Page 1

febrero 10

aceprensa

s

tendencias

PANORAMA

umario

Panorama. El 70% de la población mundial no goza de libertad religiosa

Entrevista. 50 años de la declaración de los Derechos del Niño

Contrapunto. Aborto: El derecho a que los demás no decidan

El 70% de la población mundial no goza de libertad religiosa Oriente Medio y el Norte de África son las zonas que tienen más restricciones

E

l laicismo europeo sigue discutiendo sobre temas más bien accidentales, como el referéndum suizo sobre los alminares, la posible ley francesa contra el empleo del burqa, o la débil sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre crucifijos en escuelas públicas. Entretanto son asesinados cristianos en Irak o en Egipto, sin apenas repercusión en los medios informativos. Y la intolerancia no se reduce, como señala un informe del Pew Research Center’s Forum on Religion and Public Life, una institución muy reconocida en Estados Unidos, titulado Global Restrictions on Religion. Aunque los Estados con fuertes limitaciones a la libertad religiosa son una minoría, se trata de países con mucha población. Por eso el Pew Forum concluye que alrededor del 70% de los habitantes del planeta está sometido hoy a fuertes restricciones de su libertad religiosa. Esa afirmación es consecuencia de la valoración de parámetros concretos, país por país, en torno a restricciones gubernamentales y a hostilidades sociales interreligiosas. Lo que diferencia al informe del Pew Forum es que se trata de un estudio

cuantitativo para llegar a establecer unos índices de limitaciones a la religión. Respecto de las restricciones gubernamentales, se aplican veinte criterios, en función de leyes nacionales o locales, textos jurídicos o injerencias policiales, que restringen las libertades de enseñar o predicar, prohíben o dificultan las conversiones (75 países), controlan a los grupos religiosos, obligan a registros previos (178 países) o favorecen de modo preferente a una determinada religión. Esas dificultades afectan a católicos, protestantes (sobre todo, evangélicos), judíos, budistas e, incluso, a ciertos grupos minoritarios de musulmanes. 43 países tienen una tasa alta o muy alta de restricciones, como: Arabia Saudita, Pakistán, Irán, Egipto, Argelia, Turquía, Indonesia, la Rusia mayoritariamente ortodoxa, la India hindú, la Birmania budista, y los países comunistas Vietnam y China. Por regiones, Oriente Medio y el Norte de África son las que tienen más restricciones, mientras que las dos Américas son las más respetuosas con la libertad religiosa. ❐ Texto completo del artículo en www.aceprensa.com

Cine. Selección de las últimas novedades en DVD

Libros. La fiesta del oso (Jordi Soler)

Aunque los Estados con fuertes limitaciones a la libertad religiosa son una minoría, se trata de países con mucha población


tendencias febrero 10

50 años de la Declaración de los Derechos del Javier Urra: “El alcohol, los divorcios mal llevados y la falta de compasión, problemas actuales de la infancia”

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el 20 de noviembre de 1959 la Declaración de los Derechos del Niño. Treinta años después, justo el mismo día, se ratificó por el mismo organismo la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia. Javier Urra, doctor en psicología, psicólogo forense de los Juzgados de Menores de Madrid y escritor (una docena de libros en su haber) se congratula de que en estos 50 años “la infancia esté más protegida, querida y respetada”.

lo ha advertido: en África, todavía muchos niños se mueren de hambre. — En el mundo desarrollado, ¿se da la paradoja de que los niños exigen sus derechos pero no cumplen sus obligaciones? — La responsabilidad es de los padres. Cierto es que la presión social en ocasiones juega contra ellos, educa más la televisión que los progenitores. No saben educar con autoridad, diferente del autoritarismo. Por otro lado, justifican a sus hijos lo injustificable. Si un menor ha cometido un abuso sexual o un acto de violencia contra una comisaría, los padres no pueden disculparle con un “no era para tanto”. Si un hijo ha cometido un delito, un acto inhumano, tiene que reparar. Se trata de enseñar a nuestros hijos a hacer ejercicios de contrición de conciencia. — Usted habla de otra patología de nuestra década: niños con dureza emocional. ¿Un niño tirano nace o se hace? — Se hace, sin duda. Muchos padres maleducan bajo el pretexto de no exigir, castigar o sancionar por el falso miedo de evitarles un trauma. Otros les sobreprotegen para descargar su conciencia, ya que pasan muy poco tiempo con sus hijos. Son niños que crecen sin sentimiento de culpabilidad, en su universo egocéntrico y narcisista. No se les ha enseñado a ponerse en el lugar del otro. No saben qué es la compasión. Su lema es, “yo y después yo”. El ser humano debe aprender a ser humilde. Nuestros hijos necesitan inte-

