Issuu on Google+

LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

La información y el conocimiento han jugado un papel importante a lo largo de la historia de la humanidad. En las últimas décadas del siglo XX las relaciones entre los distintos agentes sociales se han visto intensificadas por la ampliación de las capacidades técnicas de las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC). Éstas han dado lugar a interdependencias entre los distintos países, algunos autores han calificado este hecho como la “tercera revolución industrial” (Mayor Zaragoza y Bindé, 1999).

La “tercera revolución industrial” se caracteriza por una amplia gama de progresos técnicos, derivados del abaratamiento de la electrónica y de la miniaturización de sus componentes, que se dan a la vez en los campos de la ciencia, la tecnología, la industria y la administración. Este fenómeno tiene grandes implicaciones económicas y sociales.

Así, el flujo de productos físicos ha dejado su papel central en el proceso económico, de modo que las empresas y los mercados, independientemente del sector en el que actúen, se han convertido en procesadores de información y generadores de nuevo conocimiento. Por tanto, los avances en las TIC han sido capaces de reestructurar las relaciones existentes hasta la fecha entre el tiempo y el espacio, convirtiéndose en el centro neurálgico del proceso de globalización.

Ejemplo de ello es Internet cuya

expansión ha permitido a la economía funcionar como una unidad a tiempo real.

Las empresas se encuentran en un momento en el que el conocimiento es su recurso más importante desde el punto de vista estratégico.

La OCDE define este nuevo

entorno como el de la economía basada en el conocimiento, en la cual el motor es la producción, distribución y uso de conocimiento e información (OCDE, 1996).

1. La sociedad de los conocimientos y las Tics


Las TIC son aquellas tecnologías que permiten transmitir, procesar y difundir información de manera instantánea. Son consideradas la base para reducir la brecha digital sobre la que se tiene que construir una Sociedad de la Información y una Economía del Conocimiento

Las TIC optimizan el manejo de la información y el desarrollo de la comunicación. Permiten actuar sobre la información y generar mayor conocimiento e inteligencia. Abarcan todos los ámbitos de la experiencia humana. Están en todas partes y modifican los ámbitos de la experiencia cotidiana: el trabajo, las formas de estudiar, las modalidades para comprar y vender, los trámites, el aprendizaje y el acceso a la salud, entre otros.

2. Aportaciones de las TIC a la Sociedad

Las Tecnologías de la Información y las Comunicación (TIC) son incuestionables y están ahí, forman parte de la cultura tecnológica que nos rodea y con las que debemos convivir. Amplían nuestras capacidades físicas y mentales. Y las posibilidades de desarrollo social. Incluimos en el concepto TIC los medios de comunicación de todo tipo: los medios de comunicación social ("mass media") y los medios de comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico como el teléfono, fax...en telemática: añadir "dinero electrónico"

Cambiantes, siguiendo el ritmo de los continuos avances científicos y en un marco de globalización económica y cultural, contribuyen a la rápida obsolescencia de los conocimientos y a la emergencia de nuevos valores, provocando continuas transformaciones en nuestras estructuras económicas, sociales y culturales, e incidiendo en casi todos los aspectos de nuestra vida: el acceso al mercado de trabajo, la sanidad, la gestión burocrática, la gestión económica, el diseño industrial y artístico, el ocio, la comunicación, la información, la manera de percibir la realidad y de pensar, la organización de las empresas e instituciones, sus métodos y actividades, la forma de

comunicación interpersonal, la calidad de vida, la educación... Su gran impacto en


todos los ámbitos de nuestra vida hace cada vez más difícil que podamos actuar eficientemente prescindiendo de ellas. Sus principales aportaciones a las actividades humanas se concretan en una serie de funciones que nos facilitan la realización de nuestros trabajos porque, sean éstos los que sean, siempre requieren una cierta información para realizarlo, un determinado proceso de datos y a menudo también la comunicación con otras personas; y esto es precisamente lo que nos ofrecen las TIC.

