Issuu on Google+

Cuando yo te vuelva a ver Lujosa y bohemia, la capital argentina es desafiante. Visitarla por primera vez no es un viaje cualquiera: es el inicio de un romance en el que los acordes de un tango nunca son casualidad.

Other Images (2).

El puente de la Mujer, en Puerto Madero; las notas del tango inundan el distrito de Boca.

TEXTO | M贸nica Isabel P茅rez

en exclusiva para endless vacation 50

Endless Vacation | primavera 2012

primavera 2012 | Endless Vacation

51


H

ay un “algo” singular en la brisa de Buenos Aires, un fenómeno difícil de explicar, pero que se distingue desde el primer paso para salir del aeropuerto. Si pudiera describirlo de algún modo, diría que se trata de una nostalgia previa e inevitable: extrañar una ciudad que aún no se descubre, desconocerla por entero y –a pesar de eso– pensar ya en volver a ella; saber de antemano que será necesario visitarla una vez más (y, si se puede, otra).

Encontrando a Evita Camino sobre Florida. La calle, de por sí concurrida, se siente animada gracias al buen humor del verano porteño. Cuadra tras cuadra me distraigo tanto con las confiterías, librerías y decenas de tiendas, que no me doy cuenta cuando llego a la plaza de Mayo, histórico –y heroico– escenario de Buenos Aires que ha sido testigo de algunos de los momentos más difíciles de la historia argentina, pero también de sus máximas celebraciones. Fue ahí donde, eufóricos, festejaron que su selección –entonces liderada por Diego Armando Maradona– se coro52

Endless Vacation | primavera 2012

nó campeona del mundial de futbol en México en 1986. En aquel entonces, el famoso “10” saludó a sus seguidores desde el balcón del imponente edificio que se alza frente a la plaza: la Casa Rosada. Construida en 1594, esta mansión de color rosado ha sufrido intensas modificaciones a lo largo del tiempo, pero fue en 1898 cuando consiguió tener su aspecto actual. Es, por sí misma, una gran obra arquitectónica; sin embargo, su mayor atractivo radica en ser la sede del poder ejecutivo de la República Argentina. Es en uno de esos balcones donde, antes que Maradona, una gran figura quedó inmortalizada en la memoria del mundo: la de “Evita”. María Eva Duarte de Perón –segunda esposa del teniente general Juan Domingo Perón, presidente argentino derrocado en un golpe de Estado en 1955– es, con seguridad, la mujer argentina más famosa de la historia. Su polémica postura política sigue siendo causa de debate y admiración. Fue una de las primeras mujeres latinoamericanas en incursionar abiertamente en la vida política de un país y su carisma y su lucha constante

Dulces, empanadas y antigüedades son un must para quien goza de buscar productos auténticos en Buenos Aires.

Other Images (4)

Día 1: un recorrido inesperado Explorar una capital es una tarea que puede tomar una vida entera y, aun así, quedar inconclusa. Por eso tomo la salida fácil –o al menos eso pienso– cuando decido recorrer Buenos Aires en un bus turístico. Mi idea, lejos de profundizar, es tener un panorama general: ganar conciencia de la distancia de un punto a otro y entender, en tres horas de tour, la forma y el estilo de los barrios argentinos. Pero mi plan no funciona. El Buenos Aires Bus, que inicia su recorrido en pleno centro de la ciudad (Diagonal Norte y Florida), goza de una gran demanda por lo que, si no se llega a la taquilla a primera hora de la mañana, es prácticamente imposible hacerse de un boleto para subir. Conviene comprar el ticket en línea (buenosairesbus.com) y canjearlo al día siguiente, así se asegura el espacio y se evita hacer una larga fila de turistas. Es mediodía y no alcanzo boleto, pero gano la oportunidad de descubrir la ciudad por mi propio pie.

Palacio de Gobierno en la plaza de Mayo.

primavera 2012 | Endless Vacation

53


Exposiciones itinerantes en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires; Gardel, el máximo ídolo del tango argentino.

