera y seguí buscando… Hoy encontré a mi patria en las lágrimas de esperanza de mi madre en las canas sabias de mi abuelo en los callos del coraje de mi padre. Esta es mi patria, estoica y esperanzada aún con el camino duro conquistando su futuro por eso te quiero y te admiro, ahora y siempre, patria amada. 80


LIZARDO MELGAR LERA

REMORDIMIENTO ARAONA Y SIRINGUERO Por: Lizardo Melgar Lera

¿Que de malo hice? para sentir esta retahíla de culpas y penas ¿Quién podrá vivir con estas espinas internas? Hieren mis poros y agobian mi paciencia desde adentro como manantial de lava carbonizando el refugio de mi mente. Basta digo ¡Basta! cruel tormento de mí se apodera y ya no soy dueño de mi mismo sino un fugitivo de mi propio cuerpo. Y cabalga mi mente asustada por pampas y curiches de sombras donde mil espectros acechan a mi conciencia alborotada. De pronto en plena estampida en medio de la peor negrura diviso tu playa de ternura y hacia vos dirijo mi huida. Y tus manos de madre cauchera suavizan mis heridas vuelven memorias que creí perdidas ¡Me tranquiliza tu voz siringuera! 81


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

“Me están persiguiendo madre” entre lágrimas me desahogué “no sabes cuanto les rogué pero se llevaron a mi padre” “A mi padre lo golpearon y a mis hermanos también a todos se los llevaron yo escapé porque no me amarraron bien”. “Porqué nos persiguen, madre? ¿Será porque me porté mal? ¿Será porque enojé a mi padre? ¿O no cuidé el siringal?” Y me abrazo a tu tronco en medio de la espesura y me consuelas con dulzura y llorando se te escapa un quejido ronco. Y quejumbrosa murmuras con tus lágrimas blancas y me dices con palabras francas “llegan épocas duras” “No te buscan a ti mi niño me buscan a mí y a mi llanto de armiño que derramaré por ti y por mí” “No te sientas culpable quita ese remordimiento ellos algún día se irán como el viento no hiciste nada reprochable” 82


LIZARDO MELGAR LERA

“Mis lágrimas se llevarán allende los mares y ríos y se secarán mis bríos entonces me dejarán” “Se llevarán a tus padres y hermanos para ocupar los siringales para usar en el trabajo sus manos transformando mis lágrimas, en bolachas miles” “Pero yo aquí estaré para consolarte cada vez y reconfortaré tu tez y no te abandonaré”. “Aquí me plantaré en medio de la espesura y llorando látex esperaré tu regreso ya hombre, mi niño” Y me rocías con tus lágrimas blancas “soy tu retoño araona madre siringa aunque me vaya te prometo, volveré”. “Si me llevan regresaré para abrazarte y protegerte a mi selva y a tí cuidaré”. Y ya no soy araona, ya de mi monte me fui tampoco soy siringuero de mototaxi, soy tarifero y mi promesa, ¡hasta ahora no cumplí!… 83


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

SERENATA PANDINA Letra y Música: Lizardo Melgar Lera (Taquirari)

84

Pando le voy a cantar a tu bosque tropical a tus lindas peladingas y gigantes palmeras que llegan al sol. Quiero a tu selva volver y sobre tus playas soñar y recordar viejos tiempos oh Perla del Acre de mi corazón. Y a la sombra de un tarumá a la corteja darle mi amor y por las noches ir a bailar en algún buri de la capital Noches de luna noches en flor de serenatas plenas de amor y de guitarras y de acordeón así es mi pueblo hecho canción.


LIZARDO MELGAR LERA

SIN RESPUESTAS Por Lizardo Melgar Lera

Cristales de dolor atraviesan tu garganta en ese espacio infinito de tu letal soledad. Las paredes te repiten el eco de un llanto perdido y tus ojos se pierden en la inconmensurabilidad de la nada. Mil interrogantes se clavan en tus pensamientos interrogantes van interrogantes vienen. ÂżQuiĂŠn las contesta por favor? QuiĂŠn las contesta por amor? El silencio te responde el silencio te consuela.