3. Fácil acceso a todo tipo de información. Sobre cualquier tema y en cualquier formato (textual, icónico, sonoro), especialmente a través de la televisión e Internet pero también mediante el acceso a las numerosas colecciones de discos en soporte CD-ROM y DVD: sobre turismo, temas legales, datos económicos,

enciclopedias generales y temáticas de todo tipo, películas y vídeos

digitales (se están digitalizando en soporte DVD toda la producción audiovisual), bases de datos fotográficas... La información es la materia prima que necesitamos para crear conocimientos con los que afrontar las problemáticas que se nos van presentando cada día en el trabajo, en el ámbito doméstico, al reflexionar…

4. Instrumentos para todo tipo de proceso de datos. Los sistemas informáticos, integrados por ordenadores, periféricos y programas, nos permiten realizar cualquier tipo de proceso de datos de manera rápida y fiable: escritura y copia de textos, cálculos, creación de bases de datos, tratamiento de imágenes... Para ello disponemos de programas especializados: procesadores de textos, editores gráficos, hojas de cálculo, gestores de bases de datos, editores de presentaciones multimedia y de páginas web...

5. Canales de comunicación inmediata. Sincrónica y asíncrona, para difundir información y contactar con cualquier persona o institución del mundo mediante la edición y difusión de información en formato web, el


correo electrónico, los servicios de mensajería inmediata, los fórums telemáticos, las videoconferencias...

6. Almacenamiento de grandes cantidades de información. En pequeños soportes de fácil transporte (discos, tarjetas, redes). Un disquete puede almacenar 1'4 Mbyte de información, es decir, alrededor de un millón y medio de caracteres, un volumen equivalente a un

libro de cientos de páginas o algunas

fotografías de calidad comprimidas. Un CD-ROM puede almacenar unas 600 Mbyte, el equivalente a 400 disquetes, donde se puede alojar cualquier gran enciclopedia. Y un DVD equivale a más de 20 CD-ROM, con capacidad para almacenar cualquier largometraje con buena calidad de imagen. También pen drives o memorias USB, discos duros portátiles, etc. Que son capaces de almacenar gran cantidad de información, pudiendo medir dicha cantidad de información en Gigas, Megas o Terabytes.

7. Automatización de tareas. Mediante la programación de las actividades que queremos que realicen los ordenadores, que constituyen el cerebro y el corazón de todas las TIC. Ésta es una de las características esenciales de los ordenadores, que en definitiva son "máquinas que procesan automáticamente la información siguiendo las instrucciones de unos programas".

8. Interactividad. Los ordenadores nos permiten “dialogar” con programas de gestión, videojuegos, materiales formativos multimedia, sistemas expertos específicos... Esta interacción es una consecuencia de que los ordenadores sean máquinas programables y sea posible definir su comportamiento determinando las respuestas que deben dar ante las distintas acciones que realicen ante ellos los usuarios.

9. Homogeneización de los códigos.


Empleados para el registro de la información mediante la digitalización de todo tipo de información: textual, sonora, icónica

y audiovisual. Con el uso de los equipos

adecuados se puede captar cualquier información, procesarla y finalmente convertirla a cualquier formato para almacenarla o distribuirla. Así por ejemplo, hay programas de reconocimiento de caracteres que leen y convierten en voz los textos, programas de reconocimiento de voz que escriben al dictado, escáneres y cámaras digitales que digitalizan imágenes...

10. Instrumento cognitivo Potencia nuestras capacidades mentales y permite el desarrollo de nuevas maneras de pensar.


PLAN DESARROLLO 2.0

Índice del artículo 

Internet, aula abierta 2.0.

Características del curso Internet, aula abierta 2.0. Iniciación

 Características del curso Internet aula abierta 2.0. Profundización  Medios necesarios

1. Descripción del material Este material autoformativo introduce a los docentes en los diferentes servicios de Internet y algunas de sus posibles aplicaciones didácticas. Facilita la reflexión sobre la aplicación de estas herramientas de comunicación y de búsqueda de información en el aula, con objeto de favorecer la calidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Los principales procedimientos se describen con herramientas equivalentes para entornos Windows o GNU/Linux, de forma que cada usuario pueda aplicarlos en su entorno de trabajo habitual.

