Page 1

Agosto de 2007 Buenos Aires, República Argentina Año 5 - número 56

Distribución gratuita ISSN: 1667-0566

Mercado, opiniones y tendencias de la industria veterinaria argentina Bienestar animal: Por Rodolfo Acerbi Una exigencia que beneficia a la producción nacional. Página 19.

Industria / Profesión: Colegio de Santa Cruz La tenencia responsable mejora la calidad de vida de las mascotas. Página 22.

Opinión: Ing. Jorge Winokur Relación entre la industria local, las certificaciones y los créditos. Páginas 4, 5 y 6.

El retorno de Boehringer a la región

Plan Ganadero Nacional

El Dr. Oscar González analiza el plan estratégico de la compañía y explica por qué la misma regreso al país. Página 14 y 15.

El cambio climático y la sanidad

¿Por qué ahora sí? El director nacional de Ganadería de la SAGPyA, Ing. Daniel Papotto, explica las diferencias entre esta nueva iniciativa y las anteriores. Además, detalla el rol que cumplirán tanto los profesionales, como la industria veterinaria en el componente “Más Terneros”. Páginas 10, 11 y 12.

Según un estudio, mejorando los índices reproductivos actuales se reduce la emisión de metano en un 35%. Páginas 20 y 21.


página 2 | Actualidad

Editorial

El dato del mes

Un muy buen motivo para festejar Muchas veces dejados de lado, en la actualidad los médicos veterinarios se encuentran frente a una importante posibilidad de reinsertarse en un debate que lleve a incrementar la productividad de los rodeos nacionales. Tantas veces desprestigiados, hoy los veterinarios comienzan a percibir cómo muchos de los objetivos productivos que el país se plantea a futuro están vinculados con su actividad. "Mejorar la sanidad del rodeo nacional es fundamental si queremos producir más terneros", nos comentaba hace algunas semanas el ingeniero agrónomo y director nacional de Ganadería de la SAGPyA, Daniel Papotto.

La visión de las autoridades es clara y esta vez parece estar orientada definitivamente a admitir que si bien en el país no hay presencia ni de fiebre aftosa, ni de BSE, sí hay problemas sanitarios. Y que estos mismos son, en muchos casos, los causantes del retraso en el crecimiento general de nuestra ganadería. Hoy se habla de sanidad. Y tan seriamente, que aquellos productores que reciban aportes no reintegrables a través del plan ganadero nacional, estarán obligados (más allá de que destinen los fondos para pasturas o infraestructura) a implementar un plan sanitario básico. El plan ganadero nacional parecería estar marcando un nuevo rumbo en cuanto

a la visión que se tuvo durante estos últimos años respecto de la profesión. Hoy la genética es muy buena y más allá que la alimentación continúa siendo clave, los planes provinciales basan sus acciones en el control de los reproductores, en la implementación del tacto y en el manejo de los rodeos. ¿Cuánto hace que los profesionales les plantean la necesidad de efectuar estas acciones? ¿Cuánto hace que no logran ser escuchados? Muchas veces saludados, hoy les deseamos un muy feliz día a todos los médicos veterinario que se sientan útiles para defender este nuevo escenario que parece estar surgiendo.

Staff

Director Luciano Esteban Aba (011) 15-5014-1296 redaccion@periodicomotivar.com.ar

Publicidad Laura Ares | (011) 4717-2153 publicidad@periodicomotivar.com.ar

Cartas de lectores lectores@periodicomotivar.com.ar Página Web www.periodicomotivar.com.ar

Diseño y fotografía Nicolás de la Fuente (011) 15-6131-9954 fotografia@periodicomotivar.com.ar

Impresión Artes Gráficas Integradas S.A. Fecha de cierre de esta edición: 27/07/2007.

1000 Son los millones de pesos que facturó en 2006 la industria de alimentos balanceados para mascotas en nuestro país. A pesar de esto y según directivos de la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal, aún se percibe un retraso cercano al 30% en cuanto a los montos facturados en los años previos a la devaluación de 2002.

MOTIVAR es una publicación propiedad de Asociación de ideas S.R.L., Monseñor Larumbe 1786, Martínez (B1640GYJ), Buenos Aires, Argentina.Tel/fax: (011) 4717-2153. Los artículos firmados no representan necesariamente la opinión de esta publicación, como así tampoco los contenidos vertidos en las publicidades. Los editores no asumen responsabilidad alguna por su contenido o autoría. Prohibida la reproducción total o parcial de todo material incluido en esta publicación sin previa autorización escrita de la editorial. ISSN: 1667-0566. Registro de propiedad intelectual N°: 561967


| pรกgina 3

Encuentre la informaciรณn mรกs actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 4 | Industria

El financiamiento de la calidad Opinión: por el Ing. Jorge Winokur. • Ingeniero Agrónomo, recibido en la UBA. • Cursó la Maestría de Estudios Rurales en Flacso y fue becario del Conicet durante 4 años. • Fundador y presidente de Vetanco S.A.

Existen distintas formas de aproximarse al problema del financiamiento empresario. Tanto el marco teórico, como el contexto económico o el objetivo buscado, condicionan el modo de hacerlo y proponen enfoques diferentes. Desde el marco teórico se puede discutir si los obstáculos macroeconómicos que interfieren con el desarrollo de un mercado de capitales maduro, o la decidida falta de intervención del Estado en la economía, son el problema. Tampoco es lo mismo transitar un ciclo económico positivo que “tener una espada pendiendo sobre nuestras empresas”. Y diferente sería también este artículo si el objetivo buscado apuntara a editorializar corporativamente, con el objetivo de aumentar o mejorar las escasas posibilidades actuales.

No existen diagnósticos ni propuestas únicas y objetivas para problemas de empresas que son heterogéneas y tienen diferentes objetivos, misiones y proyectos. Por eso esta nota, es netamente subjetiva. Herramientas de crédito disponibles No es mucho lo que hay; pero es más de lo que las empresas utilizan. • Desde el sector bancario, la prefinaciación de exportaciones no es una operatoria compleja ni demasiado demandante en cuanto a requisitos. Algo de trayectoria en el banco y estar ya operando en comercio exterior es suficiente. Quizá no es sencillo como ingreso al mundo del crédito, ni los plazos van más allá de cada una de las operaciones puntuales, pero es un medio dinámico. Si, además, alguna oficina de riesgo crediticio la avala (como la Cofase), el valor actual de dicha factura a plazo, es casi el nominal. De esta manera estaríamos dando crédito a nuestros clientes. Aquellos que tenemos como distribuidores a empresas similares, que se financian en gran medida con crédito de proveedores, podremos brindar a nuestros clientes el crédito que les permita com-

prarnos cantidades más racionales, para lograr mayor presencia en el mercado. • También el leasing de equipos es una herramienta accesible y que se otorga sin mayores inconvenientes. Es además necesaria porque aunque el mayor volumen de la inversión en gestión de calidad es el “know-how”, también hay un piso mínimo de tecnología, que en muchos casos habría que adquirir. • Existen también líneas privadas para proyectos de inversión más ambiciosos, incluyendo unidades industriales. • Finalmente están aquellos organismos que brindan créditos, préstamos y aportes, que en algunos casos son parcialmente no reembolsables. Los mismos se encuentran enmarcados dentro de la Sepyme, el Fontar, y otros organismos; muchos, direccionados específicamente a inversiones en modernización de procesos e implementación de normas de calidad. En los sitios Web de dichos organismos existe suficiente documentación y explicaciones para su seguimiento y acceso. También se cuenta con historial y ejemplos de aquellos que ya los han obtenido, donde veremos que muchos de los seleccionadas son empre-

sas como las nuestras, ni más complejas ni demasiado más organizadas. ¿Amerita la industria veterinaria estos recursos? Acordemos que los créditos disponibles no son muchos. Y ahora, en aquellos que el Fontar ha derivado a bancos para su administración, inclusive restan líneas bancarias. O sea, que lo que dan por un lado lo limitan por otro. Y también es verdad que no hay suficientes si toda industria postulase para ellos. Pero, lamentablemente, tampoco la industria los requiere. No éramos un abrumador número de colegas los que hacíamos fila cuando cerró el último Crédito Fiscal Fontar de 2007; ni hay secretario de Industria alguno apabullado por la abrumadora demanda de créditos para el mejoramiento o certificación que el sector solicita. ¿Son los laboratorios en general acreedores de estas herramientas? Vamos por partes. La documentación requerida para aplicar a un proyecto de investigación, certificación o desarrollo de productos o proyectos es sencilla. ¿Pero está la faz administrativa de la