85


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Un viento de olvido acaricia tu melena y disimulado enjuga tus lágrimas atrevidas. Y tu desquiciada alma vuela buscando respuestas a sabiendas, te decís que no las hay. Tal vez las interrogantes son las mismas respuestas no sabés, eso no sabés cual fue tu error ¿O lo sabes? Lo que sabés es lo que el silencio sabe y tu aturdida mente no lo percibe. Y querés escapar de tu laberinto sin verdad de preguntas sin contestar del vacío sin piedad. El frío penetra tus huesos la duda te toma las manos y se queda el silencio amargo con preguntas sin contestar y con respuestas sin preguntar. 86


LIZARDO MELGAR LERA

SIRINGUERA

Por: Lizardo Melgar Lera

Ya no llores siringuera por el vástago que tienes seca el sudor de sus sienes y consuélalo en la espera. Espera de días mejores como en tiempos ya pasados y que han sido olvidados más por favor ya no llores. ¡Pobre madre siringuera! que llorando al cielo clamas… Este tormento supera. Tu retoño aún es tierno pero se elevan tus ramas cual plegarias al Eterno.

87


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

SONETO PARA UN APAGÓN EN BAHÍA Por Lizardo Melgar Lera (Cuando a Cobija, por el año 1987, le faltaba un motor de luz, y tenía uno que alumbraba con apagones de las 7 a las 11 de la noche, desde esa hora era con velas y “lamparinas”)

Llegan ráfagas de nocturno viento al girón de colosales palmeras que guardaron y guardarán por eras al terruño verde de mi lamento. En el cenit, palpitan las estrellas el sol ya no latiguea la llanura… La Perla del Acre y la negrura, en la Amazonía traban querellas. A mi Cobija las penumbras llegan y las lumbres ¿de que sirven las lumbres? si las lumbres a mi pueblo anegan. Y es que en él, la oscuridad se ufana porque no tiene luz que vislumbre y le guíe por la senda del mañana.

88


LIZARDO MELGAR LERA

SYLVIA

Por Lizardo Melgar Lera

Sylvia, por favor… no me dejes de mirar quizas sea lo único que tenga de vos… Una mirada tuya de ternura y de pasión. Esos tus ojos… que iluminan mi soledad en esta noche de triste luna de un fugaz instante de retazos de tiempo de un sueño olvidado. El aire… se inflama con tu aroma quema mi respiración y arden mis pulmones como hogueras con tu esencia de mujer. Susurros… mis tímpanos se excitan al escuchar… ¿Tu voz? campanitas preguntan es ella o el viento o un despistado eco. 89


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Tu nombre… Sylvia, solamente te dices llamar que te olvidaste de amar y aprendiste a llorar por amar intensamente. La noche… congela mi pensamiento tus pupilas incandescentes calientan mi alma… Quiero abrazarte para amar tu recuerdo. Tu recuerdo Sylvia lo mejor que tengo una mirada tuya cargada de pasión en esta noche fría lejos de mi Amazonía. Por eso Sylvia… no me dejes de mirar con tus ojos de ternura llenos de dulzura pues con tu mirada me fuí y nunca más volví.

90


LIZARDO MELGAR LERA

TAHUAMANU Por Lizardo Melgar Lera

Tahuamanu, Tahuamano o río de los ambaibos con manchones de copaibos en araona Tahuamano. Tahua de ambaibos tupidos en tus playas barrancosas y mano que entre otras cosas es río en varios sentidos. Tu cauce con palizadas refresca la sed del jaguar y de antas apresuradas. Tus aguas del surubí, de palometas, el hogar, el pacú se zambulle en ti.