2. Características del curso Internet, aula abierta 2.0. Iniciación Objetivos 

Introducir a los docentes en el mundo de Internet y sus aplicaciones.

Impulsar y promover el uso de las comunicaciones telemáticas en los centros educativos.

Dar a conocer las

potencialidades didácticas de las diferentes

herramientas de Internet. 

Familiarizarse con el funcionamiento de los programas que gestionan los diversos servicios disponibles en la red.


Descubrir las potencialidades de Internet como una nueva e inmensa fuente de información.

Establecer los criterios básicos para disfrutar de un acceso seguro.

Fomentar la aplicación de las conexiones telemáticas en el aula como un nuevo recurso didáctico.

Contenidos 

La red Internet. Conceptos básicos.

Acceso a Internet. Software y conexiones.

Comunicación mediante correo electrónico. Programas de correo electrónico. Transmisión de ficheros por medio del correo electrónico.

Navegadores. Navegación por páginas Web.

Búsqueda de información en la Web. Localización y almacenamiento de recursos textuales, gráficos y multimedia.

Comunicación mediante correo web.

Mensajería y otros sistemas de comunicación en tiempo real :chat.

Plataformas de aprendizaje colaborativo.

Seguridad informática: criterios y recursos para una navegación segura.

Metodología

Predominantemente activa por parte de las personas que realizan el curso. Se plantearán una serie de actividades que implicarán: •

La

lectura

de

los

materiales

suministrados.

• La comunicación con el tutor, y con las demás personas que estén realizando el curso, mediante foros, correo electrónico, sistema de mensajería interna y charlas. • La realización de determinadas tareas planteadas en el Aula virtual del ITE, que es un entorno de aprendizaje en línea que estimula el aprendizaje colaborativo al tiempo que estimula la labor tutorial por medio de un enfoque constructivista.

Duración y certificación Su duración es de 2 meses.


Al terminar el curso con aprovechamiento se expedirá un certificado de 4 créditos equivalente a 40 horas de formación.

3. Internet, aula abierta 2.0. - Características del curso Internet aula abierta 2.0. Profundización

Objetivos 

Avanzar en el mundo de Internet y sus aplicaciones.

Promover el uso de las comunicaciones telemáticas en los centros educativos.

Profundizar

en

las

potencialidades

didácticas

de

las

diferentes

herramientas 2.0. 

Descubrir las potencialidades de Internet como una nueva e inmensa fuente de información.

Fomentar la aplicación de las herramientas 2.0 en el aula como un nuevo recurso didáctico.

Contenidos 

La comunicación en Internet.

Compartir en la Web 2.0

Multimedia en la Web 2.0

Grupos y canales de noticias

Redes y marcadores sociales

Recursos educativos en red

Plataformas de trabajo colaborativo

Metodología


Predominantemente activa por parte de las personas que realizan el curso. Se plantearán una serie de actividades que implicarán: 

La lectura de los materiales suministrados.

La comunicación con el tutor, y con las demás personas que estén realizando el curso, mediante foros, correo electrónico, sistema de mensajería interna y charlas.

La realización de determinadas tareas planteadas en el Aula virtual del ITE, que es un entorno de aprendizaje en línea que estimula el aprendizaje colaborativo al tiempo que estimula la labor tutorial por medio de un enfoque constructivista.

Duración y certificación Su

duración

es

de

2

meses.

Al terminar el curso con aprovechamiento se expedirá un certificado de 6 créditos equivalente a 60 horas de formación.

4. Medios necesarios Equipo informático recomendado 

Ordenador: Pentium IV o superior.

RAM 256 MB o más.

Lector de CD-ROM x48.

Tarjeta de sonido y altavoces.

Resolución de vídeo 1024x768 píxeles y 32 bits de profundidad de color.

