Page 1

s e v e u J

a c vo

l a n o i c


e r b iem

v o N

SALUDO VOCACIONAL

¡Sólo faltas tú!

Hola estimados amigos y amigas del Jueves Vocacional Inspectorial. Durante este año hemos reflexionado, desde el servicio de animación vocacional, sobre la PRIMACÍA DE DIOS como un elemento constituyente de la identidad cristiana del salesiano consagrado. En el mes de noviembre, ad portas de terminar el año 2017, queremos motivar a las comunidades educativo-pastorales que aprecien lo que significa la Palabra de Dios para la vida del creyente. Podemos afirmar que el cristiano es aquel que comprende su vida y su identidad en los textos de su fe. Una forma para orar la Palabra de Dios es la Lectio Divina que, en resumidas cuentas, responde a 4 preguntas que nos ayudan a profundizar el texto bíblico: ¿Qué dice el texto? ¿Qué me dice el texto? ¿Qué le digo al texto? ¿A qué me compromete el texto? Estas cuatro preguntas, como un único movimiento, ayudan a escudriñar a Dios que se hace Palabra para el hombre, en la que Dios se comunica Palabra y se traduce en caridad.


Que no se nos olvide ... La propuesta pastoral de la Colombia Salesiana se desarrolló con el lema «Porque Creo… Soy capaz». No se nos puede olvidar que en esta frase se compendia una profunda convicción salesiana: en la fe en «algo» florece la capacidad. Nuestra fe está puesta en el Señor Jesús, Él nos capacita para enfrentar los retos de un mundo que deja de lado la felicidad por ir detrás de lo aparente y efímero. Soy capaz de llevar una vida auténtica porque creo en Jesús; la fe en el Señor no es estática sino dinámica, es decir, creer involucra necesariamente un estilo de vida. Que al finalizar este año nos quede claro que a la base de la capacidad está la fe en Dios que es fuente de todo don.


Lectura del profeta Isaías 55, 10-11

«La palabra que sale de mis labios no vuelve a mí sin producir efecto.» 10 «Así como la lluvia y la nieve bajan del cielo, y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, y producen la semilla para sembrar y el pan para comer, 11 así también la Palabra que sale de mis labios no vuelve a mí sin producir efecto, sino que hace lo que yo quiero y cumple la orden que le doy.

Reflexionemos:

Palabra de Dios

¿Qué dice y qué me hace decir la palabra de Dios?


(Apoyo para los buenos días vocacionales)

El Sistema Solar

En alguna ocasión se suscitó una fuerte discusión entre dos amigos, uno creyente en la existencia de Dios y el otro absolutamente incrédulo y ateo. Después de una larga y bizantina discusión, se separaron muy molestos. El creyente, con el deseo de convencer a su amigo, construyó en una habitación de su casa un planetario, al cual, le invirtió mucho tiempo y dinero para simular el universo en movimiento, en el cual aparecía el sol, los planetas, música sideral, cometas, etc. Lo realizó con tanto cuidado y esmero que cuando uno entraba a esa habitación se sentía flotar en el espacio. Invitó a visitarlo a su amigo ateo, y cuando este último, sorprendido, le preguntó al constructor quien había realizado tan magnífica obra maestra, el creyente le contestó: "Nadie", a lo cual, por supuesto el otro reclamo: "Oye, ¡no soy tonto! Esto lo debe haber hecho alguien, no creo que se haya hecho solo". El creyente lo sacó de la habitación y, como era de noche lo llevó al jardín de su casa y le dijo: "Mira, observa el firmamento, las estrellas, la perfecta armonía de las fuerzas en movimiento. Sabes, -le dijo finalmente-, toda esta maravilla nadie la hizo". En ese momento el ateo comprendió que existía Dios.


t

No a de ac ualidad Aguinaldo 2018 “Señor dame de esa agua” (Jn 4, 15) CULTIVEMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR El Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco, Don Ángel Fernández Artime, ya comunicó el tema del Aguinaldo 2018 que va en sintonía con el Sínodo “Jóvenes fe y discernimiento vocacional”. Sea esta la oportunidad para reconocer la importancia de la capacidad de escucha y el acompañamiento como dos procesos que motivan el discernimiento vocacional. El Salesiano está llamado para ser entre los jóvenes «signo y testimonio del amor de Dios»; hace esto evidente en gestos sencillos y cotidianos como lo son la escucha y el acompañamiento. El agua que da el Señor nos sacia la sed de autenticidad, de verdad y nuestra identidad. Cultivar estas capacidades implica cuidado, esmero y práctica. Que con esta exhortación nos motivemos a ser más de los jóvenes y seamos para ellos, como lo fue Don Bosco, Padres, Maestros y Amigos.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

vocacional@sdbcob.org - Cel: 310 854 7704

DISEÑO: Oficina de Comunicación COB - Imágenes: freepik.com

Jueves Vocacional Noviembre- COB  

Boletín Vocacional

Jueves Vocacional Noviembre- COB  

Boletín Vocacional

Advertisement