91


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

TE SOÑÉ BRASIL

Por Lizardo Melgar Lera ( A Portela, Oliveira y Márcio, amigos sin fronteras)

Hoy soñé en una tierra lejana bañada por un mar de agua cristalina hoy se liberó mi mente de su rutina y se posó en la playa de Copacabana. El sol se levantó en el horizonte besando a Río de Janeiro y la arena mi alma angustiada en su pena añoró a mi Amazonía y su monte. Sao Paulo también te vi selva de piedra y de cemento en tu avenida paulista me alegré un momento mientras caía tu bendita garúa sobre mí. Porto Alegre, Salvador y Blumenau Belo Horizonte, Natal y Espíritu Santo de hospitalidad me embriagaron tanto en Guanabara me sentí un marinero en su nao. La moqueca, la feijoada y el tacacá mi hambre calmaron por aquí el agua de coco, el zumo de guaraná y de asaí acabaron mi sed en el Ceará.

92


LIZARDO MELGAR LERA

En Brasilia me embargó un optimismo contemplando el palacio de la Alvorada inevitable recordar a mi Bolivia amada en el unitarismo y yo viendo el federalismo. Una lágrima mojó mi mejilla cómplice de mi disimulada tristeza y recuerdos duros vinieron a mi cabeza pretendiendo convertir mi sueño en pesadilla. Epitaciolándia y Brasiléia en la frontera unidas con Cobija por un arroyo y un río de hermandad amazónica son un trío ejemplo de amistad imperecedera. Te soñé Brasil, emocionado por el calor que me diste y la libertad que vi en tu gente y no quiero despertar del sueño de mi mente y darme cuenta que lejos de ti, Brasil te he extrañado.

93


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

UN ANGEL PARTIÓ DE COBIJA Por Lizardo Melgar Lera (A Anita Priest en la eternidad)

Pando, tus bellas palmeras enmudecieron al viento selva y pueblo en un sentimiento ¿porqué, porqué? Repicaron gargantas lastimeras. Un silencio profundo en pleno crepúsculo te marchaste con un ósculo para tu Amazonía, tu tierra…Tu mundo. Hoy la lluvia cae besando las losetas por donde muchas veces caminaste por donde muchas veces soñaste por donde te marchaste con tus blancas rosetas. El canto de un tiluchi postrero se escucha en las Brisas del Acre, el vecindario absortas las campanas del campanario apenas repican con dejo agorero. Un ángel partió de Cobija regresó con Dios a la eternidad ¡cómo duele la soledad! sin vos se quedó… Tu Cobija. Un Ángel partió con una oración intercediendo con ternura impregnando su dulzura por su familia, por su pueblo, pidiendo paz y bendición. 94


LIZARDO MELGAR LERA

VERSOS OLVIDADOS Por Lizardo Melgar Lera

Cuando leas estos versos impregnados del llanto de mi alma sacudirá tu mente de su calma y recordarás nuestros primeros besos. Siento dolor al recordarte me quiebro al evocarte. Dolor de un pajarito cuando ha caído de su nido dolor de un pobre hombre cuando se siente perdido dolor de un pequeñito cuando se da su primer tropezón dolor el mío sin nombre que explota en mi corazón. Solo quiero compartir contigo este mi postrer sentimiento que hoy embarga a mi pensamiento y tengo por único amigo. 95


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

No deseo inspirarte compasión tampoco darte tristeza aún cuando esta aturdida mi cabeza por tu inesperada decisión… Te marchaste de mi vida un día de verano con tu cabello al viento un adiós con la mano sin ningún remordimiento olvidando estos versos. No puedo seguir escribiendo creo que tu nombre quiero gritar y no lo puedo evitar lo hago por aquello… Nuestro aquello sentimiento puro y bello que muy rápido nació y que pronto ¿se marchitó? Estos versos son para ti cuando te encuentres sola mi añorada amapola para cuando te hayas olvidado… De mí. 96