Programas 

Windows 98, Linux o MAC OS X.

Un navegador de páginas Web.


LA FORMACIÓN DEL PROFESORADO. 1. Introducción. La inserción de las TIC en los contextos educativos pueden reportar beneficios para el sistema educativo en su conjunto, alumnos, docentes y la comunidad educativa en general. En el caso de los docentes, las tecnologías ponen a su disposición diversos recursos electrónicos: software, documentos, página web, etc, facilitan la participación en redes de docentes, apoyan el trabajo de proyectos en forma colaborativa con otros centros educativos (Harasim et.al., 2000, Hepp, 2003; Crook, 1998). Una de las posibilidades emergentes derivadas de estas tecnologías instaladas en los centros educativos, es el uso de entornos virtual de aprendizaje (EVA) para apoyar la labor docente, extendiendo la clase más allá de las fronteras del aula. Los entornos virtuales de aprendizaje son además útiles para que los docentes puedan formarse de manera continua, participando de experiencias de formación centradas en perspectivas educativas constructivista de raíces socio culturales, donde la interacción con los pares, la reflexión y el construir conocimiento en forma colaborativa son aspectos centrales. La formación inicial del profesorado no debería ignorar estos nuevos espacios de aprendizaje. La actuación del profesorado no puede pensarse sólo en un aula situada en un espacio físico, entre los muros del aula. Por ello, el rol del profesorado va a ir cambiando notablemente, lo que supone una formación mucho más centrada en el diseño de las situaciones y contextos de aprendizaje, en la mediación y tutorización, y en las estrategias comunicativas.

2. Nuestros referentes - Proyectos, planes y programas En los años 80, el Ministerio de Educación y Ciencia contempló la necesidad de crear un marco general que sirviera para encauzar y coordinar los proyectos, planes, programas e iniciativas en relación a la Formación del Profesorado. El


proyecto establecía unos objetivos generales, una metodología a seguir y un modelo de formación, al que se iban sumando todos los temas que iban surgiendo ante los rápidos cambios tecnológicos. Para ello se crearon los siguientes planes: 

Territorio MEC: Proyectos Atenea y Mercurio.

Andalucía: Plan Zahara.

Canarias: Proyecto Ábaco - Canarias.

Cataluña: Programa de Informática Educativa.

Galicia: Proyectos Abrente y Estrela.

País Vasco: Plan Vasco de Informática Educativa.

Comunidad Valenciana: Programa Informática a l'Ensenyamente.

A pesar de ser planes diferentes, hay aspectos comunes en todos ellos. Principalmente, todos se plantean la integración de los nuevos medios como instrumento pedagógico dentro de las diferentes áreas de los currículos actuales. De hecho esta iniciativa ve la luz tras la Reforma Educativa de 1992, donde la L.O.G.S.E. ya reconoce la asignatura específica de "Informática", como materia optativa en el Bachillerato y como obligatoria en algunas especialidades de los Ciclos Formativos (antes Formación Profesional).

3. Objetivos iniciales para la Formación del Profesorado


Los objetivos que planteaban en su momento los diferentes Planes, Proyectos y Programas relativos a la Formación del Profesorado se pueden resumir en los tres siguientes: 

Proporcionar al profesorado el soporte técnico y la formación adecuada para incorporar el ordenador como recurso didáctico en sus clases, como medio de renovación metodológica y como factor indispensable para la innovación educativa.

Dotarlo de instrumentos teóricos y operativos para analizar y seleccionar los medios informáticos más adecuados a su entorno y a su tarea específica.

Mejorar la gestión académica y administrativa de los Centros.

4. Beneficios del docente Que accede al material de formación: 

Posibilidad de autoformación en el hogar o en el centro de trabajo con un material gratuito y llevando su propio ritmo de aprendizaje.

Evita desplazamientos con el consiguiente ahorro económico y de tiempo.

Acceso a materiales interactivos y actualizados.

Formación en Tecnologías de la Información y la Comunicación enfocadas a las necesidades del docente.

