Page 1

No. 5 Editorial La tradición popular indica que cuando una Aurora canta, esto es interpretado como augurio. Un presagio de hechos desafortunados. A lo largo y ancho de latinoamerica está muy arraigada esta creencia, así como otras supersticiones de índole sobrenatural. Pero, en ralación a tan bellas aves, emparentadas con los búhos y las lechuzas (que también gozan de maledicencia popular, en el mismo sentido que las mencionadas al principio), se dice que son mensajeras de muerte, y ante lo cual no queda más que invocar el nombre de Dios y santiguarse, algunas personas extremas (en eso de no escatimar esfuerzo) también suelen regar agua bendita y reprender al pobrecillo animal. Estas historias, no son exclusivas de latinoamericanos, por cierto, herederos de un sincretismo sin igual, lo que le da matices varios a estas singulares historias; pero, veamos como en muchos otros pueblos también se tiene a la lechuza, por ejemplo, como augurio de muerte, “sobre el estanque vuela un pájaro. Lentamente y sin desviarse (...) Windisch lo sigue con la mirada. ¡Una lechuza!, dice el guardían nocturno. Y se lleva la mano a la boca. Hace tres noches que veo luz en la casa de la vieja Kroner. No puede morirse, dice, la lechuza aún no se ha posado en ningún techo”. Nótese como describe tan vivaz experiencia y dramática visión de los signos, Herta Müller, en la novela El hombre es un gran faisán en el mundo. A mi abuela (dice mamá) enfermó y mató, la impresión que le causó, cuando una tarde/noche, una lechuza se escabulló por la ventana de la cocina y azotó sus alas a los pies de mi abuela. Espíritus malignos, formas que toman las y los brujos y curanderos cuando hacen sus maldades. Estas transformaciones de humano-animal, animal-humano tienen matices míticos de los nativos mesoamericanos; para estos, todos nacemos con

HOLDEN fanzine cultural

un espíritu protector (algo así como un ángel guardian), el cual tiene su representación en un animal. Los nativos le llaman nahuales, los cuales guardan relación con los días del calendario maya. Miguel Ángel Asturias deja constancia de esto en su novela Hombres de maíz, cuando Nicho Aquino, el correo, cambia su forma humana por el de su nahual que es un coyote, y así Nicho Aquino/coyote deambula por los cerros en busca de su mujer, la María Tecún. Y cuando un cazador mata al coyote que no es coyote, también muere Nicho Aquino, y esto porque Nicho y el coyote que son dos seres, pero a la vez son uno mismo. Retomando a los augurios, cabe destacar el sincretismo que los sustenta, por un lado están las superticiones procedentes de la conquista, y por el otro tenemos las historias míticas del Popol Wuj, que hasta nuestros días sobreviven en el imaginario colectivo.

(Las auroras son endémicas de la región centro y sudamericana; aves de caza nocturna, aunque también se les puede ver cazando por la mañana o tarde) El Popol Wuj recoge la historia de cómo los señores de Xibalbá Jun Kame Wuqub Kame, jueces supremos y que tenían como oficio enfermar la sangre de la gente, enviaron a sus mensajeros (cuatro eran estos), les dijeron a los tecolotes -vayan ustedes guardianes de la estera, vayan a ordenarle a Jun Junajpu y Wuqub Junajpu. Díganles cuando lleguen a ellos: que vengan, mandan a decirles

los Señores. (...) Cuando salieron de Xibalbá de inmediato llegaron al campo de juego, jugaban allí Jun Junajpu y Wuqub Junajpu en ese campo de pelota. Se pararon los tecolotes a la orilla del campo para emitir su mensaje. El mensaje de los Señores de Xibalbá fue emitido por los tecolotes. Es así como los señores de Xibalbá anuncian la decapitación de Jun Junajpu, padre de los gemelos héroes del Popol Wuj, y da vida al mito y posterior creencia de que las auroras, búhos, tecolotes y lechuzas, con su ulular están presagiando la muerte de una familiar o conocido cercano. Movimiento Asturias La pecadora

Una madre pasa el día con su esposo y su hijo en la playa, descansan en la arena y observan a la gente que está a su alrededor. En un momento determinado, Cora, la madre, se levanta y se dirige alterada hacia un hombre que está frente a ellos, lo apuñala varias veces y el hombre muere. Nadie sabe por qué lo hizo, ni siquiera ella. Basada en la novela homónima de Petra Hammesfahr, La Pecadora es una serie adictiva de la cual no se sale ileso, no por la complejidad de su narrativa, sino por la fuerza de los acontecimientos. Cada capítulo me ha dejado un nudo en el pecho, la angustia de saber por qué lo hizo y los detalles que se van descubriendo poco a poco, consiguen que se genere una poderosa empatía con la protagonista. No está catalogada exactamente como una serie feminista, pero parece serlo, ya que en varias partes de la historia vemos cómo la estricta formación religiosa reprime las necesidades más básicas de

