Page 1


contenido

Mono magacín xvi En portada K aijû sôshingeki , 1968 Imagen de la película (Destroy all Monsters, 1968)

07

El monstruario de Aldrovandi Mono vs. Ulises Aldrovandi

23

Un Estado sobrenatural Eliel Luna

Sobrenatural año 3 noviembre 2009 -enero 2010 www.monomag.com.mx

28

Estudios de Oftalmología C arlos de Rosenzweig

41

Interpretación del Kaiju Eiga Eduard Terr ades

51

5:02 Armando Torres

Colaboraron con monox vi Abraham Rodríguez Armando Torres Carlos de Rosenzweig Eduard Terrades Eliel Luna Jack Ripper Jackie reyes Jorge Alberto Martínez Lila Flores Marko Ferretiz Myriam Basañez Ulises Aldrovandi (†) William Hope (†)

Diseño y formación Ernesto Peña (Interspectiva diseño) Staff mono

54

Galería sobrenatural Marko Ferretiz Myriam Basañez Lil a Flores Jorge Alberto Martínez Jack Ripper Abr aham Rodríguez Jackie reyes

23


editorial Esta edición de mono es una de las más gráficas que hemos tenido (probablemente la más), De hecho, prácticamente todo el contenido es gráfico: Una bella selección de seres espantosos presentados por Ulises Aldrovandi en su texto de 1652 Monstruorum Historia que el autor se negó a nombrar salvo por sus obvias características, situación que ahora tenemos la oportunidad de cambiar en el «El monstruario de Aldrovandi». Eliel Luna nos habla de su visión del terrorífico Estado mexicano. Carlos de Rosenzweig, un viejo conocido de nosotros, nos permite publicar una serie de ilustraciones llamada «Estudios de oftalmología», un trabajo que pone en evidencia la facilidad del artista para recrear mitología.

  Por otro lado, tenemos un texto de Eduard Terrades (nuevo colaborador) previamente publicado en su sitio, en el cual se explica a grosso modo uno de los géneros cinemátográficos más incomprendidos en la actualidad; el Kaiju Eiga, al cual pertenecen las películas de Godzilla, Gamera, Mothra, etc.   Armando Torres se estrena como colaborador de Mono y presentamos el resto de sus amables participaciones (las cuales agradecemos infinitamente) en «Galería sobrenatural».   El siguiente número abre su convocatoria a partir de este momento con el tema «Insurrección». No dejen de hacer sus aportaciones a esta causa común.

Las opiniones de los colaboradores de esta revista son responsabilidad de ellos mismos, y no representan necesariamente el punto de vista de la publicación... Pero estamos honrados de que hayan escogido este medio para expresarlas.   Si quieres colaborar con mono con textos, ilustraciones o fotografías, escríbenos a: contacto@monomag.com.mx.


sobrenatural. (Del lat. supernaturalis). 1. adj. �ue excede los tÊrminos de la naturaleza.

Sobrenatural

5


6

El Aurisaco monox vi


Ulises Aldrovandi hizo en su momento (1642) una colección de seres sobrenaturales que compiló en un libro de nombre Monstruorum Historia. Los nombres de dichos seres respondían a sus características físicas, pero creemos que se puede ser mucho más original.   ¿�uiere alguien intentarlo? 7

El monstruario de Aldrovandi Mono vs. Ulises Aldrovandi

Sobrenatural


8

monox vi


9

Sobrenatural


10

monox vi


11

Sobrenatural


12

monox vi


13

Sobrenatural


14

monox vi


15

Sobrenatural


16

monox vi


17

Sobrenatural


18

monox vi


19

Sobrenatural


20

monox vi


Ulisse Aldrovandi ( Bolonia 1522 - ibíd. 1605)

Fue un científico y naturalista italiano. Hijo del conde Teseo Aldrovandi, secretario del Senado de Bolonia. En el año 1529 quedó huérfano. En 1538 peregrina a Roma y Santiago de Compostela. En 1539 comienza estudios de humanidades y leyes en las universidades de Bolonia y Padua.   En 1549 fue acusado de herejía por sus relaciones con el anabaptista Camillo Renato y encarcelado en Roma durante 18 meses, durante ese tiempo se interesó por la Botánica, Zoología y Geología.   En 1551 volvió a Bolonia. Durante este tiempo organiza numerosas expediciones para recoger plantas para su herbolario. En 1554 comienza a enseñar lógica y filosofía en la Universidad de Bolonia, y en 1561 es el primero profesor de historia natural. A causa de sus esfuerzos se crea el Jardín Botánico de Bolonia en 1568.