Confianza ante el material de autoformación, por tratarse de soportes gestados en o bajo la supervisión del Instituto de Tecnologías Educativas (antes Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa).


Que accede a los cursos a distancia: 

Posibilidad de formación en el hogar o en el centro de trabajo, con acceso al Aula Virtual y acompañado de un tutor/-a, siguiendo su propio ritmo de aprendizaje.

La obtención de un certificado homologado por el Ministerio de Educación.

Evitar desplazamientos con el consiguiente ahorro económico y de tiempo.

Acceso a materiales interactivos y actualizados.

Posibilidad de formarse bajo entornos de trabajo telemático diferentes (Aula Virtual con correo interno, foros, chats, etc.).

Recepción de una orientación y apoyo personalizados a través de las tutorías telemáticas.

Posibilidad de una comunicación interpersonal con el tutor o tutora y los compañeros del curso.

Estos cursos de formación a distancia están concebidos directamente para el docente. La experiencia en formación desarrollada por el ISFTIC en los últimos años junto con las demandas detectadas en el ámbito educativo, hacen posible una oferta formativa ajustada a las necesidades del profesor en el aula. Para su desarrollo se ofrecen materiales con los contenidos específicos en CDROM, el acceso al Aula Virtual y una tutoría telemática, que dinamizan el


proceso de formación. Los materiales han sido elaborados por equipos de expertos técnicos y pedagógicos, tanto en la materia como en el diseño de soportes

multimedia.

Los cursos tienen carácter gratuito y están dirigidos a los profesores de los centros educativos del MEPSYD y de las C.C.A.A. Sostenidos con fondos públicos.

Se realizan dos convocatorias anuales. La 1ª en Septiembre para los cursos que comienzan en el mes de Octubre y la 2ª en Enero para los cursos que comienzan en Febrero.


FORMACIÓN DEL ALUMNADO

Imagen nº 1: La formación del alumnado.

Fuente: http://cepvirgendelaguia.blogspot.com/2010/10/contenidos-digitales.html


La formación se puede considerar como un sinónimo de educación. Ésta se entiende como el proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. A través de la educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos. Los alumnos deben ser formados adecuadamente para en un futuro poder “competir con la sociedad”. Sin embargo, en la formación del alumnado podemos encontrar varios inconvenientes: Uno de los inconvenientes que se encuentran los docentes cuando proponen actividades TIC es el desconocimiento de utilización que tienen los alumnos de muchas de las herramientas usadas en educación, como la competencia digital de los alumnos, muy alta en herramientas de comunicación pero escasa en destrezas relativas a la realización de tareas TIC necesarias en el aula. Los alumnos cuentan con muchas virtudes, tienen ilusión, capacidad de aprendizaje, son tecnológicamente intrépidos, con un control del ratón envidiable. Pero, como en muchos aspectos de su vida, todas estas virtudes están descontroladas y no están sometidas a ninguna regla sistemática, sino anárquica. Cuando los docentes plantean una actividad TIC nueva para el alumnado se encuentran con varios problemas: 1.- Disparidad en el nivel de destreza TIC: Los niveles varían dependiendo del uso que los alumnos hicieron en sus estudios anteriores o en su ámbito doméstico. 2.- Disparidad en el conocimiento de herramientas: los alumnos van aprendiendo por su cuenta aquellas herramientas que necesitan, o a las que tienen acceso en sus casas, por lo que puede haber muchas diferencias entre lo que unos y otros conocen. Es muy complicado unificar en poco tiempo el conocimiento de todos los alumnos. Es necesario concienciarse de la importancia de la formación de los alumnos, porque si no se realiza este esfuerzo no se innovará nunca.

1.- Ámbitos de trabajo Se Exponen en el grupo qué herramientas van a utilizar y se reparten la enseñanza de esas destrezas entre los distintos profesores, independientemente del área de


conocimiento. Esta modalidad es quizá organizativamente menos "ortodoxa" pero en la práctica es mucho más efectiva, entre otras cosas porque se puede comenzar a poner en práctica únicamente con dos profesores y ser más directo en lo que se quiere enseñar.