LIZARDO MELGAR LERA

VOLVER A NACER Por Lizardo Melgar Lera

Antes de nacer me conociste aún no estaba en el vientre de mi madre pero ya eras mi padre y tu sentir en mi corazón pusiste. En mi niñez te reconocí y me llenaste de cuidado pero mi corazón se volvió malvado y rebelde me volví. Y me fui a conocer el mundo pero no me abandonaste te lastimé tanto pero no me dejaste aunque te desafié haciéndome vagabundo. En tu amor y tu paciencia sabías a donde llegaría mi camino de soberbia al dolor llevaría y perdería mi inocencia. Y cautivo de mis pensamientos quedé con los ojos vendados esclavo de placeres mundanos y extraviados mis sentimientos. 97


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Perdido en la soledad al dame cuenta mi caída preferí darme a la huida y escapar de la felicidad. Pero fiel a lo que me prometiste en mi peor desgracia me cubriste con tu gracia y “volvé a casa” dijiste. Enviaste a tu hijo a rescatarme y me hizo escuchar su voz como un hermano mayor me dijo “te hablo a vos” justo cuando la vida pensaba quitarme. Y me dí cuenta del abismo en que estaba y retorné ese día totalmente destrozado herido, pero me habías perdonado y recien sentí el dolor que te causaba. Volví a nacer de nuevo y retomé tu camino me devolviste mi honor y mi gloria y comencé a caminar en la historia que originalmente diseñaste para mi destino.

98


LIZARDO MELGAR LERA

Una mañana una de mis hermanas se escapó justo la más tierna y hermosa causándote una sensación dolorosa que a mi también me dolió. Y esa tarde preguntaste “Y quien irá, quien por nosotros hablará con todo mi amor respondí “Heme aquí Señor, envíame a mí”. Aprendí que amar no es recibir simplemente que el amor verdadero cuando no hay egoísmo, es sincero porque el amor, es para dar solamente. Volver a nacer es volver a la libertad es resucitar de muerte en vida es recuperar la herencia perdida es amar la verdad y no hacer mi voluntad. Gracias Padre por tu amor y tu fidelidad gracias por tu hijo que me rescató gracias porque por mí murió para que naciera de nuevo a la felicidad. 99


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

100


LIZARDO MELGAR LERA

GLOSARIO Acre, nombre del río que marca la actual frontera arcifinia entre la República Federativa del Brasil y el Estado Plurinacional de Bolivia desde Bolpebra hasta la desembocadura del arroyo Bahía en su margen derecha, en una confluencia donde se ubica la boliviana ciudad de Cobija y las brasileñas Brasiléia y Epitacilándia. Antiguo territorio en el que se declaró La República Independiente del Acre, que enfrentó a los intereses de bolivianos y brasileños. Anta, o tapir Antis, nombre de pueblos muy antiguos ubicados al este de la Cordillera Oriental de Los Andes, en la actual Amazonía, de donde se originaría la palabra Antisuyo. La Cordillera de los Andes sería en realidad “La Cordillera de “Los Antis”. Aquirí, supuesto nombre indígena del Río Acre. Araona, pueblo, hombre o mujer que habla o es parte de la lengua y de la cultura de este pueblo ancestral de la Amazonía. Asaí, planta tropical palmácea que abunda en la Amazonía cuyo fruto tiene grandes propiedades antioxidantes y alimenticias. Bahía, nombre de un arroyo que desemboca en el Río Acre y marca la frontera arcifinia entre las poblaciones de Epitáciolandia de Brasil 101


