Issuu on Google+

ACTIVIDADES Bloque 3: conocimiento de la lengua La oración simple y la oración compuesta por coordinación

4º ESO Curso 2012-13 1ª evaluación IES As Telleiras (Narón)

1


¿Para qué la sintaxis? Para decir quién eres, por ejemplo. Para expresar lo que sientes, lo que piensas, lo que sabes,… ¿Te parece poco? Ya sé que estás acostumbrado a que solo sirva para aprobar lengua (o en el peor de los casos, para suspenderla) o solo para hacer arbolitos inverosímiles…

Se

puede

ser

muy

bueno

haciéndolos y sin embargo ser incapaz de construir oraciones mínimamente coherentes. ¿Qué es realmente lo importante? Si no nos vale para que nos expresemos bien, mejor no estudiarla ¿no? Yo, como profesora de lengua, estoy convencida de que sí se debe estudiar gramática –la sintaxis es una parte de esta- y de que sí es útil, pero a lo mejor cambiando el enfoque. Vamos a verlo.

La oración Nos comunicamos a través de textos (orales o escritos), que no son ni más ni menos que un conjunto de oraciones relacionadas entre sí siguiendo unas reglas. A su vez las oraciones están formadas por secuencias más pequeñas –los sintagmas- que desempeñan distintos papeles dentro de ellas. Esto es sintaxis. Cuanto mejor sean nuestros textos, mejor llegarán nuestros mensajes, mejor seremos entendidos,… mejor nos comunicaremos. Cuando construimos textos lo hacemos con diferentes intenciones, y nos gusta que esas intenciones lleguen de forma clara a los receptores. Eso también es sintaxis. Las oraciones pueden ser poco complejas (las simples) o más largas y complicadas (las compuestas). Necesitamos dominar ambas para que nuestros textos sean más ricos.

La oración simple Empezaremos revisando las simples, que ya estudiaste el curso pasado, primero su estructura y después sus clases teniendo en cuenta la intención. (Para repasar la teoría te ofrecemos en esta misma entrada del blog unas sencillas diapositivas) 2


1.- Estructura: Sujeto y Predicado (verbo + complementos) Vamos a repasar estos elementos y los utilizaremos para que puedas elaborar tu autorretrato (los complementos nos dirán quién y cómo eres, entre otras cosas). 1.- Como paso previo realizaremos unos ejercicios de sintaxis: a) Defínete con complementos directos utilizando los verbos que figuran a continuación: o Amo o Odio o Temo o Ansío o Recuerdo b) La hora autorreflexiva le ha llegado a los suplementos. Retrátate con ellos: o Creo o Pienso o Hablo o Confío o Me alegro c) Los recuerdos también son importantes y más cuando están ligados a personas, escribe por quien… (Se trata, claro, del complemento agente) o He sido amado o He sido castigado o He sido olvidado o He sido sorprendido o He sido engañado d) ¿Y de tus sueños qué? Escribe, pues, los complementos indirectos: a quién o a qué… o Acompañaría a una isla desierta o Dedicaría mi vida o Diría hermosas palabras o Pediría perdón o Pegaría e) Los complementos predicativos también sirven para autorretratarse: pon uno en la línea de puntos y procura que, al final, digan algo de ti. o Me siento ……………………………………… o Encuentro …………………………………….. a los hombres (género humano) o Vivo ………………………………………………. o Me recuerdo …………………………………. o Me sueño ……………………………………… f) Y todo esto ¿en qué circunstancias: cuándo, cómo, dónde, por qué,…? ¿Qué sería de nosotros sin los complementos circunstanciales? o He nacido 3


o o o o o o o o o o

He vivido He soñado He perdido He viajado He abrazado He jugado He querido He odiado He reído He olvidado

g) ¿Y cuáles son tus gustos? Dilo con sujetos: o Me gustan o Me encanta o Me apasiona o Me vuelve loco o Me horroriza h) Y si pones atributos al verbos ser obtendrás tu imagen externa: escribe cómo son tus rasgos físicos más acusados

2.- Redacta ahora tu autorretrato. Procura que tenga tanto rasgos físicos como interiores y recuerda que, al final, tendrás que leerlo en voz alta y nos permitirá a todos/as conocerte un poco mejor.