  En 1575 fue suspendido de sus actividades públicas durante cinco años debido a una disputa sobre la composición de una medicina popular con los farmacéuticos y doctores de Bolonia.   En 1577 solicita la ayuda del papa Gregorio XIII, cuñado de su madre, para obtener de las autoridades de Bolonia la restitución de sus cargos y una ayuda financiera para editar sus obras. Durante su vida formó amplias colecciones de botánica y de zoología, que después de su muerte se protegieron en el Museo de la universidad.

Fuente: Wikipedia Sobrenatural

21


22

monox vi


Un Estado sobrenatural Por Eliel Luna

«La mayor parte de la población que mantiene a una mínima proporción de ella en base a la explotación del trabajo, a la desigualdad social, a la inequidad de servicios públicos, a una educación utilitarista, al sueño fallido de la movilidad social y la aspiración a la riqueza» Sobr enat ur al, en esa palabra mítica, misteriosa y tétrica (según sea el caso) se ha convertido el Estado. Si bien la naturaleza ontológica de un Estado-Nación Democrático es el bien común, en México toda definición es la expresión misma de la sádica relatividad de ese monstruo filantrópico como atinadamente lo definió Octavio Paz.

Sobrenatural

23


24

monox vi


La mayor parte de la población que mantiene a una mínima proporción de ella en base a la explotación del trabajo, a la desigualdad social, a la inequidad de servicios públicos, a una educación utilitarista, al sueño fallido de la movilidad social y la aspiración a la riqueza. Partidos Políticos que juegan y se divierten en esa hueca y vacía lateralidad política de la «derecha» y la «izquierda» con la que justifican un juego que no es compatible con las necesidades de un pueblo pobre, humillado, sumergido en la ignorancia y más que nunca atemorizado para con ello seguir pasando desapercibido, obediente, tolerante hasta el martirio, con la cabeza abajo, invisible y desagradablemente nostálgico.   Alguna vez, alguien se preguntó si el Estado creó a los hombres o los hombres crearon al Estado, en México quizás hemos olvidado plantear esa pregunta y tal vez también nos han enseñado a nunca plantearla con decisión y crítica. Si la respuesta es que Sobrenatural

el Estado hace a los hombres entonces ese Estado no solo es sobrenatural sino antinatural y por eso le creemos o le temenos.   En cambio si los individuos construyen al Estado como rector de una vida mejor para todos, entonces por qué no funciona de esa manera, por qué delegamos todo el peso de la equidad social y luego olvidamos pedir cuentas a los representantes de la sociedad, por qué éstos, convertidos en representantes de las empresas más ricas y monopólicas construyen redes tejedoras de inequidad.   ¿En qué se ha deformado el Estado y en dónde quedó la participación social que diferencia la cualidad entre un ciudadano y súbdito?   El Estado cauteloso, sintiéndose sobrenatural anhela un deseo perverso, que la sociedad siga creyendo que son un mal necesario�

25


26

monox vi


27

Sobrenatural


28

Estudios de OftalmologĂ­a Ilustraciones selectas y textos de C arlos de Rosenzweig <www.lamoscaverde.com>

monox vi


29

Espinayeux du Mare: Especie de erizo con largas pĂşas perfumadas

Sobrenatural


30

Krikeye agresif: Una especie muy, pero muy, venenosa y agresiva.

monox vi


31

Garzojo: Pican pero no sacan roncha, les gustan los bajos (lugares de poca profundidad, no los otros...).

Sobrenatural


32

Hexopodus contemplative: Ejemplares machitos, (fijese bien), son como insectos, muy feos, pero no pican.

monox vi


33

Triojo: Noble animal arborícola con visión esférica (todo alrededor).

Sobrenatural


34

Le Visioner voulant: Llamado asĂ­ por los habitantes, (hablan francoportugues) parecido al murciĂŠlago pero este sĂ­ ve y muy bien.

monox vi


35

Masojo du Mare: Se encuentran en los arrecifes de las mentadas lagunas aquellas, es aguado y muy fijado.

Sobrenatural


36

Manojo de 9 dedos: Se encuentran en los arrecifes de las mentadas lagunas aquellas, es aguado y muy fijado.

monox vi


37

Lizardyeux: Una especie de lagartijas que habitan en las islas flotantes de las lagunas.

Sobrenatural


38

Pezojo valiente: Esta especie es sumamente difícil de pescar, ya que no tiene boca, nunca sonríen y al parecer se alimentan por ósmosis.

monox vi


39

Juรกtsopdoc: Especie de roedor parecido a Bugs Bunny.