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

y Cobija de Bolivia. Este arroyo habría dado el nombre a una barraca del empresario gomero Nicolás Suárez donde el 9 de Febrero de 1906 sería fundado el Puerto de Bahía, hoy Cobija, capital del departamento de Pando. Barraca, unidad económica, social y poblacional de la Amazonía boliviana sobre la cual giró en un período histórico, la explotación gomera. Betelgeuse, Hermosa estrella roja, en la constelación de Orión, una de las más brillantes del firmamento. Bolacha, siringa ahumada en el proceso de conversión llamado “defumación” que consiste en ahumar el látex girándolo en un eje atravesado por una vara que el siringuero o “defumador” va haciendo girar mientras vierte la siringa; el producto final es la bolacha que varía de tamaño y de peso, generalmente de 70 a 80 Kg. Cacique Tarano, líder indígena amazónico de la resistencia contra el coloniaje español. Impidió con los pueblos indígenas de la Amazonía, el coloniaje español en sus territorios selváticos. Cambita Linda Riberalteñita, composición folklórica de la ciudad de Riberalta. Carnaval, ritmo del oriente y de la Amazonía de Bolivia. 102


LIZARDO MELGAR LERA

Castaña, fruto del castaño, muy apreciado en la culinaria y la economía de la Amazonía boliviana. Castaño, árbol frondoso de la Amazonía boliviana cuyo fruto es altamente apreciado. Está protegido constitucionalmente en Bolivia. Columna Porvenir, Conjunto de siringueros e indígenas, organizados por Nicolás Suárez en la Barraca Porvenir para retomar la Barraca Bahía, hoy Cobija, en manos de los separatistas que buscaban la independencia del Acre. El 11 de Octubre de 1902 la Columna Porvenir se cubrió de gloria al cumplir con su cometido donde destacó el indígena Bruno Racua y sus saetas incendiarias. Copoazú, planta y fruto de la Amazonía. Cuabolaleimadi, nombre araona de la siringa. Cuchilla, instrumento cortante para rayar el árbol de la siringa. Cuyabo, Ave tropical nocturna de la Amazonía, que emite un chillido único al comenzar la noche. Charque, Charqui. Chonta, árbol y fruto palmáceo de la Amazonía, fruto comestible. Chubi, especie de ave rapaz de la amazonía. 103


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Chunchos, nombre despectivo con que los incas designaban a los pueblos al este del Cuzco, especialmente los pueblos de la Amazonía boliviana. Datimanu, nombre en araona del Río Orton, que traducido al español significa Río de las Petas o Tortugas. Doémetse, palabra araona, que significa hermano. Elay, regionalismo del oriente y de la Amazonía boliviana que originalmente resumía la expresión ¡hela ahí! y que posteriormente con el paso del tiempo fue adquiriendo otras connotaciones en el léxico popular de los pueblos orientales y amazónicos. Enabeni, Nombre tacana y araona del Río Beni que significa Río del Viento. Gran Paytití, nombre antiguo del territorio del actual departamento de Pando. El significado real de Paytitití, Paitití o Paititi continúa siendo debatido, pero la aceptada por el autor a falta de un consenso sería la de “Patria o País del Jaguar”. Guayará, apócope de Guayaramerín, ciudad amazónica de Bolivia a orillas del Mamoré. Guajojó, especie de pájaro tropical nocturno que alguna gente lo considera mal agüero. 104


LIZARDO MELGAR LERA

Ibare, río del departamento del Beni cercano a Trinidad, que desemboca en el Río Mamoré. Ixiamas, ciudad amazónica de Bolivia a orillas del Río Etaca y cercana a la Serranía del Tigre. Jaguar, el mayor felino depredador de la Amazonía. Muchas personas erróneamente le llaman “Tigre”. Jichi, ser mitológico protector de la floresta y/o de animales, según las creencias populares de la Amazonía boliviana. Koljóz, propiedad agraria rusa en tiempo de la Unión Soviética. Los Castañeros, conjunto folklórico de la ciudad de Riberalta. Los Tunchis, conjunto folklórico tradicional del departamento de Pando. Majao, Comida típica del oriente y de la Amazonía de Bolivia. Su diminutivo es majadito. Maloca, vivienda rústica de los araonas y otros pueblos de la Amazonía boliviana. Mamoré, río caudaloso del departamento del Beni, llamado “la avenida ancha del Beni”. 105


