Issuu on Google+

MIÉRCOLES 28 DE mayo DE 2014

Bajo la lupa

Desarrollo rural y emprendimiento

T

anto el emprendimiento como el desarrollo rural son temas que han sido abordados desde diversos ángulos en nuestro país. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, aún queda mucho por hacer en términos de llevar oportunidades al área rural. La pobreza continúa siendo una constante en regiones donde hay poca inversión privada. Hay carencia de empleos que generen ingresos para que las familias cubran sus necesidades básicas. De allí que el emprendimiento representa una ventana al desarrollo. El reciente estudio del CIEN y la Fundación F. Naumann titulado Emprendimiento y desarrollo rural plantea unas interrogantes clave: ¿Qué elementos restringen el desarrollo económico del área rural? Y, ¿qué elementos restringen el desarrollo del emprendimiento en el área rural?

El estudio da ideas para conceptualizar al área rural, indicando que son espacios geográficos donde sus habitantes no tienen un fácil acceso a la institucionalidad gubernamental necesaria para apoyarles en la solución rápida de conflictos y atención de necesidades. También se indica que la mitad de los habitantes no tiene acceso a servicios básicos como electricidad y agua potable. En el estudio se señala que según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) los habitantes del área rural manifiestan un nivel de desarrollo humano bajo, parecido al que denotan algunos países de África. El bajo nivel de desarrollo humano que experimentan los habitantes del área rural es en parte debido a la poca capacidad que tienen estos de generar los ingresos necesarios para satisfacer niveles de consumo mínimo y cubrir sus necesidades básicas. Muchos se desempeñan en labores agrícolas de subsistencia que generan los menores ingresos con relación a otras ocupaciones. También hay indicadores educativos muy bajos cuando se segmenta por área rural. La mitad de la población rural tiene solamente 3 años de escolaridad. Las restricciones al emprendimiento que se detectaron en el estudio incluyen principalmente la baja escolaridad y la carencia de destrezas y habilidades limitan el éxito de los emprendedores. Dado que hay diversas fuentes de financiamiento para los emprendedores y microempresarios a través de diversos programas de microfinanzas, la obtención de financiamiento no es una limitante importante, pero reportaron los emprendedores que hay pocas instituciones de apoyo que brindan servicios de capacitación para emprendedores. vvLa infraestructura de que se dispone constituye una de las barreras para el éxito de los emprendedores. La carencia de una buena carretera o camino asfaltado, así como un buen sistema de transporte impide a los empresarios ampliar sus mercados. Las deficiencias en el respeto al derecho de propiedad también les afectan, así como la criminalidad y delincuencia, que los convierte en víctimas de asaltos y extorsiones, efecto que se percibe más fuertemente cuando se trata de mujeres emprendedoras. Las barreras para que se dé un mayor nivel de emprendimiento en el área rural incluyen el bajo nivel educativo y la falta de una capacitación técnica específica para operar y hacer crecer sus negocios. La cultura y costumbres limitan la adopción de buenas prácticas productivas, lo que reduce las posibilidades de éxito. En conclusión, promover el emprendimiento en el área rural es deseable y necesario, pero por sí solo no resuelve el desarrollo rural. Hay que resolver las restricciones más importantes que enfrentan los habitantes del área rural, incluyendo la creación de fuentes de trabajo por medio de la inversión privada, fortalecer la seguridad, mejorar el acceso a los mercados, fortalecer la educación y promover el emprendimiento en el sistema educativo.


28 5 14 desarrollo rural y emprendimiento