2.- Plan de formación No obstante, la fórmula ideal podría ser la que incluyese un plan de formación del alumnado que se incorpora por primera vez al centro, o establecer unos cursos clave donde preparar a los alumnos para las herramientas que se vayan a utilizar. Estos planes, como no puede ser de otra manera hablando de TIC deben ser vivos, renovados y actualizados, con el fin de acompasar la enseñanza con la evolución tecnológica.

LA TAREA EDUCATIVA DEL PROFESOR, Y LA IMPORTANCIA DE QUE EL PROFESOR CONOZCA AL ALUMNO PARA LA MEJOR FORMACIÓN DE ÉSTE. La actitud del profesor que, además de enseñar la disciplina en cuestión y a enfrentarse con los problemas de aprendizaje de los alumnos influye con su conducta en la formación de éstos, incluso en aspectos como la educación en valores y ética. También influye la importancia que tiene el conocimiento que el profesor debe alcanzar acerca de las circunstancias personales y específicas de cada uno de los alumnos para comprenderlos y contribuir a una mejor formación de los mismos. Adquirir conocimientos llena a las personas de vitalidad y les proporciona confianza en sí mismos. Aprender se establece que la enseñanza no produce obligatoriamente el aprendizaje, sino que hay que ayudar a que éste se produzca mediante una serie de reglas: 1.- Las personas aprenden antes lo que necesitan con más urgencia. Ello implica que se aprende mucho antes aquello que está relacionado, aunque sea de un modo lejano, con la satisfacción de una necesidad, con un deseo, con la evitación de una amenaza, etc..


2.- Cuando las personas se sienten amenazadas dejan de aprender. El profesor debe darse cuenta de la diferencia entre un desafío y una amenaza. Ante un desafío se puede alentar y estimular a las personas para favorecer el aprendizaje. Ante una amenaza, las personas se sienten agobiadas y se desconectan. 3.- El profesor debe conocer las señales del alumno que indican que el interés por el aprendizaje decae: Unos alumnos dirán que se aburren, otros abandonarán bruscamente la tarea, otros sencillamente se desconectarán si no llegan a entender lo suficiente… 4.- No se puede aprender aquello para lo que no se está preparado. Todas las disciplinas, ideas, habilidades, etc.., presuponen haber adquirido previamente otras, sobre las que aquellas se deben basar. Está en el profesor el advertir la falta de base de algún alumno sobre una materia para ayudarle a entender y a fundamentar los nuevos conocimientos en lo ya aprendido. 5.- Todo aprendizaje requiere su tiempo. El buen profesor calibrará el tiempo que necesita cada alumno para aprender unos determinados conocimientos, y debe conceder a todos el tiempo y la dedicación necesarios para superar los obstáculos del aprendizaje diario. El profesor debe ser comprensivo y tener la sensibilidad suficiente para entender y ayudar al alumno. En este sentido es bueno extraer datos de la propia experiencia personal, que establezcan vínculos con el alumno en cada circunstancia. 6.- Sea lo que sea lo que enseñe un profesor, enseña su propia personalidad. Sea o no intencionado, el profesor se convierte en un modelo que provoca tanto o más interés que la materia que enseña. De ahí la importancia de la educación en valores positivos que ayuden y formen al alumno para su entrada en la sociedad. 7.- La enseñanza académica forma parte de un contexto de aprendizaje. El alumno está creando continuamente asociaciones entre lo que aprende, lo que observa y el mundo exterior, y el contexto en que ha aprendido cobra un gran valor para su aprendizaje global. A veces es necesario intentar conocer lo que los alumnos opinan de la enseñanza que imparte el profesor, y contrastarla con la impresión que el propio profesor tiene al respecto.


