Page 10

Marzo 2014

Diputados en Movimiento ACUERDO APROBADO PRESENTADO POR EL GRUPO PARLAMENTARIO DE MOVIMIENTO CIUDADANO ÚNICO. El Congreso del Estado de Baja California respetuosamente hace un exhorto al Gobernador del Estado para que, en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución local, promueva ante el Ejecutivo Federal la suscripción de un Convenio con el Fondo Nacional de Turismo, FONATUR, por medio del cual se establezcan las bases de apoyo y, en su caso, transferencia de recursos presupuestales a los gobiernos municipales del Estado para la rehabilitación y remodelación del Centro Histórico de cada cabecera municipal. Dado en Mexicali, Baja California, en el Salón de Sesiones “Lic. Benito Juárez García” del Congreso del Estado de Baja California, a los 13 días del mes de febrero de 2014.

CONSIDERACIONES A diferencia de la mayoría de las ciudades del país, sobre todo de aquellas que tienen un rico pasado colonial, Baja California ha forjado una identidad propia a partir de una divergencia evidente en el proceso tradicional de crecimiento y desarrollo de ciudades como Puebla, Morelia, Guanajuato, Querétaro y la misma Ciudad de México, entre otras. En estas metrópolis es fácilmente identificable el espacio reconocido como centro histórico, en virtud de que existe un área en la que, durante un largo tiempo se concentraron y cohabitaron el poder político, el poder económico y de manera destacada el poder religioso. representa un centro histórico. El concepto de Centro Histórico es relativamente nuevo, y se entiende como un complejo espacio de ciudad en el que conviven una multiplicidad de factores cuya diversidad enriquece su vida urbana. En esta área se facilita la comunicación y la interacción entre los habitantes de la ciudad en relación a las actividades que allí se desarrollan: residenciales, comerciales, sociales y/o recreativas.

Cada una de las cabeceras municipales concentra su propia historia; cuenta con una zona plenamente identificada por sus habitantes en la que se concentra su patrimonio histórico; es el sitio que da testimonio de la convivencia y la interrelación de sus pobladores; es la parte de la ciudad en la que se conjugan símbolos, tradiciones, costumbres y hábitos que, con el paso de los años, han adquirido una significación cultural y forjado su propia identidad.

Pero estos Centros Históricos también se identifican como espacios urbanos complejos y frágiles de la ciudad, pues comparten una contradicción fundamental al contener los más altos valores simbólicos de la identidad municipal a la vez que albergan una pronunciada degradación física y social; actúan como reflejo del panorama de pobreza que priva en cada ciudad, y registran un preocupante riesgo de un incremento exponencial de signos de violencia y marginalidad. Mexicali, Tijuana, Ensenada, Playas de Rosarito y Ensenada pueden y deben hacer de su Centro Histórico un territorio de innovación asociado al concepto de originalidad, creatividad o a la mejora de algo que hasta el momento no ha tenido variación o se ha mantenido sin alteraciones sustanciales en el tiempo. Los Ayuntamientos han emprendido desde hace años esfuerzos significativos para atender y rescatar esos espacios urbanos en donde se concentra su patrimonio cultural, sus símbolos y donde interactúa su población; es decir, el lugar en el que se reconoce su identidad. En efecto, el Ayuntamiento de Mexicali, en agosto de 2005 sometió a consulta, tanto de las dependencias e instituciones públicas federales, estatales y municipales, así como de la comunidad en general, la Declaratoria de Destino de Conservación del Centro Histórico de Mexicali, Baja California, a efecto de recabar las experiencias, ideas, propuestas y demandas de los distintos sectores de la colectividad interesados en procurar la conservación del patrimonio cultural. En este contexto, la pasada administración municipal de Mexicali hizo una inversión de 19 millones

de pesos para un proyecto de recuperación del Centro Histórico; no obstante, además de la insuficiencia de los recursos destinados a este proyecto, prevaleció más un interés de mejorar la imagen pública de la autoridad municipal, que un resultado tangible de mejora urbana y de beneficio de los sectores que interactúan en ese espacio y de la propia población. En el mismo sentido, de acuerdo con versiones de prensa: “Frente a la demanda del comercio instalado y sin haber realizado un estudio de factibilidad, el gobierno municipal del XIX Ayuntamiento [de Tijuana], al decretar la creación del Centro Histórico, trató de imitar las experiencias que se han desarrollado en otras ciudades del país, como la de la ciudad de México donde el Gobierno logró, con la participación de los empresarios aglutinados en un comité creado exprofeso, concretar un acuerdo para la creación del Centro Histórico de la ciudad, rescatando edificios históricos y remodelando aquellos que se encontraban deteriorados. La diferencia es que en Tijuana no se formó ningún comité, ni se han desarrollado obras de remodelación de los edificios, lo único que se hizo fue cementar las calles y avenidas y construir una plaza frente a la Catedral.”

atractivo importante para el turismo nacional y extranjero”. Tecate cuenta con la denominación de Pueblo Mágico, como justo reconocimiento a su riqueza cultural, a su pasado indígena, al legado colonial español y a tradiciones seculares que le han creado una identidad propia. Playas de Rosarito, a pocos años de constituirse como municipio, registra un acelerado crecimiento demográfico y económico. Su gran desarrollo se evidencia con su moderno Centro Cívico, el Centro Municipal de Arte y Cultura, así como un gran potencial turístico. Se han emitido Declaratorias oficiales, se ha obtenido el reconocimiento, tanto nacional como internacional, de la riqueza cultural, artística y patrimonial con que cuenta cada cabecera municipal. Sin embargo, más allá de calificar intenciones o propósitos particulares o de grupo, es menester reconocer que es indispensable contar con una visión integral para rescatar y rehabilitar los Centros Históricos de cada municipio de la entidad.

Esta tarea corresponde, en primera instancia, a los propios gobiernos municipales, así como al gobierno estatal, pero debe de ser complementada con el apoyo del El 24 de septiembre de 2007, el gobierno federal. Esto, en razón XVIII Ayuntamiento Constitucional de que toda esa riqueza cultural, de Ensenada, emite la Declaratoria histórica y patrimonial no sólo de Centro Histórico de la Ciudad de pertenece a los bajacalifornianos, Ensenada, Baja California. Esta ciudad sino que también forma parte tiene los edificios más antiguos del importante del amplio mosaico Estado, tomando en cuenta que era cultural del país, y ha contribuido a la capital; su Centro Histórico puede la formación de nuestra identidad ser una joya muy atractiva para nacional. disfrute de los propios ensenadenses y bajacalifornianos, además de ser un

El Ciudadano BC Marzo 2014  

El Ciudadano BC en su edición No 07 Marzo 2014

El Ciudadano BC Marzo 2014  

El Ciudadano BC en su edición No 07 Marzo 2014

Advertisement