4


2.- Clasificación de la oración según la intención del hablante (modalidad) Para estudiar las modalidades oracionales vamos a trabajar variando un texto, lo cambiaremos y convertiremos en interrogativo, exclamativo,… - ENUNCIATIVA AFIRMATIVA: “Son las ocho, los alumnos llegan al instituto, unos parecen despiertos y activos, otros parecen dormidos. Abren las puertas y entran en sus clases.” - ENUNCIATIVA NEGATIVA: “No son las ocho, los alumnos no llegan al instituto. Unos no parecen despiertos ni activos, otros no parecen dormidos. No se abren las puertas ni entran en sus clases.” - INTERROGATIVA DIRECTA: “¿Son las ocho, ya?”; “¿Llegarán los alumnos al instituto?”; “¿Parecerán. Despiertos ni activos, otros o, como siempre, parecerán dormidos?”; “¿Es posible que abran las puertas y entren en sus clases?” - INTERROGATIVA INDIRECTA: “Me pregunto si son las ocho ya”; “quisiera saber si llegarán los alumnos activos y despiertos o dormidos”. “Indagaré en qué clases entrarán”. - EXCLAMATIVA: “¡Ahí va, son las ocho! ¡Van a llegar los alumnos!”; “¡los veo!”; “¡aparecen despiertos y activos!”; “¡Eh, aquél está dormido!”; “¡Será mejor que abra para que entren!”. - DESIDERATIVA: “¡Ojalá no fueran las ocho!”; “¡Dios quiera que los alumnos lleguen activos y despiertos, o por lo menos qué no parezcan dormidos!”; “¡Si pudiera estar en otro lugar, en vez de abrir la puerta para que entren!”. - DUBITATIVA: “Tal vez el despertador tenga razón y sean las ocho”; “quizás lleguen despiertos los alumnos o puede que parezcan dormidos”. “Es posible que se abran las puertas y entren”. - EXHORTATIVA: “Reloj, te ordeno que sean las ocho ya”; “¡Llegad al instituto de una vez, alumnos!”; “Más os vale llegar despiertos y activos y no dormidos como habitualmente!”; “¡Puertas, abríos, dejad pasad a mis alumnos!”. “¡Chicos, entrad rápidamente en clase!”. 1.- Construye un pequeño texto enunciativo y realiza en él transformaciones similares para construir distintos tipos de oraciones. Indica qué intención predomina en cada caso. 2.- Lee las siguientes Rimas en las que Bécquer expresa sentimientos variados. Fíjate cómo combina las modalidades oracionales para ponerlos de relieve: Hoy la tierra y los cielos me sonríen, hoy llega al fondo de mi alma el sol, hoy la he visto... La he visto y me ha mirado... ¡Hoy creo en Dios!

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía... eres tú.

5


¿Quieres que de ese néctar delicioso

¿A qué me lo decís? Lo sé: es mudable,

no te amargue la hez?

es altanera y vana y caprichosa;

Pues aspírale, acércale a tus labios

antes que el sentimiento de su alma,

y déjale después.

brotará el agua de la estéril roca.

¿Quieres que conservemos una dulce

Sé que en su corazón, nido de sierpes,

memoria de este amor?

no hay una fibra que al amor responda;

Pues amémonos hoy mucho y mañana

que es una estatua inanimada... pero...

digámosnos ¡adiós!

¡Es tan hermosa!!

Las oraciones compuestas por coordinación La forma más sencilla de relacionar oraciones simples es la coordinación; pero, aunque sea un procedimiento sintáctico bastante fácil, a veces se cometen errores en la construcción de este tipo de oraciones. Intentaremos que eso no ocurra en vuestros textos. Empezaremos con un poco de teoría sobre los tipos de coordinación: -

Copulativa: la relación que se da entre las proposiciones (oración que forma parte de un conjunto oracional) es de suma; las proposiciones se suceden sumando sus significados. Los nexos más habituales son: y, e, ni: “La lluvia caía y el viento silbaba”

-

Adversativa: una proposición expresa una oposición con respecto a la otra. Nexos adversativos son: pero, mas, no obstante, sino, sino que, sin embargo,…: “Corrí mucho pero no llegué a tiempo”

