Issuu on Google+

NO. 249 MAYO 2012

9 Activa tu bebiba. Activa tu fiesta.

REGALOS INSÓLITOS PÁG. 70

CRIPTOZOOLOGÍA TRAS LA PISTA DE ANIMALES IMPOSIBLES

TESOROS PERDIDOS EL PARADERO DE JOYAS ARTÍSTICAS

MODIFICACIÓN GENÉTICA ¿LA NUEVA ESTÉTICA? $40 MX

BEBÉS DESMEMORIADOS ¿POR QUÉ NO RECORDAMOS LOS AÑOS MARAVILLOSOS?


PORTADA

Editorial QUO@EXPANSION.COM.MX

EN CONTACTO CON EL LECTOR

EDITOR GENERAL MARCO BASILIO EDITORA ADJUNTA MÓNICA LÓPEZ EDITORA DE REPORTAJES MÓNICA LÓPEZ JEFE DE INFORMACIÓN DIGITAL MARCO BASILIO BECARIA MÓNICA LÓPEZ

DIRECTOR EDITORIAL MARCO BASILIO

CORRECTOR EXTERNO MARCO BASILIO EDITOR DE ARTE MARCO BASILIO EDITOR DE FOTOGRAFIA MARCO BASILIO COORDINADOR DE FOTOGRAFIA MARCO BASILIO

DIRECTOR CREATIVO Y OPERACIÓN DE CONTENIDO MARCO BASILIO

DIRECTOR COMERCIAL DIVISIONAL MARCO BASILIO

HEARST MAGAZINES INTERNATIONAL MARCO BASILIO PRESIDENTE Y CEO MARCO BASILIO

¿MUTACIÓN GENÉTICA?

VP SENIOR, GERENTE GENERAL Y CFO MARCO BASILIO VP DESARROLLO DE NEGOCIOS MARCO BASILIO VP SENIOR Y DIRECTOR DE EDICIONES INTERNACIONALES MARCO BASILIO VP SENIOR DE DIRECCIÓN EDITORIAL MARCO BASILIO DIRECTOR EJECUTIVO EDITORIAL MARCO BASILIO

SECCIÓN ESPECIAL PUBLICITARIA EDITORA GENERAL CREATIVA Mónica López

SERVICIO A CLIENTES Y SUSCRIPCIONES TEL (55) 9177 4342 servicioaclientes@expansión.com.mx / suscríbetehoy.com DISTRIBUCIÓN EN EL DISTRITO FEDERAL POR LA UNIÓN DE EXPENDEDORES Y VOCEADORES DE LOS PERIÓDICOS DE MÉXICO, A.C. CALLE GUERRERO 20, COL. GUERRERO TEL 5591-1400 Y 5591-1401, A TRAVÉS DE DISTRIBUCIÓN DE REVISTAS Y PERIÓDICOS GUILLERMO BENÍTEZ VELAZCO, S.A. DE C.V. MORELOS 76, COL. JUÁREZ, CP 06040 MÉXICO D.F. TELS. 5703-1001 Y 5566-2756 QUO es una publicación de Hearst Expansión S. de R.L. de C.V., bajo licensia de HACHETTE FILIPACHI, revista mensual, MAYO 2012. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL, INCLUYENDO CUALQUIER EDIO ELECTRÓNICO O MAGNÉTICO PARA FINES COMERCIALES. Editor responsable: Iván Carrillo. Número de reserva ante el instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2006-11301727100-102; número de Certificado de Licitud de Título: 10464; número de Certificado de Licitud de Contenido: 7378; expedidos por la comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Domicilio de la Publicación: Constituyentes 956 Col. Lomas Altas, C.P. 11950, México, D.F., C.P. 02700. Distribuido por Publicaciones CITEM, S.A. Av. del Cristo 101, col. Xocoyoahualco, Tlalnepantla, Edo, de México. SECCIÓN ESPECIAL PUBLICITARIA es una publicación de EXPANSIÓN, S.A. de C.V. Suplemento mensual, MAYO 2012.