Esquipulas, enero 2018 las mujeres, las llena de inseguridades y las hace vivir sintiéndose culpables por ser seres humanos. Además, como no podía ser de otra manera, nos muestra las formas en las que los hombres nos solemos aprovechar de esa formación. Jiménez Suchité ¡Huye inútil! ¡Vamos! Húndete en el vacío, pierde la cabeza, arráncate el corazón y las entrañas.// Si vas a quejarte de que la vida es una vil mierda, comete suicidio;/ si crees que el mundo dejará de esa mierda, comete suicidio;/ si como muchos crees que algún día serás mejor que antes, comete suicidio;/ si hablas por hablar olvidando tus acciones, comete suicidio;/ si sigues por allí de tonto creyendo en las personas, comete suicidio;/ si luego de confiar te quejas de las traiciones, comete suicidio;/ si crees que dios te quitará todas tus penas, comete suicidio;/ si dices que eres la consecuencia de las circunstancias, comete suicidio;/ si envidias el éxito de otros porque eres mediocre, ¡anda! Suicídate;/ si nunca has defendido tu derecho a callar bocas, córtate las venas;/ si te rindes siempre que las cosas se ponen un tanto difíciles, ve y tírate de cabeza;/ si te arrepientes de tus decisiones, das asco, huye inútil.// Manuel de León El robo más hermoso Le robo un beso al pudor y me encuentro culpable;/ la oscuridad me regala una sonrisa y me sonrojo/ tu imagen guía mis pasos torpes y hago un esfuerzo/ tu recuerdo trata de consolar este dolor pero no sana mis heridas.// Te robaré un beso imaginativo y sellaré este noble sentimiento;/ deja que mi alma encuentre la paz en el calor de tu vientre ardiente/ y la maravillosa sensación de tus manos sobre mi rostro/ que el viento no podrá borrar jamás.// Me dejaré llevar por el susurro de tus gestos/ déjame posar mi mano sobre tu espalda tibia.// Y a ti ¿Quién te dijo que me dejaste solo?/ si con todas sensaciones ya no hay espacio... para mi funesta soledad.// Selvin Pérez Hernández

Bera López . Jiménez Suchité . Henry Guzmán . Gerson Chinchilla Portillo


HOLDEN - Esquipulas, enero 2018

2

Nota Suicida No pido más en esta desolada noche/ a veces con mucha compañía y sentirme en soledad/ con alardes de alegría y arranques de humildad/ todo, para encajar en la sociedad// me he permitido vivir, lo que he querido o podido/ lo que algún día soñé y no logré, eso, perturba mi mente/ fingir ser alguien y a la vez no ser nada/ recordándome que fallé// con los paradigmas de la vida, de un promedio/ salir de la pobreza sin remedio/ quedarme estancado, varado, sin rumbo aparente/ y a la vez, con una meta inconclusa o confusa// el no saber lo que quería y desconocer lo que podía/ pero con apariencia de grandeza y también de sutileza/ me voy ignorante de este mundo/ me voy como un loco más// dirán que no pude soportar la presión, quizá era mucha la exigencia/ quizá ya no pude soportar la apariencia, de ser alguien, en este pueblo/ que devora cual cuervo, a su presa/ me marcho y sin alguna respuesta. C.R. Miguel Post-it Tomamos pequeñas notas para remediar el olvido, post-it se acumulan en las persianas, en la pasta de los libros, sobre las mismas agendas. Remediar cuando nos falla la memoria. Cuando estamos olvidándonos nosotros, de los otros, de las cosas, de todo. Gerson Chinchilla En 2017 se conmemoró 100 años del nacimiento de una de las más grandes folcloristas de América Latina, Violeta Parra. Nacida en el seno de una famila de artistas, desde pequeña se vio rodeada de música. Además de compositora, dedico su vida a recopilar el acervo musical chileno. Gracias a la vida, de sus más célebres composiciones.

/MovimientoAsturias

Identidad y contradicción Latinoamérica existe, pero tiene tantas tensiones y tentáculos que por lo general sólo puede ser avistada desde el extranjero, el exilio o el más completo asombro. Latinoamérica no existe, pero acaso le convendría existir, al menos como horizonte imaginario, como fuerza histórica, como grupo de resistencia. Latinoamérica existe pero lucha contra sí misma, contra su tradición autolesiva, sus líderes que siguen a sus élites, sus élites que son verdaderos gobiernos, e incluso —por desgracia— también contra su gente, que a menudo sale corriendo en dirección opuesta a la salida. Latinoamérica no existe porque es una casa que vigila por separado cada una de las tejas, en lugar de entregarse a la invención del techo que podría albergar todas sus cabezas y multiplicarlas. Latinoamérica existe porque de cada pedazo hace familia, de cada fisura frontera, de cada pérdida una memoria común. Latinoamérica sigue existiendo en el hábito de sus leyendas, en el bochinche de sus esquinas, en las maneras de sus pentagramas, en la sintaxis respondona de sus libros. Latinoamérica jamás existirá (...) Andrés Neuman Fracciones 1. El minuto veinte reventó, reventó también la calle, las manos, reventó la metralla, reventaron los gritos, la sirena de las ambulancias, de la policía; reventó el hospital, los camposantos. Después de hoy no habrá más confianza. 2. Erguido, con la metralla al hombro, azadón con cabo de guayabo, es el mismo sin pies, abollado. Son arrugas desvelos, son manos cortadas por el viento, canas de sol y luna. Es dios en su pedacito de tierra. 3. Ahora unas manos libres dicen que mueren de nostalgia, se agitan en el pecho las auroras, astros bienhechores de la oscuridad. Se agitan bestias receptoras, sinapsis. 4. Médico de medio tiempo, estetoscopio y bajalenguas, recetas múltiples y un ligero tufillo a muerte y soledad dis-