Industria | página 5

solicitud hoy disponible en todas nuestras empresas de manera profesional y técnicamente sólida? Para empezar: ¿hay a mano un balance al día, auditado y auditable? Lamentablemente existen empresas que no cuentan con estas cuestiones en el formato en que lo exigen las buenas prácticas comerciales. Aunque impositivamente correctos, los mismos no están confeccionados con un buen nivel explicativo, ni acompañados de documentos complementarios, que integrados en una carpeta demuestren que detrás existe un Directorio comprometido con el negocio y manejando un proyecto sustentable en el largo plazo. En síntesis, todo aquello que nosotros pedimos y nos dan nuestros proveedores cuando nos ofrecen un negocio, una nueva molécula, un producto para distribuir o un equipo para comprar: un proyecto de negocios fiable, que resista escenarios y coyunturas. ¿Cuántos de estos proyectos además están acompañados por un juego de escenarios según las alternativas tecnológicas a las que se acceda, y con un horizonte de cinco años? Cuando se solicita un crédito para una llenadora automática, todo banco u or-

ganismo supone que ya ha sido analizado y se puede aportar el costo, la calidad y la tasa de retorno que esta inversión requiere. Y que se lo puede presentar, para mostrar que su repago es realizable. El problema de la falta de análisis de largo plazo no es la dificultad para convencer al banco, sino que existe la posibilidad de que un cambio tecnológico determinado sea económicamente negativo. ¿Cuántas de las empresas del sector cuentan, entonces, con proyecciones de negocios para presentar, con distintos grados de automatización, de escalas, de precios, y con distintos niveles de certificaciones, o escenarios productivos? ¿Cómo piensan aplicar para un crédito o convencer a un inversor? O más aún, ¿por qué no se han preguntado si el volumen de inversión necesaria no es tal que pueda ser recomendable salirse de la actividad antes de que sea tarde? Plantas nuevas o sitios de fabricación en parques industriales son proyectos para los que se puede intentar conseguir financiación con un cierto porcentaje de éxito y bajo formas asociativas creativas entre industrias. Quizá ya muchas empresas han invertido en sueldos de MBAs todos estos

años, y por ello estos conceptos son una pérdida de tiempo. Para el que aún no, pensar esto es una buena alternativa. Un profesional entre un grupo de empresas es un costo que vale la pena analizar y responde a muchos de los interrogantes planteados. Somos pocos los que hace años trabajamos con altos niveles de aseguramiento de calidad. No sé cuantos somos los que podemos mostrar más de 10 años de historial de control, aunque sea en cuadernos con cromatoramas recortados y pegados de cada uno de los lotes de cada producto e insumo que adquirieron. Arriesgo que es poco probable que aquellos que recién ahora, presionados por el Senasa, se embarcaron en el proyecto BPM (en buena hora), tengan una unidad de planificación interna trabajando en esta línea. Presumo que quien no tenía control de calidad trazable hace 10 años, no debe tener hoy ni profesional, ni consultor especializado trabajando (cuanto más no sea part-time) en proyectos de inversión. Para aquel que evalúa nuestras solicitudes, será difícil considerar estos casos como los sujetos de créditos más tentadores, si puede elegir.

Ningún banco o entidad solicita más información de la que cualquier accionista necesita conocer periódicamente para la toma de decisiones. Y no me refiero a entidades bancarias solamente. Me refiero a aquellos fondos que están a la búsqueda del mejor negocio posible, que pudiendo encontrar nichos de rentabilidad puntual y temporal en nuestras empresas, terminan en ideas menos rentable pero más transparentes. Somos nosotros quienes no sabemos “desenturbiar” nuestros negocios y quienes no llevamos proyectos adonde pueden anidar. Es paradójico. Declamamos la necesidad de que los ganaderos se hagan asesorar por profesionales veterinarios y les decimos cuál es el retorno de la inversión en sanidad; pero ¿somos capaces de imaginarnos soportando a un economista explicándonos cuál es la inversión por frasco que su salario implicaría y el retorno económico potencial del mismo? Hoy el tema es el aseguramiento de la calidad y los escasos medios con los que disponemos para llevar a cabo este proceso. Sin embargo, existen laboratorios que a han certificado las normas BPM. Esto es destacable para los que sabemos

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 6 | Industria

del esfuerzo y los méritos que ello implica, y los hace destino de nuestras felicitaciones y apoyo. Mientras, coexisten con aquellos que recién se están preguntando qué tipo de apoyo es factible. ¿Qué tipo de apoyo creemos que se necesita?: ¿el honorario de un consultor?; ¿el de asistentes administrativos, solamente? ¿O el de mejoras en instalaciones y equipos? A continuación aporto una experiencia propia para quienes se interesen en el siguiente ejercicio numérico, que seguramente no es válido para todos, y habrá quienes lo optimicen de otra manera. Pero vale para preguntarse si se invierte lo suficiente en pensamiento, para luego convencer a un banco o entidad que tenemos el negocio “controlado”. En nuestra empresa tenemos 4 años de control de calidad archivados. Son 500 registros de lotes por mes, que llevan 10 hojas cada uno. Son, entonces, 5.000 por año durante 3 años, ocupando 700 mts lineales de estantería (alguien podría ir calculando el costo de esa inversión en archivos aislados y cerrados, a los que puede acceder sólo la dirección técnica). Las 7.200 muestras de productos terminados y el equivalente proporcional

de materias primas consumidas se encuentran dispuestos en cajones plásticos apilables y, por suerte en mi caso, sin la necesidad de frío que tienen aquellos que elaboran biológicos. Está calculado también el costo de esta inversión y su mantenimiento; el de los metros cuadrados consumidos y los alquileres de archivos tercerizados. A esto, debemos sumarle 170 análisis al mes de materias primas, de 4 hojas c/u, incluyendo de impresos y envases, y 18 profesionales entre control y aseguramiento. Actualmente, estos productos cargan con lo que podríamos llamar un costo de calidad de más de $2.000.000 anuales (dato que ofrezco como declaración jurada, por si cabe alguna duda). Cargan con estos costos, quizá proporcionales a cada escala de producción, diversidad de líneas, o diferentes habilidades de armado de portafolio, otros también. Se supone que quienes estamos en este proceso, con distinto nivel de efectivización, ya realizamos cálculos que nos permitirán recuperar estas inversiones. El resto, ¿está seguro que puede demostrar al aplicar para un crédito, que controla estas variables económicas, y conoce el costo de la calidad que tendrá,

y por eso ser creíble al momento de solicitar apoyo económico? ¿Puede explicar qué escenarios de precios consideró para cuando cumpla normas, sabiendo que los actuales no son suficientes para pagar el costo de la calidad? Son preguntas que nos hacemos como accionistas y empresarios, y que nuestros interlocutores al momento de solicitar apoyo quieren conocer y sentir que nosotros controlamos. Sea cual fuere el escenario sobre el que trabajamos. Aquellos que cargamos con 15 años de cultura exportadora tuvimos la posibilidad de invertir en calidad desde otro centro de ingresos. Esperamos un futuro próximo con un nivel de calidad exigible, controlado y mínimo que permita pagar esta garantía. Y sometimos nuestros planes de negocios e inversiones a la prueba de diferentes escenarios de certificaciones. En general, trabajando con niveles de precio de “países GMP”, se pagan los costos de la calidad. Con la situación actual local, de ninguna manera. Hoy, muchos entes oferentes de crédito, u otras formas de apoyo económico, creen en estos escenarios cuando están bien descriptos y proyectados. Existen también otros proyectos de ne-

gocios en los que creo que esta industria no está trabajando con todo su potencial. Las universidades, INTA, o institutos de investigación son receptivos a escucharnos como socios serios y con proyección comercial para los potenciales negocios. Sabemos de nuestras posibilidades, (espero que de nuestros límites también), y sabemos que no tenemos herramientas de administración de proyectos tecnológicos ilimitadas. Podemos reinvertir en algún nuevo producto o proceso, pero de esta vinculación surgen formas asociativas que muchos instrumentos crediticios disponibles valoran y apoyan. En resumidas cuentas, y apuntando a la interacción de la industria con las certificaciones y los créditos, creo que no todos estamos pensando en el mismo contexto. Debemos trabajar más con escenarios alternativos y realistas. Estoy seguro que en muchos casos aún se está a tiempo de tomar decisiones. Profundizar el proceso de cambio hacia la calidad o salir cuanto antes del negocio. ¿Por qué no? Es mayor signo de madurez que persistir a la espera de lo que la próxima coyuntura nos depare. Cosa que quizás se parece más a la actitud de algunos en nuestra industria.


Entrevista | página 7

Animales de compañía

Alimentos balanceados para el mundo Actualmente las empresas locales exportan 100 mil toneladas para las mascotas de diversos países. ¿Cuánto factura el sector y cuál es su potencial de crecimiento? ¿Qué opinan respecto de la inserción de laboratorios veterinarios en el negocio?

