Page 1

s e v e u J

a c o v

l a n o ci


o z ar

M

Por Édgar Enrique Velásquez Camelo SDB Equipo Pastoral Juvenil – Vocacional - COB

SALUDO VOCACIONAL Hola queridos amigos del “Jueves Vocacional”. Cada mes tendremos un espacio para reflexionar acerca del don de la vocación bajo una forma específica de vida pero al estilo salesiano. En este mes les proponemos reflexionar acerca de la importancia de la Palabra de Dios en la vida del creyente. El Capitulo General 27 (CG27) de los Salesianos de Don Bosco nos recuerda en el numeral 64, que para ser místicos en el Espíritu es necesario abrir nuestro corazón a la experiencia de Dios, que se manifiesta en su Palabra que es fuente de vida y su sentido. Es fuente de vida porque alienta a seguir en ese camino de crecimiento perso-

nal; y de sentido de vida, porque va guiando y capacitando a la persona para asumir la voluntad de Dios como camino de salvación. Es imprescindible mantener siempre abiertos nuestros corazones a la experiencia vital de la Palabra de Dios. Que este mes de marzo en el cual empezamos el tiempo de la Cuaresma, sea la oportunidad para que, atentos a lo que Dios nos pide en su Palabra, emprendamos caminos de arrepentimiento, conversión y transformación personal con miras a la radicalidad evangélica en el seguimiento de Cristo.

¡Sólo faltas tú!


Que no se nos olvide ... ¡Porque soy capaz, vivo la Cuaresma con alegría y con sed viva de santidad! En el mes de marzo iniciamos uno de los tiempos fuertes del año litúrgico de la Iglesia: La Cuaresma. Es tiempo de preparación para la Pascua ¿Cómo vivir este tiempo litúrgico al estilo salesiano? Se puede y se debe vivir fortaleciendo el sentido de la apertura como una actitud fundamental de la vida cristiana: apertura a la Palabra de Dios, apertura a la Comunidad y apertura a los jóvenes: viviendo la experiencia de la zarza ardiente, como nos dice el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime. En primer lugar, apertura a la Palabra de Dios que nos incentiva a vivir el camino de santidad que recorremos progresivamente. Es el camino de la conversión del cristiano que nace de un profundo encuentro con Dios en su Palabra que nos interpela en la cotidianidad. En segundo lugar, apertura a la comunidad, por ejemplo practicando la corrección fraterna como momento especial en el que nos unimos al hermano de manera personal para ayudarlo a ser mejor hijo de Dios. La Cuaresma nos ayuda a participar activamente en la comunidad, en ese deseo vivo de radicalidad evangélica. Y por último, la apertura a los jóvenes: nuestra vida de fe tiene que evidenciarse en algún apostolado, que salesianamente privilegia a la juventud. Qué bueno es favorecer espacios de encuentro con los jóvenes en los que puedan celebrar los sacramentos, especialmente la reconciliación.


Del santo Evangelio según san Mateo 7, 21-27

Dichoso el hombre prudente que construyó su casa sobre la roca No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina.

Reflexionemos: ¿Qué dice y qué me hace decir la palabra de Dios?


(Apoyo para los buenos días vocacionales)

El saco de carbón

el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver cómo quedó.

Un día un joven entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto. Su padre lo llamó y El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar Jaimito le siguió, diciendo en forma irritada: los carbones pero, como el tendedero estaba lejos, – Papá, ¡te juro que tengo mucha rabia! Un compa- pocos de ellos acertaron la camisa. ñero del colegio no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo. ¡Tengo Cuando el padre regresó, le preguntó: ganas de golpearlo! – Hijo, cuéntame, ¿qué tal te sientes? Su padre, un hombre sencillo y lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo, quien continuaba contando lo que le había sucedido: – Imagínate que el estúpido de mi compañero me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso! Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela. El padre, mientras escuchaba, se dirigió hacia el garaje de la casa. De una esquina tomó un saco lleno de carbón y lo llevó hasta el final del jardín. Miró a su hijo a los ojos y le propuso: –¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él. Anda, tírale todo Tomado de: www.tengoseddeti.org/apuntes-del-camino/el-saco-de-carbon

– Muy cansado, pero alegre. ¡Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa! El padre tomó al niño de la mano y lo condujo a la casa. – Ven conmigo, quiero mostrarte algo. Lo colocó frente a un espejo grande que le permitía ver todo su cuerpo… ¡Qué susto, estaba todo negro! ¡Sólo se le veían los dientes y los ojos! – Hijo, como pudiste observar, la camisa quedó un poco sucia pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. Así mismo sucede cuando le deseamos mal a otra persona. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros. Por más que queramos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos y deseos, los residuos y la suciedad siempre quedan en nosotros mismos.


t

No a de ac ualidad ¡Porque creo en Jesús, soy capaz!

En este año la Propuesta Pastoral tiene como lema: “Porque creo… soy capaz”. En este mes se centra de manera especial en la persona del Señor Jesús y la acción significativa es la reconcilia-ción. Ser capaz es darme cuenta que en mí hay toda una potencialidad grandiosa para el bien. Creer en Jesús me forma para vivir en la Iglesia y en la sociedad la reconciliación: como camino seguro para la construcción de la paz. Dejemos que el ambiente de la pastoral nos motive a ser gestores de unidad en Jesús. San Agustín nos recuerda diciendo: “Da lo que mandas y manda lo que quieras” (Confesiones). Esta firme convicción sigue vigente hoy, porque es el mismo Dios el que nos involucra en la capacidad para creer en Jesús, aceptar su evangelio y vivirlo al estilo salesiano. ¿Y tú de qué eres capaz?

Actividad Vocacional Del 16 al 19 de marzo se va a realizar el primer encuentro vocacional 2017 para estudiantes de grado décimo. Exhortamos a las comunidades locales a hacer la propuesta explicita vocacional, a los jóvenes, a seguir a Cristo como Salesianos de Don Bosco y a participar en este encuentro. Joven lector del “Jueves Vocacional” ¡Anímate a vivir la pasión por Cristo en la vida religiosa salesiana! Cristo no nos quita nada y nos da todo (Papa Francisco) para que tengamos vida en abundancia.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

vocacional@sdbcob.org - Cel: 310 854 7704

Jueves Vocacional Marzo - COB  

Boletín Vocacional

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you