Page 6

4/

airesmorenos

ser cristiano (1966); 5. Introducción al cristianismo (1968); 6. El nuevo pueblo de Dios” (1969); 7. Fe y futuro (1970); 8. Palabra en la Iglesia Una de las (1973); 9. El Dios de novedades de Ratzinger fue su Jesucristo (1976); 10. escudo; en él se Escatología. Muerte y sustituía la tiara por una mitra y se vida eterna” (1977); añadía el palio. 11. El rostro de Dios (1978); 12. Eucaristía, centro de la Iglesia (1978); 13. La fiesta de la fe (1981); 14. Teoría de los principios teológicos. Materiales para una teología fundamental (1982); 15. Creación y pecado (1986); 16. Iglesia, ecumenismo y política (1987); 17. Servidores del pueblo de Dios (1988); 18. Un canto nuevo para el Señor (1995); 19. El espíritu de la liturgia (2000); 20. Convocados en el camino de la fe (2002); 21. Jesús de Nazaret I (2007), Jesús de Nazaret II (2011) y La infancia de Jesús (2012). A estas obras relevantes, hay que añadir tres libros de entrevistas Informe sobre la fe (1985) con Vito G. Messori, Sal de la tierra (1996) y Luz del mundo (2000) con Peter Seewald.

Maestro en imágenes

En la Misa de Inauguración, Piero Marini vestía al Papa un palio diferente al de sus predecesores; pero éste halló otro de su estilo gracias a otro Marini: Guido, un canonista, secretario de los arzobispos genoveses Siri y Bertone.

Benedicto XVI, preocupado por el relativismo moral, la indiferencia religiosa y las interpretaciones del Vaticano II cuando se presenta como ruptura con lo anterior, no cejó en manifestar a la Iglesia la dignidad y belleza de la liturgia de siempre. Por ello, a pesar de su sencillez personal, muchos tacharon de tradicionalistas y de boato trasnochado sus usos litúrgicos, sus vestiduras, su calzado y sus tocados. Da-

Logia de san Pedro, 19 de abril de 2005

A la liturgia papal volvieron con él las sedes y reclinatorios más vistosos, además del pluvial, en I Vísperas.

da la relevancia de la imagen y su poder docente, el pontificado estuvo cargado de novedades que, sin ánimo de trivializar, señalamos ahora. El primer saludo del Papa Benedicto XVI «Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar Recuperó las mucetas con armiño, Vistió siempre ligeras albas de incluso con instruroja y blanca encaje, y frecuentó casullas mentos insuficienromanas y mitras del pontificado de Juan XXIII tes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones. En la alegría del Señor resucitado, confiando en su ayuda continua, sigamos adelante. El Señor nos ayudará y María, su santísima Madre, estará a nuestro lado. ¡Gracias!» La despedida Queridos amigos: Soy feliz de estar con vosotros, rodeado de la belleza de la creación y de vuestra simpatía, Castel Gandolfo, 28 de febrero de 2013 que me hace tanto bien. ¡Gracias por vuestra amistad y vuestro afecto! Ya sabéis que esta visita es distinta a los anteriores: Ya no será más Pontífice de la Iglesia católica, desde las 8 de la tarde. Ahora no soy más que un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta Tierra. Pero quisiera aún, con mi corazón, con mi amor, Gustó del abrigo y de los tocados y con mi plegaria, con mi reflexión y todas mis fuerzas sombreros clásicos: el camauro y júpiter interiores, trabajar por el bien común de la Iglesia y de la humanidad. Y me siento muy apoyado en vuestra simpatía. ¡Sigamos adelante por el bien de la Iglesia y del mundo! Grausado tres férulas o cruz pastoral: la de Pablo VI (que llevó Juan Pablo I y cias y Buenas No- Ha Juan Pablo II, obra de L. Scorzelli), la de Pío IX (usada por Juan XXIII) y la de su pontificado, menos pesada ches».

4

Profile for Monasterio de Guadalupe

Revista Guadalupe 833  

Revista Guadalupe nº 833 editada por Ediciones Guadalupe

Revista Guadalupe 833  

Revista Guadalupe nº 833 editada por Ediciones Guadalupe

Advertisement