En valor dólar no. Todavía estamos retrasados, sobre todo por la imposibilidad de trasladar los incrementos de los costos de producción a los precios finales. El retraso del sector puede rondar el 30%. ¿A cuántos de los 9 millones de perros se los podría llevar a consumir alimentos?

l importante incremento en el número de mascotas evidenciado en los últimos años en nuestro país ha llevado a la industria de alimentos balanceados a implementar importantes cambios. Actualmente, sector se desarrolla intensivamente para alimentar, en parte, a los 9 millones de perros y a los 3.5 millones de gatos que existirían en Argentina. “No está cubierto ni siquiera el 30% de lo la actual demanda calórica. Es decir, la demanda existente para que esos animales sean alimentados exclusivamente con alimentos balanceados. Si bien se están produciendo para el mercado interno unas 300 mil toneladas, aún nos resta mucho camino por recorrer; sobre todo si tenemos en cuenta que en países desarrollados esa cobertura calórica está en el orden del 90%”, explicó Mario Marpegán, representante de la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal.

MOTIVAR:

¿Cuál ha sido la facturación del sector en 2006? Mario Marpegán: Cercana a los $1.000

millones a nivel interno. En lo que hace a exportación es más difícil de cuantificar, básicamente por la diferencia que existe entre el tipo de producto que se exporta y los países hacia adónde se dirige. Más allá de esto, podríamos estar hablando de unas 100 mil toneladas, a un valor que oscile entre los 800 y 1000 dólares cada una. Es importante recalcar que las exportaciones comenzaron a desarrollarse intensamente en el transcurso de la última década. Actualmente, los productos se comercializan hacia países como India o China, además de los limítrofes y de algunos en Europa. El futuro también es promisorio en este sentido. ¿Equipararon ya los niveles facturados pre devaluación?

Es una buena pregunta porque si uno se pone a pensar cuál es la población de Capital Federal se plantean situaciones muy distintas a lo que puede ser la del NEA o el NOA, por ejemplo. Podemos decir que, en promedio, deberíamos poder abastecer a un 60 o 70% del total. En los países desarrollados también hay un 10% que no ingresan en el consumo de alimento para mascotas. ¿Qué opinan de la inserción de laboratorios veterinarios en el negocio?

Si consideramos que la cobertura calórica actual ronda el 30%, claramente veremos que existe mucho mercado por desarrollar. Existen diferentes formas de comercializar los alimentos para las mascotas. Tenemos desde productos Súper Premium a productos económicos. Además existe una diferenciación en cuanto a los canales de comercialización, que van desde una forrajería, un Pet Shop o una veterinaria. Volviendo a la pregunta, estos laboratorios han visto un nicho junto con el médico veterinario y su importante rol como recomendador de alimentos, con productos específicos que, muchas veces, complementan el trabajo del profesional en el cuidado de la mascota. Los nichos existen y esa sería la razón por las cuales estas empresas los están ocupando en la actualidad.

Congreso Argentino de Nutrición Animal El mismo será llevado adelante por CAENA a fin de dar respuestas a los desafíos que deberá afrontar esta industria en el futuro. El mismo se realizará los días 18 y 19 de

octubre en el Goleen Center, Parque Norte, Av. Cantilo y Av. Güiraldes, de la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Para más información contactarse a través de info@caena.org.ar.

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 8 | Industria

Atención al cliente

Sistema de gestión de reclamos Merial Argentina obtuvo esta certificación de acuerdo a las normas IRAM 90600:2001. De esta manera se convirtió en la primera filial sudamericana de la compañía y en la primera empresa del sector veterinario argentino en alcanzar esta meta. sta iniciativa está orientada a profesionalizar el reclamo de nuestros clientes”, comentó el Dr. Ricardo Ambrosio, director de Administración y Finanzas del Cono Sur de América del Sur de la compañía. En tal sentido, Ambrosio explicó que si bien la empresa contaba con los registros de esta problemática, lo que se hizo fue normalizar el proceso y someterlo al procesamiento de las normas IRAM. “Más allá de esto, designamos a un responsable del sistema y a un auditor interno y mejoramos nuestro proceso de documentación y de involucramiento”, comentó el directivo. “Queremos ser líderes en el mundo y poder aportar soluciones y servicios bajo un formato de proacción e innovación permanente para mejorar la performance y la salud de los animales. Y es aquí donde debemos destacar que “innovación” y “proacción” no solamente apuntan a ofrecer un buen producto a la comunidad sino también a

analizar de qué manera, desde el punto de vista administrativo, podíamos darle una herramienta al área comercial. No apuntamos a tener dificultades, pero si las tuviéramos queremos que el cliente también sepa que los reclamos van a ser tratados profesionalmente”, explicó Ambrosio. El reclamo Cualquier contacto con Merial Argentina S.A. terminará registrado en el sistema. Los mismos se pueden realizar vía e – mail, llamadas telefónico, mensaje de texto o verbalmente antes los mismos vendedores de la compañía. Luego de esto, los mismos serán documentados y tipificados en seis grupos (problemas relacionados con las características fisicoquímicas de los productos; plazos y condiciones de entrega; créditos y cobranzas; facturación; otros y mala atención). El último ítem apunta a saber si el cliente se sintió conforme con el trato

que se le dio al momento de hacer o tratar el reclamo. El sistema Una vez recibido el reclamo, el operador toma nota y lo ingresa en un software en formato Web; se tipifica y responde (según el tipo de problema, deberá informar en cuánto tiempo se entregará una respuesta). A partir de allí, el sistema comienza a enviar e – mails automáticamente hacia las áreas correspondientes. Cada uno de los actores dará su opinión y se resolverá el problema. “El reclamo recién estará cerrado cuando el coordinador del sistema se comunique con el cliente para consultarlo respecto de si el problema fue efectivamente resuelto y tratado profesionalmente”, explicó Ambrosio. La capacitación Junto con el desarrollo del sistema, desde la empresa se lanzó un plan de capacitación para todo el personal involu-

crado, buscando lograr un ambiente de control interno. “Actualmente estamos pensando en certificar otras normas de calidad como son las de empresa libre de humo, las ISO 14001 y las 9001. Hemos realizado una importante inversión tanto en sistemas informáticos como en personal. Todos estos objetivos se pueden llevar adelante gracias a la calidad y profesionalismo de nuestra gente”, concluyo Ricardo Ambrosio.


| pรกgina 9

Encuentre la informaciรณn mรกs actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 10 | Entrevista

Honorarios profesionales y aportes para aplicar tecnologías

El rol de los veterinarios y la industria en el plan ganadero nacional A continuación, el director nacional de Ganadería de la SAGPyA, Ing. Daniel Papotto, explica cómo funciona el plan y analiza por qué esta vez la iniciativa sí logrará imponerse y mejorar la productividad del rodeo nacional. Por Luciano Aba

to, director de Ganadería de la SAGPyA. MOTIVAR:

l plan ganadero nacional tiene tres componentes. Uno está vinculado con el apoyo a los programas provinciales, para los cuales la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la Nación ha entregado aportes no reintegrables, con el objetivo de financiar algunas obras de infraestructura, mangas, corrales y mejoramiento de ofertas forrajeras. A través de estos apoyos, se han otorgado alrededor de $10 millones en esta primera etapa. Otro componente del plan apunta a la modernización de la cadena de comercialización de carnes, pero este es un trabajo más a largo plazo. “Por último, hemos lanzado el componente “Más Terneros”, a través del cual apoyaremos de manera directa a los productores”, comentó el Ing. Daniel Papot-

¿Qué monto se piensa distribuir en este sentido? Daniel Papotto: El plan ganadero es a

cuatro años y cuenta con un presupuesto de $217 millones por año; son más de $800 millones a distribuir durante el transcurso del mismo. A partir de aquí, se pretende que no menos del 70% de este monto sea destinado al componente “Más Terneros”. En el presupuesto de este año, teníamos asignados $80 millones de pesos y ya se ha solicitado una ampliación de la partida a los $217 ya que, a través de un acuerdo que se realizó con la cadena de Ganados y Carnes, se destinarán $170 millones a las compensaciones por las ventas de los terneros realizadas entre enero y julio. Con esto, restarían $47 millones para el componente. A pesar de esto, el mensaje del gobier-

no apunta a que a medida que la iniciativa se desarrolle se analizará la posibilidad de destinar más dinero. ¿Por qué este plan es distinto a los anteriores? ¿Por qué funcionará?