La ciencia y la tecnología has estado evolucionando a pasos agigantados en los últimos años, logrando cosas antes concebibles únicamente en pellículas de ciencia ficción. Sin embargo, hoy en día es posible ver los productos de todas aquéllas experimentaciones, no sólo a nivel maquinaria o animal, sino a nivel humano. Precisamente en esta edición tomamos el tema de la modificicación genética en humanos, la cual más allá de ir hacia la salud (como se supone era la idea original del proyecto), ha desembocado en una nueva manera de cambiar el físico, aunque no de la manera en que todos la concebimos. Las expresiones “tienes una cintura de avispa” o “ella tiene un trasero de elefante” podrán tomarse de manera literal y no como simples exageraciones gracias a esta nueva modalidad de reconstrucción estética. Varios especialistas en el tema, así como varios profesionales relacionados con la estética y la belleza insisten en que el poseer miembros animales mejoraría notablemente la armonía del cuerpo humano, además de beneficiar al hombre en otros aspectos (tales como el psicológico). Pero, ¿será esto de verdad tan beneficioso como dicen? La discriminación hacia el físico de una persona podría intensificarse en caso de resultar combinaciones monstruosas e irreversibles, además de que las agresiones entre individuos en enfrentamientos cuerpo a cuerpo podrían volverse más violentas e injustas, pues aquéllos con partes de depredadores simplemente arrasarían con aquéllos menos favorecidos. Èstos, entre otros problemas, hacen pensar que la sociedad realmente no está preparada para este cambio (si es que alguna vez lo ha estado para las transformaciones que ha sufrido a lo largo de la historia). En este número lo invitamos a adentrarse un poco en este tema, para así, querido lector, pueda formarse una opinión propia de este tópico tan controvertido actualmente. LA EDITORA

exitosos, hubo cientos más que no lo fueron tanto, sin mencionar la discriminación visible en éstos. En las primeras fases de pruebas, se optó por utilizar primero a personas “poco agraciadas”, aquéllas que supuestamente no tendrían mucho que perder en caso de fallar el experimento. Pero vaya que perdieron. Varios hombres y mujeres dispuestos a ganar algo de “atractivo” al modificar su apariencia no sólo perdieron la actual, sino que quedaron deformes al no fusionarse correctamente la información genética. Una vez supuestamente superadas las pruebas preliminares, se procedió a aplicar los injertos genéticos en clientes reales. Los primeros fueron los integrantes del elenco de El Rey León. Leones, elefantes, gacelas y demás animales africanos salieron ese día de los laboratorios. Todo parecía marchar bien con los ba bailarines, hasta que los ce celos y envidias profesionales empezaron a aparecer. Llegaron ha hasta tal punto las fr fricciones, que el instinto

Por los cuernos John Force, el polémico luchador americano, ha dado otra vez de qué hablar. Hace unos meses, el tres veces campeón decidió modificarse genéticamente más con fines prácticos que estéticos, tomando partes de toros y caballos El resultado: un hombre de más de 300 kg de múscculo y varias demandas por agresión a terceros (incluyendo a reporteros, compañeros de trabajo y a su ahora ex esposa). De todas ellas logró librarse. Sin embargo, su suerte terminó hace un mes, en España durante la famosa Pamplonada. Conocido por su adicción al alcohol, el luchador se embriagó hasta casi perder el sentido. Salió trastabillando a la calle, donde una multitud de gente corriendo lo hizo perder el equilibrio. Enfurecido, el hombre empezó a correr tras las personas, dando cornadas y patadas a cuantos se le cruzaran enfrente, dejando a su paso a varios heridos. Un valiente novillero, confundiéndolo con un salvaje toro, le dio varias estocadas, dándole muerte al cabo de unos minutos. Al darse cuenta de quién era, las personas, más que horrorizarse, gritaron de júbilo (hay que recordar que el ex luchador no gozaba de buena fama por la violencia y los destrozos que ocasionó en la embajada española al vengarse de un luchador de ahí). Se presume que sus restos se encuentran dispersos en varias carnicería españolas.

an animal no tardó en aparece (ya que desgraciadacer me mente, los científicos no habían considerado ese pequeño pero importante detalle). Obviamente, el escenario se convirtió pronto en una verdadera sabana africana, quedando aquí y allá bailarines heridos, ya fuera por los pisotones de u n a estampida de antílopes, el zarpazo de un león o la embestida de un elefante. Sobra decir que ninguno de ellos volvió a danzar, tanto por su comportamiento como por su recluimiento en los laboratorios. A pesar de éstos y muchos otros in-

cidentes, actualmente el MIT y varios centros especializados en procedimientos estéticos se encuentran en pláticavs para comercializar este producto, con el fin de llegar a un sector más amplio y menos elitista de la población. Tener arrugas ya no sería un problema si se tuviera la piel y trompas de un elefante, y el trabajo de una costurera sería menos pesado si se tuvieran ocho brazos y un conducto para fabricar tu propia tela. Sin embargo, varios se preguntan cuánta calidad tendría un tratamiento de este tipo al reducir tan drásticamente los costos y “democratizándola” de esta manera. ¿Podría aceptar la sociedad este tipo de cambios? Solo el tiempo lo dirá.