54

Endless Vacation | primavera 2012

Día 2: Arte y hedonismo Tratándose de disfrutar la vida, los argentinos han edificado una ciudad donde el urbanismo privilegia el disfrute: hay jardines por doquier, plazas llenas de cafés y una amplia oferta de museos y galerías de arte. Como unas horas no bastarán, decido dedicar mi segundo día en Buenos Aires a visitar cuanta exposición se atraviese a mi paso.

Other Images (3)

en pro de la igualdad de clases y géneros le hicieron ganar el profundo amor de su pueblo. Hoy, el fervor por Evita sigue vigente y, además del espacio museográfico que se inaugurará en su honor el próximo 8 de marzo en la Casa Rosada, hay muchos espacios de Buenos Aires que la recuerdan: el Museo Evita (Lafinur 2988), la salamuseo Eva Perón del hospital Juan Perón (donde fue internada a causa del cáncer que acabó con su vida) y el mausoleo familiar del cementerio de la Recoleta, donde sus restos fueron depositados después de haber permanecido secuestrados durante 14 años por opositores a la política peronista. Pese a que una visita al cementerio no suena a una gran aventura turística, conocer éste es prácticamente una tradición en Buenos Aires. Y es que no se trata de un panteón cualquiera, sino de uno que, por su calidad escultórica, recuerda al Père Lachaise de París. Para conocerlo me dirijo a Recoleta que es, además, el barrio más elegante de la ciudad y entonces camino entre ángeles de mármol hasta encontrar la placa de Evita. Con ello ya tengo un pendiente menos en mi agenda de viaje.

De la historia, al lujo (y de ahí a la fiesta) Al salir de la extraña visita al pasado, veo los jardínes de la plaza Francia que condensa, en pocos metros, el estilo de vida de la Recoleta: paseantes en bicicleta, lectores sobre el pasto y viajeros que –como yo– rodean la placeta para encontrar –lado a lado– una iglesia, el Centro Cultural Recoleta –que exhibe artes plásticas–, el centro comercial Buenos Aires Design –especializado en decoración y diseño– y, al cruzar la acera, el café-bar La Biela, famoso por ser punto de reunión de políticos, artistas e intelectuales argentinos. Pero no basta con caminar por el parque… Me adentro en las calles del barrio y descubro que el lujo está a la vuelta de cada esquina. En Recoleta se encuentran las boutiques más exclusivas de la ciudad: hay firmas locales, pero destaca la presencia de grandes marcas internacionales, como Louis Vuitton, Hermès y Christian Lacroix. Luego de una vista a los escaparates y un café, camino sin rumbo fijo hasta que la noche me alcanza. Por aventura o por cliché, tengo ganas de tango, así que tomo un taxi de vuelta al centro para visitar la Confitería Ideal (Suipacha 384) que se encuentra en la avenida Corrientes, una de las principales arterias de la ciudad y de las calles más queridas por los porteños. La Ideal es un lugar de tradición. Fundada en 1912, es uno de los lugares clave cuando se trata de presenciar shows de milonga y tango mientras se bebe un buen tinto de Mendoza en su encantadora atmósfera de glamour decadente. Ver a los bailarines y estar rodeada del ambiente tranquilo, pero de tono arrabalero que domina, me invita a refugiarme ahí hasta altas horas de la noche, deseando tomar clases de tango para imitar, un día, al menos uno de esos sensuales y elegantes pasos.

desde que despunta el alba Ya que mi misión es aprovechar el día al máximo, despierto muy temprano y desayuno en Palermo. Para ser exactos, en el bar Seis (Armenia 1676), una cafetería que me sorprende con su sofisticado diseño contemporáneo y con un delicioso muffin relleno de dulce de leche que, para comer como es debido, acompaño con un té de yerba mate. Es un desayuno breve, pero es más que suficiente para iniciar el día con una buena carga de energía. Mi primer destino es el MNBA (Museo de Bellas Artes). Inaugurado en 1933, este museo alberga una colección de arte de todo el mundo, con obras realizadas desde la Edad Media hasta el siglo XX. En sus salas, que recuerdan las del Museo del Prado de Madrid, pueden encontrarse cuadros de Edgar Degas, Claude Monet, Vincent van Gogh y Francisco de Goya. La segunda escala es más moderna: camino hacia el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), que recién celebra 10 años de existencia y de exhibir grandes obras de inicios del siglo XX a la actualidad. Descubro con sorpresa que algunas de las obras más apre-