El plan ganadero se viene anunciando aproximadamente hace dos años. Existían diferentes propuestas respecto de cómo llevarlo adelante, fundamentalmente, en cuanto a la ayuda directa al productor. El programa que en su momento se denominó “Más Carne” era similar pero tenía algunos aspectos diferentes con respecto a que los aportes no reintegrables eran fijos (aproximadamente unos $15.000) y se destinaban a productores que tuvieran hacienda bovina. Cuando asumió Javier De Urquiza al frente de la Secretaría, estas cuestiones pasaron a depender de la dirección de Ganadería, desde donde hemos trabaja-

do en conjunto con profesionales del INTA de AACREA y de Cambio Rural. En tal sentido, pensamos que más que aumentar la oferta de carne, necesitamos (al menos en esta primera etapa) producir más terneros; y que un uso más racional y estratégico de los fondos se daría si apuntábamos a los productores más golpeados en estos últimos tiempos: los criadores. Con esto no quiero decir que no sea importante reforzar las ayudas a todos los productores, pero sabemos que los invernadores podrían tener otras posibilidades y herramientas, por su tipo de explotación (generalmente mixta). En el caso del criador de terneros, vemos que desde el punto de vista tecnológico resta mucho por hacer. El objetivo es mejorar los índices de procreo. Si cada productor logra 70 o 75 terneros por cada 100 vacas, lograríamos un gran impacto, al menos en esta primera etapa.


Entrevista | página 11

“Lograr una buena sanidad en los rodeos es clave para lograr el objetivo”.

Creemos que para este nivel de productor, con un aporte económico no reintegrable de entre 10 y 20 mil pesos podríamos estar financiando el plan sanitario básico de su rodeo por un año. Y esto sin dudas es muy importante. ¿Cómo analizan las críticas que recibió este plan por parte de algunas entidades rurales?

El componente “Más Terneros” nunca se propuso como objetivo resolver los problemas de la ganadería argentina. El plan ga-

nadero se debe entender como una herramienta que comienza a desarrollarse y que ya se está implementando. Obviamente, estas cuestiones deben estar dentro de una política de Estado hacia toda la cadena. Creo que quien entienda que el plan ganadero viene a resolver las cuestiones de la cadena de la carne, está equivocado. ¿Cómo deberán ser formados los grupos de productores para recibir los aportes?

En primer lugar destaco que el funcionamiento operativo del programa está en

manos de las provincias. En tal sentido estamos habilitando de manera conjunta asesores técnicos para desarrollar planes productivos. Cada provincia cuenta con un listado con los profesionales para que los productores se acerquen a las direcciones de ganadería locales, o a su similar, y escoja algún grupo donde insertarse. Los requisitos para los ganaderos son los siguientes: tener un mínimo de 51 vacas, un máximo de 300 e integrar un grupo de desarrollo, preferentemente no menor de cinco productores. No tenemos máximos, pero normalmente estamos hablando de entre 8 y 12 productores; aunque eso queda a criterio de cada provincia. Un ganadero que ingrese en el estrato de 301 a 500 vacas podrá escoger también a un profesional del listado, pero no recibirá financiamiento a menos que forme un grupo con las mismas características que las mencionadas. ¿Los asesores pueden ser veterinarios o ingenieros agrónomos?

Buscamos profesionales de las ciencias agropecuarias. En algunas provincias donde no hay suficiente oferta, también permitimos que sean técnicos agropecuarios.

¿Cuánto se le paga al profesional? ¿Contempla también la implementación en tecnología?

Son dos cosas distintas. Al asesor se le paga por plan de desarrollo productivo presentado y aprobado. Si un profesional tiene un grupo de 10 productores, se le pagará por 10 planes de desarrollo productivos que hayan sido aprobados en la comisión provincial. El pago consiste de $1.200 por plan, los cuales se abonarán en dos veces. El 50% en el momento que se aprueba el plan y el 50% restante, cuando el mismo presenta al año un informe final donde explica para qué fue utilizado el aporte y cuál fue el impacto productivo del mismo. El beneficio al productor pasa por un aporte económico no reintegrable que, para aquellos que tengan entre 51 y 100 vacas, puede ser de hasta $10 mil pesos. A partir de allí, por cada vaca que exceda a las 100 se le reconocen $25 extras. Esto quiere decir que un productor que tiene 500 vacas podría estar recibiendo un aporte económico no reintegrable de $20 mil. Estos aportes pueden ser utilizados en tres rubros: plan sanitario básico, mejoramiento de la oferta forrajera o alguna mejora de infraestructura. Esto queda a criterio del profesional.

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 12 | Entrevista

Lo que si exigimos es que, más allá que el aporte no reintegrable se use para otra cosa, el asesor tiene que presentar obligatoriamente un plan sanitario básico. Esto si es obligatorio. ¿Qué pasa con los profesionales que ya están trabajando en los programas ganaderos provinciales?

Pueden recibir honorarios de ambas partes. Si bien estos planes forman parte de un mismo programa, son componentes distintos. Obviamente tienen que ser proyectos diferentes. El plan de desarrollo productivo se presenta por un sólo canal, que es el del plan ganadero nacional. ¿Existen zonas que recibirán más fondos que otras?

En un comienzo desde las provincias se nos preguntaba cuáles serían los fondos que tenían para el programa. Nuestra respuesta fue que empiecen a formar los grupos, que reciban los planes, los analicen y aprueben. En base a nuestro presupuesto actual realizamos una escala de acuerdo al número de productores y cantidad de vacas por provincia y le hemos asignado un monto mínimo a cada una.

A partir de aquí, cada provincia decide hacia qué zonas destina los aportes. Lo que sí tiene que quedar claro es que esta iniciativa favorece a todos los productores y que no es un plan que comienza y termina abruptamente; es a cuatro años. A medida que vayamos depositando los fondos, seguiremos apoyando a los productores que se sumen. Estos honorarios que se pagan a los asesores son por un año ¿Qué pasa después?

Por el momento, esto es por única vez. Esto tiene que ver con que queremos que la mayor cantidad de productores posible pueda tener acceso al programa. Si a estos mismos productores les seguimos dando, podemos dejar afuera a otros. Esto no quiere decir que a medida que surjan los fondos y analicemos la demanda de planes de desarrollo productivo podamos repetir los aportes, incluyendo los honorarios de los asesores. Muchos grupos ya estaban dentro de una estructura. Aquellos nuevos que se formen podrán incorporarse al programa Cambio Rural a fin de lograr una mayor continuidad en las acciones y permitirnos un monitoreo en cuanto a los resultados productivos que van logrando.

La industria veterinaria y el Plan Ganadero Según nos comentara el Ing. Papotto el mayor desafío en cuanto a las productividad de los rodeos de cría está ligado a incrementar los índices de procreo actuales; “y para mejorar esto mucho tienen que ver los aspectos sanitarios” “Es por esto que estamos pensando en ofrecer a los asesores de cada provincia distintas jornadas a partir de las cuales se pueda debatir sobre cuestiones prácticas y analizar los impactos económicos de no aplicar sanidad en los rodeos.

¿Por donde pasa el éxito de la iniciativa?

Que nos inunden la dirección de Ganadería con planes de desarrollo productivo. Que el productor se interese y que haya asesores. Recién estamos poniendo en marcha la rueda. Tenemos expectativas de que pueda funcionar. No olvidemos que para muchos productores ésta será la primera vez que se acerquen a un profesional; más allá del aporte no reintegrable. Ese contacto ya causa impacto.

Esta idea surgió en distintas reuniones que mantuvimos con los representantes de CAPROVE, quienes se mostraron interesados en apoyar esta iniciativa. Aquí entraría en juego el plan sanitario productivo de CAPROVE, el cual se adapta perfectamente a las cuestiones prácticas que pretendemos demostrar. La sanidad es una herramienta necesaria para producir más terneros”, concluyó el director nacional de ganadería de la SAGPyA.

Llama la atención la importancia que se le otorga a los aspectos sanitarios dentro del plan ¿A qué se debe este campo?

Todo es importante; pero creo que debemos ir por partes. Quizás hoy la genética sea importante a otros niveles. ¿De qué nos sirve una genética excelente si no tenemos una buena sanidad, ni una buena alimentación? La sanidad es fundamental para el extracto al cual estamos apuntando. El plan ganadero busca un impacto productivo.


