Page 1


“La variedad de las maderas que se localizan en Chiapas, permite producir toda una serie de piezas que van desde muebles para el hogar y juguetes hasta obras de arte de madera tallada”

La madera es la materia prima empleada en la producción de una gran cantidad de herramientas, figuras decorativas, utensilios para cocina, máscaras para los danzantes o juguetes infantiles, entre muchos otros. Tras trabajar la madera se da un acabado diferente, elegante y mágico, donde la pintura realza el trabajo de carpintería; es innegable su calidad de dibujantes y pintores especializados en el uso de la laca. En vajillas, cofres, juguetes, toles, máscaras y sonajas, entre otros objetos, los artesanos de

Chiapa de Corzo dibujan y pintan exuberantes flores, animales, paisajes y figuras geométricas con una variedad de colores fuertes, cuya obra deja, sin lugar a dudas, la marca de su maestría en la mezcla de tonalidades, la abundancia en los detalles y sobretodo, en la belleza de la pintura. Por medio de la técnica tradicional del uso de la laca, sus exquisitas pinturas quedan protegidas de la humedad y del tiempo, por una capa transparente que lleva el sello de Chiapas.


Como parte de su dimensión histórica, a raíz de la dominación española y por las exigencias del nuevo culto religioso existió un gran auge en la talla en madera, de imágenes de santos. Hoy en día, esta técnica sobrevive pero los artesanos aplican su habilidad para crear nuevos productos que son usados, sobre todo para la decoración o como utensilios para cocina, comedor o escritorio. La representación de indígenas de los diferentes grupos étnicos, las máscarars y las figuras de animales son los temas preferidos y los realizan con maderas de cedro, caoba, cupapé, primavera, guanacaste, pino, hormiguillo y jobillo principalmente.

Los artesanos de San Juan Chamula y Chiapa de Corzo, son auténticos artistas con los trabajos e esculturas, tanto de temas religiosos como de temas indígenas y de la naturaleza, además, realzado por el uso de pinturas y laca. En la zona de los lacandones se encuentra también los conocidos palos de lluvias, tubos de madera con semillas en su interior que al moverse lentamente simulan el sonido de la lluvia.

En el rubro de la talla destacan especialmente las máscaras, generalmente para la danza, fabricadas en su mayoría por artesanos dedicados de tiempo completo a estos trabajos. La pieza más buscada es la del Parachico de Chiapa de Corzo, de singular perfección y belleza. Su fabricación es constante dada la demanda local al aumentar año con año el número de danzantes más la demanda del mercado externo.


La talla de madera sin duda tiene una gran importancia económica para los artesanos chiapanecos, quienes además de trabajarlos como parte de su tradición y costumbres, ven en ella un soporte e ingreso con el cual sostienen a sus familias o lo reinvierten para mejorar su producción.

El Gobierno de Chiapas realiza diversas actividades como organismo impulsador del arte de la región, tales como concursos y exposiciones en las cuales difunden y promueven las obras como los tallados de madera, además de ello, en la actualidad se busca registrar a los artesanos y sus productos con el distintivo “Marca

Chiapas” con el cual se busca expandir sus mercados y sus mercancías a nuevas regiones, sin contar con los beneficios de estar registrados legalmente y bajo el marco jurídico que protege la propiedad intelectual y los lineamientos relacionados con la cultura y las artes.


“Calidad, belleza y tradición, son solo algunas de las ventajas que ofrece la talla de madera chiapaneca, no hace falta explicarlo, sin duda es un potencial increíble del estado por lo cual coincidimos que no debes perderle la pista, seguro seguirás maravillado con estas artesanías por mucho tiempo.”


Revista cultura  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you