Page 1

9 DE enero DE 2014

Los sueños de Otto Pérez Helmer Velásquez Qué sueña el Presidente de la República, nunca lo sabremos con exactitud, es esto materia íntima de aquel y si acaso del conocimiento de cortesanos y Rosa Leal de Pérez. Sin embargo, asumimos que el entorno onírico presidencial, se compone por el decálogo de Gobierno y propios anhelos. Si esto es así, tendremos que concluir que el único hemisferio de sueños presidenciales hecho realidad, es el relativo a las transacciones y los favores. De esto da cuenta: el oscuro “alquiler” de Puerto Quetzal, el asalto -–tipo comando– al IGSS, uno que otro pura sangre a su establo, un “par” de millones más a la cuenta bancaria. Chance para los de la promoción, su retoño, ya en la política, y quién sabe qué otras gratificaciones. En la contrapartida, los sueños “para el pueblo” son dramáticas realidades: 15 homicidios diarios. Más de 200 mil armas en las calles. Corrupción explícita en Fonapaz, Aeronáutica Civil, el dudoso costo de las armas compradas para la Policía, renovación automática de

Son nuestras pesadillas.

contratos para la emisión de pasaportes, millones en compras públicas sin licitar, deuda pública en ascenso imparable: alrededor de Q10 mil millones en dos años; más de 60 dirigentes comunitarios entre presos y sometidos a procesos penales, masacre de indígenas en Totonicapán, aprobación de licencias de explotación minera, promoción de la amnistía para genocidas y similares. Para poner la tapa al pomo, el viejo sueño de los dictadores y oligarcas censura sobre la prensa con innovador método: aplicar la ley del femicidio. Militarización de la sociedad, con efectividad cero en el combate a la delincuencia y narcotráfico, sin embargo, eficaz para engordar el presupuesto de la milicia. El viejo sueño campesino de acceso a la tierra y desarrollo rural, está difuminado: este Gobierno ha entregado menos fincas a labradores, que ningún otro en el mismo periodo. El desarrollo rural, solo está en la propaganda. Lo único que hay es más de lo mismo: fertilizantes y aisladas acciones clientelares sin efecto racional. La política agraria sigue en consulta ¡a dos años de gestión! ¿Habrá tiempo –aún– de aprobarla, asignarle presupuesto y aplicarla? Tal parece que se trata de otro sueño fallido. Acompañar los sueños populares exige de un gobierno probo, nacionalista, cuya prioridad sea salud, educación, trabajo decente y desarrollo rural. Un gobierno que extirpe hambre, desnutrición y pobreza, con mecanismos redistributivos –sin miedo a los señores del capital– capaz de negociar una agenda parlamentaria democrática y popular. Un verdadero sueño de opio en la coyuntura actual.

9 1 14 los sueños de otto perez  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you