J “Justificar el mal comportamiento de los hijos está creando una sociedad de jóvenes emocionalmente duros, sin compasión”

[

avier Urra fue el primer Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid (1996-2001) y presidente de la Red Europea de Defensores del Menor. Es director de Urrainfancia, una entidad que intenta tender puentes entre padres e hijos (www.javierurra.com) — ¿Qué queda por hacer en el siglo XXI, tras 50 años de la Declaración de los Derechos del Niño? — El mundo ha avanzado mucho, la infancia es más querida y más protegida. La mortalidad infantil desciende en aquellos países donde se incrementa la cultura. Es urgente apoyar con más eficacia a las madres en los países subdesarrollados, pues son las que educan a sus hijos. Cuando un país se democratiza e invierte en educación, los niños en lugar de ir a la guerra, acuden a la escuela, en lugar de prostituirse por las calles, se instruyen en el colegio. Algunos continentes todavía carecen de lo más elemental. La FAO

Cine en DVD Amazing Grace Director: Michael Apted. Guión: Steven Knight. Intérpretes: Ioan Gruffudd, Romola Garai, Benedict Cumberbatch, Michael Gambon, Rufus Sewell, Albert Finney. 117 min. Jóvenes.

Muy notable producción británica sobre el parlamentario inglés que logró abolir la esclavitud en el Imperio Británico. El guión original de Steven Knight tiene muchos aspectos destacables, pero hay uno que llama especialmente la atención: todos los personajes resultan muy naturales y tienen gran fuerza, sin que se traicione su idiosincrasia con anacronismos facilones.

Up Directores: Bob Peterson, Peter Docter. Guión: Pete Docter, Bob Peterson, Thomas McCarthy. Animación. 96 min. Todos.

Up

combina aventura, humor, una historia de amor entrañable y una preciosa relación entre el anciano protagonista, que no pudo tener hijos, y un chico que perdió al padre. La clave de esta joya animada de Pixar es una buena historia y el sentido artístico de la animación. Hay acción trepidante, casi terror con el villano, y emoción sin límites, todo propiciado por la casa volante y un dirigible, homenaje a Hayao Miyazaki y su título El castillo en el cielo. ❐


ENTREVISTA

Niño

para delinquir, como por ejemplo la población rumana gitana.

riorizar lo que es compadecerse del otro, de su desgracia. — Las denuncias de padres contra hijos maltratadores aumentan. ¿Qué está pasando? — En España existen más de 8.000 denuncias interpuestas por padres contra sus hijos por maltratos. La incidencia de las niñas va creciendo, asciende al 40%. Es un mal síntoma. La víctima sigue siendo la madre, porque está más en casa, porque es la que se preocupa más por la educación. El perfil del padre en estos casos suele ser de un progenitor ausente o débil, o bien, entre divorciados, un padre que arremete continuamente contra la madre. En estos casos, la familia necesita ayuda de las instituciones. No se trata de internar al niño, a no ser que las agresiones pongan en riesgo la vida de sus padres, pero sí de realizar una terapia conjunta familiar para evitar que la relación se enquiste y que el maltrato vaya a más.