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Mapajo, árbol frondoso de la Amazonía boliviana. Manuena, nombre araona del Río Beni. Manuripi, palabra degenerativa del araona Manolipi, que significa Río Pequeño o Chico. Manutata, Nombre araona del Río Madre de Dios que significa Río Grande o Padre de los Ríos. Maúri, especie de pájaro común de la Amazonía de color negro Mópera, en idioma mojeño trinitario, mujer joven y hermosa. Moqueca, especie de plato brasileño del estado de Bahía. Mujik, palabra rusa antigua para designar una especie de campesino. Pacula, especie de loro. Pandinita, Composición folklórica de los hermanos Torrico, usando el gentilicio para la mujer nacida en el departamento de Pando. Pano, lengua materna de pueblos de la Amazonía boliviana como Los Pacahuaras, Yaminahuas, Caripunas y Chácobos. Paraba, especie de papagayo o loro. 106


LIZARDO MELGAR LERA

Patujú, planta de la Amazonía cuya flor ha sido declarada símbolo nacional de Bolivia. Peladinga, ex presión típica del oriente y la Amazonía de Bolivia para referirse a una mujer joven, con connotación de afecto. Perla del Acre, nombre con el cual se conoció al Puerto de Bahía o Cobija en el tiempo del auge gomero. Polca, ritmo del oriente y de la Amazonía boliviana Purgante Bacalao, composición folklórica de Los Tunchis. Reyes, ciudad de la Amazonía boliviana cerca del Río Beni y de Rurrenabaque. Riberalta, ciudad amazónica de Bolivia situada a la margen derecha de la unión de los ríos Madre de Dios y Beni. Rurrenabaque, ciudad amazónica de Bolivia, a orillas del Río Beni. Su nombre tacana, traducido al español sería Río de los Patos. Salerón, que contiene mucha sal. Dicho de la Amazonía de Bolivia para referirse al charqui con bastante sal. San Buenaventura, ciudad amazónica de Bolivia, ubicada al margen izquierdo del Río Beni, al frente de Rurrenabaque 107


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Santa Rosa, ciudad amazónica de Bolivia, ubicada al norte de Reyes. Sayubú, especie de ave canora de la Amazonía de color celeste o azul. Sicurí, especie de anaconda de agua. Siringa, resina producto del árbol de la siringuera (Hevea Brasiliensis) Sombrero`e Saó, modismo regional para decir Sombrero de Saó, composición folklórica del poeta Pedro Shimose muy conocida en Bolivia. Sucha, especie de buitre. Ave carroñera de la Amazonía de color negro. Tacacá, especie de plato brasileño consistente en una sopa con especies, camarones y almidón de yuca entre otros ingredientes. Se puede encontrar en Cobija en hora de la tarde. Tacana, Lengua materna de pueblos de la Amazonía boliviana como los Tacanas propiamente dicho, los Araonas, los Cavineños, los Ese Ejjas, los Maropas y los Toromonas. Tacú, especie de molino rústico del oriente y de la Amazonía boliviana, hecho del tronco de un árbol maderable para triturar los alimentos o pelar granos. 108


LIZARDO MELGAR LERA

Tahuamanu, en araona, que traducido al español significa Río de los Ambaibos. Taquirari, ritmo folklórico del oriente y de la Amazonía boliviana. Tarechi, especie de loro de tamaño mediano, menor que la paraba. Tarope, o taropé. Especie de nenúfar. Tiri-Tiri, ritmo ancestral de la Amazonía boliviana de origen tacana. Tojos, especie de pájaros de la Amazonía de color amarillo y negro. La plaza principal de Cobija cuenta con palmeras donde hacen sus nidos este tipo de aves. Totaí, árbol palmáceo típico de la Amazonía boliviana. Tumupasa, localidad amazónica de Bolivia, capital actual del pueblo tacana. Tunchi, ser fantástico de las creencias populares de la Amazonía, que se caracteriza por hacer travesuras a las personas y robarse a los niños para llevárselos al bosque. Urucú, achiote. Planta y fruto tropical llamado así en la Amazonía, usado para colorear las comidas principalmente el majadito y por los indígenas para teñirse el cuerpo. 109


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Velatacuces, expresión de la Amazonía boliviana para referirse a los niños que espían el tacú y aprovechan para sacar con sus manitas algo del alimento que se muele. Virtudes, nombre de un arroyo cercano a Cobija. Yaca, guanábano.

