Issuu on Google+

SEGURO ROTURA DE MAQUINARIA

He comprendido que este seguro tiene por objeto la indemnización de los daños materiales que sufra prácticamente todo tipo de maquinaria o instalación industrial como consecuencia de su funcionamiento interno o por condiciones externas que no estén expresamente excluidas en el Condicionado General. El seguro cubre la maquinaria únicamente dentro del emplazamiento señalado en la póliza, tanto mientras se encuentre en funcionamiento o de proceder a su limpieza, revisión o repaso. El Seguro de Rotura de Maquinaria ofrece amparo contra daños materiales en máquinas, cuya causa puede hallarse tanto dentro de la misma máquina (daño interno de funcionamiento) como actuar desde fuera (siniestro de Casco), la causa del daño puede ser uno o varios de los siguientes peligros cubiertos por el Seguro de Rotura de Maquinaria:

EL INTERES ASEGURABLE: Consiste, por consiguiente, para el propietario en la conservación de sus maquinas como valor material o bienes de inversión, y para el usuario, en la función de la máquina como medio para obtener utilidades económicas como el mínimo de gastos posibles. Si el propietario y el usuario no son la misma persona, las responsabilidades de cada parte se arreglan normalmente por contrato, atendiendo a los respectivos intereses. Este contrato reflejará también cual de las dos partes actúa como asegurado. El concepto de cobertura del seguro de maquinaria no cambia fundamentalmente a esto. Los propietarios de máquinas o equipos nuevos no siempre concluyen un Seguro de Rotura de Maquinaria, porque suponen erróneamente que las máquinas están suficientemente aseguradas durante el período de garantía (en caso de objetos de montaje durante un eventual período de mantenimiento posterior). Se les pasa por alto muy fácilmente que esta garantía, de un año en la mayoría de los casos, es solamente válida para daños cuyo responsable sea el proveedor o el fabricante de la máquina, es decir, no cubre ni daños por negligencia o ignorancia del personal (un gran peligro en la fase inicial), ni daños por causas ajenas. Por consiguiente, sin seguro de maquinaria queda a cargo del propietario un considerable riesgo restante.


APLICACIÓN DE DEDUCIBLE: En la operación de una máquina siempre ocurren pequeñas irregularidades y fallos insignificantes que se eliminan por el usuario mismo o por empresas encargadas del servicio de mantenimiento. Mas estos daños menores, cuyo alcance es previsible y calculable, no implican ningún peligro para la existencia o el beneficio económico de una empresa. Si bien pueden ser indemnizables los daños menores en el sentido de las condiciones de la póliza, los gastos administrativos tanto del asegurador como del tomador de seguro serían desproporcionadamente altos. Cuando están aseguradas varias máquinas, se puede elegir un deducible para cada máquina individual o para grupos de máquinas de la misma clase. Dicho deducible puede ser un importe fijo, un porcentaje del importe del siniestro o una combinación de ambos. El optar por una u otra variante depende del tipo de riesgo, del deseo del asegurado y finalmente también de la situación del mercado. En principio, el importe del deducible puede ser elegido libremente por el asegurado; sin embargo, no se debería aceptar por debajo de un cierto mínimo y se debería convenir un deducible proporcional para riesgos graves, con una alta probabilidad de siniestros grandes. Como valores indicativos, a su vez dependientes de la situación del riesgo en particular.

SINIESTRALIDAD: Por medio de un Seguro de Rotura de Maquinaria se pretende exonerar al asegurado de gastos resultantes de la reparación de un daño material asegurado en una máquina. Tales gastos son ocasionados por la reposición del bien dañado al estado inmediatamente anterior de ocurrir el siniestro. En el ajuste de un siniestro, el asegurador prestará atención a que el alcance de las reparaciones y el importe de los gastos ocasionados sean comprobados completamente mediante facturas. En cuanto se haya determinado claramente la obligación a indemnizar y se trate de un siniestro grave, el asegurador puede transferir por anticipado una parte de la presunta indemnización total como pago a cuenta al asegurado, si éste lo desea. Esto le facilitará al asegurado el financiamiento de los gastos de reparación requeridos.

TRATAMIENTO DE SINIESTROS: Por lo general, todo usuario de una máquina está interesado, por motivos económicos, en una reparación tan rápida como sea posible de su máquina averiada. El asegurador por otro lado, quiere encontrar el lugar del siniestro intacto para obtener una impresión directa del alcance y de las causas del siniestro y aclarar la cuestión de su obligación de indemnizar. Este antagonismo de intereses puede resolverse si ambas partes procuran conseguir un flujo óptimo


Previo acuerdo con el asegurador, se puede apartar del principio de la notificación inmediata de siniestros, por ejemplo, si se ha convenido que el asegurado puede reparar siniestros hasta un determinado límite sin consulta previa del asegurador. En caso de tales convenios por escrito, los siniestros ocurridos se notificarán y documentarán de manera concluyente – de vez en cuando de forma recopilada. El hecho de informar y consultar al asegurador lo antes posible favorecerá un tratamiento del siniestro efectivo en el sentido técnico y organizado y consecuentemente económico. Esto incluye la investigación de las causas y el alcance del siniestro, aclaración de la obligación de indemnizar, apreciación de los costos del siniestro, elección y encargo a un experto, convenio sobre la aplicación de procedimientos especiales de reparación o incluso la adquisición de piezas de repuesto especiales.

Seguro de Interrupción por Rotura de Maquinaria: Es un complemento a la póliza de Rotura de Maquinaria contratada por el asegurado, para cubrir las pérdidas de utilidad bruta del Asegurado ocasionadas por los daños de la maquinaria asegurada. . Determinación en Las tasas de prima: Aparte de las condiciones adecuadas para corresponder a la demanda del mercado, también las tasas de prima ajustadas al respectivo riesgo constituyen otra premisa esencial para poder operar con éxito el seguro. Por consiguiente, hay que tener en cuenta los siguientes factores de incidencia: – El riesgo técnico general y particular de la máquina a asegurar, – El riesgo subjetivo y técnico del empresario, – Las repercusiones del fallo de la máquina asegurada sobre la suma asegurada (cifra de incidencia), – Maquinaria de reserva y piezas de repuesto, – Las posibilidades de aminorar pérdidas -Las circunstancias económicas y políticas.


Coberturas Generales: Cobertura B: La acción directa de la energía eléctrica como resultado de cortocircuitos, arcos voltaicos y otros efectos similares, así como los debidos a perturbaciones eléctricas consecuentes a la caída del rayo en las proximidades de la instalación.

Cobertura C: Errores de diseño, calculo o montaje, defectos de fundición, de material, de construcción, de mano de obra y empleo de otros materiales defectuosos.

Cobertura D: Falta de agua en calderas y otros aparatos productores de vapor.

Cobertura E: Fuerza centrífuga, pero solamente la perdida o daño sufrido por desgarramiento en la maquina misma. Influencias externas:

Cobertura F: Cuerpos extraños que se introduzcan en los bienes asegurados o lo golpeen.

Cobertura G: Defectos de engrase, aflojamiento de piezas, esfuerzos anormales y autocalentamiento.

Cobertura H: Fallo en los dispositivos de regulación.

Cobertura I: Tempestad, granizo, helada y deshielo.

Cobertura J: Cualquier otra causa no excluida expresamente según lo dispuesto en el articulo de Riesgos excluidos.


Rotura Maquinaria