Para ayudar mejor a la familia — La convención de 1989 señala que la familia debe recibir la protección y asistencia necesaria para asumir plenamente sus responsabilidades. ¿Recibe la institución familiar suficiente protección? — La familia española goza de buena salud. No soy pesimista, la gran mayoría de los jóvenes son leales, solidarios, amantes de su familia. Existe amor en el seno familiar. Sin duda, hay que mejorar todavía la protección debida y el apoyo legal. Me refiero a esas familias con niños o padres discapacitados, con patologías, familias conflictivas. Son las que más ayudan necesitan. No hay que olvidar que la familia en España es la instancia más valorada y por tanto, en justicia debería recibir todo el apoyo legal y económico necesario. Otro hecho preocupante es la crisis económica. Actualmente, existe un 13% de niños españoles que viven bajo el umbral de la pobreza, inmigrantes la mayoría, o que son programados desde pequeños

Proteger a los niños en los divorcios — ¿Cuáles son los principales problemas que afecta a la infancia en España? — En España, en particular, el consumo de alcohol, los divorcios mal llevados, y como mencionaba anteriormente, la excesiva protección, educar sin compasión. También me preocupa que la sociedad empuje antes de tiempo a los niños a adelantar su adolescencia, acortándoles su infancia, sobre todo en aquellos aspectos que se refieren a la sexualidad. Es un error que perjudica a su correcta madurez. — Niños y niñas de 12 y 13 años, consumiendo alcohol. ¿Cuáles son los motivos? — Para algunos adolescentes, la única forma de divertirse es bebiendo alcohol. No les hemos enseñado a entretenerse de otra forma. Además, los padres les consienten salir hasta las tantas. ¿Qué hace un niño de 14 años saliendo hasta las 2 de la madrugada? Consumir más alcohol y como consecuencia, realizar actos descontrolados. Instituciones, padres y educadores tenemos que poner todas lo que esté en nuestras manos (normas, medidas, otras alternativas) para evitar este tipo de hábitos en nuestros niños. — Se ha referido también a los divorcios mal llevados como otro problema que afecta enormemente a la infancia. — En este ámbito, España es todavía un país ignorante. No asume los riesgos del divorcio. Algunos juzgados de familia están mal planteados, muchos abogados no tienden puentes hacia la mediación, muchas mujeres sufren verdadero abandono y, en otras ocasiones, el padre está injustamente maltratado por la Justicia. Todos estos procesos generan un daño en ocasiones irreparables en los niños. En este ámbito, es urgente que las instituciones protejan más a los niños de unos padres, muchas veces egoístas, que no velan por sus hijos, sino que se guían por su venganza, dolor o abandono. ❐ Marta Santín

Libros La fiesta del oso Jordi Soler Mondadori. Barcelona (2009). 160 págs. 16,90 €.

La última novela de Jordi Soler reconstruye las andanzas del tío abuelo del autor, Oriol, un soldado que desapareció cuando trataba de cruzar los Pirineos en su camino hacia Francia, en los estertores de la Guerra Civil española, y a quien la familia Soler, pasado el tiempo, dio por muerto. Tras una conferencia en un antiguo campo de concentración francés para exiliados republicanos, una anciana entrega a Jordi una foto en la que aparece Oriol, junto con una carta firmada

por un tal Noviembre Mestre, que desmiente la hipótesis de su muerte. Según Noviembre, Oriol no falleció en los Pirineos, ya que él mismo lo salvó de la tormenta y le dio cobijo en su cabaña durante una larga temporada. A partir de ahí, Soler tira del hilo y rastrea las huellas que dejó su antepasado. Al igual que en Los rojos de ultramar, Soler fija su mirada en la Guerra Civil y en sus consecuencias, siempre dolorosas y terribles. Y sorprende con una novela valiente y lírica, que se lee sin respiro. ❐ Alberto de Frutos Texto completo de la crítica en www.aceprensa.com

“Me preocupa que la sociedad empuje a acortar la infancia, sobre todo en lo que se refiere a la sexualidad”

]


tendencias febrero 10

Aborto: El derecho a que los demás no decidan

CONTRAPUNTO

La legalización del aborto en España, con la ley ya aprobada en el Congreso, se justifica en el derecho de la mujer a “adoptar libremente decisiones que afectan a su vida sexual y reproductiva”.

