Issuu on Google+

ON O C I ta s a l c

Tres de tres

¿Será la tercera la vencida? Eso es lo que secretamente anhela Amat Escalante, quien en estos días participa en el Fesstival de Cannes con la cinta Heli.

76 | Forbes Life

H

e tenido días demasiado intensos. Hoy viajé a las 6 am de Ámsterdam a París”, me escribe Amat Escalante luego de una serie de desencuentros virtuales que comenzaron con un “ya te agregué a Skype, pero no te he visto” y que nos han obligado a tener una breve y atropellada correspondencia entre México, Cuba, Holanda y Francia. “Estoy en París, desbordado de trabajo para terminar la película a tiempo para Cannes”, dice uno de los mails, fechado el 24 de abril, apenas seis días después de que el Festival anunciara que Heli —su más reciente largometraje— había sido seleccionado para competir por la Palma de Oro en la Selección Oficial, donde también sonaron nombres como Roman Polanski, Steven Soderbergh, y los hermanos Ethan y Joel Coen. Suena a proeza —y en gran medida lo es— que un cineasta con apenas tres películas en su haber compita con nombres que el mismo festival se ha dedicado a consagrar, pero basta una breve retrospectiva para entenderlo todo:

Amat es joven, pero no es nuevo. En 2005 fue asistente del multipremiado Carlos Reygadas cuando éste filmaba Batalla en el cielo. Ese mismo año, y con apenas 26 años, presentó Sangre, opera prima que lo llevó por primera vez a Cannes para participar en la sección Un Certain Regard, dedicada a presentar obras originales por su propuesta y estética. Y vaya que Sangre era original… En contra de todas las reglas de la estética del cine, la película de Amat era aburrida, fea, salpicada de escenas que irrumpían su lentitud con una incómoda violencia visual. Una en particular, en la que la pareja protagonista tiene sexo en la mesa de su cocina —y que nada tiene que ver con el erotismo hollywoodense— es tan cruda y desagradable que el público no dudó en calificarla como “repulsiva”. Respetando la vieja ley de las artes en la que la crítica nunca está de acuerdo con el gran público, ese año, en esa primera participación, Escalante recibió el Premio Internacional de la Crítica FIPRESCI del Festival de Cannes.

Foto: jocelyn bain hogg.

Tres películas y tres invitaciones al Festival de Cannes: a sus 34 años, Amat Escalante ha dejado de ser un “nuevo talento” para convertirse en pieza clave de la generación que está redefiniendo la narrativa del cine mexicano.

05 | 13

076_078 ICONOCLASTA AMAT ESCALANTE√.indd 76

27/05/13 13:05


Además de Heli, otra película mexicana fue seleccionada en el Festival de Cannes 2013: La jaula de oro, del realizador español Diego QuemadaDíez, quien participará en la sección Un Certain Regard. La historia, que narra como un grupo de adolescentes guatemaltecos busca hacer camino a California para huir de la violencia y la pobreza, fue escrita por él mismo con apoyo de Gibrán Portela y Lucía Carreras, quien coescribió Año bisiesto (2010) con Michael Rowe antes de dirigir y escribir Nos vemos papá (2011).

Tres años después presentó su segunda película: Los bastardos, en la que permite ver cómo dos mexicanos que viven como jornaleros migrantes en Los Ángeles se convierten —de manera repentina— en asesinos a quemarropa. ¿El resultado? Un nuevo viaje a Cannes para una segunda participación en Un Certain Regard 2008. Con Heli —que retrata “sutilmente” la violencia del narcotráfico— programada para estrenarse en México antes de que acabe el primer semestre de este año, Amat ha conseguido llevar sus tres cintas al que sigue siendo el festival más respetado de la industria. Esta vez con el valor agregado de que participará en la sección más importante y también más exigente: de 858 películas de todo el mundo, sólo 18 fueron seleccionadas por el comité. Y no era el único mexicano en la competencia: Michel Franco —quien el año pasado ganó Un Certain Regard por Después de Lucía— y Michael Rowe —ganador de la Cámara de Oro en 2010 por Año bisiesto— también eran cartas fuertes. Sobre Amat y sobre Heli, Rowe —de origen australiano, próximo a estrenar Manto Acuífero, su segunda cinta— pronosticó: “Heli retrata la violencia que yace apenas bajo la superficie de la sociedad mexicana. Ten78 | Forbes Life

ICON clas Ota

drá un gran éxito internacional y representa un paso más hacia la consagración como uno de los cineastas contemporáneos más importantes.” Medianoche en París Son las seis de la tarde en La Habana cuando me conecto para revisar mi correo: no hay noticias de Amat. Espero a las siete… luego a las ocho y nada. Habíamos calculado que, a esa hora —a las seis— podíamos coincidir en lo que para él serían las doce de la noche en París. A la mañana siguiente enciendo la computadora de nuevo y encuentro un mensaje: “Chin, creo que la medianoche no es buena hora para mí. Me estoy despertando a las seis de la mañana, entonces me estoy durmiendo a más tardar a las once… días demasiado intensos…” Y claro que lo son. El correo, fechado sólo 12 días antes de la inauguración de la edición 66 del Festival de Cannes, deja claro que, para Amat, aún quedan asuntos por resolver —o perfeccionar— antes de caminar sobre la alfombra roja que marca la ruta hacia un resultado que, al cierre de esta edición, todavía era un misterio.. – Mónica Isabel Pérez

izq.: Dos fotogramas de la cinta Heli, de Amat Escalante. Arriba: el cartel oficial de La jaula de oro, de Diego Quemada-Diez.

FotoS: CORTESÍA DE MANTARRAYA PRODUCCIONES.

Casi otro mexicano

05 | 13

076_078 ICONOCLASTA AMAT ESCALANTE√.indd 78

27/05/13 13:05


Amat Escalante | Forbes Life