Sobrenatural


40

monox vi


Interpretación del Kaiju Eiga Por Eduard Terr ades  <www.datazine.net> Posters de películas kaiju eiga: <www.wrongsideoftheart.com>

41 I n t roducción Normalmente a una persona que se le enseña una película de Godzilla tiende a criticarla de forma drástica, incluso antes de haberla visto. Esta tendencia generalizada es comprensible, ya que si no está habituado a ver este tipo de cine, puede resultarle pesado e incluso ridículo. La mejor manera para empezar es hablarle del tema en si, del kaiju eiga como subgénero propio y autóctono del cine japonés. A partir de aquí sería preciso comentar las razones de su nacimiento, los pros y los contras, así como de las posibles influencias que a posteriori ha tenido sobre la ciencia ficción en general. Seguramente de esta manera se dará cuenta de que la existencia del kaiju eiga es más importante de lo que parece.

Sobrenatural


42

monox vi


«Recordemos que [...] Godzilla nació a causa de las mutaciones provocadas por la energía atómica[...]» T em as y concep tos básicos Uno de los temas por excelencia en el kaiju es el de la energía nuclear; si concretamos aún más, los lanzamientos de las primeras bombas atómicas. Eso se entiende muy fácilmente, ya que las terribles vivencias experimentadas en Hiroshima y Nagasaki marcaron un punto y aparte en la mentalidad japonesa. Así pues, con la primera película formalmente concebida para el género, la archiconocida Godzilla - Japón bajo el terror del monstruo (1954), se mencionaba explícitamente la barbarie vivida a finales de la ii Guerra Mundial.   Recordemos que, según su argumento, Godzilla nació a causa de las mutaciones provocadas por la energía atómica: no nació fruto de la casualidad, sino a consecuencia de la terrible bomba. Por lo tanto, la primera destrucción de Tokio a manos del monstruo nos hace revivir los tristes paisajes de Hiroshima y Nagasaki . Es como si la bomba cobrara vida propia reencarnándose en el destructor saurio Godzilla. Es interesante saber que según algunos sociólogos japoneses, el pueblo nipón le teme a todo lo que venga del cielo, una de las consecuencias del devastador efecto psicológico de la bomba nuclear. Si lo aplicamos a las películas de monstruos gigantes,

Sobrenatural

el terror nuclear no sólo aparece desde arriba, sino desde la misma superficie terrestre, con la amenaza constante del monstruo que, donde pone sus pies, destruye a todo ser viviente.   Otro tema frecuentemente utilizado es la supervivencia del pueblo japonés ante todos los peligros, sobre todo en referencia a los fenómenos meteorológicos y naturales. Lo interesante es comparar la evolución que sufre este tema en el kaiju eiga: los japoneses, poco a poco, siempre han vuelto a recuperarse de las batallas sufridas. Además, se han ido modernizando, intentando crear una sociedad lo más adaptable posible a los cambios que experimenta la naturaleza (o en este caso a las bestias gigantes).   Esto es comprobable sobre todo en las series clásicas y las nuevas de Godzilla y Gamera. Aún así, los monstruos se entestan en destruir todo lo que han venido reconstruyendo los humanos, y estos, con mucha paciencia, vuelven a levantarlo nuevamente todo desde los cimientos. Puede sonar un poco paradójico, pero eso demuestra la fuerza, vigor y el espíritu de superación personal del pueblo japonés

43


44

monox vi


Consecu enci as del átomo Otra de las consecuencias directas del miedo atómico es la obsesión por la destrucción. Constantemente el pueblo japonés es acribillado por seres de fuerza superior, siendo el único momento de relativa paz los años comprendidos entre Mecha Godzilla no Gyakush (1975) y Godzilla 1984 (en la patética producción Supermonster Gamera del año 1980 casi no se puede considerar que haya ataques, sinó más bien un pastel de refritos no ubicados en el espacio-tiempo). Así pues, uno de los factores claves y que con el tiempo ha servido de entretenimiento es el elemento destructivo. Sin él, los kaiju no tendrían credibilidad.