Industria | página 13

Empresas

Inversiones en Rosario Laboratorios Pharmavet anunció el desembolso de $15 millones para la construcción de tres fábricas de productos inyectables, las cuales se ubicarán en el Polo Industrial de Puerto San Martín. De la redacción de MOTIVAR

egún nos comentara el gerente general de Laboratorios Pharmavet, Diego León Barreto, la empresa se encuentra próxima a trasladarse al polo industrial más importante de la provincia de Santa Fe, ubicado en Puerto San Martín, Rosario. “Actualmente contamos con 3.000 metros cuadrados construidos, los cuales están destinados a la producción de piretróides. En el resto del terreno instalaremos tres laboratorios para inyectables, siguiendo los parámetros de las normas GMP”, agregó. En una primera etapa se construirán las plantas de betalactámicos y hormonales (con una inversión de $8 millones), para luego continuar con la de generales. El proyecto total engloba una inversión aproximada de $15 millones. La construcción ya está en marcha y se está avanzando en la parte documen-

tal de los procedimientos. Se espera que para mayo de 2008 la primera etapa del proyecto esté culminada. Financiamiento Si bien la filosofía de la empresa apunta a manejarse con capitales propios, sus directivos se encuentran tramitando algunos créditos ante la Secretaría de Industria santafesina. “En ese sentido, hace años tuvimos la visión de adquirir estas dos hectáreas en el polo industrial. Lo que hicimos fue presentar un proyecto en el municipio, donde la empresa se comprometía a crear puestos de trabajo. Si bien no obtuvimos créditos, sí logramos una ayuda a nivel impositivo, ya sea en los solventes que utilizamos y en determinados servicios”, explicó el directivo. Exportaciones “Esta es una cuestión muy alentadora; nos seduce el mercado del exterior. Nuestro objetivo apunta a abastecer a los

países de Asia y África. Hemos tenido buenas experiencias, pero necesitamos las normas”, comentó León Barreto. Pharmavet exporta actualmente a 15 países y se encuentra en tratativas con otros cinco. “Recientemente firmamos un contrato con Marruecos, a través del cual comenzamos con la etapa de registro de nuestros productos y nos comprometimos a lograr la certificación del Senasa antes de 2008”, sostuvo el gerente de la empresa, quien agregó que la exportación representa el 30% de la facturación de la misma. Lanzamiento En otro sentido, los directivos de la firma adelantaron el lanzamiento de una línea de productos destinados a la reproducción. “Hace tiempo que contamos con una línea de inyectables hormonales, pero ahora estamos saliendo al mercado con un dispositivo intravaginal a base de progesterona. Vamos a competir con calidad y precio”, aseguraron.

Diego Barreto, gerente de la firma.

Precios Por último, desde la empresa se está intentando mejorar la imagen que sus clientes y competencia tienen sobre la misma, en cuanto a la calidad y el precio de sus productos. “Nuestros costos son más bajos porque no tercerizamos nada: tenemos nuestra propia imprenta, producimos nuestros envases, hacemos nuestras propias etiquetas, etc. Nuestros precios son bajos y eso muchas veces se relaciona con una mala calidad, eso no es así. Debemos revertir esa imagen”, concluyeron los directivos de la compañía.

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 14 | Entrevista

Empresas

Boehringer Ingelheim retoma sus operaciones en el país Los esfuerzos se focalizarán en las producciones lácteas y de porcinos. El Dr. Oscar González explica las causas del retorno, analiza el rol de las vacunas vivas en una prevención más eficaz y los desafíos competitivos en materia sanitaria que enfrenta nuestro país. Por Luciano Aba

uego de casi cuatro años, Boehringer Ingelheim retomó sus operaciones en Argentina con el objetivo de posicionar su línea de biológicos destinados a la producción porcina y de mantener su posicionamiento en cuanto a productos para la lechería. “En este último tiempo nos fuimos dando cuenta que no es compatible desarrollar nuestra meta estratégica a través de un tercero. Fue básicamente por esto que decidimos montar nuevamente nuestra propia estructura en la región”, comentó el Dr. Oscar González, director de Salud Animal para Sudamérica de la empresa. MOTIVAR: ¿Cómo

fue el proceso vivido por la compañía en estos años? Oscar González: Todo comenzó con la

devaluación brasileña de 2000. Allí vimos que esa misma situación seguramente se trasladaría a la Argentina, razón por la cual comenzamos a analizar el modo de mantener nuestro negocio no sólo en el país sino en toda la región. En tal sentido y debido al impacto de la devaluación apreciamos que no podríamos mantener nuestra estructura, la alternativa que encontramos fue la de asociarnos con otra compañía para que tomara la representación comercial de nuestros productos. Y fue así como nació el acuerdo regional firmado con Elanco. Años después y a nivel global, Boehringer tomó con mucha más fuerza una determinación estratégica en cuanto a obtener el liderazgo en biológicos para porcinos. La otra pauta importante en esta estrategia apunta a ser líderes también en la línea de animales de compañía pero con una definición de regiones. Es decir, ser líderes en

Norteamérica, Europa y Japón. En marzo de 2006 lanzamos la línea de biológicos para porcinos en Brasil y en noviembre lo hicimos en Chile y Argentina. Además, retomamos la línea de bovinos en toda la región. Volvimos con una diferencia en cuanto al enfoque estratégico, apuntado a los biológicos porcinos, con lo cual Brasil y Chile se convirtieron en los principales objetivos. Más allá de nuestra presencia en Argentina. ¿Cómo analiza estos cuatro años que estuvo fuera del país?

En primer lugar pude comprender que no somos el ombligo del mundo y que, lamentablemente, estamos muy lejos de serlo. Debemos aprender a ser humildes en cuanto a la posibilidad de trabajar en conjunto con otras culturas. El mundo va para un lado, y la Argentina se empeña en ir para otro; cada vez

nos alejamos más. Cuando uno se traslada al Hemisferio Norte, ve que las diferencias son muy grandes en cuanto al desarrollo y la organización de la industria, el desarrollo de las tecnologías, etc. Otro aspecto llamativo, fue ver cómo el rol de los veterinarios no está todo lo valorizado que debería a nivel institucional. ¿Como es esto en otros países?

Hablando de Latinoamérica el país que se destaca es Chile. Allí es totalmente distinto: el veterinario tiene un lugar bien ganado en base a su capacidad y prestigio profesional. En el resto, incluyendo a México, entiendo que no está bien valorizada la figura del veterinario. ¿Cómo se vuelve a desarrollar una estrategia con estructura propia?

Hemos abandonado la figura tradicional, con una fuerte presencia a través de


Entrevista | página 15

“No era posible desarrollar nuestra estrategia global a través de un tercero”.

la figura de viajantes. Hemos decidido manejar la línea de bovinos a través de la estructura de distribución. Esa era nuestra idea, pero fueron tantos los llamados de veterinarias que ya trabajaban con nuestros productos, que nos vimos obligados (y con mucho orgullo) a abrir cuentas que no pensábamos abrir. En lo que respecta a la producción porcina, es totalmente distinto. Tenemos que estar adentro de la producción. Allí sí trabajamos con los principales clientes estando adentro del sistema de producción. A nivel mundial hemos tenido pedidos para que nos hiciéramos cargo de la sanidad de las explotaciones, a lo cual no accedimos porque no es nuestro rubro. Pero si aportamos soluciones a través de nuestros productos y equipos técnicos. A los clientes medianos, también se los atiende a través de distribuidores. ¿Y cómo ven el desarrollo del sector porcino nacional?

Apuntamos al crecimiento del mismo. Después de 20 años, vemos que existen emprendimientos serios. Resta mucho camino por recorrer, sobre todo cuando vemos que Chile se convirtió en una amenaza para Estados Unidos o Canadá. ¿Habrá novedades en la línea?

Aportar valor a través de la innovación

es nuestra visión y la convertimos en realidad lanzando aun más de una vacuna totalmente nueva al año, como es el caso de Ingelvac PRRS, Enterisol Ileitis o Circoflex. Lamentablemente por distintas circunstancias, el mercado veterinario argentino no puede apreciarlo. ¿Cuál es el objetivo puntual en Argentina?

Seguir el rumbo de la empresa a nivel global: ser lideres en biológicos porcinos. Es importante destacar que desde antes de 2000 nos manejamos con el concepto regional. Para nosotros las barreras entre países no existen. Más allá de esto, aquí también apuntaremos a mantener nuestro posicionamiento en lechería.

(actualmente estamos exportando vacunas de USA a Australia), pero lamentablemente no se puede. Otro aspecto importante tiene que ver con el retraso de la Argentina en cuanto a los biológicos que aquí se utilizan. Nosotros siempre fuimos pioneros en las vacunas virales muertas, pero después la compañía se fue dando cuenta que el futuro de la prevención estaba en las vacunas “vivas” y toda la producción viró en ese sentido. Esta fue otra limitante. Alguien puede pensar que esta es una política oportunista; pero no es así. El mundo hace años que cambió. Teniendo el liderazgo en vacunas muertas, nos vimos obligados a desarrollar una nueva tecnología para manejar vacunas vivas. Esta situación le resta competitividad sanitaria a nuestra eficiencia productiva. ¿Cómo se ven desde el exterior las diferencias entre el campo y el gobierno?

Aquí tenemos que dejar de lado las cuestiones de políticas partidarias. Tenemos que pensar en la verdadera política estratégica del país. ¿Existen diferencias entre los productores de los distitnos países en los que estuvo?

En todos existe un grupo más o menos grande de innovadores. El tema pasa por el marco regulatorio y las reglas de juego en cuanto a la posibilidad de premiar a los eficientes y no a los avivados. La diferencia no está en la gente, sino en las condiciones en las cuales se compite. ¿Cómo analiza las diferencias entre las empresas nacionales y las globales?

