Page 1

La vuelta al mundo en 5 días Materia: Lengua Alumnos: Luis Santiago Ré, Juan Martin Siniscalco, Leandro Clementi Docentes: Maria Cecilia Casal y Adriana Marichal Curso: 1º “A” C.B.C


La vuelta al mundo en 5 días Había una vez un grupo de abejas y distintos animales que estaban jugando al poker en un bar, mientras que jugaban iban charlando de cosas de la vida. Entonces, surgió un desacuerdo entre una abeja y una víbora. La víbora decía que la abeja era una inútil, que no servía para nada. Entonces ésta le jugó una apuesta, que consistían en que si ella lograba dar la vuelta al mundo en 5 días, la víbora debería cederle todas su pertenencias. Además, ser su sirviente por todo el año. La abejita partió de Argentina el 17 de enero a las 6:00 de la mañana. Tenía planeado llegar hasta África antes de las 7:00 de la tarde. Allí iba a alojarse en la casa de su tía. En pleno viaje se cruzó con un avión. La abejita tuvo la maravillosa idea de meterse en él para poder llegar antes de lo planeado y, además para descansar un rato. Se metió en el avión por el hueco donde se ubican las ruedas de aterrizaje. Una vez adentro fue pasando por agujeros estrechos, hasta que llegó a donde se encuentran los animales. Una vez allí, se encontró con una tortuga que tenía la característica muy rara de medir mas de dos metros y medio de largo, un metro y medio de ancho y mas de medio metro de alto. ¡¡Era gigante!! . La abeja y la tortuga


charlaron por dos horas hasta que aterrizaron. Se hicieron muy buenas amigas. Una vez en tierra, la abeja estaba perdida, entonces le preguntó a la tortuga: − ¿Dónde estamos? Esto no es África ¿o si? -. Ella respondió: − No, no estamos en África. Estamos en España -. − Ah - . Dijo la abejita. − ¿Puedo, por favor, pasar la noche en tu casa? - Le preguntó a la tortuga. − No seré una molestia. Mira mi tamaño – dijo la abeja − Sí, no hay ningún problema - respondió. Pasada la noche la abejita se despertó, como vio que la tortuga estaba durmiendo, decidió no despertarla. Le dejó una nota y emprendió vuelo hacia Alemania, este viaje no tuvo ningún hecho interesante. Llegó a Alemania a las 5:00 de la tarde y enseguida se acostó en un árbol a descansar porque estaba muy cansada. Al día siguiente, que ya era el tercer día de viaje, la abeja quería llegar hasta Japón ese día, mientras que iba volando muy contenta, de repente, se largó a llover. Ésta quiso seguir volando, para no perder tiempo esperando que pare de llover. Por resistirse, en consecuencia, se debilitó y se desmayó, cayó sobre el lomo de una garza, quien estaba volando por los cielos. La abeja estaba tan débil, que permaneció desmayada sobre el lomo de la garza por un día. Al despertarse, ésta le preguntó a la garza a dónde estaban. Ella le respondió que se encontraban en Filipinas. Como la abeja seguía muy cansada, le preguntó a la garza si ella no iba para América del Sur. Ésta respondió que no, pero que tenía una amiga que estaba planeando ir a Chile, ella se encontraba en Sydney, la capital de Australia, vivía en la casa de la Ópera. Cuando la abeja llegó a la casa de la operas con la


amiga de la garza llamada Juanita, que ésta estaba a punto de partir viaje, la abejita le contó el motivo de su viaje y la garza, juanita, la comprendió y la llevó hacia Chile. Cuando llegaron, faltaban 25 minutos para que pase el tiempo de la apuesta, tenía que llegar a Tierra del Fuego en 24 minutos o menos. Cuando estaba a punto de llegar a Tierra del Fuego empezó a nevar y la abeja sin darse cuenta se durmió en pleno viaje y gracias al viento logro llegar a su destino sin perder la apuesta.


La vuelta al mundo en 5 días  

cuento horacio quiroga

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you