Es interesante seguir los siguientes puntos: 1.- Autoconcepto y expectativas escolares de los alumnos. Los jóvenes son capaces de percibir la sensación que tienen los docentes con respecto a su rendimiento como alumnos. Este criterio de los docentes influye en el autoconcepto y expectativas que tienen los alumnos sobre su propia capacidad escolar. 2.- Percepción que tienen los alumnos respecto al centro docente, así como respecto a los propios profesores y su conducta. Los alumnos perciben el trato diferente que reciben de los profesores en el aula, y las expectativas que ellos como alumnos suscitan en los profesores, lo que parece influir en su rendimiento. 3.- Percepción que tienen los alumnos del proceso cognitivo en el aula. Los alumnos pueden percibir la enseñanza de un modo distinto al planeado por los profesores. Los docentes deberían esforzarse en conocer las estrategias que desarrollan los alumnos para enfrentarse al nuevo conocimiento, para influir en ellas. El nuevo profesor debe reflexionar desde dentro y descubrir problemas, para diseñar y planificar su intervención en base a los problemas detectados, y reconducir el proceso en función de los resultados. La indagación sobre su propia práctica de la enseñanza puede llevar a los profesores a comprender muchos de los procesos que se producen en las relaciones profesoralumno, y a reflexionar sobre estos procesos para contribuir a una mejora de su propia estrategia de enseñanza, todo ello con la intención de corregir aquellos problemas detectados y evaluar los efectos de esta nueva planificación, repitiendo el proceso las veces necesarias hasta alcanzar los objetivos. Este modelo de indagación integra las tres vertientes de mejora que son deseables en toda actividad educativa. Por un lado contribuye a la mejora de la calidad en la planificación y el desarrollo de la enseñanza, ayuda a la mejora del conocimiento y también aumenta las destrezas profesionales del profesorado. Ante esto, se deben tener en cuenta los siguientes conceptos: 1.- Promover y potenciar la reflexión crítica del quehacer profesional. 2.- Presentar la teoría como herramienta para el análisis de problemas.


3.- Generar un grupo de trabajo que base su quehacer en el intercambio de experiencias. 4.- Generar una dinámica de colaboración donde lo más importante no sea ofrecer soluciones, sino enseñar y compartir estrategias para la resolución de los problemas. 5.- Tomar siempre como punto de partida los problemas reales percibidos como tales por los profesores. 6.- Considerar todo este proceso como una experiencia de investigación de la práctica educativa.

Una de las principales preocupaciones del profesorado es la duda razonable sobre si realmente se encuentra preparado para afrontar tanto la enseñanza académica como los problemas surgidos de la relación profesor-alumno. Surgen inmediatamente preguntas tales como… ¿Si se supone que el profesorado está preparado para dar clase, cómo es que se siguen produciendo problemas de alumnos expulsados, profesores que enferman de depresión, bajos rendimientos generalizados, etc..? ¿Está la respuesta en la metodología? ¿Depende de la formación del profesorado? ¿Los alumnos no aprenden por falta de trabajo o de interés? ¿Qué grado de responsabilidad tienen los profesores en ello?. Estas sencillas preguntas, llevadas a la práctica diaria, y aplicadas a los alumnos del grupo, incluso a base de cuestionarios elaborados con la metodología adecuada, pueden dar respuestas que arrojen luz al problema de la comunicación profesor-alumno, y a resolver el divorcio que muchas veces existe entre la sistemática de la enseñanza y los verdaderos intereses y deseos del alumno. Lo más importante es formar al alumno en los valores éticos, destacando la importancia del esfuerzo y el mérito estudiantil. Los conocimientos deben impartirse en un ambiente de orden, disciplina y respeto al docente quien con una conducta, justa, firme y respetuosa debe asumir su condición de modelo social. En definitiva, el objetivo principal es formar alumnos en todos los aspectos de la persona, adaptándose a sus características individuales y favoreciendo el desarrollo integral de su personalidad. Para ello se intentará dar a todos los alumnos las mismas oportunidades, con independencia de su raza, sexo, religión, cultura o discapacidad.


Minilibros