Es una falsa dicotomía plantear una diferenciación entre lo nacional y lo global. Hay gente que quiere hacer las cosas bien tanto en las nacionales como en las multinacionales; y lo mismo sucede con los pillos. Esa es la diferencia. Otro tema tiene que ver con la posibilidad de juzgar a todos con la misma vara; muchas veces los gobiernos salen a cazar dentro de los zoológicos y esa no creo que sea la solución. Se debería controlar a quienes se manejan por fuera del sistema. ¿Existe la posibilidad de que realicen parte de su producción en empresas locales?

Nuestro enfoque es de plantas de producción globales que abastecen a todas las regiones. Es un tema complicado debido a nuestras normas de calidad internas exceden a las de la region.

¿Y en cuanto los productos para bovinos?

Lamentablemente al ser una empresa que está orientada a biológicos globales contamos con importantes barreras para nuestras vacunas aquí en Argentina. En el pasado hemos sido innovadores. Cuando aquí del único virus que se hablaba era el de la fiebre aftosa, abrimos y desarrollamos el mercado del complejo respiratorio bovino (IBR, PI 3, DVB;BRSV). A pesar de esto, cuando surgieron las barreras relacionadas con BSE se planteó una barrera muy importante para traer vacunas del exterior. Tenemos argumentos técnicos para poder traerlas

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 16 | Análisis

Rodeos del este de la provincia

Manejo reproductivo en La Pampa El cambio de los sistemas productivos, adaptados a comportamientos del mercado internacional, obliga al productor a replantear sus objetivos. El crecimiento agrícola ha desplazado la ganadería a sistemas marginales, obligando a efectuar un manejo ganadero más eficiente. Por especialistas de: INTA – EEA Anguil, La Pampa; Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Nacional de La Plata y del Ministerio de la Producción de La Pampa.

ste sector ha sufrido en los últimos años una reducción de las existencias (Rodriguez Alcaide, 1997). Datos del INDEC indican que en 1993 la provincia contaba con casi 3.5 millones de cabezas para pasar en 1998 a las 3 millones de cabezas. Desde entonces, y hasta el año 2001, según INDEC y hasta 2004 según REPAGRO (registro provincial de productores agropecuarios), la existencia ha ido aumentando paulatinamente hasta las 3.16 millones de cabezas, lo que nos mantiene todavía lejos de los valores registrados en el 1993. La continua necesidad del capital suelo en competencia con la agricultura, motivada por mercados internacionales y los

precios de los productos agrícolas, ha llevado a replantear la ganadería. Uno de los factores de recuperación es la eficiencia del sistema. Por ello, el conocimiento de los parámetros reproductivos es una herramienta fundamental que nos permitirá conocer, tanto el manejo como la tasa de extracción de nuestro rodeo. El sector ganadero provincial no cuenta con un sistema de registro que le permita determinar el manejo y los parámetros reproductivos del rodeo; por ello se decidió realizar una encuesta a productores para determinar diferentes puntos. Materiales y métodos La encuesta fue realizada por personal de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Anguil y de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios de la provincia. Las encuestas se realizaron en la zona este de La Pampa, en los departamentos de Atreucó, Catriló, Capital, QuemúQuemú, Conhelo, Maracó, Trenel, Ran-

cul, Realicó y Chapaleufú, cuya actividad ganadera principal es el ciclo completo, con establecimientos que realizan cría o invernada y establecimientos que poseen ciclo completo y a su vez compran invernada. Las explotaciones agropecuarias analizadas se agruparon de acuerdo a la cantidad de animales, conformándose tres estratos: 1) productores con 300 a 500 cabezas; 2) productores que poseen de 500 a 900 cabezas y 3) aquellos de más de 900 cabezas. La cantidad de establecimientos a encuestar por departamento y estrato fue proporcional al tamaño de estos y se estableció a fin de estimar la probabilidad de ocurrencia un nivel de confianza del 5% (Cochran, 1997). Resultados y discusión Se encuestaron un total de 346 establecimientos ganaderos que sumaron en total 246.352 hectáreas (promedio: 712

hectáreas) y una existencia de 318.666 vacunos (promedio: 921 cabezas). El 65% de los sistemas bovinos estaba dedicado al ciclo completo, el 31% a la invernada y sólo el 4% a la cría. El servicio estacionado es una herramienta fundamental para aumentar la eficiencia de los rodeos de cría y nos permite ubicar la época de parición con la mayor oferta forrajera y entregar una dieta ajustada a las necesidades nutricionales de los vientres. Nos permite también realizar un tacto rectal más eficiente y clasificar de esta manera los vientres con problemas reproductivos. Por otro lado, podemos manejar lotes de terneros parejos con un consecuente manejo sanitario ordenado (Carrillo, 1992) y un ejemplo de ello es la vacunación a brucelosis que se debe realizar a las terneras entre los 3 y 8 meses de edad, situación que se ve dificultada cuando tenemos períodos de parición muy largos o este ocurre durante todo el año.


Análisis | página 17

Datos del INDEC de 2002 revelan que el estacionamiento del servicio para la provincia, sobre un total de 6.828 productores, es del 39%. Según datos de la encuesta, sobre un total de 231 productores que tienen vientres en servicio, un promedio del 80% (+/15%) estacionan el servicio, pero debemos tener en cuenta que el relevamiento parte de un número mínimo de cabezas, y que el mismo corresponde a la zona este de la provincia, en donde se encuentran campos limpios, permitiendo un manejo más ajustado sobre el rodeo. Por otro lado, se pudo observar una correlación negativa entre el número de vientres y estacionamiento del servicio: a medida que aumenta la cantidad de vientres disminuye el de establecimientos que realizan servicio continuo. En tal sentido, la encuesta reflejó una marcada estacionalidad del servicio, concentrando el 90% del inicio sobre tres meses del año: septiembre, octubre y noviembre; finalizando sobre el mes de marzo. El servicio de las vaquillonas se realiza de una manera similar, con un porcentaje algo menor (79%), sobre septiembre, octubre, noviembre y diciembre,

recayendo sobre junio, julio y agosto un 16% del total. Estos datos indicarían el ingreso previo al servicio de la vaquillona. La técnica de inseminación artificial, sola o combinada con monta natural, es una herramienta clave de mejoramiento genético del rodeo. No obstante, la incorporación a los rodeos de cría no ha sido acorde a las ventajas del mismo, estimaciones de utilización rondan un 3 a 5% (Peralta, 2000). El departamento Capital es el que más ha incorporado la técnica, seguido por

los de Maracó y Quemú. En promedio general, podemos decir que de cada 100 productores, ocho realizan inseminación. La reposición de los vientres puede ser propia o de compra, o en algunos casos se realizan de las dos maneras, el porcentaje promedio de reposición para todos los departamentos fue del 17% (+/-2%). La reposición de los toros muestra que ocho de cada 10 productores (79%) compran sus reproductores. En cuanto al manejo reproductivo de los toros, la encuesta preguntaba sobre la rotación de los mismos en el servicio

y el porcentaje utilizado en el rodeo. Con respecto al primer punto, podemos ver que el 56% de los productores rota los toros durante el servicio, alcanzando el 79% en el departamento de Conhelo. Esta práctica llegó a imponerse en los rodeos de cría. Trabajos realizados por Acuña, en 2003, demuestran que la incorporación de toros nuevos al rodeo en servicio conlleva un nuevo reordenamiento del mismo, sobre todo porque los toros dominantes intentan nuevamente establecer un orden de jerarquía ya establecido. Por otro lado, si los reproductores están física y sanitariamente aptos, presentando una buena capacidad de servicio y el estado de los vientres permite un celo normal, en el primer celo (21 días) tendríamos un 60 a 70% de los vientres preñados, con lo cual el número de vientres a preñar se reduce y la necesidad de toros también. Si consideramos los resultados de la encuesta, vemos que más de la mitad de los productores realiza esta práctica, situación que debería replantearse. El porcentaje de toros utilizados tanto para vacas como en vaquillonas, se mantuvo dentro de los parámetros recomendados: tres de cada 100 vacas (Acuña, 2003).

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 18 | Análisis

Actualidad - Provincia del Chaco

Alerta, rabia paresiante Tacto En el “Gráfico 2” podemos ver en promedio (63%) el número de establecimientos que realizan tacto. Debemos considerar que en momentos en que se realizó la encuesta los productores estaban sufriendo una sequía muy importante y muchos de ellos, no realizaban tacto fundamentalmente porque la vaca iba a quedar en el campo aunque ésta, esté vacía al tacto. Coincidiendo con la época del servicio, el tacto se concentra en los meses de marzo, abril, mayo y junio. El porcentaje de vacas de descarte para todos los departamentos fue del 12%, encontrándonos con un valor mínimo de 8% para capital y un máximo de 16%, para Trenel y Chapaleufú. Por otra parte, se apreció que el destete comienza en febrero y se desplaza hasta el mes de julio. La edad del destete coincidió para todos los departamentos en 6 meses y el peso de destete promedio fue de 160 kg. (+/- 10Kg.) El destete precoz es una herramienta que se encuentra muy ligada a condiciones climáticas adversas en la producción. El departamento que más declaró utilizar esta herramienta productiva fue Capital, con un 37% de los productores.