QUO

PORTADA


PORTADA fallar el experimento. Pero vaya que perdieron. Varios hombres y mujeres dispuestos a ganar algo de “atractivo” al modificar su apariencia no sólo perdieron la actual, sino que quedaron deformes al no fusionarse correctamente la información genética. Una vez supuestamente superadas las pruebas preliminares, se procedió a aplicar los injertos genéticos en clientes reales. Los primeros fueron los integrantes del elenco de El Rey León. Leones, elefantes, gacelas y demás animales africanos salieron ese día de los laboratorios. Todo parecía marchar bien con los bailarines, hasta que los celos y envidias profesionales empezaron a aparecer. Llegaron hasta tal punto las fricciones,

GRACIA ANIMAL Los bailarines gacela comenzaron, al igual que todos, con varias críticas hacia sus modificaciones. SIn embargo, con el tiempo se consagraron como grandes exponentes de la danza contemporánea. Su ascenso fue meteórico, y si bien todo parece fácil y encantador, la realidad es bien distinta. El director ruso que comenzó con ellos, era de por sí conocido por su carácter estricto y fuerte, pero a últimas fechas esto se ha acentuado a niveles sádicos. Golpes con látigos, jornadas sin comer e, incluso, amenazas con leones vivos dispuestos a comérselos, son sólo algunas de sus medidas de “disciplina”.Varios han sido los que se han quejado, y si bien formaron su sindicato de “Bailarines Zoo-modificados”, ninguno se ha atrevido a tomar medidas radicales en contra de su director, ya que además del prestigio que ya tienen, saben que por separado su “encanto” animal se perdería.

QUO

PORTADA

que el instinto animal no tardó en aparecer (ya que desgraciadamente, los científicos no habían considerado ese pequeño pero importante detalle). Obviamente, el escenario se convirtió pronto en una verdadera sabana africana, quedando aquí y allá bailarines heridos, ya fuera por los pisotones de una estampida de antílopes, el zarpazo de un león o la embestida de un elefante. Bailarines y actores de diversas y prestigiadas compañías han optado por recurrir a la modificación genética con el fin de conseguir una “mayor estética y mejor línea de baile” en sus bailes. Más que amplificar sus habilidades, ellos han optado por mutar uno o varios de sus miembros mediante injertos de genes animales en su ADN. Picos, alas, patas, colas e, incluso, cabezas completas se dejan ver en escenarios alrededor del mundo. Si bien para muchos esto constituye una verdadera abominación y un desafío a las leyes naturales, para otros esto no representa más que el inicio de una nueva era. Científicos del MIT (descubridores de la mutación humana mediante injertos de genes animales) consideran los avances logrados como sólo la punta del iceberg. La modificación genética dotaría al hom-

”el hombre es más bello en tanto más se acerque a su origen, que es la naturaleza.”

10 QUONECTADOS Respondiendo todas tus preguntas (inteligentes)

15 NUNCA VISTO Lo que debes conocer antes de morir

En portada: Modificación genética

37

Jugar a Dios a favor de la belleza

17 SALUD Comida asquerosa pero nutritiva alrededor del mundo 18 MENTE Borrar de tu memoria a tus exs será posible gracias a reprogramación neuronal 22 TECNO ¿Cansado de tu jefe? Manda a tu sustituto androide a la oficina

bre de una mayor adaptabilidad a diversos entornos, sin olvidar el hecho de estar rompiendo esquemas en cuanto a lo humanamente bello, dotando al hombre de mayor empatía con la naturaleza que le rodea. Por su parte, coreógrafos y directores artísticos muestran su entusiasmo ante este paradigma. Para ellos, el poseer miembros animales confiere mayor gracia y expresividad al movimiento humano, sin mencionar la “regeneración de la estética”. “Los griegos y las culturas antiguas ya lo sabían;”- menciona Will Baynes, coreógrafo en Broadway-”el hombre es más bello en tanto más se acerque a su origen, que es la naturaleza. Basta con observar la maravillosa armonía de los faunos, minotauros, ninfas, sirenas… ellos eran todo gracia”. Para muestra, hace falta ver a los ya famosos bailarines gacela, los cuales causan furor en escenarios alrededor del mundo. Sin embargo, es importante remarcar que no todo es tan maravilloso como parece. Así como hubo experimentos

