Issuu on Google+

feos


AVANCE Wii

DEaD RiSiNg: CTYD Oh... Santa Cabeza... Frank West se pasa a Wii para revivir la pesadilla de Santa Cabeza. Un centro comercial, más de 50.000 zombis suspirando por nuestra sangre y una fecha límite: 72 horas

POR mUChOS CONSiDERaDO El PRimER NExT-gEN, vOlvERá PaRa aPaRECER EN Wii

El anuncio de la salida de Chop Till You Drop, sobrenombre con el que será conocido Dead Rising en la consola de Nintendo, sembró curiosidad, admiración y sorpresa. En pleno E3, Famitsu lanzaba la exclusiva de Nintendo

mas rompedora de los últimos meses. Y lo hacía fuera de los muros angelinos. Uno de los bombazos para Wii y que no tuvo ninguna repercusión en la feria de muestras. Dead Rising supuso un auténtico bombazo en su lanza-


miento para x360. Cientos de zombis en pantalla con una única obsesión: Eliminarnos. Y nosotros, un periodista enfrascado en descubrir la verdad de lo acontecido en una

original. la historia que viviremos va a ser la misma que recorrimos entonces. Sin embargo, la puesta en escena va a ser mucho mas modesta, dadas las limitaciones de la

ciudad dejada de la mano de Dios. la historia nos sitúa en Santa Cabeza, un lugar cercano a la frontera entre EEUU y méxico, donde inexplicablemente la población ha sufrido una mutación y se desviven por comerse unos a otros. Frank West, un freelance famoso por su perseverancia, decide acudir allí para esclarecer lo que allí acontece de primera mano. El límite son 72 horas. a las 12 de la mañana del cuarto día, un helicoptero saldrá de la azotea del centro comercial para no volver jamás. a partir de aquí comienza una carrera en la que la meta es mantenernos con vida. Y tener por seguro que ésto va a ser todo menos fácil, y nuestras primeras incursiones en ese infierno en el que se ha convertido el centro comercial, van a ser de todo menos un paseo. la versión para Wii es un port directo de la aventura

máquina sobre la que se va a mover. Capcom ha asegurado que su intención es mantener el juego lo mas fiel posible al original, y para ello va a recuperar el motor gráfico que tan buenos resultados le dió en el remake para Wii de Resident Evil 4. lamentablemente el mayor grupo de enemigos al que nos enfrentamos en el primero en muy pocos casos superaba la decena. Y aquí en las horas nocturnas había cientos de enemigos en pantalla. los primeros videos ya nos han mostrado lo que nos espera, y que a todas luces, era algo inevitable: Caída en cuanto a resoluciones, modelados, texturas y número de elementos en pantalla, para intentar mantener estable el número de frames por minuto necesarios para ofrecer un mínimo de calidad jugable. No vamos a decir que es una pena, porque el juego estaba pensado para explotar las

EvOlUCiONaR El PERSONajE TiENE UN PaPEl FUNDamENTal PaRa PODER llEgaR al FiN DE la avENTURa

cualidades de una máquina netamente superior. Y el adaptarlo a un medio con posibilidades distintas, requiere dejar de lado unas cosas para intentar potenciar otras. Y es aquí donde Capcom quiere dar personalidad propia a su producto, dotándolo de una jugabilidad que únicamente puede darse en Wii. Ya lo hicieron con la excelente adaptación de Resident Evil 4, y a buen seguro lo lograrán con ésta. Como el original, debemos desenmascarar la historia que hay detrás de todos estos acontecimientos. Para ello, la historia se encuentra estructurada en Casos, ocho concretamente, y que transcurren a determinadas horas del día. No resolver un caso o no llegar a la hora que comienza, supone dar por finalizada nuestra aventura. vivir pendientes del reloj va a ser una constante, puesto que si bien al principio estos casos se encuentran bastantes separados en el tiempo entre sí, la dinámica cambia completamente en los últimos, donde la lucha contra el crono va a suponer sudar sangre para poder llevar a cabo nuestro cometido. Y es que como os podéis imaginar, Dead Rising no va a ser un camino de rosas. Como hemos indicado, los Casos conforman la columna vertebral del juego, sin em-


bargo existen multitud de misiones secundarias que podemos resolver. algunas totalmente necesarias para desentrañar la historia, y otras por puro reto personal. Basicamente encontraremos dos tipos de misiones secundarias: Salvar rehenes y eliminar Psicópatas. Porque aunque parezca mentira, no somos los únicos seres “no contaminados” del centro comercial. hay multitud de gente luchando por su vida a cada paso que damos. Y otras tantas empeñadas en eliminarnos. Rescatar a los rehenes representa el mayor reto del juego. hay muchos, muchísimos. Y llegar a la sala de control atravesando un pasillo infestado de enemigos después de haber cruzado de noche un patio plagado de zombies y patrullado por tres psicópatas a bordo de un jeep, no es algo al alcance de todo el mundo. No lo es de por sí, y mucho menos cuando a tu cargo se encuentran un grupo de turistas japoneses, dos hermanos esquizofrénicos, un alcohólico o una madre a la que los zombis le han arrancado su bebé de sus manos para comerselo. Bien es cierto que a pesar de la drástica disminución de enemigos tanto en pantalla como en todo el juego, Capcom ha puesto especial enfa-