E

s verdad que el embarazo no es más que el fruto de la libre decisión de mantener relaciones sexuales. Pero aunque con el aborto se intente anular las consecuencias de esa anterior decisión, lo más llamativo de esta ley es que para que la mujer elija hay que negar el derecho a decidir a otros muchos. De entrada, el aborto niega siempre el derecho a intervenir al padre, como si no tuviera nada que ver con el embarazo. No tiene nada que decir ni que decidir. La ley no tiene más remedio que admitir la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios, pues ya fue reconocida por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la ley de 1985. Pero hace todo lo posible para restringirla, al reconocerla solo a “los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción voluntaria del embarazo”. Pero el problema y la fuente de conflictos será determinar quiénes son los directamente implicados. ¿Sólo el médico que realiza el aborto? ¿Podrá objetar el anestesista? ¿Y el personal de enfermería? El texto precisa que la objeción “debe manifestarse anticipadamente y por escrito”. Pero también podría darse que un profesional estuviera dispuesto, por ejemplo, a realizar un aborto en caso de malformación del feto, pero no en un caso de aborto por simple petición de la mujer o en el de una menor de 16 años que quiere abortar sin informar a sus padres. ¿Él no puede decidir en cada caso? La ley pretende incluso imponer en los planes de estudio de las Facultades de Medicina y Enfermería la enseñanza de las técnicas abortivas. Por lo visto, la autonomía universitaria aquí no se aplica, cosa que ya ha sido contestada por algunas Facultades. Esto puede quedar en nada, puesto que los pla-

nes de estudio universitarios no se regulan por una ley que no tiene que ver con la educación, pero revela el talante impositivo de quienes han hecho esta ley. Para ellos, los estudiantes de ciencias de la salud tampoco pueden decidir. La imposición en cascada llega también a los colegios, ya que la ley establece que los poderes públicos garantizarán “la información y la educación afectivo sexual y reproductiva en los contenidos formales del sistema educativo”. No es que la educación sexual sea una novedad en el sistema educativo, pues ya actualmente forma parte de los contenidos que se imparten de forma transversal en diferentes materias. Otra cosa es que se quiera imponer un tipo concreto de educación sexual, al margen de los deseos de las familias, que implique el reconocimiento del aborto como un derecho, también de las chicas de 16 años. También hay repercusiones para el contribuyente, que se ve obligado a pagar de su bolsillo las libres decisiones de algunas mujeres sobre su vida sexual. Con esta ley, el aborto “estará incluido en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud”. Es decir, pasa a ser una prestación pública y gratuita. A título comparativo, vale la pena tener en cuenta que la financiación pública del aborto está siendo uno de los temas más polémicos en los que ha tropezado la reforma sanitaria de Obama. Aquí ni se discute. Por si fuera poco, el gobierno se ha comprometido a sufragar en un 40% los anticonceptivos de última generación, aumentando así ese coste sanitario que siempre se dice que hay que frenar. Pocas veces la libre decisión de unas ha supuesto tantas imposiciones a tantos otros. Ignacio Aréchaga

Más contenidos en www.aceprensa.com c/ Núñez de Balboa, 125, 6º A. 28006 Madrid (España) • Tfnos.: (+34)915158974 (Administración), (+34)915158975 (Redacción) Fax: (+34)915631243 E-mail: administracion@aceprensa.com (Administración), redaccion@aceprensa.com (Redacción), mas@aceprensa.com, japrado@aceprensa.com (Comercial)

Presidente: Miguel Ángel Luna • CEO: Miguel A. Sánchez • Director: Ignacio Aréchaga • Redactor-Jefe: Rafael Serrano • Director comercial: Jesús Ángel Prado Depósito Legal: M. 35.855-1984 • ISSN: 1135-6936 Se distribuye por suscripción. Se pueden adquirir los derechos de reproducción mediante acuerdo por escrito con el editor

Tendencias (Aceprensa) Febrero 2010  

Tendencias (Aceprensa) Febrero 2010