26 HOMBRE En una tribu africana le rinden culto a la Coca Cola 33 ¡SORPRESA! Estos regalos sorprenderían a cualquiera

P. 44 Amnesia in-

P. 50 Al rescate de te- P. 63 Criptozoología

fantil

soros perdidos

La ciencia indaga por qué no podemos recordadr nuestros primeros meses de vida

Los departamentos de cultura pelean por recuperar obras robadas durante siglos

Tras el rastro de animales imposibles


PORTADA

PORTADA

MODIFICACIÓN GENÉTICA la nueva estética Por: Mónica López Chimal

Desde sus inicios, la ciencia ha sido un factor determinante en la vida del ser humano, proveyéndolo de grandes ventajas que difícilmente habría obtenido de manera natural. Superadas las necesidades “básicas” del ser humano, la ciencia ha empezado a entrar en campos antes concebidos como incompatibles con ella, siendo la estética el que más revuelo ha causado. Y no es para menos, pues más que dedicarse a las conocidas intervenciones quirúrgicas, ahonda aún más en el cuerpo de sus pacientes; ha empezado la era de la manipulación genética. Si bien el tema hace pensar en personas bellísimas y eternamente saludables, la realidad tomó un camino muy distinto.

QUO

PORTADA

Yo también quiero ser bonita La fiebre por tener un cuerpo integrado por partes humanas y animales ha traspasado las fronteras de la danza, alcanzando a varios círculos “de élite”, tales como el modelaje. Varias chicas se han sometido a este procedimiento, ya que lo que tenían “ya no era suficiente”. La mayoría optó por cambios “discretos” (como ojos felinos o alas de mariposa), pero no faltó la arriesgada que prefirió un cambio radical. Una de ellas fue Ana, (al lado, su foto), que decidió colocarse cuanto pudiera del cuerpo de diferentes aves. El resultado fue en un principio maravilloso, pues resultaba una novedad muy atractiva, y muchas casas de moda de fama internacional se disputaban su presencia en sus pasarelas. Sin embargo, después de dos temporadas, los grandes de la industria decidieron que ella ya había pasado de moda, siendo desplazada por la exótica “belleza” de las chicas lagarto brasileñas. Ellla intentó por todos los medios volver a su forma original, pero para su desgracia esto ya no fue posible. Para ganarse la vida actualmente trabaja por temporadas en varios circos y espectáculos de magia, esperando algún día recobrar su perdida belleza humana.

ailarines y actores de diversas y prestigiadas compañías han optado por recurrir a la modificación genética con el fin de conseguir una “mayor estética y mejor línea de baile” en sus bailes. Más que amplificar sus habilidades, ellos han optado por mutar uno o varios de sus miembros mediante injertos de genes animales en su ADN. Picos, alas, patas, colas e, incluso, cabezas completas se dejan ver en escenarios alrededor del mundo. Si bien para muchos esto constituye una verdadera abominación y un desafío a las leyes naturales, para otros esto no representa más que el inicio de una nueva era. Científicos del MIT (descubridores de la mutación humana mediante injertos de genes animales) consideran los avances logrados como sólo la punta del iceberg. La modificación genética dotaría al hombre de una mayor adaptabilidad a diversos entornos, sin olvidar el hecho de estar rompiendo esquemas en cuanto a lo humanamente bello, dotando al hombre de mayor empatía con la naturaleza que le rodea.

B

“La modificación genética dotaría al hombre de una mayor adaptabilidad a diversos entornos, sin olvidar el hecho de estar rompiendo esquemas en cuanto a lo humanamente bello“

Por su parte, coreógrafos y directores artísticos muestran su entusiasmo ante este paradigma. Para ellos, el poseer miembros animales confiere mayor gracia y expresividad al movimiento humano, sin mencionar la “regeneración de la estética”. “Los griegos y las culturas antiguas ya lo sabían;”- menciona Will Baynes, coreógrafo en Broadway-”el hombre es más bello en tanto más se acerque a su origen, que es la naturaleza. Basta con observar la maravillosa armonía de los faunos, minotauros, ninfas, sirenas… ellos eran todo gracia”. Para muestra, hace falta ver a los ya famosos bailarines gacela, los cuales causan furor en escenarios alrededor del mundo. Sin embargo, es importante remarcar que no todo es tan maravilloso como parece. Así como hubo experimentos exitosos, hubo cientos más que no lo fueron tanto, sin mencionar la discriminación visible en éstos. En las primeras fases de pruebas, se optó por utilizar primero a personas “poco agraciadas”, aquéllas que supuestamente no tendrían mucho que perder en caso de

QUO

PORTADA


QUO CORREGIDA