El promedio general fue del 17% para todos los departamentos. Por otra parte, se apreció un promedio del 87% en cuanto a la preñez de las vacas. Además, el porcentaje de preñez en vaquillonas fue del 88%. Los valores se tomaron de 48 establecimientos a los que se pudo determinar el dato. El porcentaje de destete arrojó un valor promedio del 78%. La provincia de La Pampa, en su totalidad, presenta un valor de destete que ronda el 60%. Estos valores pueden utilizarse como referencia pero no pueden compararse debido a que los productores encuestados fueron seleccionados considerando un límite inferior de cabezas de 300 bovinos y estos estaban situados en la zona este de la provincia, zona con características agroecológicas diferentes a la zona oeste, lugar donde se desarrolla gran parte de la cría. Conclusión Los presentes resultados brindan información útil sobre el manejo reproductivo en los departamentos del noreste de La Pampa para la toma de decisiones o futuros estudios que favorezcan la competitividad de la producción de carne de los sistemas productivos.

A través de la resolución 470/2007, el Senasa declaró el estado de alerta sanitario en la provincia. ¿Qué vacunas se utilizarán para controlar la enfermedad? l organismo sanitario declaró el alerta sanitario en la provincia del Chaco con respecto a la rabia paresiante del ganado bovino y otras especies, debiéndose adoptar y fortalecer los mecanismos y medidas de prevención. En tal sentido, se autorizó en forma extraordinaria y con destino a vacunación estratégica, la importación en forma directa de vacuna antirrábica, a cuyo efecto la Dirección Nacional de Sanidad Animal y las Direcciones de Laboratorios y Control Técnico y de Agroquímicos, Productos Farmacológicos y Veterinarios establecerán los controles que estimen pertinentes para expedir las autorizaciones. La explicación del Senasa Una vez enterados de esta situación, nos comunicamos con funcionarios del Senasa para saber por qué se iba a importar vacuna si la misma puede ser provista por empresas nacionales. En tan sentido, se nos comentó que:

“desde abril el organismo está intentando adquirir la vacuna pero no ha podido hacerlo debido a que las empresas que las elaboran aún no tienen aprobadas las cantidades suficientes. En tal sentido estamos abiertos a la oferta de dosis que nos puedan realizar los laboratorios. Las mismas serán derivadas al Laboratorio del Senasa, donde se las evaluará. En caso de tener que importar dosis de otro país, estas también serán sometidas a los controles del mismo laboratorio”, explicaron. Acciones a futuro Teniendo en cuenta que esta misma situación se dio en 2006 y que existe un faltante de este biológico ¿sería muy complicado pensar en un banco de vacunas a nivel nacional? ¿Qué otra solución se puede encontrar para que este inconveniente sea resuelto y las vacunas sean efectivamente utilizadas de modo preventivo?


Industria / Profesión | página 19

Una exigencia que nos beneficia Tiempo atrás hablar en nuestro país de la aplicación efectiva de los principios del bienestar animal resultaba extraño y, en muchos casos, hasta molesto. “Es un tema de los europeos por sus problemas de producción intensiva y en confinamiento", decían. No descarto, como causalidad, que las epidemias ocurridas en el viejo continente durante los '90, como los brotes de Peste Porcina Clásica, New Castle, Influenza Aviar y el "Mal de la vaca loca" hayan reflotado este tema, pasándolo de opcional a obligatorio. Si bien este argumento quizás tenga un alto porcentaje de verdad, el tema y su discusión tienen en Europa una antigüedad mayor. Estados Unidos también llegó a niveles de exigencia equivalentes, partiendo de una idiosincrasia distinta y sin inconvenientes. Bienestar animal en la OIE El tema tomó fuerte vigencia a principios de 2000. Los 168 países miembros le dieron mandato al Director General para formar un grupo especial, a fin de redactar normativas internacionales sobre la materia, asignándole prioridad al tema del transporte. Los argumentos expuestos concluyeron que éste era

un tema que se encontraba bajo los alcances de la sanidad animal y que tenía, en los animales para consumo humano, un impacto significativo en la calidad de sus carnes. Insisto en que no sólo la UE, sino también Estados Unidos llevaron el tema a un nivel de alta prioridad. Se promulgó una legislación en el Código Federal de Regulaciones, la cual debe ser aplicada por el Food Safety Inpeccion Service (dependiente del USDA), dentro de su territorio y exigida a terceros países. En la Argentina Para que no queden dudas: en la actualidad, un frigorífico que faena bovinos y que tenga la habilitación otorgada por el Senasa para exportar carne a los americanos o a los europeos, puede perderla automáticamente si no cumple con la legislación en la materia de ambos bloquess. El tema pasó de los debates académicos, a la legislación obligatoria. Estudios realizados en Brasil, Uruguay y Argentina ("Evaluación de las prácticas ganaderas de los bovinos que causan perjuicios económicos en las plantas frigoríficas de la República Argentina", desarrollado por el grupo de Bienestar Animal de la Facultad de

Ciencias Veterinarias de Tandil -UNICEN-IPCVA, en 2005), comenzaron a cuantificar los kilos de carne bovina que se perdían por malos tratos: en la producción argentina, se tiran por contusiones, al menos, 14 millones de kilos de carne bovina por golpes "operativos". El INAC (Instituto Nacional de Carnes) de Uruguay publicó en 2003 y 2004 una serie de trabajos, en donde se establecen claramente los daños en kilos y en dólares producidos por los tratos inadecuados de la hacienda bovina durante todo el proceso de producción. La primera auditoria se realizó en las 10 plantas de mayor volumen de faena del país. Los resultados dieron que el 60.4 % de los canales evaluados tenían machucones, que se encontraban con preferencia en los cortes de la rueda ("el anca") y en los flancos ("los asados"). Los valores en dólares son millonarios y claramente evitables a un costo cero. ¿Por qué el productor se auto perjudica? La principal causa es el desconocimiento de lo que ocurre durante el manejo de la hacienda. El cuero "tapa el problema". El productor desatiende los peligros de pérdida en la calidad de la carne que se generan en el proceso de carga y transporte de

Por el Dr. Rodolfo Acerbi Docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil lectores@periodicomotivar.com.ar

sus animales con destino al frigorífico. Allí se producen las principales causas de sufrimiento y de alto impacto en la calidad. Esto los describimos en la columna:"las últimas 24 horas son las más importantes". La industria de la carne le descuenta al productor, año tras año, millones de pesos por pérdidas causadas por golpes y presencia de carnes oscuras, generados casi en su totalidad por malos tratos y agobio por calor. Los consumidores, especialmente los que compran nuestras carnes en el exterior, manifestaron fuertemente sus exigencias a sus autoridades sanitarias y han logrado que se promulguen normativas, las cuales traerán, estoy convencido, una evidente "protección" para el bolsillo del productor. Las mismas han llegado a nuestro país para su cumplimiento tanto en el ámbito de la planta de faena de manera oficialmente obligatoria, como en el campo y los transportes. En éstos dos últimos, aún tienen el carácter de voluntario desde el punto de vista oficial pero han comenzado a ser obligatorias en las operaciones comerciales entre los privados. El bienestar animal vino para quedarse…Y esto nos beneficia.

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 20 | Eventos

Influencia en las emisiones de gas del efecto invernadero

El cambio climático y su relación con la ganadería Si bien la participación argentina en estos temas no es significativa, distintos especialistas ya están trabajando al respecto. Incrementando la productividad de los rodeos a través de mejoras sanitarias reduce las emisiones de los animales. l laboratorio Agropharma inició un ciclo cuyo objetivo es colaborar con el diseño estratégico del sector agrícola ganadero. En tal sentido, realizó el 28 de junio un seminario sobre las implicancias económicas del calentamiento global para la producción agroindustrial. En el mismo se abordó la problemática desde distintos ángulos “para comprender el riesgo al que nos enfrentamos debido a esta realidad, que puede causar daños irreversibles. Ignorar sus consecuencias económico - financieras también puede ser letal para la supervivencia de nuestras empresas agropecuarias”, explicó Ricardo Capece, presidente de la firma. De la jornada participaron el Lic. Osvaldo Girardin, investigador del CONICET y miembro de la Fundación Barilo-

che; el Dr. Guillermo Berra, del INTA Castelar y coordinador del programa nacional de Salud Animal del INTA y la Ing. Graciela Magrin, del Instituto Clima y Agro del INTA e integrante del grupo de trabajo del panel sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas.

Dr. Guillermo Berra, del INTA Castelar.