-

Disyuntiva: presentan opciones que se excluyen. Nexos: o, u, o bien: “O entras o sales”

-

Distributivas: Presentan alternativas que no se excluyen. Nexos: ya… ya, tan pronto… como, la una… la otra, etc: “Tan pronto reía como lloraba”

-

Explicativas: Una proposición aclara el significado de la anterior. Nexos: esto es, es decir, o sea: “El sol se elevó sobre la tierra, es decir amaneció” 6


Ahora realizarás unos ejercicios que te ayudarán a usar mejor este tipo de relación sintáctica: 1.- Comprueba el significado de los nexos coordinantes que aparecen en el siguiente fragmento de la rima de Bécquer:

2.- Para realizar este ejercicio debes retomar el autorretrato que habías hecho utilizando solo oraciones simples. Se trata ahora de que las relaciones formando estructuras coordinadas. Como uno de los errores habituales es el abuso de algunos nexos, en especial de “y” y “pero”, debes evitar la repetición de éstos. Tienes que utilizar todos los tipos de coordinación, alguno, más de una vez; si con las oraciones que tienes, algún tipo no te encaja, añade alguna oración nueva. El resultado final debería ser un texto más rico y menos monótono que el inicial. 3.- La coordinación impone ciertas restricciones a la hora de combinar las oraciones. Tú mismo te darás cuenta con el juego que vamos a hacer: teniendo en cuenta las relaciones de significado que se establecen entre las proposiciones coordinadas, sáltate las reglas de la lógica y construye oraciones absurdas. Intenta construir un diálogo de locos. Ejs.: “Hoy hace mal tiempo y son las cuatro”, “no me lo dijo de repente, sino de pronto”, “tengo ganas de comer, pero tengo hambre”, “¿eres soltero o pintas cuadros?”, “Soy madrileño, es decir me gustan las manzanas”. Explica por qué son incorrectas esas oraciones.

4.- Continúa los versos añadiendo una proposición coordinada que sea coherente e intentando mantener el tono y la rima –si la hay- del poema. a) “Como yo te amo, los pinos en el viento

b) Voy contra mi interés al confesarlo,

Quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre

no obstante, amada mía,…

Pero… 7


c) Cayó sobre mi espíritu la noche,

d) No digáis que agotado su tesoro,

en ira y en piedad se anegó el alma,

de asuntos falta enmudeció la lira:

¡y entonces comprendí por qué se llora!

podrá no haber poetas, pero siempre

¡y entonces …

e) Triste cosa es el sueño que llanto nos arranca, mas … Pasaba arrolladora en su hermosura y… ni … , y no obstante, … 5.- Las incorrecciones del ejercicio 1 se debían a la falta de coherencia; también es frecuente encontrar en vuestros textos errores relacionados con la estructura sintáctica: coordinación indebida de verbos que rigen estructuras diferentes. Explica los que hay en las siguientes oraciones y escríbelas de forma correcta: *No pertenezco ni colaboro con ese partido.

*Fue una persona que se dedicó y destacó en el deporte.

*Me preocupo y atiendo a los niños con cariño

*A mí no me importaría hacerlo ayer o mañana

*No por ello renuncio y pierdo mis derechos

6.- Para terminar aplicarás todo lo aprendido en un ejercicio de creación poética; ahora serás tú el poeta o la poetisa: busca en tu interior algún sentimiento, alguna emoción que te gustaría expresar poéticamente –puede ser en relación al amor, a la tristeza, a la alegría de vivir, a la decepción… Tienes libertad absoluta en cuanto al tema. Lo primero que debes hacer es centrar el tema, la idea, el sentimiento que quieres desarrollar. Después tienes que buscar palabras, construir oraciones, combinarlas adecuadamente y darle forma a todo ello para conseguir un texto que resulte emotivo, sugerente y resalte claramente lo que quieres transmitir. Debes combinar oraciones simples y compuestas con diferentes modalidades siguiendo el ejemplo de las Rimas de Bécquer. 8


Esperamos que este bloque de actividades haya servido para que seรกis conscientes de la importancia que tiene expresarse correctamente y para que vuestros textos sean mรกs claros, coherentes y ricos. En las siguientes unidades trabajaremos estructuras sintรกcticas mรกs complejas con la misma finalidad.

9


Las oraciones