movimientoasturias@gmail.com

frazado de antisépticos. Antibacterianos, insumos esterilizados. Mejor sería una dosis de buen humor. 5. Estaba pensando en un buen nombre para una novela; sí, ya sé, yo no escribo novela, pero eso no me impide elucubrar títulos, después de todo, la imaginación no está gravada. Así llamaría una novela, con todo y puntos, pero para qué se las voy a spoileriar. 6. La otra noche leía una novela de un sudamericano, no sé qué tan compleja, no soy buena haciendo ese tiempo de apreciasiones, pero me resultó muy interesante cómo dos tipos que se dicen de una profesión muy humana (eso se supone del sacerdocio), tuvieran entre manos acabar con toda una plaga de palomas. El asunto es que se ajustició a un centenar de estos ovíparos. 7. Hablando de que no siempre está a la mano lo que se busca, cuando uno busca con tanto ahínco. El otro día encontré entre unas hojas de prensa el billete de cincuenta que había perdido. Acusé a medio mundo, en casa, de haber sustraído tal reliquia de mi colección numismática. 8. Vamos a contar sueños después de desvelarnos. Estos aparecen al siguiente segundo después de pegar un ojo, o los dos. Sueño que estoy al borde de un abismo, y que repentinamente estoy cayendo y cayendo y cayendo, hasta que despierto, veo el reloj y son las ocho menos cuarto. Otra vez voy a llegar tarde al trabajo. 9. Tengo varios amigos que se dicen artistas, bueno, ellos, yo no sé nada. 10. Camino a casa me topé con unos asaltantes. Estos tipos son algo extraños para ser malhechores. No estaban escondidos, como tampoco intentaban disimular, a plena luz y vista de todos sacaban de sus víctimas hojas sueltas de novelas mal habidas. 11. Teresa es la vecina quisquillosa del edificio Ángel (sí, el mismo de la esquina entre la sexta y once calle). Resulta que el otro día me la topé en el bus y me pidió prestado un quetzal para ajustar el pasaje, y no es que importe tanto, pero vamos, luego de ese día no me volvió a hablar. 12. En casa parece que soy una

especie de esclava para todos, es como si mi único fin en la vida es atender las necesidades de mi padre, hermanos, esposo e hijos; y no es que diga que sea malo atender las necesidades de las personas, pero qué cuero, que porque soy la mujer de la casa. 13. Hace un tiempo que dejé el hábito de la lectura; de hecho, estoy en proceso general de abandonar hábitos, resulta insoportable ir por ahí repitiendo y repitiendo una misma actividad. Así que disculparán ustedes lo pedestre que resulten algunas de mis ideas, pero también me ha cansado pensar. 14. Ella nunca pintó vaginas, no sean enfermos, ella pintó flores... estériles, fecundas, hermafroditas, de un día, perennes. Flores, solamente flores. 15. El calendario ya marca quince días, oscuros, sospechosos de algún incidente. Claro, los días. 16. Hace una semana encontré un ejemplar de poesía (así se autonombra), el caso es que al tipo le ganó el ego. Espero se haya dado cuenta de lo asqueroso que resulta su libro. 17. A una de mis vecinas la visitan muy seguido los antropólogos. Dicen que es objeta de estudios. 18. Creo que mi sentido de ubicación resulta confundido cuando se trata de encontrar direcciones. Menos mal que he leído a José María Panero. 19. Me penetraba su aroma, su yo infinito y mustio. Yo no alcanzaba a escucharlo, su decir era quedito, suspiro nomás, una de esas personas que se somete al otoño, y jamás se suelta. 20. Cuando volví de México sentí que había desperdiciado mi vida, y no por el tiempo de haber estado allá, sino que aquí nada había cambiado. Todo intento promediaba en desastre, todo intento de hacer; aquí la gente está acostumbrada a nada y a todo, acostumbrada a las tv novelas y el escándalo desaforado de, lo que parece ser, competencia de motocicletas. En fin, que no quiero abusar de este espacio gentil que se me ha confida. Hasta una próxima. Francisca Sales

Holden -fanzine cultural-  
Holden -fanzine cultural-  
Advertisement