«Podríamos hablar de que algunos kaiju, sobretodo Gamera y Godzilla, son un signo patriótico de Japón.» La er a de las r eiv i n dic acion es Es curioso como las críticas presentadas inicialmente, a medida que pasaban los años, fueron cayendo en desuso o siendo sustituidas y adaptadas a cada generación. Desde un principio se exaltó el nacionalismo de forma exagerada; eso es del todo comprensible, sobre todo después de haber perdido Japón la ii Guerra Mundial. Eso es visible con la presencia constante del ejército luchando contra toda criatura enemiga, lo que hacía recuperar la fuerza militar en Japón.   Esto se extiende hasta el neo kaiju eiga, siendo del todo admisible, porque si no... ¿Quién organizaría las tropas de asalto contra los bichitos? De todas maneras, a medida que avanzaba el género, el ejército viene a ser secundado por criaturas que actúan heroicamente.   Podríamos hablar de que algunos kaiju, sobretodo Gamera y Godzilla, son un signo patriótico de Japón. Aunque también es entendible que actúen por igual de símbolo pop, si no no habría tanto público a nivel mundial dispuesto a gastarse dinero en sus películas. Sobrenatural

45


46

monox vi


La ci enci a-f icción como r ecu r so est i líst ico A partir de la película Sandaikaiju chikyu saidai no kessen (1964), la ciencia-ficción es más que aceptada, pasa a ser una sombra que acecha en una cantidad destacable de películas. Por eso en muchas de ellas aparece la figura del científico, más o menos serio, que argumenta las causas del nacimiento del monstruo en cuestión, así como las posibles soluciones para aniquilarlo. De hecho la ci-fi ya se había popularizado con el film de Honda Chikyu Boeigun (1957). Consecuentemente este tema perduraría hasta nuestros días, y eso es fácil de explicar, ya que el kaiju eiga en si mismo bien podría ser un subgénero de las sci-fi movies, polémico tema del que no voy a hablar.

«Posiblemente la mayor influencia han sido los dinosaurios, sobre todo comprobando el diseño de algunas de las criaturas (Godzilla el más obvio de todos).»

Sobrenatural

47


La m i tologí a como t r asfon do Podríamos bifurcar este tema de dos maneras posibles:

1.

La influencia de l a mitología japonesa

48

No creo que sea muy comprensible pensar que haya una relación directa entre las leyendas arcaicas japonesas, o incluso con las de procedencia occidental, con el mundo del kaiju eiga. ¿Acaso alguien ha visto alguna vez un monstruo gigante? Posiblemente la mayor influencia han sido los dinosaurios, sobre todo comprobando el diseño de algunas de las criaturas (Godzilla el más obvio de todos). Otros seres prehistóricos que aparecen en algunos de estos films son las legendarias serpientes marinas, cuya existencia no esta demostrada científicamente (Biorante o Manda son los casos más parecidos). Asimismo, los dragones de la edad media también son representativos en estas películas

(King Ghidorah parece haber salido de una leyenda de ese período histórico). Los únicos seres vivos y marinos que en la actualidad gozan de cierta reputación monstruosa son los pulpos gigantes, de aparición en dos films de Ishiro Honda: Furankenshutain tai chitei kaijü Baragon (1965) y La Batalla de los simios gigantes (1966). Aunque cabe reconocer que el tema de los pulpos gigantes ya había sido explotado en producciones estadounidenses mucho antes de que Godzilla pisara Japón. Curiosamente, hay un caso histórico certificado que data del año 1897 en el cual se narra la existencia de un colosal pulpo de unos 17 metros hallado en el mar, un pulpo llamado Octopus Geganteus.

2.

Las leyendas ficticias que se argumen tan en cada películ a El ejemplo más evidente lo encontramos en la trilogía de Daimajin, cuya minisaga se apoya en la presencia divina del ser. En otras producciones se explica la creación de muchos monstruos de mil formas diferentes; unas de más teorizadas, otras con un regusto kitsch, e incluso algunas con un tufillo engañoso y manipulable, como por ejemplo en Hedorah, la burbuja tóxica (1971), que es una especie

de ejemplo sobre cómo concienciar comercialmente a la población de los peligros de la contaminación.   Ni siquiera las monster movies escapan al género fantasmal, con una graciosa idea que se introduce en la película moderna de Mothra, la del kaidan o «Historia inquietante» de Ghidorah, una especie de espectro del dragón tricéfalo.

monox vi


49

Conclusión Aunque todavía podría extenderme muchas más líneas, espero que esta pequeña tesis sobre el mundo del kaiju eiga haya contribuido a una mejor comprensión y valorización de estas delirantes realizaciones. De esta manera, se podrá disfrutar aún más de este peculiar subgénero, que para muchos es casi una religión (el firmante entre ellos), y para otros resulta del todo prescindible. Lo que es innegable es el peso que ha tenido sobre la sociedad japonesa, así como unas de las piezas fundamentales para entender la evolución del cine japonés en general� Sobrenatural


50

monox vi


«[...] la luz que proviene de mi foco ahorrador de energía empezó a prender y apagarse [...] me sorprendía que esto sucedía con el compás de la batería, que marcaba el ritmo como una danza de guerra en una metrópoli que no escucha.»

