Page 1

Snipping Tool 2.0 (Recortes).lnk

Estas vacaciones han sido las mejores de mi vida. Mi familia y yo, nos alojamos en un hotel en el Caribe.Tenía 24 pisos, estábamos en la planta 18, en el apartamento nº 35. Después de adaptarnos fuimos a comprar, anduvimos tres kilómetros y ocho esquinas hasta que al fin encontramos un mercado, era un poco raro y había gente muy ruidosa , estuvimos haciendo una hora de cola, pero al final pudimos comprar: pan, macarrones,


pollo, aceite, un poco de fruta y unas redes de pesca. Volvimos al apartamento, nos preparamos la comida, comimos y después fuimos a una playa. La playa era de arena muy fina, hacía mucho calor y nos metimos en sus aguas cristalinas, pescamos unos peces bastantes grandes, un pulpo y una medusa que casi deja tuerto a papá, a continuación, hicimos un castillo de arena. Luego encendimos una barbacoa, donde cocinamos nuestras capturas, nos lo comimos todo para merendar. Casi sin darnos cuenta, empezó a hacerse de noche, ya era hora de cenar, pero como estábamos llenos volvimos al apartamento. Vimos una película de acción en la televisión, duró hora y media y cuando acabó fuimos a dormir. Y entonces… Mientras dormía, un peligro habitaba en el mar. Al día siguiente por la mañana nos cogimos bañadores, toallas etc… Y nos fuimos a la playa.


Cuando llegamos, nos dimos cuenta de que no había nadie. ¿Por qué será?, miramos a ver de qué color era la bandera y… ¡era roja! Cuando volvimos al hotel, mientras mi madre hacía la comida el resto averiguó el motivo por el cual el socorrista se había quedado en su casa: ¡había un tiburón en la playa! Al día siguiente todo el mundo estaba en la playa, ¿por qué?, estaban presenciando: ¡un combate entre un tiburón y un pez espada!, ¿quién ganaría?, Mordiscos del tiburón, embestidas del pez espada ¡un muy fiero combate! Al final ambos se marcharon mar adentro y toda la gente que había allí se fue para casa. Al cabo de unos días, el tiburón volvió.


Y ya harto el pez espada se lanzó contra el tiburón a sesenta kilómetros por hora y así concluyó la batalla. El pez espada, se marchó con la victoria en la cabeza, la gente ya se podía bañar. Después de bañarnos, volvimos a casa. Después de cenar, vimos documental de animales marinos, qué raro.., en todas las peleas de tiburones contra peces espada ganaban los tiburones. Estábamos ante un ejemplar que, sin duda dejaría huella. Cuando nos levantamos nos preparamos y fuimos a la playa. Y de repente... ¡apareció el tiburón! ¿Cómo había podido sobrevivir?, eso no importa ahora, es el momento de pensar, ¡era el momento de huir!, entonces el pez espada acabó con él de una vez por todas.


Después de eso alquilamos unos kayak, y salimos a navegar. Durante el trayecto vimos muchos tipos de barcos: veleros, un petrolero, lachas motoras, un crucero, un barco intentando capturar al pez espada, un trasatlántico, un… ¡espera un momento!, ¡tenemos que devolverle el favor al pez espada, así que lo salvaremos!. Se esforzaron un montón, pero al final lo salvaron. Y a partir de ese día el pez espada fue nuestra mascota, y nuestro mejor amigo. Salíamos a navegar, y él nos seguía nos lo pasamos genial. Hasta que por desgracia se acabaron las vacaciones, teníamos que pensar dónde lo guardaríamos. Volvimos a nuestra ciudad en barco para dejarlo en un lugar donde no pudieran hacerle daño:


El refugio de animales marinos, donde había razas de peces o mamíferos acuáticos sorprendentes: tiburones, salmones, delfines, ornitorrincos etc… Y su gran estrella: Whalie, la orca. Como el curso ya había comenzado, teníamos menos tiempo para visitarlo, pero todos los días, al salir de clase, nos pasábamos por el refugio. El pez espada se fue haciendo amigo de todos los animales del refugio, sobre todo de Whalie. Un día, cuando llegamos nos dijeron que había desaparecido, estuvimos buscándolo por


todos los cristales y no conseguíamos verlo, así que al final nos fuimos. Al poco tiempo descubrimos a Whalie dando vueltas alrededor de una roca muy grande, y los cuidadores del refugio no conseguían que se alejara de ella, entonces por la noche, mientras Whalie dormía, un buzo se acercó con sigilo, para averiguar qué era lo que estaba ocurriendo allí, cuando se acercó a Whale vió que detrás de la orca, en la roca había un agujero, ¡pero, si es una cueva!, entonces el buzo se dispuso a entrar pero… ¡Whalie se despertó de repente y empezó a perseguir al buzo! Lo que se convirtió en una pelea. Poco después el buzo salió del agua sin media pierna y sin seis dedos de las manos.


Muchos días después oímos un sonido muy extraño, así que yo decidí meterme dentro de la vitrina. Whalie me iba a atacar pero se oyó otra vez ese extraño ruido, y Whalie no me atacó, ¿por qué sería? Me dispuse a entrar en la cueva. Cuando estaba dentro, se volvió a oír el sonido extraño, pero más fuerte, y esta vez como un quejido fortísimo, así que fui a toda prisa hacia el interior de la cueva y descubrí una cosa increible… Pero por desgracia se me estaba acabando el oxígeno y tenía que subir a tierra. Así que cuando estaba fuera se lo conté a mi familia, el misterio, como todos los misterios, era un secreto, por lo que teníamos que mantener en secreto que nuestro pez espada, era una hembra, que estaba embarazada.


Al día siguente, la gente comenzó a preguntarnos dónde habíamos estado, así que les tuvimos que mentir. Pocos días después, se lo contamos a los cuidadores, que llamaron al veterinario, que se llevó al pez espada. Poco después del parto fuimos a ver a su cría. Y habiéndonos quitado la mosca de detrás de la oreja seguimos con nuestra rutina diaria: ir a la escuela, comer, visitar a los peces y mamíferos acuáticos del acuario, pasar un rato con la cría: Florín, cenar e irse a la cama a dormir, y así todos los días, o al menos hasta que Florín se hiciera mayor. ¿Pero podríamos pagar los cuidados de Florín? Teníamos que pagar la comida, la bebida, los cuidados, etc…


Aunque además también pasábamos muy buenos ratos: nos hacíamos fotografías, jugábamos en el agua, saltábamos, nos echábamos carreras y muchas cosas más.

un regalo del Caribe  

la sabrás cuando lo leas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you