110


LIZARDO MELGAR LERA

INDICE ALFABETICO PROEMIO, 9 ALTA RIBERA, 11 AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA, 13 ANGELITOS DE DIOS, 15 ARAONA, 16 BESOS DE GUAYABA, 18 BETELGEUSE, 19 CALDO DE CAÑA, 21 CARMELITA, 22 CASTAÑERA, 23 CIELITO RIBERALTEÑITO, 24 COMO UNA ROSA, 26 CONFESIÓN, 27 CORAZÓN DORMIDO, 29 DATIMANU TE DEJÉ MIS PENAS, 31 DE HAMBRE, 32 DESGRACIA, 33 ELALVA, 35 ELAY ELOY EL PINTOR, 36 ENABENI, 38 FLECHAS INCENDIARIAS, 39 GRAFFITI JUVENIL, 41 111


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

HERNÁN, EL PANDINO ESCRIBIDOR, 43 HIMNO A LA ESCUELA SOFÍA CALPIÑEIRO, 45 HUELLAS ANDINAS DE AMOR, 47 I LOVE YOU SO MUCH, KELLY, 49 JUVENTUD PANDINA CAMINANTE, 51 LA BALADA DE COBIJA, 54 LA EPOPEYA DE TARANO, 56 LA ESTEPA, ILUSION RUSA DE UN SIRINGUERO, 58 LA HAMACA, 60 LA PALMERA, 61 LIBERTAD, EXILIO Y PERDÓN, 62 LLORA LA SELVA, 65 MANURIPI, 68 MANUTATA, 69 MIRADA BENIANA, 70 MUJER, AGONÍA, PERDÓN Y PAZ, 71 NACISTE COBIJA, 73 NIÑA MÓPERA, 75 NUESTRO MASACO, 76 PA SUCRE, 77 PANDINA DE MI CORAZÓN, 78 PATRIA AMADA, 79 REMORDIMIENTO ARAONA Y SIRINGUERO, 81 112


LIZARDO MELGAR LERA

SERENATA PANDINA, 84 SIN RESPUESTAS, 85 SIRINGUERA, 87 SONETO PARA UN APAGÓN EN BAHÍA, 88 SYLVIA, 89 TAHUAMANU, 91 TE SOÑÉ BRASIL, 92 UN ANGEL PARTIÓ DE COBIJA, 94 VERSOS OLVIDADOS, 95 VOLVER A NACER, 97 GLOSARIO, 101 INDICE ALFABÉTICO, 111 BIOGRAFÍA DEL AUTOR, 115

113


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

114


LIZARDO MELGAR LERA

BIOGRAFÍA DE LIZARDO HUMBERTO MELGAR LERA Nació en Cobija, departamento de Pando, Bolivia el 3 de septiembre de 1972. Egresó de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Mayor de San Andrés con mención en Política y Gestión Pública. Estudió Derecho, Idioma Ruso, Idioma Inglés, Producción para Radio y Televisión, Redacción Periodística y Planificación Participativa Indígena. Desde niño demostró el gusto por el canto y la declamación, haciéndolo en las escuelas públicas de Cobija y Riberalta. A los 8 años hizo su primera composición poética y se dio a conocer en medios radiales de Cobija declamando el poema “Padre” de Carlos Torrico Pinto. Representó al folklore de su departamento, en el Festival Internacional de la Cultura “Intilaqhayay” Sucre-Potosí 1994, con el grupo “Látex” del cual fue su fundador y director, de donde se originó el actual grupo “Loj Tiluchis”. Ha trabajado en diversas instituciones como la H. Corte Departamental Electoral de Pando, H. Cámara de Diputados, el Parlamento Amazónico, la Brigada Parlamentaria de Pando, el Viceministerio de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios, la H. Alcaldía Municipal de Cobija, la Prefectura del Departamento de Pando, El Colegio “América” de Cobija, la Gobernación del 115