ciadas de su colección son creaciones de los mexicanos Diego Rivera, Frida Kahlo y David Alfaro Siqueiros, pero por supuesto eso no es todo y también es posible encontrar cuadros de Remedios Varo, Francis Alÿs y muchos más artistas igualmente importantes. Como tercera parada he elegido algo de arte contemporáneo, aunque eso significa que debo abandonar esta orilla de Recoleta y trasladarme a Puerto Madero, el distrito empresarial bonaerense, donde se yerguen los rascacielos y construcciones más nuevas de la ciudad justo a la orilla del río de la Plata. Ahí, en medio de la gran muestra del desarrollo urbano de Buenos Aires, encuentro el Faena Arts Center (Aime Paine 1169), una iniciativa del excéntrico empresario argentino Alan Faena, quien hace apenas unos meses transformó lo que fuera una fábrica de molinos en un magnífico centro dedicado al arte experimental. Luego de observar la exposición, que incluye una obra monumental del artista brasileño Ernesto Neto, decido hacer una pausa para comer en El Mercado –el restaurante dentro del hotel Faena–, donde una ensalada de

Show de tango en un restaurante del barrio de San Telmo.

primavera 2012 | Endless Vacation

55


Deseando tomar clases de tango para imitar, un día, al menos uno de esos sensuales y elegantes pasos.

Ataque sibarita La visita exprés a Puerto Madero fue más cansada de lo que imaginaba. Buenos Aires es una ciudad mucho más grande de lo que aparenta y, apenas con tiempo, lo único que tengo ganas de hacer es disfrutar la paz de los jardines, de modo que llego a las afueras del planetario Galileo Galilei, cuya cúpula de 20 metros de diámetro reproduce la vista a 8,900 estrellas, constelaciones y nebulosas. Lo contemplo dedicadamente hasta que oscurece y tengo apetito suficiente para visitar Tegui, una de las joyas de la gastronomía porteña. Ubicado en una calle de Palermo, lejos de los cafés y del alboroto, este restaurante de cocina de autor creado por el chef Germán Martitegui, puede pasar desapercibido para los transeúntes poco curiosos, ya que su fachada es una pared con graffiti que oculta la minúscula puerta negra por la que se tiene acceso a este lujoso comedor. Es recomendable ir con hambre para disfrutar el menú de degustación y comprender así la propuesta del chef. Para mí, la caminata del día es suficiente pre-

La gente suele tomar el mate en el barrio de Recoleta; Galerías Pacífico, entre las calles Florida y Av. Córdoba.

56

Endless Vacation | primavera 2012

Día 3: la despedida Es difícil decirle adiós a esta ciudad y no recordar el tango “Mi Buenos Aires querido” y estar de acuerdo en que “bajo su amparo no hay desengaños, vuelan los años, se olvida el dolor”, como cantaba Carlos Gardel. Por eso, para poder echar un vistazo último, reintento la fila del Buenos Aires Bus y entonces, como golpe de suerte, tengo éxito y estoy lista para disfrutar la ciudad desde las alturas. La esencia urbana El bus recorre la ciudad en calma. Los turistas, todos, sonríen y toman fotos a la menor provocación. La nostalgia inevitable por Buenos Aires comienza a hacerse notar y entonces decido bajar en San Telmo, uno de los barrios más viejos, conocido por su mercado dominical. Caminar por sus calles angostas y empedradas permite tener un panorama de toda la ciudad: caos vial, pero calma para ver cada aparador de cada tienda y cada local del mercado de antigüedades; gente comiendo con prisa y chicas tomándose fotos con uno de los personajes más entrañables de las tiras cómicas latinoamericanas: la pequeña Mafalda quien, convertida en escultura, sirve como

Other Images ; Cortesía Galerías Pacífico.

langostinos con quinoa, un cabernet blanc y rodearme de la decoración chic creada por el diseñador francés Philippe Starck, me hacen sentir en otro planeta (uno donde todos los días son como hoy).

texto para ceder y comienzo mis ocho platos con un conito de queso brie con jitomate deshidratado. A esto le seguirán muchos platillos, entre los que destacan el pulpo con panceta e hinojo en salsa de maracuyá, el lomo de liebre con budín de durazno y el cochinillo con piel crocante confitado. Una delicia que nadie debería perderse.


