Page 1

s e v e u J

a c vo

l a n o i c


¡Solo faltas tú! Amigos del Jueves Vocacional, iniciamos el mes de mayo dedicado de manera especial al cultivo de la devoción a María Auxiliadora: Madre y Maestra de los jóvenes. Ella respondió Sí al llamado de Dios, con plena libertad dijo: “Hágase en mí según tu Palabra”. De igual forma estamos invitados a responder Sí al Señor y, además, renovar día tras día ese compromiso. Decir Sí al Señor implica que nos donemos plenamente a la misión que él nos confía. María es ejemplo de esta respuesta ya que no retuvo nada para si misma, sino que dono toda su voluntad, libertad y su ser a ser la Madre del Señor. Cada día el Señor nos pide que renovemos nuestra entrega total a Él, de tal forma que la vida cotidiana sea el escenario en donde adquiere vitalidad el compromiso. La vocación es don, tarea y compromiso: don recibido de Dios, tarea que debemos vivir y compromiso que nos lanza al servicio a los demás. ¡Feliz mes de mayo!


1 Que no se nos olvide...

La siguiente Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Panamá, tendrá por lema: “Hágase en mí según tu Palabra”. La JMJ es un encuentro de jóve-nes de todo el mundo con el Papa, en un ambiente festivo, religioso y cultural, que muestra el dinamismo de la Iglesia y da testimonio de la actualidad del men-saje del Jesús. “Es mucho más que un acontecimiento. Es un tiempo de profunda renovación espiritual, de cuyos frutos se beneficia toda la sociedad” (Benedicto XVI). Un medio extraordinario de evangelización para fortalecer la pastoral juvenil.

1


2 Escuchando al Señor Del santo Evangelio según san Lucas 1, 26-38 «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, lla-mada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has ha-llado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísi-mo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin». María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios». Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel dejándola se fue.

Reflexionemos

¿Qué dice y qué me dice en proceso discernimiento vocacional en miras a la conversión fraterna, pastoral y vocacional?


3

Te regalo un cuento

(Apoyo para los buenos días vocacionales)

Los tres rollos San Juan Bosco necesitaba construir una Iglesia en honor a María Auxiliadora, pero no tenía nada de dinero. Se lanzó, pero las deudas también se lanzaron sobre él. Para conseguir dinero en un momento en que no podía retrasar más los pagos, un día le dijo a la Virgen: ¡Madre mía! Yo he hecho tantas veces lo que tú me has pedido… ¿Consentirás en hacer hoy lo que yo te voy a pedir? Con la sensación de que la Virgen se ha puesto en sus manos, don Bosco pene-tra en el palacio de un enfermo que tenía bastante dinero pero que también era bastante tacaño. Este enfermo, que hace tres años vive crucificado por los dolo-res y no podía siquiera moverse de la cama, al ver a don Bosco le dijo: Si yo pudiera sentirme aliviado, haría algo por usted. - «Muchas gracias; su deseo llega en el momento oportuno; necesito precisa-mente ahora tres mil liras.» - «Está bien; obténgame siquiera un alivio, y a fin de año se las daré.» - «Es que yo las necesito ahora mismo.» El enfermo cambia con mucho dolor de postura, y mirando fijamente a don Bosco, le dice:


1

- «¿Ahora? Tendría que salir, ir yo mismo al Banco Nacional, negociar unas cé-dulas ¡ya ve!, es imposible.» - «No, señor, es muy posible replica don Bosco mirando su reloj. Son las dos de la tarde… Levántese, vístase y vamos allá dando gracias a María Auxiliadora.» - «¡Este hombre está chiflado! Protesta el viejo entre las cobijas. Hace tres años que no me muevo en la cama sin dar gritos de dolor, ¿y usted dice que me levan-te? ¡Imposible!» - «Imposible para usted, pero no para Dios… ¡Ánimo! Haga la prueba.» Al rumor de las voces han acudido varios parientes, la habitación está llena. To-dos piensan de don Bosco lo mismo que el enfermo: que está chiflado. - «Traigan la ropa del señor, que va a vestirse dice don Bosco, y hagan preparar el coche, porque va a salir. Entretanto, nosotros recemos. Llega el médico.» - «¿Qué imprudencia está por cometer señor mío?» Pero ya el enfermo no escuchaba más que a don Bosco; se arroja de la cama y empieza a vestirse solo, y solo, ante los ojos maravillados de sus parientes, sale de la habitación y baja las escaleras y sube al coche. Detrás de él, don Bosco. - «¡Cochero, al Banco Nacional! Ya la gente no se acuerda de él: llevaba tres años sin salir a la calle. Vende sus cédulas y entrega a don Bosco sus tres mil liras.»


4

Nota de Actualidad El Papa Francisco recientemente ha publicado un libro llamado “Dios es joven”. La esperanza, según el Papa, está en los jóvenes y los ancianos. Los primeros son profetas y los segundos, soñadores. Por ello ambas generaciones se entien-den también. El anciano se llena de la energía y creatividad del joven y el joven se llena de la sabiduría y la experiencia de vida del anciano. A esto el Papa le llama la “revolución de la ternura”. Entonces ¿por qué querer ocultar las arrugas o las canas que comienzan a aparecer con el paso de los años? Es la pregunta que hace Francisco a la generación adulta que en ocasiones se siente “rival” de los jóvenes. Especialmente ahora cuando la aparición de las nuevas tecnologías hace que por primera vez los jóvenes se sientan más expertos en muchos cam-pos que los adultos. Que busquen primero “preguntar algo a Google" que a una persona mayor experta. La solución para el adulto no está en ser un eterno ado-lescente ni en competir para ver quién es mejor sino en llenar de juventud los años que se van acumulando y también haciéndose notar. Un libro que vale la pena leer, un análisis de la realidad que trae una gran esperanza porque, según el Papa “los jóvenes están hechos de la misma pasta que Dios”.

PARA MÁS INFORMACIÓN vocacional@sdbcob.org - Celular: 312 426 7170 Diseño: Oficina de Comunicación COB - Imágenes: freepik.com

Jueves Vocacional Mayo 2018 - COB  

boletín vocacional, Inspectoría San Pedro Claver de Bogotá

Jueves Vocacional Mayo 2018 - COB  

boletín vocacional, Inspectoría San Pedro Claver de Bogotá

Advertisement