sis en hacer de los que hay, verdaderos huesos. los que lo han probado aseguran que la inteligencia artificial ha sido depurada y los “cachos de carne estúpidos” han dado paso a verdaderos grupos organizados de ataque. aquí deberemos de dar un voto de confianza puesto que lo que hemos visto tantoen capturas como en los primeros videos del juego poco tienen que ver con lo que desde la desarrolladora afirman. los zombis son zombis, y por ende, idiotas, y a priori poca diferencia entre los de una versión y otra se ven a simple vista. Tal vez en versiones mas avanzadas de su desarrollo... Planteado de este modo puede parecer que nos encontramos ante un juego de terror. O al menos un survival. Nada mas lejos de la realidad. Dead Rising se mueve como pez en el agua entre los delgados límites que separan el humor negro del absurdo. Cierto que hay momentos de agobio, es un juego de zombis, y éstos los hay a patadas. Sin embargo, la multitud de situaciones que se nos presentan, la riqueza y complejidad de los personajes secundarios y la enorme posibilidad de acabar con los enemigos de las maneras mas disparatadas nos proporcionarán más de una carcajada.

atropellar una horda de zombis con un carrito de la compra. Enquescatarles unos gorros de lEgO, pasarles un cortacesped o derribarlos con una bola de bolos son sólo cuatro de las de cientos y cientos de formas que tendremos para acabar con nuestros enemigos. Todo lo que encontremos en el escenario es suceptible de ser utilizado en su contra. Y creerme cuando os digo que usar un arma de fuego es eficaz, pero seguramente sea la forma a la que menos recurreréis para abriros paso. Recordad estas palabras cuando tengáis que abrir brecha en un pasillo y vuestra única arma sea una sombrilla. Si la forma de matar es divertida, como os hemos apuntado antes, no menos lo son los personajes que nos acompañarán en nuestra aventura. Bien en forma de rehenes, o bien de psicópatas, son todo un lujo y un homenaje al humor mas absurdo del género de cine B. Payasos esquizófrenicos, cazadores dementes, una alegre família de francotiradores, un loco carnicero o el regente de la tienda de armas son solo algunas de las joyas con las que deberemos de interactuar. Estos psicópatas funcionan en su mayoría como minijefes de sección, que una vez eliminados nos facilitarán


CONCLUSIÓN

armas o liberar un grupo de rehenes. Eliminarlos no es obligatorio, pero perderselos es casi un delito. Y el que piense que ir al centro comercial es poco menos que una excursión por el campo, que cambie de idea. Dead Rising es dificil. Y mucho. Para poder pasar el juego y llegar con vida al final de las 72 horas debemos evolucionar nuestro personaje a través de 50 niveles. Nuestras primeras incursiones nos daremos con un canto en los dientes si logramos sobrevivir al menos un día dentro del

complejo. Y todo por ver uno de los múltiples finales que esconden el juego dependiendo de nuestras acciones a lo largo de la aventura principal. Rehacer las primeras horas del juego infinidad de veces será totalmente necesario si queremos fortalecer nuestro personajes de tal manera que seamos capaces de llegar a poder ver el final de esta pesadilla. Si Capcom se ha planteado portar este juego a Wii es porque se siente capaz de ello. Y el magnífico trabajo previo

con Resident Evil 4 les avala. Si dejamos de lado las primeras sensaciones, que si somos del todo sinceros, han sido frías. Y confiamos en su experiencia y buen hacer para darnos resultados que siempre han explotado las posibilidades de cada máquina para la que han trabajado, seguramente nos encontraremos con un juego muy a tener en cuenta en nuestra videoteca particular. mientras tanto sólo nos queda esperar al 2009, año en el que está previsto que llegue el juego a nuestro mercado. gonzalo mauleón

vale que lo que hemos visto hasta ahora del título no invita precisamente al optimismo. El original de x360 no se caracterizó por mostrarnos unos enemigos hiperdetallados ni unos entornos fotorrealistas, pero el peaje de pasar de este sistema a Wii puede ser un muro demasiado alto visto lo que nos han mostrado hasta ahora. Un número de enemigos en pantalla menor, un nivel de detalles realmente bajo y un trabajo de texturas y luces dignas de la anterior generación. Sin embargo algo nos hace pensar que todo eso lo olvidaremos una vez tengamos la versión definitiva en nuestras manos. Un Dead Rising con un acabado similar a Resident Evil 4 y la jugabilidad del mismo, es posible ya que la empresa que está detrás de su desarrollo así nos lo ha mostrado anteriormente.


laramonagordayfea