Discoteca

Playa

nieve

Hotel

Crucero

stay

n

Maleta Dinero Desarrollos afiliadosMundo Flecha internet a RCI® en argentina

Design Suites & Towers Por estar bien ubicado en el corazón de Buenos Aires, el hotel se encuentra cerca de los centros comerciales, cines, teatros y sedes principales de la vida nocturna porteña. Además de su restaurante y bar, el resort cuenta con una galería de arte. ID 6350

Design Suites Bariloche

Design Suites Calafate El Calafate se encuentra en la Patagonia, al sur del Lago Argentino y a 80 kilómetros del Parque Nacional Los Glaciares y es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su principal atractivo son los glaciares, pero también es un destino que puedes visitar durante todo el año. Entre las amenidades del desarrollo se encuentra un restaurante y wine bar, ideal como punto de partida de una tranquila velada. ID A933

Design Suites Salta Este recinto es un proyecto arquitectónico, fusión de lo clásico con lo moderno, que se mimetiza adecuadamente con la naturaleza que lo rodea. Ubicado en Salta, una de las ciudades argentinas con más vestigios coloniales del país, presenta un entorno natural variado que mezcla llanuras, montañas y valles. Entre las propuestas turísticas del destino está el Tren de las Nubes que visita San Antonio de los Cobres, Cachi, Cafayate y San Carlos. ID C115

ConsultA más detalles sobre los desarrollos afiliados a rci® en rci.com

58

Endless Vacation | primavera 2012

homenaje a su creador, el caricaturista Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como Quino. Aprovecho el exceso de “porteñés” para comer en La panadería de Pablo, un lugar magnífico donde por fin disfruto un jugoso ojo de bife con chimichurri criollo y, al terminar, voy a los clásicos helados Freddo por un delicioso postre de dulce de leche. Futbol y arrabal Vuelvo al tour. El recorrido me comprueba que no dejé escapar casi ningún punto de la ciudad durante mis largos recorridos a pie, pero me lleva a uno de los sitios que encuentro más lejanos: la Boca, zona industrial, conflictiva y arrabalera que permite ver el espíritu bonaerense en pleno. Las casitas de colores y la esquina del café Havanna (donde se siguen consiguiendo buenos alfajores), son la estampa más típica de la ciudad, pero su carácter de cliché no le resta encanto. Las calles están llenas de ruido, gente comprando souvenirs en puestos informales y al fondo, por supuesto, mucha música de bandoneón. Hay incluso una increíble galería de arte: Fundación Proa, que hizo una pausa de sus exposiciones de arte contemporáneo para exhibir una impresionante muestra de esculturas prehispánicas mexicanas. Muy cerca de ahí está otro epicentro de la vida de los porteños: el estadio Alberto J. Armando, “La bombonera”, casa del club atlético Boca Juniors, acérrimo enemigo del River Plate… Mientras veo el estadio hacerse pequeño a la distancia, me convenzo de que esta ciudad tiene un algo medicinal, que Gardel tenía razón cuando cantaba “mi Buenos Aires querido, cuando yo te vuelva a ver no habrá más pena y olvido”, una frase cierta incluso para quienes somos visitantes de ocasión. Lo pienso mientras cae la tarde y el viento me da en la cara. Doy un sorbo a mi café y desde el segundo piso del cotizado camioncito turístico, comienzo a extrañar este cielo que se apaga lentamente, como si fuera los últimos acordes de un tango. •

Los colores vivos y las imágenes de Maradona, un distintivo del barrio de la Boca.

Other Images

Bariloche es uno de los centros de esquí más importantes de Latinoamérica. Sin embargo, este lugar es ideal tanto para disfrutar unas vacaciones de invierno como para pasar unos cálidos días de verano en la montaña. Este acogedor resort ofrece vistas espectaculares del entorno natural que lo rodea y cuenta con un spa que incluye jacuzzis y baños de vapor. ID A078


Buenos Aires