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

Gobierno Autónomo de Pando; ocupando diversos cargos en esas instituciones como el de Instructor y Capacitador de Jurados Electorales, Coordinador de Eventos Culturales e Indígenas, Director de Desarrollo Humano, Promotor Cultural, Vocero, Asesor, Asistente, Docente de Estudios Sociales, Historia y Educación Cívica, Consultor contratado por el PAP-Holanda para la implementación de la Política Nacional Indígena “Desarrollo con Identidad” y Consultor de la OEA-BID-Pronagob para la modernización de las Brigadas Parlamentarias. Su producción literaria ha sido publicada en revistas como “Paitití” de Trinidad, Beni y “Nuevo Milenio” de Guayaramerín, también del departamento del Beni; y en los medios escritos de Cobija como “Pandinita” y otros. Ha escrito también para la prensa escrita regional y nacional sobre política, cultura, indigenismo, autonomía, federalismo y desarrollo de la Amazonía. Fue corresponsal de prensa y columnista del Semanario “Expresión Amazónica” con su columna de opinión y análisis llamado “En Verde y Blanco”. Sus puntos de vista como analista político han sido recogidos por diversos medios periodísticos de Bolivia y aún de la prensa internacional como “El Universal” de Caracas, Venezuela y “A Tribuna” de Rio Branco, capital del Estado del Acre, Brasil. Es investigador de la historia de Pando y de la temática amazónica, cultural e indígena. Dicta conferencias, producto de sus estudios e investigaciones sobre esas materias. Ha sido Secretario General 2002-2003, Asesor del Directorio 20062007 y Presidente de la Junta Electoral 2007 del Comité Cívico de 116


LIZARDO MELGAR LERA

Pando. También Secretario General del Comité Departamental de Clubes del Libro y Asesor Fundador del Movimiento de Trabajadores Extractivistas de Bolivia. Actualmente es Vicepresidente de la Sociedad de Escritores de Bolivia SODESBO 2009-2011 y Presidente Fundador del Consejo Cultural Araona. PRODUCCIÓN BIBLIOGRÁFICA: 1.- “Antología de la Poesía Norte Amazónica Boliviana”. Coautor de Poemario. 2006. 2.- Columna “En Verde y Blanco” del Semanario “Expresión Amazónica” de Pando. 2002-2003 3.- “Amazonía Nuestra Identidad”. Propuesta elaborada y disertada ante la Comisión de Autonomías y Descentralización de la Asamblea Constituyente, a nombre del Comité Cívico de Pando, la cual plantea puntos que son reflejados en la actual Constitución Política del Estado. Cobija 13 de marzo de 2007. Disponible en Internet en la siguiente dirección: www.constituyentesoberana.org/3/.../amazonia-nuestraidentidad.pdf 4.- Boletín Cultural “Amazonía”. Productor de 5 números para la Unidad de Cultura de la Prefectura del Departamento de Pando. Enero a Noviembre de 2007. 117


POEMARIO: AMAZONÍA, SOLEDAD Y ESPERANZA

5.- Dossier “El Departamento Pando y su Gravitación en los Procesos de Integración Sudamericana”, (Energía y Desarrollo para la Amazonía). Compilación preparada y presentada a la Prefectura de Pando y al Comité Cívico de Pando. Agosto de 2007. Inédito 6.- Revista “Pandinita”. Colaborador y columnista del primer al último número. 2009-2010

118



Amazonía, Soledad y Esperanza