En una noche de día de muertos, me dispuse a honrar a los muertos del rock de esos Ángeles que ya no quisieron volar por el olimpo de las estrellas de la música, para convertirse en leyendas.   De entre mi colección de viejos discos que ya pocos, ya que ahora prefieren escuchar simples archivos de ruidos que ahora los mas jóvenes llaman música orgullo de los latinos, francamente prefiero tener un orgullo universal que un orgullo de un estereotipo cargado de autoracismo. Armando Torres   Escogí un disco de mis dos favoritos de un grupo que me hace llegar al Nirvana con su música, creo que fue excelente decisión para una ocasión tan especial, una celebración sin altares ni calaveritas, pero si con música de un corazón que ya se detuvo.   Después de escucharlo una vez el disco completo, decidí volverlo a poner cuando empezaban los rasgueos de cierta canción que contiene furia y espíritu adolescente, la luz que proviene de mi foco ahorrador de energía empezó a prender y apagarse, pensé que por comprar de ese tipo habría resultado defectuoso, aunque me sorprendía que esto sucedía con el compás de la batería, que marcaba el ritmo como una danza de guerra en una metrópoli que no escucha.

5:02

Sobrenatural

51


52

  Mientras estaba sumido en mis pensamientos y en el quizás foco defectuoso, que de repente al iniciar el vocalista a cantar, no repare en la figura que estaba en mi puerta que me espanto a primera vista, ¿un asaltante?, ¿un drogadicto tal vez?, pero habia algo que me resultaba familiar, no lo se, tal vez esa silueta que enmarcaba tristeza con sus tenis de lona sucios y desgastados, sus jeans rotos, y lo que me atemorizaba, una playera clara con al parecer algunas manchas, que algunos habrían dicho en mi lugar que parecían gotas de sangre…   El cabello, rubio este, le tapaba gran parte del rostro, pero me percataba que su rostro estaba cabizbajo mi reproductor seguía tocando la canción, yo sentado inmovilizado, cuando de repente este sujeto empezó a hablar.   Su voz era muy débil, casi como un susurro, apenas podía entenderle, hablaba en inglés, pero por lo poco que le entendí me pidió un cigarrillo, le dije que no tenía porque no fumaba, el solo negó con la cabeza sin separar la vista, o lo que pensaba era su vista del suelo, le pregunté si le gustaba la música que tenía puesta, me dijo que el prefería la música punk porque el punk es libertad, tanta libertad como me dijo ahora tenía. monox vi


Cuando la canción llegó al solo de guitarra empezó a menear la cabeza de arriba hacia abajo, cual poseído por el ese demonio que decían los conservadores de los cincuentas llamado Rock and roll, y solo se limitó a decir: «aun recuerdo este sonido en mi cabeza como si fuera ayer», le pregunté que porqué se fue sin decir adiós, a lo que solo se limitó a decir que ya se había incendiado, pero que de haber sabido que nosotros permitiríamos que grupos con voces lindas y caras angelicales dominaran la radio, se hubiese ido después de mandarlos al excusado.   Ya con los últimos acordes y los gritos finales de la canción empezó de nuevo mi foco a fallar y solo escuche que dijo «lo siento» antes de desaparecer. Una noche de dos de noviembre�

Sobrenatural

53


54

GalerĂ­a sobrenatural

monox vi


H P Lovecraft Marko Ferretiz

55

Sobrenatural


Fallen Angel Myriam Basa単ez

56

monox vi


Querubin Lil a Flores

57

Sobrenatural


Keith «el sobre natural y asoleado Richards» Jorge Alberto Martínez

58

monox vi


Desamor Jack Ripper

59

Sobrenatural


La lagarta Jack Ripper

60

monox vi


61

Santa Guadalupe Jack Ripper Sobrenatural


¡Que monstruos son! 1/3 Abr aham Rodríguez

62

monox vi


ÂĄQue monstruos son! 2/3 Abr aham RodrĂ­guez

63

Sobrenatural


¡Que monstruos son! 3/3 Abr aham Rodríguez

64

monox vi


Ola TerrĂ­cola Jackie reyes

65

Sobrenatural


66

monox vi


«En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural.» —  Edgar all an poe (1809 -1849)

67 Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror.

Sobrenatural

Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él consecuencias desastrosas.

Fuente: Wikipedia


68

Hombre con el espĂ­ritu de su segunda esposa William Hope (1863-1933) monox vi

mono xvi: Sobrenatural  

El número sobrenatural de mono magacín

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you