Emisión de gases del efecto invernadero en el país “Estamos subestimando la importancia de las vacas en este tema, debemos aclarar cuál es la situación de las vacas en el mundo y en la Argentina”. De esta manera inició su disertación el Dr. Guillermo Berra. Según el especialista, en el mundo existen cerca de 1.400 millones de bovinos, a los cuales Argentina aporta solamente 50 millones. “Nuestro país emite

el 0.5 o 0.6% de las emisiones mundiales de gases del efecto invernadero (básicamente metano)”, sostuvo Berra, quien agregó que el campo sería responsable del 44% de las mismas. “De tal porcentaje, la ganadería es responsable del 69% y la agricultura del 31% restante. En tal sentido, el 80% de lo que se le atribuye a la ganadería se generan en los bovinos tanto de leche

como de carne”. Para poder tomar medidas de mitigación se deben medir los gases y para ello existen una serie de técnicas. La más habitual y reconocida internacionalmente fue desarrollada por la Universidad de Washington en 1995 y con ella se puede medir la influencia del metano. “Nosotros hemos puesto en funcionamiento un sistema más simple y econó-


Eventos | página 21

Noticias breves

Nuevos funcionarios en el Senasa

mico, que nos permite trabajar en condiciones de pastoreo: la vaca “metana”. A través de una mochila colocada en el animal cargamos el gas que se almacena dentro del rumen. Realmente nos sorprendió ver cómo una vaca de 500 kilos producía 1.000 litros por día, con una concentración de metano de aproximadamente el 30%”, explicó Berra. Esta iniciativa se desarrolla en conjunto con el INTI y les permite a los investigadores “introducirse” en el rumen del animal. Esta técnica seguramente servirá en un futuro para aprobar o no productos que reduzcan las emisiones. Producción y medio ambiente Hasta el momento, parecía habitual encontrar diferencias entre aquellos que protegen el medio ambiente y los que mantienen expectativas de producción. Según el investigador y en el caso de los bovinos, en la medida que se mejora la eficiencia de producción, se disminuyen

las emisiones por unidad de producto. “Acá se junta el ambiente y la producción. Afortunadamente para nuestro país, tener las condiciones que tenemos permite estar en una situación de privilegio respecto de otros países. Argentina tiene un margen importante para crecer en términos productivos y en la medida en que mejoremos nuestros material genético, controle mejor algunas enfermedades sobre todo las vinculadas con la reproducción y con las mortandades, esto se puede estar logrando y afirmar que estamos en una situación de poder reducir nuestras emisiones produciendo productos por menor costo ambiental. Si hacemos que nuestra vaquillona pueda parir antes, vamos a ganar un costo ambiental. Si pudiéramos hacer que las vacas tuvieran mellizos estaríamos logrando dos animales por año. Antes se desconocían muchas cosas y esto? Respecto de prioridades en el mejoramiento de la nutrición. Mejora de la oferta y utilización de los mismos.

El rol de la sanidad Tal cual lo explicó Berra, distintas acciones ligadas a la sanidad mejorarían la situación actual de nuestro país en cuanto a los gases de efecto invernadero. Por ejemplo: Rodeos de cría: • Adelantar un año la edad al primer parto reduce en un 15% las emisiones por unidad de producto (Kg CH4 / Kg ternero destetado) para los sistemas propuestos. • Mejorando los índices reproductivos (75 a 83% de preñez retenida) se reducen las emisiones de metano en un 35% para los sistemas propuestos. • Disminuyendo, además, la mortalidad al destete del 13 al 6% se reducen las emisiones de metano en un 40% para los sistemas propuestos. Invernada: • Las emisiones de metano, expresadas por unidad de producto (Kg CH4/ kg carne), se reducen considerablemente al mejorar la oferta alimenticia de los bovinos, tanto en cantidad como en calidad (digestibilidad). Lechería: • Aumentando la producción en tres litros por vaca, mejorando la preñez un 2% y disminuyendo el índice de abortos un 2% se reducen las emisiones de metano en un 16.5%.

El decreto 777/07 del PEN designa, en forma transitoria, por el término de 180 días, al médico veterinario Carlos Amerí como director nacional de Fiscalización Agroalimentaria; al médico veterinario Juan Demaría, director de Fiscalización de Productos de Origen Animal; al ingeniero agrónomo Ricardo Sánchez como director de Sanidad Vegetal; al ingeniero agrónomo Guillermo Rossi, coordinador de Puertos y Aeropuertos y al analista en computación Héctor Bilbao, como coordinador de Gestión Técnica.

Aacrea tiene nuevo presidente Luego de la última Asamblea de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea), Oscar Alvarado fue elegido presidente de la entidad por el período julio de 2007 - julio de 2009. Durante la misma jornada se estipuló que Rafael Llorente se desempeñará como vicepresidente.

Encuentre la información más actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


página 22 | Entrevista

Industria / Profesión

Se llegó a los 100 matriculados en Santa Cruz Esta es la cifra de veterinarios activos en la provincia. De los mismos, cerca del 80% posee una actividad en organismos oficiales y, aproximadamente, el 50% se desempeña en Río Gallegos. De la redacción de MOTIVAR

nte un panorama favorable en cuanto a la escasa presencia de enfermedades en animales de producción, el colegio de médicos veterinarios local apunta a la tenencia responsable de las mascotas. “Existe un pequeño grupo de asesores profesionales en la provincia; la gran mayoría se desarrolla profesionalmente en organismos oficiales como INTA, Senasa, el Consejo Agrario o las municipalidades”, comentó el Dr. Raúl Astegiano, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Santa Cruz. MOTIVAR: ¿Cuál es la actualidad en cuanto a

la tenencia responsable de las mascotas? Raúl Astegiano: Insistimos constante-

mente respecto de este tema junto con la

Municipalidad y el Consejo Agrario. A través de los centros de integración municipales se están efectuando vacunaciones, desparacitaciones y patentamientos. Los propietarios de los animales han ido tomando conciencia; hemos mejorado significativamente con el paso de los años. En este sentido mantenemos un convenio con la Municipalidad de Río Gallegos, gracias al cual hemos podido castrar más de 1.000 perros en dos años. Mucho nos ha ayudado, en este sentido, las distintas campañas de comunicación que efectuamos a través de medios radiales y televisivos. ¿Cuál ha sido la respuesta de los profesionales locales?

El cliente se acerca a la Municipalidad, donde se le entrega un certificado para que el veterinario de su confianza le efectúe el descuento correspondiente por el servicio. Sin dudas, esta es una forma

de fidelizar a los clientes y fomentar sus visitas periódicas. Los profesionales que poseen clínica de pequeños animales están trabajando muy bien y la gente está actuando responsablemente en cuanto a lo que es desparacitación, vacunación y una serie de acciones que compartimos con las áreas de salud pública. ¿Qué enfermedades están presentes en la provincia?

En grandes animales, obviamente no tenemos aftosa, ni tampoco sarna; resta la parte del melófago. La llegada de anima-

Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Santa Cruz

Presidente: Dr. Raúl Astegiano. Teléfono: 02966 - 420707. E-mail: covete@infovia.com.ar Cantidad de matriculados (activos): 100. Cantidad de animales en la provincia: Bovinos: 20.000. Ovinos: 3.500.000. Perros: 50.000. Gatos: No disponible.

les del norte al sur está muy bien controlada. No hay enfermedades. Y en pequeños, los casos clásicos, algunas parasitosis y apariciones esporádicas de moquillo. ¿Cómo funciona el Plan Ovino?

Muy bien. Hay profesionales del INTA realizando un asesoramiento importante. Tampoco tenemos grandes problemas en cuanto a las enfermedades. Este plan se focaliza básicamente en el control y manejo de los campos, en las pasturas y en la infraestructura de los establecimientos.

Producciones

Zafra ovina 2006/2007 La Secretaría de Agricultura de la Nación informó que, de acuerdo a estimaciones realizadas por la Dirección Nacional de Ganadería, durante el período julio - abril, correspondiente a la zafra 2006/2007, las exportaciones de lana en base limpia alcanzaron 31.218 toneladas, mientras que las de lana sucia fueron de 51.353. Esto indica un aumento del 13% con respecto a igual período del año anterior. Los principales destinos de lana en base limpia fueron Alemania, China, Italia y Turquía, quienes concentraron más del

68 % de las mismas. Mientras que Alemania, Italia, China y México agruparon más del 69% de la lana sucia. Por su parte, la faena ovina alcanzó 1.473.000 cabezas, de las cuales 1.045.120 corresponden a la categoría cordero. Cabe destacar que la sanción de la Ley 25.422 para la Recuperación de la Ganadería Ovina ha logrado una mejora en las perspectivas del productor, que cuenta ahora con la posibilidad de obtener una financiación adecuada para ampliar las majadas e incorporar la infraestructura necesaria para llevar adelante esta actividad.


| pรกgina 23

Encuentre la informaciรณn mรกs actualizada del sector en www.periodicomotivar.com.ar


Edición 56 - Periódico MOTIVAR  

Primer medio dedicado al análisis y difusión del sector veterinario en Argentina.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you