Issuu on Google+

Columna de opini贸n. Federico Medina y Federico Ch谩vez


En nuestra sociedad existen muchos temas que causan polémica por el desacuerdo entre la sociedad, el gobierno, los grupos sociales, la iglesia y todos los miembros de la comunidad que no se ponen de acuerdo. Temas como la legalización de la marihuana, el matrimonio homosexual, la adopción por parte de parejas del mismo sexo, entre otros son los temas más discutidos en la sociedad actual. Por eso es necesario que haya debates y discusiones acerca de estos temas para llegar un acuerdo.

Uno de los temas más polémicos y que causa más sensación en todos los aspectos referentes al tema tales como lo político, lo religioso y los defensores de los derechos. La adopción por parte de


las parejas del mismo sexo ha sido un tema a tratar desde hace mucho tiempo, en el cual los diferentes entes han discutido sin llegar nunca a un acuerdo común entre estos. En la política siempre ha habido grandes discusiones al respecto para lograr leyes que favorezcan a todos los interesados en el tema. Acuerdos como el que se hizo el 28 de Enero del 2009 en el que la Corte Constitucional de Colombia decidió la modificación de 42 normas incluidas en aproximadamente 20 leyes, con el fin de lograr una equidad entre parejas heterosexuales y homosexuales, excepto en el asunto de la adopción, sobre lo que la Corte no se pronunció. Sin embargo, el acto de adopción en Colombia puede hacerlo un solo individuo, independientemente de su condición sexual. Aún con esta ley siguen existiendo


polémicas en contraposición a estos dictámenes. Por otra parte la iglesia siempre ha estado en contra de la adopción y el matrimonio homosexual, ya que la iglesia católica dice que los hombres y las mujeres están hecho para complementarse el uno con el otro formando una familia en la que existe una mujer que desempeñe el papel de madre y un hombre que cumpla sus funciones como padre. Esta opinión de la iglesia ha sido una de las mayores causantes de polémicas y discusiones entre los homosexuales quienes consideran que también pueden llegar a cumplir estos roles como una familia normal y los creyentes que están en contra de la adopción quienes consideran que nunca va a ser lo mismo porque la mujer siempre será la madre y el hombre


el padre. Personalmente estoy en contra, no apoyo la adopción ni el matrimonio homosexual porque tengo un pensamiento muy conservador y creo en que la familia necesita de un hombre y de una mujer, no de dos hombres ni dos mujeres. Porque un niño necesita el apoyo de una madre que le de amor, apoyo y consejos, también necesita de un padre que lo apoye, lo regañe y lo eduque y pienso que eso no se lo puede dar una pareja del mismo sexo. En conclusión este tema seguirán dando mucho de qué hablar y seguirán habiendo confrontaciones entre la política, la iglesia y los homosexuales para que algún día se logre un acuerdo que satisfaga a todos los implicados y se logre la armonía y lo mejor para todos.



Columna de opinión: LA FAMILIA